Está en la página 1de 8

CUESTIONARIO

1. ¿Cómo podría usted asegurar o verificar de forma cualitativa, que el compuesto


obtenido de la práctica es realmente el Mg2Fe2O4?
Para compuestos inorgánicos la caracterización es la base para la identificación de los
mismos. Existen técnicas de análisis experimentales que ayudan a verificar de forma
cualitativa un compuesto, para el caso de la espinela se puede llevar a cabo su
caracterización por medio de la técnica de difracción de rayos X ( DRX), una técnica
experimental para el estudio y análisis de materiales, basada en el fenómeno de difracción
de los rayos X por sólidos en estado cristalino, una característica del compuesto en
cuestión; además de esta técnica también se puede realizar, microscopia de barrido ( SEM)
una técnica de microscopía electrónica capaz de producir imágenes de alta resolución de la
superficie de una muestra utilizando las interacciones electrón-materia. Utiliza un haz de
electrones en lugar de un haz de luz para formar una imagen; microscopia de trasmisión
(TEM), lo característico de este microscopio es el uso de una muestra ultra fina y que la
imagen se obtenga de los electrones que atraviesan la muestra; análisis termo gravimétrico
(TGA) Y (DTG). Estas técnicas son muy útiles para la caracterización de materiales en la
química inorgánica.
2. ¿Cómo podría verificar que en la muestra final no hay contaminantes de los
productos de partida?
Los materiales inorgánicos presentan formas cristalinas muy específicas, cuándo se
presentan impurezas en las reacciones de partida se pueden identificar en la forma en que
se forman los cristales o el material de interés no se da de manera óptima, se afecta la
estructura cristalina del compuesto; para estar seguros de la presencia de impurezas se
puede realizar la técnica espectroscópica de IR, para así determinar los grupos funcionales
presentes en el analito y descartar la presencia de impurezas en el mismo.
3. En la reacción de estado sólido por que se aconseja realizar macerados o moliendas
y calcinaciones sucesivas.
Se aconseja debido a que las reacciones en estado sólido ocurren en la superficie de
contacto entre las partículas sólidas, ya que dos sólidos no suelen reaccionar entre sí a
temperatura ambiente, no al menos en una escala de tiempo corta. Para que las reacciones
ocurran con mayor facilidad, es necesario preparar los reactantes de modo que aumente la
superficie de contacto entre ellos y la velocidad de difusión entre sus moléculas. En otras
palabras se macera con el fin de pulverizar finamente los reactantes para que así pueda
aumentar la superficie de contacto entre ellos y se calcina sucesivamente a altas
temperaturas para que aumente la interdifusión y reacción.
4. En que consiste un material, diamagnético, paramagnético, antiferromagnético,
ferromagnético y ferrimagnetico.
Diamagnético: Los materiales denominados diamagnéticos se caracterizan por ser
repelidos por los imanes; las sustancias son, en su gran mayoría, diamagnéticas, puesto que
todos los pares de electrones con espín opuesto contribuyen débilmente al diamagnetismo,
y sólo en los casos en los que hay electrones desparejados existe una contribución
paramagnética (o más compleja) en sentido contrario.

Otra forma de explicar el diamagnetismo es a partir de la configuración electrónica de los


átomos o de los sistemas moleculares. De esta forma, el comportamiento diamagnético lo
presentan sistemas moleculares que contengan todos sus electrones apareados y los
sistemas atómicos o iónicos que contengan orbitales completamente llenos. Es decir los
espines de los electrones del último nivel se encontrarán apareados (por tanto el momento
magnético de los espines es prácticamente nulo).
Paramagnético: Los materiales paramagnéticos son aquellos cuya suma neta de los
momentos magnéticos permanentes de sus átomos o moléculas es nula. Estos materiales
tienen un comportamiento magnético muy débil.
Los materiales paramagnéticos están constituidos por átomos y moléculas que tienen
momentos magnéticos permanentes ("dipolos" magnéticos) incluso en ausencia de campo.
Estos momentos magnéticos tienen su origen en los espines de electrones desapareados en
los orbitales moleculares presentes en muchos metales y materiales paramagnéticos. Esto
tiene consecuencias cuando sobre dicho material se aplica un campo magnético. Puesto que
un espín alineado con el campo tiene menos energía que los anti-alineados y la energía
conjunta de todos los electrones libres debe sumar aproximadamente la energía de Fermi,
mantener esa energía constante implica que algunos átomos anti-alineados deben alinearse
con el campo. En ausencia de campo las poblaciones de espines alineados y anti-alineados
es más o menos la misma, pero en presencia de campo debe aumentar el número de
alineados y decrecer el número de desalineados. Como el número de momentos magnéticos
alineados finalmente supera al de anti-alineados existe una magnetización neta que produce
un campo magnético que se suma al campo magnético externo.

