Está en la página 1de 62

Robert Soubeyran

EL PAPEL DE LA MÚSICA
en la enseñanza iniciática
del Maestro Espiritual

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV

-- 1 --
EL PAPEL DE LA MÚSICA

Exposición hecha en Bonfin


el 5 y 6 de Agosto de 1991
en el Seminario Internacional de Jefes de coral

Centre
OMRAAM
Institut Solve et Coagula
Reus
NIÑOS CANTANDO EN BONFIN
“La música nos habla de nuestra herencia celeste.
Desde el origen, este lenguaje resuena a través
del cosmos y es por él que manifiesta su amor y
su belleza. Desde el punto de vista iniciático, la
música supone el conocimiento del orden del mundo
y sus cosas, la ciencia de las comunicaciones
armónicas en el universo entero, del microcosmos
al macrocosmos. Reposa sobre principios inmutables
que no podemos transgredir sin perdernos. Actuando
sobre nuestros cuerpos sutiles nos permite
restablecer el contacto con nuestra parte
celestial.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

2
Advertencia preliminar

Esta exposición tiene por objetivo hacer


conocer mejor el pensamiento tan profundo y
original del Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov
sobre la música. Mi deseo es de permitir a
todos aquellos que aman la música, un
acercamiento, una comprensión de la riqueza
que descubrimos cada día en la Enseñanza del
Maestro.

Esta búsqueda está lejos de ser


exhaustiva : querría simplemente hacer
descubrir a algunos y revivir a otros lo que
el Maestro nos dijo en las numerosas
conferencias que hizo sobre la música desde
1937. Personalmente, me inspiré en los
veinte años pasados junto al Maestro, como
discípulo y músico profesional, y me he
referido sin descanso a las numerosas
conferencias que el Maestro nos dio, y a los
momentos excepcionalmente buenos que vivimos
a su lado, especialmente cuando escuchábamos
música.

Aquí no se trata propiamente de hablar de


un testimonio personal. Es más bien una
síntesis de varias ideas del Maestro sobre
la música que han alimentado mi reflexión y
mi sensibilidad de músico.

R.SOUBEYRAN

3
EL PAPEL DE LA MÚSICA EN LA ESCUELA INICIÁTICA
DE LA FRATERNIDAD BLANCA UNIVERSAL

En esta primera exposición, he querido hablar


del papel de la música en general, tal y como el
Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov nos habla en su
enseñanza. Más tarde, recordaré el papel de la
música y los cantos tal y como los practicamos
durante los congresos de la Fraternidad. La música
tiene un lugar importante en la vida fraternal; el
Maestro enseña a sus discípulos como escucharla,
como utilizarla para hacer un trabajo sobre si
mismo y ponerse en armonía con todo el universo.

El Maestro y la música

Su juventud en Bulgaria

El Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov nació en


Bulgaria el 30
de enero de 1900 en un pequeño pueblo macedóneo,
cerca del Monte Périster. A los siete años, los
acontecimientos obligaron a su familia a dejar el
pueblo para instalarse en Varna, al borde del mar
Negro. Fue en esta época que perdió a su padre. Su
familia pasó entonces años difíciles.

Con diecisiete años en 1917, el joven Mikhaël


encontró por primera vez en Varna al Maestro Peter
Deunov, exilado en aquella ciudad. Peter Deunov
dirigía la Fraternidad Blanca Universal en
Bulgaria desde 1901. Siendo gran músico, tocaba
notablemente el violín y componía piezas
instrumentales para violín y también muchas
melodías, el resultado de las cuales son nuestros
cantos actuales. Todos los hermanos y hermanas de
la Fraternidad de Bulgaria tocaban o cantaban esos
cantos en sus reuniones fraternales. Viendo el
interés que tenia por la música su joven discípulo
Mikhaël, Peter Deunov le ofreció uno de sus dos
violines. Mikhaël se puso a trabajar con ardor y
gran alegría con su violín; como él ha dicho a
menudo, esto le sostenía en sus pruebas, ya que no

4
tenia la agilidad deseada para hacer sus estudios
profesionales, pues su edad “avanzada” no le
permitía una técnica de virtuoso. El cielo sin
duda había previsto otro destino para el!

Como habréis ciertamente leído en el libro


“Homenaje al Maestro Peter Deunov”, el Maestro
explicó su vida de discípulo: era muy pobre,
desprovisto de todo, y se consagro exclusivamente
a la vida espiritual; cuando se desplazaba solo
tenia que llevarse con el su cama, algunos libros
y su violín!

Durante toda su vida de discípulo, Mikhaël fue


impregnado de música, y especialmente de aquella
que había compuesto su Maestro. Cuántas veces nos
ha hablado de sus recuerdos de discípulo: el
sonido de su violín; las melodías tan ricas y
puras compuestas por Peter Deunov, esas melodías
que alimentan el alma humana; los cantos a varias
voces cantados por toda la Fraternidad, acerca de
las reuniones, cuando al alba, quinientos hermanos
y hermanas entonaban a coro: “Blagosloven Gospod
Bog Nach”, “Sea bendecido el señor nuestro Dios”,
que irrumpía en el espacio como una ola inmensa; o
acerca de las paseadas, acerca de la ascensión al
Moussala, cima más alta de Bulgaria, cuando más de
trescientos hermanos y hermanas se dirigían a la
cima para asistir a la salida del sol y entonaban
el canto “ Moussala” ;o al atardecer, alrededor
del fuego, en el campo de verano de los siete
lagos de Rila...Había igualmente la “Paneurythmia”
, esa danza sagrada, que los hermanos y hermanas
danzaban muy a menudo a partir de la primavera, en
una explanada, cerca de los lagos de Baldère-Barou
o de Mahabour.

Sentimos bien, en todas las conferencias que el


Maestro dio, que estuvo impregnado de esos
ambientes; toda su adolescencia estuvo alimentada
por los cantos de la Fraternidad, por esta música
sagrada. Muy temprano en la juventud del Maestro,
podemos encontrar su amor por la música.

“Cuando tenia aproximadamente veintidós años,


conocí en la Fraternidad de Bulgaria un joven
5
hermano al que le gustaba mucho la música: era
poeta, iba a menudo a la ópera y tocaba la
guitarra. Improvisaba para mí pequeños fragmentos
que no he podido volver a escuchar nunca más. Qué
momentos viví gracias a esa guitarra! Es por su
causa que me gusta tanto la guitarra; la prefiero
quizás a todos los demás instrumentos, como si
estuviera preparada para meternos en unos estados
espirituales particulares haciendo vibrar ciertas
cuerdas en nosotros.
Este hermano murió muy joven, pero es
extraordinario, en el mundo invisible siempre está
conmigo; si, e incluso ciertas personas muy
sensibles han sentido su presencia cerca de mi”.

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Su misión en Francia

En 1937, Peter Deunov envió a su discípulo


Mikhaël a Francia, para propagar su enseñanza. De
1937 a 1986, el Maestro no cesó de dar
conferencias públicas en Francia y en el mundo
entero, en francés y en inglés, para propagar la
Enseñanza de la Fraternidad Blanca Universal. A la
época en que el Maestro vino a Francia ,en 1937,
la Fraternidad de Bulgaria tenia más de cuarenta
mil discípulos; es de entre todos esos discípulos
que nuestro Maestro, llamado “hermano Mikhaël” a
esa época, fue escogido por Peter Deunov para
venir a Francia.

Desde 1937, el Maestro a dado más de cinco mil


quinientas conferencias, ( tomadas en estéreo,
registradas en audio a partir de 1960,y al fin en
vídeo a partir más o menos de los años 1980)
tratando de todos los temas, con el solo propósito
de perfeccionarnos, de elevarnos.

Influenciado, impregnado por las actividades


musicales vividas en su adolescencia y su juventud
en la Fraternidad de Bulgaria, el Maestro ha dado
a la música un gran lugar en su enseñanza. Ha
tratado de numerosos aspectos tales como el canto,
6
la voz, los instrumentos de música, los
compositores, sus obras, la inspiración artística,
el sonido, la vibración, e incluso la “ música de
las esferas”.

7
EL TRABAJO DEL DISCÍPULO

En la Fraternidad, la música que escuchamos,


los cantos que cantamos, tienen por objetivo
perfeccionarnos, ennoblecernos, liarnos al cielo,
al mundo celestial.

A - TRABAJO DE PERFECCIONAMIENTO

He aquí una tabla sinóptica* que nos dio el


Maestro. Esta tabla representa la estructura del
ser humano con sus facultades y actividades que
corresponden a cada una de sus facultades y
permiten su desarrollo.

Principio Ideal Alimento Pago Actividad

Espíritu Tiempo Libertad Verdad Identificación


Consciencia Eternidad Unión
divina Inmortalidad Creación

Alma Espacio Impersonalidad Fusión Contemplación


Superconcienci Inmensidad Altruismo Dilatación Adoración
a Infinito Extasi Plegaria

Intelecto Conocimiento Pensamiento Sabiduría Meditación


Yo-conciencia Saber Estudio
Luz Profundización

Corazón Joya Sentimiento Amor Música


Consciencia Felicidad Canto Poesía
Calor Armonía

Voluntad Dominación Fuerza Gesto Respiración


Subconsciencia Potencia Soplo Ejercicios
Movimiento Danza
Paneurythmia

Cuerpo físico Vigor Alimento Dinero Actividad


Inconsciencia Salud Dinamismo
Vida Trabajo

8
En la Fraternidad, nos ejercitamos en practicar
estas actividades que forman un todo, y la música
tiene entre ellas un puesto bien definido.

1)- El lugar del canto y de la música en este


trabajo

Constatamos en la columna “Actividad”, que la


danza, la Paneurythmia, corresponden a la
voluntad, mientras que la armonía, el canto y la
música corresponden al corazón.
En este extracto de la conferencia del 5 de Agosto
de 1975, el Maestro explica por qué razón es
importante, en una

Enseñanza espiritual, el cantar juntos :


porque el canto alimenta al corazón, los
sentimientos calurosos y , por lo tanto, el
sentido de la unidad.

“Es que vais a aceptar ,mis queridos


hermanos y hermanas, que os diga algunas palabras,
sobretodo para los nuevos que no saben porqué
cantamos juntos, porqué comemos juntos, porqué
meditamos juntos en la Roca, para qué sirve y que
nos aporta?

Son tres actividades que hacemos juntos,


además de los ejercicios de gimnasia y las
respiraciones. Porqué? Porque nuestra Enseñanza
aporta nuevos métodos para mejorar la humanidad.
Los viejos métodos empujaban a los humanos a
individualizarse, a alejarse cada vez más los unos
de los otros, a remarcar sus diferencias, a
volverse insoportables, inaguantables, a vivir
siempre indiferentes, separados, aislados. Los
nuevos métodos nos enseñan a vivir en hermandad.

Fijaros como es de simple, claro, fácil y


comprensible. Cantando juntos, hacemos ya un gran
trabajo

9
para vibrar al unísono, para acordarnos,
armonizarnos; todos aceptan unificar sus
vibraciones, sus auras, sin que nadie pierda su
individualidad, su independencia, su libertad.

En muchos movimientos espirituales he aquí


lo que falta: esta música, que tiene el poder de
reconciliar, armonizar a los humanos, mejorar su
salud, su vida interior. Y es una lastima: una
enseñanza donde falte esta música, estos cantos
tal y como nosotros los practicamos, corre el
riesgo de esterilizarse, porque será demasiado
intelectual ! Si os fijáis en el ambiente de
muchos movimientos, ...es frío, está helado ! Aquí
hacemos esfuerzos para ser calurosos, para
acercarnos, para comprendernos. Cuando se llegará
a cantar con el alma, con el corazón, tal y como
preconizamos aquí, y no solo mecánicamente, sin
que participe el espíritu, entonces la armonía se
instalará. Y, cada vez más, esta armonía mejorará
la salud: nos reposamos, nos calmamos, encontramos
la joya, la paz.

