Está en la página 1de 11

AÑO DEL DIÁLOGO Y LA

RECONCILIACIÓN NACIONAL

FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD

ESCUELA DE ENFERMERÍA

MUJER Y RECIEN NACIDO

ALUMNAS:

Espinola Gómez Sarina


Lescano Jimenez Lucero
Puelles Cotrina Tatiana
Salinas Martinez Jhon
Silva Goicochea Lucía

DOCENTE:

Lic. VIOLETA ARRIVASPLATA

CICLO:

VI ciclo
INTRODUCCIÓN:

Transcurridos más de 20 años desde el comienzo de la epidemia de sida, más


de 60 millones de personas se han infectado por el VIH en el mundo. África
subsahariana sigue siendo el centro de la epidemia mientras que Europa
oriental y Asia central tienen el crecimiento más rápido. En España se han
diagnosticado más de 66.000 casos de sida, y en más de uno de cada cuatro
(28%) el mecanismo de transmisión ha sido sexual (hetero u homosexual). A
pesar de que en los últimos años se observa una evolución favorable de la
incidencia del VIH en la mayoría de las categorías de transmisión, es
conveniente continuar avanzado en el desarrollo de estrategias dirigidas a
prevenir la transmisión sexual del VIH y, especialmente, en los grupos de
población más vulnerables. Las personas que ejercen la prostitución (PEP) son
uno de estos grupos especialmente vulnerables. El número de parejas que
tienen, la elevada frecuencia de relaciones sexuales, el hecho de padecer a
menudo infecciones de transmisión sexual (ITS), la coacción por parte de
algunos clientes para realizar prácticas sexuales con riesgo, la movilidad, la
estigmatización y factores sociales, económicos o culturales son circunstancias
que aumentan la vulnerabilidad de estas personas frente al VIH. Las
infecciones de transmisión sexual, además de ser enfermedades importantes
por sí mismas, favorecen la transmisión sexual de la infección por VIH. La
presencia de una enfermedad de transmisión sexual, ulcerativa o exudativa,
puede multiplicar por diez el riesgo de transmisión y de adquisición del VIH.
EL VIH
VIH significa virus de la inmunodeficiencia humana. Éste daña el sistema
inmunitario mediante la destrucción de los glóbulos blancos que combaten las
infecciones. Esto lo pone en riesgo de contraer infecciones graves y ciertos
tipos de cáncer. SIDA significa síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Es la
etapa final de la infección con el VIH. No todas las personas con VIH
desarrollan SIDA.
El VIH suele contagiarse a través de relaciones sexuales sin protección con
una persona infectada. También puede propagarse por intercambio de agujas
para inyectarse drogas o por contacto con la sangre de una persona infectada.
Las mujeres pueden infectar a sus bebés durante el embarazo o el parto.
Los primeros síntomas de la infección por VIH pueden ser inflamación de los
ganglios y síntomas parecidos a la gripe. Estos pueden aparecer y desaparecer
dentro de dos a cuatro semanas. Los síntomas graves pueden no aparecer
hasta meses o años después.

Con un análisis de sangre se puede saber si una persona tiene una infección
por VIH.

Las estrategias para reducir el riesgo de infección por VIH incluyen no tener
relaciones sexuales, limitar el número de parejas sexuales, nunca compartir
agujas y usar condones de la manera correcta cada vez que tenga relaciones
sexuales. Las personas que están en alto riesgo pueden tomar medicamentos
para la prevención del VIH.

¿QUÉ ES EL SIDA?

El SIDA es una progresión del VIH. Cuando el VIH avanza a las etapas finales,
se considera que es SIDA. Las personas con SIDA tienen, incluso, un riesgo
más alto de enfermarse, y sus cuerpos tienen, incluso, menos capacidad para
combatir las infecciones que las personas con VIH. Por lo general, mueren a
causa de una infección o de cáncer.

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL VIH?

Síndrome del VIH es el nombre que se le da a la primera etapa de la infección


por el VIH, cuando una persona contrae por primera vez la infección por el VIH.

¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DE QUE UNA PERSONA CONTRAE EL


VIH?

Después de contraer la infección por el VIH, el cuerpo trabaja arduamente para


atacar el virus. Cuando el cuerpo está combatiendo, el virus no puede hacer
tantas copias de sí mismo. Aunque la persona todavía tiene VIH, comenzará
nuevamente a tener buen aspecto y a sentirse bien. Los resultados de los
análisis de sangre habituales serán normales.

Sin embargo, durante este tiempo, el virus todavía está atacando los ganglios
linfáticos. Los ganglios linfáticos son los centros del sistema inmunitario del
cuerpo. El virus también podría atacar el tejido cerebral y dañarlo lentamente.

