Está en la página 1de 27

Secuencia Didáctica Lengua – 6° “B” – Turno Tarde – Escuela N° 2

“Cuentos
PoliCiales”

Docente: SCHMIDT, María Luján


Agosto 2018

1
Escuela: N° 2 “Remedios de Escalada de San Martín”
Grado: 6° “B”
Turno: Tarde
Tiempo: 8 Clases

Fundamentación:
Formar lectores competentes es una de las principales obligaciones de la escuela.
Para ello, es indispensable lograr que los alumnos desarrollen cierto gusto por la
lectura: la literatura es una forma de acercarse a los alumnos. Ofrece múltiples y
variadas opciones para acercarnos a ese mundo mágico que es la lectura. Dentro
de ella, la trama que más atrae a los niños es la narrativa, por las infinitas
posibilidades que presenta a la hora de conocer mundos nuevos o antiguos, reales
o inventados.
El cuento se presenta entonces como una opción indispensable para atraerlos hacia
la lectura, principalmente por su brevedad, condición necesaria por los tiempos
escolares. Dentro de los subgéneros posibles, el cuento policial es uno de los más
atrayentes: ¿a quién no le atrapa un buen misterio?
Al mismo tiempo, la oralidad será abordada durante la conversación diaria, en ese
ida y vuelta que el docente y el alumno, y los alumnos entre sí, llevarán a cabo al
reflexionar, sintetizar y comprender las lecturas que se realizarán.
La escritura, además, se abordará desde otro ámbito: el de la crónica periodística,
ya que presenta características similares en cuanto a narración de los hechos y
secuencia cronológica, por ejemplo.
En cuanto a la reflexión sobre el lenguaje, ambos géneros se utilizarán para
profundizar en la conjugación de verbos, en particular, el pretérito perfecto simple y
el imperfecto, ambos tiempos principales de la narración.
Eje: En relación con la comprensión y producción oral

La escucha comprensiva de textos expresados en forma oral por el docente y


sus pares.

 La escucha comprensiva de textos expresados en forma oral por el docente


y sus pares.

2
 En la narración:
 Identificar las personas, el tiempo y el espacio en los que ocurren los hechos.
 Identificar las acciones, su orden y las relaciones causales.

Eje: En relación con la lectura y la producción escrita

La participación asidua en situaciones de lectura.

 Reconocer, con ayuda del docente, la intencionalidad comunicativa de un


texto a partir del contenido, del formato, de los recursos utilizados (verbos en
pretérito perfecto simple y en pretérito imperfecto.
 Comprender y reconocer algunos procedimientos propios del texto leído para
construir su significado (secuencialidad en el texto narrativo).

La participación en procesos de escritura de textos no ficcionales, (crónica


periodística).

 En la narración:
 Respetar el orden cronológico de las acciones.
 Mantener el encadenamiento causal de las acciones.

 En todas las situaciones de escritura, conjuntamente con el docente, sus


pares y de manera individual:
 Planificar el texto teniendo en cuenta el género, propósito y el/los
destinatarios.
 Redactar realizando por lo menos un borrador del texto, revisar y reescribir
el texto.

3
Eje: En relación con la literatura

La participación en situaciones de lectura, comprensión y disfrute de obras de


autor.

 Leer textos literarios, con la colaboración del docente, con el propósito de


identificar recursos propios del género (cuento policial).

Eje: En relación con la reflexión sobre la lengua (sistema, norma y uso)

La reflexión sistemática, con ayuda del docente, de unidades y relaciones


gramaticales y textuales de los textos trabajados.

 Reconocer y emplear formas de organización y propósitos de los textos


(cuento policial y crónica periodística)
 Reconocer y emplear verbos, tiempo (pretéritos perfecto simple e imperfecto)

Propósitos:
 Promover herramientas para la escritura de una crónica periodística.
 Brindar las herramientas necesarias para que los alumnos reconozcan las
características del cuento policial.
 Ofrecer los instrumentos necesarios para reconocer los tiempos verbales

Objetivos:
 Reconocer las características del cuento policial.
 Identificar la estructura de la crónica periodística.
 Distinguir los verbos en pretérito perfecto simple y pretérito imperfecto.

Evaluación:
Se evaluará de manera procesual (cualitativamente), utilizando como recurso la
observación del desempeño del trabajo del alumno (tanto individual como grupal).
También, se tendrán en cuenta las tareas de evaluación de desempeño, en las
cuáles no sólo se evaluará lo que el alumno sabe, sino lo que es capaz de hacer,
resolver o producir; ya sea desde la oralidad para favorecer el diálogo y la
comunicación, o desde la comprensión y producción escrita.
Además, se realizará un trabajo práctico integrador. En él se tomará, desde el
género literario, la comprensión del cuento policial; el reconocimiento y análisis de

4
sus componentes, hasta la identificación de la estructura de la crónica periodística.
Por otro lado, desde el uso y reflexión de la lengua, el uso de verbos y la distinción
de los verbos en pretérito perfecto simple y pretérito imperfecto.

