Está en la página 1de 19

FILÓSOFOS DEL RENACIMIENTO

1- Montaigne

Los “Ensayos” de Michel Eyquem de Montaigne (1533-1592) tratan distintos temas, desde su
opinión sobre las guerras de la época hasta su opinión sobre la crianza de los niños. Sobre este
último tema cabe destacar que Montaigne fue uno de los primeros pensadores que escribió sobre
pedagogía y sobre el matrimonio como necesario para criar a los niños. En sus ensayos, Montaigne
tocó temas como el suicidio, la práctica médica, la sexualidad, el amor y su opinión sobre la
conquista, que calificó como barbarie. Cabe destacar que este pensador compartía las ideas del
relativismo cultural, es decir que respetaba las diferencias de representantes de otras culturales.

2- Nicolás de Cusa

De Docta Ignorantia de Nicolás de Cusa (1401-1464) se considera uno de los tratados más
importantes de la época. De Cusa se planteó la posibilidad de que la tierra no era el centro del
Universo, idea que luego fue retomada por Giornado Bruno. También este pensador se opuso a
ideas ocultistas. Se puede considerar que era un filósofo panteista, ya que Nicolás de Cusa planteó
que Dios no puede ser separado de su creación. Para de Cusa la ciencia humana era conjetural ya
que el ser humano en todos sus estudios busca a Dios,  pero no es capaz de entenderlo a totalidad.

3- Giordano Bruno

El filósofo, astrónomo y matemático Giordano Bruno (1548-1600) en sus tratados Del universo


infinito y los mundos y Sobre la causa, el principio y el uno plantea una nuevo visión cosmogónica
que negaba que la tierra fuera el centro del Universo y que el Sol y otros planetas giraban
alrededor de ella. Bruno creía que todo objeto en la tierra se mueve con ella, es decir que el
movimiento es relativo e influenciado por ella. Su creencia en la relatividad del movimiento le
permitió afirmar que era necesario un sistema de referencia para medir.
4- Erasmo de Róterdam

La Daga de Cristo se considera el tratado más importante de Erasmo de Róterdam (1466-1536). En


él este pensador habla sobre los deberes de los cristianos y sobre la importancia de la sinceridad,
que es la necesaria para los cristianos. De Róterdam consideraba que el formalismo y el
dogmatismo no permitían que la fe llegara a más almas. Este filósofo y teólogo luchó toda su vida
contra el dogmatismo, la disciplina cristiana y sus instituciones, lo que lo llevó a ser perseguido por
católicos y protestantes y a ser censurado. El testimonio más importante sobre sus ideas son sus
cartas. Erasmo mantuvo correspondencia con muchos de los pensadores más importantes de la
época, en especial con Martín Lutero.

5- Martín Lutero

Al clavar las 95 tesis en la puerta de la Iglesia de Wittenberg, Martín Lutero (1483-1546) inició el
movimiento que luego se convertiría en el Protestantismo. En sus tesis, Lutero criticaba el sistema
de indulgencias; es decir la posibilidad que daba la Iglesia Católica de comprar el perdón de los
pecados, la avaricia de la Iglesia y su paganismo. Tras haber visitado el Vaticano, Lutero quedó
sorprendido por la riqueza del Papado y criticó que este bienestar no era disfrutado por los
feligreses. También, Lutero criticó las tradiciones paganas adoptadas por la Iglesia que nada tenían
que ver con las tradiciones de los primeros cristianos. El Protestantismo obligó a la Iglesia católica
a reinventarse y tuvo como consecuencia la Contrarreforma, que fue un movimiento renovador en
la Iglesia católica. En el plano político, la Reforma y el Protestantismo tuvieron gran influencia en el
proceso de formación de los Estados europeos, que luchaban contra la influencia de la Iglesia en
sus asuntos internos.
6- Ulrico Zuinglio

Ulrico Zuinglio (1484-1531) desarrolló las ideas del Protestantismo y fue el líder máximo de la
Reforma Protestante Suiza. Aunque este pensador llegó a ideas similares a las de Lutero, ambos
tenían sus diferencias. El protestantismo suizo se caracterizó por ser más radical. En su tratado  De
la verdadera y la falsa religión, Zuinglio rechaza la comunión, las imágenes, la misa y el celibato
sacerdotal. Este pensador consideraba que las riquezas de la Iglesia debían ponerse al servicio de
los pobres. Zuinglio daba mucha importancia a los asuntos políticos y consideraba que un
gobernante podía ser derrocado si sus actos contradecían los deberes cristianos.

