Está en la página 1de 31

vox

•.......

....•.....
»<
./ .......

.// <, ...

/
/
;" ,
\.
.' / J / " ¡ /I
,/
i / ;' ./ {
;' :' :' / ,

f' /./;/

\ '.

, ,
i ii
,¡ f j

; ,

/
/
/
La pajarera de Once
Washington Cucurto

/"
-#
I \

o
La pajarera de Once

Washington Cucurto

ediciones'
VOX
Washington Cucurto
La pajarera de Once. - 1a ed. - Bahía Blanca: Vox Senda, 2012.
50 p.. il. ; 14x21 cm.

ISBN 978-987-1073-51-1

1. Poesía Argentina. La pajarera de Once


CDD A861

Fecha de catalogación: 19/06/2012

La reproducción total o parcial no autorizada por los editores viola derechos reservado
Cualquier utilización debe ser previamente solicitada.

Ilustración de tapa y grabados: Ralveroni


Diseno y maquetería: Carlos Mux / Amílcar P Gutiérrez

Fundación Senda / Ediciones VOX

E-mail: senda@criba.edu.ar/wvvvv.proyectovox.org.ar
Tel. 0291 - 488-0381
Nicaragua 2070 / (8000) Bahía Blanca / Buenos Aires / Argentina

Impreso en Argentina / Printed in Argentina


©2012 Ediciones VOX
11111zaré este libro con un discurso.
,11 res, pueblo y público en general, maestras de grado,
11111
hachito que me reconociste ayer en el subte y me dijiste que
11 11. mabas Manuel o Tomás; doctores en medicina y demás
1.111 S perdidas; señoras putas de la Plaza Once, inmigrantes
oIlIlninicanos, hermanos paraguayos, compadres peruanos,
1111t\nzaré con unas sentidas palabras respecto-debido-a causa de
.11 ensacionallibro de poemas ¿tristes? ¿utópicos? ¿pajaritos?
1,"1 e queda mi amor entre líneas, los mejores años de mi vida,
lo n acá, señores. Quiero dejar en claro que las imágenes
I 11 das y punzantes, verbas de una labia que nadie habla;
111111,
foras uterinas y buenos contrapuntos con la lírica culta y
1"lllIilar. ¡La poesía debe ser diálogo y luego escupitajo!
1 IJfI Y diré que estos versos son parte de mi vida, sitúan las
1111111ciones, hurgan en zonas oscuras de épocas duras. Todo lo
111
11 es verdad.
11M

I N gra maligna

I ( mo en el poema célebre de Pablo Neruda,


1,1 hilenis, ¿te acordás?
1',1,guacha, me trataste como el sorete que,
Itll vez, en el fondo sea. Pero vos no tenés la altura
111 dís 1,58). Nadie tiene la estatura moral,
jll'l1sándolo bien, en este país donde algunos
pl'r onajes se escapan en aliscafo al Uruguay.

11

( ( mo un cuchillo que brilla


l'lllre cubiertos de bazar barato
Vd habrás visto el mail reluciente que te mandé
uut ándote (y que ahora transcribo
1'11 forma de poema-so rete)
11" osa en tu casillero electrónico.
1\1 fin y al cabo, en este mundo, sé desquitarme también.

1II

( mo estarás babeando encerrada en tu cueva de Once.


1I1 sta murciélagos tendrán sus persianas!
me decías sorete de mierda: ¡a mí!
ItI, ja. oí cómo me río, quedate sola
ti stada en tu pierostar.
Il'lices sueños, negra maligna.
l nvenenarne el mate con gotitas de cianuro, si querés.
Total no estoy.
Ahora que me dejaste en libertad tan grande,
¡qué soledad tan bella! Mamífero Vega

v I sde ahora en las plazas, en las calles y en sus respectivos


bles de tendido eléctrico -en especial, la calle Perón-
Toda la vida te dije que esa bañera de bebé I'n las estaciones funerales de humo, o en los solitarios
no entraba en el baño. 111 lecones que soportan la calentura del mar.
¡No entra, negra, la materia es impenetrable! 1\ partir de ahora, en este preciso momento
Por último: me llevé los libros cartoneros, hablé podemos decir que Nicolás Vega ha decidido tomarse
con la vieja dueña del depto: ¡Apurate el 30 de junio 1'1 tren de los hechos fortuitos
tenés que dejar la horrenda pocilga que agotan el caldo de la vida, ¡se murió!
de la Pajarera de Once!
Ahora que los días se ennegrecen en serio
I veo ascender por encima de los carteles de Once,
P.D: El poema aludido de Neruda es Tango del Viudo. Para leer en I ro es una aparición que se agota en sí misma.
voz alta y ambos a la vez. 11\1mundo de los muertos, Mamífero Vega!

e su bolso de tela de avión de vendedor ambulante,


11no de medias y slips
y lo calzo en mi hombro abatido y salgo a ambulantear un poco.
I veo apagarse como la antorcha de un zeppelin
(In un atardecer de Las Rocallosas.
n plomas las pasiones y los sentimientos
y no puedo evitar lIorarlo, sentirme mal, una cucaracha en el piso.

