Está en la página 1de 44

GUÍA PARA LA PRESENTACIÓN DE HISTORIA Y

CERTIFICACIÓN I DE PARTICIPACIÓN DEL CURSO


ESTRUCTURA DE UN CASO CLÍNICO
A. MODO DE HISTORIA COGNITIVO CONDUCTUAL

1. INTRODUCCION
2. MARCO TEORICO
3. HISTORIA CLÍNICA COGNITIVO CONDUCTUAL
4. DIAGNÓSTICO PSICOLÓGICO Y ANÁLISIS FUNCIONAL DE LAS
CONDUCTAS DISFUNCIONALES (A)
5. PLAN DE TRATAMIENTO: BOSQUEJO
6. ANEXOS (INVENTARIOS O EVALUACIONES
COMPLEMENTARIAS)

ESTRUCTURA DE LA HISTORIA CLINICA CONDUCTUAL COGNITIVA


I. DATOS DE FILIACIÓN:

1. Nombres y apellidos.
2. Edad
3. Lugar y fecha de nacimiento
4. Tiempo de residencia en Lima
5. Estado civil
6. Grado de instrucción
7. Ocupación
8. Lugar y fecha de entrevista
9. Informante.

II. OBSERVACION DE LAS CONDUCTAS DURANTE LAS ENTREVISTAS

III. PROBLEMA ACTUAL:

1. Motivo de consulta: determinación de síntomas principales y secundarios (evaluación


cognitiva, fisiológica, motora y emocional).
2. Desarrollo cronológico de los síntomas: inicio, situación, frecuencia, intensidad,
duración, consecuencias ambientales.
3. Tratamiento psicológico y/ o psiquiátricos recibidos anteriormente.
4. Opinión del paciente sobre su problema.

III. HISTORIA PERSONAL:

1. Desarrollo inicial: embarazo, parto, lactancia y destete.


2. Desarrollo psicomotor: lenguaje, motricidad, control de esfínteres.
3. Conductas inadecuadas de la infancia: rabietas, temores nocturnos, tartamudeo,
hábitos.
4. Actitudes de la familia frente al niño.
5. Educación
a. Historia escolar
b. Otros estudios
6. Historia de trabajo
7. Información sobre el sexo
8. Historia sexual
9. Educación religiosa
10. Relaciones interpersonales: desde adolescencia hasta la actualidad
a. Amistades
b. Actitud frente al sexo opuesto
11. Historia marital
a. Cónyuge: datos de filiación, características personales. Relación entre
cónyuges.
b. Hijos: datos de filiación, características personales de cada uno de ellos.
Relación del paciente con sus hijos.
Relación del cónyuge con sus hijos.
Relación entre hermanos
12. Enfermedades

IV. HISTORIA FAMILIAR:


1. Padres: Datos de filiación, características personales.
Hermanos: Datos de filiación, características personales de cada uno.
2. Antecedentes psiquiátricos de la família.
3. Otras personas integradas a la familia.

V. EVALUACIONES REALIZADAS ( Indicar resultados y adjuntar protocolos en la parte ANEXOS)

VI. ANÁLISIS FUNCIONAL DE LAS CONDUCTAS PROBLEMAS

Listado de conductas funcionales.


Listado de conductas disfuncionales.
Clasificación de las conductas disfuncionales.
Análisis de las conductas disfuncionales
a. Condiciones ambientales históricas
b. Condiciones biológicas históricas
c. Condiciones Psicológicas disfuncionales
- Patrones familiares disfuncionales: Actitudes, esquemas, conflictos vinculados a las
figuras representativas en crianza.
- Esquemas, creencias, trampas vitales y distorsiones cognitivas del paciente.
- Actitudes que mantienen y/o debilitan las trampas vitales en la actualidad

d. Condiciones Biológicas actuales


e. Conductas objeto de estudio
Modelos de aprendizaje y mantenimiento de las conductas disfuncionales
I. MOTIVO DE CONSULTA