7- Calvino

El último gran reformador protestante fue Juan Calvino (1509-1564). Este teólogo francés
desarrolló las bases del Calvinismo. A diferencia de Lutero, Clavino dejó escritos en su testamento
las bases del Calvinismo de manera estructurada. Calvino creía que era necesario eliminar todos
los elementos de la Iglesia que no sean en la Biblia declarados como obligatorios. Su pensamiento
era más racional y menos místico que el de Lutero. Sentó la base para el desarrollo de la doctrina
de las cinco “Solas” y los cinco puntos del Calvinismo.
8- Miguel Servet

Uno de los pensadores humanistas, quien cayó víctima de la Inquisición por sus ideas fue Miguel
Servet (1509 o 1511 – 1553). Este pensador desarrolló las ideas del protestantismo. En su
tratado De los errores acerca de la Trinidad y Diálogos sobre la Trinidad desarrolló el concepto de
cristología, que debía de tomar el lugar de la creencia tradicional en la Trinidad. Al final, sus ideas
fueron rechazadas por católicos y protestantes, ya que sus ideas eran cercanas al panteísmo
(creencia de que el Universo y Dios son uno).

9- Francesco Petrarca

En la literatura, la poesía de Francesco Petrarca (1304-1374) influenció a escritores como William


Shakespeare y creó una corriente literaria que se denominó Petrarquismo. Su prosa fue
revolucionaria, ya que en la época no se acostumbrara a escribir sobre el ser humano como
protagonista de la historia. Petrarca, en sus escritos daba gran importancia a las biografías de sus
héroes, sus sentimientos y detalles sobre ellos. Este estilo humanista ponía al hombre en el centro
de la historia. Es importante destacar su aporta al desarrollo de la lengua italiana, ya que este
escribió muchas de sus obras en italiano, cuando el italiano se consideraba lengua vulgar y todo
tratado u obra literaria se escribía en latín.

10- Nicolás Maquiavelo

En el ámbito político, el tratado más importante de la época fue escrito por Nicolás Maquiavelo
(1469-1527). El principe es un tratado político, cuyo objetivo es enseñar a gobernar un Estado.
Según Maquiavelo, estos métodos deben ser aplicados para mantener el poder, que es el atributo
principal de un gobernante. En otros tratados, Maquievalo también desarrolla su teoría política: en
Historia de Florencia el pensador analiza el gobierno de los Médici y la historia de su ciudad natal
hasta el momento y en Del arte de la Guerra, Maquiavelo expone su visión sobre lo que debe ser
la política militar de un Estado. En sus tratados, Maquiavelo critica las políticas impuestas por los
Médici, los cuales le exiliaron y además da consejos sobre como fundar un nuevo Estado.
René Descartes René Descartes es uno de los filósofos modernos más destacados de la historia.
Descartes fue un filósofo francés. Nació en 1596 y fue el primer y más importante filósofo de la
Edad Moderna. Se dice que Descartes es el padre del racionalismo, dado que centró su
pensamiento en la razón y el “yo” como el centro de todo; “pienso, luego existo” es su frase más
célebre.
Entre los grandes aportes de Descartes a las ciencias destaca la unión de la geometría con el
álgebra, introduciendo así un nuevo sistema de coordenadas llamadas cartesianas.
Su obra más importante es Discurso del método, un tratado filosófico en el cual establece una
serie de reglas, pasos o metodología para saber qué hay que buscar; este libro plantea cómo llegar
al conocimiento de una manera estructurada, como se hace en las matemáticas o en el álgebra.
Descartes padeció toda su vida, ya que tenía una salud muy frágil. Murió en Suecia en el año 1650
a la edad de 54 años por un problema pulmonar.

