Está en la página 1de 14

Insectos de importancia fitosanitaria

Profesoras: Dra. María Laura Miserendino Y Dra. Susana Rizzuto

Autoras: Irina Silva, Lucia Escobar y Zelma Roa

Cátedra: Zoología General

Facultad Cs. Naturales y Cs. de la salud – Universidad UNPJS

Fecha: 15 de octubre de 2019


Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

ÍNDICE

Página

Introducción……………………………………………………………………………………………………………………………. 3

Áfidos……………………………………………………………………………………………………………………………………… 4

Coccinélidos……………………………………………………………………………………………………………………………. 7

Sirex Noctilio…………………………………………………………………………………………………………………………… 9

Ibalia Leucospoides……………………………………………………………………………………………………………….. 12

Conclusión…………………………………………………………………………………………………………………………….. 13

Bibliografía………………………………………………………………………………………………………………………….… 14

2
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

INTRODUCCIÓN

¿Qué es una PLAGA?

Una plaga agrícola es una población de animales fitófagos, es decir que se alimentan de
plantas, que disminuye la producción del cultivo, reduce el valor de la cosecha o incrementa
sus costos de producción.

En lo concerniente a los insectos fitófagos, cabe destacar que la mitad de ellos consumen
materia vegetal en algún momento de sus vidas, clasificándose en: defoliadores (comen hojas),
minadores o barrenadores (forman galerías en los tallos), xilófagos (consumen madera) o
chupadores (succionan los fluidos vegetales). Para que una población de insectos pase de estar
simplemente presente en un cultivo agrícola a conformar una plaga es necesario que ocurran
cambios en la presión que el medioambiente ejerce sobre ellos. Los insectos siguen la
denominada estrategia biológica de la “r”, basada en tener gran cantidad de descendientes de
los cuales muy pocos llegarán a la edad adulta para reproducirse. Esto es debido a la presión
del medio, que incluye, la temperatura, la humedad, el viento, los depredadores etc. Si el ser
humano disminuye la presión que estos factores externos ejercen sobre los insectos fitófagos,
por ejemplo, aumentando la temperatura debido al cambio climático o esparciendo por el
cultivo insecticidas que acaben con todos sus enemigos naturales, la población de insectos
perjudiciales no dejará de aumentar y su daño sobre las plantas será tan elevado que
conformarán una plaga.

CONTROL BIOLÓGICO

Un método de control de plagas es el control biológico, el cual se define como la utilización de


organismos vivos con el fin de disminuir la población de alguna especie que cause perjuicios al
hombre. Las estrategias seguidas en la utilización de insectos que acaben con otros insectos
plaga se basan en conservar a los enemigos naturales presentes en el propio cultivo,
incrementar el número de estos enemigos por liberación de nuevos individuos, o introducir
nuevos enemigos exóticos.

INSECTOS

3
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

Son organismos con simetría bilateral, cuerpo dividido en tres partes, (cabeza, tórax y
abdomen), poseen un par de antenas y tres pares de patas. En cuanto a la morfología externa
de un insecto, éstos presentan exoesqueleto, una estructura rígida e impermeable, compuesta
fundamentalmente por quitina. Dicha sustancia le confiere una dureza incalculable,
permitiendo al insecto resistir grandes fuerzas mecánicas sobre él, además de evitar la pérdida
del agua de su cuerpo por transpiración o la penetración de sustancias indeseables como
muchos pesticidas.

ÁFIDOS

Los áfidos o pulgones constituyen un grupo muy extenso de insectos. Pertenecen al orden
Hemíptera, suborden Homóptera (cicadelas, pulgones, moscas blancas y cochinillas) y forman
la superfamilia Aphidoidea. Este grupo de insectos se caracteriza por ser parásitos de plantas
angiospermas (con flor), aunque también parasita plantas gimnospermas, como por ejemplo
las coníferas. Se han detectado unas 3.500 especies, de las cuales 500 son plagas de los
cultivos.