Clase N° 1
1° Actividad:
La docente entregará las siguientes imágenes a los alumnos:

Se les pedirá que analicen las imágenes y respondan:


 ¿Qué observan en las imágenes? ¿Qué estará sucediendo en cada una?
 ¿Qué trabajos realiza un detective?
 ¿De qué se tratará el nuevo género literario que vamos a leer?
 ¿Qué cuentos, novelas o películas policiales conocen? ¿Les gusta? ¿Por
qué?
Una vez finalizadas las respuestas de los alumnos, la docente hará una puesta en
común de las mismas.

5
2° Actividad:
La docente presentará el cuento: “El crimen casi perfecto”, de Roberto Arlt. Una
copia será entregada a cada alumno.
Antes de la lectura, la docente preguntará oralmente:
 ¿Por qué el título de la historia es “El crimen casi perfecto”? ¿Qué se
imaginan que irá a suceder?
Luego de las hipótesis presentadas por los alumnos, se procederá a la lectura de la
historia. En primer lugar, leerá la docente (lectura modelo) y luego los alumnos.

El crimen casi perfecto


Roberto Arlt
La coartada de los tres hermanos de la suicida fue verificada. Ellos no habían mentido. El mayor,
Juan, permaneció desde las cinco de la tarde hasta las doce de la noche (la señora Stevens se
suicidó entre las siete y las diez de la noche) detenido en una comisaría por su participación
imprudente en un accidente de tránsito. El segundo hermano, Esteban, se encontraba en el
pueblo de Lister desde las seis de la tarde de aquel día hasta las nueve del siguiente, y, en
cuanto al tercero, el doctor Pablo, no se había apartado ni un momento del laboratorio de análisis
de leche de la Erpa Cía., donde estaba adjunto a la sección de dosificación de mantecas en las
cremas.
Lo más curioso del caso es que aquel día los tres hermanos almorzaron con la suicida para
festejar su cumpleaños, y ella, a su vez, en ningún momento dejó de traslucir su intención
funesta. Comieron todos alegremente; luego, a las dos de la tarde, los hombres se retiraron.
Sus declaraciones coincidían en un todo con las de la antigua doméstica que servía hacía
muchos años a la señora Stevens. Esta mujer, que dormía afuera del departamento, a las siete
de la tarde se retiró a su casa. La última orden que recibió de la señora Stevens fue que le
enviara por el portero un diario de la tarde. La criada se marchó; a las siete y diez el portero le
entregó a la señora Stevens el diario pedido y el proceso de acción que ésta siguió antes de
matarse se presume lógicamente así: la propietaria revisó las adiciones en las libretas donde
llevaba anotadas las entradas y salidas de su contabilidad doméstica, porque las libretas se
encontraban sobre la mesa del comedor con algunos gastos del día subrayados; luego se sirvió
un vaso de agua con whisky, y en esta mezcla arrojó aproximadamente medio gramo de cianuro
de potasio. A continuación, se puso a leer el diario, bebió el veneno, y al sentirse morir trató de
ponerse de pie y cayó sobre la alfombra. El periódico fue hallado entre sus dedos tremendamente
contraídos.

6
Tal era la primera hipótesis que se desprendía del conjunto de cosas ordenadas pacíficamente
en el interior del departamento, pero, como se puede apreciar, este proceso de suicidio está
cargado de absurdos psicológicos. Ninguno de los funcionarios que intervinimos en la
investigación podíamos aceptar congruentemente que la señora Stevens se hubiese suicidado.
Sin embargo, únicamente la Stevens podía haber echado el cianuro en el vaso. El whisky no
contenía veneno. El agua que se agregó al whisky también era pura. Podía presumirse que el
veneno había sido depositado en el fondo o las paredes de la copa, pero el vaso utilizado por la
suicida había sido retirado de un anaquel donde se hallaba una docena de vasos del mismo
estilo; de manera que el presunto asesino no podía saber si la Stevens iba a utilizar éste o aquél.
La oficina policial de química nos informó que ninguno de los vasos contenía veneno adherido a
sus paredes.
El asunto no era fácil. Las primeras pruebas, pruebas mecánicas como las llamaba yo, nos
inclinaban a aceptar que la viuda se había quitado la vida por su propia mano, pero la evidencia
de que ella estaba distraída leyendo un periódico cuando la sorprendió la muerte transformaba
en disparatada la prueba mecánica del suicidio.
Tal era la situación técnica del caso cuando yo fui designado por mis superiores para continuar
ocupándome de él. En cuanto a los informes de nuestro gabinete de análisis, no cabían dudas.
Únicamente en el vaso, donde la señora Stevens había bebido, se encontraba veneno. El agua
y el whisky de las botellas eran completamente inofensivos. Por otra parte, la declaración del
portero era terminante; nadie había visitado a la señora Stevens después que él le alcanzó el
periódico; de manera que si yo, después de algunas investigaciones superficiales, hubiera
cerrado el sumario informando de un suicidio comprobado, mis superiores no hubiesen podido
objetar palabra. Sin embargo, para mí cerrar el sumario significaba confesarme fracasado. La
señora Stevens había sido asesinada, y había un indicio que lo comprobaba: ¿dónde se hallaba
el envase que contenía el veneno antes de que ella lo arrojara en su bebida?
Por más que nosotros revisáramos el departamento, no nos fue posible descubrir la caja, el sobre
o el frasco que contuvo el tóxico. Aquel indicio resultaba extraordinariamente sugestivo.
Además había otro: los hermanos de la muerta eran tres bribones.
Los tres, en menos de diez años, habían despilfarrado los bienes que heredaron de sus padres.
Actualmente sus medios de vida no eran del todo satisfactorios.
Juan trabajaba como ayudante de un procurador especializado en divorcios. Su conducta resultó
más de una vez sospechosa y lindante con la presunción de un chantaje. Esteban era corredor
de seguros y había asegurado a su hermana en una gruesa suma a su favor; en cuanto a Pablo,
trabajaba de veterinario, pero estaba descalificado por la Justicia e inhabilitado para ejercer su
profesión, convicto de haber dopado caballos. Para no morirse de hambre ingresó en la industria
lechera, se ocupaba de los análisis.

