Está en la página 1de 6

Clase 2: material de la clase

1. Desarrollo de la clase

Unidad 2. Profundización sobre el género,  los desafíos para el discurso literario y su relación con
las artes. La ilustración y el diseño gráfico. Las interacciones dialógicas de los lenguajes
involucrados. La intertextualidad, la polifonía, los procesos metonímicos y metaficcionales, la ironía,
la parodia, las líneas narrativas, la convención y la tradición selectiva. Los modos de leer y lo
etario. 

En esta clase nos encontramos con una nueva posta que nos acerca a un lago cuya piedra
interrogante ya hemos arrojado. Ahora van más a fin de reflexionar y profundizar nuestra mirada
sobre este objeto artístico, para ir develando el entretejido profundo y silencioso que nos permite
construir sentidos. El recorrido que proponemos será  la mirada sobre libros en los que focalicemos
en los núcleos constituyentes de la unidad, acompañándolos con la propuesta bibliográfica.
Abrir un clásico como Me gustan los libros, de Anthony Browne permite hacer un recorrido por un
proceso metonímico 1  que transita cada una de sus páginas. 
El protagonista -intertextualmente, es decir, en diálogo con otros textos del autor- mediante breves
frases aseverativas que presuntivamente cierran el texto, recorre  géneros, formas, tradiciones,
saberes, representaciones, uso del espacio, de marcos, procesos metaficcionales -entendidos
como aquellos que evidencian los modos de producción artística- y modos de leer 2 que varían con
los lectores y sus experiencias. 
La obra pone en evidencia -de acuerdo con el modo de leer adoptado- el proceso de semiosis que
requiere volver sobre las páginas del libro para que el tiempo y el espacio se conjuguen, para que
las historias lectoras se relean o se presenten por vez primera. La obra propone y abre al lector
posibilidades que no tienen solamente implicancia con lo etario. Pensemos, por ejemplo, qué
sucede con Humpty Dumpty, el personaje de la  tradicional nursery rhyme inglesa. 

Imagen extraída de: Browne, Anthony (2006). México. Fondo  de Cultura Económica.

Sobre un fondo blanco sostenido en el desarrollo de toda  la obra, el protagonista innominado está
leyendo -o al menos mirando- un libro al que le dedica una amplia sonrisa, y está apoyado -junto al
personaje que está a su izquierda, Humpty- sobre una pared; es entonces cuando podemos seguir
concatenando los acontecimientos. Sobre la pared donde ambos están sentados, Humpty ve en el
libro que lee el protagonista, que pronto caerá; no ve la tapa como los lectores (en donde ya no hay
un huevito como él sino un huevo estrellado), de modo que el diálogo entre los lenguajes
-verbal/visual- solamente se correlaciona si conocemos la historia tradicional. La pared pequeña
sobre la que  están sentados -según la canción- se desmoronará y ni siquiera todos los caballeros
del rey ni sus caballos podrán reunirlo, por esa razón el rostro de Humpty anticipa su devenir: su
rostro de desagradable sorpresa, de miedo, contrasta con la amplia sonrisa del protagonista. Esa
rima que le produce placer se enuncia fuera del marco, su rostro lo avala y el personaje inquieto de
la izquierda lo padece, hasta las pequeñas líneas que rodean su contorno lo atestiguan. El
personaje no parece verlo, por lo tanto nosotros lectores, entendemos la complicidad si conocemos
la historia: la tragedia se aproxima, casi un acto de ironía que puede pensarse desde un lector con
historias de lectura. Desde el tradicional espacio asignado a la agresión  o a la sorpresa negativa,
se desarrolla la historia de Humpty que lee su destino en un libro. Se produce la narración dentro
de la narración aunque los acontecimientos de la rima tradicional no se explicita y el personaje que
le da la posibilidad queda excluido del cambio de rumbo.Cuánto desafío se presenta para el lector
en una simple carilla, en un recuadro risueño, cómo juega la tradición cultural, la tradición selectiva,
qué de ella se nos narra y cómo se lee a la luz de la propuesta, de qué modo
la metaficción participa, cómo el texto revela en cada una de las carillas las voces, haciendo del
libro un enjambre sonoro y conciso,  un texto polifónico que puede llenarse de silencios si esas
voces no se conocen.
Veamos otro ejemplo. En este caso, un libro silente como Un dìa de pesca de Beatrice Rodriguez,
editado por Libros del Zorro Rojo.

