Está en la página 1de 5

EL DEMONIO

He aquí la identidad de vuestro satanás; que tiene por principio, dividir para
gobernar; dividir para explotar; dividir para engañar; dividir para aprovecharse; dividir
para perpetuar el reino de las tinieblas; sólo satanás se divide así mismo.

El demonio se expresa de muchas formas; según las evoluciones de los mundos;


en el planeta tierra se expresa como: explotación; ambición; usurpación; matanzas
por ambición; engaños al pueblo; jugar con la fé del pueblo; hacer pactos a espaldas
del pueblo; darse comodidades mayores que las que tiene el pueblo; ganar sueldos
mayores, que las que gana el pueblo; esconder alimento al pueblo; despreciar a mis
humildes en todas las formas imaginables.

El principio de un demonio empieza con el olvido hacia el Padre; el no estudiar


y no practicar, la moral viviente de Dios; la moral del padre es el libre albedrío
expresado en los Mandamientos.

Se es demonio, cuando la criatura vive en ideas que no toman en cuenta, la divina


moral del Padre; no se puede servir a dos señores.

El demonio del hombre, fue el mismo hombre.

DEMONIOS son los que sólo vivieron por el oro; demonios son los que vivieron
indiferentes, al dolor de los demás; demonios son los que fusilan, matando lo creado
por el Padre; demonios son los que dividen a otros, sin importarles las consecuencias;
demonios son los religiosos que sembraron la confusión espíritual en este mundo;
demonios son los capitalistas que dividieron al mundo en ricos y pobres; demonios
son los viciosos del extraño vivir, salido del extraño sistema de vida, basado en el oro;
demonios son los hipócritas, que luego de fusilar sin misericordia a otros, van a los
templos de las llamadas religiones, a golpearse el pecho y pedir la protección divina;
demonios son los corrompidos salidos del mundo capitalista; los que vistiendo modas
ilusorias, están corrompidos por dentro; las inmorales modas, desaparecerán de este
mundo; y la corrupción os condenará en este Juicio Final; demonios son los
indiferentes, a las escrituras del Padre; porque ninguno de ellos, entrará al Reino de
los Cielos; demonios son los que bendicen las malditas armas conque se viola el
divino Mandamiento; demonios son los que escandalizan con la carne; demonios son
los que comercian con la fé del mundo; demonios son los que juegan el dinero;
demonios son los militares que se perfeccionan para matar; demonios son los
indiferentes, que no lucharon contra el demonio de toda injusticia; empezando por el
extraño sistema de vida, basado en el oro; demonios son los que degeneraron la
libertad; demonios son los que tramitaron el derecho de los demás; demonios son
los que se unieron en matrimonio muchas veces; porque ninguno de ellos entrará al
Reino de los Cielos; demonios son los que defendieron lo mezquino de este mundo;
demonios son los que prefirieron vivir en ilegal opulencia, olvidando la igualdad
enseñada por el Padre; demonios son los explotadores; demonios son los que se
burlaron de otros; porque nadie pidió al Padre, burlarse de otro; demonios son los
que vistieron el extraño uniforme de la fuerza; porque ninguno de ellos entrará al
Reino de los Cielos; demonios son los comerciantes de todas las categorías; porque
ninguno verá la gloria del Padre; demonios son los que rechazan revelaciones, sin
antes haberlas investigado; demonios son los que se burlaron, de hijos que
proclamaban al Padre, en las calles del mundo; ningún burlesco entrará al Reino de los
Cielos; es más fácil que entre al Reino de los Cielos, el que fué burlado, a que entre el
burlador; demonios son los que tentaron a otros; porque ninguno que tentó entrará al
Reino de los Cielos; demonios son los que nó respetaron, las elecciones del pueblo;
así también, ellos nó serán respetados; demonios son los que habiendo ordenado
matar, se atrevieron a enseñar moral a una nación; porque ninguno de estos
hipócritas, será resucitado a niño de doce años; demonios son las llamadas reinas de
bellezas; porque nadie pidió escandalizar con la belleza; toda belleza es viviente
delante del Padre; y toda belleza que fué escandalizada, se queja llorando delante del
Padre y en presencia del espíritu que la escandalizó; demonios son los que ensalzaron
el desnudo de las llamadas bellezas; demonios son los que explotaron las necesidades
de otros; demonios son los que aislaron sus pueblos; porque ellos son malditos;
demonios son los que falsearon las verdades al pueblo; demonios son los que
armaron a los pueblos y se enriquecieron a costa de las vidas de otros; demonios son
los que fabrican armas, sin importarles el divino Mandamiento del Padre que dice: Nó
matarás; porque de ellos es la maldición; demonios son los que coartan el libre
albedrío de los seres; porque de ellos es la maldición; demonios son los que
aplastaron por la fuerza, las filosofías de los pueblos; demonios son los que
pisotearon las elecciones libres de los hijos del Padre; porque de ellos es la maldición;
demonios son los funcionarios de gobiernos, que sirvieron a los demonios de la
fuerza; porque heredan la maldición; demonios son los que abusaron del poder
temporal; siendo los mayores demonios, los que crearon el extraño sistema de vida,
basado en el oro; porque ellos son malditos; y su llorar y crujir de dientes, no tendrá
igual.-