II,D:Muchos creen que tengo un rollo con mi padre. Pero no. Espersonaje.
1\1igual que yo, personaje. El rollo es siempre conmigo mismo.
Murió mi padre, murió Cassius Clay, murió George Perec;
(11 gory Corso murió en Roma.
Leónidas Carlos Lamborghini 1111 día morirá Juan Gelman y Juanita Bignozzi,
VO y mis hijos y todos. No importará, por supuesto.
Ayer murió Leónidas Lamborghini, I " una obviedad lo que digo.
no sé si salió en el diario. 1', increíble que la muerte sea una obviedad ...

Me llamó Santiago MI vieja me llama y me dice (ella no morirá nunca):


y me dijo: "Cucu, tildó el Lambo". I
I1 evolveme la olla que te presté!".
¿O fue un mensajito de texto?

No importa. Lo que sí sé aunque


no venga al caso, es que el poeta
Martín Rodríguez, mandó un mail
sin contenido, con el asunto:
"Murió la madre de Alejandro Rubio".
Eso fue todo yeso es todo.

Me acuerdo que la noche que murió Mangieri


Fabi me llamó y me tiró mala onda.
Me preguntó si iba a ir al velorio y le
dije que no soportaba los velorios.

"Con todo lo que hizo por vos


y no querés ir al velorio".

Estuve mal y estuvo mal.


Pero, ¿qué voy a ir a hacer a un velorio?
A José Luis prefiero recordarlo en vida
on el maletín lleno de libros por el centro.

Mi ntras escribo está muriéndose Abundio,


I pizz ro de los tomates podridos.
M n los vecinos: "¿vas a hacer algo?"
I 11 ui r n que haga ... !
Documento parcial puentes levadizos

¿Saben cual es mi sueño? Mil s de veces nos han contado a todos,


Que hagan una calle en mi nombre. Itll,ldrado la cabeza con los muertos,
y no que le pongan mi nombre a una calle. 111.1,
bla, bla, los asesinados, los fusilados,
¡Eso sí que no! plt neados, torturados, desaparecidos,
¿Qué me nombren ciudadano ilustre como a Diana Bellesi? I"t ndidos fuego por la dictadura militar de los años 70.
¡No, y recontra no! Illd s sabemos: aquello fue una verdadera mierda.

Háganme una calle en serio (lit pués de 30 años, esta tarde de frío,
con una vereda ancha e iluminada Id I cutora de tevé dijo al aire que le habían
con muchos árboles ti!" parecido una hija. ¡Y lo mantuvo oculto durante 30 años!).
y que en sus ramas haya ratones y manzanas
y que sólo la transiten mis detractores, que son muchos. 1111quella época quedaron en nuestro corazón
1111
manojo de hombres que son ejemplos.
Una callecita a mi medida 1l¡1Ide su ausencia los hemos leído toda la vida,
como Irala, 111',
imitamos, los copiamos, soñamos con conocerlos.
con sus conventillos y sus plazas. Wdl h. Santoro, Haroldo, Urondo, Bustos y otros.
Iln', hablaron a través de documentales, de conversaciones de bar
111 I s salvajadas cometidas por los militares.
1" ultima: la guerra de las Malvinas.

I to voy: soy un hombre pobre, respetuoso,


1" I( no tengo memoria, ni tengo nada que ver con estos
iu.u Liresliterarios y sociales.
MI .idrniración y respeto.
1'111 no quiero saber de ellos. Toda la vida la misma historia.
r III (1 toy comprometido.
Ily In vendedor ambulante devenido ex repositor de supermercado.
111
1me interesa comprender la coyuntura política de aquellos años.
11IIrli padres, ni mis hermanos,
1IIIIlis primos, ni nadie del barrio de Los Pinos, en Berazategui,
donde vivo, tienen nada que ver. Esel barrio de los estúpidos
Suena duro, pero no es nuestra historia de vida.
Para nosotros no hubo ni habrá política.
Nadie levanta un museo en nombre de nuestros muertos
que continúan muriéndose ahora mismo, mientras escribo e lo , ", tuve con una jopende
Nadie levantó un museo jamás, en las puertas del Coto, ,', ribe poesía
donde nos explotan actualmente. I I I( n pasión las batraciedades
El resarcimiento estatal no funca con nosotros. '1 ,'d batracio con pija escribe.

No leí. I It lije: "tengo pija y te quiero empijar" .