Imagen extraída de: Rodriguez, Baetrice (2011) Un día de pesca, Barcelona, El Zorro Rojo.

Imagen
extraída de: Rodriguez, Baetrice (2011) Un día de pesca, Barcelona, El Zorro Rojo.
Cuando abrimos su doble página, necesitamos detenernos a mirar cómo se da inicio la narración
visual en un empleo poco convencional como es la página izquierda. Allí una escena que se
enmarca en  un espacio interior de un hogar, un imaginario de cocina desprovisto pero significativo:
un refrigerador vacío, un zorro que en su rostro muestra el problema, una gallina que hamaca un
huevo, como empollando en el marco cálido de las luces del suelo amarillentas y lilas del resto de
la escena. Concatenada, la siguiente imagen retoma a  los mismos protagonistas sobre el fondo
blanco con una intimidad dada por la cercanía de los mismos: los rostros centrados en el huevo
que une manos y el gesto de un beso que reúne miradas. El cangrejo acompaña y las luces lilas y
amarillas sirven de suelo para anclar, la imagen crece en el espacio sin borde. Dos personajes que
resaltan por su tamaño: una gallina y un zorro, pero tal vez sea  una zorra y un gallo; en definitiva,
una forma de construir lazos entre personajes que la tradición literaria y la vida en el campo ponen
como antagonistas, haciendo de la historia cultural nuevamente un acto de tradición selectiva 3.
Traslademos la mirada hacia la otra página: un espacio más abierto de fijación y de transición, de
punto de partida, de eje y de desplazamiento: en el lindero del bosque, dentro de un árbol, está la
casa de la que solamente hemos visto la cocina, y la ventana redonda como ojo de buey puede
confirmarlo. Allí se queda el zorro y despide, abrazando a la cría, a la gallina y al cangrejo que se
alejan bordeando el agua, suavemente inquieta, llevando  la caña de pescar. La acción primera de
la historia ha acontecido. El problema de la narración es la falta de alimentos y las imágenes
comienzan a desplegar los hechos. La gallina se aleja dirigiéndose a unas pequeñas rocas. Es
momento de girar la página. El esplendor del álbum se pone de manifiesto, la doble página da
cuenta de la sucesividad -en términos de Van der Linden- en imágenes en las que la luz del sol  se
refleja en el borde del agua. En tres momentos la historia avanza pero ya en la primera aparece un
gran suceso: el gran pez está cerca de la carnada. ¿Deberíamos anticiparles a la gallina y al
cangrejo que hay un ave merodeando que los lectores vemos? No perciben el peligro del que
nosotros somos testigos. 
En este ejemplo que acabamos de leer, la convención y la tradición selectiva se ponen en juego.
Estos conceptos también se manifiestan en una interesante versión denominada

