Está en la página 1de 19

ESCUELA SECUNDARIA TÉCNICA

“ADOLFO LÓPEZ MATEOS”

CICLO ESCOLAR 2019 – 2020

ACTIVIDADES ESPAÑOL
SEGUNDO GRADO

PROFA. ILEANA TREVIÑO

ALUMNO(A)__________________________________

2° _______
ACTIVIDADES ESPAÑOL
SEGUNDO GRADO (G, H, I)
Hola, jóvenes:
Ante las especificaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) nuestra
tarea es quedarnos en casa y desde ahí trabajar las dos semanas que restan antes del
inicio de las vacaciones de semana santa. Las actividades están diseñadas para
trabajarse una diariamente a partir del lunes 23 de marzo. Sin embargo, la tarea más
importante será el cuidarnos ante esta situación, seguir indicaciones como lavarse las
manos frecuentemente, no saludar de beso o mano, no salir a menos de ser necesario y
si presentamos síntomas acudir al médico. Pongamos todos nuestro granito de arena,
tomemos conciencia y confiemos en que juntos como sociedad responsable saldremos
adelante.
Cuídense mucho. Nos vemos pronto.

NOTA: Todas las actividades se contestarán en su cuaderno de español. Las palabras de


consulta van en su GLOSARIO, en la parte de atrás del cuaderno. Favor de anotar el
número de actividad, número de pregunta y respuesta.
Ejemplo:
ACTIVIDAD #1
1. R=

ACTIVIDAD #1
Instrucciones: Lee el cuento de Gabriel García Márquez titulado “Algo muy grave va a
suceder en este pueblo” y contesta correctamente las preguntas que se indican al final de
la lectura.

ALGO MUY GRAVE VA A SUCEDER EN ESTE PUEBLO


Gabriel García Márquez

Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos,
uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de
preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde:

—No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle
a este pueblo.

Ellos se ríen de la madre. Dicen que esos son presentimientos de vieja, cosas que pasan. El
hijo se va a jugar al billar, y en el momento en que va a tirar una carambola sencillísima, el
otro jugador le dice:
—Te apuesto un peso a que no la haces.

Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan
qué pasó, si era una carambola sencilla. Contesta:

—Es cierto, pero me ha quedado la preocupación de una cosa que me dijo mi madre esta
mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo.

Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, donde está con su
mamá o una nieta o en fin, cualquier pariente. Feliz con su peso, dice:
—Le gané este peso a Dámaso en la forma más sencilla porque es un tonto.
—¿Y por qué es un tonto?
—Hombre, porque no pudo hacer una carambola sencillísima estorbado con la idea de
que su mamá amaneció hoy con la idea de que algo muy grave va a suceder en este
pueblo.

Entonces le dice su madre:

—No te burles de los presentimientos de los viejos porque a veces salen.

La pariente lo oye y va a comprar carne. Ella le dice al carnicero:

—Véndame una libra de carne— y en el momento que se la están cortando, agrega—:


Mejor véndame dos, porque andan diciendo que algo grave va a pasar y lo mejor es estar
preparado.

El carnicero despacha su carne y cuando llega otra señora a comprar una libra de carne, le
dice: —Lleve dos porque hasta aquí llega la gente diciendo que algo muy grave va a pasar,
y se están preparando y comprando cosas.

Entonces la vieja responde:


—Tengo varios hijos, mire, mejor deme cuatro libras.
Se lleva las cuatro libras; y para no hacer largo el cuento, diré que el carnicero en
media hora agota la carne, mata otra vaca, se vende toda y se va esparciendo el rumor.
Llega el momento en que todo el mundo, en el pueblo, está esperando que pase algo. Se
paralizan las actividades y de pronto, a las dos de la tarde, hace calor como siempre.

Alguien dice:
—¿Se ha dado cuenta del calor que está haciendo?
—¡Pero si en este pueblo siempre ha hecho calor!

(Tanto calor que era un pueblo donde los músicos tenían instrumentos remendados con
brea y tocaban siempre a la sombra porque si tocaban al sol se les caían a pedazos.)
—Sin embargo —dice uno—, a esta hora nunca ha hecho tanto calor.
—Pero a las dos de la tarde es cuando hay más calor.
—Sí, pero no tanto calor como ahora.

Al pueblo desierto, a la plaza desierta, baja de pronto un pajarito y se corre la voz:

—Hay un pajarito en la plaza.

Y viene todo el mundo, espantado, a ver el pajarito.

—Pero señores, siempre ha habido pajaritos que bajan.


—Sí, pero nunca a esta hora.