Leí la biografía del loco Gatti. ¡Deberían leerla! q",¡ ha maduró de golpe.
No creo en Dios, no creo en los militantes, no creo en la revolu I 1',11 ,dejándome solo en la yeca interior del bar.
Millones de veces me hablaron de los muertos del 70.
Perdonen: no comulgo. 1111111 manotearle una goma, una trenza,
No me importa. Para mí son 1, 1i",1 su anillito-baratija-tilinguería de Once
sólo escritores de ficción como '" ,.\ brasso de mi sudor.
Truman Capote o Allen Ginsberg y su aullido.
I ",,¡ dé no más una mano al escote,
El Che ni un pelo me mueve, para mí es una estampa serigrafi 1111, he,
La vida siempre se pone en contra, cuesta arriba, 11'1)/0 ciego.
como los puentes levadizos.
,,, ,,11 rcrando a Qui/mes
No hay tiempo para pensar en mártires. 'lIt 111 encima, como todo perejil,
Ni para leerlos. '1111'0' invertir sin otro capital
La vida te clava como la espina de una rosa '1'"' ,ni calentura y mis versos de cartón.
y dedicate a sangrar.
1, Iue mal. Soy poca cosa
".II'¡ emejante yeguón de bachillerato,
t\ lit' me quise lastrar de prepo ...
urmodarla de caté en el catre
V \ H arle puñaladas de carne.
Dribling de los bares modernos Mi casa

B jo el ala de las floridas calles I1 Y un lugar en el mundo llamado mi casa.


d los barrios modernos me automediqué Mi casa, aunque breve, pequeña y soleada
y me saqué la depresión l' mejor que París, Berlín, Granada, Bastan,
de una patada en el culo. p rque en ella viven sonríen joden
tui hijos y miran televisión.
Entré a la iglesia de la música Aunque quede en Buenos Aires, no está en Buenos Aires.
donde un cura pazguato Mi casa tiene autonomía, ni siquiera es mía.
daba su misa electrónica Mi casa es latinoamericana como La Habana,
con una notebook sobre su atril, .umque pueda ser fría
me puse a zambar I ( ne más tren, malecón y Silvio Rodríguez que La Habana.
con una flaca alta rubia y concheta IMi casa! ¡Vaya! sí que es una casa revolucionaria
que me sonreía con un martini en la oscuridad hil Che, sin Fidel, sin Tomás Borge y sin padre).
de este bar de Stuttgart, 111 mi casa no mandan papá ni mamá, ni los abuelitos.
al lado de mi corazón fluorecía su sonrisa. M.lndan los dibujitos animados, el Oso Yogui y Ben 10.
Sus tetas eran de goma MI asa no es Argentina, aunque puede parecerse
pero me movía su culo flaco y sincero d un bar de Buenos Aires.
a la altura de la pija ~ 1 asa no es Buenos Aires, es mucho mas linda.
y no me quedaba otra que apoyarla 111 n lo que les digo.
contra la barra de Stuttgart.
111 mi casa viven los ogros, los duendes rayan las paredes
Nada de rosedales, ni muebles alojados, y ',( oyen las canciones de María Elena Walsh.
con sólo decirles que vivía en la calle 1"111 upuesto, hay brujas a montones
Ortiz de acampo y juntos llar de ser peladas y usar guantes de baba de chichicuilote.
le hicimos un flor de dribling a los bares modernos 111 mi casa se ignora olímpica mente a Haroldo Conti, a Walsh,
y en su auto terminamos a los chuponazos. 011'.1 o Urondo, al mismísimo Roberto Santoro.
Sus besos impactaban en mis labios 111) Ii nen el peso estético del Chavo del 8.
con la fuerza de un kayak. M sa es todo esto y más, siempre hay olor a papas fritas.
'11 rden", es algo pasado de moda.
1'.1sr en la pomada", es venir con los compañeritos del cole
11 mer galletitas en forma de ametralladoras y mirar ...
L hamburguesas y las patitas de pollo son lo mejor del mundo,
p sar de sus hormonas.
L polftica, el fútbol, las mujeres, el voto y el sexo M época
no existen en mi casa.
Hay un lugar en el mundo llamado mi casa. (~ué esperan los hombres de mi época?
Es mejor que París, Berlín, Londres, Bastan, 1(, nar la lotería?
es un mundo pequeño, frágil y feliz. 11{ almente creen en la democracia igualitaria?
I stán locos?

MI contemporáneos están forfai, viven porque el aire


1', ratis, como se dice. ¡Pero no lo es!
ire también le recargan su porcentaje de IVA.

1I peran estos imbéciles míos, contemporáneos de


11 acondicionado y gimnasio, usurpadores del espacio público,
lill Messi los corone campeones del Mundo?
1 tán locos?

',1, i, sí, estamos todos locos.

1 'de mi posición, no estoy dispuesto a soportar el fracaso,


iJd] r los brazos al mejor estilo Giannuzzi.
1 n boludos?
Miren, ¡afuera la vida arde!
Id calle se traba por los kilates del éxito.

Miren este tipo que vende alfajores en la esquina.