https://youtu.be/OczP_x9Csh4
En ella, como también en tantas otras,  los roles se modifican, las convenciones tambalean y es la
niña quien, con pocas palabras y con enorme contundencia, desafía al lobo apelando a otra mirada
de la tradición. Asimismo, la ironía juega un papel decisivo en dos oportunidades: la primera, 
cuando el lobo se la lleva bajo el brazo y ella se pregunta “¿Comeremos?” porque el plan de la niña
entra en acción dado que el caramelo (que hará su aparición más avanzado el relato) está en su
poder; la segunda al pronunciar su única palabra frente a la  escasa perspicacia del lobo a quien
solamente y rotundamente le dice: “Ingenuo”. Ingenuo. 4
Un texto que se acerca a un clásico, pues invita a que sus lecturas nunca acaben, siempre
desafíen y siempre queramos volver a él, es  Johanna en el tren de Katrin Shärer. En esta obra
-que despliega múltiples recursos desde el formato a la perspectiva narrativa, y desde el
entramado en un diálogo entre la ilustradora y la protagonista al discurso literario- la ironía se torna
un recurso interesante. En cierto momento de la historia, Johanna busca un compañero para
continuar su derrotero y la ilustradora-narradora le propone diversos. Entre ellos, el que dialoga con
el lenguaje verbal y pone en evidencia el recurso de la ironía es el personaje del lobo, quien en
páginas anteriores ha hurtado la  camisa de Joahana tan querida por ella. Con un marco de
ilustración sobre el que una página recortada se suma, Johanna va recibiendo diversos
compañeros. Por eso, ella se revela con la dibujante y le dice :”¡Muy graciosa! Dibuja a alguien
diferente.” Definitivamente, no es la compañía requerida. 5
Imagen extraída de Schârer, Kathrin (2010) Johana en el tren, México.. Océano.
Con respecto a las líneas narrativas, también  es posible encontrar recorridos que sólo Johanna
enuncia:“¡Qué bonito! Una historia en cada ventana.” La carilla entonces nos muestra seis, una en
penumbra y cuatro en las que transcurren hechos diversos. El viaje sigue con la protagonista, pero
el lector puede encontrar ese entramado: amor, soledad, oscuridad, encuentros, esperas, sonrisas,
entre tantas posibilidades que se abren en cada uno de esos mundos que Johanna puede ver a
partir de su viaje en tren.

Imagen extraída de Schârer, Kathrin (2010) Johana en el tren, México.. Océano.


Johanna nos  hace estar plenos en climas, sobre todo la narrativa metafórica que cierra la obra, y
esa idea de clima  se manifiesta también en esplendor en la obra de Jimmy Liao. 6
Avanzamos, recorrimos, profundizamos, la piedra se ha sumergido, nada librado al azar, un trabajo
de autor, de ilustrador, de editor, y decididamente del lector que pone en juego sus modos de leer,
sus historias de lectura, su mirada de mundo.
1
Para ampliar sobre este concepto, los invitamos a recorrer el artículo de Cecilia Bajour Bajour, C.
(2010) “El arte de la sorpresa: la metonimia de la imagen en los libros-álbum” en: Colomer, Teresa
et al. (ed.) Cruce de miradas: Nuevas aproximaciones al libro-álbum. Banco del libro- Gretel,
Barcelona. Disponible:
https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4 
Para ahondar sobre modos de leer y metaficción, sugerimos ampliar el recorrido con: Rabasa,
2

Mariel & Ramírez, M. Marcela (2016) “Cuestiones actuales en torno al libro-álbum: el ilustrador y el
autor, el texto y la imagen, lo etario y los modos de leer” en Andrade Ecchio, C. et. al. (edit.)
Literatura para infancia, adolescencia y juventud: reflexiones desde los estudios literarios,
Universitaria, Chile.
https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4 y Silva-Díaz
Ortega, María Cecilia (2005) Libros que enseñan a leer: álbumes metaficcionales y conocimiento
literario. Tesis Doctoral dirigida por Teresa Colomer, Universidad Autónoma de Barcelona. (Pág.
13-50 y 57-
92) https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4
[1] Williams, Raymond (2003). Palabras clave. Un vocabulario de la cultura y la sociedad. Trad.
3

Horacio Pons. Buenos Aires, Argentina: Ediciones Nueva Visión. 