7
Tales eran los hermanos de la señora Stevens. En cuanto a ésta, había enviudado tres veces.
El día del “suicidio” cumplió 68 años; pero era una mujer extraordinariamente conservada, gruesa,
robusta, enérgica, con el cabello totalmente renegrido. Podía aspirar a casarse una cuarta vez y
manejaba su casa alegremente y con puño duro. Aficionada a los placeres de la mesa, su
despensa estaba provista de vinos y comestibles, y no cabe duda de que sin aquel “accidente” la
viuda hubiera vivido cien años. Suponer que una mujer de ese carácter era capaz de suicidarse,
es desconocer la naturaleza humana. Su muerte beneficiaba a cada uno de los tres hermanos con
doscientos treinta mil pesos.
La criada de la muerta era una mujer casi estúpida, y utilizada por aquélla en las labores groseras
de la casa. Ahora estaba prácticamente aterrorizada al verse engranada en un procedimiento
judicial.
El cadáver fue descubierto por el portero y la sirvienta a las siete de la mañana, hora en que ésta,
no pudiendo abrir la puerta porque las hojas estaban aseguradas por dentro con cadenas de acero,
llamó en su auxilio al encargado de la casa. A las once de la mañana, como creo haber dicho
anteriormente, estaban en nuestro poder los informes del laboratorio de análisis, a las tres de la
tarde abandonaba yo la habitación donde quedaba detenida la sirvienta, con una idea brincando
en mi imaginación: ¿y si alguien había entrado en el departamento de la viuda rompiendo un vidrio
de la ventana y colocando otro después que volcó el veneno en el vaso? Era una fantasía de
novela policial, pero convenía verificar la hipótesis.
Salí decepcionado del departamento. Mi conjetura era absolutamente disparatada: la masilla
solidificada no revelaba mudanza alguna.
Eché a caminar sin prisa. El “suicidio” de la señora Stevens me preocupaba (diré una enormidad)
no policialmente, sino deportivamente.
Yo estaba en presencia de un asesino sagacísimo, posiblemente uno de los tres hermanos que
había utilizado un recurso simple y complicado, pero imposible de presumir en la nitidez de aquel
vacío.
Absorbido en mis cavilaciones, entré en un café, y tan identificado estaba en mis conjeturas, que
yo, que nunca bebo bebidas alcohólicas, automáticamente pedí un whisky. ¿Cuánto tiempo
permaneció el whisky servido frente a mis ojos? No lo sé; pero de pronto mis ojos vieron el vaso
de whisky, la garrafa de agua y un plato con trozos de hielo. Atónito quedé mirando el conjunto
aquel. De pronto una idea alumbró mi curiosidad, llamé al camarero, le pagué la bebida que no
había tomado, subí apresuradamente a un automóvil y me dirigí a la casa de la sirvienta. Una
hipótesis daba grandes saltos en mi cerebro. Entré en la habitación donde estaba detenida, me
senté frente a ella y le dije:
– Míreme bien y fíjese en lo que me va a contestar: la señora Stevens, ¿tomaba el whisky con
hielo o sin hielo?

