Está en la página 1de 1

EL OBSERVADOR

MIÉRCOLES 21 DE ENERO DE 2009 | TEMAS 7


ASUNCIÓN EL OPERATIVO DE SEGURIDAD INCLUYÓ A 50.000 EFECTIVOS >
DE BARACK OBAMA

LOS AMERICANOS, TAN BRUTALMENTE CORDIALES QUE PARECEN FRÍOS, SE TRANSFORMARON EN PERSONAS EXPRESIVAS Y GRITONAS

El Universo habló en DC
f Washington se vio N. UT – AP

invadida por 2 millones La llegada


de testigos de un día de Obama
histórico para el mundo
e Saludo uruguayo. “Reciba en
el nombre de la República Oriental
POR MAITE FERNÁNDEZ del Uruguay y en el mío propio mis
DESDE WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS
más sinceras felicitaciones y votos
de éxitos en su gestión y prosperi-
ada fue típico en estos días

N en Washington DC, la capi-


tal de Estados Unidos. Ir al
supermercado implicaba toparse
dad para vuestra noble nación”, se-
ñaló la carta del presidente Tabaré
Vázquez dirigida a Obama.

con elementos de merchandising f Continuismo. El economista


tales como una torta de merengue Arturo Porzecanski, profesor de Fi-
con la cara de Obama. Y cuando nanzas Internacionales en la Ame-
las fotos, posters, almanaques, mu- rican University de Washington dio
ñecos de acción o platos conme- a Observa su visión sobre cómo re-
morativos no parecían suficientes, percutirá la gestión del nuevo go-
también se podía optar por los ta- bierno estadounidense en la eco-
tuajes. Aprovechando la Obama- nomía local y mundial e indicó que
nía algunos locales de tatuajes ofre- “está claro que habrá un cierto con-
cieron promociones con el logo tinuismo”, para referirse a cómo el
“Obama ‘08”. Para aquellos que nuevo presidente enfrentará la cri-
consideran la tinta como dema- sis financiera.
siado permanente hasta para un
hecho histórico también se ofre-
cían piercings de Obama a US$ 44. E. VUCCI – AP A. AL-SAADI - AP
Y es que nada fue normal, me-
nos cuando el primer presidente
negro de EEUU tomó el mando.
Los periodistas no dejaban de mos-
trar su asombro de que a las 6 de
la mañana, con – 6° de tempera-
tura, hordas de gente se habían
quedado a dormir buscando guar-
dar un lugar para ver su asunción.
El National Mall, el enorme par-
que de tres kilómetros de largo y
más de un kilómetro de ancho de-
limitado por el monumento a Lin-
coln y el Obelisco, ya aparecía aba-
rrotado antes del amanecer.
La asunción de Obama se ca-
racterizó por ser un evento ganador
de varios récords. La apacible y pro-
lija capital de Estados Unidos, que
alberga más de 500.000 residentes
en un día normal y que sorprende
Datos históricos que vendía fotos presidenciales a
un dólar, resistía impávido desde
sirvió como respaldo para cansa-
dos caminantes. Los enormes edi-
negros todavía emerge en desas-
tres como el huracán Katrina. An-
al turista tercermundista por su hacía tres horas. “Hago de cuenta ficios de oficinas nunca se vieron tes de la elección, Obama ya ha-
limpieza impoluta y su funciona- e El público. La toma de mando que no lo escucho”, explicó Johns. tan desiertos o inútiles. El senti- bría escapado a las estadísticas con
miento perfectamente cronome- del segundo período de George Mientras Steve Young, un año- miento de alegría sólo era inte- mucho menos: sólo por haber con-
trado, se vio invadida por más de Bush congregó a 300.000 personas. so militante comunista, se queja- rrumpido por el ulular omnipre- seguido un título universitario y
dos millones de personas. Todo el La asunción más concurrida des- ba del apoyo que su país había da- sente de las sirenas de policías y el por mantenerse fuera de la cárcel.
mundo parecía estar allí, arras- pués de la de Obama fue la de Lyn- do a Israel en la incursión sobre sonido seco de las aspas de los he- En un país en el que los exper-
trando sus pedidos y consignas. Un don Johnson, que reunió a la franja de Gaza, organizaciones licópteros que sobrevolaban la zo- tos pronostican que para 2050 ya
grupo de seis budistas, provenien- 1.200.000 personas. voluntarias repartían grandes car- na. A la multitud de personas se le no habrá una mayoría poblacional
te de Massachusetts y Nueva York, teles amarillos con un espacio en sumó un operativo de seguridad blanca, Obama personifica el mito
recorría la zona del Obelisco re- f La fecha. La costumbre de to- blanco en el que cada persona es- que fue un récord: 50.000 efectivos fundacional americano, revivien-
partiendo rezos para el nuevo pre- mar el mando en enero fue im- cribía su deseo de esperanza para entre policías y militares custo- do valores de unión, esperanza y la
sidente. “Esto es el Universo di- puesta por la vigésima enmienda a la nueva Presidencia. “Paz” se re- diaron el acto, sumados a franco- creencia de que a través del traba-
ciéndonos a través de Obama que el partir del segundo período de Fran- petía en casi todos, algunos acom- tiradores. jo duro se puede conseguirlo todo.
cambio en nuestro país es posible”, klin Delano Roosevelt, en 1937. An- pañados por el deseo de educación Los adjetivos como “histórico” y En su best seller La audacia de
fue la interpretación de Claire Car- teriormente los presidentes asumí- y de tener una casa. “El sueño se “único” se transformaron en cli- la esperanza, Obama explica una
ter, una monja budista de 58 años. an el mando el 4 de marzo. volvió realidad”, rezaba otro cartel. chés repetidos más de mil veces. Y frase que pronunció en la Con-
Menos tolerantes aparecían cua- Y es que nada parecía empañar es que Obama, como su asunción, vención Nacional Demócrata en
tro fanáticos religiosos blandien- el sentimiento de fiesta y algarabía. rompió con todas las estadísticas de 2004 y que es una de las más re-
do pancartas que alertaban sobre Los americanos, tan brutalmente su país. Con una población de más cordadas: “No hay una América ne-
la llegada del juicio final. El más cordiales que parecen fríos, se ha- de 305 millones de personas, los gra ni una América blanca ni una
beligerante, un anciano de amplia bían transformado en personas ex- que son designados con el eufe- América latina ni una América asiá-
barba blanca y sombrero negro, presivas y gritonas, despatarradas mismo políticamente correcto de tica. Lo que existe son los Estados
gritaba críticas ininteligibles hacia en improvisados picnics invernales “afro-americanos” conforman un Unidos de América”. Por lo menos
Obama a través de un megáfono. A o trepados a la copa de los árboles. 12,4%. A pesar de que la segrega- así parecen haberlo vivido ayer dos
dos metros de allí, Otis Johns, un El monumento a José Artigas en la ción racial fue abolida hace 40 años, millones de personas bajo la fría
vendedor negro de Nueva Jersey Constitution Avenue y la calle 18 la situación desfavorecida de los mañana de DC. ●