E incluso, os he dicho una verdad de la cuál


la ciencia oficial, la psicología, no tiene aún ni
idea : por los cantos, atraemos habitantes del
mundo invisible, seres magníficos, encantadores,
ricos; son atraídos por la armonía, por la música,
y vienen a visitarnos. Decís que no los veis?
...Pero hay niños que los ven ! Si me creéis,
sentiréis muy pronto la presencia de estos amigos
que vienen a traernos magníficos regalos. Si, pero
solamente si llegamos a fundirnos, a
sincronizarnos, a vibrar al unísono en esta
unidad.”

2) Las dos naturalezas del ser humano

El trabajo de perfeccionamiento del ser


humano es en realidad una tarea gigantesca, que
empieza por el conocimiento de las dos
naturalezas.

10
“Por su consciencia, el hombre es colocado
entre el mundo inferior y el mundo superior. Si no
está vigilante, si su consciencia no está
despierta, son las fuerzas de la obscuridad
quienes empiezan a tomar ventaja. Y al contrario,
cuando se conecta a las fuerzas del mundo
superior, se vuelve un canal de corrientes
poderosas y benéficas.

Sabiendo esto, el hombre debe comprender


cuál es el mejor camino para su evolución y que
depende de él que se abran las puertas del cielo o
del infierno.”

El mundo inferior y el mundo superior existen


también en el hombre. Son las dos naturalezas :
una, la naturaleza inferior, instintiva, egoísta,
(tomar) ; la otra, la naturaleza divina, sublime,
celestial, altruista, (dar). El Maestro las llama
: la personalidad y la individualidad.

Sobre este tema el Maestro nos ha dado numerosas


conferencias. “ Yo no he hecho, quizás, que un
solo descubrimiento”, decía el, “ he traído la luz
y la claridad sobre un solo tema : la personalidad
y la individualidad.*

NATURALEZA SUPERIOR
o individualidad
Cuerpo átmico-----------------------------------Voluntad divina

Cuerpo búdico-----------------------------------Amor divino

Cuerpo causal-----------------------------------Sabiduría divina

Cuerpo mental-----------------------------------Inteligencia humana

Cuerpo astral----------------------------------Sentimientos humanos

Cuerpo físico----------------------------------Voluntad humana

NATURALEZA INFERIOR
o personalidad

11
El trabajo en una escuela iniciática consiste
en desarrollar la individualidad para enriquirse
espiritualmente, ennoblecerse con el fin de ayudar
a la humanidad. Y la música es un medio para
conseguirlo.

Como se traduce la personalidad en el campo de


la música?
La naturaleza inferior se manifiesta por el
ruido, la cacofonía, la disonancia ; en su
ignorancia, el hombre se ha alejado de la armonía
celestial. La personalidad tiene miedo del
silencio ; ella ama el ruido, la desarmonía, el
jaleo, las revueltas, el caos.

La individualidad se alimenta de la armonía,


del silencio interior. El hombre debe encontrar su
individualidad gracias a un silencio rico, vivo,
habitado de bellas armonías. En el silencio de la
individualidad, hay una poesía, una música, un
perfume ; la música es un instrumento maravilloso
para hacernos encontrar el cielo. La música es un
medio para alimentar la individualidad y su misión
es encontrar el paraíso perdido.

B - REALIZACIÓN DE LA ARMONÍA INTERIOR


1)- Acordar su propio “violín”

Encontrar el paraíso perdido, es encontrar la


armonía interior. Como? El Maestro ha comparado a
menudo al ser humano con un instrumento de música,
como el violín, en el que hay semejanza en varias
“cuerdas”. El hombre debe afinar en él las
diferentes fuerzas que lo componen.

“Las cuatro cuerdas del violín son un


símbolo del hombre. La cuerda sol representa el
corazón, la re el intelecto, la cuerda la el alma
y la mi el espíritu. El violín representa el
cuerpo físico, el arco representa la voluntad que
actúa sobre los cuatro principios del corazón, el
intelecto, el alma y el espíritu.

12
Es lo mismo que las cuatro voces en una
coral : bajo, tenor, alto, soprano, nos enseñan
que los cuatro principios del corazón, el
intelecto, el alma y el espíritu deben vibrar en
armonía en el hombre. Porqué el violinista afina
su violín ? El hombre no puede hacer un verdadero
trabajo interior si su ser entero no está afinado.
Hace falta pues antes que todo echar una mirada en
uno mismo y no emprender nada antes de que las
cuatro cuerdas del “violín” estén “afinadas”.

2)- Sintonizarse con el cielo

El cielo no conoce otro lenguaje que el de la


música, es decir de la armonía que es la música
absoluta, la música perfecta, la música por
excelencia.

“Como esperar a esos seres luminosos que


pueden ayudarnos? Por el pensamiento, podemos
dirigirnos a ellos y esperarles gracias a la ley
acústica de resonancia, ley de simpatía o
afinidad. Conociendo esta ley, podemos llegar a
tocar las cuerdas más sensibles, las más sutiles
de nuestro ser y hacerlas vibrar, sabiendo que
habrá fuerzas, entidades, que responderán. Es la
ley acústica del eco.”

He aquí pues a que clase de trabajo es llamado


el discípulo: no solamente cantar y tocar un
instrumento, sino sintonizarse interiormente con
el cielo.

13
II

GRANDES TRADICIONES MUSICALES DE LA HUMANIDAD

La música siempre ha existido ; sus orígenes


se confunden con los del hombre. La mitología, las
viejas leyendas, todas las tradiciones iniciáticas
mencionan esta función sagrada de la música, y las
afinidades de la armonía con el mundo divino.

A - LEYENDAS MITOLÓGICAS

1- La diosa del Sol


Una leyenda de la mitología japonesa cuenta
que un día la diosa del Sol se escondió en una
cueva, y dejó al mundo en la oscuridad. Que
desastre, que catástrofe, que calamidad ! Le
imploraron, le suplicaron. La diosa se obstinó, y
el mundo quedó en la noche total. Tras vanas
suplicaciones para incitarla a salir de su
escondrijo, un dios tuvo una idea : construyó un
instrumento de música con seis grandes arcos que
fijó en el suelo uno al lado del otro y
confeccionó así una arpa. Hizo vibrar las cuerdas
del arpa, mientras que otro dios marcaba el ritmo
con sus instrumentos, todo cantando y danzando.
Atraída por el encanto de la música, al fin la
diosa del Sol salió de su cueva y la luz se
expandió de nuevo sobre el mundo !
Si creemos en esta leyenda, la tierra estaba
seguramente en las tinieblas de la “personalidad”,
pero cuando un dios logró afinar las seis cuerdas,
la diosa se encantó por esa armonía, y la luz de
la “individualidad” tuvo lugar en el mundo.
Esta imagen de la luz que acepta volver al
mundo es simbólica : cuando hemos “afinado” las
seis cuerdas, la luz aparece. En el momento en que
las seis cuerdas vibran en armonía, la
individualidad acepta mostrarse. En esta leyenda,
vemos bien que la música tenía el papel de volver

14
a traer el Sol, de devolver a los humanos la joya
y la felicidad.
Podemos encontrar un cierto número de leyendas
donde la creación entera ha incluso salido sea de
un simple sonido, sea de un rayo de luz.

2)- Orfeo
En la mitología griega, Orfeo era un poeta y un
músico tracio. Tocaba maravillosamente la lira que
llevaba siempre con el. Encantaba con sus cantos y
su música a los animales salvajes que venían junto
a el. Encantaba a toda la naturaleza, las rocas,
las plantas, e incluso los arboles se inclinaban
para saludarlo. Su joven mujer Euridice fue picada
desgraciadamente por una serpiente el mismo día de
su boda. Entonces Orfeo, abatido por el dolor,
cogió su lira y bajó hasta los infiernos para
buscar a su querida esposa. Tocó delante de
Cerbero, el perro de tres cabezas, y encantó con
la dulzura de su canto a las divinidades
infernales y a su rey Hades, quién consintió
devolverle a su esposa.

Esta leyenda tiene, como todas las demás, su


interpretación simbólica : Orfeo había llegado a
dominar sus animales “inferiores”, las emociones,
los sentimientos, el mundo astral. Es por eso que
su amor logró también encantar, por la dulzura de
su canto, a las divinidades infernales que
habitaban en las profundidades de su ser.

Estas leyendas, y otras, han asignado a la


música un objetivo mágico, y cada vez la música ha
sido el apoyo más poderoso para hacer volver la
luz a la tierra, o bien para llamar al alma, al
“anima” prisionera en los infiernos.

Es en este mismo objetivo que el Maestro, con


su punto de vista iniciático, nos dice que la
música debe liarnos a las regiones celestiales con
la cuáles debemos armonizarnos, “afinarnos”.

15
3)- La lira, símbolo del ser humano

“Cuántos músicos y poetas han


soñado poseer la lira de Orfeo para
tener a la naturaleza y a los
humanos bajo su encanto ! En
realidad, esta lira no es un
instrumento de música, sino un símbolo del hombre
mismoos : físico, etérico, astral, mental, causal,
búdico, y átmico. Cada cuerda posee su propia
vibración y nos pone en comunicación con regiones
determinadas de mundos visibles e invisibles y sus
habitantes. La mayoría de los humanos se contenta
con hacer vibrar una sola cuerda : sus cuerpos
físicos ; de las otras cuerdas no se preocupan
tanto, y es por eso que no producen más que
rechinamientos. Los discípulos de la Escuela
iniciática estudian la naturaleza y las
propiedades de cada cuerda, de cada cuerpo, y
hacen ejercicios para desarrollarse. Estos
ejercicios conciernen la totalidad de su ser ;
suponen pues, una nueva forma de vivir trabajando
incluso hasta en los menores actos de la vida
cotidiana.

Pues el objetivo es hacer vibrar armónicamente


todas las cuerdas entre ellas. No debe haber
ninguna disonancia entre el cuerpo físico, el
corazón, el intelecto, la voluntad, el alma y el
espíritu. Aquél que ha comprendido el simbolismo
profundo de la lira a siete cuerdas se vuelve él
mismo una lira que vibra al unísono con el cosmos
entero y es recibido entre los hijos del cielo.”

El hombre es pues comparable a un instrumento


de varias cuerdas que debe afinar constantemente :
ya sea como las 4 cuerdas del violín, ya sea como
las 6 cuerdas del arpa de la diosa del Sol, o con
las 7 cuerdas de la lira de Orfeo.

16
B- ANTIGUAS FILOSOFÍAS

En China también, a los ojos de grandes sabios


tales como Confucio, la música, inseparable de la
poesía y la danza, exprime el equilibrio del cielo
y de la tierra.

En Grecia, Pitágoras dio a la música una plaza


mística muy importante relacionándola a la ciencia
de los números a los cuáles se les atribuía un
poder cósmico. Toda la grandeza de la civilización
griega está en haber practicado la filosofía, las
matemáticas y la música en una simbiosis perfecta.

Los griegos añadían también la práctica de


disciplinas deportivas que completaban así la
formación del individuo. “La gimnasia para el
cuerpo y la música para el espíritu”, dijo Platón.
Partiendo de esta noción, éste considera la
música como un medio de educación del ciudadano y
le atribuye el poder de elevar el alma y dirigirla
hacia la perfección.

La instrucción musical, el arte de los sonidos,


los tonos forman parte de la educación moral en
las civilizaciones grecolatinas. La música griega
utilizaba siete tonos : los Griegos eran sensibles
al “éthos” de un tono, es decir a su manera de
ser, a su carácter particular, a su manera de
transmitir las emociones o expresar una voluntad.
Por ejemplo, el tono dorio, el tono de re, servía
para exaltar
las altas virtudes morales. La música era pues
para los

Griegos sinónimo de equilibrio en el sentido


más noble del término.

En cuanto a la “Música de las esferas” según la


teoría de Pitágoras, remarcaba el equilibrio
perfecto del universo y la revolución armoniosa de
los astros.

17
C- LA BIBLIA

Los Salmos de David

Esta función que posee la música de liarnos a


las regiones celestiales es fundamental, y la
encontramos en todos los mitos de la humanidad y
en las tradiciones religiosas : así pues en los
libros sagrados como la Biblia.

Numerosos libros bíblicos prueban que en todo


momento los Hebreos cultivaban la música con
fulgor. El Viejo Testamento menciona cantos
guerreros, cantos de trabajo, de lamentaciones, de
fiestas con danzas y cantos y músicas
instrumentales.