8
- Con hielo, señor.
- ¿Dónde compraba el hielo?
– No lo compraba, señor. En casa había una heladera pequeña que lo fabricaba en pancitos. – Y
la criada casi iluminada prosiguió, a pesar de su estupidez. - Ahora que me acuerdo, la heladera,
hasta ayer, que vino el señor Pablo, estaba descompuesta. Él se encargó de arreglarla en un
momento.
Una hora después nos encontrábamos en el departamento de la suicida con el químico de nuestra
oficina de análisis, el técnico retiró el agua que se encontraba en el depósito congelador de la
heladera y varios pancitos de hielo. El químico inició la operación destinada a revelar la presencia
del tóxico, y a los pocos minutos pudo manifestarnos: – El agua está envenenada y los panes de
este hielo están fabricados con agua envenenada.
Nos miramos jubilosamente. El misterio estaba desentrañado. Ahora era un juego reconstruir el
crimen. El doctor Pablo, al reparar el fusible de la heladera (defecto que localizó el técnico) arrojó
en el depósito congelador una cantidad de cianuro disuelto. Después, ignorante de lo que
aguardaba, la señora Stevens preparó un whisky; del depósito retiró un pancito de hielo (lo cual
explicaba que el plato con hielo disuelto se encontrara sobre la mesa), el cual, al desleírse en el
alcohol, lo envenenó poderosamente debido a su alta concentración. Sin imaginarse que la muerte
la aguardaba en su vicio, la señora Stevens se puso a leer el periódico, hasta que, juzgando el
whisky suficientemente enfriado, bebió un sorbo. Los efectos no se hicieron esperar.
No quedaba sino ir en busca del veterinario. Inútilmente lo aguardamos en su casa. Ignoraban
dónde se encontraba. Del laboratorio donde trabajaba nos informaron que llegaría a las diez de la
noche.
A las once, yo, mi superior y el juez nos presentamos en el laboratorio de la Erpa. El doctor Pablo,
en cuanto nos vio comparecer en grupo, levantó el brazo como si quisiera anatemizar nuestras
investigaciones, abrió la boca y se desplomó inerte junto a la mesa de mármol.
Había muerto de un síncope. En su armario se encontraba un frasco de veneno. Fue el asesino
más ingenioso que conocí.

A medida que va leyendo, la docente frenará para preguntarles:


(Las preguntas que se realizarán en cada parada, dependerán de la situación
ocurrida en el texto, con el objetivo de indagar las hipótesis que los alumnos vayan
construyendo y así, poder afirmarlos o refutarlas.)
 ¿Se imaginaban que iba a pasar eso? ¿por qué?

9
 ¿Qué creen que pasará luego?
 ¿Qué opinan que se hará?
Cabe aclarar que el cuento se desarrolla en primera persona, lo que posibilita que
cada “parada” en la lectura y cada pregunta realizada, sea tomada como
interrogantes del mismo detective que narra.
Al finalizar la lectura, entre todos reflexionarán sobre lo narrado, se hablará del
detective, los sospechosos y las pistas que se siguieron para resolver el crimen.

3° Actividad:
La docente dará las siguientes consignas:
Responder:
a. Los tres hermanos de la víctima y posibles sospechosos, ¿qué coartadas
tenían respectivamente para la hora del crimen? ¿Son creíbles y verificables?
b. ¿Qué pistas hacían dudar a los investigadores de que se había suicidado?
c. El investigador, finalmente llega a la conclusión de que la señora Stevens
había sido asesinada, ¿a qué se debió esto?
d. ¿Qué datos hacen creer al investigador que los hermanos tenían que ver con
el crimen?
e. ¿Qué características se mencionan de la víctima? Enuméralas.
f. ¿Qué primera hipótesis se plantea el detective? ¿Resultó fructífera?
g. El detective se plantea una nueva hipótesis, menciónala y describe cómo
llega a tener la revelación.
h. ¿Quién fue el homicida? ¿Cómo hizo para matar a su hermana sin estar
presente en el lugar del hecho?
i. ¿Cuál fue el destino del homicida?
Las preguntas se darán paulatinamente, a medida que los alumnos van finalizando
las mismas.
Una vez que resueltas, la docente hará una puesta en común de las mismas.
Posteriormente, se corregirá individualmente a cada alumno verificando la
comprensión lectora del mismo.
Tarea:
Práctico la lectura de la historia “El crimen casi perfecto” – Completo las preguntas
dadas en clase.

Clase N° 2
La docente retomará la clase anterior y preguntará oralmente:
 ¿Qué historia leímos la clase anterior? ¿De qué se trataba?

10
Luego, se volverá a leer la historia. Esta vez, por parte de los alumnos. Se evaluará
la misma.

1° Actividad:
La docente les comentará a los alumnos que el género literario que se comenzará
a trabajar es el “policial”, donde hay un relato que plantea un conflicto o problema
por resolver.
 ¿Qué otras cosas encontraremos dentro de un cuento policial? Preguntará
oralmente.
Luego, entregara la siguiente fotocopia. Hará una lectura modelo la docente y luego
los alumnos. Se detendrá en cada concepto, ejemplificando con el cuento leído.

