Está en la página 1de 3

A B C D E

Expresiones Recursos El hombre Protago-


Espacios Voces
literarias de cine nista
Comparación Primer Los pies del hombre se hundieron en la arena, dejando una José Lecho Narra-
plano huella sin forma, como si fuera la pezuña de algún animal. Alcancía del río dor
(picado) básico
Treparon sobre las piedras, engarruñándose al sentir la
inclinación de la subida, luego caminaron hacia arriba,
buscando el horizonte.
Plano «Pies planos —dijo el que lo seguía—. Y un dedo de Urquidi
detalle menos. Le falta el dedo gordo en el pie izquierdo. No abundan
fulanos con estas señas. Así que será fácil.»
La vereda subía, entre yerbas, llena de espinas y de malas
mujeres. Parecía un camino de hormigas de tan angosto.
Subían sin rodeos hacia el cielo. Se perdía allá y luego volvía a
aparecer más lejos, bajo un cielo más lejano.
Los pies siguieron la vereda, sin desviarse. El hombre
caminó apoyándose en los callos de sus talones, raspando las
piedras con las uñas de sus pies, rasguñándose los brazas,
deteniéndose en cada horizonte para medir su fin: «No el mío,
sino e! de él», dijo. Y volvió la cabeza para ver quién había
hablado.
Ni una gota de aire, sólo el eco de su ruido entre las ramas
rotas. Desvanecido a fuerza de ir a tientas, calculando sus
pasos, aguantando hasta la respiración: «Voy a lo que voy»,
volvió a decir. Y supo que era él el que hablaba.
«Subió por aquí, rastrillando el monte —dijo el que lo
perseguía—. Cortó las ramas con un machete. Se conoce que
lo arrastraba el ansia. Y el ansia deja huellas siempre. Eso lo
perderá.»
Comenzó a perder el ánimo cuando las horas se alargaron
y detrás de un horizonte estaba otro y el cerro por donde subía
no terminaba. Sacó el machete y cortó las ramas duras como
raíces y tronchó la yerba desde la raíz. Mascó un gargajo
mugroso y lo arrojó a la tierra con coraje. Se chupó los dientes
y volvió a escupir. El cielo estaba tranquilo allá arriba, quieto,
trasluciendo sus nubes entre la silueta de los palos guajes, sin
hojas. No era tiempo de hojas. Era ese tiempo seco y roñoso
de espinas y de espigas secas y silvestres. Golpeaba con ansia
sobre los matojos con el machete: «Se amellará con este
trabajito, más te vale dejar en paz las cosas.»
Oyó allá atrás su propia voz.
«Lo señaló su propio coraje —dijo el perseguidor____. Él ha
dicho quién es, ahora sólo falta saber dónde está. Terminaré de
subir por donde subió, después bajaré por donde bajó,
rastreándolo hasta cansarlo. Y donde yo me detenga, allí
estará. Se arrodillará y me pedirá perdón. Y yo le dejaré ir un
balazo en la nuca... Eso sucederá cuando yo te encuentre.»
Llegó al final. Sólo el puro cielo, cenizo, medio quemado
por la nublazón de la noche.
La tierra se había caído para el otro lado. Miró la casa
enfrente de él, de la que salía el último humo del rescoldo. Se
enterró en la tierra blanda, recién removida. Tocó la puerta sin
querer, con el mango del machete. Un perro llegó y le lamió las
rodillas, otro más corrió a su alrededor moviendo la cola.
Entonces empujó la puerta sólo cerrada a la noche.
El que lo perseguía dijo: «Hizo un buen trabajo. Ni siquiera
los despertó. Debió llegar a eso de la una, cuando el sueño es
más pesado; cuando comienzan los sueños; después del
“Descansen en paz”, cuando se suelta la vida en manos de la
noche y cuando el cansancio del cuerpo raspa las cuerdas de
la desconfianza y las rompe.»
"No debí matarlos a todos —dijo el hombre—. Al menos no
a todos.» Eso fue lo que dijo.
La madrugada estaba gris, llena de aire frío. Bajó hacia el
otro lado, resbalándose por el zacatal. Soltó el machete que
llevaba todavía apretado en la mano cuando el frío le
entumeció las manos. Lo dejó allí. Lo vio brillar como un
pedazo de culebra sin vida, entre las espigas secas.
El hombre bajó buscando el río, abriendo una nueva brecha
Instituto Salesiano de Valdivia entre el monte. [...]
Lenguaje y Comunicación
Prof. Alexie Paredes M.
Literatura y cine
1. Actividad inicial:

Guía de trabajo:

Probablemente la primera vez que leas el fragmento de “El hombre” tu comprensión del mismo sea limitada.
Nosotros te hemos ayudado con las dos primeras secuencias narrativas. Para organizar el análisis dividiremos el
trabajo en dos momentos: en primer lugar indagaremos en la comprensión de la historia planteada y luego
abordaremos el texto desde una perspectiva cinematográfica.

