Está en la página 1de 6

CONTRATO DE ARRENDAMIENTO

En Santiago, República de Chile, a 1 de marzo de 2020, entre INMOBILIARIA R Y R LIMITADA,


sociedad del giro de su denominación, R.U.T. N° 76.016.000-8, representada por don Rodolfo
Enrique Morales Ibarra, cédula de identidad N° 9 . 3 8 0 . 9 5 3 - K , ambos domiciliados para estos
efectos en calle José Miguel Carrera N° 240, departamento 406, comuna y ciudad de Santiago, en
adelante “la arrendadora”, por una parte; y por la otra, FRANQUICIAS KAMISUSHI LIMITADA,
R.U.T. N° 76.965.183-7, representada por don Juan Carlos Figueroa Martinic, cédula de identidad N°
19.094.575-8, ambos con domicilio en San Pablo N° 6004, comuna de Lo Prado, en adelante “el
arrendatario”, se ha convenido y deja constancia del siguiente contrato de arrendamiento:

PRIMERO: INDIVIDUALIZACIÓN DE LOS INMUEBLES. INMOBILIARIA R Y R LIMITADA es


dueña de las propiedades consistente en: el local comercial N° 1 ubicado en Avenida Domingo Santa
María N° 3259, y el local comercial N°2 ubicado en Avenida Domingo Santa María N° 3255 ambas de
la comuna de Renca, de la Región Metropolitana, en adelante individualizada como "las propiedades"
o "los inmuebles".

SEGUNDO: Por el presente instrumento, INMOBILIARIA R Y R LIMITADA, representada en la


forma señalada precedentemente, da y entrega en arrendamiento a FRANQUICIAS KAMISUSHI
LIMITADA, las propiedades individualizadas en la cláusula anterior, quien la acepta y recibe, de
acuerdo a los términos y condiciones que a continuación se indican, para destinarla a la explotación de
un establecimiento de comercio.

TERCERO: RENTA DE ARRENDAMIENTO. La renta de arrendamiento tanto para el local N° 1 como


para el N°2 será la suma de $325.000 (trescientos veinticinco mil pesos) mensuales cada uno. De
esta manera el total de arriendo será la suma de $650.000 (seiscientos cincuenta mil pesos) por los
primeros 12 meses de vigencia del arrendamiento. El arriendo ascenderá a la suma de $ 375.000
(trescientos setenta y cinco mil pesos) por cada local lo que suma un total de $750.000
(setecientos cincuenta mil pesos) mensuales a partir del 1 de marzo de 2021. La renta de
arrendamiento se pagará anticipadamente, el día 5 de cada mes o el día siguiente hábil si aquél fuere
sábado, domingo o festivo, mediante su depósito en la cuenta vista del representante de la
arrendadora N° 9380953, del Banco Estado. El comprobante de depósito constituirá recibo de
arriendo para todos los efectos legales, y si fuera necesario, la arrendadora podrá entregar al
arrendatario un recibo de arriendo por escrito. La primera renta se paga en este mismo acto.

La renta se reajustará cada seis meses según la variación experimentada por el Índice de Precios al
Consumidor, determinado por el Instituto Nacional de Estadísticas o el organismo que lo suceda o
reemplace, en el período inmediatamente anterior.
Sin perjuicio de lo anterior, el simple retardo en el pago de todo o parte de la renta constituirá en mora
al arrendatario, sin necesidad de interpelación judicial o extrajudicial alguna, en cuyo caso se
devengará una multa a favor de la arrendadora ascendente al 2% de la renta mensual por cada día
de atraso o retardo.

CUARTO: PLAZO DEL ARRENDAMIENTO. El presente contrato tendrá una vigencia de cinco años,
a contar del día 1 de marzo de 2020, vale decir, terminará el día 28 de febrero de 2025.

No obstante lo anterior, las partes acuerdan que la arrendadora podrá poner término al presente
contrato en cualquier tiempo, sin necesidad de expresar causa y sin derecho a indemnización alguna
de parte del arrendatario, a contar del sexto mes de arrendamiento, dando aviso escrito mediante
carta certificada enviada al domicilio de ésta, con una anticipación mínima de 60 días.

QUINTO: DESTINO DE LOS INMUEBLES. El objeto a que se destinará los inmuebles arrendados
será aquél para el cual éste se encuentra autorizado, esto es, locales comerciales. En consecuencia,
queda absolutamente prohibido al arrendatario destinar los inmuebles a otro fin que aquel para el
cual ha sido arrendado, salvo autorización expresa en contrario dada por escrito por la
arrendadora y los demás usos que la ley autorice.