11 un éxito rotundo!

sas minas que entregan su concha ... y algo más


1" trecho por dos mangos.
l' n todo un éxito, las glamorosas populares del pubis!

11 hofer del 64 a La Boca, recién afeitado, laburando


l"lt Primero de Mayo. ¿Lo ven?
El semáforo, ni los locos de las calles,
le permitirían reflexionar sin pensar demasiado.
i Que no haya desvelos para un pensamiento vano! ndo yendo
(t critura de César)
A los hombres de mi época, los argentinos de hoy:
i dejen de soñar con que Messi los saque campeones! I uorído César,
111) ntiendo como al perejil atómico de Borges
111)I gustaban los gerundios, los andos y los en dos,
v/¡Vt pajuerano.
;1'1.'1porque nuestro ilustre genio germanístico
I di cuenta que, con estos negritos, no podía.
l' )11 tribu de los andos y los endos!

1 1H li ndo en Constitución,
IIld\ ndo en Boedo
1111r ando críos de disímiles edades
'¡'l1iles parentescos
It Vpndo hacia algún lado
Illvl ndo del infierno.
1r jl l' stamos viendo!
1 ull.mdo en cordobés
Illd" o en porteño
I IllJd!'\ando, bicicleteando

111011
uyando una minusa cualquiera
1111111
bar de mala muerte.
'1111'y va cerrando;
11I1"dntiendo desastres
1I1111ilndoy copiando poesía
IVll'11doy muriendo
1111') orden
«ndo uso inescrupuloso
11111 del usufructo
'IId!)( ndo un pucho en el taco
1llllIII(lndo la cabeza con una servilleta de papel.
Autoevanescente r las dudas

¿Qué será? III)Y llegué tarde en la noche a casa,


¿Qué significará esa palabra? hijos y mi mujer dormían la mona,
Se me acaba de ocurrir mientras 111 tados por un día de urbanidad, colegio,
la chica del Mac Donalds IIJ rmercado, hospitales, plazas, etc.
limpia el piso de papas fritas 111'ué y calladito, sin sacarme los zapatos
¡Qué al pedo estoy! 1111 e en una bolsa mis dos pares de zapatillas
Habrá que acudir al diccionario. 11 pares de medias de toalla, las camperas
¿Será un auto que se desvanece y 1 s buzos.
en la noche porteña? I una biblioteca de 1500 ejemplares dejé
¿Será un señor pequeño I 111 a pila de un metro.
que desaparece del mundo? ur todo, no dejé nada.
Como no sé el sentido de lo invertido, lo invento nomás. It ngo la convicción de que en cualquier momento me muero.
Autoevanescente es una máquina para cazar pájaros no quiero que la muerte me sorprenda.
y convertirlos en sopas instantáneas I ngo todo en orden.
que iré a vender en un puesto de la esquina Me queda esperar, fumar un cigarrillo,
de la calle Perón I marme una latita de coca cola, revisar los mails.
y mi corazón.
Memoria Luis Luchi

El 25 de mayo de 1810 también ha influido en mí Leo a Luis Luchi y mi hijo


poderosamente. toca la flauta
lo hace con destreza pero
Debería iniciarle alguna novedosa demanda comete errores.
judicial al peso de los hechos históricos. El poema de Luchi es una diatriba
fenomenal a los partidos burgueses.
La semana de Mayo ha generado miles de tragedias (Me encanta Luchi y me encanta mi hijo).
a lo largo de estos 200 años en muchas generaciones. Afuera hace frío y la locura
del Mundial de fútbol hace
Hasta llegó a mí, que soy un hombre de otro mundo. que la gente se ponga
Al igual que miles de argentinos, soy un damnificado directo bufandas celestes y blancas.
por la Primera Junta de Gobierno.
Los próceres me deben dinero y encima engalanan las calles de mi b El señor del kiosco vende una pelota
de fútbol del Diario Olé
Para desautorizar a los historiadores, 200 años después, a cambio de un álbum de figuritas
el hombre de Mayo del futuro; el rioplatense inteligente y audaz; imposible de completar.
el poeta sudaca; bebe una cerveza en un barsucho peruano.
Si, si, si, la, la, sol.
Depresivo, sin guita, 3 hijos y ni una changuita, Si, si, si, la, la, sol.
(antes era lector de diarios). El invierno es atroz en Buenos Aires.
Un cromagnon del Río de La Plata. El fútbol es atroz.
El Mundial es atroz.
Luchi es atroz.
Serie de boludeces vistas en Nueva York Al jefe de Newell's Old Boys

Una vez en Nueva York [Nos enteramos de cada cosa cuando una persona se muere!
vi a un hombre joven I e pronto, el finado (que en vida era reservado) comienza a habl l.