Llega un momento de tal tensión para los habitantes del pueblo, que todos están
desesperados por irse y no tienen el valor de hacerlo.

—Yo sí soy muy macho —grita uno—. Yo me voy.

Agarra sus muebles, sus hijos, sus animales, los mete en una carreta y atraviesa la calle
central donde está el pobre pueblo viéndolo. Hasta el momento en que dicen:

—Si este se atreve, pues nosotros también nos vamos.

Y empiezan a desmantelar literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los animales, todo.

Y uno de los últimos que abandona el pueblo, dice:


—Que no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de nuestra casa —y entonces la
incendia y otros incendian también sus casas.

Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en un éxodo de guerra, y en medio de


ellos va la señora que tuvo el presagio, clamando:

—Yo dije que algo muy grave iba a pasar, y me dijeron que estaba loca.

FIN
1. ¿Qué dos sucesos ordinarios interpretan como extraordinarios los asustados habitantes
del pueblo?

2. ¿Qué consecuencia tuvo la difusión del mal presagio de la señora?

3. ¿Cuál es la moraleja del cuento?

4. ¿Qué les dirías a los habitantes de este pueblo? Escribir tres oraciones. Una usando el
Modo Imperativo (el que ordena), otra oración empleando una negación y una última con
una afirmación.

_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________

5. Respecto al tema de Variantes Lingüísticas, donde vimos que en otros países de


Latinoamérica le llaman a algunas cosas por otro nombre al que usamos en México, como
colectivo, búho, chivo o corpiño al camión, te menciono algunas palabras y expresiones
relacionadas con lo que pasó en el cuento, todo comienza con un chisme, chusmerío,
chusmeta, alcahuete, bocón, buchón (Argentina); cotilleo, chismorreo, correveidile,
bocazas (España); maledicencia, malas lenguas, influenciable; “pueblo chico, infierno
grande”. Escribe una opinión personal usando algunas de estas palabras.

_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________

6. Consulta el significado de las palabras que están subrayadas en el cuento y anótalas en


tu glosario.
ACTIVIDAD #2
Instrucciones: Lee y, si puedes, escucha la canción “Qué será” de Diego Torres, enseguida
contesta las preguntas que se plantean.
Enlace a YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=JYxh6KDmZWs

QUÉ SERÁ
Diego Torres

Pueblo mío que estás en la colina


tendido como un viejo que se muere,
la pena y el abandono son tu triste compañía,
pueblo mío te dejo sin alegría.

Ya mis amigos se fueron casi todos


y los otros partirán después que yo,
lo siento porque amaba su agradable compañía,
mas es mi vida tengo que marchar.

Qué será, qué será, qué será.


Qué será de mi vida, qué será.
Si sé mucho o no sé nada,
ya mañana se verá, que será, será lo que será.

Amor mío me llevo tu sonrisa


que fue la fuente de mi amor primero,
amor te lo prometo, cómo y cuándo no lo sé,
mas sé tan solo que regresaré.

Qué será, qué será, qué será.


Qué será de mi vida, qué será.
Si sé mucho o no sé nada,
ya mañana se verá, que será, será lo que será.

Qué será, qué será, qué será.


Qué será de mi vida qué será.
En la noche mi guitarra dulcemente sonará
y una niña de mi pueblo llorará.
1. ¿Cuáles te parecen que serán los motivos por los que se van los que viven en el pueblo
de la canción? Responde con oraciones que empiecen con: porque – debido a – por – a
causa de.
_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________

2. ¿Qué significado tiene la palabra “mas” de la segunda y de la cuarta estrofas?


_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________

3. ¿Te gustó la letra de la canción? Explica tu respuesta.


_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________

ACTIVIDAD #3

VALORES UNIVERSALES: Son el conjunto de normas de convivencia válidas en un tiempo y


época determinada.

Instrucciones: Lee el siguiente fragmento de los “Valores Universales:”