MORFOLOGÍA

Son organismos de pequeño tamaño (1-10 milímetros), de colores variados, principalmente


verdes, amarillos o negros. Generalmente son lisos, aunque a veces pueden tener manchas. El
cuerpo es blando de forma ovoidal. Pueden ser ápteros (sin alas) o alados.

Los pulgones presentan al final del abdomen dos sifones o cornículos (pequeños apéndices
erectos de posición dorsal que apuntan hacia atrás o hacia arriba), por los que vierten
sustancias u hormonas que repelen a sus depredadores. También producen una secreción
azucarada por el ano producto de su digestión

REPRODUCCIÓN Y CICLO DE VIDA

Los pulgones se caracterizan por ser vivíparos y por alternar varias generaciones de
reproducción asexual con una generación de reproducción sexual. La generación de
reproducción sexual suele aparecer cuando las condiciones ambientales dejan de ser
adecuadas. Este tipo de ciclos reproductivos hacen que existan numerosas variantes en los
ciclos biológicos entre las especies de pulgones (al menos 12). A pesar de la gran variedad de
ciclos de vida, hay ciertas características del ciclo que son comunes para la mayor parte de las
especies. Por ejemplo, casi todas las especies son muy prolíficas (se reproducen con mucha
facilidad). En promedio una hembra produce entre 50 y 100 descendientes por ciclo, y los
nuevos individuos solo tardan aproximadamente una semana para madurar y comenzar a
reproducirse nuevamente. Comúnmente, el ciclo comienza en la primavera cuando huevos
que han hibernado eclosionan, y emergen hembras ápteras. Estas hembras se reproducen
asexualmente durante varias generaciones, produciendo numerosas nuevas hembras sin alas.

4
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

Según la planta hospedante, pueden distinguirse distintos tipos de pulgones:

● Monoecias: especies que solo viven sobre una planta hospedante.


● Heteroecias: alternan las plantas hospedantes (pasan el invierno en un tipo de planta y
en primavera cambian a planta herbáceas, generalmente cultivadas).

Según la forma de reproducción, se pueden ser:

● Pulgones vivíparos. Aquellos que dan nacimiento a crías vivas.


● Ovíparos. Aquellos pulgones que ponen huevos. Aquellos pulgones que pasan el
invierno como huevos producidos por hembras sexuales, son referidos como que
tienen un ciclo de vida holocíclico.

Ciclo Específico: Ciclo Holocíclico y Monoecia.

Las plagas específicas viven sobre un mismo vegetal y sobre él se produce una generación
alternante de reproducción sexuada y asexuada, respectivamente.

La hembra de esta generación sexuada deposita un solo huevo, denominado huevo de


invierno. Este huevo permanece sin evolucionar hasta la primavera; entonces da origen a una
hembra, denominada hembra fundadora, de la que se deriva toda la generación de pulgones.

La hembra fundadora es siempre áptera y se reproduce por partenogénesis. Frecuentemente


es vivípara, pero en algunos casos también puede ser ovípara. De ella se derivan otras muchas
hembras ápteras que solo se diferencian de la hembra fundadora en que son algo más
pequeñas y de menor fecundidad.

De las primeras hembras ápteras se derivan, por partenogénesis, otras iguales y todas juntas
constituyen la plaga de insectos que invade las plantas.

De estas hembras ápteras aparecen otras hembras aladas, también partenogénicas, capaces
de invadir otros cultivos de la misma especie vegetal; de estas hembras aladas, en los nuevos
cultivos invadidos, se derivan otras ápteras idénticas a las primitivas. A esta forma de aladas se
las denomina virginóparas.

Al llegar el otoño se producen otras aladas denominadas sexúparas; éstas por partenogénesis
depositan huevos, ya machos o hembras, y de éstos nacen los individuos sexuados que
depositan el huevo de invierno en la misma planta, cerrando el ciclo biológico.

Ciclo Emigrante: Ciclo Holocíclico y Heterocia.

El huevo de invierno se deposita sobre una determinada especie vegetal denominada huésped
primario, y sobre esta misma habitan la hembra fundadora y las distintas generaciones de
hembras ápteras partenogénicas.

