Está en la página 1de 12

UNIVERSIDAD POPULAR AUTONOMA

DE VERACRUZ

TEMA:
SICOANALISIS, CONDUCTISMO Y HUMANISMO

FACILITADOR:
PSICOLOGA LORENA ANTONIO SIU

ALUMNO:
MÉNDEZ MANUEL ANA KARINA

GRADO:
2° CUATRIMESTRE

COATZACOALCOS VERACRUZ, NOVIEMBRE 2019


INTRODUCCIÓN

En este trabajo se explicará en que consiste el psicoanálisis y en que nos ayuda,


también saber porque es bueno es saber quién fundo esta práctica terapéutica y
cuáles fueron sus pensamientos para la misma, se hablara por otra parte del
conductismo, que según jhon Watson, es el estudio experimental objetivo y natural
de la conducta y por último y no por eso menos sabremos porque se denomina
así y a partir de que siglo empezó y como es que se caracteriza esta corriente de
índole filosófica y sus raíces y saber es que nos ayuda cada uno de estos como
trabajadoras sociales.
PSICOANÁLISIS

El psicoanálisis es un término creado por Sigmund Freud en 1896. Este término


se conoce como un método en el cual es particular de psicoterapia y se deriva del
método catártico usado por Sigmund Freud y Josef breue. El psicoanálisis se
refiere más que nada a la exploración del inconsciente del ser humano y esta
exploración se fundamenta en la asociación libre por parte del usuario y en la
interpretación del especialista en psicoanálisis

Como algunos autores expresan en un sentido más amplio donde denominan al


psicoanálisis en estos tres puntos:

1.- El tratamiento realizado por este método.

2. La disciplina creada por Sigmund Freud (y sólo ella) en cuanto comprende un


método terapéutico, una organización clínica, y una técnica específica. Es una
teoría de la estructura y función de la personalidad.

3.- Un movimiento psicoanalítico con presencia actual (2010), en 33 países; la


Asociación Psicoanalítica Internacional es la que tiene la misión de acreditar y
regular a las actualmente 70 organizaciones que la componen, actualmente
cuenta con 12,000 miembros y varios miles de candidatos en entrenamiento.

PARA QUE LE SIRVE A UNA TRABAJADORA SOCIAL EL PSICOANÁLISIS

se podría decir que la relación que puede existir o existe entre la relación del
trabajo social y el psicoanálisis seria que se enfocan directamente en la ayuda
emocional de las familias esto es de acuerdo a lo que planteo Beltrán en el 2012
en el cual consideraba que esta ayuda conlleva a una serie de características en
las que se encuentran las siguientes:
Acercarse al dolor emocional, ya que la familia no es un debido a que la familia
no es un objeto neutro de observación, la proyección de sus problemas en el
profesional genera una gran turbulencia emocional y sus consecuentes defensas,
es por ello, que hallarse emocionalmente conectado con alguien es experimentar a
ese alguien como una persona.
Aceptación de la complejidad, el trabajador Social debe asumir esta visión si
quiere entender y hacerse cargo del trasfondo emocional de los problemas que
trata. Ante la familia esto se hace evidente, los grupos son evasivos y mutables en
su forma, hay que aceptar que nunca sabremos ni entenderemos todo lo que
queremos saber y entender.
La existencia del inconsciente, puesto que el inconsciente familiar es un espacio
mental compartido, reservorio de experiencias compartidas por la familia y que se
alimenta y alimenta de y a los inconscientes individuales de sus miembros. Desde
el punto de vista del Trabajo Social con familias lo importante residiría en
comprender que las familias, sobre todo las que están sometidas a conflictos
diversos, nos muestran comportamientos referidos a aspectos que ellos mismos
desconocen, de los que no tienen conocimiento.
Por lo tanto, al considerar una visión desde una orientación psicoanalítica puede
ser una gran aportación para el trabajador social, estableciendo un diálogo y
colaboración más fructíferos a fututo.
CONDUCTISMO

El conductismo (behaviorism) es una corriente de la psicología inaugurada por


John B. Watson (1878-1958) que defiende el empleo de procedimientos
estrictamente experimentales para estudiar el comportamiento observable (la
conducta) y niega toda posibilidad de utilizar los métodos subjetivos como la
introspección.