Se consideran como valores universales, los siguientes:
1. LIBERTAD: Es obrar con libre albedrío. Es hacer lo que uno desea, pero sin dañar a
nadie. La libertad física es limitada. Sólo el pensamiento es infinitamente libre.
2. JUSTICIA: Es dar a cada quien lo que se merece, según sus obras.
3. RESPETO: Es una consideración especial hacia las personas en razón de reconocer
sus cualidades, superioridad, méritos o valor personal.
4. TOLERANCIA: Actitud abierta hacia posturas u opiniones diferentes de la propia.
5. RESPONSABILIDAD: Es la obligación de responder por los actos que uno ejecuta, sin
que nadie te obligue.
6. AMOR: Es un principio de unión entre los elementos que forman el Universo.
Manifestación de los hombres hacia el bien y la belleza absoluta.
7. BONDAD: Es una cualidad considerada por la voluntad como un fin deseable
tendiente a lo bueno.
8. HONRADEZ: Es la cualidad que nos hace proceder con rectitud e integridad.
9. CONFIANZA: Actitud de esperanza hacia una persona o cosa. Sentimiento de
seguridad en uno mismo. Acto de fe.
10. SOLIDARIDAD: Es una responsabilidad mutua contraída por varias personas, que
nos permite comprometernos de manera circunstancial a la causa de otros.
11. VERDAD: Es la conformidad o acuerdo de lo que se dice con lo que se siente, se
piensa y se hace.
12. VALENTÍA: Es la cualidad que nos permite enfrentar con valor todos los actos de
nuestra vida.
13. PAZ: Es el acto de unión o concordia que permite la convivencia armoniosa entre
los miembros de una sociedad o familia.
14. AMISTAD: Es el afecto o estimación entre las personas que les permite establecer
vínculos de convivencia más estrechos.
15. FRATERNIDAD: Es la unión y buena correspondencia entre los hombres.
16. HONOR: Es el sentimiento profundo de la propia dignidad moral del hombre.

Instrucciones.- Relaciona cada una de las recomendaciones contenidas en la lista anterior


con su valor correspondiente. COPIA ESTA ACTIVIDAD COMPLETA EN TU
CUADERNO.

1.- Hacer lo que uno desea, pero sin dañar a nadie. ( ) HONOR

2.- Dar a cada quien lo que se merece. ( ) VALENTÍA

3.- Obligación de responder por los actos que uno ejecuta. ( ) FRATERNIDAD

4.- Actitud abierta hacia posturas u opiniones diferentes de la propia. ( ) LIBERTAD

5.- Principio de unión entre los elementos que forman el Universo. ( ) CONFIANZA

6.- Cualidad que nos hace proceder con rectitud. ( ) VERDAD

7.- Sentimiento de seguridad en uno mismo. ( ) JUSTICIA

8.- Es una responsabilidad mutua contraída por varias personas. ( ) PAZ

9.- Permite enfrentar con valor todos los actos. ( ) RESPONSABILIDAD

10.- Es la unión y buena correspondencia entre los hombres. ( ) SOLIDARIDAD

( ) TOLERANCIA

( ) HONRADEZ
ACTIVIDAD #4

Instrucciones: Lee y corrige el siguiente texto empleando los Niveles de corrección de


textos que tienes anotados en tu cuaderno, como sangrías, ortografía, signos de
puntuación, concordancia de palabras singulares y plurales, etc.

Señala con rojo los errores en el texto original, luego anota el texto corregido en los
renglones de abajo.

Barba azul

Herase una vez un hombre que tenía hermosas casas en la ciudad y en el campo, bajilla de
oro y plata, muebles forrados en finisimo brocado y carrozas todas doradas. Pero
desgraciadamente, este hombre tenía la barva azul; esto le daba un aspecto tan feo
y terrible que todas las mujeres y las jóvenes le huían. Una vesina suya, dama distinguida,
tenía dos hijas hermosísimas. Él le pidió la mano de una de ellas, dejando ha su elección
cuál querría darle.

Ninguna de las dos quería y se lo pasavan una a la otra, pues no podían resignarse a
tener un marido con la barba azul. Pero lo que mas les disgustaba era que ya se abia casado
varias veces y nadie sabia qué había pasado con esas mujeres. Barba Azul, para conocerlas,
las llevo con su madre y tres o cuatro de sus mejores amigas, y algunos jovenes de la
comarca, a una de sus casas de campo, donde permanecieron ocho días completos. El
tiempo se les iva en paseos, cacerías, pesca, bailes, festines, meriendas, y cenas; nadie
dormía y se pasavan la noche entre broma y diversiones. En fin, todo marchó tan bien que
la menor de las jóvenes empezó a encontrar que el dueño de casa ya no tenían la barba tan
azul y que hera un hombre muy correcto.

_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
_________________________________________________________
________________________________________________________
Instrucciones. Copia las siguientes oraciones en tu cuaderno, emplea los signos de
puntuación (escríbelos con rojo) que sean necesarios.

La coma sirve para indicar una pausa breve, y para insertar breves oraciones aclaratorias o
complementarias dentro de la principal:

1.- Carlos estoy esperándote.