La diferencia con el ciclo anterior comienza en las hembras aladas virginóparas, llamadas en
este caso emigrantes, por trasladarse a otras especies vegetales diferentes de la anterior,
denominadas huéspedes secundarios, donde dan lugar a otras hembras ápteras,

5
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

partenogénicas, diferentes de las que se desarrollan sobre el huésped primario; a estas


hembras se las denomina exiliadas, y dan lugar a otra plaga aparentemente distinta de la
primera; generalmente al llegar el otoño aparecen entre las hembras ápteras exiliadas otras
aladas sexúparas que regresan al huésped primario en el llamado vuelo de retorno, dando
lugar a la generación sexuada de la que procede el huevo de invierno.

ALIMENTACIÓN

Los pulgones se alimentan de la savia de las plantas, introduciendo un estilete que le permite
perforar el tejido epidérmico del tallo de las plantas. Algunas especies son muy específicas y se
alimentan de una única especie de planta o cultivo (monófagas), mientras que otras se
alimentan de un gran número de especies (polífagas).

PLAGAS

Los pulgones pueden causar distintos tipos de daños a los cultivos o las plantas ornamentales.
Los daños directos se ocasionan al succionar el floema de las plantas. Tanto las ninfas como los
adultos extraen nutrientes de la planta y alteran el balance de las hormonas del crecimiento.
Esto debilita las plantas, detiene el crecimiento, y si el ataque es muy severo las puede secar.
Existen también efectos indirectos de los pulgones sobre las plantas como consecuencia de la
alimentación. Los pulgones excretan el exceso de azúcar como una miel, que al depositarse
sobre las hojas favorece el desarrollo de mohos de hollín, tizne o negrilla (Cladosporium sp.),
reduciendo la actividad fotosintética de la planta.

6
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

CONTROL BIOLÓGICO DE ÁFIDOS: COCCINÉLIDOS

Ciertas especies de insectos funcionan como


depredadores naturales que ayudan a
favorecer el desarrollo de una gran
diversidad de cultivos. Un ejemplo de esto
son las mariquitas, estos insectos protegen
a las plantas de los daños causados por
distintos parásitos.

Las mariquitas son insectos pertenecientes a


la familia de los Coleópteros. Los
escarabajos adultos son pequeños (1-10mm
de longitud), redondos u ovalados, ligeramente convexos en forma de cúpula. Los élitros o alas
endurecidas que protegen las alas traseras presentan distintos colores con diferentes patrones
de manchas o puntos. Esta familia de coleópteros es de colores vivos para avisar a sus posibles
depredadores de que son venenosas o tienen muy mal sabor.

Existen alrededor de cinco mil especies de mariquitas, las cuales también son conocidas como
catarinas, vaquitas, mariquitillas o chinitas y son originarias de Europa Occidental, lugar donde
se distribuyeron a distintas partes del mundo.

Uno de los rasgos de estos gusanos es que son insectívoros, cualidad que les permite actuar
como agentes reguladores biológicos de plagas, ya que consumen todo animal perjudicial para
los cultivos. Esto ayuda a la disminución de poblaciones de insectos que perjudican la
capacidad de crecimiento de las plantas como: chinches, áfidos, pulgones y ácaros, los cuales
atacan principalmente plantas ornamentales, flores y hortalizas, entre otras.

MORFOLOGÍA

Los coccinélidos son insectos pequeños en un rango que varía de 1 a 10 mm. Las hembras
suelen ser en promedio ligeramente más grandes que los machos. Presentan tegumento
brillante con una coloración amarilla, naranja o roja con pequeñas manchas negras en la
cobertura de las alas y tienen patas, cabeza y antenas de color negro. La cabeza de las
mariquitas presenta un par de antenas sensoriales, un par de ojos compuestos y una boca
expuesta. Tienen una estructura contigua a la cabeza que se conoce como pronotum y que
ayuda en la protección de la misma. Cuentan con élitros que protegen a las alas posteriores
membranosas que usan para el vuelo. Presentan tres pares de patas unidas al tórax que
utilizan también como receptores olfatorios. Los adultos son capaces de secretar hemolinfa de
las coyunturas, la cual es una toxina aceitosa amarilla con un fuerte olor que repele a los
depredadores. El abdomen se encuentra dividido en 11 segmentos y carece de patas o alas.