Baruch Spinoza
Spinoza fue un filósofo de origen holandés nacido en Ámsterdam en 1632. Era de origen hebreo y
fue expulsado de la sinagoga por ser uno de los primeros en criticar duramente a la religión, así
como por creer en las ciencias.
Tuvo una gran influencia de Descartes, pero a diferencia de este, consideraba solo la existencia de
Dios en la naturaleza. En muchos casos identificaba una estrecha relación entre Dios y la
naturaleza, de manera que puede parecer que los consideraba como lo mismo.  
Se consideraba a sí mismo como monista; esto quiere decir que no creía en la existencia de cuerpo
y alma, solo creía en la materia.
Murió en 1677 en La Haya a la edad de 44 años. Al igual que Descartes, la causa de muerte fue una
afección pulmonar.
Gottfried Wilhelm Leibniz
Leibniz fue un filósofo de origen alemán que nació en 1646 y que también se desarrolló en
disciplinas como las ciencias y las matemáticas, entre otras.
Junto con Descartes y Spinoza, fue uno de los representantes del racionalismo. Entre sus más
grandes logros (si no el mayor de estos) estuvo el descubrimiento del cálculo infinitesimal y del
sistema binario. El cálculo infinitesimal sintetiza los conceptos de derivada e integral, nociones que
hoy son fundamentales en el estudio de las matemáticas.
Protagonizó una de las más grandes disputas científicas de la Edad Moderna, ya que el
descubrimiento del cálculo infinitesimal se atribuía a Isaac Newton, 10 años antes de que lo
puntualizara Leibniz; aún hoy se desconoce quién fue el autor de ese descubrimiento.
Leibniz falleció de gota en Hannover, Alemania, en 1716. Al momento de su muerte este filósofo
tenía 70 años de edad.

John Locke
Locke nació en Inglaterra en 1632, es el padre del liberalismo y fue uno de los principales
exponentes del empirismo.
Su pensamiento político ya apoyaba en ese entonces la separación de poderes; decía que el poder
del Estado viene de un pacto social y no de forma divina como la monarquía. Locke murió en el
año 1704 a la edad de 72 años.
En su pensamiento filosófico empírico defendía la idea de que todo nuestro conocimiento
proviene de la experiencia; decía que no había nada innato en nosotros. Rechazaba
categóricamente el pensamiento filosófico racional, pues para él toda la razón provenía de hechos
empíricos.
Thomas Hobbes
Thomas Hobbes fue uno de los representantes de la filosofía moderna. Fuente: John Michael
Wright [Public domain]
Hobbes fue un filósofo inglés nacido en 1588. Junto con Locke, pertenece a la corriente filosófica
del empirismo. Su obra más importante es El Leviatán.
Este filósofo tenía un pensamiento absolutista de la política. Al igual que Locke, creía en el
contrato social, pero Hobbes decía que las personas debían llegar a un acuerdo con el soberano
para transferirle poderes ilimitados, y así garantizar el orden y la paz en la sociedad.
Hobbes murió en Inglaterra en 1679 a los 91 años de edad. La causa de muerte fue un derrame
cerebral.

Francis Bacon
Nació en Londres en 1561 y es considerado el padre del empirismo inglés. Su padre era un
miembro importante de la política de su época y, a su muerte, Bacon ocupó grandes cargos dentro
del gobierno; esto le impidió desarrollar su pensamiento filosófico como quería mientras tenía la
obligación de ejercerlos.
Según Bacon, la verdad solo se puede alcanzar a través de hechos empíricos. Desarrolló el método
inductivo para llegar a la verdad y para explicar cómo el razonamiento debe basarse en la
experiencia.
Murió en Londres en 1626 a causa de una neumonía. Durante sus últimos años se vio envuelto en
polémicas ya que se le acusó de corrupción.
Voltaire
Su nombre real fue François-Marie Arouet, pero fue conocido como Voltaire (se desconoce con
certeza el origen de este nombre). Nació en París en 1694 y fue uno de los grandes representantes
de la Ilustración. Murió en París en 1778 a la edad de 83 años.
Era de pensamiento liberal y defendía sobre todas las cosas el derecho de los hombres a defender
sus ideas.
Fue tildado de ateo pero realmente no lo era, solo promulgaba que la creencia en Dios debía estar
basada en la razón y no en hechos divinos. Por esta misma razón estaba en contra del absolutismo
y de la intervención de Dios en los asuntos humanos.

Jean-Jacques Rousseau
Nació en Suiza en 1712 y fue uno de los más reconocidos representantes de la Ilustración. Su
pensamiento fue precursor del Romanticismo y de la Revolución francesa, y fue uno de los
creadores de la pedagogía. Murió en Francia en el año 1778 a la edad de 66 años.
Su obra El contrato social sembró los cimientos de la democracia. Rousseau criticaba fuertemente
al absolutismo; no en vano sus ideas fueron grandes detonantes de la Revolución francesa.