En los Salmos de David encontramos la misma


función de la música al servicio de la unión entre
el hombre y Dios, ya que se trata sobretodo de “
alabar al Señor”. El rey David se representa
siempre con una arpa y es el autor de una gran
parte de los Salmos. Es con la música que el
salmista da coraje a su pueblo para celebrar el
Nombre del Eterno,como por ejemplo en el Salmo33:

“Dad gracias a Yahveh con la cítara,


salmodiad para él al arpa de diez cuerdas;
cantadle un cantar nuevo; tocad la mejor música en
la aclamación !”

Los instrumentos de música son mencionados


en gran número, en particular en el Salmo 150 :

“Alabadle con clangor de cuerno,


alabadle con arpa y con cítara,
alabadle con tamboril y danza,
alabadle con laúd y flauta,
alabadle con címbalos sonoros,
alabadle con címbalos de aclamación.
!Todo cuanto respira alabe a Yahveh!

18
Ciertos instrumentos tenían un poder mágico de
protección : por ejemplo, entre los ancianos
Hebreos, se colgaban campanillas debajo de las
ropas del gran Sacerdote :

“Tejerás el manto del efod todo él de


púrpura violeta...En todo su ruedo inferior harás
granadas de púrpura violeta y escarlata,de
carmesí y lino fino torzal; y entre ellas,
también alrededor, pondrás campanillas de oro
...Aaron lo llevará en su ministerio y se
oirá el tintineo cuando entre en el santuario,
ante Yahveh, y cuando salga; así no morirá.”

(Éxodo, 28, 31-33-35).

Encontramos pues en la historia de la


humanidad una larga tradición en la utilización de
la música para equilibrar al ser humano y liarlo a
las regiones celestiales.

Y ahora, qué hay de todo ello en la Enseñanza


del Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov ?

19
III

LA CADENA VIVA DE LA MÚSICA

El Maestro se refiere a todos los libros


sagrados de la humanidad, a la Biblia, se inspira
en ellos y al mismo tiempo los adapta a nuestros
días. Nos da métodos que son válidos para nuestra
época, nuestra civilización. Vuelve a utilizar las
enseñanzas de la Biblia, de las escuelas
iniciáticas de la antigüedad, y las adapta a la
preparación de la Era de Acuario, donde encuentra
necesario, incluso vital, volver a unir la
religión con la ciencia y el arte.

“ Nuestra escuela es al mismo tiempo una


iglesia, una universidad y una academia de Bellas
Artes. Es así como debería ser en todas partes
para que el hombre pudiera desarrollar
armoniosamente su intelecto, su corazón y su
voluntad, y así era en las escuelas iniciáticas de
la antigüedad.”

Una nueva misión está pues confiada a los


artistas, y es reunir su práctica del arte a la
vez a un profundo sentimiento de lo sagrado y a
una gran sumisión a las leyes de la Inteligencia
Cósmica.

A- EL TRABAJO INICIÁTICO DEL COMPOSITOR

Porqué hay todo un trabajo espiritual que incumbe


al compositor.

1)-Su objetivo y sus medios

a) Conectarse con el mundo celestial

Primeramente hay que hacer un trabajo sobre


uno mismo para poder armonizarse, conectarse con
el cielo, pues su objetivo es crear obras para
20
despertar la conciencia de los humanos hacia el
bien, hacia el cielo. Es una verdadera ascensión.
Este es el trabajo más importante para el creador,
así como para todos los artistas. Hay compositores
que escriben obras sin conectarse con el cielo,
pero éstas no tocaran el alma de los auditores.

Como componían los artistas en el pasado?

“ En el pasado muchos artistas recibían una


enseñanza en las escuelas iniciáticas donde se les
revelaba como elevarse hacia las regiones
superiores para captar formas, colores, sonidos.”

Para establecer este contacto con el cielo


tenemos posibilidades interiores que la
inteligencia cósmica nos ha dado: las “antenas”.

B) Las antenas

Sobre los tejados de las casas se encuentran


las antenas que sirven para captar las ondas de
radio, de televisión, para transmitirnos los
sonidos, las imágenes. Estas antenas físicas
transmiten estas ondas, estas vibraciones, a otros
aparatos que ponen en marcha estos fenómenos
físicos. El mismo proceso se produce en el
pensamiento, pues todo lo que existe en el mundo
físico existe igualmente en el mundo psíquico. La
ciencia iniciática nos dice que tenemos en el
cerebro unos centros que son como antenas; están
construidos de manera que vibran al unísono con
ciertas regiones del universo que les
corresponden. Si hemos desarrollado el centro de
la música, el de los colores, el de las formas,
estos se corresponden con ciertas regiones donde
de encuentran seres, fuerzas, rayos y pensamientos
de la misma quinta esencia.

Las antenas materiales no se mueven, están


fijas, pero las antenas espirituales que el hombre
posee están vivas, son sensibles, móviles. Vibran
como un diapasón que se pone a vibrar a la misma
longitud de onda que otro diapasón con el cuál

21
está en resonancia. Estos centros, que se
encuentran en la cabeza, fueron colocados por la
inteligencia cósmica para establecer contacto
entre los seres del mundo invisible y los hombres.
Así pues los medios de esta comunicación existen
ya entre nosotros y el universo; y el papel del
compositor es ponerlos en marcha para hacer un
trabajo armonioso.

2) El árbol sefirótico

Uno de los medios privilegiados para


establecer este contacto es la meditación sobre el
árbol sefirótico*. El compositor entra en su
“cámara secreta”, es decir en un estado interior
de silencio y de paz, y allí intenta elevarse
hacia un estado de conciencia superior, la
superconciencia.

Está escrito en el Génesis que Jacob, una


noche, se endormeció recostado en una piedra;
mientras dormía vio en sueños una escalera que se
elevaba, que unía la tierra con el cielo, y sobre
esta escalera, ángeles que subían y bajaban...Es
así como Jacob tubo la revelación de toda esta
jerarquía celestial que une la tierra con el cielo
y que la tradición cabalística ha representado en
el árbol sefirótico, el árbol de la vida. La
escalera de Jacob es, pues, el símbolo de esta
jerarquía angélica que hace la conexión entre el
hombre y Dios.

El árbol sefirótico comprende diez séfiras.


Cada séfira es una región habitada por toda una
jerarquía de espíritus luminosos, y gobernada por
un Arcángel sumiso a Dios. Cada jerarquía angélica
tiene sus formas, sus colores, sus
manifestaciones, y cada una está predestinada a
realizar un trabajo particular. Dios mismo dirige
estas diez regiones pero bajo un nombre distinto
en cada una de ellas.

22
A) Los Querubines

En la región denominada Hochma se encuentran


los Querubines, que son los ángeles de la
música...

“ En el árbol sefirótico, la música


pertenece a la séfira Hochma donde están los
Querubines. Los Querubines son pura música, y es
por ello que viven en la armonía perfecta. Hochma
es la región del Verbo que lo ha creado todo, y el
Verbo no es otra cosa que la música, los sonidos
armoniosos que han formado la materia: Es así que

23
por el verbo, Dios formó la materia informe: “Tohu
va bohu”, como dice en el Génesis. Habló de este
polvo cósmico y las formas aparecieron. Sobre la
acción del Verbo los Querubines recibieron una
vibración divina y esta vibración fue comunicada a
todas las demás criaturas de las regiones
inferiores hasta la tierra. Los Querubines no
saben más que cantar juntos y en armonía.”

Es por ello que conectándose con los


Querubines, el compositor se conecta a las fuentes
de la música divina.

B) La clave de Sol

Otro método que permite al compositor


conectarse con el cielo es el trabajo
con la clave de sol. El Maestro nos ha
explicado como meditar con las diez
séfiras utilizando el trazado de la
clave de sol.

Cuando el compositor escribe música, traza


primero sobre el pentagrama la clave de sol; hay
otras claves pero tomemos el ejemplo más corriente
que es el de la clave de sol. Conoce el
significado de este signo? Según la ciencia
iniciática, este signo es un símbolo profundo y
toda una ciencia se esconde tras el. La clave de
sol no se inventó por azar. Donde empezó? Que
camino ha recorrido? Donde termina?
Su trazado corresponde a un itinerario de una
tradición muy antigua, seguramente más que
milenaria, el itinerario del Árbol sefirótico. Es
un verdadero trabajo de inspiración para el
compositor.

El punto de salida de la clave de sol se


encuentra en el centro, en la séfira Tipheret, el
Sol. Se empieza por concentrarse en el Sol, que
corresponde al plexo solar. Después describe un
círculo que pasa por Hesed, la misericordia, por
24
Netzach, la victoria, por Iesod ,el fundamento, y
remontando hacia el cielo que esta arriba pasa por
Hod, la gloria, por Gebourah, la fuerza, por
Daath, la onzeaba séfira, la que esta escondida,
el Espejo mágico, después por Hochma, la
sabiduría, habitáculo de los Querubines, para
llegar a la cumbre Kéther, la corona.

Después, siguiendo la linea de la clave de sol,


se desciende pasando por Binah, la inteligencia;
se pasa de nuevo por Daath, por Tipheret, por
Iesod, para terminar bajando hasta Malkout, el
reino, la Tierra.

Así pues, se parte del sol que está en el


centro, se pasa por las diez séfiras que se
encuentran sobre los pilares del Rigor y de la
clemencia, se llega hasta Kéther, el cielo que
está arriba, y para finalizar se baja hasta
Malkout, que es la tierra, es decir que se
realiza. Así, el compositor durante su trabajo de
inspiración se conecta con el cielo, a las diez
séfiras, para captar las influencias divinas, para
ser inspirado a fin de realizar abajo, en la
tierra, la imagen del cielo.

3)- El intercambio entre el cielo


y la tierra

a)- “Padre nuestro”

Este camino lo encontramos también resumido en


el “Padre nuestro”*. El Maestro explicó que cuando
Jesús decía: “Agase tu voluntad aquí en la tierra
como en el cielo”, quería decir: “Sea en Malkout
como en Kéther”. Así pues el compositor consagra
su vida a captar las imágenes y las armonías del
cielo, a fin de que éstas se vuelvan la substancia
de su obra.

Este trabajo del artista nos muestra también la


gran verdad que Hermes Trimegisto reveló en su
Tabla de Esmeralda:

25
“Lo que es abajo es como lo que es
arriba, y lo que es arriba es como lo que es
abajo...”

b)- Evolución, involución

Encontramos esta conexión entre los dos polos,


el cielo y la tierra, en numerosos símbolos tales
como los dos triángulos: que
representan la evolución y la involución ; o en la
letra hebraica Aleph que representa los
intercambios: recibir y dar.

De igual modo la rosa ha aprendido a recibir


el perfume del cielo para darlo en el plano
físico. También las piedras preciosas reciben la
luz y la distribuyen en colores deslumbrantes. Y
los discípulos de una Escuela Iniciática deben
aprender a inspirar la luz para darla a los
humanos...

c)- El símbolo de la diéresis y del bemol


en la escritura musical

Que es una alteración en música? Es un signo que


como su nombre indica “altera”, modifica el sonido
de una nota. Este signo, llamado diéresis o bemol
, tiene por efecto subir o bajar medio tono del
sonido de la nota a la que afecta.

Lo que es interesante constatar, es la


correspondencia de las dos alteraciones con los
dos principios: la diéresis con el principio
femenino, que corresponde al triángulo que sube
para espiritualizarse, y el bemol con el principio
masculino, que corresponde al triángulo que baja
para encarnarse.

Un extracto de la conferencia “La verdadera


música” del 30 de mayo de 1965 nos habla de la
diéresis y del bemol:

26
“Eh si, la mayoría de músicos que estudian
la teoría y las técnicas musicales, no se dan
cuenta del profundo significado de la diéresis y
del bemol. Quién creó estos signos? Quién dio
origen a esas alteraciones?... Quizás buscando en
las bibliotecas o los archivos de la música se
encontraría el primero que las inventó pero a mi,
lo que me interesa, es el sentido profundo de cada
cosa, su significado simbólico. Los seres que
dieron estos signos eran iniciados que conocían el
lenguaje simbólico. De hecho, si el bemol se
representa así , y la diéresis así es que son la
imagen de los dos principios masculino y femenino.
Por todas partes la naturaleza ha sido creada,
formada, moldeada, por estos dos principios
eternos que trabajan juntos.