El cuento policial
El cuento policial es un relato que plantea un problema por resolver. Desde el inicio, el
lector conoce a un personaje que fue la víctima de un delito y también a un detective
quien deberá resolver alguna situación que parece no tener explicación. En estos
cuentos aparecen dos historias. Por un lado, la narración de la investigación (lo que
hizo el detective para develar el misterio) y, por otro lado, la narración del delito, es
decir, la historia de cómo se cometió el crimen y por qué.
Elementos del cuento policial
 El enigma: es el misterio que debe resolverse. Para resolver el enigma, el
detective tiene que encontrar la respuesta de estas preguntas: ¿quién lo hizo?,
¿cómo?, ¿cuándo?, ¿por qué?
 El detective: es el encargado de investigar el caso. Su trabajo consiste en
observar el lugar, encontrar pistas y hablar con los testigos para descubrir la
verdad.
 El ayudante: a veces, los detectives tienen un compañero de aventuras con el
que comparten la tarea.
 Las pistas: son las huellas, los rastros, los objetos, que el detective analiza para
descubrir al culpable. Entre las pistas también se encuentran los datos que el
detective descubre en las declaraciones de los testigos y sospechosos.
 El móvil: es el motivo que tuvo el autor del crimen.
 Los sospechosos: son los posibles culpables. La tarea del detective es
descubrir cuál de ellos cometió el delito.

11
Una vez que se finalice la lectura y posterior debate de la misma, la docente dará
las siguientes actividades:
1. Completen con los datos del cuento policial “El crimen casi perfecto”
DETECTIVE

VÍCTIMA
ENIGMA
PRINCIPAL CULPABLE
MÓVIL

2. Para vos: ¿Cuál es la pista más importante de la historia? ¿Por qué?


3. El detective no solo debe averiguar quién fue el culpable y cuál fue su móvil
para realizar el crimen, también debe explicar de qué forma realizó sus
acciones. Esto se denomina MODUS OPERANDI. Responde:
a. ¿Cuál fue el modus operandi del culpable en “El crimen casi perfecto”?
b. ¿Por qué crees que el detective lo considera “muy ingenioso”?
Una vez finalizadas las actividades, la docente hará una puesta en común de las
mismas. Luego, corregirá individualmente a cada alumno.
Tarea:
Averiguar y escribir un pequeño texto sobre la biografía del autor del cuento “El
crimen casi perfecto”: Roberto Arlt

Clase N° 3
La docente continuará con las características de los cuentos policiales. Esta vez, se
destinará al rol del lector.

1° Actividad:
La docente explicará a los alumnos, que el rol del lector en los cuentos policiales es
muy importante. Participa activamente de la investigación, porque el narrador va
dando las pistas de la misma y nos va convirtiendo parte del detective implicado.
Se les entregará luego, a los alumnos, los siguientes textos:

12
El lector de un cuento policial
Los lectores de un cuento policial participan activamente de la investigación, porque el narrador
da indicios o pistas para que la intriga crezca y “jueguen” a ser detectives. Como, por lo general,
el personaje que cumple el papel de detective tiene algún dato que el lector desconoce, suele
suceder que el detective resuelva el caso antes que el lector.

Las pistas
Entre las pistas que el investigador y el lector van recopilando, se encuentran:
 Testimonios de testigos y sospechosos: el detective entrevistará a quienes puedan
aportar datos, ya sea porque vieron o escucharon algo, o porque conoces a los
implicados. Los sospechosos intentarán demostrar que son inocentes.
 Observaciones de la escena del crimen: puede haber, por ejemplo, huellas, objetos rotos,
algo que el criminal haya olvidado.
 Análisis de documentos: un testamento, una fotografía o alguna noticia en el diario pueden
ayudar a explicar lo sucedido.

Luego de la lectura, la docente dará la siguiente actividad:


 ¡Analizamos las pistas!
En la historia “El crimen casi perfecto”:
a. ¿Quiénes son los sospechosos/testigos del caso? ¿Qué coartada tiene cada
uno?
b. ¿Cómo es la escena del crimen que encuentra el detective? Dibújala.
c. ¿Qué documento toma relevancia en la historia? ¿Por qué?
Una vez finalizada, la docente hará una puesta en común y luego corregirá
individualmente las producciones.

2° Actividad:
La docente dará la siguiente actividad:
 ¡Sos un detective!

13
Ha desaparecido un valioso anillo de diamantes. La dueña de la casa declara que
lo dejó en un cuarto bajo llave. Otras joyas muy valiosas no fueron robadas. Observá
la imagen, lee lo que el detective anotó y completa sus deducciones.

 Completamos:
La sospechosa A pudo haber entrado al cuarto, pero también hubiera
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
La sospechosa B no pudo entrar al cuarto, pero ____________________________
__________________________________________________________________
El sospechoso C hoy no entró al cuarto, ya qué ____________________________
__________________________________________________________________
En conclusión, me inclino a pensar que la persona culpable es ________________
__________________________________________________________________

14
Una vez finalizada la actividad, la docente hará una puesta en común de la misma.
Luego, corregirá individualmente las distintas conclusiones que han llegado los
alumnos.

Clase N° 4
La docente se les presentará a los alumnos una crónica periodística, con el objetivo
de descubrir que los hechos poseen una correlatividad, al igual que en el cuento
policial.
A partir del título y los paratextos, los alumnos deberán escribir una hipótesis en
sus cuadernos sobre el tema que tratará el texto, si es un suceso real y cómo lo
saben.

1° Actividad:
Se les dará a los alumnos el siguiente título, junto a la consigna:
“El ladrón escapó corriendo – Berazategui”
 Escribí una supuesta hipótesis policial, relacionada con el título.
Una vez finalizada la actividad la docente hará una puesta en común de las distintas
hipótesis.

