Está en la página 1de 12

GUÍA TÉCNICA 3

CONSTRUCCIÓN
DE VIVERO
COMUNITARIO
El Programa Sembrando Vida tiene como objetivo contribuir
al bienestar de las y los campesinos, fortaleciendo su condición
de sujetos sociales, abonando al tejido social y mejorando sus
ingresos, a través del mejoramiento de sus sistemas de produc-
ción y de la retroalimentación de sus saberes y capacidades en
las Comunidades de Aprendizaje Campesinas.

La estrategia productiva de Sembrando Vida se basa en el reco-


nocimiento, rediseño y fortalecimiento de los Sistemas Produc-
tivos Campesinos, desde el enfoque de los Sistemas Agrofores-
tales y la Milpa Intercalada con Árboles Frutales; por lo que
recuperar e incrementar la diversificación y productividad de
las unidades de producción, es una condición inherente al pro-
grama. Para ello, la producción de árboles frutales es una tarea
central, para su posterior establecimiento en las parcelas de las
y los Sembradores.

El establecimiento de Viveros Comunitarios es un componente


muy importante de la estrategia, que permitirá a la vez produ-
cir plantas de calidad y detonar procesos de aprendizaje, de
cooperación comunitaria y de apropiación del programa por
parte de los y las sembradoras.

La presente GUÍA TÉCNICA PARA LA CONSTRUCCIÓN DE


VIVEROS COMUNITARIOS, tiene la finalidad de ayudar a los
equipos técnicos a desarrollar de manera profesional y eficien-
te el acompañamiento al establecimiento de los viveros comu-
nitarios y a facilitar el aprendizaje de esta técnica por parte de
becarios y productores.
Se ha formulado como un conjunto de pasos secuenciales que
de manera práctica y lógica, vayan guiando el trabajo y sirvien-
do de recordatorio para un establecimiento exitoso de viveros
comunitarios.

Ha sido diseñada para acompañar la construcción de viveros


comunitarios a realizar por parte de las Comunidades de
Aprendizaje Campesinas. Por ello, el conocimiento que las y los
sembradores tienen de sus recursos, del clima, de las caracte-
rísticas de los terrenos, son el punto de partida para su cons-
trucción.

La propuesta de ésta guía es de un vivero temporal rústico, que


puede ser instalado en las condiciones de muchas de las comu-
nidades atendidas por el Programa, por lo que las dimensiones
del mismos serán las que los terrenos permitan. Estableciendo
un vivero único o varias fracciones.

La construcción del vivero comunitario, permitirá producir


planta en condiciones controladas para garantizar su calidad,
disminuir costos y estrés de las plantas, en un lugar lo más
cercano posible a las parcelas.

Deseamos que esta guía sea de utilidad para dar paso a la


siembra y buena germinación del Programa Sembrando Vida,
que inicia así, desde el Corazón de la Tierra.
PASOS PARA LA CONSTRUCCIÓN
DE UN VIVERO COMUNITARIO
SEMBRANDO VIDA

SELECCIÓN Y LIMPIEZA
1 DEL TERRENO

La construcción de un vivero comunitario se inicia con la


selección del terreno donde se establecerá, mismo que debe
contar con agua suficiente, camino de acceso y preferente-
mente con energía eléctrica. El terreno debe limpiarse en su
totalidad y quedar libre de árboles o hierba que pueda estor-
bar para la colocación de las camas y la nivelación.

Se busca tener la superficie más plana posible para su insta-


lación. Sin embargo, habrá casos en los que el vivero quede
en forma de terrazas o en varias secciones al no haber sufi-
ciente terreno plano.

ORIENTACIÓN DEL
2 VIVERO O CASA SOMBRA

Una vez seleccionado el terreno, se busca la orientación del


vivero o casa sombra de este a oeste. Es decir, que de permi-
tirlo el terreno, las cabezas del vivero se ubiquen al este y
oeste, con la finalidad de que todas las plantas tengan acceso
a la misma cantidad de luz.
HERRAMIENTAS
3 Y MATERIALES

Una vez hecha la selección del terreno, debemos contar con


las herramientas básicas para poder cortar la madera y hacer
el resto de la construcción.

La cantidad de materiales será de acuerdo al tamaño del


vivero. Los materiales con lo que debemos contar son:

% Motosierra;
% Machete;
% Pinzas de corte;
% Malla sombra del 50% hasta 75%;
% Cable de acero de 1/8”;
% Sujetadores de 1/8”;
% Cuatro postes rectos;
% Postes de madera de la región;
% Estacas de madera de la región;
% Agujas e hilo para unir la malla;
% Cava hoyos;
% Palas rectas;
% Carretillas;
% Grapas para alambre de púas;
% Hilo para trazado del terreno;
% Alambre recocido; y
% Martillo.
TRAZO DEL
4 TERRENO

El siguiente paso es el trazo del terreno, que se inicia tendien-


do un hilo por la parte mas larga del vivero y ubicando el aco-
modo más útil del terreno. Para poder hacer un buen trazo se
emplea una de las propiedades del triángulo cuyos lados
debe medir 3 x 4 x 5 m, garantizando en una de las esquinas
un ángulo de 90 grados, lo que nos permitirá hacer un cuadro
o rectángulo preciso, y lograr un correcto trazado para la colo-
cación de los postes que sostendrán los cables y la malla
sombra.
Hipotenusa
50 cm
Para facilitar el trazo de los
ángulos rectos, se puede
elaborar una escuadra de
40 cm
madera con las siguientes Cateto 30 cm
Cateto
dimensiones: mayor
menor

O realizar un triángulo con cinta métrica.