El bemol hace bajar el sonido de las notas


medio tono, y la diéresis sube el sonido de las
notas medio tono. Los iniciados tenían las
nociones justas de la involución y de la
evolución: sabían que el espíritu, que está
arriba, baja para ocuparse de lo que está abajo,
que el principio masculino tiene siempre la mirada
fija hacia la tierra, hacia abajo, mientras que el
principio femenino que está abajo, mira hacia
arriba, tiende a subir, a elevarse. He aquí porqué
al principio femenino se le atribuye la evolución,
la subida, y al principio masculino la involución,
la bajada. Así pues, el bemol simboliza el
principio masculino, por su forma de una parte, y
también por el papel que juega en la gama: baja la
nota. La diéresis simboliza el principio femenino,
por su forma también, y por su papel ya que eleva
el sonido de la nota.

E incluso en la vida, el espíritu no tiene


necesidad de subir, está ya tan arriba; tiene
necesidad de bajar para reunirse con la materia,
regarla, vivificarla, animarla, resucitarla. Y la
materia, que es la base de todo, tiene necesidad
de encontrar al espíritu para ser espiritualizada,
sutilizada, animada, de lo contrario queda fija,

27
estancada, muerta. Eh aquí pues el trabajo de los
dos principios. Veis que profundidad filosófica se
puede encontrar en la música!”

B- EL PAPEL DEL INTERPRETE

1)- Conectarse antes de tocar

En cuanto al interprete, el segundo eslabón de


la cadena después del compositor, su papel también
consiste en conectarse con las regiones de la
armonía, de Hokmah, a fin de poder transmitir a
través de su instrumento, los sonidos más sutiles,
más divinos. No olvida que remite el mensaje
dejado por el compositor, que es un intermediario,
que su papel es transmitir fielmente el alma
profunda de la obra tal y como la ha captado el
compositor. Su técnica, su virtuosidad no es un
objetivo sino un medio que pone al servicio de
todos: el cielo, el compositor y los auditores.

El Maestro nos contó una experiencia que vivió


cuando estudiaba en Sofía, en Bulgaria, que le
hizo reflexionar mucho. Oyó un día, en su
habitación, un aire de música que provenía de la
calle. Salió para ver quién podía tocar así
haciendo oír sonidos tan extraordinarios, y
descubrió un viejo gitano mal vestido, andrajoso,
que tocaba el violín. El violín era raro: una caja
de madera, toda estrambótica, con algunas cuerdas
tensadas por encima; pero lo que era
extraordinario, eran los sonidos que el gitano
sacaba! Sonidos que el Maestro nunca había
escuchado, ni en los mejores conciertos!

Este encuentro hizo reflexionar largo tiempo


al Maestro. Se preguntaba como ese gitano podía
sacar sonidos tan puros de un violín tan grosero!
Comprendió entonces que no es obligatoriamente la
perfección de los instrumentos lo que cuenta, todo
depende de quién los toca.

“Tomemos el caso de un virtuoso que da un


concierto. A menudo toca tan ordinariamente que el
público queda indiferente; ninguna emanación,
28
ninguna radiación, ninguna fuerza sale de él para
emocionar, conmover, proyectar muy alto a los que
le escuchan. Después, de repente, alguna cosa
entra en él, sin que él sepa lo que hacen sus
dedos ( pero esta cosa lo sabe muy bien), sus
movimientos de cabeza, sus gestos, todo se vuelve
diferente y se producen fenómenos inexplicables.
Entonces se dice: “Es maravilloso, es divino, está
inspirado”...Que es la inspiración? No se sabe. La
inspiración es algo que entra en el hombre, una
corriente, o una entidad, o una inteligencia que
toma posesión de él y se manifiesta
maravillosamente...Pero cuando no se está
inspirado, a pesar de todos sus esfuerzos no puede
reproducir los mismos fenómenos”.

Nosotros también hemos podido, como músicos de


la Fraternidad, constatar que la calidad de la
interpretación dependía de nuestro estado de
conciencia. Me acuerdo de una joven hermana, en el
Bonfin, que tenía que pasar un examen de piano; el
Maestro le había dado un consejo: en el momento de
tocar, conectarse con el cielo, pensar en los
miembros del jurado; pedir al cielo que a través
de su música pudiera aportarles alguna cosa,
ayudarles, producirles un poco de alegría, de
felicidad y de luz! Y el comportamiento de los
auditores, incluso si estaban allí para juzgar,
para dar una apreciación, sería diferente. De este
modo el candidato pone en segundo plano la
cuestión de tener éxito o no. A causa de este
ideal, de esta consagración, pasa algo a nivel
ethérico, y por ello la interpretación es
diferente, más inspirada.

2)- El cuerpo ethérico

Paganini, que era a la vez compositor e


interprete, virtuoso de gran renombre, conocía un
método que le fue revelado por un ocultista.

“Se cuenta que un día, en Italia, un viejo


ciego quiso ir a escuchar a Paganini; fue
conducido por su joven sobrino hasta el escenario
29
y se sentó muy cerca. Paganini entró y empezó a
tocar. El viejo pidió al muchacho: “Cuantos
músicos hay tocando?” - “Uno solo, abuelo”. -”Oh
la la! Huyamos de aquí, pues es el diablo en
persona quién toca!” Porque había creído escuchar
varios instrumentos a la vez! Paganini había
logrado hacer oír otros sonidos. Éste es el
secreto.
Cuál es este secreto que conocía Paganini?
Un ocultista le había revelado como introducir su
doble ethérico en su instrumento.
Es preciso saber que como todo en la
naturaleza, nuestro cuerpo físico posee un doble,
llamado doble ethérico, que le penetra y le
sobrepasa. Cada miembro de nuestro cuerpo posee
así su doble ethérico y nuestro brazo físico es
penetrado por un brazo ethérico que sobrepasa el
límite de los dedos. Es así como un
instrumentista, un violinista por ejemplo, puede a
través del pensamiento impregnar su instrumento de
la materia de su brazo ethérico hasta que ésta lo
penetre todo: la madera, las cuerdas. El violín se
pone entonces a vibrar completamente diferente.
Por encima de los sonidos físicos produce otros
sonidos que las personas sensibles pueden oír.

El espíritu tiene todos los poderes pero


no se le ejercita. O más bien no se cree incluso
en su existencia. Para mucha gente solo existe el
cuerpo físico, la materia. Si no se cree en el, el
espíritu evidentemente se debilita en nosotros y
deja de proyectar sus emanaciones, sus
vibraciones, sus radiaciones que influyen en
nuestro entorno.

Existe la misma ley para la voz: cuando


ciertos artistas cantan o hablan, cambian las
vibraciones en la sala y hasta en los cuerpos de
los auditores. Nosotros también podemos animar los
lugares y las criaturas con todo lo que emana de
nosotros. Eh aquí un gran secreto que explica
muchas cosas.

30
Siempre que este secreto sea utilizado
solamente para el bien, y nunca para el mal!.

Vemos bien, a través de estos métodos indicados


por el Maestro, que el papel del interprete
sobrepasa la simple técnica instrumental.

El interprete debe añadir a la perfección


técnica un elemento de su alma y de su espíritu, a
fin de poder transmitir el soplo, la inspiración
que el mundo celestial dio al compositor. Así, el
es uno de los intermediarios entre el cielo y la
tierra y forma parte de la cadena viva de la
música:
- región de la armonía (los Querubines)
- compositor
- interprete
- auditores

La técnica, la virtuosidad, no es un objetivo


en sí sino un medio para tocar el alma de los
auditores..

C- COMO ESCUCHAR LA MÚSICA

En la Fraternidad, el Maestro tenia la


costumbre de hacernos escuchar música cuando
estabamos reunidos en silencio, en general después
de las comidas. Con que objetivo?

“Cada día después de la comida, tengo la


costumbre de haceros escuchar música porque quiero
que aprendáis a utilizarla como un medio de
creación interior, a fin de que podáis emprender,
gracias a ella, un trabajo espiritual formidable:
proyectar ideas, imágenes divinas que se
realizaran un día.”

En la conferencia del 18 de Julio de 1969, el


Maestro nos habla de la libertad que nos ofrece la
música.

“Cuando nos reunimos, os hago escuchar


música: Mesías, réquiems, oratorios...Porqué? Para
daros la libertad de hacer vuestro trabajo
31
interior. Cuando escucháis una conferencia no es
lo mismo: las palabras os obligan, os apremian. No
del todo, por supuesto, ya que sois libres de no
escuchar! Pero de una forma general, la palabra
pide atención, concentración. La música os deja
más libres, no os propone sujetos de reflexión,
hace nacer en vosotros impresiones, emociones, se
dirige pues hacia vuestra sensibilidad que es otra
forma de comprensión. En cierta manera la palabra
toca la sensibilidad, pero secundariamente; se
dirige antes que todo a la inteligencia.
Y bien, ya lo veis, las dos deben ir juntas,
ora la palabra, ora la música...ora la palabra,
ora la música... para poder desarrollar las dos
facultades: la reflexión y la sensibilidad.”

Mientras el Maestro nos hacía escuchar música,


meditaba en silencio con nosotros. Esto favorecía
todo un trabajo interior con la imaginación y la
voluntad; el Maestro, durante esos momentos,
velaba por nosotros, y su presencia nos ensalzaba.
Aun ahora, durante el trabajo colectivo, son
numerosos los que sienten su presencia.

El Maestro nos invita a despertar nuestra


imaginación, a hacer nacer bellas imágenes y
proyectarlas en el espacio para realizar cosas
constructivas, luminosas. Así, escuchar música
debe ser no solamente un placer sino un trabajo,
una alegría creadora.

He aquí un extracto de la conferencia del 20


de Julio de 1965 -”Como escuchar y utilizar la
música para hacer un trabajo con la imaginación”:

“ La mayoría de la gente, cuando escuchan


música, no piensan en utilizarla para hacer un
trabajo psíquico, espiritual. La utilizan
solamente para divertirse, bailar, estimularse,
sentirse contentos, y eso es todo. Pero utilizar
la música como un poder, como un medio que os
permite hacer un trabajo determinado con la
imaginación, el pensamiento y la voluntad, ser
creador de imágenes, de ideas o de proyectos para

32
que se realicen, eso, muy pocos saben hacerlo.
Incluso ni se sospecha que sea posible. La música
ordinariamente no sirve para gran cosa, sino es
dar algunas sensaciones agradables, es todo.
Mientras que los iniciados se lanzan a un trabajo
magnífico, sobretodo cuando se trata de música
mística, religiosa, profunda, que os levanta, que
os eleva. Así pues, una música militar, una música
de jazz, o una de estas músicas raras y
desordenadas que están hoy de moda, no solamente
no despertará en vosotros cosas profundas y
divinas, sino que puede despertar todo lo
contrario: el nerviosismo, la cólera, desencadenar
las pasiones. Vosotros que buscáis poder utilizar
todo lo que Dios os ha dado, hay que conocer
ciertas leyes, ciertas nociones justas y tener
discernimiento.

