Está en la página 1de 3

Enunciado

Teresa Gómez es una administrativa de 50 años que ha trabajado desde siempre en su empresa de
toda la vida. Dado el crecimiento de la empresa, se adquirió de repente y sin previo aviso un
complejo software de manipulación de imágenes con el propósito de sustituir al existente hasta
entonces, pues ya no aportaba las prestaciones que los clientes requerían.

Teresa, acostumbrada a trabajar con el antiguo software, experimentó episodios de angustia al


enterarse, pues ella se había manejado bien hasta ahora y el nuevo software requería unos
conocimientos adicionales que no tenía.

Su Jefa, Vanessa Piris, le habló de las excelencias del software y trató de tranquilizarla. Restó
importancia al hecho de que no le hubiera avisado de la implantación del software y la comentó
que enseguida aprendería, que incluso le pagaría un cursillo de aprendizaje. Teresa compaginó el
cursillo con su carga laboral, lo cual propició una acumulación de tareas pendientes, al margen de
que era un suplicio entender todos aquellos algoritmos y funciones que le explicaban casi a diario.
La situación llegó hasta tal punto que Teresa tuvo que cogerse dos semanas de baja para
recuperarse de unos problemas estomacales.

Mientras Teresa se iba adaptando lentamente al software, se incorporó al departamento Arturo


Muro, un joven con ambiciones y estudios de informática a nivel de formación profesional. Tras
comentarle que con el tiempo podría promocionar en la empresa, Vanessa le explicó su primera
tarea consistente en llenar unos formularios en el ordenador para tener al día el contacto con
todos sus clientes. Este trabajo, monótono y aburrido, era en principio para sólo unas semanas,
pero la verdad que Arturo se pasó varios meses haciendo una tarea muy inferior a sus capacidades
durante las ocho horas de su jornada laboral. Esto dio pie a que Arturo se distrajera de su trabajo y
se dedicara a entrar en páginas de redes sociales en horario laboral, lo cual le granjeó alguna que
otra llamada de atención.

A la vista del escenario descrito, intente responder a las siguientes preguntas:

Para realizar el Caso práctico se recomienda encarecidamente leer las instrucciones que
aparecen al principio de este documento.

1. Identifique los factores de riesgo que existen en este escenario de estrés y ordénelos en
orden de prioridad según su criterio.

2. Imagine que Teresa y Arturo han hablado entre ellos y han llegado a unas posibles
soluciones. ¿Cuáles podrían ser? ¿A quién deberían comunicarlas?

3. ¿Qué costes directos e indirectos tiene para la empresa una situación de este estilo?
-indirectos: la incapacidad temporal generada a Teresa de cuenta de la semana que tuvo que
tomar debido a su enfermedad psicosomática representativa del nivel de estrés agudo al que
estuvo expuesta

4. ¿Qué medidas preventivas podría adoptar la empresa para evitar este tipo de situaciones?

- Definición precisa de roles para el cargo y el proceso a desempeñar, con el objetivo de emplear a
la persona con las características adecuadas para la labor.

- Análisis de la gestión del cambio previo a la modificación de procesos, para identificar los riesgos
de ese cambio, las fortalezas internas y los recursos necesarios para desempeñar el nuevo proceso

2.

Si ambos trabajadores hablan entre ellos y llegan a conocer las situaciones que cada uno está
afrontando, podría llegar a una propuesta de distribución de trabajo o apoyo de trabajo en equipo
en cada una de las tareas que se les asigno. Permitiendo a cada uno apoyar el proceso desde su
punto de conocimientos y experiencia en la organización.

Las capacidades y conocimientos profesionales de Arturo debieron ser analizadas desde la


dirección, con el fin de asignarle para apoyar transversalmente a Teresa en el nuevo cambio de
software y así ponerla al día y apoyarle con su carga laboral extralimitada por coger el cursillo,
Mientras tanto Teresa pudo haber potenciado la eficiencia de Arturo con el proceso asignado de
un nivel inferior a sus capacidades y lograr el resultado esperado en menor tiempo.

De esta forma ambas nuevas actividades pudieron verse apoyadas una de otra desde el inicio,
logrando la consecución de resultados con el menor impacto posible en la salud de los
trabajadores y en su satisfacción en el trabajo. Esta concertación y propuestas de ambos
trabajadores deberían ser comunicadas a su jefe para exponerle formas más eficientes de
distribuir las tareas y cargas de trabajo.