El demonio también se constituye en fuerza filosófica; pero no es el creador del


universo expansivo pensante; es sólo, un perturbador; un demonio que sólo desea
ganar adeptos, para su maldito reino de soberbia; más, escrito está que será
divinamente arrancado del planeta Tierra.

El dinero es el demonio mayor; gobierna todo el mal de la Tierra; partiendo desde


la ambición misma; mientras exsistan ambiciosos, jamás habrá paz en el mundo; es
por eso que todo intento de paz a través de los siglos, termina en rotundo fracaso; y
todos sus impugnadores no son más que títeres de los dueños del mundo; estos
demonios de la corrupción, se mofan; gozan porque tienen el poder; un maldito poder
que tiene sus días contados; el enojo de la naturaleza los aplastará; se olvidan estos
demonios, que mi universo es viviente.

El demonio viviente es la explotación; que cree que su filosofía nunca terminará;


profundo error; profunda ilusión; la caída del materialismo explotador ó capitalismo, se
deberá a que nunca quisieron profundizar las leyes del espíritu; ciegos fueron; y ciegos
caerán; la más grande ignorancia espíritual, está con ellos; la divina vara los
despertará; el enojo de la naturaleza los estremecerá; este enojo está en la materia y
en el espíritu; ambas pidieron el juicio final en el Reino de los Cielos.

Todo demonio de la derecha, es hábil para dividir mi rebaño; y se valen del concepto
libertad; que confunden con libertinaje.

Muchos trataron de demonio a otros; el calificativo de demonio, no había que


aplicarlo a los seres honrados que vivían de su trabajo; quien lo hizo, se irá con el
demonio, en el divino Juicio Final.
El demonio del dinero, invadió al planeta Tierra; y la raza humana convivió con la
ciencia del bién; producto del dinero; producto de la soberbia; filosofía maldita que no
entra en el Reino de los Cielos; y junto con ella, a todos los que se complacieron en
ella.

El demonio del oro os dividió en ricos y pobres; y el demonio religioso os


dividió en muchos conceptos de muchos dioses; ciertamente, que sólo el dios de las
escrituras, es el único; y nó los dioses de las llamadas religiones.

Los demonios son los violadores de mis divinos Mandamientos; en todas sus formas
evolutivas.

Todo demonio ambicioso deberá rendir cuenta de todo desconcierto; que por su
causa sintió el mundo; el número aquí desaparece; pues el materialismo no sólo a
hecho sufrir a las generaciones humanas; sino que también a los que son primeros en
el Reino de los Cielos; a los indebidamente llamados animales.