2.- Él es amable honesto confiable y trabajador.
3.- Se trata de una persona te lo puedo asegurar de la mayor confiabilidad.
4.- Es un chico muy reservado estudioso y de buena familia
5.- Acudieron todos: abuelos padres hijos cuñados etc.
6.- ¿Quieres café té o un refresco?
7.- María volvió a casa hizo los deberes cenó y se fue a la cama.
8.- Mi casa tiene muebles mesas y cuatro camas.
9.- Los soldados saludaban la gente aplaudía y los niños no paraban de cantar.
10.- Nacho mi primo acaba de conseguir su primer empleo.
11.- El perro el gato y el ratón son mamíferos
12.- Mi tío Luis de gatos de ratones y de perros no quiere ni oír hablar.
13.- Estaba preocupada por su familia por su trabajo por su salud.
14.- Antes de irte corre las cortinas cierra las ventanas apaga las luces y echa la
llave.
15.-Pintaron las paredes cambiaron la disposición de los muebles y quedaron
encantados.

ACTIVIDAD #5
Instrucciones. Busca en el diccionario las definiciones de las palabras que se presentan a
continuación. Elige la opción que más se acerque al significado que
adquieren en los documentos legales. Recuerda que esto va en el glosario.

Proclamar_________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
Declaración______________________________________________________________
_________________________________________________________________________
________________________________________________________________________
Derecho:__________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
Obligación:________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
Transitorio:________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
Libertad:__________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
Convenio:_________________________________________________________________
_________________________________________________________________________
Norma:___________________________________________________________________
_________________________________________________________________________

ACTIVIDAD #6

Uso y función de los verbos en infinitivo (deber, poder, tener que y haber que, entre
otros).

Instrucciones. Relaciona ambas columnas con la utilización del verbo poder. Traza líneas de
diferentes colores. (Consulta en el diccionario las palabras que desconozcas)
.
1.- Tú puedes venir al viaje sin pedir permiso. (obligación)
2.- ¿Podría volar tu cometa? (permiso)
3.- No puedes transgredir la propiedad privada. (prohibición, permiso)
4.- No puedes fallar a la conferencia. (capacitación)
5.- Me da dolor pagar la cuota mensual. (dar las gracias)
6.- ¡No lo puedo ver! ¡Qué horror! (asombro)
7.- No puedo dejar de admirarla. (obligación)
8.- ¿Podrías guiarme para llegar? (reclamar atención)
9.- Perdone ¿podría repetirme la información? (pregunta)
10.- Espero poder corresponder sus finas atenciones (antipatía)
ACTIVIDAD #7

Sinónimos y Antónimos

Los sinónimos son palabras que tienen el mismo significado pero se escriben diferente.

Ejemplos de sinónimos:
balón – pelota coche – automóvil cuaderno - libreta

Los antónimos son palabras que tiene un significado contrario.

Ejemplos de antónimos:
posible / imposible alto – bajo lejos - cerca

Instrucciones: Escribe al lado de la palabra un sinónimo o antónimo, según corresponda.

Forma parejas de sinónimos: Forma parejas de antónimos:


esconder _______________ malo _______________
célebre _______________ simpático _______________
matrimonio _______________ lindo _______________
danza _______________ bajo _______________
alegría _______________ gordo _______________
alumno _______________ frío _______________
alhaja _______________ caro _______________
monarca _______________ barato _______________
ocultar _______________ dentro _______________
enseñar _______________ oscuro _______________
famoso _______________ feo _______________
boda _______________ lento _______________
gozo _______________ claro _______________
iluminar _______________ antipático _______________
joya _______________ caliente _______________
baile _______________ fuera _______________
educar _______________ delgado _______________
estudiante _______________ rápido _______________
alumbrar _______________ virus _______________
rey _______________ humildad _______________
ACTIVIDAD #8
ESCRIBE B o V SEGÚN CORRESPONDA

ESCRIBE R o RR SEGÚN CORRESPONDA


ACTIVIDAD #9
ACRÓSTICO
Según lo visto en clase, un acróstico (del griego ákros: extremo, y stikhos: línea o verso) es
una composición poética o normal en la que las letras iniciales, medias o finales de cada
verso u oración, leídas en sentido vertical, forman una palabra.
Cadenas Blanca
Rotas Luna
Intimidad Añora
Suelta Nuestra
Tierra Compañía
Imaginaria Amarga
Nunca
Alcanzada

