Está en la página 1de 7

Biografía de

Emanuel Lasker
Emanuel
Lasker (Berlín, 24 de
diciembre de 1868 - Nue
va York, 13 de
enero de 1941).
Ajedrecista, matemático 
y filósofo alemán,
campeón del mundo de
1894 a 1921. Considerado
como uno de los más
grandes jugadores de
todos los tiempos, tuvo
como gran rival
al cubano José Raúl
Capablanca a quien nunca
pudo vencer.

Lasker era doctor en


filosofía, seguidor
de Schopenhauer, autor
de teatro, y un buen
matemático (tiene escrito
un libro sobre álgebra).
Se doctoró en
la Universidad de
Erlangen en 1900. En
1895 publica El sentido común en ajedrez, una serie de
conferencias en las que procura develar los principios
fundamentales que rigen la partida de ajedrez. Se trata de un libro
que aún sigue publicándose y del que los ajedrecistas de hoy
pueden aprender mucho ajedrez, y que ―junto con su Manual de
ajedrez― es su libro más importante.

Su estilo de juego es muy personal. Lo podríamos llamar


«dialéctico» ya que trata de desequilibrar la posición no realizando
siempre las mejores jugadas sino las más desagradables para el
adversario. Esto hace sus lances arriesgados y teóricamente
incorrectos, pero eleva la lucha psicológica al paroxismo,
induciendo, con frecuencia, al oponente a cometer un error y la
derrota.
Lasker es uno de los más grandes jugadores de ajedrez de todos
los tiempos. Se mantuvo muy por encima del panorama
ajedrecístico de su época. Incluso tras perder el título mundial
continuó triunfando en importantes torneos; hasta que cumplió los
sesenta y siete años.

Nació en vísperas de Navidad, el 24 de diciembre de 1868, en la


villa de Berlinchen, un pequeño pueblo a 125 km al noroeste
de Berlín (Alemania). Aprendió a jugar ajedrez a los once años
por medio del hermano mayor Berthold Lasker (quien se casaría
con la escritora Else Lasker-Schüler). Desde muy temprana edad,
mostraba talento hacia ambos, el ajedrez y las matemáticas.

A los doce años se trasladó a Berlín, bajo la tutela de su hermano


Bertold Lasker, para desarrollar los conocimientos matemáticos.
Fue un estudiante brillante, sin embargo cuando terminó el
bachillerato no ingresó en la universidad inmediatamente. Había
comenzado a obtener triunfos en ajedrez, lo que le permitía tener
unos modestos ingresos gracias a los premios. Más tarde se enroló
en la Universidad Erlangen para estudiar matemáticas. En 1889,
en Breslau, a la edad de 21 años, obtuvo el título alemán de
Maestro de Ajedrez.

El gran paso para ser campeón


En el año de 1890 en Berlín, Lasker derrotó a Curt von
Bardeleben y Jacques Mieses en un torneo y empata con su
hermano por el primer lugar en otro torneo. En 1892, gana el
primer torneo importante en Londres, al ganar el primer lugar a
solo medio punto adelante de Blackburne. Se enfrenta con
Blackburne y al derrotarlo decisivamente, pensó en la posibilidad
de llegar a ser campeón mundial. Reta a Tarrasch pero este no
acepta el reto. Tarrasch le dice que primero debería ganar un
torneo mayor. Viajó a los Estados Unidos en 1893 donde ganó el
Torneo Internacional de Nueva York. Ahí derrotó al campeón
estadounidense Jackson Showalter, por 6 victorias, 1 empate, y 2
derrotas.

El reto por el título mundial


El año siguiente, 1984, Lasker retó a Steinitz por el título mundial.
Lasker derrotó a Steinitz para convertirse en el segundo Campeón
Mundial a la edad de 25 años. Emanuel Lasker conservo el
Campeonato Mundial hasta 1921. Fue Campeón del Mundo por 26
años y 337 días, un récord que seguramente será difícil de romper.
El gran jugador y ahora ex-campeón Mundial Wilhelm Steinitz,
famoso por su introducción del ajedrez estratégico, había
sostenido el título mundial por 8 años. Lasker era más conocido
por visualizar el ajedrez como una lucha entre dos mentes. Al
practicar esa teoría, Lasker aplastó a Steinitz, Pillsbury y
Tchigorin.

El hecho de que Emanuel Lasker nunca antes había ganado un


torneo mayor, no hizo su reclámo de Campeón Mundial del todo
fácil. Esto impulsó a Tarrasch, quién poseía el mejor récord de
torneos en ese entonces, a pedir un título separado de "Campeón
Mundial de Torneos". Dicho torneo se llevó a cabo en Hastings en
el año de 1895.