A. Preguntas de comprensión lectora


a) Explica a un compañero de qué se trata el texto.
b) ¿Qué relación puedes establecer entre el tiempo y el espacio contenidos en el texto?
c) Si lo has notado, el texto utiliza la yuxtaposición de fragmentos para dar a conocer la historia, ¿qué vínculos de
significación se puede establecer entre dichos fragmentos?
d) A tu juicio, ¿por qué Juan Rulfo narra una persecución recurriendo al montaje?

B. Aplicación de la perspectiva cinematográfica


Como lo puedes comprobar, cine y literatura comparten muchos elementos. Por ejemplo, personajes, espacios
y formas en las que se entrega la historia. Sin embargo, hay expresiones típicamen te literarias como lo son las
metáforas, las que sólo son posibles de articular en un texto literario.
a) En el cuadro de la actividad inicial:
Completa las columnas que aparecen junto al texto:
 En la columna A: Señala las expresiones típicamente literarias que son difíciles de traducir al lenguaje
cinematográfico. Por ejemplo: «La tierra se había caído para el otro lado» (imagen). ¿Cómo se podría representar
esta imagen en el cine?
 En la columna B: Señala los elementos cinematográficos que se han utilizado en este fragmento. Por
ejemplo, un primer plano, un picado, un travelling, etc. Para hacerlo consulta los conceptos con tu profesor.
 En la columna C: Escribe el nombre del protagonista de cada fragmento, utilizando un color distinto para
cada personaje.
 En la columna D: Anota el espacio que se describe en cada uno de los fragmentos. ¿Dónde se encuentra el
protagonista?, ¿qué indicios me da el autor para reconocer esto?
 En la columna E: Señala las voces o narradores que intervienen en el relato. Por ejemplo, voz del
perseguidor, voz del perseguido, narrador básico, etc.
b) En el texto mismo:
 Señala los rasgos caracterizadores de ambos personajes. Por ejemplo, un pie sin un dedo en el caso del
perseguido; o, bien, el machete en el caso del perseguidor.
 Marca aquellos episodios que serían difíciles de plasmar en el cine. Imagina que el texto es una película y
relaciona las mejores escenas.
 Subraya las voces que resulten difíciles de identificar. ¿Quién habla? ¿Cómo lo podemos comprobar?

Secuencia: conjunto de escenas organizadas en torno a una misma idea, un mensaje o una continuidad
temática.

Plano-secuencia: unidad de acción, situación filmada en un plano consecutivo, sin cortes.

Gran plano general: muestra personajes en medio del gran espacio donde sucede la acción.

Plano general: puede verse un grupo en un entorno reconocible.

Plano figura entera: el sujeto se ve por completo, pero pierde importancia el lugar.

Plano americano: los personajes son fragmentados bajo la rodilla.

Plano medio: fragmenta al personaje en la cintura para entregar aspecto, gestualidad.

Primer plano: muestra cabeza y cuello del personaje hasta los hombros; destaca rasgos y emociones.

Plano de detalle: encuadra una sonrisa burlona, un guiño o define un objeto y lo realza.

Rodaje: proceso de realización del video o la película. Es el tiempo en el que se materializan las escenas
descritas en el guión cinematográfico. Se graban o filman los personajes y sus acciones en
escenarios o locaciones, aunque no en el orden cronológico o de aparición n las escenas, ya que
el desglose de la acción obedece a la racionalización de los tiempos y los espacios en función de
la economía de recursos: equipos, actores, locaciones, etc.
Corte seco: empalme entre un plano y otro. Se articula en la sala de montaje y es usado para cambiar
el ángulo de visión en una escena, detallar a un personaje o cambiar de espacio.

Edición o montaje: proceso que se realiza una vez terminado el rodaje y que permite unir y armar
escenas y secuencias de un video o filme. Así es posible seleccionar las tomas, cortar, intercalar,
fundir o insertar planos, según el sentido narrativo y el mensaje que se quiera transmitir.

También podría gustarte