He aquí porque os hago escuchar cada día, dos


o tres veces por día, durante algunos minutos,
música muy bella, muy profunda, muy espiritual,
muy armoniosa: con la intención de proveeros de
las condiciones para hacer vuestro trabajo
pasiblemente, libremente, sin trabas. Cada uno
tiene, así, la posibilidad de recogerse durante
unos minutos y, empujado por ese viento agradable
que es la música, dirigir su barca hacia las
orillas, hacia los magníficos horizontes. Eso es
lo que el discípulo debe hacer. Aquel que está
acostumbrado a concentrarse en cosas muy bonitas,
muy bellas, muy espirituales, muy elevadas, al
cabo de cierto tiempo remarcará que ciertas
cualidades nuevas empiezan a formarse en el,
porque la música es muy poderosa para ayudarnos a
realizar las cosas. Demasiado a menudo se deja
flotar, errar el pensamiento a derecha , a
izquierda; no es un trabajo. Cuando pongo esta
música, enseguida debéis lanzaros sobre lo que más
deseáis, sobre lo que más os preocupa. Si es la
salud, pues bien, pensad todo el tiempo que dure
la música en la salud: os imagináis, os veis
andando, hablando, comiendo, y todo ello con una
salud formidable; os veis radiante, dando a los

33
demás cosas magníficas y todos están contentos a
vuestro lado! He aquí como se debe trabajar. Y si
por ejemplo es la luz o la inteligencia lo que os
falta, si solo hacéis que tonterías, planchas o
estupideces, en ese momento utilizáis la música
para imaginar que aprendéis, comprendéis, que la
luz os penetra y que propagáis esta luz a los
demás. Durante algunos minutos, estáis en el
éxtasis, y eso os da coraje, estáis contentos.
Está bien, continuad! Y si otro desea la belleza,
pues bien, que trabaje para obtener la belleza. O
si algún otro siente que le falta la fuerza y la
voluntad, que no es bastante estable, sólido,
constante, quién le impide ahora de hacer el mismo
trabajo creador? Dios mío, sino pierden el tiempo
aquí, lo veis, no se ha entendido nada de la
Enseñanza! Van a pasar años así, sin que el
discípulo realice alguna cosa y primero en sí
mismo. Hay que utilizar lo que se os da aquí.”

Este trabajo del pensamiento es pues


importante cuando se escucha música. La voluntad y
la imaginación, eh aquí dos fuerzas muy poderosas
que debemos utilizar para hacer un trabajo de
realización, para transformarnos, mejorarnos. Al
principio es difícil, porque no tenemos la
costumbre, no hemos desarrollado este método.
Siempre hemos escuchado la música para relajarnos,
sentir un bienestar, un placer, eso es todo. Pero
en una escuela iniciática se utiliza todo con el
único objetivo de perfeccionarse, avanzar,
mejorarse.

El Maestro, en su conferencia del 17 de Julio


de 1968, distinguió igualmente dos maneras de
escuchar música:

“Cuando era estudiante en Sofía, el padre de


uno de mis camaradas me invitó a compartir
gratuitamente la habitación de su hijo, y viví así
en su casa algún tiempo. Este señor tenía una
hermana joven que había terminado brillantemente
la Academia de Música de Sofía y daba clases de
piano. Era una virtuosa, y como a mi me gustaba

34
mucho la música, me tocaba a menudo el piano, las
rapsodias de Liszt por ejemplo. Me habitué cada
día a meditar mientras las escuchaba; me instalaba
en un rincón y me lanzaba por la imaginación a las
regiones sublimes. Ella lo sabía, lo sentía, y
seguía tocando. No puedo olvidar esos momentos.
Creaba con el pensamiento un mundo de belleza y de
luz. No me detenía en su manera de tocar, en su
técnica, no me fijaba en si desafinaba alguna
nota, no, escuchaba de otra manera.

Puesto que hay dos maneras de escuchar


música. La primera, estudiándola desde un punto de
vista intelectual: examináis si las reglas son
respetadas, estudiáis la calidad de la melodía,
los acordes, las tonalidades, etc., como lo hacen
los profesores de música que están habituados a
escuchar para poder pronunciarse después. Está
bien. Pero hay otra manera de escuchar: no os
preocupáis de la técnica, os detenéis en una
imagen, un tema elevado, una visión sublime; en
ese momento, la música es como el viento que os
levanta y os lleva muy lejos hacia las alturas.

Si os detenéis en el aspecto técnico de la


música, ejercéis cualidades de discernimiento, os
instruís, pero no podéis dejaros llevar por su
movimiento y viajar en el espacio. He aquí las
distinciones que hay que conocer.

Y yo, queréis saber como lo hago? Utilizo


los dos métodos. La primera vez que escucho un
fragmento lo analizo, lo estudio. Y si encuentro
que posee cualidades de verdadera vida interior,
las veces siguientes ya no me detengo más para
analizarlo: me sirvo de él para hacer mi trabajo
espiritual. Mantengo en mi cabeza, en mi corazón,
en mi alma una imagen, una luz, un pensamiento
elevado, y la música está allí para ayudarme,
arrastrarme, propulsarme.

Porque no revelar estas verdades a los


humanos? Hay que explicarles que la música es un

35
poder inaudito del cuál deben aprender a servirse
para intensificar su vida espiritual.”

El Maestro dijo también en otra ocasión, me


acuerdo particularmente:

“Cuando escucháis música, concentraros,


coged la melodía, montad encima como un rayo de
luz y dejaros llevar hasta el infinito. Tendréis
tal sensación de belleza que quizás no podréis
impedir de llorar.”

Los grandes Maestros conocen el poder de la


música, las vibraciones y sus efectos sobre la
vida psíquica del ser humano. Saben qué música
apacigua, o al contrario, cuando se ha meditado
mucho, cual alegra y estimula. En la Fraternidad,
cuando meditamos, escuchamos a menudo música
religiosa; misas, oratorios, réquiems, etc. Pero
el Maestro también nos ha hecho escuchar música
más ligera, más alegre, como los cantos del Tirol.
Porqué? Porque estos cantos tiroleses emanan una
alegría, unas ganas de mantenerse joven, de ser
feliz, de amar a toda la naturaleza. Y en este
caso también, nos dice el Maestro, se puede
extraer una energía, ser influenciado por la
alegría de esas gentes jóvenes que cantan y danzan
en plena naturaleza, y así, hacer un trabajo sobre
sí mismo!

36
IV

LAS GRANDES ELECCIONES DEL MAESTRO


PARA EL TRABAJO ESPIRITUAL

La música, como ejercicio espiritual


colectivo, como trabajo espiritual, tiene pues un
lugar importante en la Fraternidad. Desde hace
varios años, el Maestro nos ha hecho escuchar
obras de un gran numero de compositores, obras que
el mismo había escogido, entre ellas obras
religiosas vocales, e igualmente obras
instrumentales; conciertos, sinfonías,etc. En el
congreso del Bonfin, todas las mañanas, en el
terreno, el Maestro nos hacía escuchar música que
nos difundía en medio de una sonorización.

El Maestro nos ha aconsejado siempre,


orientado, guiado en la elección de tal o cual
música para nuestro bien, para nuestra evolución.
Es así como en sus últimos años, evitaba hacernos
escuchar música muy antigua, y sobretodo música
lenta, melancólica, demasiado contemplativa. Más
bien nos hacía escuchar una música alegre que
levantara, estimulara, empujara a la acción, por
utilizar sus propias palabras.

Sabemos también por los relatos que nos hizo o


por los testimonios de numerosos hermanos y
hermanas, que no le gustaba la “música moderna”.
Tenemos que entender con ello toda música
“cacofónica”, como él decía, es decir repleta de
disonancias, choques, “aglomeraciones”, casi
ruidos, y golpes que atacan al sistema nervioso.
El Maestro nos hablaba a menudo de un punto en su
plexo solar, decía: “Tengo aquí un pequeño
aparato”, que le revelaba infaliblemente si tal o
cual música era buena o mala para la evolución
espiritual.

Un Maestro no tiene preferencias o gustos


personales, cambiantes, relativos; se dirige según
criterios impersonales, celestiales, que le son
37
dictados por entidades muy elevadas que guían
todos los grandes Maestros hacia un solo objetivo:
ayudar a la humanidad. Cuando nos hace compartir
“sus” gustos y “sus” preferencias, es para nuestro
interés seguir la vía que nos indica.

Escuchemos a este propósito un extracto de la


conferencia del 30 de Septiembre de 1979:

“Me gusta mucho Chopin. Paganini también. Y


por supuesto Haydn, Mozart, Beethoven y
Berlioz...Oh la la, si tengo que citar todos los
compositores que me gustan, esto no acabará.

Lo que es más importante para mi, es sentir


un lenguaje a través de la música. Me gusta la
música que habla, que expresa alguna cosa.
Escuchad Chopin, que expresiva es su música! Hay
ahí un lenguaje, cada nota habla. Y no es el único
por supuesto...

No quiero imponer mis gustos, mis


preferencias, puesto que se dice: “De gustos y de
colores no se discute” y yo no he seguido nunca un
curso en una academia musical. Pero me parece que
ha llegado el momento en que podré hablaros de la
música tal y como la comprende la ciencia
iniciática.

Cuando quiero conocer la calidad de una


música, me conecto en un punto ( El Maestro indica
con un gesto su plexo solar) que me dice si ésta
música se acerca al mundo divino o si se aleja;
eso es todo, nada más. Hablar, explicar, analizar,
clasificar, como lo hacen los críticos musicales
en un lenguaje a veces incomprensible, yo no se
hacerlo. Yo siento solamente si esa música me
dilata, me acerca al cielo, me purifica, me
ensalza, vuelve mi vida más intensa... o al
contrario. Y bien, la gente no tiene este
criterio, no juzgan las obras desde este punto de
vista. Para ellos es el juicio de las academias lo
que importa. He encontrado a algunos de esos

38
“académicos” : ah, han terminado la escuela,
tienen muchos conocimientos, pero lo que hay que
conocer a los ojos de un iniciado lo ignoran. Y
aun están lejos, muy lejos.”

A- MÚSICOS CONTEMPORÁNE0S

Como músico, he reflexionado a menudo sobre


los criterios según los cuales el Maestro critica
y rechaza la mayoría de músicos contemporáneos.
Frecuentemente los compositores contemporáneos,
queriendo a todo precio aportar algo nuevo en
música, se dejan ir a invenciones extravagantes,
demenciales, y a veces rozan la locura!

El Maestro explicó con qué apenada


estupefacción asistió un día, en Japón, a un
concierto de música contemporánea; era horroroso,
quería salir de la sala, pero las puertas estaban
cerradas! Sintió entonces como ciertos músicos
podían trastornar el sistema nervioso. Lo dice el
mismo:

“Cuando fui al Japón en 1971 para la


exposición universal de Osaka, me encontraba en el
pabellón alemán- que por otra parte era magnífico-
en el momento que se daba una demostración de
música contemporánea. No desconfié y me quedé.
Desde los primeros sonidos sentí que aquella
música era capaz de provocar la demolición total
del ser humano: despedazaba el sistema nervioso.
Quise salir pero las puertas debían quedar
cerradas durante toda la demostración y tuve que
soportar aquella cacofonía. Era para volverse
loco!
Verdaderamente, la gente no tiene criterio:
no se dan cuenta de que ciertas clases de música
pueden crear enfermedades psíquicas. Para ellos,
mientras sea nuevo, es criterio suficiente. Buscan
la originalidad, comprendéis, para poder mostrar
siempre cosas nuevas e impresionar al público.
Peero qué despertará esta música en las almas?
Para ellos eso no tiene importancia.”

39
Sobre estas músicas destinadas a chocar contra
el público, puedo mostraros algunos ejemplos
extravagantes de conciertos “originales” a Francia
y al extranjero. Profesionalmente tuve la ocasión
de darme cuenta cuan vasto era el abanico de
invenciones contemporáneas. Así, cierta corriente
de música contemporánea, en los años 1950-60,
llamada “música concreta”, buscó el parecido de
“objetos sonoros” provenientes de varias fuentes;
esos ruidos o sonidos son reproducidos sobre
bandas magnéticas, y por medios mecánicos son
frenados, acelerados, fragmentados, invertidos. E
incluso en ciertos grupos de búsqueda, se han
empleado objetos heteróclitos y farfelus que
producen un material acústico inesperado, sea
fundido en la orquesta, sea utilizado en solista:

Por ejemplo : cascada de agua, chirrido de


puerta, látigo, ondas de radio mezcladas, máquina
de escribir, molinillo de café, ventilador, sirena
de fábrica, alarma de coche, martillo,
enceradora...etc.

Un día en Grenoble, un concierto se retrasó


porque la lavadora no estaba en el tono de fa en
el cuál estaba escrita la obra !

He aquí algunas tiras significativas de obras


contemporáneas:

“Concierto de ruidos”, de Pierre Schaeffer (


inventor del fonogeno)
“Variaciones para una puerta y un suspiro”, de
Pierre Henry ( donde uno de los elementos
principales es un chirrido de puerta)
“El canto de los adolescentes”, de
Stockhausen, donde, como dice Jacques Chailley,
“la voz está deformada y no tiene la sonoridad
humana”.

