Está en la página 1de 15

Colegio N° 5 D.E.

3 “Bartolomé Mitre”
Sociología
4° Año TM y TT
Prof. Celeste Viedma

Primer Trimestre

Bibliografía
Paradeda, D., Pintos Andrade, E. y Ríos, A. (2012) “Capítulo 1: Historia del pensamiento sociológico” (selección), en
Sociología. Tercera Edición. Buenos Aires: Maipué. Páginas 13-17 y 23-28.

Guía de preguntas

Orígenes de la sociología
1. Ubicá en tiempo y espacio el surgimiento de la sociología.
2. ¿Por qué se la denomina “ciencia de la crisis”?
3. ¿Con qué pretensión científica surge la teoría social? En otras palabras, ¿qué es lo que busca explicar?
4. Enumerá cuáles son los distintos elementos que dan cuenta de un deterioro en las condiciones de vida y trabajo de
la clase obrera hacia el siglo XIX en Europa.
5. ¿A qué se denominó “cuestión social”? ¿Y “pauperismo”?
6. ¿Cuáles fueron las preguntas centrales para la sociología en aquél momento?
7. ¿Creés que dichas preguntas tienen vigencia en la actualidad? ¿Por qué?
8. ¿Cuál es el eje vertebrador de la sociología moderna?
9. ¿Cuáles fueron los distintos planos en los que se manifestó la explotación de mano de obra luego de la Revolución
Industrial?
10. ¿Creés que algunas de estas formas de explotación siguen vigentes al día de hoy? ¿Cuáles? ¿Por qué?

Los clásicos: Emile Durkheim


1. ¿Qué son los hechos sociales para Durkheim y qué postula el autor en relación con ellos?
2. ¿Qué relación existe, para Durkheim, entre los hechos sociales, la sociedad y los individuos?
3. ¿Qué son para Durkheim la conciencia colectiva y las formas de solidaridad?

Los clásicos: Karl Marx


4. ¿Cuáles son los aspectos destacados de la teoría marxista y con qué perspectivas confronta?
5. ¿Qué significa que el “individuo” es, para Marx, un “individuo social”?
6. Explicá los conceptos de estructura y superestructura a partir de la “metáfora del edificio”.
7. Leé atentamente el siguiente fragmento, perteneciente a Karl Marx, y respondé las consignas a continuación:

El cazador o el pescador aislados pertenecen a la imaginación fantasiosa de las robinsonadas del siglo XVIII.
Este “individuo solo” se aparece como un ideal que supuestamente habría existido en el pasado, parece un punto
de partida de la historia. Pero, en realidad, el “individuo solo” es un resultado histórico, producto de la disolución
de las formas de sociedad feudales y del desarrollo de nuevas fuerzas productivas. La producción por parte de un
individuo aislado, solo, fuera de la sociedad, es absurda.
Fragmento adaptado de Marx, K. (2008) "Introducción general a la crítica de la economía política (1857)", en Contribución a la
crítica de la economía política. México: Siglo XXI. Páginas 282-283.

a. Buscá información acerca de la novela Robinson Crusoe y transcribí una sinopsis.


b. ¿A qué creés que se refiere Marx con “robinsonadas”? Relacioná su expresión con la novela Robinson
Crusoe.
c. ¿Por qué a Marx le parecen absurdas las “robinsonadas”? Relacioná con lo que respondiste en la
pregunta 5 acerca del “individuo social”.

Los clásicos: Max Weber


8. ¿Cómo define Weber la sociedad y cómo interpreta la acción social?
9. ¿Qué diferencias encontrás entre las concepciones de Durkheim y de Weber acerca de la sociedad?
10. Caracterizá los tipos ideales de acción social según Weber.
Selección y adaptación de Marx, K. (1999) “El trabajo enajenado”, en
Manuscritos: economía y filosofía. Madrid: Alianza.

1. Enajenación en relación al producto

El trabajador se relaciona con el producto de su trabajo como un objeto extraño. Cuanto


más se vuelca el trabajador en su trabajo, más poderoso es el mundo extraño y objetivo que
crea frente a sí mismo, y más pobres son él mismo y su mundo interior. La enajenación del
trabajador en su producto significa no solamente que su trabajo se convierte en un objeto,
en una existencia exterior, sino que existe fuera de él, independiente, extraño, que se
convierte en un poder independiente frente a él; que la vida que ha prestado al objeto se le
presenta como cosa extraña y hostil.

Cuanto más produce el trabajador, menos consume; cuanto mis rico espiritualmente se hace
el trabajo, más desespiritualizado queda el trabajador. El trabajo produce maravillas para
los ricos, pero produce privaciones para el trabajador. Produce palacios, pero para el
trabajador casillas. Sustituye el trabajo por máquinas, pero convierte en máquina al
trabajador.

2. Enajenación en relación al acto de producción.

Pero el eproducto no es más que el resumen de la actividad, de la producción. Por tanto, si


el producto del trabajo es la enajenación, la producción misma ha de ser la enajenación
activa, la enajenación, en el acto de producción, de la actividad productiva misma.

El trabajo es externo al trabajador, es decir, no pertenece a su ser. En su trabajo, el


trabajador no se afirma, sino que se niega; no se siente feliz, sino desgraciado; no desarrolla
una libre energía física y espiritual, sino que mortifica su cuerpo y arruina su espíritu. Por
eso el trabajador sólo se siente en sí fuera del trabajo, y en el trabajo se siente fuera de sí.
Su trabajo no es voluntario, sino forzado. Por eso el trabajo no es para él la satisfacción de
una necesidad en sí misma, sino solamente un medio para satisfacer las necesidades fuera
del trabajo.
En último término, para el trabajador se muestra la exterioridad del trabajo en que éste no
es suyo, sino de otro. La actividad del trabajador no es su propia actividad. Pertenece a otro,
es la pérdida de sí mismo.

3. Conclusiones

Si el producto del trabajo me es ajeno, se me enfrenta como un poder extraño, entonces ¿a


quién pertenece? Si mi propia actividad no me pertenece; si es una actividad ajena, forzada,
¿a quién pertenece entonces? A un ser otro que yo. ¿Quién es ese ser? Si el producto del
trabajo no pertenece al trabajador, si es frente él un poder extraño, esto sólo es posible
porque pertenece a otro hombre que no es el trabajador. Si su actividad es para él dolor,
debe ser goce y alegría vital para otro.

Ese otro es el capitalista. La relación del trabajador con el trabajo engendra la relación de
éste con el capitalista. La propiedad privada es, pues la consecuencia necesaria del trabajo
enajenado, de la relación externa del trabajador con la naturaleza y consigo mismo. La
propiedad privada de los medios de producción, característica del capitalismo, es la
realización de la enajenación.

En consecuencia, la emancipación de la propiedad privada se expresa en la forma política


de la emancipación de los trabajadores, no como si se tratase sólo de la emancipación de
éstos, sino porque su emancipación entraña la emancipación humana general. Esto es así
porque toda la servidumbre humana está encerrada en la relación de trabajador con la
producción.