SEXTO: ENTREGA DE LOS INMUEBLES. Se deja expresa constancia que la entrega material de los
inmuebles antes individualizado se efectúa con esta misma fecha, declarando el arrendatario
haberlos recibidos en perfectas condiciones y a su entera satisfacción, obligándose a restituirla en el
mismo estado al término del arrendamiento, habida consideración del desgaste producido por el
tiempo y uso legítimo.

SÉPTIMO: OBLIGACIONES DE EL ARRENDATARIO. Sin perjuicio de las obligaciones que por


disposición de la ley o del contrato correspondan el arrendatario, éste se obliga en particular a:

a) Mantener los inmuebles en perfecto estado de orden, limpieza y ornato, adecuado para el
destino a que ha sido arrendado y respetar el Reglamento de Copropiedad del Condominio;

b) Pagar oportuna e íntegramente la renta de arrendamiento y los consumos de agua potable,


teléfono, energía eléctrica, gas, gastos comunes y demás que sean procedentes;

c) Sin perjuicio de lo estipulado en la cláusula sexta, el arrendatario se obliga a restituir los


bienes arrendados al término del contrato, libre de todo ocupante, en buen estado de
conservación, salvo el natural deterioro y desgaste que provoque su uso legítimo y el
transcurso del tiempo;
d) Efectuar todas las reparaciones y obras de mantención que por disposición de la ley o la
costumbre son de cargo o responsabilidad del arrendatario, vale decir las reparaciones
locativas (tales como reparación en sus cielos, pisos, vidrios, pinturas, servicios higiénicos,
etc.), así como también queda sujeto a lo dispuesto en los artículos 1.971 y 1.972 del Código
Civil.

OCTAVO: OBLIGACIONES DE LA ARRENDADORA. La arrendadora se obliga a mantener libre de


toda perturbación al arrendatario en el uso y goce del bien arrendado, salvo que la perturbación se
originare por caso fortuito o fuerza mayor. Asimismo, la arrendadora se compromete a efectuar las
reparaciones mayores o estructurales que son de su cargo por disposición de la ley o la costumbre.

Sin perjuicio de lo anterior, la arrendadora no será responsable en caso alguno de:

a) De las lesiones o accidentes que pudieren sufrir terceros que visiten u ocupen los inmuebles;

b) De los daños producidos por incendios, inundaciones, filtraciones, efectos de la humedad,


roturas de cañerías etc., sean que provengan de los mismos inmuebles o de circunstancias
ajenas, sean éstas de la naturaleza o del hombre, y que no fueren de cargo de la
arrendadora;

c) De los perjuicios que puedan experimentar, en su persona o bienes, las personas que visiten
u ocupen los inmuebles, sean éstos dependientes del arrendatario o terceras personas que
concurran a él.

d) De los robos, hurtos u otros delitos que puedan ocurrir en los inmuebles arrendados y que
afecten a el arrendatario, sus dependientes y/o a terceros.

NOVENO: INSPECCIÓN DE LOS INMUEBLES: El arrendatario se obliga desde ya a dar todas las
facilidades necesarias para que la arrendadora o quien la represente o designe pueda visitar los
inmuebles, para comprobar el estado de conservación y mantención de los mismos, como también
para mostrar dichos inmuebles a las personas que se interesen por comprarlo o arrendarlo en el
futuro, todo lo cual deberá efectuarse previo aviso a el arrendatario y en el horario que de común
acuerdo fijen las partes para tal objeto. En el caso que el arrendador desee vender el inmueble, la
arrendadora se obliga a permitir su visita a lo menos 2 días a la semana, durante 2 horas cada día.

DÉCIMO: RESTITUCIÓN DE LOS INMUEBLES. El arrendatario se obliga a restituir los inmuebles


arrendados al término del contrato, entrega que deberá hacer mediante la desocupación total de las
propiedades poniéndolas a disposición de la arrendadora y entregándole las llaves de la misma.
Además, el arrendatario deberá exhibir a la arrendadora los recibos que acrediten el pago hasta el
último día que ocupó los inmuebles de los gastos comunes y consumos de energía eléctrica, gas,
teléfono, agua potable y otros similares no incluidos en los gastos comunes y que sean de cargo
habitual del arrendatario.

Si el arrendatario no restituyere oportunamente los inmuebles, continuará obligado a pagar a la


arrendadora, a título de renta de ocupación, la misma cantidad que correspondería si el contrato
estuviese vigente, hasta la total restitución, y una multa ascendente al 5% (cinco por ciento) de la
renta de arrendamiento, por cada día de atraso en dicha restitución. Lo anterior es sin perjuicio del
derecho de la arrendadora de instar, además, por la correspondiente indemnización de perjuicios.

UNDÉCIMO. MEJORAS. El arrendatario no podrá introducir mejoras de ninguna especie en las


propiedades arrendadas, sean éstas necesarias, útiles o voluptuarias, sin autorización previa y por
escrito de la arrendadora. De efectuarse dichas mejoras, éstas quedarán a beneficio exclusivo de
los inmuebles arrendados desde el momento mismo en que sean realizadas, sin derecho a
reembolso alguno, salvo aquéllas que puedan ser retiradas al término del contrato sin detrimento de
las propiedades.