A veces el objetivo es simplemente hacer


sonreír al auditor:

El “Ballet de burla” de Eric Satie, que ha


incorporado a su orquesta una máquina de escribir.
40
“Cuatro preludios para cuerda”, de Alain
Louvier (con tres pelotas de ping-pong y un
revólver de pistón). Después del cese del sonido”,
podemos leer al final de la partitura, “amenazar
largo tiempo las cuerdas del piano con un revólver
de pistones cargado y envainarlo al fin, el aire
siempre tan impenetrable!”

Pero a veces, en vez de provocar la sonrisa,


ciertas músicas dan al hombre una imagen que lo
degrada, lo rebaja y lo deshumaniza.

Hace algunos años tuvo lugar en Lion un


concierto donde se programaba una obra
extraordinaria. Era algo inédito. Durante el
tercer movimiento de la obra, un clarinetista se
levantó y se giró, de espaldas al público, cerca
de su pupitre; un micrófono había sido puesto muy
cerca del músico. En el profundo silencio
interrogativo del auditorio, oímos de golpe un
ruido de líquido que se derramaba; el compositor
había utilizado en ese pasaje de la obra, las
necesidades naturales de eliminación del
clarinetista como efecto sonoro... Le había
indicado sobre la partitura la orden de “hacer
pipí” ! Este compositor evidentemente no pasó
desapercibido después de ese concierto!...

En Londres, se anunció un gran concierto con


mucha publicidad: toda la aristocracia inglesa
tenía que asistir pues era el concierto del año.
Durante todo el concierto el pianista se esforzó
por tocar lo más delicadamente posible, con muchos
gestos y mímicas. Pero ningún sonido salió del
magnífico piano de concierto y todo ello por la
simple razón que le habían quitado las cuerdas! Y
lo que es increíble es que la crítica fue
favorable, alabando la tocata extraordinaria del
pianista...

“Cuando un ser manifiesta un don para las


artes o las ciencias, todos están maravillados, lo
aprecian, lo invitan, lo abrazan. No se preocupan
se saber si es bueno, justo, honesto, generoso.
No, el talento es la única cosa que miran. Cada
41
uno prueba pues de cultivar sus talentos: la
tierra está ahora poblada de gentes talentosos que
pululan, es inaudito. Pero entonces, porque con
todas sus capacidades y sus dones, estos genios no
pueden salvar al mundo? Todo va cada vez peor y se
acepta esta situación! Las capacidades son lo
único que cuenta! El desorden, la deformidad, la
podredumbre pueden reinar interiormente, eso no
tiene ninguna importancia. He aquí porque,
sabiendo esto, los artistas se ocupan solamente de
desarrollar los talentos que serán apreciados por
los demás, incluso si estos talentos contribuyen a
la desagregación de la humanidad.”

Mejor aun: para convenceros de la realidad de


estos ejemplos, yo mismo grabé un vídeo, en Antena
2, una emisión televisada donde el pianista
invitado tocaba un extracto del concierto que iba
a dar. Tocaba con dedales en los dedos, un troza
de hilo, gemía, roncaba, agonizaba y finalmente se
revolcaba por el suelo en convulsiones atroces!...
Cuantas veces hemos tenido ocasión de dar la razón
al Maestro!

“El arte contemporáneo, en vez de reflejar


las regiones sublimes de la superconsciencia,
refleja las regiones infernales de la
subconsciencia donde reinan la fealdad, la
deformación y el desespero. Esos creadores, esos
artistas llevan a la humanidad a su pérdida. Los
artistas, los creadores que nunca han contemplado,
meditado, vivido éxtasis, que nunca se han
desdoblado para visitar las regiones celestiales;
escriben libros, obras que disgregan completamente
a aquellos que los leen o les escuchan,
inspirándoles la duda, la revuelta, el gusto por
el desorden y la anarquía.”

Los artistas y los críticos han llegado a tal


punto de complicidad, la historia es conocida, que
ciertos pintores hacen hacer sus tableros a sus
gatos o sus asnos y obtienen el primer premio. Los
artistas han perdido el sentido de su misión.

42
“Hoy día los artistas salen de las academias
con toda clase de diplomas, pero no conocen
ninguna ley iniciática y hacen toda clase de
teorías para explicar que su arte abstracto
contiene una filosofía, un pensamiento que la
gente no puede comprender. Miráis un cuadro, lo
giráis en todos los sentidos... Qué contiene? Qué
exprime? Nada, idioteces, absurdidades. Los mismos
artistas no saben lo que es el arte, su papel, su
misión. Y sin embargo es simple, se puede resumir
en dos palabras: la misión del arte es hacer
regresar a los humanos hacia el cielo, hacia la
fuente.”

“Ciertos artistas, pintores, músicos, hacen


salir de su subconsciente imágenes, músicas tan
ensombrecidas y caóticas que, mirándolas,
escuchándolas, se tiene la sensación de volver al
caos principal o de estar sumergido en una ciénaga
o en el abismo. Los músicos deben subir muy alto
en su superconsciencia para intentar escuchar la
armonía de la vida cósmica y traducirla en ayuda
de todas las posibilidades humanas; sino escriben
músicas que desencadenan las pasiones y hacen
salir de sus jaulas todas las fieras y los
animales salvajes escondidos en la naturaleza
humana. Mirad en la televisión esos chicos y
chicas que se vuelven histéricos al final de
ciertos conciertos!...”

Sin embargo los jóvenes son sensibles a la


belleza. Desgraciadamente la música que se les
ofrece es en gran parte una música que les
desequilibra y les vuelve nerviosos y excitados.
Esta música frenética esta a menudo acompañada de
ritmos violentos y sin variaciones que les
trastornan el sistema nervioso. Hay que ayudar a
los jóvenes, dirigirlos hacia las cimas, guiarlos
y hacerles escuchar obras, creaciones, que
ensalcen su alma y su espíritu.

B- MÚSICOS INSPIRADOS

43
La música que el Maestro nos hace escuchar es
completamente diferente. Y su verdadero objetivo
es ayudarnos a encontrar la patria celestial.

El Maestro nos ha hablado en alguna ocasión de


compositores que le gustan y admira, a unos por su
virtuosidad, a otros por su alegría o su claridad,
otros por su genio poderoso y entusiasta, por su
inspiración grandiosa. Así Haydn, Mozart,
Beethoven, Haëndel, Brahms, Chopin, Vivaldi,
Schubert, Schumann, Gounod, Berlioz, Dvorak,
Paganini, Liszt, Tchaïkovski, etc.

Haydn
Sobre Haydn, al cual mencionaba a menudo como
uno de sus músicos preferidos, hizo el 28 de Julio
del 1956, una conferencia muy vasta.

“Lo que es remarcable en el “Stabat Mater”


de Haydn que acabamos de escuchar es su
profundidad, su seriedad. Todo está mesurado e
impregnado de serenidad. Se siente que una
inteligencia superior ha presidido en el arreglo
del sonido. En otros compositores encontramos a
menudo trazas de virtuosidad o sobrecargas
destinadas a impresionar al público. Pero este
“Stabat Mater” da la impresión que no se podía
haber escrito de otra manera, como si Haydn
hubiera escuchado esta música en lo alto y la
hubiera transcrito tal cual por un procedimiento
de grabación natural. Esta música nos refuerza ya
que nos permite ajustar y unificar los elementos
de nuestro ser interior. Así como la “Misa
Solemnis” nos desprende de todo, esta música de
Haydn construye, organiza, refuerza alguna cosa
dentro de nosotros.

En las escuelas de música las reglas que se


enseñan tienden a fijar la vida. Pero los grandes
músicos, como todos los grandes artistas, obedecen
a otras leyes, puesto que tienen acceso a los
mundos superiores de donde sacan su inspiración.
Los escultores griegos eran iniciados, sabían las

44
correspondencias que unen la estructura del cuerpo
y la cara con las virtudes divinas. Hoy esta
ciencia se ha perdido y hay artistas que dan a
Cristo los rasgos de un ladrón! A los creadores de
jadis se les explicaba que existe un mundo
superior, llamado “mundo de los arquetipos”, donde
debían buscar los modelos para sus creaciones.
Poseían un canon que les permitía saber en cuanto
cada ser humano se aleja o se acerca a la
perfección original. Sabían que existe una
escalera evolutiva de formas, y sobre esta
escalera discernían el lugar de cada ser según su
rostro. Conocéis el trabajo de Lavater, esa
gradación tan interesante que fué el primero en
establecer en sus dibujos de la cabeza animal a la
cabeza humana y que muestran que más la línea de
la frente y de la nariz se enderezan, más el
hombre se acerca a la sabiduría divina.

En la música también, todos los grandes


genios han sido aquellos que eran capaces de
proyectarse a otras regiones del espacio y
transcribir aquello que escuchaban. Es esto la
verdadera inspiración: llegar a apoderarse de una
chispa divina con el fin de iluminar el alma de
los humanos. Los modernos, como mínimo la mayoría,
ya no buscan esta inspiración; manipulan,
combinan, se divierten: componen incluso en los
cabarets ! Sin duda demuestran tener mucha
imaginación y originalidad pero no se siente la
chispa divina. Polvo en los ojos, eso es todo.
Porqué? Porque no tienen verdaderos criterios
espirituales. No todos, por supuesto, hablo en
general.

Cada criatura refleja el mundo interior en


el que vive: si vive en el desorden y las
tinieblas, no ve más que eso en todas partes; y
eso se resiente en sus obras; y pasa lo mismo si
vive en la armonía y la luz. Los grandes músicos
vivían en contacto con los mundos superiores, sino
como hubieran podido escribir semejantes obras?

45
Los artistas modernos (músicos, pintores,
escultores, bailarines) deberían tomar como modelo
a los Ancianos sobre ese punto, y,, antes de
crear, elevarse hasta un estado interior de pureza
a fin de, por así decirlo, fotografiar un estado
celestial, captar y coger por el color, la forma,
la melodía, el gesto, esta armonía de lo alto.

Y es lo que debe hacer el discípulo en su


propia vida. El sabe que existe un mundo inferior
y un mundo superior , y trabaja para modelarse,
esculpirse según el modelo divino. Es así que un
día- poco importa el saber cuando- llegará a ser
parecido a su modelo. He aquí la utilidad de
nuestra Enseñanza: aprender a darnos forma según
un modelo perfecto, divino.

Pero volvamos al “Stabat Mater”.


Escuchándolo se siente que Haydn entró en contacto
con un mundo de orden y armonía donde cada cosa
está en su lugar y este orden se refleja en
nosotros. En comparación, la “Misa Solemnis” de
Beethoven que escuchamos estos días pasados es
casi demasiado potente, demasiado intensa: se
tiene la impresión que vas a desintegrarte y
desaparecer en el espacio.

En el “Stabat Mater”, todo está moderado,


dominado. Se siente la profundidad y al mismo
tiempo el ímpetu, la medida y al mismo tiempo la
riqueza. Ninguna exaltación, sino una ascención
continuada y apacible. En la “Misa Solemnis” los
sonidos salen, arrancan hasta dar una impresión de
vértigo. Aquí avanzan en orden conciso con una
majestuosidad tranquila.

Es magnífico poder establecer así


comparaciones entre los diferentes ambientes de
las obras musicales. Gracias a nuestros silencios
colectivos, nos hemos vuelto sensibles a muchas
cosas sutiles.

46
Alguna vez mientras escribo a un amigo,
pongo esta música para poder pasarle un poco de su
influencia mágica. Cuando estás obligado a
escribir con el ruido de la calle de fondo, una
bonita música puede neutralizar los efectos
desagradables de este ruido.”

Beethoven

A propósito de Beethoven, que también admiraba


mucho, el Maestro habló a menudo de la verdadera
inspiración.

“Tomad el caso de Beethoven: era un ser del


cual el cerebro o, más exactamente, los centros
nerviosos de la música estaban tan perfeccionados,
que oía ciertas melodías del mundo invisible que
transcribía después. Por supuesto se puede
“fabricar” música: es suficiente tener algunos
conocimientos de las leyes de la armonía. Y ahora
se ha encontrado incluso el medio de hacer
componer música a los ordenadores! Cada vez más
músicos se interesan por esta manera mecánica de
crear música. En vez de elevarse a las regiones
más altas del alma para coger alguna cosa de la
armonía celestial, es por los aparatos que hacen
componer sus obras. Pero, esas fabricaciones
artificiales, qué pueden aportar?