La astucia es propia del demonio; la astucia trata de sorprender la tranquilidad de


sus semejantes; la astucia es valedera, cuando con ella se combate al mismo
demonio; y vuestros hermanos nó son demonios.

Quien sirvió al demonio de la incredulidad, rechazó la luz; porque lo contrario es


la credulidad; todo exsiste en el Padre; quien rechazó la luz, se ganó las tinieblas;
porque nadie está sólo en el universo; ó se es de la luz, ó se es de las tinieblas.

El demonio se aburre de ser demonio; se aburre tener que luchar contra el infinito;
al que no comprende; por su imperfección misma; y tarde ó temprano ó renuncia ó es
vencido.

Ningún demonio que practicó el desnudo ó nudismo en cualquiera de sus formas,


entrará al Reino de los Cielos; y todo demonio que exhibió modas femeninas siendo
hombre.

El demonio se aprovecha de la desigualdad de opiniones; a esta desigualdad le


llama libertad; y cuando un pueblo con grandes sacrificios y luchas, a logrado
unificarse, el demonio comienza a trabajar por derribar tal unión; a vuestro satanás
cuyo poder lo tiene en el oro, nó le conviene la unificación de ningún pueblo; porque
su propio poder decae; sólo satanás divide; y se divide así mismo.

De todo demonio rico, nada espere el mundo; nada esperen los que buscan la
justicia; porque estos demonios ambiciosos, no les importa a donde vaya a parar el
mundo; son los perpetuadores de la división del mundo, entre ricos y pobres.

La ciencia faraónica; el demonio encarnado; enseñó a los espíritus del mundo


antiguo, la ambición al oro; la explotación y la esclavitud; y el pueblo hebreo se
contagió y propagó tales ideas; he aquí el primer heredero de satanás; el hijo mayor
que contagió a los menores; la nación más antigua de la Tierra, que contagió a las
naciones nuevas; un pueblo que sigue imitando a los malditos del pasado; un pueblo
que no fué digno de la confianza que el Padre Jehova, depositó en él; un pueblo que
sigue empleando la fuerza para solucionar sus problemas; un pueblo que nunca
formará una patria; porque nunca fué humilde; más, oportunidad tiene; como la tiene
todo arrepentido; el reconocimiento de todo error cometido principia por el
arrepentimiento; al pueblo de israel, le esperan duras pruebas espíritules; el mundo
tratará de aislarlo; porque es una de las causas mayores, del dolor humano; son los
más antiguos servidores del señor del oro.

Para combatir al demonio, no hay que imitarlo; hay que demostrar lo contrario;
toda imitación termina violando su propia sinceridad; es lo que le sucedió a la llamada
Iglesia Católica; se abocó en defender mi divina palabra; pero lo hizo con crueldad y
dando ejemplos inmorales; lo hizo formando un verdadero imperio; pues hasta banco
propio tiene; formó un estado más; contribuyendo con ello, a la mayor división del
mundo; y cuando el divino Padre le envió mensajeros, para hacerles ver el error, los
persiguió; hizo que a estos hijos, se les cerraran todas las puertas en la vida; igual
pago recibirá la roca; serán despreciados; el divino Padre no puede premiar, a quienes
desprecian; se enseñó cultivar la fé; la creencia; más, estos demonios son los que
menos creen; sólo creen lo que sus egoísmos les dictan.

El demonio sabe las divinas leyes que rigen en el infinito universo pensante; y
como lo sabe, es que todos son tentados por él; cuando fué arrojado de mi divina
morada, siendo un ángel de infinita sabiduría, se llevó con él, toda su maldita
herencia; él sabía que todos mis hijos, son probados, en cada reencarnación, por su
paso por los planetas.