Instrucciones: Escribe un acróstico que forme la palabra CORONAVIRUS , recuerda que no


deben ser palabras al azar, sino que cuenten una historia o estén relacionadas con la
palabra. Pueden ser frases o palabras solas como en el ejemplo.
ACTIVIDAD #10
Instrucciones: Lee la biografía de Horacio Quiroga, ordena las fechas y acontecimientos
más importantes de su vida y elabora con ellos una línea del tiempo. (Mínimo 20 fechas)

HORACIO QUIROGA
Nacimiento
Nació el 31 de diciembre de 1878 en la ciudad uruguaya de Salto, en el oeste del país, sobre el río
Uruguay, frontera con la Argentina. Fue el segundo hijo del matrimonio de Prudencio Quiroga y
Pastora Forteza, quienes le dieron por nombre Horacio Silvestre Quiroga Forteza.
Adolescencia y formación
Hizo sus estudios en Montevideo, capital de Uruguay hasta terminar el colegio secundario. Estos
estudios incluyeron formación técnica (Instituto Politécnico de Montevideo) y general (Colegio
Nacional), y ya desde muy joven demostró un enorme interés por la literatura, la química, la
fotografía, la mecánica, el ciclismo y la vida de campo. A esa temprana edad fundó la Sociedad de
Ciclismo de Salto y viajó en bicicleta desde Salto hasta Paysandú (120 km).
Durante el carnaval de 1898, el joven poeta conoció a su primer amor, María Esther Jurkovski, que
inspiraría dos de sus obras más importantes: Las sacrificadas (1920) y Una estación de amor. Pero
los desencuentros provocados por los padres de la joven —que reprobaban la relación, debido al
origen no judío de Quiroga— precipitaron la separación definitiva.
París
En 1897 fundó la Revista de Salto. Después del suicidio de su padrastro, que presenció, Horacio
decidió invertir la herencia recibida en un viaje a París. Resumió sus recuerdos de esta experiencia
en Diario de viaje a París (1900).
Al volver a su país, Quiroga reunió a sus amigos Federico Ferrando, Alberto Brignole, Julio
Jaureche, Fernández Saldaña, José Hasda y Asdrúbal Delgado, y fundó con ellos el «Consistorio
del Saber»,una especie de laboratorio literario experimental donde todos ellos probarían nuevas
formas de expresarse y preconizarían los objetivos modernistas de la generación del 900. Pese a
su corta existencia, el Consistorio presidió la vida literaria de Montevideo y las polémicas con el
grupo de Julio Herrera y Reissig.
La alegría que le provocó la aparición de su primer libro (Los arrecifes de coral, poemas, cuentos y
prosa lírica, publicado en Buenos Aires en 1901, dedicado a Lugones) se vio trágicamente
opacada —una vez más— por las muertes de dos de sus hermanos, Prudencio y Pastora, víctimas
de la fiebre tifoidea en el Chaco.
El funesto año de 1901 guardaba aún otra espantosa sorpresa para el escritor: su amigo Federico
Ferrando, que había recibido malas críticas del periodista montevideano Germán Papini Zas,
comunicó a Quiroga que deseaba batirse a duelo con aquél. Horacio, preocupado por la seguridad
de Ferrando, se ofreció a revisar y limpiar el revólver que iba a ser utilizado en la disputa.
Inesperadamente, mientras inspeccionaba el arma, se le escapó un tiro que impactó en la boca de
Federico, matándolo instantáneamente. Llegada al lugar la policía, Quiroga fue detenido, sometido
a interrogatorio y posteriormente trasladado a una cárcel correccional. Al comprobarse la
naturaleza accidental y desafortunada del homicidio, el escritor fue liberado tras cuatro días de
reclusión.
La pena y la culpa por la muerte de su querido compañero llevaron a Quiroga a disolver el
Consistorio y a abandonar el Uruguay para pasar a la Argentina. Cruzó el Río de la Plata en 1902 y
fue a vivir con María, otra de sus hermanas. En Buenos Aires el artista alcanzaría la madurez
profesional, que llegaría a su punto cúlmine durante sus estancias en la selva. Además, su cuñado
lo inició en la pedagogía, consiguiéndole trabajo bajo contrato como maestro en las mesas de
examen del Colegio Nacional de Buenos Aires.
Misiones y el Chaco
Designado profesor de castellano en el Colegio Británico de Buenos Aires en marzo de 1903,
Quiroga quiso acompañar, en junio del mismo año y ya convertido en un fotógrafo experto, a
Leopoldo Lugones en una expedición a Misiones, financiada por el Ministerio de Educación, en la
que el insigne poeta argentino planeaba investigar unas ruinas de las misiones jesuíticas en esa
provincia. La excelencia de Quiroga como fotógrafo hizo que Lugones aceptara llevarlo, y el
uruguayo pudo documentar en imágenes ese viaje de descubrimiento.
Cuentista
Al regresar a Buenos Aires luego de su fallida experiencia en el Chaco, Quiroga abrazó la
narración breve con pasión y energía. Fue así que en 1904 publicó el notable libro de relatos El
crimen de otro, fuertemente influido por el estilo de Edgar Allan Poe, que fue reconocido y
elogiado, entre otros, por José Enrique Rodó. Estas primeras comparaciones con el «Maestro de
Boston» no molestaban a Quiroga, que las escucharía con complacencia hasta el fin de su vida,
respondiendo a menudo que Poe era su primer y principal maestro.
Durante dos años Quiroga trabajó en multitud de cuentos, muchos de ellos de terror rural, pero
otros en forma de deliciosas historias para niños pobladas de animales que hablan y piensan sin
perder las características naturales de su especie. A esta época pertenecen la novela breve Los
perseguidos (1905), producto de un viaje con Leopoldo Lugones por la selva misionera, hasta la
frontera con Brasil, y su soberbio y horroroso El almohadón de pluma, publicado en la revista
argentina Caras y Caretas en 1905, que llegó a publicar ocho cuentos de Quiroga al año. A poco
de comenzar a publicar en ella, Quiroga se convirtió en un colaborador famoso y prestigioso, cuyos
escritos eran buscados ávidamente por miles de lectores.
El amor y la selva
En 1906 Quiroga decidió volver a su amada selva. Aprovechando las facilidades que el gobierno
ofrecía para la explotación de las tierras, compró una chacra (junto con Vicente Gozalbo) de 185
hectáreas en la provincia de Misiones, sobre la orilla del Alto Paraná, y comenzó a hacer los
preparativos destinados a vivir allí, mientras enseñaba Castellano y Literatura.
Durante las vacaciones de 1908, el literato se trasladó a su nueva propiedad, construyó las
primeras instalaciones y comenzó a edificar el bungalow donde se establecería. Enamorado de
una de sus alumnas —la adolescente Ana María Cires—, le dedicó su primera novela,
titulada Historia de un amor turbio. Quiroga insistió en la relación frente a la oposición de los
padres de la alumna obteniendo por fin el permiso para casarse y llevarla a vivir a la selva con él.
Los suegros de Quiroga, preocupados por los riesgos de la vida salvaje, siguieron al matrimonio y
se trasladaron a Misiones con su hija y yerno. Así, pues, el padre de Ana María, su madre y una
amiga de esta, se instalaron en una casa cercana a la vivienda del matrimonio Quiroga.
En 1911 Ana María dio a luz a su primera hija, Eglé Quiroga, en su casa de la selva. Durante ese
mismo año, el escritor comenzó la explotación de sus yerbatales en sociedad con su amigo
uruguayo Vicente Gozalbo y, al mismo tiempo, fue nombrado Juez de Paz (funcionario encargado
de mediar en disputas menores entre ciudadanos privados y celebrar matrimonios, emitir
certificados de defunción, etc.) en el Registro Civil de San Ignacio. Las tareas de Quiroga como
