Está en la página 1de 8

Caso práctico 4

Continuando con el desarrollo del caso práctico 3, se sabe que el riesgo de caída fue evaluado
como moderado.

Se desea conocer:

¿Cuál es la acción preventiva que deberá introducirse y la premura de tiempo en ejecutarla?

Criterios aplicables para la solución del caso práctico

Para la solución de este caso práctico son de aplicación Los criterios legales contenidos en la
ley 31 / 1995 de Prevención de Riesgos Laborales que se concretan en el artículo siguiente:
Artículo 15. Principios de acción preventiva.

1.- El empresario aplicará las medidas que integran el deber general de prevención previsto en
el artículo anterior con arreglo a los siguientes principios generales:

 Evitar los riesgos


 Evaluar los riesgos que no se puedan evitar.
 Combatir los riesgos en su origen.
 Adaptar el trabajo a la persona, en particular en lo que respecta a la concepción de los
puestos de trabajo así como a la elección de los equipos y los métodos de trabajo y de
producción, con miras, en particular, a atenuar el trabajo monótono y repetitivo y a
producir los efectos del mismo en la salud.
 Tener en cuenta la evolución de la técnica.
 Sustituir lo peligroso por lo que entrañe poco o ningún peligro.
 Planificar la prevención, buscando un conjunto coherente que integré en ella la
técnica, la organización del trabajo, las condiciones de trabajo, las relaciones sociales y
la influencia de los factores ambientales en el trabajo.
 Adoptar las medidas que antepongan la protección colectiva a la individual.
 Dar las debidas instrucciones a los trabajadores.

Para la solución de casos prácticos son también de aplicación Los criterios técnicos contenidos
en el documento:¨ Evaluación de Riesgos Laborales¨ publicado por el Instituto Nacional de
Seguridad e Higiene en el Trabajo, que presenta el siguiente cuadro:

Riesgo Acción y temporización


Trivial No se requiere acción específica

Tolerable -No se necesita mejorar la acción preventiva sin embargo se deben considerar
soluciones más rentables o mejoras que no supongan una carga económica
importante.
-Se requieren comprobaciones periódicas para asegurar que se mantienen la
eficacia de las medidas de control.

Moderado Se deben hacer esfuerzos para reducir el riesgo, inversiones precisas.


Intolerable No debe comenzar ni continuar el trabajo hasta que se reduzca el riesgo. Si no
es posible reducir el riesgo, incluso con recursos ilimitados, debe prohibirse el
trabajo.
Importante No debe comenzarse el trabajo hasta que se haya reducido el riesgo. Puede que
se producen recursos considerables para controlar el riesgo. Cuando el dedo
corresponda un trabajo que se está realizando, debe revelarse problema en un
tiempo inferior al de los riesgos moderados.

Comentarios

La dirección de las acciones preventivas dependerá del riesgo que se pretende corregir, si bien,
en muchos de los casos existirán diferentes opciones que permitan un adecuado control del
riesgo.

Las dos variables a manejar son el costo económico de la acción y el tiempo que tardará en
estar implementada.

Algunas veces es suficiente con la adopción de una acción sencilla, por lo tanto, hugo costosa y
que se puede llevar acabo de inmediato, mientras que en otros casos las acciones son más
complejas, más lentas de ejecución y normalmente más costosas económicamente.

Además de lo comentado hasta aquí habrá que tener en cuenta la magnitud del riesgo que se
quiere controlar. Cuanto mayor sea el riesgo menor deberá ser el tiempo que se tarde en
controlarlo Aunque el coste económico pudiera ser elevado.

Solución

Entre las diferentes medidas preventivas que pueden adoptarse, en este caso concreto parece
adecuado incorporar una banda antideslizante en cada uno de los escalones. Se trata de una
medida de protección colectiva mediante la que se consigue reducir suficientemente el riesgo,
actuando en su mismo origen.

Al tratarse de un riesgo moderado la medida deberá implantarse en un periodo de tiempo


determinado, es decir, estará determinado por el tiempo necesariamente invertido en la
petición de presupuestos, aceptación del más adecuado y ejecución de la modificación de la
escalera. El empresario deberá ser diligente pero sin prisas excesivas.

 La acción preventiva consiste en la incorporación de una banda antideslizante a los


peldaños que se implantará en un periodo de tiempo determinado.
Caso práctico 5
Continuando con el caso práctico 4, se recuerda que la acción preventiva a adoptar es la
colocación de una banda antideslizante en los escalones. El empresario desea planificar esta
acción preventiva.