Immanuel Kant
Filosofó alemán, nació en la ciudad rusa de Königsberg en 1724. Fue el último de los filósofos de la
Edad Moderna y su pensamiento se identifica con el idealismo alemán. Murió en Königsberg en
1804 a la edad de 79 años.
Kant escribió tres obras muy importantes: Crítica a la razón pura, en la que estudió la razón y
como se estructura; Crítica a la razón práctica, donde estudió la ética; y Crítica al juicio, obra en la
que estudió la estética y la metafísica.
Su pensamiento también jugó un papel importante en el desarrollo de la pedagogía. Su estudio de
la subjetividad humana define a las personas como parte de los procesos educativos.
Kant encontró en sus estudios un punto medio entre el empirismo y la Ilustración. Decía que, si
bien hay una parte de la razón que proviene de la experiencia, hay otra muy importante que
proviene de los elementos subjetivos de la mente humana que nada tienen que ver con
experiencias vividas.

Georg Wilhelm Friedrich Hegel


Hegel nació en Stuttgart en 1770. Su pensamiento filosófico se encuentra dentro del idealismo
alemán. A pesar de que él mismo intentó no identificarse con ningún pensamiento filosófico de sus
predecesores, se identificaba a sí mismo como un idealista absoluto. Se ha considerado siempre
que el pensamiento de Hegel fue una gran influencia en la obra de Marx.
Ideó un sistema de entendimiento de las cosas llamado dialéctica, a través del cual se entiende un
hecho actual por la resolución de las contradicciones de los sucesos anteriores a este.
En su pensamiento metafísico, Hegel divide el pensamiento en tres partes. La primera es una fase
meramente racional, en la que se observa el ser tal y como se presenta. Luego destaca una
segunda fase en la que se analiza de manera subjetiva el ser, más allá de su simple aparición física.
Por último la tercera fase recibe el nombre de ontológica, a través de la que se pregunta cuál debe
ser el propio ser. Hegel murió en 1832 en la ciudad de Berlín a la edad de 61 años. Fue víctima de
una epidemia de cólera.

David Hume
Hume nació en Edimburgo en 1711. Al igual que sus predecesores Bacon, Hobbes y Locke, fue uno
de los grandes exponentes del empirismo inglés, el último de la Edad Moderna. Hume murió de
cáncer en Edimburgo en 1775 a la edad de 65 años.
Este filósofo separaba el pensamiento en dos aspectos: impresiones e ideas. Las impresiones son
las percepciones de los hechos reales que experimentamos, y las ideas son las que se generan a
raíz de estas impresiones. Hume rechazaba cualquier forma de idea que no proviniera de las
impresiones.
Actualmente su obra Tratado de la naturaleza humana es uno de los libros más estudiados de la
filosofía; sin embargo, no tuvo mucho éxito en el momento de su publicación.
Nicolas Malebranche
Malebranche fue un filósofo nacido en la ciudad de París —en aquel entonces reino de Francia—
en 1638. Nació en una familia muy religiosa, razón por la cual se vio influenciado por la vida al
servicio de la Iglesia y fue ordenado sacerdote en 1664.
Su pensamiento se nutrió de las ideas de Descartes y de San Agustín, y a partir de estas creó su
propia doctrina personal llamada ocasionalismo, según la cual Dios es la única doctrina verdadera.
Para Malebranche, las cosas son un reflejo de lo que Dios quiere que veamos. Las cosas no existen
en sí mismas sino que existen en Dios, de manera que el humano participa de Dios y, por
consecuencia, participa de las cosas. Su obra más importante fue La búsqueda de la verdad.
Durante toda su vida Malebranche fue una persona de salud muy frágil. Murió en París en 1715 a
la edad de 77 años.