Todos sabíais en el Reino, que sólo satanás se divide así mismo; contemplásteis
de lejos, al soberbio arengando a sus malditas legiones de espíritus que le seguían;
porque todos tienen libre albedrío en el Reino de los Cielos; era como contemplar una
muchedumbre en la Tierra, dirigida por agitadores; lo de arriba es igual a lo de abajo;
de verdad os digo, que muchos de vosotros fuístes influenciados por el demonio;
muchos le escuchásteis; he aquí la causa de los prepotentes en la Tierra; es filosofía
viviente salida de satanás; aprendida en estado de espíritu libre; sin compromiso con
cuerpo físico alguno.

El demonio estaba entre vosotros; y nunca caíste en la cuenta; ¿no os dísteis


cuenta de cuanta hipocrecía os rodeaba? ¿y por qué no la meditásteis? porque de
verdad os digo, que todos aquéllos que meditaron y cambiaron de forma de vida,
entran al Reino de los Cielos; porque no fueron ciegos; comprendieron la divina
parábola-advertencia que dice; Que se cuide la izquierda, de lo que hace la derecha.

El divino avance de los mundos, sobrepasa la maldita sabiduría que posee el


demonio; pues nadie quiere ser eternamente dominado; nadie quiere ser esclavo de
nadie; es por eso que satanás, obra disfrazado; obra, haciendo uso incluso, de virtudes
buenas, para lograr sus propósitos; así, ha engañado a la humanidad terrestre.

El demonio escogió por maldito símbolo, a la serpiente; pues con ello, quiso
demostrar que todo poder está en los planetas; que no vale la pena elevarse en
espíritu; que sólo arrastrándose en el fango de los placeres y pasiones, se logra poder
creador.

El demonio quiso también transformar mis divinos Mandamientos; lo logró en cierta


medida; más, no logró vencer a su Creador.

Todo violador de la ley del Padre, es un demonio; no puede ser un ángel; porque
obró opusto a la luz.
La más microscópica violación a la ley, se traduce en tinieblas; y el espíritu
violador, recibe el trato de demonio; y no hay término medio; no se puede servir a dos
señores; ó se sirve a la luz, a la moral del Padre, ó se sirve a las tinieblas; el Creador a
nadie ruega; más, le hace ver la luz de su palabra; dá oportunidades y en forma
silenciosa; y no se deja ver; y todo lo vé; porque está en todas partes;

El demonio es vencido por la fé y la paciencia puesta en el Padre Jehová.

El demonio, hijo divino, se vale de la misma ignorancia de mis hijos; sobre todo, de la
ignorancia, de las infinitas leyes espírituales; sólo quien cree en el divino Corderito de
la divina pureza solar, salvo es; pues quien esté con él, defiende su propia inocencia
ante los hombres soberbios; pues en toda maldita soberbia, está el demonio; los
actuales dirigentes del mundo, están casi todos con satanás; pues, no inspiran sus
propios ideales, en mi divina palabra; es por eso, que causan dolor al mundo; hacen
filosofías, según sus conveniencias pasajeras; se olvidan de su propio Creador; se
olvidan que por sobre toda filosofía humana, está primero el mandato del Señor; se
olvidan que no deben engrandecerse ante el mundo; pues con ello, crean en las
mentes de mis hijos, el maldito orgullo; olvidan que para entrar en los Reinos de los
Cielos, hay que ser humilde y sencillo en la Tierra.

La historia de satanás, no es exclusiva de vuestro mundo; esta historia ocurrió y


aún ocurre; y con el correr del tiempo en la eternidad, los espíritus, van conociendo
mejor a satanás; el conocimiento salido del Padre, hunde a satanás; satanás no quiere
que las criaturas se eduquen; porque al educarse, se unifican; al demonio le gusta la
ignorancia.

Sólo a satanás le conviene que las criaturas sean ignorantes.

El demonio nació en este mundo y caerá con el mundo; porque el mundo le


siguió; por cada puntaje de tinieblas que le tocó a cada criatura, dos tercios de él, son
para los creadores del sistema de vida basado en el oro; porque es un sistema
impuesto por la fuerza; la presencia de las llamadas fuerzas armadas lo demuestra...

Fragmentos de la CIENCIA CELESTE - Alfa y Omega