2° Actividad:
La docente presentará la siguiente crónica periodística:
19/07/2018 - 0:01
 Clarin.com
 Policiales

El ladrón escapó corriendo


Berazategui: le dio la plata a los
ladrones, pero igual la asesinaron
En medio del robo, uno de los delincuentes apuñaló a
una verdulera cuando quiso proteger a su hija.

15
Una mujer fue asesinada en su comercio de Berazategui. Gertrudis Rojas Coca tenía 45 años
y era de nacionalidad boliviana. (Diario El Progreso).

Una verdulera fue brutalmente asesinada este miércoles en pleno centro de Berazategui por
un delincuente que la apuñaló pese a que la víctima ya le había dado el dinero de la
recaudación.

Una verdulera fue brutalmente asesinada este miércoles en pleno centro de Berazategui por
un delincuente que la apuñaló pese a que la víctima ya le había dado el dinero de la
recaudación.

El hecho ocurrió minutos antes de las 19, sobre la calle 149 entre 11 y 12 de la localidad
bonaerense, a pocos metros de la Comisaría Primera.

Dos ladrones intentaron robar un local de indumentaria femenina a pocas cuadras, pero, al
no lograr su cometido, entraron a la verdulería y amenazaron a su dueña, quien estaba con su
hija de 17 años.

16
Uno de los ladrones le exigió dinero a la comerciante, quien entregó la plata y, para proteger
a su hija, le pidió que saliera. Acto seguido, el delincuente le dio una cuchillada en el
abdomen a la mujer y escapó corriendo.

La víctima, identificada como Gertrudis Rojas Coca (45), era de nacionalidad boliviana y la
propietaria del comercio. Perdió la vida mientras era trasladada hacia el Hospital Evita
Pueblo.

Vecinos denunciaron que la ambulancia tardó unos veinte minutos y que no hay cámaras de
seguridad en la zona, por lo que organizaron una marcha para este jueves al mediodía en
reclamo de seguridad.

"Es un hecho más de inseguridad en el barrio. La acuchillaron delante de la hija. Quiso


proteger a la chica para que no le hagan nada y le dieron una cuchillada. La ambulancia
tardó 20 minutos en llegar", detalló Cristina, una mujer que vive en la zona, al canal TN.

Según su relato, a la comerciante trataron de reanimarla, pero la herida fue fatal y no hubo
tiempo. "Estamos a dos cuadras de la comisaría y por acá no pasan los patrulleros",
reclamó.

Las cámaras de seguridad de una casa de la cuadra captaron el momento en el que el asesino
se va corriendo, tras haber cometido el crimen.

Interviene la UFI Número 2 a cargo de María de los Ángeles Attarian Mena y personal de la
Comisaría 1°.

 Se leerá la misma, por parte de la docente y luego los alumnos.

Posteriormente, la docente preguntará oralmente y luego por escrito:

a. ¿Qué tipo de texto hemos leído?

b. ¿Sobre qué tema trata el texto?

c. ¿Qué diferencias encontras con el cuento que hemos leído? ¿Y semejanzas?

17
Una vez finalizada la actividad la docente explicará que lo que se leyó es una
Crónica Periodística.

Y entregará las siguientes fotocopias:

Ambas fotocopias serán leídas por la docente y se tomarán partes de la noticia que
se ha leído para ejemplificar.
Una vez finaliza la lectura de las mismas y su exlicación, se pasará a la siguiente
actividad.

18
3° Actividad:
La docente dará las siguientes actividades:
a. ¿Por qué el texto que hemos leído es una “crónica periodística”?
b. ¿Qué tipo de crónica es?
c. Señalar en la crónica entregada:

 Titulo
 Volanta
 Copete
 Fotografía
 Epígrafe

Una vez finalizada las actividades la docente hará una puesta en común de la
misma, y luego corregirá individualmente.

Clase N° 5
Se comenzará la clase retomando los verbos, ya visto por los alumnos en años
anteriores. El objetivo es recordar y profundizar el conocimiento de los mismos
manteniendo la temática policial que se trabaja.

1° Actividad:
La docente dará la siguiente actividad en forma de repaso e indagando saberes
previos de los alumnos.
 Subrayen el verbo en cada oración y unan con el tiempo que corresponda.

El segundo hermano, Esteban, se encontraba en el


pueblo de Lister.

El químico inicia la operación destinada a revelar la PASADO


presencia del tóxico.

Yo estaba en presencia de un asesino sagacísimo.


PRESENTE
El misterio está desentrañado.

19
Su conducta resultará más de una vez sospechosa.
FUTURO
En su armario se encontraba un frasco de veneno.

Una vez finalizada la actividad, la docente irá indagando a los alumnos y se llegará
entre todos a una definición de “verbos”

Los verbos
Los verbos son palabras que nombran acciones (camina), procesos (crece) o estados (está).
Están conformados por una raíz, que expresa el significado del verbo, y una desinencia, que
indica la persona, el número, el tiempo y el modo del verbo conjugado. Por ejemplo, en los verbos
investiga, investigamos e investigué la raíz es investig- y las desinencias son las terminaciones
–a, -amos y –é.

