Está en la página 1de 3

PROCESO INQUISITORIAL CONTRA AGUSTIN DE RIVERA

Ambientado en torno al 1560, bajo el reinado de Felipe II


Personajes
REO- Agustín de Rivera
JUEZ: Fray Martín de Villanueva
FISCAL: Pedro Soto (está enterrado en San Pedro Mártir)

Acción. Se saca al reo y se le conduce con sonidos de campana a la sala. Toca la campana el
fiscal. Procesión.

Sermón

FISCAL- La muerte es un acto de justicia. En el difunto se muestra la justicia que manda Dios hacer
sobre los hombres, por ser pecadores y todos culpables en el crimen de Adán. La muerte es la
justicia suprema del máximo hacedor. En estos tiempos asistimos a una batalla sangrienta entre
dios y los hombres. La guerra la hace el hombre contra Dios con el pecado y la guerra la hace Dios
al hombre con la muerte. Ya suenan los clarines que anuncian la batalla pues la justicia de Dios
está sobre nuestras belicosas almas. Dios está castigando a muchos lugares de la cristiandad con
una peste maliciosa. Qué esperas tú, ¿ciudad de Toledo, que te ves con los mismos o mayores
pecados? Sal del árbol del vicio, mira, que anda Dios castigando pecadores. La espada de Dios está
sobre nuestras cabezas.

Libera me, Domine, de morte aeterna, in die illatremenda. Quando caeli movendisunt et terra.
Dum veneris judicare saeculum per ignem. Libera me, Domine, de morte aeterna, in die
illatremenda.

Procedamos al juramento sobre las santas escrituras.

REO: (cayendo de rodillas) Señor te imploro, por tu grandísima piedad, libérame de este suplicio.
Soy inocente. Aquí me hallo, ente vos, descalzo y con una soga al cuello, despojado de todo,
vilipendiado y calumniado. Ruego primero a Dios y a vos, señor, que aparten de mí las llamas y la
muerte. Os lo ruego señor.

FISCAL: Silencio. Yo, el licenciado don Pedro Soto, promotor fiscal del Santo Oficio, tomo
juramento a Fray Martín de Villanueva como presidente e inquisidor general de Toledo, para esta
audiencia del santo tribunal de la Inquisición: Su ilustrísima jura que defenderá la fe católica y
perseguirá y mandará perseguir a los herejes y apostatas y mandará dar el favor y ayuda necesario
para el Santo Oficio de la inquisición sin que haya omisión, ni excepción de persona alguna de
cualquier calidad que sea.

JUEZ: Así lo juro, y prometo por mi fe y mi palabra.

ACUSACIÓN.

FISCAL: Ante nos presente el reo Agustín de Ribera. Natural de la villa de Ajofrín. Es acusado de:
Primum, Acusado de mal alumbrado, y propagación de visiones falsas.
secundum, acusado de incumplimiento de las obligaciones con la santa madre Iglesia al violar el
ayuno del viernes.
Tertium, Acusado de prácticas moriscas por frecuentar con demasiada asiduidad los baños
públicos.
Quartum, Acusado de Mahometizante. Acusado de herejía. Acusado por morisco e infiel.
El reo por añadidura posee la condición de reincidente, ya que con anterioridad a esta vista se le
condenó por prácticas moriscas, Ya que reiteradamente convocó reuniones clandestinas para
propagar la religión falsa.

REO: soy inocente, soy inocente

INTERROGATORIO

FISCAL: Agustín de Rivera, Podrías decirnos vuestra procedencia.

REO: De Ajofrín vengo.

FISCAL: y sois devoto católico

REO: Sí, su ilustrísima

FISCAL: Falso. Ha declarado ante nos un vecino de esta localidad, cristiano viejo y de noble linaje,
que el reo va propagando la semilla de la falsa religión. El reo miente.

REO: No señor, no miento.

FISCAL: Es cierto que reiteradamente ha visitado la casa de la anciana Hajar, aquí en santa
Leocadia.

REO: Sí es cierto

FISCAL: Y cuál fue el motivo de su visita sino el reunir a su alrededor un numeroso grupo de
moriscos de la zona que le tratan como a un profeta, le besan las manos, le piden predicciones,
enseñanzas religiosas, le dan mensajes para que hable con los ángeles y con las almas de sus seres
queridos ya fallecidos, y todo ello a escondidas, ¿fuera del brazo velador de este santo tribunal?

REO: Fui a visitar a un familiar

FISCAL: Luego no lo niega. Culpable. Este oficio fiscal ha hablado con un buen cristiano de
confianza que ha ido a esas reuniones como infiltrado y lo que nos cuenta supera todo lo
inimaginable, allí el acusado entra en supuesto éxtasis y dice ver "duendes de la casa" con la forma
de frailes dominicos, con sus hábitos y sandalias. También afirma ver las almas de la gente recién
fallecida que aún no han ascendido al cielo y sufren tormento. Y si esto fuera poco, muchos
testigos reconocen que el acusado les recomienda hacer el wudu (lavarse antes de rezar)
purificarse con el agua, cómo hacer Ramadán, y cómo viajar a La Meca, signo inequívoco de
prácticas mahomeizantes.

REO: Yibril dice que "todas las leyes son buenas, porque todas son una, y esa es la nuestra ley.
Canto 1

FISCAL: ¡Silencio! In Nomine Pater, fili et Espiritu Santus. Oh señor haz que tu mano divina obre en
este impío y arroja luz sobre este pecador.
Dejemos, pues, que la mano de Dios actúe sobre ti. Debes coger una pajita de las tres que te
muestro, si coges una de las dos pajitas cortas la mano de Dios indicará que eres culpable.

REO. ¿si saco la más larga?

JUEZ: En ese caso tendrás la oportunidad de sacar otra. (salga lo que salga, en todo caso) La
mano de dios ha indicado que el reo es culpable, culpable.

Sentencia

FISCAL: Se proceda a leer la sentencia. Ante nos el reo Agustín de Rivera. Acusado de los cargos ya
mencionados y presentados ante este Tribunal, escuchadas las partes y en uso del poder que me
otorga la Santa Madre Iglesia, dicto sentencia inmediata, así declaro al reo culpable de prácticas
heréticas por mahomaizante y falso alumbrado. Por lo que se le condena a la hoguera. Para que su
alma quede purificada por el fuego. Firmado en Toledo en día de la fecha de 1560.
(mientras se dicta la sentencia el reo empieza a orar algo parecido al Cántico de las Criaturas de
San Francisco)

REO: Loado seas mi Señor, por todas las criaturas, loado seas, por el hermano sol que nos
alumbra, por la hermana luna, loado seas, por la hermana agua, por el hermano fuego, loado seas
por la tierra que nos da las hierbas y los frutos, loado seas por las flores de todos los colores, loado
seas, por todas las bestias que habitan la tierras, por el hermano lobo, los peces y las aves que
surcan los cielos, loado seas, mi señor... ya veo a mi familia… mi madre… ya veo a yibril con sus
grandes alas, tocando su trompeta, brillando como el sol, bendiciéndome, veo una inmensa luz y
oigo música celestial tocada por ángeles . Ya veo a Allah.

FISCAL: SILENCIO, el reo puede arrepentirse. Yo os convido, Agustín de Rivera, a que os


retractareis ante este crucifijo, señal de Cristo.

REO: Soy inocente.

FISCAL: El tribunal le ha declarado culpable, Culpable in seculam seculorum, así se proceda con la
sentencia.

Canto 2
(Se untará de aceite al reo para que mejor arda. Se quema, de humo)