George Berkeley
Berkeley nació en Irlanda en 1685. La ciudad californiana de Berkeley debe su nombre a este
filósofo, así como la famosa universidad.
Su pensamiento filosófico fue el empirismo llevado a otro nivel. Para él solo existía lo que
podemos percibir basados en la experiencia; por tanto, rechazaba cualquier otra cosa ajena a lo
realmente experimentado.
Fue un hombre muy religioso y, a pesar de su pensamiento empirista, creía que había cosas fuera
de lo experimentado; halló esta explicación en Dios. Berkeley murió en Oxford en 1753 a la edad
de 67 años a causa de una insuficiencia cardiaca.
Denis Diderot
Filósofo francés nacido en el año 1713. Es recordado entre otras cosas por su obra  La enciclopedia.
Murió en París en 1784 a los 70 años de edad.
Debido a sus críticas hacia la religión, sufrió represalias y persecuciones. Según Diderot, Dios no
existía; por tanto, ninguna deidad influía en la moral del hombre. Para él, la moral estaba
determinada por la búsqueda de la felicidad.

Charles-Louis de Secondat, barón de Montesquieu


Mejor conocido como Montesquieu, fue un filósofo y jurista nacido en Francia en 1689. Su
pensamiento pertenece al período de la Ilustración y su obra más importante fue El espíritu de las
leyes. El pensamiento político de Montesquieu de la separación de poderes establecía que debía
haber una clara separación entre el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, y decía que las leyes
y el sistema de gobierno de los países debía tomar en cuenta factores económicos, sociales, e
incluso hasta el clima.
Su doctrina sobre la separación de poderes aún perdura en el tiempo y sirvió de influencia en la
creación de la Constitución de los Estados Unidos.
Montesquieu fue perdiendo la vista hasta quedar totalmente ciego y murió de fiebre en París en
1755. Tenía 66 años de edad.
FILÓSOFOS MODERNOS

René Descartes René Descartes es uno de los filósofos modernos más destacados de la historia.
Descartes fue un filósofo francés. Nació en 1596 y fue el primer y más importante filósofo de la
Edad Moderna. Se dice que Descartes es el padre del racionalismo, dado que centró su
pensamiento en la razón y el “yo” como el centro de todo; “pienso, luego existo” es su frase más
célebre.
Entre los grandes aportes de Descartes a las ciencias destaca la unión de la geometría con el
álgebra, introduciendo así un nuevo sistema de coordenadas llamadas cartesianas.
Su obra más importante es Discurso del método, un tratado filosófico en el cual establece una
serie de reglas, pasos o metodología para saber qué hay que buscar; este libro plantea cómo llegar
al conocimiento de una manera estructurada, como se hace en las matemáticas o en el álgebra.
Descartes padeció toda su vida, ya que tenía una salud muy frágil. Murió en Suecia en el año 1650
a la edad de 54 años por un problema pulmonar.

Baruch Spinoza
Spinoza fue un filósofo de origen holandés nacido en Ámsterdam en 1632. Era de origen hebreo y
fue expulsado de la sinagoga por ser uno de los primeros en criticar duramente a la religión, así
como por creer en las ciencias.
Tuvo una gran influencia de Descartes, pero a diferencia de este, consideraba solo la existencia de
Dios en la naturaleza. En muchos casos identificaba una estrecha relación entre Dios y la
naturaleza, de manera que puede parecer que los consideraba como lo mismo.  
Se consideraba a sí mismo como monista; esto quiere decir que no creía en la existencia de cuerpo
y alma, solo creía en la materia.
Murió en 1677 en La Haya a la edad de 44 años. Al igual que Descartes, la causa de muerte fue una
afección pulmonar.

Gottfried Wilhelm Leibniz


Leibniz fue un filósofo de origen alemán que nació en 1646 y que también se desarrolló en
disciplinas como las ciencias y las matemáticas, entre otras.
Junto con Descartes y Spinoza, fue uno de los representantes del racionalismo. Entre sus más
grandes logros (si no el mayor de estos) estuvo el descubrimiento del cálculo infinitesimal y del
sistema binario. El cálculo infinitesimal sintetiza los conceptos de derivada e integral, nociones que
hoy son fundamentales en el estudio de las matemáticas.
Protagonizó una de las más grandes disputas científicas de la Edad Moderna, ya que el
descubrimiento del cálculo infinitesimal se atribuía a Isaac Newton, 10 años antes de que lo
puntualizara Leibniz; aún hoy se desconoce quién fue el autor de ese descubrimiento.
Leibniz falleció de gota en Hannover, Alemania, en 1716. Al momento de su muerte este filósofo
tenía 70 años de edad.

