Está en la página 1de 4

Procedimiento: Ordinario

Materia: Divorcio Culposo

Demandante: Fernanda Ricci Moreno

Run : 16.880.880-1

Abogado Patrocinante: Matías González Maldonado

Run : 16.213.487-6

Demandado: Sebastián Ignacio Pérez Muñoz

Run: 14.203.007-1

EN LO PRINCIPAL: DEMANDA EN JUICIO ORDINARIO POR CULPA SEGÚN


ARTÍCULO 54 LEY 19.947; EN EL PRIMER OTROSÍ: ACOMPAÑA DOCUMENTOS, EN
EL SEGUNDO OTROSÍ: FORMA DE NOTIFICACIÓN, TERCER OTROSÍ: PATROCINIO
Y PODER.

S.J.L DE FAMILIA RANCAGUA.

FERNANDA RICCI MORENO, cédula nacional de identidad número 16.880.880-1,


educadora de párvulos, domiciliada en calle Alameda número 271 de la comuna de
Rancagua, a US. respetuosamente digo:

Que, por este acto, vengo en deducir demanda de divorcio por culpa, conforme a lo
dispuesto en el artículo 54 de la Ley número 19.947 de Matrimonio Civil, en contra de mi
cónyuge don Sebastián Ignacio Pérez Muñoz, cédula nacional de identidad número
14.203.007-1, ingeniero mecánico, domiciliado en calle Bombero Villalobos número 302,
Villa Triana, comuna de Rancagua, para que en definitiva US., tenga a bien, declarar
terminado el matrimonio por divorcio, en razón que el cónyuge demandado, ha incurrido
en la causal tipificada en el numeral 2 del artículo 54 de la Ley de matrimonio civil, esto
es, “La transgresión grave y retirada de los derechos de convivencia, socorro y
fidelidad propios del matrimonio..”, fundo tal petición en los antecedentes de hecho y
derecho que paso a exponer:

HECHOS

1. Que contraje matrimonio con don Sebastián Ignacio Pérez Muñoz, con fecha 10
de febrero de 2016 ante el Oficial del Servicio de Registro Civil e Identificación de la
Circunscripción de Olivar, el cual fue inscrito bajo el número 7 del Registro respectivo del
año 2016, certificado que se acompaña en un otrosí de esta presentación, el régimen
patrimonial pactado a la fecha de celebración del matrimonio fue el de separación total de
bienes y que, producto de esta relación no nacieron hijos.
2.- Que ya desde abril del año 2016 comenzaron los problemas de convivencia entre
nosotros principalmente por las numerosas discusiones motivadas principalmente por la
incompatibilidad de carácter, las cuales finalmente llegaron al punto de ser insostenibles,
existiendo un maltrato psicológico entre los cónyuges, frases como “Me arrepiento de
casarme contigo”, “Me arruinaste la vida” “No sirves para nada” “psicópata” “me das
vergüenza” fueron constantes en la convivencia.

3. A lo anterior debo agregar que existió por parte del demandado durante la convivencia
en común conductas propios de un infiel y transgresor de los deberes que impone el
matrimonio ya que todos los fines de semana salía solo a fiestas y discoteques y en
reiteradas ocasiones ignoraba no llegaba a dormir a la casa o bien ignoraba el paradero
de mi marido, teniendo que quedarme en la casa que hacía de hogar común con sus hijas
que eran fruto de sus relaciones anteriores.

3.- A los meses siguientes a la celebración del matrimonio comencé a sospechar de mi


cónyuge, ya que este recibía constantes llamadas telefónicas en horarios fuera de trabajo
y diversos mensajes en las distintas redes sociales por parte de mujeres, las cuales le
hacían diversas invitaciones a eventos sociales pero a él personalmente, finalmente
descubrí que mi cónyuge mantenía una relación paralela al matrimonio, dado que el
propio marido de su amante llamada Daniela Andrea Gálvez Olea fue quien me indicó que
mi marido y su mujer tenían una relación ya hace bastantes meses y así además me
enteré de otras infidelidades por parte de mi marido, lo cual acreditaré en la etapa
procesal que corresponde.