DUODÉCIMO: TERMINACIÓN DEL ARRENDAMIENTO. Además del vencimiento del plazo


estipulado en la cláusula cuarta precedente, la arrendadora queda facultada para poner término en
forma inmediata al presente contrato, sin necesidad de declaración judicial previa, y para exigir sin otro
trámite la restitución de los inmuebles, en los casos y/o por las causas que se indican a continuación:
a) El atraso en el pago de la renta de arrendamiento durante dos meses consecutivos o no durante un
año calendario y aunque el atraso fuere de un solo día.

La arrendadora podrá renunciar en forma expresa y por escrito a su derecho a pedir esta
terminación, fundado en hechos ya acaecidos a la época de la renuncia; pero ni la circunstancia de
recibir el pago de la renta, antes o después de haberse completado dos meses con atraso, ni
cualquier otra, constituirá una renuncia tácita o implícita al referido derecho.

b) Si el arrendatario no paga íntegra y oportunamente la renta del arrendamiento en los términos


indicados en la cláusula tercera de este instrumento durante dos meses consecutivos, aunque
pertenezcan a años distintos.

c) Si el arrendatario causa a las propiedades algún perjuicio imputable a su dolo o culpa o el de sus
dependientes o demás personas que habitaren en los inmuebles.
d) Si el arrendatario se atrasa en los pagos de las cuentas por consumos de agua potable, energía
eléctrica, gas, teléfono, gastos comunes u otros que fueran procedentes.

DÉCIMO TERCERO: Sin perjuicio de lo anterior, la falta absoluta de pago de la renta de


arrendamiento correspondiente a dos meses consecutivos, aunque pertenezcan a años distintos,
autorizará a la arrendadora, siempre que el inmueble arrendado se encontrare deshabitado y
aparentemente abandonado, para recuperar la tenencia del mismo, previo levantamiento por un
ministro de fe de un acta de su estado y contenido. En tal caso, el arriendo se entenderá haber
terminado en la misma fecha de recuperación por la arrendadora de la tenencia de los inmuebles.

DÉCIMO CUARTO: GARANTÍA. A fin de garantizar cualquier suma que se adeudare con ocasión del
presente contrato por concepto de rentas, daños a la propiedad, consumos de energía eléctrica, agua
potable, gas, teléfono, etc., el arrendatario hará entrega a la arrendadora de la suma de $750.000
(setecientos cincuenta mil pesos), la que deja en este acto en poder de la arrendadora, en dinero
efectivo, quien declara haberla recibido a su entera satisfacción, obligándose a devolverla reajustada
según la variación experimentada por el IPC, en la misma proporción en que se haya reajustado la
renta de arrendamiento, de conformidad a lo estipulado en la cláusula tercera, dentro de los 5 días
hábiles siguientes a la fecha en que se restituya efectivamente el inmueble. Dicha suma no devengará
intereses de ninguna especie.

La arrendadora queda autorizada para descontar de la cantidad mencionada el valor efectivo de los
deterioros de cargo del arrendatario, como asimismo, el valor de cuentas pendientes de servicios o
consumos en general.

La garantía a que se refiere esta cláusula sólo podrá ser imputada o considerada como última renta de
arrendamiento, previo acuerdo por ambas partes, siempre y cuando las propiedades no haya sufrido
deterioro alguno imputable al arrendatario y no se encuentren pendientes pagos por concepto de
consumos o suministros en general y/o rentas atrasadas.

DÉCIMO QUINTO: PROHIBICION. Queda absolutamente prohibido al arrendatario ceder o


traspasar a cualquier título el presente contrato de arriendo, como asimismo subarrendar el todo o
parte alguna de los inmuebles, sin autorización previa y por escrito de la arrendadora. En este
acto, la arrendadora autoriza expresamente al arrendatario para subarrendar a terceros los
inmuebles objeto del presente contrato para local de alimentos.

DECIMO SEXTO: Los gastos que origine la celebración del presente contrato, serán de cargo en
partes iguales de ambos contratantes.
DÉCIMO SÉPTIMO: Para todos los efectos derivados del presente contrato las partes fijan domicilio
en la comuna y ciudad de Santiago, y se someten expresamente a la competencia de sus tribunales
ordinarios de justicia.

El presente contrato se extiende en dos ejemplares de idéntico tenor y fecha, quedando uno en poder
de cada parte.

ARRENDATARIO
Franquicias Kamisushi Limitada
Juan Carlos Figueroa Martinic

ARRENDADORA
Inmobiliaria R y R LTDA.
Rodolfo Morales Ibarra