John Locke
Locke nació en Inglaterra en 1632, es el padre del liberalismo y fue uno de los principales
exponentes del empirismo.
Su pensamiento político ya apoyaba en ese entonces la separación de poderes; decía que el poder
del Estado viene de un pacto social y no de forma divina como la monarquía. Locke murió en el
año 1704 a la edad de 72 años.
En su pensamiento filosófico empírico defendía la idea de que todo nuestro conocimiento
proviene de la experiencia; decía que no había nada innato en nosotros. Rechazaba
categóricamente el pensamiento filosófico racional, pues para él toda la razón provenía de hechos
empíricos.

Thomas Hobbes
Thomas Hobbes fue uno de los representantes de la filosofía moderna. Fuente: John Michael
Wright [Public domain]
Hobbes fue un filósofo inglés nacido en 1588. Junto con Locke, pertenece a la corriente filosófica
del empirismo. Su obra más importante es El Leviatán.
Este filósofo tenía un pensamiento absolutista de la política. Al igual que Locke, creía en el
contrato social, pero Hobbes decía que las personas debían llegar a un acuerdo con el soberano
para transferirle poderes ilimitados, y así garantizar el orden y la paz en la sociedad.
Hobbes murió en Inglaterra en 1679 a los 91 años de edad. La causa de muerte fue un derrame
cerebral.

Francis Bacon
Nació en Londres en 1561 y es considerado el padre del empirismo inglés. Su padre era un
miembro importante de la política de su época y, a su muerte, Bacon ocupó grandes cargos dentro
del gobierno; esto le impidió desarrollar su pensamiento filosófico como quería mientras tenía la
obligación de ejercerlos.
Según Bacon, la verdad solo se puede alcanzar a través de hechos empíricos. Desarrolló el método
inductivo para llegar a la verdad y para explicar cómo el razonamiento debe basarse en la
experiencia.
Murió en Londres en 1626 a causa de una neumonía. Durante sus últimos años se vio envuelto en
polémicas ya que se le acusó de corrupción.

Voltaire
Su nombre real fue François-Marie Arouet, pero fue conocido como Voltaire (se desconoce con
certeza el origen de este nombre). Nació en París en 1694 y fue uno de los grandes representantes
de la Ilustración. Murió en París en 1778 a la edad de 83 años.
Era de pensamiento liberal y defendía sobre todas las cosas el derecho de los hombres a defender
sus ideas.
Fue tildado de ateo pero realmente no lo era, solo promulgaba que la creencia en Dios debía estar
basada en la razón y no en hechos divinos. Por esta misma razón estaba en contra del absolutismo
y de la intervención de Dios en los asuntos humanos.
Jean-Jacques Rousseau
Nació en Suiza en 1712 y fue uno de los más reconocidos representantes de la Ilustración. Su
pensamiento fue precursor del Romanticismo y de la Revolución francesa, y fue uno de los
creadores de la pedagogía. Murió en Francia en el año 1778 a la edad de 66 años.
Su obra El contrato social sembró los cimientos de la democracia. Rousseau criticaba fuertemente
al absolutismo; no en vano sus ideas fueron grandes detonantes de la Revolución francesa.

Immanuel Kant
Filosofó alemán, nació en la ciudad rusa de Königsberg en 1724. Fue el último de los filósofos de la
Edad Moderna y su pensamiento se identifica con el idealismo alemán. Murió en Königsberg en
1804 a la edad de 79 años.
Kant escribió tres obras muy importantes: Crítica a la razón pura, en la que estudió la razón y
como se estructura; Crítica a la razón práctica, donde estudió la ética; y Crítica al juicio, obra en la
que estudió la estética y la metafísica.
Su pensamiento también jugó un papel importante en el desarrollo de la pedagogía. Su estudio de
la subjetividad humana define a las personas como parte de los procesos educativos.
Kant encontró en sus estudios un punto medio entre el empirismo y la Ilustración. Decía que, si
bien hay una parte de la razón que proviene de la experiencia, hay otra muy importante que
proviene de los elementos subjetivos de la mente humana que nada tienen que ver con
experiencias vividas.
Georg Wilhelm Friedrich Hegel
Hegel nació en Stuttgart en 1770. Su pensamiento filosófico se encuentra dentro del idealismo
alemán.
A pesar de que él mismo intentó no identificarse con ningún pensamiento filosófico de sus
predecesores, se identificaba a sí mismo como un idealista absoluto. Se ha considerado siempre
que el pensamiento de Hegel fue una gran influencia en la obra de Marx.
Ideó un sistema de entendimiento de las cosas llamado dialéctica, a través del cual se entiende un
hecho actual por la resolución de las contradicciones de los sucesos anteriores a este.
En su pensamiento metafísico, Hegel divide el pensamiento en tres partes. La primera es una fase
meramente racional, en la que se observa el ser tal y como se presenta.
Luego destaca una segunda fase en la que se analiza de manera subjetiva el ser, más allá de su
simple aparición física. Por último la tercera fase recibe el nombre de ontológica, a través de la
que se pregunta cuál debe ser el propio ser.
Hegel murió en 1832 en la ciudad de Berlín a la edad de 61 años. Fue víctima de una epidemia de
cólera.