7
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

REPRODUCCIÓN Y CICLO DE VIDA

Los miembros de la familia


Coccinellidae son holometábolos, es
decir, tienen cuatro etapas de
desarrollo: huevo, larva, pupa y
adulto. Los escarabajos hembra
pueden poner de 20 a 1.000 huevos
durante un periodo de uno a tres
meses, comenzando en la primavera
o a principio del verano. También
depositan huevos no fertilizados
junto con los que sí lo están para
proveer con una fuente extra de
alimento para cuando estos nazcan.
El número total de huevos puestos
durante un tiempo determinado por
una hembra, dependerá del tamaño
de la especie, de la temperatura, de
la calidad y cantidad de alimento disponible tanto en el desarrollo como durante el período de
reproducción.

En general, el sistema reproductivo de la hembra incluye un par de ovarios y un par de


oviductos laterales. Cada ovario contiene dentro las llamadas ovariolas, donde se desarrollan
los 8 ovocitos. Las hembras con mayor cantidad de ovariolas, tienden a oviponer un mayor
número de huevos por lote y por lo general, en períodos de apareamiento sólo la mitad del
total de ovariolas están activas y produciendo huevos. En cuanto a los machos, su órgano
sexual madura durante la etapa de pupa, capacitándose a reproducirse muy prontamente
luego de que emergen de la pupa.

Su método de reproducción es sexual. La hembra oviposita cientos de huevos de color amarillo


sobre las hojas. Tardan en eclosionar aproximadamente una semana y nacen siendo larvas.
Éstas son móviles y tienen 6 patas. Algunas son espinosas o verrugosas de color negro con
manchas muy pequeñas blancas o anaranjadas varía según la especie. Las larvas acaban
convirtiéndose en pupas que se adhieren a las hojas, rocas o tallos y son de color negro y
anaranjado. Después de la etapa pupal los adultos emergen, se aparean, buscan presas y se
preparan para la hibernación.

ALIMENTACIÓN

Las mariquitas son grandes cazadoras y se nutren de hemípteros como áfidos o concoideos,
por eso son muy útiles para eliminar las plagas de las plantas tales como pulgones, cocos,
pulgas, ácaros y cochinillas. Para localizar a sus presas los adultos utilizan señales visuales,
olfativas y químicas. Se ha encontrado que los coccinélidos responden a feromonas liberadas

8
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

por los pulgones, e incluso que las mielcillas secretadas por éstos son una señal química
significativa para atraer a los coccinélidos depredadores.

FUNCIÓN DE COCCINÉLIDOS EN EL CONTROL BIOLÓGICO

Coccinellidae es el grupo más importante de depredadores para el control biológico tanto de


plagas exóticas como nativas. Estos depredadores ayudan a suprimir las plagas por medio de
liberaciones aumentativas en invernaderos, inoculaciones estacionales en otros cultivos y
mediante su conservación en áreas alrededor de los cultivos.

Adultos y larvas de coccinélidos se alimentan de ácaros y un gran número de insectos que


incluyen, principalmente áfidos, pero también moscas blancas, escamas, trips y
pseudococcidaes. Algunas especies prefieren ciertas especies de áfidos, mientras que otras son
más generalistas. Si sus presas son escasas, los adultos y las larvas se alimentan de huevos de
polillas y escarabajos, ácaros, trips y larvas de otros insectos pequeños, así como de polen y
néctar.

Las mariquitas son depredadores voraces y están presentes en gran número de lugares donde
la presa es abundante y se usan insecticidas de amplio espectro de forma limitada. Las larvas
de algunas especies consumen por día hasta su propio peso en áfidos, y los adultos, más de 50
áfidos. Las mariquitas resultan efectivas si los áfidos son abundantes, pero se cree que resultan
menos efectivas cuando la población de áfidos es poca. La mayoría de especies de mariquita
son activas desde finales de primavera hasta inicios del otoño, siempre y cuando haya
disponibilidad de alimento.