Para leer sobre otra Caperucita que moviliz: Ramírez, M. & Rabasa, M. (2011) “Invitación a la

lectura: Leicia Gotlibowski”. Ponencia: 14° Congreso Internacional de Promoción a la lectura y el


Libro 6-8 de mayo, CABA, Argentina.
5
Para ahondar sobre la materialidad del texto, sugerimos la lectura del artículo de Brenda Bellorín.
6Para profundizar puede leerse: Trabado Cabado, José Manuel. http://revistas.uned.es/index.php/signa/article/view/16947 

Clase 2: material de la clase


2. Bibliografía

 Bajour, C. (2010) “El arte de la sorpresa: la metonimia de la imagen en los libros-álbum”


en: Colomer, Teresa et al. (ed.) Cruce de miradas: Nuevas aproximaciones al libro-álbum.
Banco del libro- Gretel, Barcelona. Disponible
en:  https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4

 Bellorín, Brenda (2010)  “Efectos especiales: El peso de los aspectos materiales del libro-
álbum en adaptaciones actuales de Los tres cerditos” en: Colomer, Teresa et al. (ed.) Cruce de
miradas: Nuevas aproximaciones al libro-álbum. Banco del libro- Gretel,
Barcelona. https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs
4

 Pelayo, Alex (2006) “Herramientas de la ilustración para construir significados”  en:


Nodelman, Perry: Laboratorio Internacional. Construyendo Lectores. Compartiendo el libro-
álbum. Santiago de
Chile.  https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4
 Ramírez, M (2011) “Nuevas urdimbres, nuevos géneros: los libros-álbum” en:  II Congreso
de la Enseñanza de la Lengua y la Literatura, Departamento de Lengua y Literatura del Colegio
Nacional de la UNLP, La Plata,
Argentina. https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs
4

 Rabasa, Mariel & Ramírez, M. Marcela (2016) “Cuestiones actuales en torno al libro-álbum:
el ilustrador y el autor, el texto y la imagen, lo etario y los modos de leer” en Andrade Ecchio,
C. et. al. (edit.) Literatura para infancia, adolescencia y juventud: reflexiones desde los estudios
literarios, Universitaria, Santiago de
Chile. https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4

 Rabasa, M. (2013) “Universol o Isol y la ruptura de las convenciones” en:  Un territorio en
construcción: la literatura argentina para niños, en: Actas de las IV Jornadas de la Literatura
Argentina para niños. UNLP, La Plata, Argentina. Disponible
en: https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4

  Ramírez, M. & Rabasa, M. (2011) “Invitación a la lectura: Leicia Gotlibowski”. Ponencia:


14° Congreso Internacional de Promoción a la lectura y el Libro 6-8 de mayo, CABA, Argentina.
Disponible
en: https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4

 Schritter, Istvan (2011) “Sobre la lectura de un libro para chicos y de sus ilustraciones” en
La otra lectura. La ilustración en los libros para niños. Lugar Editorial, Buenos Aires.         
https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4

 Silva-Díaz Ortega, María Cecilia (2005) Libros que enseñan a leer: álbumes
metaficcionales y conocimiento literario. Tesis Doctoral dirigida por Teresa Colomer,
Universidad Autónoma de Barcelona. (Pág. 13-50 y 57-92) Disponible
en: https://drive.google.com/drive/u/0/folders/12Ed35XXFrKT9MvVx1NqHKBAJ0Fj1mvs4

 Trabado Cabado, José Manuel (2016) “Remodelando el álbum ilustrado: JIMMY LIAO y el
autorretrato melancólico” en Revista Sigma Nro. 25 (pp. 1132-1152). disponible el 28/2/2020
en:  http://revistas.uned.es/index.php/signa/article/view/16947  

Como citar este texto:


Rabasa, M. y Ramírez, M. M. (2020). Clase 2 [Seminario: Encuentros con Libros-álbum. Compartir
experiencias: entre lecturas y lectores ]. Maestría en Escritura y Alfabetización. Facultad de
Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata. Argentina.

Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0


Internacional

También podría gustarte