Su fundamento teórico está basado en que a un estímulo le sigue una respuesta,


siendo ésta el resultado de la interacción entre el organismo que recibe el estímulo
y el medio ambiente.
Watson no negaba la existencia de los fenómenos psíquicos internos, pero insistía
en que tales experiencias no podían ser objeto de estudio científico porque no
eran observables.

Este enfoque estaba muy influido por las investigaciones pioneras del fisiólogo
ruso Iván Pávlov sobre el condicionamiento animal, considerando que los actos de
la vida no eran más que reflejos.
A partir de sus observaciones con animales, diseñó el esquema del
condicionamiento clásico.

Según Thorndike, el aprendizaje se componía de una serie de conexiones entre


un estímulo y una respuesta, que se fortalecían cada vez que generaban un
estado de cosas satisfactorio para el organismo (ley del efecto). Esta teoría
suministró las bases sobre las que luego Skinner construyó todo su edificio acerca
del condicionamiento operante.

Aunque actualmente el conductismo no se limita al estudio de fenómenos


observables sino que también incluye sucesos internos , se mantiene el criterio de
relacionar los postulados teóricos con la conducta manifiesta mediante un enfoque
experimental.
EN QUE LE SIRVE EL CONDUCTISMO A UNA TRABAJADORA SOCIAL

Este modelo, se centra más en las situaciones específicas que controlan la


conducta del problema, que en los factores que propiciaron su desarrollo, es decir,
toma en cuenta la situación inmediata, muchas veces obviando los antecedentes
históricos que se reúnen para esta. En el modelo de modificación de la conducta,
se pretende justamente eso, el cambio conductual en una situación, a través de
técnicas experimentales de estímulo- respuesta.

Estos cambios en las conductas presentes en diferentes situaciones, responden a


dos estrategias generales, las que pueden ser usadas de manera conjunta o por
separado. La primera de estas, consiste en modificar las conductas del paciente
sin cambiar los factores ambientales presentes en el contexto, y la segunda,
pretende cambiar los factores del ambiente para modificar la conducta
problemática en dicha situación.

Los pasos a seguir en el modelo de modificación de la conducta para el Trabajo


Social de caso, son los siguientes:

 Identificar el problema

 Buscar caminos que faciliten el cambio

 Analizar las condiciones para controlar el problema conductual y determinar


el camino para conseguir el cambio.

 Establecer el objetivo y plan base de tratamiento, para la modificación de la


conducta.

El objetivo principal de este modelo, lo constituye el aumento de conductas


deseables, y la disminución de las indeseables, con el fin de elevar la calidad y
salud de la vida, lo cual se lleva a cabo a través de métodos de control para la
obtención de estos resultados, que se traducen en técnicas de estudio-respuesta
que analizaremos a continuación:

1.- Métodos de reforzamiento: Estos procedimientos actúan la probabilidad de


cualquier respuesta a la que siguen y se dividen en dos:

1.1.- Reforzamientos Positivos: a través de la recompensa o estímulo grato, como


por ejemplo: el dinero, el alimento a la atención.

1.2.- Reforzadores Negativos: Trata de eliminar estímulos no placenteros, tales


como el dolor, las amenazas o las reprimendas.

2.- Métodos Punitivos: Reducen la posibilidad de cualquier respuesta a la que


siguen,:

2.1.- Presentación de estímulos Aversivos o no placenteros.

2.2.- Quitar estímulos placenteros o de recompensa.


3.- Método de Extinción: Reduce la posibilidad de cualquier respuesta a la que
siguen y consiste en la supresión de los reforzadores a lo que había sido
mantenida la respuesta.
HUMANISMO

El humanismo es una corriente psicológica que busca sacar el mayor potencial de


los seres humanos en diferentes ámbitos, pero a la vez no dejar de verlo como lo
que es, precisamente un ser humano, con aptitudes, valores, sentimientos,
capacidades y limitaciones.