5 AHOYADO

Una vez trazado el terreno y marcados los lugares donde


estará cada uno de los postes, se procede al ahoyado para
colocarlos.

Los postes deben quedar en un arreglo de marco real a 4 x 4 m,


pero también puede quedar a 3 x 3 m. Esto dependerá de la
disponibilidad de materiales principalmente.

Las dimensiones del módulo de casa sombra, serán las que el


terreno permita. Aquí esquematizamos un vivero de 12 x 24 m
para aproximadamente 10 mil plantas.

SIMBOLOGÍA

1. Poste de madera de la región.

2. Cable de acero de 1/8”.

3. Malla sombra del 50% hasta el 75%. 1

4. Colocación de grapas en cada cruce


para evitar que el cable se deslice. 2
3
5. Estacas para anclaje.
4

4m 5

2.1 m

4m

24 m

12 m

1.5 m
COLOCACIÓN
6 DE LOS POSTES
Poste de madera
de la región
Una vez hecho el ahoyado para
todos los postes, se procede a la
colocación de los mismos, apisonan-
do muy bien cada uno de ellos para
que queden fijos y se puedan estirar
bien los cables. Estos postes deben 2.10 m
tener un largo mínimo de 2.5 m o
más si las condiciones del terreno y
Nivel
lugar lo requieren. del
terreno
Se inician sembrando los postes que
van a los extremos a una profundi-
dad mínima de 40 cm y dejando una 40 cm
altura a partir del suelo de 2.10 m. Anclaje

En las esquinas del vivero es importante colocar postes rectos


y cuadrados, para facilitar el correcto trazado. Los demás
postes podrán ser de árboles de la región de madera rolliza.

Una vez colocados los postes de las esquinas, se coloca un


hilo guía de poste a poste, para garantizar que todos los
postes interiores tengan la misma altura.

4m

Postes 4m
perimetrales 4m
4m
4m Hilo guía de nivel
4m
COLOCACIÓN DE
7 CABLES DE ACERO

Teniendo los postes bien fijos, se procede a la colocación de los


cables, fijando uno de los extremos a una de las estacas previa-
mente enterradas, pasando el cable por encima de la fila de
postes hasta el otro extremo, fijando el cable también a otra de
las estacas que se enterraron previamente en el otro extremo.

Para fijar los cables a los postes y no se muevan de su lugar se


pueden usar varias técnicas: una de ellas es agujerar con un
taladro la punta del poste por donde pasará el cable, otra
forma y la más sencilla, es fijar cada cable a la punta de cada
poste con una o dos grapas para alambre de púas, de tal
manera que el cable no se mueva hacia los lados, pero si pueda
correr para que se pueda restirar en caso de ser necesario.

Una vez tendidos los cables se tienen que colocar sujetadores


(perros) en los extremos para fijar el cable a la estaca. Los
sujetadores se van apretando para que no dejen que el cable
escurra, cuando se sujeta un extremo es cuando se tiene que
aplicar fuerza para estirar lo más posible y fijar el cable al otro
extremo ya estirado con el sujetador y apretar muy bien para
que no se afloje y la malla quede bien colocada.
COLOCACIÓN DE
8 LA MALLA SOMBRA

Una vez colocados los cables, se procede a cortar la malla a la


medida y unir los tramos de malla con el hilo y las agujas
capoteras, para finalmente tener un solo lienzo. Posterior-
mente se sube la malla por encima de los cables y se procede
a fijarla a los cables con el mismo hilo y las agujas, de tal
manera que el viento no levante la malla.

En los extremos del vivero se deja un sobrante de malla para


cubrir al menos los dos lados más largos hasta el suelo, lo que
permitirá proteger las orillas del sol directo, y evitar lo más
posible lo que se llama el “efecto de orilla”. Todas las orillas de
la malla van bien sujetas con alambre recocido a las estacas
para que la malla quede suficientemente estirada, igual que
los cables de acero.
TRAZADO DE
9 LAS CAMAS

El trazado de las camas depende-


rá en gran medida del tipo de
planta a reproducir, su manejo y el
tamaño de la bolsa. Para el caso
del cacao, pueden organizarse
camas de 4 bolsas y pasillos de 80
cm si se va a usar carretillas, de lo
contrario los pasillos pueden ser
de 50 cm y camas de 10 bolsas.

Una vez establecido el vivero, será


muy importante protegerlo con un
cerco perimetral a base de malla y
alambre de púas –dependiendo de
las necesidades de protección–, así
como protegerlo de la lluvia, colo-
cando barreras para que no se des-
lave el suelo y realizando canales
para guiar el agua del contorno.

También se puede proteger la


malla, colocando tapas de plástico
encima de las grapas.

Esperamos que esta guía haya sido de utilidad


y te pedimos que nos compartas tus
observaciones y comentarios con la finalidad
de mejorarla en beneficio de todos.
Este programa es público, ajeno a cualquier partido político.
Queda prohibido el uso para fines distintos al desarrollo social.

www.gob.mx/bienestar

www.sembrandovida.mx