Se daba por hecho que el vencedor podía ser cualquiera entre


Lasker, Tarrasch o Steinitz. Sin embargo, un trastorno muy grande
se suscitó cuando Harry Nelson Pillsbury, un jugador
Norteamericano que participaba en su primer Torneo mayor, fue el
vencedor dejando el resultado de Campeón Mundial de Torneos
indeciso.

Meses después, los cinco mejores jugadores del Torneo de


Hastings, Pillsbury, Tchigorin, Lasker, Tarrasch y Steinitz fueron
invitados a participar en el Torneo de St. Petersburgo para resolver
el asunto. A Tarrasch no le fue posible atender debido a
compromisos profesionales. El torneo de St. Petersburgo consistió
de 18 rondas para cada jugador que se enfrentaría a su oponente
seis veces. Emanuel Lasker surgió claro vencedor por dos puntos y
Steinitz se llevó el segundo lugar.

En la revancha por el Campeonato Mundial en Moscú en 1896,


Lasker venció a Steinitz con un marcador de 10 victorias, 2
derrotas y 5 empates. Los excelentes resultados de Lasker no
dejaron menor duda sobre quién realmente era el Campeón
Mundial.

En el Torneo de 1899 en Londres, Lasker terminó 4 puntos


adelante del resto de los participantes, con 18 victorias, 7
empates y solo una derrota en contra de Blackburne. En 1900,
Lasker ganó el Torneo de Paris con 14 ganados, un empate y un
juego perdido. El siguiente Torneo que jugó Lasker, fue el de
Cambridge Springs en 1904. Emanuel Lasker empató por el
segundo lugar con David Janowski. Frank Marshall se llevó el
primer lugar. En 1906, Lasker participó en el 19 Campeonato
Estatal de Ajedrez de Nueva York y ganó el primer lugar.

La defensa del título


En 1908, el Dr. Siegbert Tarrasch desafió a Lasker por el título
mundial. Lasker estaba convencido de que Tarrasch poseía
poderes hipnóticos y por lo tanto pidió jugar el encuentro en un
cuarto separado. Lasker de nuevo prevaleció con 8 victorias, 5
empates y 3 derrotas. En el año de 1909, Lasker empató con Akiba
Rubinstein en St. Petersburg, ganando 3 juegos, 5 empates y 2
pérdidas. Ese mismo año, a Lasker se le pagó 7,000 francos por
jugar dos encuentros de exhibición en contra de David Janowski.
Lasker ganó uno y empató el otro.

Lasker fue de nuevo retado por la defensa de su título


en 1910 por el grande Carl Schlecter en la ciudad de Viena y
Berlín. Lasker empató el encuentro al ganar el décimo y final
juego. Carl Schlecter se hubiera coronado Campeón Mundial si tan
solo hubiese empatado la décima partida, pero Lasker retuvo su
título con una victoria, 8 empates y una derrota. Lasker recibió
1000 marcos por cada juego jugado. Mas tarde en ese mismo año,
Lasker derrotó a David Janowski en un encuentro en Berlín.
Emanuel Lasker lo venció por 8 victorias y 3 empates.

En el año de 1911, Lasker contrae nupcias con Martha Kohn y


permanecen juntos hasta la muerte de Martha en 1939. El próximo
gran torneo de Lasker dió lugar en St. Petersburg, Rusia, en 1914.
Este fue considerado como un gran torneo. Lasker ganó el primer
puesto arriba de Capablanca, Alekhine, Tarrasch y Marshall.
Lasker tenía planes de jugar con Akiba Rubinstein por el título
Mundial. José Capablanca planeaba retar al ganador.

En 1918, después de la Primera Guerra Mundial, Lasker jugó un


torneo de ajedrez en Berlín. y se llevó el primer lugar. En 1920,
Lasker renunció su título Mundial a Capablanca enviandole una
carta escrita en español. Nunca en la historia nadie había hecho
algo similar. Esto solo demostraba lo gran caballero que Emanuel
Lasker realmente era. Sin embargo, el público exigía un encuentro
entre ambos.

Finalmente, en la Habana, Cuba, del año de 1921, Lasker


enfrentó a Capablanca por el título. José Raúl Capablanca resultó
vencedor con 4 victorias y 10 empates convirtiendose en el nuevo
Campeón Mundial.

Después de la derrota
En 1924, en el gran Torneo Internacional de Nueva York, Lasker
ganó el primer lugar, José Raúl Capablanca el segundo y Alekhine
el tercero. En 1927, Lasker regresó a Berlín. y aprendió los juegos
de Bridge y Go. Se convirtió en jugador internacional y Maestro
de Bridge. El fue el líder de equipo del conjunto alemán en
los Juegos Olímpicos de Bridge.

Debido a que él y la esposa eran de descendencia judía, huyeron


a Inglaterra en 1933 cuando las propiedades fueron confiscadas
por los alemanes. Vivieron por un tiempo en Rusia y finalmente se
fueron a residir a Nueva York en el año de 1937.