SIREX NOCTILIO

La avispa Sirex noctilio, conocida como “la avispa de los pinos” o “avispa barrenadora de los
pinos”, es un insecto del orden de los Himenópteros que ataca y desarrolla su ciclo de vida en
la madera de especies del género Pinus. En nuestro país se halla desde mediados de la década
del 80 en las zonas implantadas comercialmente con pinos: Patagonia, Centro, Noreste y
Noroeste. Es considerada una plaga oportunista ya que ataca a individuos debilitados por
distintos factores como el inadecuado manejo forestal, estrés hídrico, deficiencias nutritivas o
por daños producidos ya sea por fenómenos meteorológicos o por las actividades de cosecha
forestal sobre los árboles remanentes. El daño que provoca se asocia con la destrucción de la
madera y la muerte de los ejemplares atacados.

MORFOLOGÍA

Los insectos adultos poseen un cuerpo robusto y su longitud varía entre 1 y 4 cm. Como todos
los insectos himenópteros poseen cuatro alas membranosas. La hembra es de color azul
metálico, con patas de color ámbar y una proyección o vaina protectora del ovopositor en la
parte posterior del abdomen, semejante a un aguijón. El macho es de color metálico con el
abdomen de color amarillo anaranjado. Las patas anteriores y medias son de color ámbar y el

9
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

último par es de color castaño oscuro y notoriamente más engrosado que en las hembras. En
ambos sexos el último segmento es una espina prominente.

Los huevos son blandos, color blanco, de forma alargada y muy pequeños, miden de 1 a 2 mm
de longitud. Las larvas son de forma cilíndrica, color blanco amarillento, con 3 pares de patas
bien cortas tipo vestigiales; poseen fuertes mandíbulas dentadas. Pueden alcanzar los 3 cm de
longitud en la última etapa de crecimiento. Las pupas, color blanco crema, son de tipo libre o
exarata, es decir que las distintas partes del cuerpo se reconocen con facilidad y las antenas,
piezas bucales, patas y alas se encuentran libres o sueltas.

CICLO DE VIDA

En Patagonia, Sirex completa una generación al año, es decir que desde la puesta de huevos
hasta la emergencia de los adultos transcurre un año. Parte de la población cumple este ciclo
en dos e incluso tres años a partir de la postura de huevos, siendo los ciclos de dos años de
duración los más frecuentes. Los huevos que ponen las hembras pueden ser producidos a
través del apareamiento con el macho o bien producidos sin que exista tal apareamiento y en
ausencia de machos. En el primer caso los huevos fecundados darán origen tanto a avispas
hembra como avispas macho. En el segundo caso (sin apareamiento) los huevos no están
fecundados y darán origen solamente a ejemplares machos. Este tipo de reproducción sexual
se denomina partenogénesis meiótica. La cantidad de huevos varía de acuerdo al tamaño de la
hembra pero en promedio es de 200.

REPRODUCCIÓN

Las hembras son atraídas por las sustancias volátiles (fenoles) producidas por las plantas
debilitadas o dañadas. Si las plantas son adecuadas las avispas introducen su ovipositor en
forma de aguja, perforan la corteza y alcanzan la parte externa de la madera. Allí depositan sus
huevos. Al mismo tiempo que depositan los huevos inoculan las esporas de un hongo
simbionte, Amylostereum areolatum, pudridor de la madera y un mucus tóxico para la planta.
El hongo junto con el mucus ocasionan la muerte de la planta. El mucus fitotóxico es una
sustancia que produce el envejecimiento prematuro de la planta, modifica las tasas de
respiración y transpiración iniciando su decaimiento. Localmente, en la zona donde es
inyectado, este mucus baja el contenido de humedad de la madera propiciando las

10
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

condiciones para la germinación de las esporas del hongo inoculado. De esta forma cuando las
larvas eclosionan de los huevos tienen alimento disponible. Se alimentan del hongo a medida
que excavan galerías en la madera dejando el aserrín compacto en ellas. Las larvas maduras se
convierten en pupas cerca de la corteza y luego emergen los adultos.