Hoy en día, se encuentran cada vez menos


músicos inspirados, esos verdaderos artistas que
buscan primero elevarse para contemplar la belleza
de lo alto para reproducirla luego con su arte. En
el pasado, los artistas no se ponían a trabajar
mientras no sentían que habían entrado en
comunicación con las entidades y las corrientes de
las regiones celestiales. Se transmitían reglas,
un arte de componer la música o los poemas, de
pintar o esculpir. En la actualidad, todos estos
principios se han olvidado, cada cual trabaja de
cualquier manera y los más troneras son
considerados como los mejores artistas. En
realidad, el arte pide toda una disciplina
47
interior de la cual solo una Enseñanza Iniciática
puede dar las reglas.”

Personalmente, en mi trabajo profesional, en


mis búsquedas pedagógicas, siempre me he
emocionado con la música de Beethoven, pero
también con su vida, su existencia movida, sus
sufrimientos, a través los cuales se esforzó para
no ensombrecerse sino elevarse, comunicar con el
cielo para encontrar la luz.

“Oh hombres”, escribió, “ si un día leéis


esto, los desgraciados se consolaran al encontrar
un desgraciado como ellos que, a pesar de todos
los obstáculos de la naturaleza, ha hecho todo lo
que estaba en su mano para ser admitido en el
rango de los artistas y de los hombres de élite...

Oh Providencia, hazme aparecer una vez, un


día, un solo día de verdadera alegría !”

Por lo demás, cuando profundicé en la


Enseñanza, descubrí una nueva dimensión de este
genio, particularmente en la Ixena Sinfonía, donde
exalta de una manera grandiosa la idea de alegría
divina y fraternidad universal. El cuarto
movimiento es una construcción gigantesca
obstinado en un solo tema, el de la alegría:
“Todos los hombres son hermanos!” Para Beethoven,
la alegría es divina, une a los hombres y los guía
hacia la idea de fraternidad.

An die Freude
A la alegría

I
Freude, schöner Götterfunken
Tochter aus Elysium,
Wir betreten feuertrunken,
Himmlische, dein Heiligtum.
Deine Zauber binden wieder,
Was die Mode streng geteilt.
Alle Menschen werden Brüder,
48
Wo dein sanfter Flügel weilt.

I
Alegría, bella chispa divina, Hija de Elíseo,
Penetramos, embriagados con tu llama,
Oh celestial, en tu santuario.
Tus encantos unen de nuevo
Lo que separaban los severos prejuicios.
Todos los hombres se vuelven hermanos,
Allí donde se detiene tu tan dulce ala.

(Extracto del “Himno de la alegría”


de Schiller)

En los cuadernos de apuntes de Beethoven se puede


leer:

“La voz de los hombres se une a la de la


orquesta para cantar la alegría, “chispa divina”,
y glorificar el tema de la fraternidad universal.”
Por otra parte, encontramos en sus librillos
frases emotivas:

“Aquí ningún tejado me tapa el sol


majestuoso. El cielo es mi tejado. Aquel que me
toca debe venir de lo alto. Qué es el cuerpo sin
el espíritu?”

“Antes de partir debo legar lo que el


espíritu me inspira. La música debe hacer brotar
el fuego del espíritu de los hombres. La música es
una revelación más alta que toda sabiduría y toda
filosofía. Aquel que penetre el sentido de mi
música estará libre de toda la miseria donde se
arrastran los otros hombres, mis hermanos!”

La “Misa Solemnis” es, también, una obra tan


gigantesca y mística! Beethoven escribió a la
cabeza de su manuscrito: “Venido del corazón,
pueda él volver al corazón”. Decía hablando de
esta obra que era “su composición más grande”.
En una carta del 16 de Setiembre de 1824 escribió:
“Trabajando en esta gran misa mi deseo principal
era despertar y volver duraderos los sentimientos

49
religiosos a la vez entre los cantantes y entre el
público.”

Tengo siempre en la memoria los momentos tan


intensos que pasamos junto al Maestro cuando nos
hacía escuchar el “Benedictus” de esta gran obra,
con la partcipación dulce y suave aportada por el
solo de violín! Son momentos que no olvidaremos
jamás, que quedan profundamente grabados en
nuestra alma. Hay también el “Agnus Dei” que es
una plegaria donde uno llega casi a sentir lo que
es la verdadera paz! Beethoven tituló la segunda
parte de este movimiento: “Plegaria para la paz
inferior y exterior.”

Mozart
No podemos citar aquí todo lo que el Maestro
dijo sobre ciertos compositores. No obstante, el
caso de Mozart me parece interesante. El Maestro
dijo a menudo que su extraordinaria precocidad
venía de sus encarnaciones anteriores en el
transcurso de las cuáles no solo había aprendido
sino vivido la música. Y es, por otra parte, así
como se explica todo talento, todo genio precoz.
He aquí algunos comentarios del Maestro, después
de la audición de la “Misa del Orfelinato”, el 20
de Julio de 1968.

“Me gusta tanto la música de Mozart! Y, por


otra parte, a quién no le gustaría? Una riqueza
igual! Pero casi más que su genio, lo que me
impresiona de él es su coraje. Un coraje increíble
en un músico. Si, nos damos cuenta que a menudo
los artistas no tienen tanta resistencia: son muy
sensibles, muy emotivos, muy vulnerables, y hay
que estar atento y ser delicado con ellos. Cuántos
han terminado sus vidas desanimados, destrozados,
porque no se les había apreciado ni reconocido! En
vida, Mozart no fue nunca apreciado en su justo
valor. Sufría, por supuesto, pero nunca se dejó
abatir. Al contrario, se ponía a trabajar con más
ardor para vencer los obstáculos. Y sonreía...Es
esto lo magnífico. Con qué fuerza interior logró
50
probar al mundo entero que era un genio único! Su
coraje era la marca de los más grandes espíritus.
Desgraciadamente es después de su muerte que se
les reconoce, que se les aprecia.

Podemos preguntarnos porqué Mozart estuvo


tan abrumado cuando merecía que el destino le
hubiera sido más favorable. Si, se pone a veces la
qüestión: “Pero porqué el destino (o la
Providencia) actúa a menudo de esa forma con los
seres más remarcables, los más nobles? Porqué?...”
Es por que en ese momento esos seres se sobrepasan
y dan lo mejor de ellos mismos. Si su entorno se
comportara de otra manera, los adulara, los
ayudara, les diera todo, qué pasaría? Se
dormirían, se debilitarían, se ensombrecerían; no
darían obras tan profundas, tan sublimes. He aquí
porque el destino actúa así. Es un pedagogo
terrible pero hay que comprenderlo en lugar de
dejarse morir de tristeza y quererse suicidar.

Y ahora, qué conclusión podemos sacar? Pues


bien, cuando os llegan dificultades, cuando estáis
oprimidos, criticados, calumniados, que estáis
verdaderamente detenidos en vuestro esfuerzo, que
nadie se da cuenta de lo que tenéis en vuestra
alma, en vuestro corazón, en vez de abandonarlo
todo, de detener el trabajo o querer vengaros de
los demás, tenéis que doblar los esfuerzos. Es ahí
donde hay que mostrar a los demás que se habían
equivocado. Estamos llenos de recursos. El cielo
ha depositado en nosotros toda clase de
posibilidades, de fuerzas, de cualidades. Depende
pues de nosotros actuar, aguantar el golpe,
persistir en la tarea, continuar el trabajo. He
aquí los caracteres fuertes! Y los débiles?
Destruidos, borrados, machacados, no hablemos más.

No olvidar nunca que vuestras dificultades


están ahí para empujaros a dar a los humanos obras
o ejemplos de un valor inestimable. Cuando lo
entenderán?...No os preocupéis de eso. Lo que
creáis, lo que dais quedará inmortal. Hay que

51
continuar la marcha y sentiréis que esas
dificultades actuaran de forma benéfica sobre
vuestro carácter. Si entendéis esta sabiduría, si
la aceptáis, os puedo prometer que realizaréis
grandes cosas. Más se os oprime, se os ata, se os
martiriza, más fuertes debéis volveros, llenos de
esperanza y de una fe firme. Tarde o temprano, el
mundo entero verá que erais un ser exepcional y
arrastraréis sobre vuestras trazas a miles de
personas, haréis el bien por todas partes. No hay
que detenerse en las dificultades del momento, hay
que trabajar de un tirón para dejar una obra
sublime a la humanidad.”

El Maestro habló de muchos otros músicos.


En lo que concierne a Wagner, precisó varias veces
cuan ambivalente era la inspiración de ese
compositor. Este extracto de la conferencia del 15
de Setiembre de 1958 resume bastante bien la
opinión del Maestro sobre Wagner:

“Muy pocas personas saben que papel oculto


jugó la música de Wagner. Es una mezcla
extraordinaria: puede estar divinamente inspirada,
pero llevada también por fuerzas oscuras.

El buen lado de esta música es que es capaz


de despertar ciertos centros psíquicos, dar a los
humanos aspiraciones místicas. Pero exaltó tanto a
los Alemanes sentimentos de orgullo, de grandeza,
de poder!. Creyeron que su país iba a dominar al
mundo. Podemos decir, pues, que esta música
contribuyó a empujarles a la guerra.*

Sin embargo eran devas quienes a veces se


manifestaban a través de Wagner: le inspiraban una
música de una gran espiritualidad, ya que
encontraban en el un médium extraordinario. Pero
como era un ser instintivo del cual la vida no era
siempre moral, ni noble, eso se reflejaba en su
música, donde sentimos que la violencia de las
pasiones domina a menudo. El mismo estaba siempre
en conflicto, en lucha. Mirad su barbilla: revela
una naturaleza fuerte, combativa, audaciosa,
52
indiferente a la opinión de los demás. Todo ello
provocaba en su entorno oposiciones que
encontramos en su música.

La música de Wagner sumerge el alma en un


mundo irreal, un mundo de metamorfosis fantásticas
donde se mezclan la magia blanca y la magia negra.
Aquellos que se sienten atraídos por la
grandiosidad, lo gigantesco, lo prodigioso, pero
también por lo oculto, les gusta la música de
Wagner.”

El Maestro insistía a menudo sobre la manera


de vivir de los artistas diciendo que de ella sola
dependía la calidad de su inspiración.

*En su obra “Wagner y nuestro tiempo”, el escritor


alemán Thomas Mann, premio Novel de literatura,
vio incluso una relación entre la música de Wagner
y la ideología nacional-socialista.

53
V

LA MISIÓN DE LA MÚSICA

A- LA MISIÓN DE LOS ARTISTAS

La música tiene pues, según el Maestro, una


misión, y es despertar nuestra naturaleza
superior, hacernos encontrar el paraíso perdido.
Es la misión de todos los artistas, compositores e
interpretes.*

“El papel esencial de la música es


permitirnos progresar espiritualmente,
ennoblecernos, esclarecernos, despertar nuestra
superconciencia, nuestra naturaleza divina.”

En una conferencia del 17 de Abril de 1978 el


Maestro nos habló aun de la misión de la música:

“La música tiene por misión hacernos volver


hacia ese Paraíso que perdimos. Si la música no
despierta el sentimiento de ese esplendor, de esa
immensidad que era su verdadera patria, a
fracasado su vocación.”

Igualmente en la conferencia del 4 de Agosto


de 1985:

“En cuanto a la música, la verdadera música


actúa sobre el hombre, en vez de ir a explorar las
regiones peligrosas de la sexualidad y de la
violencia, trata la necesidad de volver hacia esa
armonía, esa paz, esa belleza universales.

La música actual tiende a llevar a los seres


hacia la perdición. Porqué? Porque los músicos ya
no tienen ningún sentido de las leyes del mundo
interior, del mundo psíquico. No es suficiente,
para hacer buena música, con haber hecho estudios
musicales; hace falta otro elemento. Desde el
punto de vista técnico, sus creaciones son

54
ciertamente extraordinarias, pero que se siente
interiormente escuchándolas? Esas obras nos
conducen al caos, despiertan las pasiones, la
violencia...Y no se dan cuenta incluso de los
peligros que eso representa.