Antiferromagnético: Los materiales antiferromagnéticos tienen un estado natural en el cual


los momentos magnéticos de átomos adyacentes son opuestos, de manera que el momento
magnético neto es nulo. Este estado natural hace difícil que el material se magnetice,
aunque de todas formas adopta una permeabilidad relativa ligeramente mayor que 1. Es
decir, la interacción antiferromagnética hace que los momentos magnéticos tiendan a
disponerse en la misma dirección y en sentido inverso, cancelándolos si tienen el mismo
valor absoluto, o reduciéndolos si son distintos.

Ferromagnético: El ferromagnetismo es un fenómeno que no se debe sólo a propiedades


atómico-moleculares sino que es un efecto colectivo que requiere una estructura sólida. Los
materiales ferromagnéticos son elementos de transición, con una configuración en sus
átomos que favorece la interacción entre los dipolos magnéticos, los cuales se alinean
paralelamente dentro de zonas que se llaman dominios. Como estos dominios se orientan
aleatoriamente, no se genera imanación neta en el material. Al someter un material
ferromagnético a un campo magnético intenso, los dominios tienden a alinearse con este, de
forma que están orientados con el mismo sentido y dirección el campo magnético inductor

Ferrimagnético: El ferrimagnetismo es un fenómeno físico en el que se produce


ordenamiento magnético de todos los momentos magnéticos de modo que no todos los
momentos magnéticos de una muestra están alineados en la misma dirección y sentido.
Algunos de ellos están opuestos y se anulan entre sí. Sin embargo estos momentos
magnéticos no consiguen anular por completo la magnetización. Esto se debe a que algunos
materiales cerámicos poseen átomos o iones con momentos magnéticos diferentes y cuando
estos momentos magnéticos se alinean de forma antiparalela, se produce un momento
magnético neto en una dirección. Este tipo de materiales se llaman ferritas. Estas ferritas
tienen baja conductibilidad y son útiles para muchas aplicaciones eléctricas y magnéticas
tales como transformadores de alta frecuencia. Las magnetizaciones de saturación de los
materiales ferrimagnéticos no son tan altas como las de los ferromagnéticos.

5. En una estructura cristalina que significan huecos octaédricos y huecos


tetraédricos.
• Huecos tetraédricos
En una estructura cristalina un hueco tetraédrico significa que hay un átomo o ion situado
entre otros tres átomos o iones. Por ejemplo si dentro de una capa seleccionamos tres
átomos contiguos y además seleccionamos un cuarto átomo situado encima de los tres
primeros, vemos que forman un tetraedro. En el centro de dicho tetraedro puede alojarse un
átomo o ion. Es fácil observar que alrededor de cada átomo de la estructura hay dos huecos
tetraédricos, uno con los átomos de la capa superior y otro con los de la capa inferior.

• Huecos octaédricos
En una estructura cristalina los huecos octaédricos son poliedros de seis vértices y ocho
caras triangulares. Aunque las seis posiciones son equivalentes, un octaedro se representa
frecuentemente como cuatro posiciones ecuatoriales formando un cuadrado y dos
posiciones axiales situadas por encima y por debajo del plano ecuatorial. En muchas
estructuras encontramos átomos o iones en el centro de un octaedro. Decimos que este
átomo tiene un entorno octaédrico y su índice de coordinación es 6.

6. Describa la estructura general, las propiedades y ejemplos de una espinela inversa y


de una perovskita.

