Está en la página 1de 2

Boletín Edición Pacientes Marzo 2018

Boletín IEMP
Trastorno Afectivo Bipolar y su
influencia en las Relaciones de Pareja
Desde el cambio en la Ley de Matrimonio Civil el año 2004, cuando se legalizó el Divorcio en nuestro país, es
posible ver como éstos han ido en un aumento constante cada año. De hecho, el año 2016 la cantidad llegó a 46
mil, la cifra más alta desde el 2010. Este aumento tan considerable también puede deberse al hecho de que
muchas parejas que ya estaban separadas simplemente legalizaron su situación. A pesar de lo anterior, la
cantidad de matrimonios no disminuyó, alcanzando los 64 mil matrimonios, demostrando así que esta institución
aún estaba presente en nuestra sociedad.

Por otro lado, a pesar de que la infidelidad es la mayor razón de los divorcios en nuestro país, también es cierto
que los trastornos mentales, como el Trastorno Afectivo Bipolar, influyen notablemente en los matrimonios, en
algunos causando conflictos que terminan en divorcios.

Trastorno Afectivo Bipolar (TAB)


Este trastorno se caracteriza por la agresividad; y en otras, en una
presencia de episodios reiterados (es Duración Episodios disminución del estado de ánimo y un
decir, al menos dos) en los que el estado Maníaco: 2 semanas descenso de la vitalidad y de la
de ánimo y los niveles de actividad de a 4-5 meses actividad (depresión).
la persona están profundamente
Depresivo: 6 meses
alterados. También existen ocasiones en que el
trastorno solo se presenta con la
En ocasiones, la alteración consiste en aparición de episodios depresivos o al
una exaltación del estado de ánimo y contrario, solo con episodios maníacos.
un aumento de la vitalidad y del nivel Aunque, es más frecuente que el
de actividad (manía o hipomanía), que trastorno aparezca cuando han ocurrido
puede causar impulsividad y/o varios episodios depresivos.

Síntomas Depresivos Síntomas Maníacos

- Ánimo Depresivo - Autoestima Exagerada


- Pérdida de Interés - Disminución de la necesidad de dormir
- Cambios en el patrón del sueño y - Verborrea
apetito - Distraibilidad
- Baja Autoestima - Aumento de la actividad intencionada
- Sentimientos de culpa - Implicación en actividades peligrosas
- Pobre Concentración
Boletín Edición Pacientes Marzo 2018

Dificultades conyugales asociadas al TAB

Los pacientes con TAB presentan una importante pérdida de autoestima, como consecuencia de las dificultades
al intentar adaptarse al medio social y la identificación de estados emocionales (García, Gómez, Santamaría,
Sánchez, Cubas, San Pedro y Moliner, Tratamiento psicosocial del trastorno bipolar), lo que claramente influye
en la posibilidad de encontrar pareja. Según el estudio “Alteración del funcionamiento familiar en el trastorno
bipolar" (2005), los cónyuges bipolares en un 80% de los casos reportan incomprensión por parte de su pareja.
Vivencian su enfermedad sin sentir apoyo de parte de su cónyuge ya que consideran que éste no puede
empatizar con su enfermedad. Perciben falta de aceptación y cambio brusco y repentino en la vida marital
desde el comienzo de la enfermedad. (Holmgren, Lermanda, Cortés, Cárdenas, Aguirre y Valenzuela A.
Alteración del funcionamiento familiar en el trastorno bipolar, 2005).

Cuando uno de los cónyuges enferma, la familia se ve enfrentada a una serie de cambios en cuanto a roles y
límites, lo que se aprecia sobre todo cuando los pacientes han debido dejar su actividad laboral, pasando
entonces más tiempo en el hogar. En caso de crisis del padre enfermo, éstos manifiestan confianza, seguridad y
apoyo necesario de parte de la madre sana en aspectos como la crianza de los hijos. Los mayores problemas se
suscitan cuando el paciente es la madre de la familia, por cuanto esto implica que el padre debe asumir nuevos
roles y responsabilidades con respecto a los hijos.

Al enfermar uno de los cónyuges la relación tiende a volverse más asimétrica que complementaria, ya que en
muchos casos el paciente pasa a convertirse en un hijo más para su pareja.

En aquellos casos en que no sean los cónyuges quienes tienen la enfermedad, sino uno de los hijos, también
ocurre la aparición de los conflictos de pareja, en especial luego del diagnóstico del TAB, lo que en gran parte
de los casos lleva a la disolución del matrimonio.

Los cónyuges suelen ser más pacientes y


comprensivos ante las fases depresivas de los
pacientes con TAB, ya que la atribuyen a la
enfermedad y no a los deseos de la pareja.

En cambio, las fases maníacas son atribuidas


como voluntarias y rencorosas, por lo que son
mucho menos aceptadas por los cónyuges.

En el Instituto de Estudios Médico-Psicológicos (IEMP) contamos con una serie de profesionales


capacitados para ayudar a las parejas a sobrellevar estas situaciones y comprender mejor este trastorno
de forma de facilitar la relación de pareja.

Si quieres recibir más información sobre este y otros temas relacionados, suscríbete a nuestro boletín
escribiendo a contacto@iemp.cl

Instituto de Estudios Médico-Psicológicos (IEMP)


Referencias:
- Linares, Juan Luis. (2007). La personalidad y sus trastornos desde una perspectiva sistémica. Clínica y Salud, 18(3), 381-399.
- HOLMGREN G., Dagmar et al. Alteración del funcionamiento familiar en el trastorno bipolar. Rev. chil. neuro-psiquiatr. [online]. 2005,
vol.43, n.4
- Gutiérrez-Rojas, Luis, Martínez-Ortega, José M., & Rodríguez-Martín, Francisco D.. (2013). La sobrecarga del cuidador en el trastorno
bipolar. Anales de Psicología, 29(2), 624-632.
- Janowsky, D. S., Leff, M. y Eptein, R. S. (1970). Playing the manic game: interpersonal maneuvres of the acutely manic patient. Archives of
General Psychiatry.