Está en la página 1de 3

Conceptos:

Ecotono: El ecotono, es un lugar donde los componentes ecológicos están en tensión. Es la


zona de transición entre dos o más comunidades ecológicas (biocenosis) distintas.
Generalmente, en cada ecotono viven especies de fauna y flora propias de ambas
comunidades, pero también pueden encontrarse organismos particulares, ajenos a ambas. A
veces la ruptura entre dos comunidades constituye un límite bien definido, denominado borde;
en otros casos hay una zona intermedia con un cambio gradual de un ecosistema al siguiente.

Comensalismo: El comensalismo es una forma de interacción biológica en la que uno de los


intervinientes obtiene un beneficio, mientras que el otro no se perjudica ni se beneficia. El
término proviene del latín cum mensa, que significa ‘compartiendo la mesa’. Originalmente fue
usado para describir el uso de comida de desecho por parte de un segundo animal, como las
especies depredadores que se encuentran en las sabanas carroñeros que siguen a los
animales de cazadores, pero esperan hasta que el primero termine de comer. Los individuos de
una población aprovechan los recursos que le sobran a los de otra población. La especie que
se beneficia es el comensal.

Mutualismo: El mutualismo es una interacción biológica, entre individuos de diferentes


especies, en donde ambos se benefician y mejoran su aptitud biológica. Las acciones similares
que ocurren entre miembros de la misma especie se llaman cooperación. El mutualismo se
diferencia de otras interacciones en las que una especie se beneficia a costas de otras
especies; éstos son los casos de explotación, tales como parasitismo, depredación, etc.

Simbiosis: El término simbiosis (del griego: σύν, syn, 'juntos'; y βίωσις, biosis, ‘vivir’) se aplica


a la interacción biológica, a la relación estrecha y persistente entre organismos de diferentes
especies. Los organismos involucrados en la simbiosis son denominados simbiontes.

Predación: La predación se refiere a la interacción biológica entre dos organismos, el


depredador y la presa, en donde uno de estos se convierte en alimento del otro. La presa
puede ser consumida total o parcialmente por el depredador. Mayormente la predación resulta
en la muerte de la presa. En este proceso se produce una transferencia de nutrientes de un
individuo a otro, siendo esta interacción el principal medio de movilización de energía en las
cadenas alimenticias.

Competencia: En ecología de poblaciones, la competencia interespecífica es la interacción


que se produce cuando individuos de distintasespecies se disputan los mismos recursos en un
ecosistema (por ejemplo el alimento o el espacio vital). La otra forma de competencia posible
es la competencia intraespecífica, que implica a los organismos de la misma especie.

Parasitismo: El parasitismo es un tipo de depredación, una estrecha relación en la cual uno


de los participantes, (el parásito) depende del otro (huésped, hospedador o anfitrión) y obtiene
algún beneficio. En la mayoría de los casos de parasitismo el hospedador percibe un daño o
perjuicio por parte del parásito en algún momento del ciclo.
Homeostasis: La Homeostasis (del griego ὅμοιος [homoios], «igual, similar»,1 y στάσις
[stásis], «estado, estabilidad»2) es una propiedad de los organismos que consiste en su
capacidad de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno
mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior (metabolismo). Se trata
de una forma de equilibrio dinámico que se hace posible gracias a una red de sistemas de
control realimentados que constituyen los mecanismos de autorregulación de los seres vivos.
Ejemplos de homeostasis son la regulación de la temperatura y el balance
entre acidez y alcalinidad (pH).

Individuo: Todo ser vivo, independientemente de su complejidad biológica, es un individuo,


capaz de realizar todas las funciones vitales: nutrición, relación y reproducción. Los individuos
de especies diferentes tienen particularidades que los diferencian de los de otras especies.
Ejemplos: un lapacho, un zorro, un leopardo.

Especie: En taxonomía, especie (del latín species), o mejor dicho especie biológica, es la


unidad básica de la clasificación biológica. Una especie es el conjunto de organismos
o poblaciones naturales capaces de entrecruzarse y de producir descendencia fértil, pero no
pueden hacerlo (o al menos no lo hacen habitualmente) con los miembros de poblaciones
pertenecientes a otras especies. En muchos casos, los individuos que se separan de la
población original y quedan aislados del resto pueden alcanzar una diferenciación suficiente
como para convertirse en una nueva especie; por lo tanto, el aislamiento reproductivo respecto
de otras poblaciones es crucial. En definitiva, una especie es un grupo de organismos
reproductivamente homogéneo, aunque muy cambiante a lo largo del tiempo y del espacio.

Población: Población biológica, en el área de la biología, es un conjunto de organismos o


individuos de la misma especie que coexisten en un mismo espacio y tiempo, y que comparten
ciertas propiedades biológicas, las cuales producen una alta cohesión reproductiva y ecológica
del grupo. La cohesión reproductiva implica el intercambio de material genético entre
los individuos. La cohesión ecológica se refiere a la presencia de interacciones entre ellos,
resultantes de poseer requerimientos similares para la supervivencia y la reproducción, al
ocupar un espacio generalmente heterogéneo en cuanto a la disponibilidad de recursos.

Resiliencia: Es el término empleado en ecología de comunidades y ecosistemas para indicar


la capacidad de estos de absorber perturbaciones, sin alterar significativamente sus
características de estructura y funcionalidad; pudiendo regresar a su estado original una vez
que la perturbación ha terminado.1 Por regla empírica general, se ha observado que
las comunidades o los ecosistemas más complejos —que poseen mayor número de
interacciones entre sus partes—, suelen poseer resiliencias mayores, ya que existe una mayor
cantidad de mecanismos autorreguladores.
Sustancias orgánicas: Las sustancias orgánicas son todas aquellas relacionadas con la
vida, y se componen de carbono, de oxigeno o hidrogeno, mientras que las inorgánicas son
sustancias muertas, donde escasean estos elementos propios de la vida como el carbono, el
oxigeno y el hidrogeno, o si bien existen, no están todos o no reúnen la agrupación adecuada o
el enlace correcto como para considerarlos materia orgánica.

Sustancias Inorgánicas: Por otro lado las sustancias inorgánicas se relacionan con la falta
de vida, como por ejemplo los metales y plásticos, los que encuentras en los objetos muertos
como en autos y las construcciones, pero sin embargo este concepto no debe ser aplicado de
manera tajante, ya que como ejemplo contrario está el arsénico, algo totalmente inapropiado
para la vida, en ciertas condiciones puede contribuir a la vida claro descubrimiento por parte de
la NASA hace poco en un lago californiano, donde se vio que ciertas bacterias lo utilizan en su
ADN