funcionario merecen mención aparte: olvidadizo, desorganizado y descuidado, tomó la costumbre
de anotar las muertes, casamientos y nacimientos en pequeños trozos de papel a los que
«archivaba» en una lata de galletas. Más tarde adjudicaría conductas similares al personaje de uno
de sus cuentos.
Al año siguiente nació su hijo menor, Darío. En cuanto los niños aprendieron a caminar, Quiroga
decidió ocuparse personalmente de su educación. Severo y dictatorial, exigía que cada pequeño
detalle estuviese hecho según sus exigencias. Desde muy pequeños, los acostumbró al monte y a
la selva, exponiéndolos a menudo —midiendo siempre los riesgos— al peligro, para que fueran
capaces de desenvolverse solos y de salir de cualquier situación. Fue capaz de dejarlos solos en la
jungla por la noche o de obligarlos a sentarse al borde de un alto acantilado con las piernas
colgando en el vacío.
El varón y la niña, sin embargo, no se negaban a estas experiencias —que aterrorizaban y
exasperaban a su madre— y las disfrutaban. La hija aprendió a criar animales silvestres y el niño a
usar la escopeta, manejar una moto y navegar, solo, en una canoa.
Buenos Aires
Tras el suicidio de su esposa, Quiroga se trasladó con sus hijos a Buenos Aires, donde recibió un
cargo de Secretario Contador en el Consulado General uruguayo en esa ciudad.
A lo largo del año 1917 habitó con los niños en un sótano de la avenida Canning (hoy Raúl
Scalabrini Ortiz) 164, alternando sus labores diplomáticas con la instalación de un taller en su
vivienda y el trabajo en muchos relatos que iban siendo publicados en prestigiosas revistas como
las ya mencionadas, «P.B.T.» y «Pulgarcito». La mayoría de ellos fueron recopilados por Quiroga
en varios libros, el primero de los cuales fue Cuentos de amor de locura y de muerte (1917) (por
5
decisión expresa del autor, el título no lleva coma). La redacción del libro le había sido solicitada
por el escritor Manuel Gálvez, responsable de Cooperativa Editorial de Buenos Aires, y el volumen
se convirtió de inmediato en un enorme éxito de público y de crítica, consolidando a Quiroga como
5
el verdadero maestro del cuento latinoamericano.
Al año siguiente se estableció en un pequeño departamento de la calle Agüero, al tiempo que
apareció su celebrado Cuentos de la selva, colección de relatos infantiles protagonizados por
animales y ambientados en la selva misionera. Quiroga dedicó este libro a sus hijos, que lo
acompañaron durante ese período de pobreza en el húmedo sótano de dos pequeñas habitaciones
y cocina-comedor.
Nuevos amores
Poco después, Horacio regresó a Misiones. Nuevamente enamorado, esta vez era de una joven de
17 años, Ana María Palacio, intentó convencer a los padres de que la dejasen ir a vivir con él a la
selva. La negativa de éstos y el consiguiente fracaso amoroso inspiró el tema de su segunda
novela, Pasado amor, publicada en 1929. En ella narra, como componentes autobiográficos de la
trama, las mil estratagemas que debió practicar para conseguir acceso a la muchacha: arrojando
mensajes por la ventana dentro de una rama ahuecada, enviándole cartas escritas en clave e
intentando cavar un largo túnel hasta su habitación para secuestrarla. Finalmente, cansados ya del
pretendiente, los padres de la joven la llevaron lejos y Quiroga se vio obligado a renunciar a su
amor. En una parte de su vivienda, Horacio instaló un taller en el que comenzó a construir una
embarcación a la que bautizaría «Gaviota». En su casa —ahora convertida en astillero— fue capaz
de concluir esta obra y, puesta ya en el agua, la piloteó río abajo desde San Ignacio hasta Buenos
Aires, realizando con ella numerosas expediciones fluviales.
Para 1927, Horacio había decidido criar y domesticar animales salvajes, mientras publicaba su
nuevo libro de cuentos, quizá el mejor, Los desterrados. Pero el enamoradizo artista había fijado ya
los ojos en la que sería su último y definitivo amor: María Elena Bravo, compañera de escuela de
su hija Eglé, que sucumbió a sus reclamos y se casó con él en el curso de ese mismo año sin
haber cumplido 20 años.
En 1929 Quiroga experimentó su único fracaso de ventas: la ya citada novela Pasado amor, que
solo vendió en las librerías la exigua cantidad de cuarenta ejemplares. A la vez comenzó a tener
graves problemas de pareja.
La enfermedad, el abandono, y el final
En ese año de 1935 Quiroga comenzó a experimentar molestos síntomas, aparentemente
vinculados con una prostatitis u otra enfermedad prostática. Las gestiones de sus amigos dieron
frutos al año siguiente, concediéndosele una jubilación. Al intensificarse los dolores y dificultades
para orinar, su esposa logró convencerlo de trasladarse de la selva a Posadas, ciudad en la cual
los médicos le diagnosticaron hipertrofia de próstata. Pero los problemas familiares de Quiroga
continuarían: su esposa e hija lo abandonaron definitivamente, dejándolo —solo y enfermo— en la
selva. Ellas volvieron a Buenos Aires, y el ánimo del escritor decayó completamente ante esta
grave pérdida.
Cuando el estado de la enfermedad prostática hizo que no pudiese aguantar más, Horacio viajó a
Buenos Aires para que los médicos tratasen sus padecimientos. Internado en el
prestigioso Hospital de Clínicas de Buenos Aires a principios de 1937, una cirugía exploratoria
reveló que sufría de un caso avanzado de cáncer de próstata, intratable e inoperable. María Elena,
entristecida, estuvo a su lado en los últimos momentos, así como gran parte de su numeroso grupo
de amigos.
Por la tarde del 18 de febrero, una junta de médicos explicó al literato la gravedad de su estado.
Algo más tarde, Quiroga pidió permiso para salir del hospital, lo que le fue concedido, y pudo así
dar un largo paseo por la ciudad. Regresó al hospital a las 23. Al ser internado Quiroga en el
Clínicas, se había enterado de que en los sótanos se encontraba encerrado un monstruo: un
desventurado paciente con espantosas deformidades similares a las del tristemente célebre
inglés Joseph Merrick (el «Hombre Elefante»). Compadecido, Quiroga exigió y logró que el
paciente —llamado Vicente Batistessa— fuera liberado de su encierro y se lo alojara en la misma
habitación donde estaba internado el escritor. Como era de esperar, Batistessa se hizo amigo y
rindió adoración eterna y un gran agradecimiento al gran cuentista.
Desesperado por los sufrimientos presentes y por venir, y comprendiendo que su vida había
acabado, el soberbio Horacio Quiroga confió a Batistessa su decisión: se anticiparía al cáncer y
abreviaría su dolor, a lo que el otro se comprometió a ayudarlo. Esa misma madrugada (19 de
febrero de 1937) y en presencia de su amigo, Horacio Quiroga bebió un vaso de cianuro que lo
6
mató pocos minutos después entre espantosos dolores. Su cadáver fue velado en la Casa del
Teatro de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) que lo contó como fundador y
vicepresidente. Tiempo después, sus restos fueron repatriados a su país natal. Uno de los deseos
de Quiroga era que cuando muriera su cuerpo fuera cremado y sus cenizas esparcidas en la selva
misionera. Como sus familiares y amigos añoraban su regreso a Salto, resolvieron buscar algo que
fuera simbólico y por eso decidieron hacer la urna en algarrobo y así se lo pidieron al escultor ruso
Stephan Erzia. Erzia estuvo 24 horas trabajando en esta pieza que se encuentra en el Museo Casa
Quiroga en Salto, Uruguay.