Logró un quinto lugar en Zurich en 1934, el tercero en Moscú


en 1935, sexto en Moscú en 1936, y séptimo
en Nottingham en 1936. Después de moverse a Manhattan,
Nueva York en 1937, comenzó a enseñar ajedrez y Bridge y a
escribir artículos filosóficos entre ellos: "Lucha, entendiendo el
Mundo, La Filosofía de lo Inasequible y La Comunidad del Futuro".

El porcentaje de victorias de Lasker, es el más alto de cualquier


Campeón del Mundo: 66%. Lasker ganó 52 partidas, empató 44 y
perdió 16 juegos con un total de 74 puntos anotados en 112
juegos. Defendió su título de Campeón Mundial de Ajedrez 7 veces
en los casi 27 años que fue Campeón del Mundo. Su clasificación
estimada ELO fue calculada en 2720. En su carrera estelar, Lasker
participó en 10 Torneos Internacionales logrando el primer lugar
en 8 ocasiones, 1 en segundo y 1 en tercer lugar.

Muerte
Muere expatriado en Manhattan, Nueva York, el 11 de enero del
año de 1941 a la edad de 72 años, lejos de Alemania y la
barbarie nazi.

Datos deportivos
Partidas
Sus partidas han sido profusamente analizadas. Hacía que su rival
se sintiese incómodo jugando, encaminándole hacia posiciones
que le resultaban desagradables o no sabía tratar. Su lucha se
establecía tanto en el tablero como en lo psicológico. Escogía
variantes inferiores, e incluso jugadas malas, para sembrar
inquietud en el ánimo de su rival. Observaba a sus rivales para
detectar cuándo estaban a disgusto con su situación en el tablero.
No obstante, siempre tuvo recursos para remontar esas posiciones
inferiores. Debido a esta práctica le acusaron de hipnotizar a sus
rivales y hasta de utilizar la magia para ganar partidas.
Tras la victoria de Steinitz sobre Chigorín sólo Lasker se atrevió
a retar al campeón del mundo. Lasker se desplazó a Estados
Unidos en su busca. En esta época Lasker no tenía un currículum
brillante. Solamente había tenido dos triunfos importantes, los
torneos de Londres de 1892 y Nueva York de 1893. En los
enfrentamientos individuales había derrotado a todos sus rivales
excepto a Blackburne, aunque no eran de gran categoría. Por fin el
encuentro se celebró y Lasker derrotó a Steinitz brillantemente,
una derrota que se repetiría cuatro años más tarde y de manera
más rotunda.

Título mundial
En diciembre de 1895 se organizó un torneo en San
Petersburgo con el fin de buscar un aspirante al título mundial.
Fueron invitados a este torneo Lasker, Steinitz, Pillsbury, Chigorín
y Tarrasch, aunque este último renunció a jugar. El torneo lo ganó
Lasker brillantemente, pero Steinitz quedó el segundo, lo que le
daba derecho a jugar un nuevo encuentro con el título mundial en
juego. Desgraciadamente Steinitz contaba ya más de sesenta
años, y su salud no era muy buena por lo que Lasker se impuso
con facilidad.

Tras su victoria definitiva frente a Steinitz la actividad


ajedrecística de Lasker fue trepidante. Disputó otros ocho
encuentros con el título mundial en juego, respectivamente contra
Lasker contra Marshall, Tarrasch, Janovsky, Schlechter, Janovsky
de nuevo y Capablanca, que por fin le venció en 1921, tras 27 años
de reinado.

Otros torneos importantes


Además de los encuentros individuales, con o sin el título mundial
en juego, ganó importantes torneos, como el de San Petersburgo
de 1895-1896, Nuremberg, 1896, Londres, 1899 y París 1900. En
el torneo de San Petersburgo de 1914 terminó primero tras superar
una desventaja de punto y medio, por delante de Capablanca.
Lasker fue el primer maestro que demandó grandes sumas
de dinero para mejorar la situación económica de los
ajedrecistas. La tremenda inflación de la economía alemana en
los años veinte, y la barbarie nazi, que le habían confiscado todos
sus bienes por su condición de judío, le dejó arruinado y hubo de
volver a competir. Ganó los torneos de Mährisch-Ostrau 1923 y
Nueva York 1924, por delante de Capablanca, Alekhin, y fue
segundo en el de Moscú de 1925, por delante de Capablanca.
Durante los años siguientes de dedicó a la Filosofía y la
enseñanza, pero en 1934 volvió a competir (ya tenía sesenta y seis
años) en el torneo de Zurich, donde quedó quinto, y en el torneo
de Moscú de 1935.

Estadísticas
A lo largo de su dilatada vida deportiva Lasker se enfrentó muchas
veces a los mejores jugadores de su tiempo. Al final jugaría 538
partidas oficiales, de las cuales ganó 309, perdió 62 y entabló 167.