2° Actividad:
La docente seguirá indagando sobre los conocimientos previos de los alumnos, y
entregará la siguiente fotocopia:

El tiempo, la persona y el número


Los verbos pueden estar conjugados en tres personas gramaticales distintas que a su vez
pueden estar en singular o en plural.
 La primera persona es el que habla: yo (singular) y nosotros/as (plural).
 La segunda persona es a quien se dirige el que habla: vos, tú o usted en singular y
ustedes o vosotros/as en plural.
 La tercera persona representa a aquel o a aquello de lo que se habla: él/ella en singular
y ellos/as en plural.
Además, los verbos están conjugados en un tiempo determinado que indica si la acción es
anterior (pretérito), simultánea (presente) o posterior (futuro) al momento en que se habla.

Una vez que se ha leído y explicado, la docente dará la siguiente actividad:


20
 Subrayen los verbos en las siguientes frases e indiquen en qué persona,
número y tiempo está conjugados.

PERSONA NÚMERO TIEMPO

Soy el detective del caso Stevens. Yo (1°) Singular Presente


Ellos no habían mentido.
Nos encontrábamos en el departamento de la suicida
Me presentaré en el laboratorio de la Erpa.
Yo estaba en presencia de un asesino sagacísimo.
En su armario se encontraba un frasco de veneno.
Eché a caminar sin prisa.
La señora Stevens se puso a leer el periódico.

Una vez finalizada la actividad, se hará una puesta en común de la misma y los
alumnos pasarán al pizarrón a completar dicha tabla.

3° Actividad:
La docente continuará explicando y recordando junto a los alumnos sobre los
verbos.
Explicará que además de los tiempos, existen tres modos verbales y cada uno
señala una actitud diferente del emisor hacia aquello que dice.
Repartirá la siguiente fotocopia:

21
INDICATIVO Expresa la certeza de
que la acción se realiza, “Convenció a Stevens”
se realizó o se realizará.
SUBJUNTIVO Expresa el deseo, la
duda o la posibilidad de “Tal vez convenza a
que esa acción se Stevens”
concrete.
IMPERATIVO Señala una orden, un “Covencé a Stevens”
pedido o un ruego.

Luego, continuará con la siguiente consigna:


 Completá los siguientes textos conjugando los verbos según corresponda.
Luego escribí qué actitud expresa en ellos el emisor.

Querida Maylén:
EL EMISOR EXPRESA
_____________(estar) muy asustada. Por
las noches _____________(oír) ruidos y
voces extrañas. Ayer, me ______________ ________________________
(animar) a asomarme a la ventana y
_______________(ver) una figura blanca
en el jardín. Mi tío ____________ (decir)
que estoy loca.

Estimado Sherlock:
EL EMISOR EXPRESA
Ojalá usted__________________(poder)
ayudar a mi amiga. No creo que ella________
_______________________
(estar) loca, quizás alguien, por alguna razón
______________(querer) asustarla.

22
Querida amiga:
Por favor, seguí mis indicaciones EL EMISOR EXPRESA
al pie de la letra. _______________(ir) a
la estación y __________ (tomar) el
primer tren a Londres. Al llegar, ______________________
______________ (buscar) en la estación a
un hombre con pipa. Él te
______________(ayudar).

Clase N° 6
La docente continuará trabajando y reforzando “los verbos”

1° Actividad:
La docente presentará la siguiente imagen y pedirá a los alumnos que comparen
como varían los tiempos verbales en ambas:

 ¿Cómo varían los tiempos verbales entre las dos escenas?


El ladrón desordenó El ladrón había desordenado
Solo faltan un cuaderno y… Solo faltaba un cuaderno y….

23
- Se tratará de llegar con los alumnos, el rol que cumple el presente del
emisor y se emplean en distintos pretéritos (pasado) del modo indicativo.

Luego, se entregará el siguiente texto:

En una narración, las acciones se organizan a partir del presente del emisor y se emplean los
siguientes pretéritos del modo indicativo.
 Para narrar una acción que terminó, se usa el pretérito perfecto simple. Por ejemplo: El
detective resolvió el caso.
 Para narrar una acción habitual en el pasado o qué duro cierto tiempo, se utiliza el pretérito
imperfecto. Por ejemplo: Holmes siempre resolvía con éxito todos sus casos.
 Para narra una acción anterior a otra que ya sucedió también en el pasado se usa el
pretérito pluscuamperfecto. Por ejemplo: Cuando la policía llegó, el detective ya había
resuelto el caso.

