Está en la página 1de 1

ORACIÓN POR MIS HIJOS ORACIÓN POR MIS

Señor, Padre todopoderoso,  PADRES


te damos gracias por habernos dado estos
hijos. Dios, concédeme comprender mejor a mis
Es una alegría para nosotros…. padres, y saber devolverles amor por
Y las preocupaciones, amor.
temores y fatigas Si yo no puedo amarlos como antes es que
que nos cuestan, debo amarlos mas.
las aceptamos con serenidad. No ya como un niño que balbucea, sino
Ayúdanos a amarlos sinceramente. como un hombre que sabe lo que tiene
A través nuestro has hecho surgir vida; que decir, y que expresa su alma en un
desde toda la eternidad  lenguaje dulce y fuerte.
tú los conocías y amabas. Yo me acercaré a mi padre y a mi madre,
Danos sabiduría para guiarlos que sufren por mí, y cuyo trabajo hasta
paciencia para instruirlos ahora no he apreciado.
vigilancia para  Esta noche diré y repetiré, con más
acostumbrarlos al bien comprensión que otras veces, la antigua
mediante nuestro ejemplo. oración de mi infancia:
Fortalece nuestro amor Padre nuestro, que estás en los cielos,
escucha a tus hijos. Te pedimos por
para corregirlos 
nuestros padres.
y hacerlos más buenos.
Por medio de ellos nos lo diste todo,
Es tan difícil a veces comprenderlos…
devuélveles todo el bien que nos han
ser como ellos nos desean, ayudarlos a
hecho.
hacer su camino.
Nos han dado la vida: consérvales la salud.
Ilumina la mente 
Nos han dado el alimento: dales el pan de
de nuestros hijos para que 
cada día.
conozcan el camino que tú 
Nos han dado el vestido: que sus almas se
has querido para ellos, 
hallen vestidas siempre de tus gracias.
para que te puedan dar gloria 
Concédeles sobre la tierra la felicidad que
y alcancen la salvación.  se encuentra en servirte y amarte.
Sosténlos con tu fuerza,  Hazme capaz de hacerlos felices
para que alienten en su vida y que podamos siempre comprendernos
los ideales de tu Reino.  y amarnos al igual que
Ilumínanos también a nosotros,  la Sagrada Familia de Nazaret. Amén
sus padres, para que les ayudemos 
a reconocer su vocación cristiana 
y a realizarla generosamente, 
colaborando con tus inspiraciones 
interiores. Amén