con su hijita en los brazos y la alarma Aparecen las deudas, los rencores, las dagas,
del auto en una mano. I s viejos amores y las broncas.
Me acerqué a preguntarle por una calle Nos damos cuenta que, del muerto, no sabemos nada.
(estábamos en Queens)
le hablé en castellano y simuló no entenderme. 1 muerte te da el honor de declararte inimputable.
"Guacho, sé que me entendés". P ro la vida y las broncas continúan.
Portorriqueño o dominicano, yanquilizados todos, en fin ... No todo se acaba con la muerte.
Continué por la calle sin nombre. a muerte es el principio de muchas cosas.
Un hombre, un gandul, un atorrante, un apóstata
Dos horas después: ¡qué bello me resultó el Washington Gardenl e sí mismo nunca muere completamente.
enfrente de la universidad de Nueva York
donde fui a visitar a Lila Zemborain: Hace días acribillaron al jefe de la hinchada
"Lila, me costó un huevo y la mitad del otro, de Newell's Old Boys.
llegar a tu despacho. Me atendiste dos minutos
y me diste salida argentinamente ... tr u familia se encontró con una sorpresa:
millones de pesos en una cuenta del Banco Provincia
Sin quejarme fui a parar al Bronx. nombre de sus cinco mitaís en edad escolar.
Mediodía y los grones pandilleros me silbaban. IBien el muerto! Su amor por la familia prueba
u amor por Newell's Old Boys.
¿Teacordás en Harlem cuando buscábamos
un lugar donde comer? Con respecto a otro finado (mi padre):
¿En la Avenida Lenox? ¿Con quién habrá soñado este hombre que ahora
Vos estabas con Margarita en la panza y yo te conduje. viaja por 105 caños sin luz?
Comimos arroz con pollo en un bar de plaza, ¿Habrá pensado mi padre en mi futuro?
mientras en la calle los negros Su carita ahora me sonríe como un astronauta perdido
jugaban al basket entre las furgonetas negras. de un tiempo espacial ...

¿Habremos sido felices? ¡Quién sabe! IQué nos importa! No tenemos moral para andar
Ahora decís no a todo. sacándole el cuero al finado.
No sabemos nada del muerto tirado en una cama
velándose a sí mismo, en una pieza
de un terreno en Quilmes. ¿Quién soy?

Una persona se abre como una flor cuando se muere Como el topu de Pasolini
y salen olores, hazañas, perfumes y pedos de inglés. tengo que salir con los tapones de punta
a averiguar quién soy.

" ¿ Quién soy?", es un interrogante que los boludos se preguntan


y hasta dibujan un plano de un hipotético árbol genealógico.
Le preguntan a la abuelita e indagan en el baúl de los recuerdos.

"Mirá, papá cuando tenía un año".


"Ésta es mamá a los 15". "Mi abuelo llegó en barco de Génova".

¡No quiero ver la cara de mi viejo al año, si se la conocí a los 60!

Parece que todos provenimos de los barcos, un familiar, sea tío,


abuelo, padrino, fueron marineros o polizontes
de los barcos que huyeron de la guerra.

Mis abuelos, no. Jamás subieron a un barco y dudo


de que hayan visto el mar (ni en figuritas).
¡Qué lejos está el mar de Catamarca!
y soy Vega, más que nada porque los españoles se apropiaron
de los indios como si fueran una mesa o una silla y le daban su apellid
¡Pero qué suerte tengo, compadre, me autobauticé!
¡Caro Cucurto!

Entenderán que un indígena no tiene modo de ser el tataranieto


de Lope de Vega ...

¿ Quién carajo es este grone? ¡Cómo saberlo!

No existe la forma, de veras, ni me importa indagar en mi pasado.


Soy tan joven y fuerte que no tengo pasado. De ella, sí sé todo. Naciste mi flor, en el Hospital de Clínicas,
Soy tan bello que ninguna cosa mala me toca. I 22 de enero de 2010, a las dos de la tarde. Y caíste a mis brazos.
¿Incendios? ¿Genocidios7 ¿Dictaduras? Te abracé antes que tu madre, te besé antes que el viento
No soy argentino. ¿Qué tengo de argentino yo? y te miré antes de que el sol viniera a joderte en los ojos.
Mi padre no sabía quién era su padre y mi madre, Fue el día más feliz de mi vida y en la pieza, sangrante,
como contrapartida, no sabía quién era su madre. tu madre me puteaba.