2° Actividad:
Luego la docente dará las siguientes actividades, acoplando todo lo visto hasta
ahora sobre los verbos:
a. Subrayá los verbos en los siguientes enunciados, extraídos del cuento “El
crimen casi perfecto”. Luego, identificá en qué tiempo verbal están
conjugados y explicá el por qué.
“Eché a caminar sin prisa. El “suicidio” de la señora Stevens me preocupaba (diré
una enormidad) no policialmente, sino deportivamente.”
“La coartada de los tres hermanos de la suicida fue verificada. Ellos no habían
mentido.”
“Su muerte beneficiaba a cada uno de los tres hermanos con doscientos treinta mil
pesos.”
b. Completá el siguiente texto policial con los verbos en el tiempo verbal
adecuado.
“Luego de visitar a Clara Dominguina, mientras Bono Vivante________(manejar)
el auto de regreso, Emilio de pronto__________(ver) a una empleada del hotel
tirando una caja en el cesto de recolección de residuos. _____________(recordar)
que _________________ (ver) a esa misma empleada llevando esa misma caja
24
por la mañana, en el momento en que una de las pasajeras se quejaba de
________________(encontrar) una lechuza muerta en su cuarto.”
c. Subrayá los verbos de las siguientes oraciones.
 Por favor, encontrá el libro.
 Olvidaron sacar la basura.
 Quizás lo vendan por una fortuna.
 Lo atacó en la calle con un hacha.
 Pasé por la librería a media mañana.

d. Clasificá los verbos de la actividad anterior según el modo.


INDICATIVO SUBJUNTIVO IMPERATIVO

e. Conjugá los verbos en pretérito perfecto, pretérito imperfecto o pretérito


pluscuamperfecto del modo indicativo según corresponda:

“Hurtado le __________________(explicar) a su amigo Emilio que Fraga


_______________ (ser) un escritor muy conocido y que en unos años atrás un
desconocido lo ______________ (atacar) en la calle.”

La docente dará progresivamente las actividades, y se irán corrigiendo a nivel


grupal. Una vez finalizadas, se corregirá individualmente.

Clase N° 7
Para finalizar la secuencia, se propondrá escribir un relato policial a partir de un
enigma.
Esta actividad, se hará paso a paso, utilizando la escritura en borrador.

1° Actividad:
“ESCRIBIMOS UN RELATO POLICIAL A PARTIR DE UN ENIGMA”
1. ¡Pienso y planifico!
Elegí uno de estos enigmas:
 Roban una momia egipcia del Museo Arqueológico.
 Raptan gato siamés de famosa actriz.

25
 Rica y solitaria heredera recibe llamados misteriosos y escucha en su casa
voces amenazantes.

2. Leé las pistas relacionadas con cada caso.

 A la madrugada, las cámaras de seguridad del museo se apagaron


durante diez minutos.
 De noche, tres guardias vigilan el museo: uno está a punto de
jubilarse, otro acaba de ingresar y el tercero se descompuso el día
del robo y debió ser llevado al hospital.
 El gato era un regalo de su novio.
 La mejor amiga del novio fue vista cerca de la casa de la actriz el día
en que desapareció el gato.
 La hermana del novio perdió a su querido gato Lucas y estaba
desconsolada.
 La señora posee una inmensa fortuna y no tiene hijos ni otros
parientes.
 Una extraña familia se mudó recientemente a la casa de al lado.
 La señora vive con un viejo mayordomo, una cocinera y un jardinero.

3. Imaginá y anotá.
 Quién es el (o la) detective a cargo de la investigación y si tiene un
ayudante. Caracterizarlos.
 En qué circunstancias sucedió el hecho: dónde, a qué hora, quiénes
estaban en el lugar antes, durante o después, etcétera.
 Quiénes son los sospechosos. Hacé una lista y pensá que móvil podría
haber tenido cada uno para cometer el delito.
 Quién queres que sea el culpable y cómo ha logrado cometer el hecho.
 Pensá qué deducciones hizo el detective para resolver el caso y cómo
atrapó el autor del delito.
La docente irá guiando a los alumnos en sus elecciones y posteriores
descripciones.

2° Actividad:
¡Ahora escribo!
 Elegí qué tipo de narrador va a contar la historia y redactá una primera
versión del cuento.

26
Se irá corrigiendo las producciones de los alumnos, se los guiará y ayudará;
buscando la autonomía del mismo.

3° Actividad:
¡Reviso y reescribo!
 Evaluá tu trabajo según el siguiente cuestionario. Reconocé los aspectos
por mejorar y reescribí el cuento.

HERRAMIENTAS DEL ESCRITOR:


 ¿El enigma está planteado al comienzo del relato?
 ¿Se entiende por qué el detective sospecha de determinadas personas y
cómo llega a descubrir al culpable?
 ¿Resulta claro cuál fue el móvil y de qué manera se realizó el hecho?
 ¿Se brinda desde el comienzo información sobre el culpable?
 ¿Revisaste la ortografía y la tildación? – Usa diccionario.
 ¿Revisaste la puntuación y el uso de los signos auxiliares (dos puntos,
rayas, comillas) al introducir la voz de los personajes en estilo directo o
indirecto?

4° Actividad:
¡Ilustro y comparto!
Entre todos los relatos confeccionados, armaremos una antología de relatos
policiales. Lo compartiremos con nuestras familias y amigos.

27