Durante 10 a 15 años, el VIH destruye tantas células CD4 que el cuerpo ya no


puede combatir las infecciones. Cuando el recuento de células CD4 es de 200
o menos por ml, la persona tiene SIDA (un recuento normal es de 600 a 1000).
Una vez que la persona tiene SIDA, puede contraer con facilidad muchas
infecciones graves.

 SÍNTOMAS

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL SÍNDROME DEL VIH?

Cuando contrae por primera vez la infección por el VIH, una persona podría no
tener ningún síntoma. Sin embargo, a menudo la persona desarrollará
síntomas parecidos a los de la gripe que durarán varias semanas. Estos
incluyen:

 Fiebre.

 Dolor de cabeza.

 Fatiga.

 Ganglios linfáticos hinchados (nódulos linfáticos).

 Dolor de garganta.

 Sarpullido.

Si una persona ha contraído la infección por el VIH en forma reciente, es


posible que no se dé cuenta. Es posible que la persona de quien contrajo el
VIH no parezca estar enferma ni se sienta indispuesta. Además, los signos y
los síntomas de la infección por el VIH son similares a los de otras
enfermedades, como la mononucleosis, la amigdalitis o la gripe.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL VIH?

A medida que la enfermedad avanza, podrían aparecer y/o empeorar los


síntomas. Es posible que esto lleve tiempo. Algunas personas con VIH no
comienzan a tener síntomas hasta pasados 10 años, como máximo. Cuando sí
aparecen los síntomas, pueden incluir:

 Ganglios linfáticos hinchados (nódulos linfáticos).


 Diarrea.

 Fiebre.

 Tos.

 Falta de aire.

 Pérdida de peso involuntaria.

¿ES LA INFECCIÓN POR EL VIH DIFERENTE EN LAS MUJERES


QUE EN LOS HOMBRES?

La infección por el VIH es, mayormente, igual para los hombres que para las
mujeres. Durante mucho tiempo después de contraer la infección, la persona
parece estar sana. A lo largo de los años, el sistema inmunitario de la persona
se va debilitando en forma gradual hasta que es incapaz de combatir otras
infecciones.

La diferencia entre los hombres y las mujeres es que las mujeres con infección
por el VIH a menudo tienen problemas adicionales, como candidiasis vaginal
reiterada, en especial a medida que el sistema inmunitario se debilita. Las
infecciones más graves, como la enfermedad inflamatoria pélvica (una
infección de los órganos reproductivos internos de la mujer), pueden ser más
difíciles de tratar. Las enfermedades del cuello uterino, como el precáncer
(displasia) y el cáncer, avanzan con mayor rapidez. Pueden ser más difíciles de
tratar si una mujer tiene VIH.

 CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO

¿CÓMO PUEDE UNA PERSONA CONTRAER EL VIH?

El VIH solo puede transmitirse de una persona a otra a través de los líquidos
corporales, como la sangre, el semen y el flujo vaginal. Los niños nacidos de
madres que tienen la infección también pueden contraer la infección durante el
embarazo. Las maneras más comunes de transmisión del VIH son:

 Tener sexo anal, vaginal u oral sin protección con una persona que tiene
la infección.

 Compartir agujas y jeringas con una persona que tiene la infección, a fin
de inyectarse drogas.
Más de la mitad de las mujeres con VIH contrajeron la infección de sus parejas
sexuales. Una mujer puede contraer la infección por contacto con un hombre o
con otra mujer. Cuando una mujer tiene relaciones sexuales con un hombre
que tiene la infección, tiene un riesgo alto de contraer el VIH si no se usa un
condón en forma adecuada.

¿QUIÉN TIENE RIESGO DE CONTRAER LA INFECCIÓN POR EL


VIH?

En los primeros días de la epidemia del SIDA, parecía que la infección por el
VIH estaba confinada a determinados grupos. Estos incluían a las personas
que consumían drogas por vía intravenosa, los hombres que tenían relaciones
sexuales con otros hombres y las personas con hemofilia (una enfermedad que
afecta la coagulación de la sangre y que requiere tratamiento con transfusiones
de sangre frecuentes). Las personas que tienen hemofilia contraían el VIH al
recibir transfusiones de sangre donada contaminada con VIH. Actualmente, las
donaciones de sangre se analizan para detectar el VIH, y se destruyen las
donaciones de sangre infectada por el VIH.

Actualmente, la infección por el VIH está mucho más extendida. A continuación


se indica una lista de personas que tienen un riesgo alto de contraer la
infección por el VIH:

 Los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.

 Cualquier persona que tenga múltiples parejas sexuales.

 Cualquier persona que tenga relaciones sexuales con una prostituta.

 Cualquier persona que comparta agujas al usar drogas ilegales


inyectables.