Yo no tengo ninguna de sus competencias pero


años y años de experiencias espirituales me han
enseñado a juzgar lo que vale una música para la
expansión del alma y del espíritu.”

B- SER UNO MISMO UNA MÚSICA

Gracias a todos los métodos que el Maestro nos


ha dado, por nuestro trabajo, nuestra presencia
llena de amor, nuestras emanacines, nuestra
actitud fraternal, debemos volvernos un día como
la lira de Orfeo, para producir una música
celestial; debemos llegar a hacer vibrar las siete
cuerdas que están en nosotros. Quizás un día
llegaremos, nosotros también, a oír la “voz del
silencio”, y la “música de las esferas”...Debemos
habituarnos sin cesar a comunicar con las regiones
superiores, celestiales, sintonizarnos con esas
vibraciones divinas a fin de impregnar nuestra
alma.

Cuando cantábamos, a menudo pasaba que el


Maestro prolongaba los momentos de silencio entre
cada canto; sabíamos entonces que utilizaba
ciertas condiciones, ciertas corrientes
favorables, y todos juntos, nos aplicábamos para
seguir al Maestro, armonizarnos con ese mundo
divino, con el cielo, los Ángeles, o los espíritus
de la naturaleza que él había llamado. Así
podíamos llegar a hacer vibrar nuestras cuerdas
más sutiles. Llegábamos entonces, por esa armonía,
a sintonizarnos, a ponernos al unísono con el
Maestro que es él mismo un diapasón, nuestro
“diapasón” colectivo.

En la Fraternidad, el trabajo principal está


centrado en la armonía: como armonizarnos con la
colectividad, con el universo. Y la palabra

55
armonía sobreentiende la música, por supuesto,
pero también la paz, la belleza, y nombrosas
cualidades aún! Esta armonía ya existe en el
universo entero, y nos toca a nosotros entrar en
contacto con ella.

El Maestro es comparable a un director de


orquesta, y nosotros, sus discípulos,
representamos los músicos con sus instrumentos que
deben vibrar y tocar todos en sintonía. Si estamos
unidos a la Enseñanza, llegaremos a vibrar al
unísono, a comunicar con las regiones celestiales.

Todavía algunas palabras sobre esta armonía


interior que debemos emanar. El Maestro define el
arte como el resultado de una luz y de un amor:

“Es el arte el que salvará al mundo, pero un


arte consciente, aclarado por las verdades de la
ciencia iniciática. En el futuro es a los artistas
a quiénes se les dará el primer lugar, pues el
verdadero artista es también el interprete de la
filosofía y de la religión.

Ser artista es realizar en el plano físico


aquello que la inteligencia concibe como justo y
verdadero, y aquello que el corazón siente como
bueno, a fin de que el mundo superior, el mundo
del espíritu, descienda para manifestarse en la
materia. El artista perfecto es aquél que ha
sabido poner orden y razón en sus pensamientos, e
introducir paz y amor en su corazón, y es así como
todo lo que hace se convierte en algo bueno y
armonioso.”

“Melodía”, “armonía”, y “sinfonía”, son tres


palabras a las cuales el Maestro dio una
significación particular.

“Aquel que trabaja con la sabiduría (la


eterna armonía), con el amor (la eterna melodía),
con la verdad (la eterna sinfonía, esa música de
las esferas que solo algunos grandes Maestros han

56
logrado escuchar), produce trigo, flores, frutos,
y todo lo que es magnífico en la vida.”

Todos los músicos conocen estas palabras:


armonía, melodía, y sinfonía, desde un punto de
vista técnico, formal, pero el Maestro hace un uso
distinto revelando su sentido iniciático. Lo que
es interesante es descubrir la relación nueva que
establece entre esas tres expresiones.

Escuchemos sobre ese tema un extracto de la


conferencia del 30.05.1965.

“Si comparamos la música occidental con la


música oriental, podemos decir que la primera es
armónica y la otra es melódica. La melodía es
mucho más simple que la armonía: se puede tocar
una melodía sobre una sola cuerda, cantarla a una
sola voz. Mientras que la armonía necesita varias
cuerdas, sobreentiende la participación, la
contribución de varios instrumentos o varias voces
la combinación de las cuales es todo una ciencia.
Así pues la melodía está más cerca del corazón,
del sentimiento; la armonía está más unida al
intelecto, al pensamiento. La música occidental
utiliza evidentemente la melodía, pero le añade
otros elementos más complejos y hace pues
intervenir todavía más al intelecto.

Pero ni la melodía ni la armonía son


completas por sí mismas ya que no tocan al ser
entero. Para alcanzar la perfección, hace falta
que los dos lados, la melodía y la armonía, puedan
ir más lejos, más arriba, entrar en las regiones
del alma y del espíritu; entonces allí es el campo
de la sinfonía. Si, el corazón que es la melodía
debe despertar el alma; el intelecto que es la
armonía debe despertar al espíritu. El alma y el
espíritu representan el principio femenino y el
principio masculino, pero manifestados en las
regiones más elevadas. El espíritu manifiesta el
principio masculino en el plano superior, y el
intelecto lo manifiesta en el plano inferior. El
alma manifiesta el principio femenino en el plano

57
superior, y el corazón lo manifiesta en el plano
inferior. Hay pues que incitar al corazón y al
intelecto a ir más lejos, a fin de que realicen
sus proyectos. Al corazón hay que darle un alma, y
al intelecto un espíritu: así pues, espiritualizar
el intelecto y animar el corazón.

Veis como, para mi, todo está ordenado y que


claras son estas analogías: la melodía (el
corazón) y la armonía (el intelecto) deben
elevarse para alcanzar las regiones celestiales de
la sinfonía ( el alma y el espíritu).

Es en la sinfonía que el hombre puede


verdaderamente dilatarse porque toca la dimensión
cósmica del ser. La sinfonía es todo el universo
que canta en coro, la música de las esferas.”

C- LA MÚSICA DE LAS ESFERAS

El Maestro Peter Deunov dijo que nuestro


Maestro estaba “construido según las leyes de la
música”; y tenemos la prueba de ello por el
testimonio de su vida que el Maestro nos dio. Nos
contó que a veces pudo ir a visitar las regiones
superiores, celestiales, y es en esas regiones que
aprendió, cogió, contempló esplendores que
sobrepasan a todos los directores de orquesta del
mundo.

“Existe un mundo de armonía, un mundo eterno


de donde salieron todas las formas, todos los
colores, toda la música, toda la belleza, y yo he
penetrado en este mundo. Hace años, fui arrancado
de mi cuerpo y escuché la música de las
esferas...Nunca he experimentado sensaciones
semejantes, de tal belleza, de tal intensidad...
He vivido, he visto, he escuchado como
cantaba el universo entero. Las piedras, los
árboles, las montañas, los mares, las estrellas,
los soles, y todas las criaturas cantaban en una
armonía tan grandiosa, tan sublime que...Pero no,
no es comparable a nada de lo que podemos escuchar
en el plano físico.
58
El cielo me dio esta experiencia para que
tuviera una idea de lo que es la armonía
celestial. Pitágoras, Platón y muchos otros
filósofos han hablado de esta armonía de las
esferas, pero me pregunto cuantos de entre ellos
pudieron
escucharla. Y ahora, el solo recuerdo de esta
experiencia colma mi alma como si fuera suficiente
para mantener, sostener y alimentar toda mi vida
espiritual.

Saber como está construido el universo, como


vibra en armonía por la voluntad de esta
inteligencia cósmica que a dado un sonido, una voz
a cada cosa, a cada ser... Desgraciadamente, no
podemos escuchar como el creador sintonizó todas
las cosas y todas las criaturas entre ellas. Pero
solamente pensando en ello, uno se siente ya en un
estado indescriptible. Y no creáis que os engaño.
El cielo está ahí escuchándome y se lo grave que
es decir una mentira ante el cielo. Así pues, ante
el Eterno, ante todas las Inteligencias sublimes,
os digo: he escuchado la Música de las Esferas.”

Es nuestro deseo, nuestro ideal, músicos, de


alcanzar un día este mundo maravilloso de armonía,
de sabiduría, de luz y de paz, este mundo
celestial que el Maestro visitó y contemplo. Ahora
no podemos más que sentir la llamada que Maestro
el nos hace, a fin de poder visitar un día esta
consciencia superior, encontrar ese paraíso que
habíamos dejado: es la misión de la música.
El Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov escuchó la
música de las esferas, y nos invita a seguir su
camino celestial a través de la riqueza de su
Enseñanza.

59
REFERENCIAS DE LOS EXTRACTOS DE CONFERENCIAS
CONTENIDOS EN ESTA EXPOSICIÓN

1) Obras completas:
Tomos: V,VI,VIII,IX,XI,XII,XVI,XVII,XIX,
XX,XXI,XXII,XXXII

2) Conferencias siguientes:

26.12.1976: “Un joven hermano guitarrista”.


5.08.1975: “Porqué cantar juntos”.
9.04.1961: “La lira de 7 cuerdas”.
20.07.1965: “Paganini, el doble etérico”.
20.07.1065: “Como escuchar la música para hacer
un trabajo con la imaginación”.
17.07.1968: “Las dos maneras de escuchar música”
26.12.1976: Después de la audición de la “Misa
Solemnis” de Beethoven.
30.09.1979: Los músicos citados por el Maestro:
Chopin, Paganini, Beethoven, etc...
28.07.1956: Después de la audición del “Stabat
Mater” de Haydn.
20.07.1968: Después de la audición de la “Misa
del Orfelinato” de Mozart. “La vida
de Mozart”.
15.09.1958: “La música de Wagner”.
30.05.1965: “La verdadera música”.
17.04.1978: “La misión de la música”.
4.08.1985: “La misión de la música”.

60
TABLA DE MATERIAS ver hoja

El Maestro y la música 4
Su juventud en Bulgaria
Su mision en Francia

I-EL TRABAJO DEL DISCÍPULO

A.- EL TRABAJO DE PERFECCIONAMIENTO 8

1)-El lugar del canto y de la música


en este trabajo
2)-Las dos naturalezas del ser humano

B.-REALIZACIÓN DE LA ARMONÍA INTERIOR 12

1)- Afinar su propio “violín”


2)- Sintonizarse con el cielo

II-GRANDES TRADICIONES MUSICALES 14


DE LA HUMANIDAD
A.- LEYENDAS MITOLÓGICAS 14

1)- La Diosa del Sol


2)- Orféo
3)- La lira, símbolo del ser humano

B.- ANTÍGUAS FILOSOFÍAS 17

1)- Confucio (China)


2)- Pitágoras, Platón (Grécia)

C.- LA BIBLIA 18

1)- Los Salmos de David

III- LA CADENA VIVA DE LA MÚSICA

A.- EL TRABAJO INICIÁTICO DEL COMPOSITOR 20

1)- Su objetivo y sus médios


a)Conectarse con el mundo celestial
b)Las antenas
2)- El árbol sefirótico
a)Los querubines
b)La clave de Sol
61
3)- El intercanvio entre el cielo y la tierra

a)”Padre Nuestro”
b)La evolución, la involución
c)El símbolo de la diéresi y del bemol en la
notación musical

B- EL PAPEL DEL INTERPRETE 28

1)-Conectarse antes de tocar


2)-El cuepo ethérico

C- COMO ESCUCHAR MÚSICA 31

1)-Utilizar la música para meditar


2)-Las dos formas de escuchar la música

IV- LAS GRANDES ELECCIONES DEL MAESTRO PARA EL


TRABAJO ESPIRITUAL

A- MÚSICOS CONTEMPORÁNEOS 36

B- MÚSICOS INSPIRADOS 37

1)-Haydn
2)-Beethoven
3)-Mozart

V- LA MISIÓN DE LA MÚSICA

A- LA MISIÓN DE LOS ARTISTAS 54


B- SERUNO MISMO UNA MÚSICA 55
C-LA MÚSICA DE LAS ESFERAS 58

Centre
OMRAAM
Institut Solve et Coagula
Reus

62

También podría gustarte