Está en la página 1de 1

Op art (Arte óptico)

Es una Corriente artística que irrumpe en el escenario artístico de la década del 50 del siglo XX y que surgió a partir del movimiento abstracto-
constructivista representado por elsuprematismo, De Stijl y la Bauhaus.
En sus obras el ojo debe estar mirando una obra que se mueve, buscando el principio y el fin. En esta época el centro del arte es,
definitivamente, Nueva York.
Este estilo se evidenció en composiciones en las que se trabajaban las formas puramente geométricas y los aspectos ópticamente alternantes de
la luz y el color. Para ello los artistas del Op art se nutrieron de los efectos ilusorios visuales o perceptuales, de las formas reiterativas o
modulares, del tratamiento de los efectos irreales de movimiento; así como de la irradiación, el contraste, la vibración y la iridiscencia de los
colores.
Aun continuando preocupados por los problemas del movimiento gráfico y de las vibraciones debidas a la interacción del color, ciertos artistas
obtuvieron, hacia 1955, el movimiento mediante efectos ópticos de superposición o de transparencia.
La expresión op art (arte óptico) se utiliza a partir de 1964, en la revista Time, en preparativos de una muestra de arte llamada “El ojo
sensible”, en el museo de Arte Moderno de Nueva York. Esta exposición permitia amalgamar dos tipos de solicitaciones visuales
“geométricas” practicadas con anterioridad: la ambigüedad perceptiva, sobre todo con la ayuda de superficies y de estructuras coloreadas, y la
sugestión coercitiva del movimiento, sobre todo con la ayuda de líneas o franjas en negro y blanco, o con colores complementarios.
La ilusión de perspectiva y de tridimensionalidad se pierde en el op art, influenciada por teorías psicológicas de la visión como la teoría de la
Gestalt, también recibe influencias del ambiente tecnológico y científico, de las ciencias humanísticas, naturales o del diseño industrial.
Tenemos que tener en cuenta que este movimiento tiene influencias de investigaciones llevadas a cabo por artistas del arte abstracto de la
década de 1920.
Muchas veces las obras generan “espasmos” ópticos que desembocan en una red de líneas paralelas, se trata en ese caso de fenómenos
energéticos y psicológicos.
Muchas obras utilizan una técnica utilizada por la ciencia óptica que se denomina “efecto moiré”, El término proviene del francés moiré, un
tipo particular de textil en seda y que posee una apariencia ondeante o fluctuante, gracias a los patrones de interferencia formados por la
estructura misma del tejido. El efecto moiré, genera contraste simultáneo entre dos colores o dos acromáticos, lo que en apariencia genera un
movimiento, pero en realidad es un efecto óptico, por que en el contraste los colores compiten entre sí.
El antecedente directo del arte óptico se encuentra después de haberse iniciado el análisis sistemático de la luz y de la calidad cromática de los
colores con los experimentos abstractos-concretos de los grandes pioneros: Robert Delaunay, Piet Mondrian, Kazimir Malevich, Johannes
Itten, László Moholy-Nagy y, Theo van Doesburg, continuaron los representantes de la llamada Abstraction-creation Auguste Herbin, Josef
Albers, Max Bill, Richard Paul Louise y Victor Vasarely de una manera consecuente, pasada la segunda guerra mundial, la pintura abstracta
con colores cromáticamente puros. Con ayuda de formas estructurales, matemáticamente reguladas y aplicando las leyes físicas que determinan
los efectos del color sobre la capacidad de visión humana, ejemplifican en sus cuadros la vivencia visual fisiológica de efectos ópticos
resultantes de la combinación de diversas bandas y campos de color.
Con el efecto vibratorio y con la visión de espacios de color de profunda perspectiva en el plano de la imagen, este Op art pictórico introduce
una nueva vivencia ilusiva, que se vale de la perezosa inercia del ojo humano. El ojo sintetiza una serie rítmica o regularmente perturbada de
bandas y espirales de color ricas en contrastes, en un agitado espacio cromático de profundas perspectivas. El Op art pictórico ejerció desde
1950 una gran influencia, particularmente en la decoración, la moda y en el diseño industrial o diseño gráfico.
Junto al Op art pictórico se sitúa también el Op art cinético-escultural en forma de cuerpos auto-luminosos o reflectantes, enlazado con los
comienzos de la cinética luminosa a través del movimiento constructivista de la vanguardia rusa (Moholy-Nagy), Pevsner, Naum Gabo). En los
años 50 entra con el “Zero” la dinámica de los volúmenes luminosos en el horizonte problemático de la configuración artística. La modulación
de luz y sombras sobre el objeto, la translucidez, el aspecto luminoso de los cuerpos móviles, la monocromía y la fuerza lumínica de los
colores –todo el espacio experimental de la energía lumínica- se convierte en el nuevo campo investigativo de un Op art que quiere abarcar el
espacio, y a la vez se preocupa por las posibilidades de una arquitectura lumínico-dinámica.
Las obras del Arte Óptico interactúan con el espectador provocando una sensación de movimiento virtual mediante efectos de ilusión óptica,
situación que desencadena una respuesta dinámica del ojo y una cierta reacción psicológica derivada de su apariencia sorprendente. Se utiliza
para ello la construcción de perspectivas que el ojo no puede fijar en el espacio; el efecto Rubin, que descubre convexidades a partir de figuras
que comparten sus contornos; el efecto moaré, surgido por la interferencia de líneas y círculos concéntricos junto a otras ilusiones perceptivas
de inestabilidad, vibración o confusión.
El término Op-Art se acuñó por un artículo publicado en 1964 por la revista “Time”, sobre un grupo de artistas que pretendían crear ilusiones
ópticas en sus obras. Después de esto el término se adoptó como nombre oficial del movimiento.
La ausencia total del movimiento real, las obras son físicamente estáticas, lo cual lo diferencia del arte cinético, que presenta objetos con
movimiento propio o movimiento conseguido con la ayuda del espectador. Pretende crear efectos visuales tales de movimiento aparente,
vibración y parpadeo. Usa los recursos de líneas paralelas, tanto rectas como sinuosas, contrastes cromáticos marcados, ya sea poli o
bicromáticos, cambios de forma y tamaño, combinación y repetición de formas y figuras, entre otros recursos ópticos. Uso de figuras
geométricas simples, como rectángulos, triángulos y circunferencias en entramados, combinaciones o formaciones complejas. El observador
participa activamente moviéndose o desplazándose para poder captar el efecto óptico completamente.
Se usa la técnica de la pintura al acrílico para obtener superficies limpias y definidas.
El artista no pretende plasmar en su obra sensaciones o situaciones, no existe ningún aspecto o referente emocional en la obra.
La finalidad de las propuestas es producir efectos visuales inéditos.
Es un tipo de arte impersonal y técnico.
En las propuestas queda abierta la posibilidad de que el espectador modifique con su observación la configuración que el artista ofrece. Son
realizaciones artísticas que surgen como derivación de la abstracción geométrica.
El op art trata también de exaltar la potencia visual de la geometría y los colores.
Utiliza estructuras o motivos repetidos con un orden diáfano y claro, también principios científicos rigurosos con el fin de producir efectos
visuales originales.

También podría gustarte