PLAGAS

En el país, las principales zonas afectadas son la región Patagónica, la zona Centro, el NOA y el
NEA. En nuestro país, cerca de la mitad de los bosques implantados son del género Pinus, el
principal hospedante de la avispa. La plaga puede adaptarse a diferentes condiciones
climáticas que sumado a la ausencia de enemigos naturales, hace que su dispersión sea
amplia, razón por la que se la encuentra desde el norte al sur del país.

Sobre el tronco, se puede encontrar el segmento final del abdomen de la hembra, con el
ovipositor incrustado en la madera. A su vez, se observa desecación y desprendimiento de la
corteza. En los troncos se pueden ver los orificios de emergencia de los adultos perfectamente
circulares (de 3 a 6,6 mm de diámetro) con la galería de salida perpendicular al eje del árbol. La
copa o parte de la planta atacada se torna de color verde claro a amarillento y luego adquiere
un color rojizo amarronado. El daño está asociado con la destrucción de la madera por la larva
que taladra galerías y a la acción degradadora del hongo simbionte, A. areolatum. La
mortalidad de los árboles se evidencia en la primavera.

11
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

CONTROL BIOLÓGICO DE SIREX: IBALIA LEUCOSPOIDES

En la Patagonia andina, se encuentra un parasitoide, denominado Ibalia leucospoides, que es


un enemigo natural de la “avispa barrenadora de la madera”, Sirex noctilio. Esta avispa ataca
los huevos y larvas de los primeros estados de desarrollo de Sirex.

MORFOLOGÍA

Ibalia leucospoides es una avispa pequeña,


aproximadamente 15 mm, con cabeza, tórax y
piernas negras y abdomen rojizo. Los machos y
las hembras tienen 13 y 11 segmentos
antenales, respectivamente. El último
segmento antenal es redondeado en las
hembras y puntiagudo en los machos. Las alas
son claras con extremos apicales
semitransparentes. Como es típico de las
avispas Ibalidas, el abdomen es rectangular y
comprimido lateralmente. Las hembras tienen
un apéndice triangular en la porción ventral del abdomen que se usa para guiar el ovipositor
hacia la madera.

REPRODUCCIÓN

La hembra parasitoide introduce su ovipositor en las mismas perforaciones de oviposición de


Sirex e introduce sus huevos dentro de los huevos y larvas de Sirex. Ibalia leucospoides
presenta cuatro períodos larvales, de los cuales los dos primeros estadios y parte del tercero
se desarrollan dentro de la larva hospedadora (endoparásitos), y lo que resta del tercer estadio
lo completa como ectoparásito (se alimenta del hospedador desde afuera). Durante el cuarto
estadio permanecen en las galerías realizadas por S. noctilio hasta empupar. Una vez
completado el estadio pupal, que dura unos 2 meses, el parasitoide realiza un agujero en la
corteza del árbol para emerger en estado de adulto. Su tiempo de vida adulta es de 10 a 15
días, período durante el cual se alimentan de néctar y exudados vegetales, aunque pueden
sobrevivir y oviponer sin alimentarse.

12
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

CONCLUSIÓN

Los insectos fitófagos, debido a su alimentación, causan un considerable daño a las plantas que
va desde la pérdida de vigor de la planta a la destrucción de diversas partes de la misma e
incluso la muerte. Las hojas suelen ser la parte más afectada, ya que constituyen la fuente
principal e incluso exclusiva de alimento para muchos insectos.