El humanismo surge como una corriente psicológica en 1961 tras algunos


movimientos sociales y una búsqueda implacable de derechos humanos cuando
surgió esta corriente se volvió en la tercera fuera de la psicología después del
psicoanálisis y el conductismo.
El objetivo del humanismo es comprender el cómo actúan los seres humanos, sus
pensamientos, sus capacidades, sus emociones, su sentir entre otras cosas.
También para mejorar sus perspectivas, busca sacarle provecho a sus
capacidades y actitudes, se concentra en estudiar y comprender el entorno de las
personas y como de esto va modificando su conducta en diferentes sentidos,
también se deriva la fenomenología, pues esto ayuda a analizar como las
personas actúan de acuerdo a lo que pasa en su entorno, que es lo que hay que lo
motive o los desmotive. Se podría decir que la fenomenología es una corriente
idealista subjetiva dentro de la filosofía que tiene como fin el estudio y la
descripción de los fenómenos de la conciencia o de las cosas que perciben.
Asienta que el mundo es aquello que se percibe a través de la conciencia del
individuo, y se propone interpretarlo según sus experiencias.

Carl Rogers: (1902-1987) es uno de los autores más conocidos del movimiento


humanista. Su método terapéutico, la terapia centrada en el cliente, o terapia no
directiva, parte de la hipótesis central de que el individuo posee en sí mismo
medios para la auto comprensión y para el cambio del concepto de sí mismo, de
las actitudes y del comportamiento auto dirigido. El terapeuta debe proporcionar
un clima de actitudes psicológicas favorables para que el paciente pueda explotar
dichos medios. Dos rasgos principales de la terapia centrada en el cliente:

1. La confianza radical en la persona del cliente (paciente)

2. el rechazo al papel directivo del terapeuta.

Para Rogers el ser humano nace con una tendencia realizadora que, si la infancia
no la estropea, puede dar como resultado una persona plena: abierta a nuevas
experiencias, reflexiva, espontánea y que valora a otros y a sí mismo. La persona
inadaptada tendría rasgos opuestos: cerrada, rígida y despreciativa de sí mismo y
de los demás.

Rogers insiste en la importancia que tienen las actitudes y cualidades del


terapeuta para el buen resultado de la terapia: las tres principales son la empatía,
la autenticidad y la congruencia.
EL HUMANISMO Y ELTRABAJO SOCIAL

el trabajo social no existiría si no tuviera una relación de ayuda profesional hacia


aquellas personas que requieren apoyo para superar determinadas situaciones de
desventaja psicosocial.

El trabajo social toma un poco o quizás mucho de la corriente humanista ya que


esta profesión se caracteriza por estudiar y ayudar a las personas y saber cómo
llevar a cabo una buena relación con los contribuyentes, ya que utiliza su parte
humana en ayudar a las personas.
CONCLUSIÓN

Como bien sabemos el trabajo social tiene que hacer muchas labores
humanitarias, ya que sabemos se encarga de como ayuda a las personas, ayuda
a que las personas tengan una buena relación y saber conllevar sus problemas
toso lo antes mencionado tiene una relación ya que estas corrientes ayudan a las
personas que tienen como profesión el trabajo social, lo lleven y realicen su
trabajo como tiene que ser.

También como trabajadores sociales tenemos que hacer nuestro trabajo bien y
con mucho y con mucho interés ya que es una profesión, humanitaria se fija en las
personas y se interesa por el bienestar de los seres humanos.
BIBLIOGRAFIA

 https://psicologiaymente.com/psicologia/conductismo

 https://www.ecured.cu/Conductismo

 https://www.ugr.es/~aula_psi/Psicoanalisis.htm

 https://www.ipa.world/IPA/IPA_Docs/Spanish%20About
%20Psychoanalysis.pdf

 https://lamenteesmaravillosa.com/en-que-consiste-la-psicologia-
humanista/

 https://psicologiaymente.com/psicologia/psicologia-humanista