Su obra
Seguidor de la escuela modernista fundada por Rubén Darío y obsesivo lector de Edgar Allan
Poe y Guy de Maupassant, Quiroga se sintió atraído por temas que abarcaban los aspectos más
extraños de la Naturaleza, a menudo teñidos de horror, enfermedad y sufrimiento para los seres
humanos. Muchos de sus relatos pertenecen a esta corriente, cuya obra más emblemática es la
colección Cuentos de amor de locura y de muerte.
Por otra parte se percibe en Quiroga la influencia del británico Rudyard Kipling (Libro de las tierras
vírgenes), que cristalizaría en su propio Cuentos de la selva, delicioso ejercicio de fantasía dividido
en varios relatos protagonizados por animales. Quiroga no sigue sus propios preceptos, utilizando
un lenguaje recargado, con abundantes adjetivos y un vocabulario por momentos ostentoso.
Al desarrollarse aún más su particular estilo, Quiroga evolucionó hacia el retrato realista (casi
siempre angustioso y desesperado) de la salvaje Naturaleza que lo rodeaba en Misiones: la jungla,
el río, la fauna, el clima y el terreno forman el andamiaje y el decorado en que sus personajes se
mueven, padecen y a menudo mueren.
Libros
Cronología bibliográfica de publicaciones en vida del autor:

