Está en la página 1de 4

Angelología

La Asunción de María, de Francesco Botticini. En la cúpula de la parte superior de la imagen se pueden


apreciar las tres jerarquías propuestas por Pseudo Dionisio Areopagita.

Icono griego de la representación de la jerarquía angélica

La angelología cristiana es la parte de la teología sistemática que estudia la naturaleza y la


clasificación de los ángeles. Dentro de la doctrina general los ángeles son criaturas celestiales
que fueron creados en la fundación del mundo y estos se dividen en ángeles y ángeles
caídos. La creencia indica que los ángeles son servidores de Dios y los ángeles caídos son
servidores de Satanás, ya que son los que decidieron seguir a Lucifer en su caída tras
rebelarse.

Índice

 1Características
 2Primera jerarquía
o 2.1Serafín
o 2.2Querubín
o 2.3Tronos
 3Segunda jerarquía
o 3.1Dominaciones
o 3.2Virtudes
o 3.3Potestades
 4Tercera jerarquía
o 4.1Principados
o 4.2Arcángeles
o 4.3Ángeles
 5Véase también
 6Referencias
 7Bibliografía
 8Enlaces externos

Características[editar]
En De Coelesti hyerarchia, Pseudo Dionisio indica algunos pasajes del Nuevo Testamento, en
particular en la Epístola a los efesios (cap. 6, ver. 12) y en Epístola a los colosenses(cap. 1,
ver. 16), sobre la base de la cual desarrolló un esquema de tres jerarquías, esferas o tríadas
de ángeles, cada una de las cuales alberga tres órdenes o coros.1
En orden de potencia decreciente los coros son los siguientes:

 Primera jerarquía: serafines, querubines, tronos.
 Segunda jerarquía: dominaciones, virtudes, potestades.
 Tercera jerarquía: principados, arcángeles, ángeles.
Durante el medioevo se propusieron otros esquemas, ilustrando o expandiendo el de Pseudo
Dionisio, o sugiriendo clasificaciones muy distintas.

Primera jerarquía
Se cree que estos ángeles sirven como consejeros divinos. En cambio, para la teología
cristiana son los más divinizados y los que reciben primero y más directamente las
iluminaciones de la Deidad
Serafín
Los serafines sirven como encargados del trono de Dios y cantándole continuamente sus
alabanzas. Se dice que rodean el trono de Dios, regulando el movimiento de los cielos que
emana de Dios. Se los representa con tres pares de alas, con dos cubrían sus rostros, y con
dos cubrían sus pies, y con dos volaban. Se cubren para protegerse del intenso resplandor
que emite Dios.
Los serafines son mencionados en Isaías 6:1–7:/
1 En el año que murió el rey Ozías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas
henchían el templo.
2 Y encima de él estaban serafines: cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, y con dos
cubrían sus pies, y con dos volaban. 3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Yavé
de los ejércitos: toda la tierra está llena de su gloria. 4 Y los quiciales de las puestas se estremecieron
con la voz del que clamaba, y la casa se hinchió de humo. 5 Entonces dije: Ay de mí! que soy muerto;
que siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han
visto mis ojos al Rey, Yahvé de los ejércitos. 6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su
mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas:
7 Y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio
tu pecado.
Isaías

Querubín
Los querubines son los guardianes de la luz y las estrellas. Aunque no están en el plano de la
realidad humana, su luz divina se filtra del cielo y toca las vidas de los hombres. Se los
representa con dos pares de alas.
Se piensa que los querubines son una orden dentro de los ángeles, aunque otros los clasifican
como seres a un nivel mayor que el de los ángeles. Su rango entre los ángeles siempre ha
sido colocado en la primera jerarquía.
Encontramos su descripción en Ezequiel 10:21
Los querubines son mencionados en Génesis 3:24 y Ezequiel 10:17–20.
Tronos
Los tronos están relacionados con las acciones de los hombres. Son entes que antiguamente
se conocían como Espíritus de las Estrellas. Llevan un registro de las acciones humanas y son
también los constructores del orden universal. Se les representa como seres inmensos de alas
circulares iluminadas con los colores del arco iris. Son los portadores del don de la
perseverancia. Su deber es cargar el trono de Dios por el paraíso.
Los tronos son mencionados junto a otros seres espirituales en Colosenses y en Apocalipsis.
Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles
e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio
de él y para él.
Colosenses 1:16
2 Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno
sentado. 3 Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había
alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda. 4 Y alrededor del trono había
veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con
coronas de oro en sus cabezas. 5 Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono
ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios. 6 Y delante del trono había
como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes
llenos de ojos delante y detrás.
Apocalipsis 4:2-6

Segunda jerarquía
Estos ángeles son considerados gobernadores del cielo.
Dominaciones
Artículo principal: Dominaciones

Tienen la tarea de regular los deberes de ángeles inferiores. Reciben órdenes de los
serafines, los querubines, o hasta de Dios. Son los responsables de asegurar que el universo
mantenga su orden.
Virtudes
Artículo principal: Virtudes (ángeles)

Son iguales a los principados, pero su deber es supervisar a distintos grupos de personas.
Tienen la forma de rayos de luz que inspiran a la humanidad de distintas maneras.
Los seres de virtud son mencionados en Primera Epístola de San Pedro:
El cual está a la diestra de Dios después de haber devorado la muerte para que fuésemos herederos de
la eterna habiendo subido al cielo y estándole sumisos los ángeles y las potestades y virtudes.
I Pet. III, 22.2
Potestades
Artículo principal: Potestades (ángeles)

Son seres angelicales encargados de salvaguardar la conciencia y la historia. Los ángeles de


la muerte y nacimiento se encuentran en esta categoría. Su deber, además, es supervisar la
distribución de poderes entre los humanos.

Tercera jerarquía
Son ángeles que trabajan como mensajeros divinos.
Principados
Los principados son los guardianes de las naciones y los países. Supervisan aquellos
acontecimientos que afecten a las naciones, incluyendo política, temas militares y comercio.
Arcángeles
Los arcángeles atienden las áreas de los esfuerzos humanos y son los líderes administrativos
de los seres celestiales. Un arcángel recibe, usualmente, una tarea de importancia para la
humanidad. Por este motivo no hay diferencias físicas en ángeles y arcángeles, la diferencia
radica en rol asignado por Dios.3
La Biblia menciona tres por su nombre: Miguel Arcángel (en el libro de Daniel, Judas y en el
Apocalipsis), Rafael Arcángel (en el libro de Tobías) y Gabriel Arcángel (en el libro de Daniel y
en el evangelio según San Lucas).
Ángeles
Los ángeles son la orden inferior en la jerarquía angelical, y los más conocidos por los
hombres. Son los que más están relacionados a los asuntos humanos. Dentro de la categoría
de ángeles hay muchos tipos de funciones. Son los ángeles de esta jerarquía los que son
enviados como mensajeros y protectores ante los hombres. Los más invocados por los
hombres.