Está en la página 1de 1

LA HACIENDA PALLAN

La ex hacienda Pallan perteneció al distrito de Chumuch, luego al distrito de Miguel Iglesias provincia
de Celendín departamento de Cajamarca, se ubica al norte de Celendín a 2, 893 m.s.m, desde 1786 es la
más importante en la provincia figura en el informe elevado ante el Rey de España Carlos III hijo de
Felipe V e Isabel Famecio. Los propietarios de este inmueble fue EL MONASTERIO DE LAS
CONSEPCIONISTAS DESCALZADAS DE CAJAMARCA. la ex hacienda tenía los siguientes
linderos: por el este con la comunidad de Chimuch, Por el oeste con la quebrada de San Isidro
localidades como San Juan, Balsabamba y Malicate, por el norte localidades de Huar Huar y Cortegana
hasta el Cerro Horcón, Por el sur con el rio Llanguat.
Para que las tierra de la ex hacienda Pallan, sean explotadas el MONASTERIO tuvo que nombrar
LOCATARIOS para la administración de la hacienda, este lugar estaba sin carretera y despoblada por lo
que tuvieron que comprar esclavos, mestizos, indios de habla espina de las haciendas más cercanas, los
hacendados tenían enviar el producto de las cosechas y la ganadería a las monjas de Cajamarca como
pago al uso de las tierras
La casa hacienda, era el palacio donde vivían los hacendados y sus familias se ubicaba a 2 km, del actual
distrito, esta casa hacienda estaba construida de paredes gruesas de tapial, techo de paja esta
construcción era de dos pisos a su alrededor tenía dos patios o plazuelas en el segundo piso vivía toda su
familia, en el primer piso serbia como deposito o almacenes, ahí se guardaba los productos de las
cosechas en el otro patio se encontraban los talleres donde se fabricaban los derivados de leche: quesillos
queso, mantequilla y los tejidos como las bayetas, pochos, pullos, los que eran almacenos para enviarlos
Cajamarca. También se encontraba los fogones donde teñían las lanas, madejas, también se encontraba
el calabozo, patíbulo o tronco grueso de madera acondicionado de sogas para aplicar el más severo
castigo y tortura por lo capataces de los hacendados.
Las formas de trabajo eran mediante faenas agrícolas durante quince días, de seis de la mañana a seis de
la tarde, los varones cultivando inmensas chacras de maíz trigo, cebada ollucos, etc. En los valles
cultivan la caña de azúcar, yucas camotes y las mujeres realizaban jornadas de trabajo de ocho días en la
cocina y el teñido de las madejas e hilos y sus hijos de mitayos en la crianza de ovinos y vacunos. Lugar
donde se criaba el ganado era en papas de la Huaylla, Muyoc, Shimpampa, Quinuamayo, etc…
Para la parcelación de la hacienda el iniciador fue el líder Abraham Delgado Linares, quien había
servido al ejercito participando del conflicto del Ecuador en 1941, donde había aprendido las tácticas de
guerra y los ideales de Víctor Raúl Haya De La Torre fundador del APRA (Alianza Popular
Revolucionaria Americana) Fue el que reunió a sus contemporáneos Reynaldo Cerdán, Ernesto Micha,
Felipe Micha, Lucho Tello, Daniel Tello, a escondidas de los capataces y del hacendado se reunían en
las filas de Juanguarto, fila del lipio, en Sarzapampa, fila de Rosapata, etc.
Los hacendados de la ex hacienda PALLAN recordados por nuestros antepasados fue: Leocadio
Sánchez, Modesto Jáuregui, Modesto Caballero, Arturo Caballero y sus hijos Liando y Abel Caballero
siendo el ultimo hacendado don Alejandro Soto Chavarry. La lucha por la libertad continuaba cada vez
más, el Perú era libre e independiente pero la lucha de nuestros paisanos pallaneros seguía cada vez más
fuerte los cabecillas eran perseguidos por los verdugos del locatario siendo uno de ellos Arturo Pajares y
decenas tropas que lo acompañaban, las estrategias de ABRAHAM DELGADO, como de trasladarse de
mujeres para no ser reconocidos, no duro mucho tiempo, lo capturaron en la CALAMINA hoy conocido
como Ramoscucho y fue encarcelado en la casa hacienda y sus compañeros que fueron sacados de su
casas, les torturaron y maltrataron sin piedad alguna, después de varios días sin comer el cabecilla
Abraham Delgado simulo estar derrotado la cual pidió un plazo de tres meses para cosechar productos y
salir con sus familia a Rambrán. Los comuneros despertaron y apoyaron a la lucha de esos hombres
valiente que no se amilanaron ante el azote del hacendado, viajaron a Cajamarca y se presentaron ante el
Monasterio pidiendo la Parcelación. El monasterio de Cajamarca comunico a Lima a la Madre Superior
ABADESA. Luego se conformó junta perceladora compuesta por el abogado Celso Becerra, Pedro de la
Quintana Martínez, además el ingeniero Víctor Alarcón, el que hacía los contratos este proceso duro
varios años. Tiempo después formaron su comité la nombraron PRO PUEBLO integrada por:
Presidente: Abram Delgado Linares, secretario: Lucho Tello, otros integrantes más Reynaldo Cerdán,
Festino Rubio Orrillo, Luis Tello, Desiderio Vásquez.