Hay personas en la televisión que dicen que son argentinos. Margarita, mi flor,
Me dan vergüenza. Y tienen una pinta de tanos que se caen. y como toda flor no tenés patria, ni credo,
El patriotismo, el argentinismo, la selección nacional de fútbol, ni le rezás a nadie.
son trampas para alimentar el espíritu democrático. Las personas como nosotros, hija, odian a Dios,
Cuando nos conviene. pero nosotros ni siquiera lo odiamos.
Dios es un invento de los españoles.
No tengo antecedentes, ni caídas en cana, ni materias aprobadas "¿De dónde vienen estos grones?",
ni currículum. oirás decir.
Solo no existo. Voto siempre en contra.
Ni los políticos ven en mí ... Pongamos nuestra sangre en el microondas.
Ni las mujeres se imaginan lo que tengo escondido, camuflado La gente como nosotros, Margarita, no proviene,
en el pantalón (26 x 8 cm). ni va a ningún lado.
Conmigo no va el buen gusto y a las dudas de la subjetividad Hijita mía, burbuja de mi sangre, como toda flor
las atrapo en un cd de la Mona Jiménez. no tenés un pito que ver con el tango,
No estoy para. con Borges, Buenos Aires, el mate y el Che Guevara.
No soy cuando. IGente rara!
No puedo dejar.
No pueden conmigo. Para ser un argentino puro tenés que ser un rejunte
No puedo con mi alma. de europeo, judío, musulmán, turco y árabe.
Apenas quiero, pero poquito. ¿No ven mi cara, manga de boludos?
No sé ni escupir (salvo para adentro). ICómo van a confundirme con un argento!
Mas, no se fíen: acabo cuando quiero y no cuando puedo. Soy un indígena que maneja el idioma para el culo.
iBoludeces!
s un tema el manejo del idioma, más si es español.
No sé ni lo que quiero y mi corazón es un desastre. Sacate el Vega, el Gomez, mi flor, nada más imperial. Sé: Margarit
No soy argentino, ni artista, ni trabajador, ni chanta. Poderosa, Margarita Antuán Natanael; Margarita Rocallosa Fosfor 111<'
Solo tengo una hija que se llama Margarita. é, Margarita, sé grotesca y tierna a la vez.
i Qué bello es tener una hija que se llame Margarita I
Somos de acá, como Flecha Bus: nos vendemos al mejor postor
y salimos a cualquier hora.
Oda a Germán Carrasco

IQué deprimente es ser el Poeta más grande de Chile!


Suena a broma.
Esduro y harto deprimente ser el master
de todas las categorías despóticas de la poesía chilena.
-Shshshyilena.
Zurita
Maquieira
Teillier
Gonzalo Rojas
¡Hui-dobro!
Lhin, el inútil, Hernández Montesinos, cada día
mas emputecido. Es el precio que la poesía debe pagar.
-el triciclo descuajeringado del niño Olson
comprado en las veredas del Paseo Ahumada-.

La poesía de Chile es como el Paseo Ahumada,


a ciertas horas, intransitable.
No acepta piratas de best sellers, ni dinosaurios
de fainá, ni televisivos de la derecha.
Para transitar por el paseo célebre de la Poesía Chilena
hay que estar capacitado, saber y parecer.
Todo esta justamente consagrado por las manos
de la Gabriela Mistral estatal.

De todo este mundo irrespirable, asoma su cabeza


el niño freak Germán Carrasco. ¿Tan freak como Rodrigo Lira?
Poeta gemuflexo y geminiano,
depresivo y pésimo padre.
Su bello hijito Félix lo salva y le pone
las íes en su lugar.
De todo este mundo de miserias de la poesía chilena
aparece incólume y vitoresco
con su tatuaje de Alicia en el antebrazo Poesía y política
¡Qué placer hay con el lenguaje! ¡Qué metejón
de Almagro y boedismo! En un blog pedorro
de los trabajadores de Crítica
No les voy a decir que vuela vestido de durazno, superficial, incárneo, antierotizante,
ni que ríe con risa de arroz huracanado, nada de eso. y amorfo, una boluda de barrio norte
No soy Pablo Neruda ni Germán Carrasco. me mandó a agarrar la birome.
Mi amigo es miope como un muppet.
El mayor poeta de Chile sufre de estrabismo, i Déjense de joder con los prejuicios!
es decir, es bizco, como el Presidente de los argentinos. Incómoda señorita: te pondría
¿Serán la política y la poesía ciencias manejadas por los bizcos? la 26 X 8 cms. en la boca.
Adolescente sedentario, el mayor poeta vivo de Chile Mi herramienta de trabajo no es la birome
es un luzzer irremplazable. ni rige mi moral porteña
la libertad de expresión.
Aunque pienso que este muchacho Poco tengo que ver con el pelpa y la tinta.
es material altamente radiactivo, Mas ésta señorita un poco fome
no diré que del fascismo porque sería me mandó a agarrar la birome antes
darle un título grandilocuente, de cortar calles como piqueteros
sólo diré que la culpa es de ... Parra. pequeños burgueses que no aceptan
su dieta reducida.

Yo tengo un biromón para esta señorita


de barrio norte que ve su derecho manoseado
cuando corto una calle. ¡YO!
que debo millones, deberé meterme la birome
en el culo en vez de emular al Che Guevara.
Las distribuidoras de revistas y best sellers,
las historietas gallegas" relatos gráficos para adultos ",
Regreso del bailantero ¿dónde estarán?