Ferritas
Entre las más comunes formaciones rocosas y minerales, para los estudios del magnetismo,
se encuentran las ferritas las cuales en su mayoría son espinelas inversas de formula
AFe2O4, en la espinela inversa los iones A ocupan huecos octaédricos y los Fe³+ están
repartidos al 50% entre huecos octaédricos y tetraédricos. Entre las ferritas más comunes
están las ferritas hexagonales, los granates y las ferritas cúbicas.
Propiedades magnéticas
Las ferritas cúbicas poseen la estructura de espinela, estas pueden tener la configuración de
“espinela normal” o “espinela inversa”, aquellas que poseen estructura de espinela normal
son antiferromagnéticas, donde el momento magnético de spin de los huecos octaédricos se
anulan; entre ellas se encuentran la ferrita de cinc y cadmio (A2+−)[Fe23+↑↓]O4, las que
poseen estructura de espinela inversa son ferrimagnéticas, el ferrimagnetismo es un término
propuesto por Louis Néel, el sugirió que un momento magnético de spin en un sitio
tetraédrico está alineado de forma antiparalela a un momento magnético de spin en un sitio
octaédrico.
Algo particular en las ferritas de estructura de espinela inversa, es que se puede aumentar la
magnetización de saturación sustituyendo de forma parcial los sitios tetraédricos donde se
encuentra los cationes Fe3+ por cationes Zn2+, el Zn2+ no es magnético, como resultado la
magnetización de saturación aumentara ya que ahora el momento magnético de spin de los
huecos octaédricos Fe3+ se suma a la de los cationes A2+ de los huecos octaédricos, sin
embargo a un 40 % de sustitución, la magnetización de saturación comienza a decaer.
Obtención
En la actualidad, la preparación de las ferritas se realiza a través de un procesamiento
cerámico que generalmente está basado en una reacción en estado sólido, partiendo de
óxidos. Este método involucra la molienda fina de los óxidos, seguida de un conformado y
una sinterización final a alta temperatura (1300ºC), en la cual se emplean como materiales
de partida el óxido de hierro Fe2O3 y el carbonato de otros cationes deseados en la ferrita,
de acuerdo con las siguientes reacciones:

Fe2O3 + MO → MFe2O4 (1)


Fe2O3 +MCO3 → MFe2O4 + CO2 ↑ (2)

Esta síntesis tiene el inconveniente de que se lleva a cabo a temperaturas entre 1000ºC y
1400 ºC, en tiempos de reacción no menos de 12 horas, en atmosferas controladas de
oxigeno o nitrógenos puros, dependiendo de la composición deseada. Este método no es el
ideal para muchos casos, ya que las ferritas obtenidas no tienen las características deseadas
como son, el tamaño de partícula, alta pureza, composición, estequiometria conocida. Las
ferritas pueden ser obtenidas además por otros métodos como: activación mecano química,
precipitación Sol - gel; Secado en spray y Secado en frio.
Usos y aplicaciones de las ferritas
Existen dos grandes ámbitos de aplicación de las ferritas, el primero de ellos está
estrechamente relacionado con la tecnología de microondas. Existe una creciente demanda
del mercado de dispositivos de procesado de señales en sistemas de radar y en aparatos de
comunicación y consumo doméstico. Los óxidos ferrimagnéticos combinan las propiedades
de un material magnético con las de un aislante eléctrico y se presentan como una excelente
opción debido a su muy alta resistencia específica, una remarcable flexibilidad a la hora de
modular sus propiedades magnéticas, su relativa facilidad de obtención y un interesante
precio de coste.
Las ferritas presentan un comportamiento no-recíproco, es decir existe una marcada
anisotropía de las propiedades eléctricas, como por ejemplo la constante dieléctrica, en
función de la dirección de propagación de la onda.