 Diario de viaje a París (Testimonio y observaciones, Ed. Páginas de Espuma, Montevideo,


1900)
 Los arrecifes de coral (Prosa y verso, El Siglo Ilustrado, Montevideo, 1901)
 El crimen del otro (Cuentos, Ed. Emilio Spinelli, Buenos Aires, 1904)
 Los perseguidos (Relato, Ed. Arnaldo Moen y Hno., Buenos Aires, 1905)
 Historia de un amor turbio (Novela, Ed. Arnaldo Moen y Hno., Buenos Aires, 1908)
 Cuentos de amor de locura y de muerte (Cuentos, Soc. Coop. Editorial Ltda., Buenos Aires,
1917)
 Cuentos de la selva (Cuentos infantiles, Soc. Coop. Editorial Ltda., Buenos Aires, 1918)
 El salvaje (Cuentos, Soc. Coop. Editorial Ltda., Buenos Aires, 1920)
 Anaconda (Cuentos, Agencia Gral. de Librería y Publicaciones, Buenos Aires, 1921)
 Los desterrados (Cuentos, Ed. Babel, Buenos Aires, 1926)
 Pasado amor (Novela, Ed. Babel, Buenos Aires, 1929)
 Suelo natal (Cuentos, Ed. Crespillo, Buenos Aires, 1931)
 Más allá (Cuentos, Soc. Amigos del Libro Rioplatense, Buenos Aires - Montevideo, 1935)

¡TERMINASTE! 