Se desea conocer:

¿Cuál es el contenido de esta planificación?

Criterios aplicables para la solución del caso práctico

Para la solución de este caso práctico son de aplicación Los criterios legales contenidos en el
Real decreto 39/ 1997, reglamento de los Servicios de Prevención. Que se concretan en el
siguiente artículo:

Artículo 9, Contenido.

1.- la planificación de la actividad preventiva incluida, en todo caso, los medios humanos y
materiales necesarios, así como la asignación de recursos económicos precisos para la
consecución de los objetivos propuestos.

Comentarios

El número de riesgos evaluados y que requieren acciones de control en las empresas suele ser
grande por lo que es adecuado el uso de algún programa informático que permita controlar
con facilidad la evolución de las acciones preventivas. El registro correspondiente a cada uno
de los riesgos Podría tener los campos que se muestran en el apartado dedicado a la solución.

Solución

 A continuación se muestra un posible formato de planificación de las acciones


preventivas:

Evaluación del riesgo Moderado


Acción preventiva Colocación de bandas antideslizantes en los
escalones
Responsable de la jefe de mantenimiento
implantación
Personal asignado Dos trabajadores de la sección de
mantenimiento
Tiempo de implantación 10 días (adquisición del material y colocación)
Presupuesto 1000 €
Fecha de inicio 20 de mayo de 2008
Fecha de finalización 30 de mayo de 2008
Comprobación de la Firma Fecha
eficacia
Responsable de la Firma Fecha: 5 / 5 / 2008
planificación
Caso práctico 6
En el interior de un almacén circulan carretillas elevadoras.

La identificación de los peligros ha puesto de manifiesto que existe peligro de muerte de la


carretilla debido a que circulan siempre la velocidad reciba y peligro de atropello porque no
están señalizadas las zonas de paso, aunque rara vez circulan personas andando por el
almacén.

Se desea conocer:

¿Cuál es la valoración de estos dos casos de riesgos?

Criterios aplicables para la solución de Caso práctico

Para la solución de este caso práctico son de aplicación Los criterios legales contenidos en el
Real Decreto 39 / 1997, Reglamento de los Servicios de Prevención, en concreto del artículo 5,
ya esposos en el caso práctico 1.

También para la solución de este caso práctico son de aplicación Los criterios técnicos
contenidos en el documento:¨Evaluación de Riesgos Laborales¨ publicado por el Instituto
Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, el presenta procedimiento de evaluación ya
expuesto en el caso práctico 3.

Comentarios para estimar las consecuencias de la materialización de un riesgo debemos


pensar en aquello que es más probable que ocurra no nos pondremos ni en la menor ni en la
peor situación posible, sino en la más e para valorar los riesgos es necesario estimar la
severidad del daño y casohttps://speechlogger.appspot.com/images/micon2.gifsperada.

La probabilidad puede ser más difícil de estimar. Podemos utilizar estadísticas de la propia
empresa, si las hay o estadísticas a nivel sectorial o nacional, que nos digan Con qué frecuencia
se presenta el daño previsto. Cuando las estadísticas utilizadas no sean las de la empresa, si las
hay, o estadísticas a nivel sectorial o nacional que nos digan Con qué frecuencia se presenta el
daño previsto. Cuando las estadísticas utilizadas no sean las de las empresa, habrá que
considerar las diferencias que pueden existir entre está y las que se han tomado como
referencia.

Solución

Para valorar los riesgos es necesario estimar la severidad del daño En caso de producirse y la
probabilidad de que se produzca.
En cuanto al riesgo de vuelco de la carretilla, la severidad del daño puede considerarse como
extremadamente dañina.

Para estimar la probabilidad de que se produzca, sabemos que las carretillas circulan siempre a
velocidad excesiva, luego podremos pensar que el daño se producirá en alguna ocasión, es
decir la probabilidad es media.

Entrando en la tabla de niveles de riesgo con unas consecuencias extremadamente dañinas y


una probabilidad media encontramos que le corresponde una valoración como riesgo
importante.

 El riesgo de vuelco de la carretilla se evalúa como riesgo importante

En cuanto al riesgo de atropello, la severidad del daño puede considerarse como


extremadamente dañina. Para estimar la probabilidad de que se produzca, sabemos que rara
vez circulan personas por la zona, por lo que el daño ocurrirá raras veces, es decir, la
probabilidad es baja.

