Está en la página 1de 4

EXTENSIÓN DEL DECRETO 14/2020 A TRABAJADORAS Y

TRABAJADORES DE CASAS PARTICULARES

Artículo 1º: Extender el beneficio previsto en el decreto 14/2020 a las trabajadoras y


trabajadores comprendidos en el Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el
Personal de Casas Particulares, a fin de que perciban en el transcurso de los meses de
marzo y abril del corriente año el incremento salarial mínimo y uniforme para todos los
trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del Sector Privado, que ascendió
a la suma de PESOS TRES MIL ($ 3.000) para el mes de enero de 2020 y la suma de
PESOS UN MIL ($1.000) para el mes de febrero de 2020.

Artículo 2º: Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.


FUNDAMENTOS

Sr Presidente:

Traemos a consideración de este cuerpo un proyecto de ley a fin de extender el beneficio


previsto en el decreto 14/2020 a las trabajadoras y trabajadores comprendidos en el
Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares, a fin de
que perciban en el transcurso del los meses de marzo y abril del corriente año el
incremento salarial mínimo y uniforme para todos los trabajadores y trabajadoras en
relación de dependencia del Sector Privado, que ascendió a la suma de PESOS TRES
MIL ($ 3.000) para el mes de enero de 2020 y la suma de PESOS UN MIL ($1.000) para
el mes de febrero de 2020.

En forma inexplicable las trabajadoras de este sector, mujeres en forma abrumadoramente


mayoritaria, quedaron excluidas de dicho decreto, siendo que son las que padecen no sólo
los peores salarios sino los mayores índices de trabajo no registrado. Entendemos que se
trata de un acto que puede encuadrarse en la discriminación ya que no hay razones que
expliquen su exclusión en un momento en que la inflación no cede y el salario se
encuentra sumamente retrasado.

Como señalamos, el decreto 14/2020 que firmó el presidente Alberto Fernández para la
implementación de una suma fija remunerativa para el sector privado, dejó afuera a las
trabajadoras de casas particulares, también conocidas como trabajadoras domésticas.

En el artículo 4 del decreto se especifica que "quedan excluidos de la aplicación del


presente Decreto los trabajadores y las trabajadoras del Sector Público Nacional, del
Régimen de Trabajo Agrario y, del Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el
Personal de Casas Particulares. Sin perjuicio de ello, a través de la COMISION
NACIONAL DEL TRABAJO AGRARIO y de la COMISION NACIONAL DE
TRABAJO DE CASAS PARTICULARES respectivamente, se evaluará la posibilidad de
instrumentar medidas tendientes a contemplar la situación de dichos trabajadores".
De esta manera más de un millón de trabajadoras que se emplean en casas particulares
quedaron excluidas.

Sumado a lo que acabamos de señalar, la discriminación es tal que además de dejar a


fuera a cientos de miles de mujeres en todo el país de esta medida paliativa, se trata de un
sector donde el salario mínimo hoy ni siquiera alcanza a corresponderse con el Salario
Mínimo Vital y Móvil en vigencia establecido por el Consejo Nacional del Empleo, la
Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil (CNEPSMVM).

Corresponde detallar que el salario mínimo vigente en el sector (categoría de "personal


para tareas generales") es de $ 16.515 por mes (con retiro) y de $ 134 la hora. Es decir, la
remuneración se encuentra por debajo incluso del salario mínimo, vital y móvil (SMVM)
que apenas es hoy de $ 16.875 al mes. La canasta de consumos mínimos estimada por la
Junta Interna de delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del
Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) alcanzó los $61.882,14 a diciembre
de 2019, para un hogar compuesto por dos mayores y dos menores para satisfacer sus
necesidades. El salario mínimo vital y móvil (SMVM) es de $ 16.875, apenas un 27 % de
la Canasta familiar elaborada por ATE-INDEC. Incluso por debajo de esa cifra se
encuentra establecido el salario mínimo de la actividad que quedó excluida del bono
decretado por el Poder Ejecutivo, a pesar de que se anunció un exiguo aumento del 10
por ciento para el mes de abril.

El convenio colectivo de trabajo que rige esta actividad fue sancionado en el año 2013
durante la presidencia de Cristina Kirchner, y habilita, entre otras cosas, al trabajo
adolescente a partir de los 16 años. A pesar de existir este convenio y de acuerdo a datos
aportados por el sitio web Economía Femini(s)ta, el 72 % del empleo en el servicio
doméstico en nuestro país es informal (no tiene aportes, ni vacaciones, ni aguinaldo) y el
97 % de quienes realizan este trabajo, son mujeres.

En momentos de crisis y ajuste, como los sufridos durante los últimos años, aumenta la
cantidad de mujeres que se emplean en casas de familia para realizar tareas domésticas y
de cuidado. La informalidad de su tarea aumenta cuando justamente son contratadas por
otras mujeres que en muchos casos son el único sostén de la familia, y que necesitan salir
a trabajar, teniendo ellas mismas también un empleo informal con bajos salarios.
De modo que en este círculo perverso las más perjudicadas son las mujeres y justamente
las más vulnerables que han quedado por fuera de los, ya bajos, $ 4.000 anunciados por
el gobierno como aumento a cuenta de paritarias.

Por ultimo queremos señalar que este proyecto viene a señalar y reparar una situación de
discriminación que a la luz de los datos que dan cuenta de la situación de las mujeres que
ejercen esta actividad es de extrema precariedad y bajos ingresos, en forma independiente
de que nuestro planteo es que ningún trabajador o trabajadora cobre menos de la canasta
familiar ya referida elaborada por la Junta Interna de ATE-INDEC. Tanto como en este
planteo, también insistimos sobre la cuestión de la informalidad que arrasa en este sector,
así como sobre la aprobación del proyecto de registración laboral de todas y todos los
trabajadores que ya hemos desarrollado en el proyecto de ley 2534-D-2019 en esta
Cámara de Diputados.

Es por estas razones y no encontrando razón alguna para tamaña discriminación que
solicitamos la urgente aprobación del presente proyecto de ley.

También podría gustarte