Ayer, volví al Superconsti, y pensar que por estas mismas calles


¡qué cambiado estaba! era feliz.
Las chicas que antes bailaban, te aceptaban Yo era un bailantero.
una copa, Antes ... ahora el barrio es otro, ya ni música queda,
se enamoraban al instante ... ¿Qué fue del bar La Morena?
ahora trabajan. ¡Nadie sabe!
Pensar que ayer estaba lleno de luces, Las cosas no son iguales
la gente caminaba de un lado a otro. y pensar que por estas calles desiertas,
Todo era una farra (medio Paraguay estaba ahí). yo llevaba la música y la seducción en la sangre,
Ayer me dieron aires de melancolía, era feliz.
con una estudiante de TEA, volví al Superconsti: Yo era un bailantero.
las calles amadas en silencio
la oscuridad copaba la vereda y
¡ni el locutorio lleno de pibes chateando las 24 horas
continuaba abierto como antaño!

¿Se acuerdan de la heladería Cremolati


en donde vendían helados de dos copitas?
Ahora es una vidriera con letras descoloridas.

Adentro, llenos de polvo, objetos, piezas;


dolida la máquina que hacía esos helados ...
Quise comprarla, un recuerdo para mi curiosidad,
uno se aferra a las cosas pasadas.
Sería ideal, después de todo, pa hacerle unos helados
a mis hijos.

Le pregunté al mozo del bar de enfrente .


..Uy, les robaron 33 veces y un día
no volvieron mas. ¿Quién sabe dónde estarán? .."
Sí, viene al caso. La pobreza es igual en todos lados.

Rumbo a la cartonería Pateando un pucho del piso encontré un lápiz escolar.

Camino a la cartonería, En la esquina unos jóvenes arrebatan a unas señoras


me encontré con que el 86 había sido asaltado burguesas y francesas. ¡Cómo pega "francés" con "burgués"!
mientras yo mismo viajaba en él, A los pasos, otro chiquilín con revólver apunta a uno sin revólver.
sentado en sus asientos. Me dio miedo y afilé mi lápiz
por protección personal, como se dice ahora.
¡Pucha che, me dije, asaltaron mi bondi y yo
ni me enteré, inmerso en la lectura Agarré de los contenedores un pedazo de diario
de los poemas del genialísimo poeta sudaca! y escribí, por protección nomás.
No soy alcahuete, no quiero que me peguen un tiro a la bartola.
El chofer palidecía del miedo. Apunté con mi lápiz y escribí dispuesto a matar a quien sea.
y era incapaz de coordinar dos palabras.

A la familia del colectivero, por medio de este poema, le digo:


el afiliado del gremio, el papá y esposo violento, está bien.
(Considero importante que a través de este poema,
se lleve tranquilidad a los hogares)
Caminé apurado,
escuché oscuras voces de las gordas
y cuchilleros del rioba.

"¡Algo pasó en la cartonería de los libros de cartón!"

Las gordas se quejaban:


¡esa casa tomada es un nido de chorros!
Pero yo sólo veía salir de esa casa a mujeres embarazadas
y a bebés que ya caminan solos.
¡Bebés! ¡La Boca es el barrio de los bebés!

Me recuerda a un barrio yugoslavo en Stuttgart.


No viene al caso...
Padre e hijo Abogados

En la cárcel durante una visita Me levanto de la cama


el padre come naranjas con su hijo de siete años. y me siento en un sillón debajo
de un ventilador
Durante siete meses solo se vieron una hora por semana. donde las aspas y el mundo se ven de otra manera ...
Estoy como un muerto sin fuerzas
Flaqueados por una mesa de vidrio: frontera y muralla. y con lágrimas.
Al señor político lo han trasladado a otro pabellón
donde no hay un vidrio que impida que las personas se toquen. ¿Conseguiste lo que querías? ¿Fuiste feliz?
El apretón de manos es permanente durante la visita. ¡A quién le importa eso!
La lluvia de verano pasó.
¡Es dura la vida de por sí! Son las 3 y este 15 de enero también pasará.
El olor de las naranjas, el ruido de los pájaros a las dos de la mañ Este es mi último deseo en la noche oscura:
i qué venga Dios I

,Señor, siéntese conmigo debajo de las


letas del ventilador!

Toda mi vida descreí de la sencillez del lenguaje para decir las cosas.
i hay algo que no necesitamos
so es lo efímero y lo sintético.
iempre pensé que las cosas necesitaban más que pocas palabras.
y ahora yo, el hombre sin palabras, quiero un bife de carne.

L s vaya contar una pajareada,


J nny, un amigo, abogado
¡ ven, buen boxeador amateur.
Ii ne tanto dinero que se fue un mes
r] Costa Rica... a recorrer.