Entrando en la tabla de niveles de riesgo con unas consecuencias extremadamente dañinas y


una probabilidad baja encontramos que le corresponde una valoración como riesgo moderado.

 El riesgo de atropello se evalúa como riesgo moderado.


Caso práctico 8
El riesgo de exposición a ruido de un documento puesto de trabajo, en el que se utilizan
máquinas ruidosas, ha sido evaluado por un técnico de prevención, ninguna medición, cómo
riesgo tolerable, puesto que estima que la productividad de perder la audición en el mismo es
baja.

Se desea conocer:

¿Es correcta la evaluación realizada por procedimiento el técnico de prevención?

Criterios aplicables para la solución del caso práctico

Para la solución de este caso práctico son de aplicación Los criterios legales contenidos en el
Real Decreto 39/1997, Reglamentos de los Servicios de Prevención, que se concretan en el
siguiente artículo:

Artículo 5. Procedimiento.

2.(...) en cualquier caso,

Si existiera normativa específica de aplicación, el procedimiento de evaluación deberá


ajustarse a las condiciones concretas establecidas en la misma.

También para la solución de este caso práctico son de aplicación Los criterios legales
contenidos en el Real decreto 286 / 2006, el 10 de marzo, sobre la protección de la salud y
seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido que se
concretan en el siguiente artículo:

Artículo 6. Evaluación de riesgos

El empresario deberá realizar una evaluación basada en los niveles de ruido a que están
expuestos los trabajadores (...). La medición no será necesaria en los casos en los que la directa
apreciación profesional a creada permite llegar a una conclusión sin necesidad de la misma.

Comentarios

La apreciación del ruido al que está expuesto un trabajador por parte de un técnico de
prevención, basándose en su experiencia, sin realizar alguna medición, sólo es posible cuando
el ruido es tan bajo que claramente el nivel de exposición diario equivalente está por debajo
de los 80 dBA, como en el caso de una oficina.. Pollo cuando no exista ruido de impacto que
pudiera hacer pensar que se podía recuperar el nivel de pico.

Sí, por el contrario, el ruido es tan alto que seguramente supera 85dBA, podría pasar
directamente a proponer un programa de acciones preventivas.
Si el ruido fuese extraordinariamente alto podría pensarse que se supera el valor límite de
exposición aun llevando los trabajadores protección auditiva como vemos la apreciación del
técnico sólo es válida en situaciones extremas, que no parece ser el caso ya que ha calificado el
riesgo como moderado.

Solución

El técnico de prevención a utilizado la evaluación general de riesgos un caso como en la


exposición al ruido para la que existe evaluación de riesgos impuesta por la legislación
específica.

Atendiendo los requerimientos del Real decreto 286 / 2006, el técnico debería haber realizado
la medición del ruido, puesto que según los comentarios anteriores no parece que en este caso
sea suficiente la dirección de la precisión del técnico.

1.3.- CONSULTA Y PARTICIPACION DE LOS TRABAJADORES

Los derechos de consulta y participación de los trabajadores en relación con las cuestiones que
afectan a la seguridad y salud en el trabajo están regulados en la:

Ley 31 / 1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales.

La ley atribuye a los delegados de prevención el ejercicio de las funciones especializadas en


materia de prevención de riesgos laborales otorgándoles para ello las competencias,
facultades y garantías necesarias.

El comité de seguridad y salud se configura como el órgano de encuentro entre dichos


representantes y el empresario para el desarrollo de una participación equilibrada en materia
de prevención de riesgos.

Todo ello sin perjuicio de las posibilidades que otorga la ley a la negociación colectiva para
articular de manera diferente los instrumentos de participación de los trabajadores.

Los casos prácticos que se atribuyen a continuación tratan de aspectos tan importantes como:

 El número de delegados de prevención que deberán designarse en la empresa (caso


práctico 1)
 Los centros de trabajo en los que se tiene que constituir comité de seguridad y salud
(casos prácticos 2 y 3)
 La composición de los comités de seguridad y salud (casos prácticos 4 y 5)
 La consulta de los delegados de prevención. Falta de acuerdo (caso práctico 6).
 El reglamento del comité de seguridad y salud (caso práctico 7).

También podría gustarte