David Hume
Hume nació en Edimburgo en 1711. Al igual que sus predecesores Bacon, Hobbes y Locke, fue uno
de los grandes exponentes del empirismo inglés, el último de la Edad Moderna. Hume murió de
cáncer en Edimburgo en 1775 a la edad de 65 años.
Este filósofo separaba el pensamiento en dos aspectos: impresiones e ideas. Las impresiones son
las percepciones de los hechos reales que experimentamos, y las ideas son las que se generan a
raíz de estas impresiones. Hume rechazaba cualquier forma de idea que no proviniera de las
impresiones.
Actualmente su obra Tratado de la naturaleza humana es uno de los libros más estudiados de la
filosofía; sin embargo, no tuvo mucho éxito en el momento de su publicación.
Nicolas Malebranche
Malebranche fue un filósofo nacido en la ciudad de París —en aquel entonces reino de Francia—
en 1638. Nació en una familia muy religiosa, razón por la cual se vio influenciado por la vida al
servicio de la Iglesia y fue ordenado sacerdote en 1664.
Su pensamiento se nutrió de las ideas de Descartes y de San Agustín, y a partir de estas creó su
propia doctrina personal llamada ocasionalismo, según la cual Dios es la única doctrina verdadera.
Para Malebranche, las cosas son un reflejo de lo que Dios quiere que veamos. Las cosas no existen
en sí mismas sino que existen en Dios, de manera que el humano participa de Dios y, por
consecuencia, participa de las cosas. Su obra más importante fue La búsqueda de la verdad.
Durante toda su vida Malebranche fue una persona de salud muy frágil. Murió en París en 1715 a
la edad de 77 años.

George Berkeley
Berkeley nació en Irlanda en 1685. La ciudad californiana de Berkeley debe su nombre a este
filósofo, así como la famosa universidad.
Su pensamiento filosófico fue el empirismo llevado a otro nivel. Para él solo existía lo que
podemos percibir basados en la experiencia; por tanto, rechazaba cualquier otra cosa ajena a lo
realmente experimentado.
Fue un hombre muy religioso y, a pesar de su pensamiento empirista, creía que había cosas fuera
de lo experimentado; halló esta explicación en Dios. Berkeley murió en Oxford en 1753 a la edad
de 67 años a causa de una insuficiencia cardiaca.
Denis Diderot
Filósofo francés nacido en el año 1713. Es recordado entre otras cosas por su obra  La enciclopedia.
Murió en París en 1784 a los 70 años de edad.
Debido a sus críticas hacia la religión, sufrió represalias y persecuciones. Según Diderot, Dios no
existía; por tanto, ninguna deidad influía en la moral del hombre. Para él, la moral estaba
determinada por la búsqueda de la felicidad.

Charles-Louis de Secondat, barón de Montesquieu


Mejor conocido como Montesquieu, fue un filósofo y jurista nacido en Francia en 1689. Su
pensamiento pertenece al período de la Ilustración y su obra más importante fue El espíritu de las
leyes. El pensamiento político de Montesquieu de la separación de poderes establecía que debía
haber una clara separación entre el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, y decía que las leyes
y el sistema de gobierno de los países debía tomar en cuenta factores económicos, sociales, e
incluso hasta el clima.
Su doctrina sobre la separación de poderes aún perdura en el tiempo y sirvió de influencia en la
creación de la Constitución de los Estados Unidos.
Montesquieu fue perdiendo la vista hasta quedar totalmente ciego y murió de fiebre en París en
1755. Tenía 66 años de edad.