Está en la página 1de 3

Pasos para calcular la relación de

transmisión de engranajes
El uso de engranajes en infinidad de máquinas y dispositivos actuales hace necesario utilizarlos con la
máxima eficiencia, de manera que se pueda sacar el máximo provecho de sus ventajas.
Uno de los conceptos clave para su buena utilización es el de la relación de transmisión de
engranajes (rt). Elegir con acierto la relación de reducción es fundamental para:
• Que el engranaje pueda soportar un mayor par minimizando el error
• Para que se genere el movimiento, de modo que el par del engranaje motor supere a la inercia del
engranaje.
A continuación, vamos a conocer qué fórmulas son necesarias para calcular la relación de transmisión
de engranajes y qué hay que tener en cuenta para ello.
La relación de transmisión de engranajes es fundamental para que se pueda generar el
movimiento y el engranaje pueda soportar el par sin dar error

Qué es la transmisión de movimiento


La relación de transmisión de movimiento es la relación entre las velocidades de rotación de
dos engranajes que se encuentran conectados entre sí.
Al contar cada rueda del engranaje con distinto diámetro, cada uno de los ejes rota a diferente velocidad
cuando ambas están en marcha. Modificar la relación de transmisión equivale a cambiar el par de
fuerza que se aplica.
La relación de transmisión de engranajes o relación de reducción se calcula dividiendo la velocidad de
salida por la velocidad de entrada (i= Ws/ We) o dividiendo el número de dientes de las ruedas
conductoras por el número de dientes de las ruedas conducidas (i= Ze/ Zs).
i = Ws/We
i = Ze/Zs

Ventajas de las transmisiones por engranajes


Las transmisiones por engranajes ofrecen una serie de ventajas frente a otro tipo de transmisiones. En
primer lugar, proporcionan un alto rendimiento a la hora de trasladar fuerzas y movimientos, con una
larga vida útil y una elevada fiabilidad.
Pero lo que más las distingue es su enorme exactitud en la relación de transmisión que alcanzan, lo que
hace que puedan emplearse en maquinaria de precisión.
La relación de la transmisión por engranajes es muy exacta, lo que hace estas transmisiones perfectas
para maquinaria de precisión
A diferencia de otros mecanismos, como las cadenas o las poleas, tienen pequeñas dimensiones, lo que
hace que se puedan instalar tanto en maquinarias y espacios de pequeñas como grandes dimensiones,
además de lugares de difícil acceso.
Además, su sencillo mantenimiento convierte a las transmisiones por engranajes en uno de los sistemas
más empleados en grandes sectores industriales, como el de la automoción.

Parámetros para diseñar la transmisión de engranajes


A la hora de realizar el diseño de una transmisión de engranajes, es necesario tener en cuenta los
siguientes tres parámetros:
1. Condición de engrane
Se denomina condición de engrane entre dos dientes, a la situación en la que el punto de contacto entre
los dos siempre pasa por un punto O, de forma que su perfil lo permite.
Ese punto O debe localizarse en la misma línea que una tanto el centro de rotación de uno de los
engranajes como el centro de rotación del otro.
Además, se debe producir una coincidencia entre los radios primitivos y las distancias que hay entre el
punto O y los centros respectivos.

2. Relación de transmisión
La relación de transmisión (rt) es la relación existente entre las velocidades de rotación de los dos
engranajes que entran en contacto.
En concreto, se trata del cociente entre la velocidad de salida y la velocidad de entrada (rt = ωs / ωe).
El sistema puede ser reductor, si relación de transmisión es inferior a 1, o multiplicador, si es superior a
1.
3. Coeficiente de recubrimiento
Conocido también como relación de contacto, el coeficiente de recubrimiento (ε) mide el promedio
de dientes que están en contacto en todo momento.
Se establece que el coeficiente de recubrimiento idóneo debe ser superior a 1,2 para asegurar la
capacidad de transmitir cargas elevadas, aportar rigidez a la transmisión y ofrecer una puesta en marcha
silenciosa y uniforme.
Cómo calcular la relación de transmisión de engranajes
Para calcular cuál es la relación de transmisión de engranajes se puede hacer de distintas maneras. Por
ejemplo:

Cálculo de la relación de transmisión de engranajes cónicos


Si hablamos de engranajes de tipo cónico, debemos considerar que será equivalente al número de
dientes del engranaje conductor, dividido entre el número de dientes con los que cuente el engranaje
conducido (RT= Z1 / Z2).

Cálculo de la relación de transmisión de un tren de engranajes


En el caso de un tren de engranajes con dos ruedas, debemos seguir los siguientes pasos:
1. Cuenta los números de dientes. En primer lugar, deberemos contar el número de dientes que
presenta el engranaje conductor y el número de dientes del engranaje conducido.
2. Divide el número de dientes de la rueda conducida por el número de dientes de la rueda
conductora. El número resultante serán las ocasiones en las que la rueda arrastrada pequeña debe
girar para que la grande realice una vuelta completa.
La relación de transmisión será igual al número de dientes del engranaje motor entre el número de dientes
del engranaje arrastrado.

En el caso de un tren de engranajes con más de dos ruedas, debemos seguir los siguientes pasos:
1. Identifica cuál es la rueda conductora y cuál la conducida y divide el número de dientes de la
primera y la segunda. La rueda intermedia no afecta para nada la relación de transmisión del tren
de engranajes.
2. Sigue los mismos pasos para averiguar la relación de transmisión que en el caso de un tren de
engranajes con dos ruedas.
Para calcular la relación de transmisión de engranajes hay distintas formas, según si
son engranajes de tipo cónico, trenes de engranajes con dos o más ruedas, etc.
Cálculo de la relación de transmisión en engranajes y cadena
Este tipo de transmisiones están formadas por dos ruedas dentadas y una cadena de
eslabones articulados. En ella, los engranajes giran en el mismo sentido.
Se utiliza para transmitir el movimiento entre ejes paralelos lejanos.
La relación de transmisión es el resultado de dividir el número de dientes del engranaje motor entre el
número de dientes del engranaje arrastrado.