Está en la página 1de 3

------------------El cine como recurso didáctico Dr.

Román García

El cine desde sus orígenes ha tenido una vocación didáctica y moralizante, más que una
función lúdica, de representar un espectáculo, diversión y arte; es un factor muy poderoso para
formar el imaginario ideológico y cultural de la sociedad. Desde sus inicios, no solamente los
directores así lo entendieron, sino que numerosos colectivos fundaron productoras y salas de
proyección para exponer sus puntos de vista a través del cine.
(Es más que espectáculo y entretenimiento)

Desde hace decenios el cine ha sido utilizado como recurso didáctico para mostrar y
ejemplificar los más diversos hechos geográficos, históricos y sociales, sobre todo a partir de
que se puede reconstruir el pasado “recreándolo” y dándole así verosimilitud. Pero no es
necesario que la película tenga como objetivo desarrollar un cierto contenido Histórico, Ético o
Filosófico, sino que cualquier película se sitúa ella misma en un escenario espacial y temporal
que evoca marcos espaciales y temporales concretos desde las cosmovisiones y percepciones
de una sociedad, una cultura o un autor determinado. Así mismo, cuenta con la ventaja de que
en sus cien años de existencia y gracias a ese aspecto educativo que le caracteriza, ha
ejercido una función sorprendente en cuanto a la educación en la lectura de imágenes y todo el
mundo está capacitado para leerlo, sin importar las diferencias culturales.
Es capaz de recrear sucesos históricos, hechos geográficos y sociales. Cada película
recrea un contexto específico según las concepciones o percepciones de una sociedad,
y justamente al paso de los años se ha visto su gran potencial a la hora de instruir a los
jóvenes al momento de implantar ideas de comportamiento e ideas políticas según
convenga a los intereses de los respectivos gobiernos dentro de los cuales se hallen
inmersos.

Es de fácil consumo ya que se basa en el análisis de imágenes y no involucra


desventajas a ningún sujeto a pesar de las diferencias culturales. Igualmente se debe
tener en cuenta la tendencia didáctica actual al empleo de las nuevas tecnologías, lo cual
abre las puertas al empleo de este tipo de herramientas visuales como aulas al cine y,
por extensión, a la proyección y elaboración de materiales audiovisuales. El
conocimiento a través del cine es un conocimiento integrado, en el que se transmiten y
se asimilan los contenidos desde el pensamiento pero también desde la emoción, lo que
produce una asimilación natural y muy poderosa desde el punto de vista cognitivo.

¿Para que se puede utilizar el cine como recurso didáctico?


R/= La pregunta puede parecer retórica, pero no lo es en la medida que muchos
profesionales están utilizando el cine en concreto y el vídeo en general de una forma
acrítica (acá puede caber el ejemplo del desarrollo de películas “históricas” que terminan
distorsionando la realidad de los sucesos históricos con el neto fin de cautivar a la
audiencia y obtener ganancias nada más, o simplemente relegarse a enseñar películas a
los alumnos sin pararse a reflexionar sobre sus elementos, intereses y pertinencia, o
realizar el acompañamiento debido para brindar claridad contextual.

*Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Extremadura. Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de
Extremadura desde 2001. Sus líneas de investigación son la Didáctica de la Lengua y la Literatura, la Literatura Infantil y
Juvenil, Cine y Educación, Teoría Literaria y Español como Segunda Lengua.
Así podríamos establecer como algunas de las funciones que puede realizar el cine como:

1. Motivar
(A los alumnos en el proceso de aprendizaje debido a su naturaleza llamativa)
2. Ejemplificar
(Sucesos o eventos acaecidos que muchas veces nos resultan casi imposibles de imaginar
debido al desconocimiento parcial o completo de los contextos)
3. Desarrollar o sustituir a otros elementos.
(En esta medida podría de cierta manera reemplazar otro tipo de fuentes como periódicos,
libros etc., pero en una medida parcial ya que siempre será necesario corroborar la información
por medio de diferentes fuentes)
4. Como conclusión

------------------Cine y Educación: explotación didáctica y algunas experiencias educativas;