 Cualquier persona que ofrezca sexo a cambio de drogas o dinero.

 Cualquier persona que tenga una enfermedad de transmisión sexual.

 Cualquier persona que haya tenido o tenga una pareja sexual con
alguno de los factores de riesgo que se acaban de indicar.

¿CÓMO CONTRAEN LOS BEBÉS EL VIH DE SUS MADRES?

Los bebés pueden contraer la infección por el VIH de sus madres durante el
embarazo, durante el parto y durante el amamantamiento.

Actualmente se pueden evitar muchos casos de VIH en niños dando


medicamentos a la madre embarazada y a su bebé recién nacido. No puede
ofrecerse esta protección a la mujer embarazada si ella no sabe que tiene la
infección. Muchas personas que tienen la infección por el VIH sienten, al
principio, que están perfectamente sanas. La única manera de saber si usted
tiene la infección es realizarse una prueba de VIH. Si está embarazada, pida a
su médico que le realice una prueba de VIH como parte del cuidado prenatal. O
mejor aún, si está pensando en quedar embarazada, hable con su médico
sobre la posibilidad de que usted y su pareja se realicen pruebas de VIH.

¿QUÉ TIPO DE CONTACTO ES SEGURO?

El VIH no puede vivir durante mucho tiempo fuera del cuerpo, de modo que no
puede contraerse por un contacto casual. No puede contraerse el virus tocando
a otra persona, estrechándole la mano ni abrazándola, ni nadando en una
piscina pública, donando sangre ni usando tinas calientes, baños públicos,
teléfonos, manijas de puertas ni bebederos. Tampoco puede contraerse por
medio de alimentos, mosquitos ni otros insectos.

PREVENCIÓN:

El VIH se propaga a través del semen, las secreciones vaginales, la sangre y la


leche materna. Protégete usando condón cada vez que tengas relaciones
sexuales y no compartas agujas con nadie. 

¿CÓMO EVITO CONTAGIARME DEL VIH DURANTE UNA RELACIÓN


SEXUAL?

El VIH se contagia a través del contacto con la sangre o con las secreciones
sexuales (como el semen y las fluidos vaginales), normalmente durante el sexo
vaginal y anal. Por eso, la única forma de estar 100% seguros de evitar el
contagio es no tener sexo vaginal o anal.

Sin embargo, la mayoría de las personas tienen relaciones sexuales en algún


momento de su vida, por lo que es importante informarse sobre la prevención
de VIH y el sexo más seguro. El uso de condones REALMENTE disminuye el
riesgo de contagio del VIH. Si vas a tener sexo, la mejor manera de protegerte
es usar condón cada vez que lo hagas.
En lo que respecta al VIH, algunas actividades sexuales son más seguras que
otras. Las siguientes actividades son de “riesgo nulo”, es decir, nunca se ha
reportado un caso de VIH por hacerlas:

 Masturbarse

 Tocar los órganos genitales de tu pareja

 Frotarse el cuerpo mutuamente (sexo seco)

 Besarse

 Tener sexo oral con un condón, barrera de látex bucal o envoltura


plástica

 Usar juguetes sexuales limpios

 Estas actividades son de “bajo riesgo”, es decir, sólo se han reportado


algunos casos de VIH (entre millones) por hacerlas:

 Darse besos con la boca abierta (si la persona con VIH tiene llagas o
sangrado en la boca)

 Tener sexo vaginal con condón 

 Tener sexo anal con condón 

 Sexo oral sin condón ni barrera bucal

 Estas actividades son de “alto riesgo”, es decir, millones de personas se


contagian del VIH al hacerlas:

 Tener sexo vaginal sin condón 

 Tener sexo anal sin condón 

Es mucho más fácil que el VIH entre a tu cuerpo si tienes llagas, cortes o
aberturas en la piel por los cuales puede penetrar el semen, las secreciones
vaginales o la sangre. Por eso, no debes tener sexo si tienes una erupción de
herpes u otras infecciones. Si sufres otras enfermedades de transmisión sexual
(ETS), tienes más probabilidades de contagiarte del VIH, por eso es
recomendable que te hagas pruebas periódicas de ETS.

 TRATAMIENTO
¿QUÉ MEDICAMENTOS SE UTILIZAN PARA LA INFECCIÓN DEL
VIH?

Se usan varias clases de medicamentos para contrarrestar la infección del VIH.