Mi amigo quiere ser escritor, no quiere ser abogado de éxito,


11 quiere disfrutar el quincho de su casa. No.
Todos queremos ser otros, mi amigo quiere ser escritor.
i Está loco!
I hombraza
"Abusaste de las lenguas; compraste terrenos,
penetraste cada día a tu buen amigo". 1111
monos del Rey!
No intentes otra cosa, ¿para qué? 11',je,
I( • e puto rey de la tevé!
Mi amigo quiere ser escritor, quiere ser un pobre tipo, 1(, je.
un vago, un borracho, un quemado que nunca levanta la cabeza INosotros no tenemos rey,
y quiere cambiar al mundo con los soretitos de sus letras. iJ r tesuer!
Nuestro único reyes el pacto de alquiler.
La abogacía será unoficio duro o no será nada.
La abogacía no tiene que ser el camino de los políticos burgueses. h, gronchos pata sucia,
tirados en la cama
Mientras la abogacía siga generando dinero en efectivo, filmándose el culo y la pija
será una mierda. on una camarita de fotos.
En el sucucho de Once,
Los abogados en este país se están convirtiendo en escritores, banadas las sábanas
hay que parar esa bola urgente. de cerveza y guarapa
un extraño coctel venezolano
Todos queremos ser otros, que ella trajo como regalito
debajo de las aspas del ventilador. de su acalorado viaje por Venezuela
con el afán de conocer a Chaves.
y no conociste a e haves
pero en cambio, conociste chavistas
de camisa colorada abierta
en el pecho, los pelos al viento
el ombligo peludo,
inflamado

i Loco sí, pero boludo nunca!

i Eso es una infección!


Refregaron su ombligo en tu hombro
y ahora traés el ombligo inflamado s el amor lo que mata al hombre
directo a contagiarme. oh negra maligna, para cicatrizarme
iOh, Morgana, oh fata de mierda! me echás el peor alcohol
En una pieza de la pajarera de Once la guarapa revolucionaria
en esta pantagruélica torre bolita y te pinchas el ombligo
enchastrás el somier -ya no colchón- que se desinfla lanzando un
que te regaló tu mamá chorro amarillo de pus y sangre
inspectora municipal de vaya a saber oh, riámonos de Dios
qué lejano paraje pueblerino. oh. que haga el bendito gesto
de silenciarnos
Mientras el curandero del amor en las remeras del mundo:
brilla con su sonrisa en un poster " i Pueden callarse 1" .

su negra cabellera Riámonos del puto rey


su hirsuta barba de paisano aporteñizado en una cama ensangrentada de Once
1
¿Qué es? ¿Qué significa? sin poder levantarnos para llamar al SAME I
Después de tantas penetraciones, murámonos juntos, I
tirados en la cama; oh negra maligna
tantas chupadas de culo, hombraza mía
lamidas en el glande y bolas ponzoñosa
hasta quedarnos sin saliva mientras el curandero del amor
después de tantas elucubraciones cartoneras nos mira
de venganzas llevaderas, "si me dejas o te dejo". y nos dice:
Enguarapados hasta el ojete Oh felices días kirchneristas
en el 13 M módicas ingenuas frases sueltas de alabanza:
de la yotibéntica cueva sudaca de la calle Alberti "suculento", "absoluto", "hediondo",
"magnífico", "perfecto", "ojete mío",
Oh negra maligna, enguarapada "potente", "floripondio".
infectada con el virus chavista
te me tirás encima con un cuchillo tramontina
y me cercenás de un golpe exacto la poronga
que queda como un serpiente roja de rojo esplendor
desinflada de sangre
encima de las sábanas berretas
compradas en Coto.
Se
terminó
de imprimir
en junio de 2012

bajo el cuidado de Ediciones VOX


Nicaragua 2070/8000 Bahía Blanca
Buenos Aires / República Argentina.
WeINngl¡aIlll Cucurto nació en Quilmes en 1973. Publicó: En
peesfa, lA Máquina de hacer paraguayitos, Editorial Siesta, 1999;
¡tII;, tú tJemlnicana del demonio!, Ediciones Belleza y Felicidad,
2O()l; VlÑlflIflpungas contra un pasajero, Ediciones VOX, 2003; La
GIItDI.".ldiciones VOX, 2004; Como un Paraguayo ebrio y
tlf/t1Io tltt.;/)ermana, Ediciones VOX, 2005; Hatuchay. Ediciones
VOl(,3D. El hombre polar regresa a Stuttgart, ediciones VOX,
2_ y'lasnovelas Cosa de Negros, Interzona Editora, 2003;
NtJt::IHs vacías, Panambíy Fer, en Eloísa Cartonera, 2003;
SeJt.yhondi, Interzona Editora, 2011; entre otras. Tiene inédita una
versión novelada de la vida de Don Ramón. La editorial Eloisa
Cartonera ha publicado casi todos sus libros en ediciones únicas, el
que tenga ejemplares cartoneros consérvenlos, es oro en polvo.

ISBN 978-987-1073-51-1

Ediciones

VOX