Además de los daños directos causados, hay que tener en cuenta los daños indirectos, como el
contagio de diversos agentes patógenos (hongos, virus o bacterias) que el insecto transmite en
una planta sana tras haberse alimentado en una planta enferma. A pesar de estas
problemáticas las plantas poseen mecanismos de protección propios en los que combinan
características físicas y químicas evitando o reduciendo los daños. A su vez, se emplean
técnicas que reducen las probabilidades de desarrollo de plagas. Éstas son llevadas a cabo por
humanos, como por ejemplo en el caso de la avispa barrendora (Sirex noctilio) se utilizan
técnicas desde la selección de las semillas y de los sitios adecuados para plantar, hasta las
prácticas silvícolas. La aplicación de tratamientos silviculturales, principalmente los raleos
mantienen el vigor de las plantaciones. Los raleos consisten en reducir gradualmente el
número de árboles en la plantación para concentrar el crecimiento en los mejores individuos.

En el caso de los pulgones se aconseja utilizar las siguientes técnicas: la eliminación de malas
hierbas y restos de cultivos del interior y proximidades del invernadero; colocar trampas
engomadas amarillas y bandejas amarillas con agua que son atrayentes de las formas aladas, lo
cual ayuda en la detección de las primeras infestaciones de la plaga.

13
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco
Facultad de Ciencias Naturales y Cs. De la Salud- Sede Esquel
Cátedra Zoología General

BIBLIOGRAFÍA

 ACOSTA, Natalia (2013). Sirex noctilio Fabricius “Avispa barrenadora de los pinos”,
“avispa de la madera”. Area Sanidad Forestal – Dirección de Producción Forestal –
MAGyP. Recuperado de:
http://aulavirtual.agro.unlp.edu.ar/pluginfile.php/21087/mod_resource/content/1/Fic
ha%20t%C3%A9cnica%20n%C2%B0%201-
%20Sirex%20noctilio%20FINAL%2027%20jun%202013.pdf

 CONTROL DE ÁFIDOS O PULGONES. (s.f.). Recuperado de:


https://www.infoagro.com/hortalizas/pulgones.htm

 CORLEY, Juan C.; FERNÁNDEZ-ARHEX, Valeria (2003). Biología del parasitoide Ibalia
leucospoides, enemigo natural de Sirex noctilio. Recuperado de:
https://www.fabinet.up.ac.za/publication/pdfs/2393-
fernandez_arhexcorley2003patagoniaforestal.pdf

 ESKIVISKI, Edgar R. (s.f.). La Avispa de los Pinos, Características y su Control Biológico.


Recuperado de: https://www.fabinet.up.ac.za/publication/pdfs/2384-
eskiviski2005idia.pdf

 ESTRADA NICHOLS, Clara Inés. Control biológico de insectos: un enfoque


agroecológico. Medellín. Editorial Universidad de Antioquia. 2008. Disponible en:
https://books.google.com.ar/books?hl=es&lr=&id=LPwcidQx3TkC&oi=fnd&pg=PR13&
dq=mariquitas+control+biologico&ots=n_gfrSZ_21&sig=rw2AyoptNM6TDpsaUxcj_ZMg
jVc#v=onepage&q&f=true

 FONSECA GUERRERO, J.M. (2016). Mariquitas, insectos de la familia coccinellidae.


Recuperado de: https://invertebrados.paradais-
sphynx.com/artropodos/mariquitas.htm

 GANDHI, Kamal J.K.; ROBERTSON, Derek J. (s.f.). Ibalia leucospoides ensiger.


Recuperado de: https://biocontrol.entomology.cornell.edu/parasitoids/ibalia.php

 HERNÁNDEZ, María (s.f.). Mariquitas: características, clasificación, reproducción.


Recuperado de: https://www.lifeder.com/mariquitas/

 INSTITUTO NACIONAL TECNOLÓGICO DIRECCIÓN GENERAL DE FORMACIÓN


PROFESIONAL (2016). Manejo integrado de plagas. Recuperado de:
https://www.jica.go.jp/project/nicaragua/007/materials/ku57pq0000224spz-
att/Manual_de_Manejo_Integrado_de_Plagas_Part1.pdf

 LANTSCHNER, María Victoria (2014). Pulgones. Recuperado de:


http://www.produccion-animal.com.ar/fauna/Fauna_insectos/09-pulgones.pdf

14