Con frecuencia, los medicamentos se utilizan juntos (combinados) para reducir
la cantidad de VIH en el cuerpo. Cuando se combinan diferentes medicamentos
con el propósito de reducir la cantidad de VIH en su sangre hasta niveles muy
bajos, el régimen de tratamiento que resulta se denomina terapia antirretroviral
de gran actividad (highly active antiretroviral therapy, HAART). Su médico debe
vigilarlo estrechamente cuando reciba tratamiento con estos medicamentos
para saber qué tan bien reducen la cantidad de virus en su cuerpo. Su médico
también desea asegurarse de que no tenga efectos secundarios como náusea,
vómitos, fatiga, anemia o neuropatía periférica (una sensación de
entumecimiento en sus manos y pies). Los medicamentos que se utilizan
usualmente durante la HAART incluyen los siguientes:

 Inhibidores nucléosidos de la transcriptasa reversa (también


llamados “nucleósidos”): cuando el VIH infecta una célula sana,
necesita el ADN de la célula o las instrucciones genéticas para generar
copias de sí misma. Estos medicamentos actúan bloqueando la
capacidad del VIH de copiar el ADN de una célula. Sin el ADN completo,
el VIH no puede hacer copias nuevas del virus.

 Inhibidor no nucléosido de la transcriptasa reversa: estos


medicamentos también evitan que el VIH utilice el ADN de una célula
sana para hacer copias de sí misma, pero de manera ligeramente
diferente.

 Inhibidores de la proteasa (en inglés se dice pro-tee-ase): estos


medicamentos funcionan al evitar que las células infectadas liberen VIH
en el cuerpo.

 Inhibidor de la fusión: este medicamento funciona evitando el ingreso


del virus del VIH en las células sanas de su cuerpo. Este medicamento
lo inyecta un médico.

 Inhibidor de la integrasa: este medicamento funciona al neutralizar la


integrasa. La integrasa es una proteína que el VIH utiliza para insertar su
material genético en el material genético de las células CD4.

¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO PARA EMPEZAR A TOMAR


ESTOS MEDICAMENTOS?

Casi todos los expertos coinciden en que los medicamentos para el VIH
deberían empezarse a tomar antes de que el recuento de células CD4 de la
persona caigan a menos de 200. La mayoría de los médicos desean que sus
pacientes empiecen a tomar los medicamentos incluso antes que esto, cuando
el recuento de células CD4 esté entre 200 y 500. Usted y su médico deberían
hablar sobre qué medicamentos tomar y cuándo empezar a tomarlos.

¿Cómo se cura?
Al momento no existe una cura para el VIH. Sin embargo, los tratamientos
existentes permiten disminuir la cantidad de virus en sangre al punto de
mantenerlo en forma indetectable. Es decir, que los análisis no logran
detectarlo. Sin embargo, esto no significa que el VIH no esté en el cuerpo. En
menor cantidad, el virus sí se encuentra en los fluidos del cuerpo y puede
transmitirse. También, si las personas suspenden el tratamiento, a los pocos
días presentan un aumento de la cantidad de virus.

CONCLUCIÓN:
Cada minuto, el VIH infecta a seis menores de 25 años. Más de la mitad de las
personas que contraen esta infección cada año en el mundo tiene entre 15 y 24
años, edad en que la mayoría de las personas inicia su vida sexual. La
búsqueda de nuevas sensaciones y experiencias, la sensación de
invulnerabilidad frente a los peligros o la muerte, y la inmadurez característica
de la adolescencia, exponen especialmente a los jóvenes a la infección por el
VIH. Los expertos responsabilizan el índice creciente a la constante exposición
al sexo en los medios de difusión que envían mensajes confusos a la juventud.
A los chicos se les advierte del SIDA y de las enfermedades sexualmente
transmisibles, pero a la vez están expuestos diariamente a la televisión y
a Internet. Los adolescentes más jóvenes tienen contacto sexual mucho antes
que en otras épocas. Esto es peligroso para los adolescentes que aún están en
desarrollo y que no están preparados para las consecuencias emocionales de
la sexualidad. Pero la falta de educación sexual y de información sobre el VIH,
así como las dificultades de acceso a programas y medidas de prevención,
contribuyen también de forma decisiva a la diseminación de la infección por
VIH entre los jóvenes y es sobre estos factores sobre los que se puede y se
debe intervenir. 

Durante muchos años, a los jóvenes se les ha dicho lo que deben y no deben
hacer, en lugar de ayudarles a comprender los " porqué" y no se les ha
implicado en la toma de sus propias decisiones. La escuela desempeña un
importante papel en la promoción de actitudes responsables y conductas
saludables entre los niños y adolescentes. Por ello debe colaborar con la
familia en el ámbito de la promoción de valores como el respeto,
la igualdad entre sexos y los derechos humanos. La educación sexual
contribuye a aplazar la edad de inicio de las relaciones sexuales y, en los
adolescentes sexualmente activos, ayuda a disminuir los embarazos no
deseados y la infección por VIH y otras enfermedades de transmisión sexual
(ETS).