4. Luego con fecha 20 de Noviembre de 2016, en razón de todos los hechos


anteriormente narrados en el cuerpo de escrito hice abandono del hogar común ya en
forma definitiva, que tal separación como se indicó precedentemente fue motivada por
diversas discusiones con mi cónyuge e infidelidad en innumerables ocasiones por parte
del demandado que finalmente se fue a vivir con otra mujer respecto de la cual ignoro su
nombre,.

5.- A lo anterior se le debe agregar que en razón del distanciamiento existente con mi
cónyuge, él y yo tenemos en la actualidad relaciones sentimentales con nuestras
respectivas parejas.

DERECHO

1.- En cuanto a la causal contenida en el artículo 54 número 2 de la ley 19.947, se


debe considerar para ello US. la transgresión por parte del demandado, esto es,
Sebastián Pérez Muñoz, al deber de guardar fidelidad a su esposa, no siendo la única
manera de incurrir en tal transgresión la existencia de adulterio, esto es, de relaciones
sexuales extramatrimoniales, pues según se desprende del artículo 132 del Código Civil,
ésta es sólo una de las formas, si bien grave, de incumplir dicho deber.
Ahora bien, la Ley de Matrimonio Civil en el inciso primero del artículo 54 contiene una
causal de divorcio subjetiva y genérica al disponer: “El divorcio podrá ser demandado por
uno de los cónyuges, por falta imputable al otro, siempre que constituya una violación
grave de los deberes y obligaciones que les impone el matrimonio, o de los deberes y
obligaciones para con los hijos, que torne intolerable la vida en común.
Que por otra parte, cabe señalar que el artículo 131 del Código Civil, en el Título VI, del
Libro I, denominado “Obligaciones y Derechos entre cónyuges, establece que “Los
cónyuges están obligados a guardarse fe, a socorrerse y ayudarse mutuamente en todas
las circunstancias de la vida. El marido y la mujer se deben respeto y protección
recíprocos.
A su vez el artículo 132 del mismo texto, señala que el adulterio constituye una grave
infracción al deber de fidelidad que impone el matrimonio y da origen a las sanciones que
la ley prevé.

De las normas transcritas se infiere que el adulterio, en los términos definidos por el inciso
segundo del citado artículo 132, no es la única causal de divorcio referida a la fidelidad
matrimonial, como lo exigía la antigua Ley de Matrimonio Civil para el divorcio perpetuo en
su artículo 21.

El numeral 2 del artículo 54 de la Ley 19.947, sanciona la grave y reiterada infracción al


deber recíproco de guardarse fe, en el que sin duda se comprende esa conducta, pero
también otros hechos de infidelidad conyugal de gran significación que importen un
severo atentado al vínculo matrimonial.

POR TANTO, en mérito de lo expuesto y lo dispuesto en los artículos 54 y siguientes de


la Ley 19.947 sobre Matrimonio Civil, artículos 254 y siguientes del Código de
Procedimiento Civil y artículo 58 de la Ley 19.968 y demás pertinentes

RUEGO A US., se sirva tener por tener entablada demanda de divorcio por culpa,
acogerla a tramitación y en definitiva declarar el divorcio, declarando terminado el
matrimonio celebrado con fecha 10 de febrero del año 2016, inscrito bajo el número 7 del
Registro de Matrimonio del año 2016, de la Circunscripción de Olivar interpuesta y
ordenar las respectivas inscripciones, subinscripciones y demás anotaciones que
correspondan.

PRIMER OTROSI: Ruego a US. tener presente que vengo en acompañar los siguientes
documentos, con citación:
1.- Certificado de matrimonio de mi representado con la demandada de fecha 16 de
febrero de 2016.
SEGUNDO: OTROSI: Ruego a US., se sirva notificar las resoluciones dictadas en la
presente causa al correo electrónico matias.egonzalezm@gmail.com.

TERCER OTROSÍ: Que por este acto designo como abogado patrocinante y confiero
poder al abogado habilitado para el ejercicio de la profesión don Matías Exequiel González
Maldonado, con ambas facultades contenidas en el artículo 7 del Código de Procedimiento
Civil, domiciliado en calle Bueras número 359 oficina 411, comuna de Rancagua.

También podría gustarte