Ramón Pérez Parejo* ; Universidad de Extremadura

Seguidamente proporcionamos un breve modelo de explotación didáctica con una serie de


contenidos audiovisuales presentados por niveles educativos según Gómez Galán, 2000: 134-
1431 los cuales son los siguientes:

a) Para Infantil (sólo proyección): Normas de higiene y limpieza; el cuerpo humano;


muestra de distintos tipos de familias, viviendas y escuelas; visionado de diferentes
paisajes urbanos y rurales, fenómenos atmosféricos, estaciones, animales, medios de
comunicación; cuidado y conservación de animales y plantas, a las que habría que
añadir vídeos sobre autonomía personal y grabación de dramatizaciones en el aula (dar
una clase, imitación del profesor, ruidos de animales, etc.) (ejemplo películas: ants,
Bichos)

b) Para Primaria (proyección y realización): Recreación de épocas históricas, diferentes


lugares del mundo, fauna y flora; medios de comunicación; propiedades de los
materiales; biografías de artistas; presentación de juegos; adaptaciones
cinematográficas; visionado de películas en versión original; presentación de aspectos
geométricos, operaciones y medidas; educación en valores.

c) Para Secundaria (proyección y realización): Los fenómenos naturales, la ciencia ficción,


la electricidad, el magnetismo; recreación de épocas históricas; visionado de películas
en versión original. Existen una serie de temáticas clásicas para elaborar producciones
audiovisuales para Secundaria, por ejemplo la marginación escolar; la violencia de
género; la ecología; la historia del centro; encuestas sobre temas de actualidad en la
calle y posterior montaje.

*Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Extremadura. Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de
Extremadura desde 2001. Sus líneas de investigación son la Didáctica de la Lengua y la Literatura, la Literatura Infantil y
Juvenil, Cine y Educación, Teoría Literaria y Español como Segunda Lengua.
Por otro lado el autor plantea dos breves modelos de explotación didáctica con los cuales
se busca ofrecer unas orientaciones para obtener un rendimiento didáctico mínimo y
adecuado de cualquier actividad sobre cine y educación. En este caso sólo tomaremos el
primero de ellos en la medida que resulta mejor definido y con mayor claridad:

1. Antes de la proyección: A. Diseño de la programación de la actividad. B. Explicación previa


de las características generales de la película y de la época.
2. Proyección de la película.
3. Análisis de elementos objetivos: tipo de discurso narrativo, planos, montaje, sonido,
música, vestuario, maquillaje, etc.
4. Análisis de elementos subjetivos: mensajes, relaciones con otras películas, valores
5. Trabajo en el aula: Esto dependerá de los alumnos a los que haya sido proyectada la
película. Puede consistir en realizar críticas; repasar escenas; hacer cómics; representar
escenas; analizar personajes; reescribir otros posibles finales inspirados en la Gramática de la
fantasía de Gianni Rodari (2006); deducir los temas de educación en valores y observar su
tratamiento; intentar dramatizar escenas.
6. Evaluación.

Mediante la implementación de herramientas audiovisuales como las películas y una correcta


aplicación de pregunta problematizadoras lograremos crear en los educandos momentos
lúcidos de autoreconocimiento del contexto en el cual se hallan inmersos, los elementos que
conforman dichos entornos, las dinámicas que dentro mismo se van desarrollando e incluso se
posibilita el potenciar la curiosidad por los motivos que pudieron llevar a que dichas situaciones
de desarrollaran e intentar llevar a cabo acciones comparativas entre sus realidades y las que
en las proyecciones se pretende representar.

El uso del cine en las aulas debe contar con unos objetivos de aprendizaje diseñados
previamente, los cuales deben estar relacionados con los contenidos del currículum. No vale
cualquier cosa ni en cualquier momento. Todas las posibilidades que ofrece el uso del cine en
las aulas (largometrajes, cortos, extractos) son igualmente válidas si vienen acompañadas de
una adecuada programación didáctica.

*Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Extremadura. Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de
Extremadura desde 2001. Sus líneas de investigación son la Didáctica de la Lengua y la Literatura, la Literatura Infantil y
Juvenil, Cine y Educación, Teoría Literaria y Español como Segunda Lengua.

También podría gustarte