PEROVSKITA
Las perovskitas son materiales cerámicos, formados por elementos metálicos y no
metálicos constituidos principalmente por enlaces iónicos y/o covalentes; en general, son
frágiles con baja ductilidad. Se comportan usualmente como buenos aislantes eléctricos y
térmicos debido a la ausencia de electrones conductores a temperatura ambiente, poseen
altas temperaturas de fusión y, así mismo, una estabilidad relativamente alta en la mayoría
de los medios agresivos, por causa de la estabilidad de sus enlaces fuertes.
Las perovskitas y su fórmula general ABX3
La fórmula ABX3 incluye una importante familia de cerámicos que poseen la estructura de
la perovskita original CaTiO3, a la que se debe su descubrimiento y nombre [5]. En su
forma ideal las perovskitas que se describen por la fórmula química ABX3 constituyen una
celda cúbica con tres elementos químicos diferentes (A, B y X), presentes 19 en una
proporción de 1:1:3. Los átomos A y B son cationes metálicos (iones con carga positiva) y
los átomos X son aniones no metálicos (iones con carga negativa). Un Catión A está en el
centro de cada cubo. Los cationes B ocupan los ocho vértices y los aniones X están en los
puntos medios de las doce aristas del cubo.
Propiedades
La característica de algunas Perovskitas de ser buenos aislantes eléctricos, es debida a que
todos sus sitios atómicos están ocupados y los enlaces iónicos retienen en su sitio a los
átomos y a los electrones. Puesto que las perovskitas cúbicas poseen enlaces semejantes en
los tres ejes, son isótropos y lo manifiestan en propiedades tales como compresibilidad y
conductividad eléctrica, entre otras. Algunas perovskitas difieren de la forma y
composición ideales; en ocasiones el catión central A es demasiado pequeño comparado
con los cationes B que hay en los vértices, lo que provoca un desplazamiento de las
posiciones de equilibrio de los aniones X y los cationes B. Estos movimientos pueden
representarse asociando la celda unidad ideal a un cúmulo de poliedros y no a un cubo
sencillo. La flexibilidad de la estructura de la perovskita permite acomodar un gran número
de iones diferentes en las posiciones A y B, lo que da como resultado un gran número de
óxidos mixtos con diferentes propiedades en cada combinación.
Estabilidad química
La estabilidad de la estructura de la perovskita depende de los tamaños relativos de los
elementos en A y B así como de la condición electrónica de los iones en la posición B.
Atendiendo a consideraciones puramente geométricas, el llamado factor de tolerancia nos
indica si un conjunto dado de iones puede acomodarse de tal manera que se forme una
perovskita con estructura cúbica ideal, la estabilidad química entre dos o más materiales se
estudia a partir de los resultados de rayos-X, mediante la observación de los patrones de
difracción, de modo que únicamente aparezcan los picos relacionados con las reflexiones
en los planos de los compuestos, sin evidencia de otras fases intermedias que pueden
representar la existencia de impurezas.
Propiedades físicas
Aislante: existen compuestos muy diversos que se adaptan a la estructura ideal de la
perovskita como el fluoruro de plata y cinc, bromuro de cesio y cadmio, como otras
cerámicas que son aislantes eléctricos. Este tipo de materiales son los que ofrecen mayor
resistividad al paso de corriente, puesto que hay muy pocos portadores de carga libres o
iones móviles, debido a que todos sus sitios atómicos y fuertes enlaces iónicos retienen
firmemente en su posición cristalina a los átomos.
Ferroelectricidad y piezoelectricidad: un material en el que sus dipolos eléctricos se
polarizan y pueden cambiar la dirección del descentrado bajo la influencia de un campo
eléctrico es llamado ferroeléctrico. En este tipo de perovskitas la aplicación de un campo
eléctrico da como resultado la deformación del cristal y en forma recíproca, la deformación
mecánica del cristal genera un campo eléctrico al interior del material. Este fenómeno es
conocido como piezoelectricidad y es una característica de todos los ferroeléctricos; sin
embargo, no todos los piezoeléctricos presentan la propiedad de la ferroelectricidad

7. El NiFe2O4, tiene la estructura de una espinela inversa. ¿Qué tipo de magnetismo,


esperaría que mostrara este compuesto?
Debido a que NiFe2O4 es una espinela inversa de tipo ferrita tendría cualidades
magnéticas de tipo ferrimagnéticas. Esta clase de espinelas también son bien conocidas
como materiales importantes para aplicaciones tales como medios de almacenamiento de
información de alta densidad, a, diagnóstico médico, tecnología de ferrofluido, dispositivos
electrónicos, catalizadores, sensor aplicaciones de tecnología y microondas. Los intereses
para el uso de estos materiales Aumenta permanentemente debido a su usabilidad en
condiciones extremas. Ellos poseen propiedades magnéticas, químicas y mecánicas únicas.