Está en la página 1de 2

Luciana Vieyro

Aspiración de lo universal, el inconciente legalizado

Abstract
Desde hace tiempo me interpela la cuestión de la eficacia del psicoanálisis en general, y de
la práctica psicoanalítica de orientación lacaniana en particular. Esta inquietud me hizo
pensar en la posibilidad de realizar una articulación con un libro de G. Orwell “1984” que
tanto me atrajo. Es gracias a este recorrido que elijo el rasgo en el cartel.

Luego de la lectura de varios artículos en los que desprestigiaban al psicoanálisis, y más


enfáticamente al lacaniano, llegó a mí un libro que me hizo entender un poco más las
razones políticas de tal descalificación “El intento de asesinato del psicoanálisis” de Agnès
Aflalo (2011).

En dicho libro se hace un recorrido donde se analizan los ecos que produjo la “Enmienda
Accoyer”1, ley que pretendía imponer, sin concertación previa, una reglamentación en el
ejercicio de las psicoterapias. Con la contingencia añadida de hacer desaparecer el
psicoanálisis. Un buen número de enemigos del psicoanálisis se hicieron presentes.
Widlöcher quien presidía la IPA fundada por Freud refería que al psicoanálisis le hacía falta
más ciencia, más leyes y menos práctica lacaniana. La aspiración era que el psicoanálisis se
convirtiera en una ciencia médica. Para Freud y para Lacan el psicoanálisis es impensable
sin el rigor científico. Pero el real del que se ocupa es el del goce del sujeto, no puede ni
decirse, no es objetivable ni medible. Una de las principales corrientes de la
IPA( norteamericana esencialmente) ha decidido prescindir de lo real del goce del sujeto
para poder cognitivizar al psicoanálisis y hacerlo así compatible con los saberes
mercantilizables, un inconciente legalizado. El peligro a evitar está claramente identificado
y nombrado: es la charlatanería lacaniana.

Widlöcher no oculta su decisión de desembarazarse del concepto de pulsión, una vez


transformado en “pensamiento” el descubrimiento freudiano se deslizaría hacia lo científico
uniforme. Para que sea una ciencia cognitiva, propone reemplazarla por su adjetivo,
pulsional. De ésta forma lo pulsional califica al acto-pensamiento, no quedando nada de lo
real de la libido que Freud formalizó para dar cuenta del goce que singulariza lo humano.
¿Qué es la charlatanería lacaniana? ¿No es una cuestión ética responsabilizarnos de cierta
charlatanería psy? De no hacerlo, no corremos riesgo los analista enmarcados en la práctica
lacaniana de ser “aspirados” por lo universal?

1 Se trata de la enmienda 336 del Cód. de salud pública que la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad el 08/10/2003.
En palabras de J.A. Miller: Conviene que la enmienda Accoyer sea ahora retirada. Ella
habrá tenido el mérito de haber despertado a los psicoanalistas y, más allá, a todos aquellos
que no creen que las vías del futuro en nuestras sociedades puedan estar trazadas por el
cálculo clandestino de evaluadores con pretensión universal. (2004)

En la experiencia de éste cartel advertí que mi lectura estaba tomando matices trágicos,
apocalípticos sobre la práctica lacaniana. En ese tiempo estoy ahora en el cartel. Sin
embargo me gustaría compartir una breve nota del libro que adquiere nuevas
significaciones cada vez que leo:”1984”

“En el año 1984 Londres,es una cuidad lúgubre en la que la Policía del Pensamiento
controla de forma asfixiante la vida de todos los ciudadanos. Eran controlados por el
Hermano Mayor, quien todo lo observa a través de la telepantalla, cada movimiento era
observado para así denunciar cualquier rasgo de disidencia contra el partido. La nueva
lengua era el idioma oficial de Oceanía y había sido ideada para expresar la ideología del
Partido, la idea era que reemplazara a la vieja lengua (inglés). El propósito de la nueva
lengua era proporcionar una única forma de concebir el mundo. La intención era que
cualquier pensamiento diferente a los del Partido sea suprimido. La nueva lengua estaba
pensada para disminuir el alcance del pensamiento y dicho propósito se lograba reduciendo
al mínimo el número de palabras disponibles. Todas las ambigüedades y los matices de
significado se habían eliminado. Su finalidad principal era conseguir palabras cortas con un
significado inconfundible que pudieran pronunciarse deprisa y a penas despertaran ecos en
la imaginación del hablante.”

Bibliografía

-Agnès Aflalo: “El intento de asesinato del psicoanálisis”-1ª ed. Bs As: Grama
ediciones,2011

-George Orwell: “1984”(1949)-3ª ed.-Bs As: Debolsillo,2014

-Virtualia, Revista digital de la Escuela de la Orientación Lacaniana #10. “De la utilidad


social de la escucha” Jacques Alain. Miller, 2004.