1. Determinación de los síntomas principales y secundarios

El paciente manifiesta sentir ansiedad ante diversas situaciones sociales (7-10/10) y en


situaciones de evaluación de desempeño (6-10/10). En esos momentos experimenta
aumento de la temperatura corporal, sudoración, tensión muscular, sensación de vacío en
el estómago, presión en el pecho, sensación de acidez, no tiene ganas de comer ni tomar
nada. Pone pretextos a su esposa para no acompañarla a fiestas o reuniones, le dice “no
quiero ir, estoy cansado, tengo flojera”, pero finalmente la acompaña. Permanece sentado
para que no lo vean pararse, se va a un lado apartado, se va a una mesa a ver el buffet, coge
algo para comer, camina de un lado a otro, se pone a hablar con su esposa y trata de
mantener la conversación sólo con ella, conversa sólo con alguna persona que conozca, sale
sin despedirse de los asistentes. Permanece quieto, con los puños cerrados, toma su bebida
rápidamente, pide una gaseosa para continuar tomando algo o permanece comiendo. Se
niega a bailar con su esposa, y si lo hace, se pone muy tenso. Rechaza invitaciones a los
reencuentros de promoción de su colegio, cruza a la otra vereda o se va por otra calle, evita
hablar delante de todos los padres del aula de sus hijos. Habla sólo lo necesario, evita hacer
preguntas, permanece callado y sale del lugar lo antes posible. Además está inquieto,
apurado, come y toma café constantemente, hace los trabajos y labores deprisa y cambia
de actividad constantemente. En esas situaciones piensa acerca de su desempeño en
situaciones sociales “siento que estoy actuando, que mis pensamientos son calculados”,
“siento que voy a incomodar a los demás”, “estoy mal vestido, me veo mal, tengo actitudes
extrañas, impropias”, “siento que llamo la atención”, “no me voy a comportar
adecuadamente”, “ojalá que nadie se acerque a conversarme porque se van a dar cuenta
de cómo soy en realidad”. Respecto a cómo lo evalúan los demás piensa “me ven extraño”,
“me van a criticar, me van a despreciar, no pertenezco a este grupo”, “me van a juzgar,
estarán decepcionados de mí”, “no me siento parte del grupo”. En cuanto a du desempeño
en el trabajo piensa “tengo que tener resultados inmediatos, sino siento que estoy
perdiendo el tiempo”, “no me estoy dedicando a lo que debo hacer, debería estar
trabajando”, “me preocupan los tiempos y lo invertido, mi suegro ha puesto el dinero el
tiempo pasa y los resultados demoran”, “él me puede decir que soy un fracaso, un vago, un
inútil”, “ésta es una oportunidad, tengo todo para lograrlo, nada está en mi contra, excepto
yo”, “si no logro lo que quiero sería terrible, confirmaría lo que pienso acerca de mí”, “sería
una desaprobación por parte de mi familia y mis suegros”.

Estas conductas se presentan cuando tiene que conversar con una persona desconocida
que va continuar frecuentando (5/10), cuando tiene que hablar de trabajos y profesiones o
a qué se dedica (10/10), al hablar con personas con cargos directivos y personas de mayor
nivel económico o académico (10/10), esposos de las amigas de su esposa (10/10), hablar
con autoridades (8/10), asistir a reuniones del aula de sus hijos (6/10), asistir a paseos con
los padres de familia del aula (7/10), ir a reuniones del entorno de trabajo de su esposa
(10/10), tener que bailar en una fiesta (10/10), hablar con clientes de su esposa (10/10),
estar con la familia de su esposa y conversar con sus suegros (6/10), encontrarse con
compañeros de su promoción y/o profesores (8/10), amigas de colegio de su esposa (5/10),
cuando pasa por un lugar dónde están 2 o más personas reunidas. Cuando lleva
documentos a empresas, al pedir que lo atiendan en las empresas, al ver a alguien del
colegio por la calle, si está en una reunión y quiere ir pararse para salir o ir al baño. Al
levantarse por las mañana de lunes a viernes (7/10), cuando está trabajando en su taller,
cuando está haciendo los trabajos de traducción de su esposa. Cuando piensa que su suegro
podría molestarse o criticarlo. Al no tener resultados del proyecto de fabricación de
miniaturas. Al pensar “no me voy a comportar adecuadamente”, “van a opinar mal de mí”,
“se van a burlar de mi aspecto”.

Frente a estas conductas, en las reuniones o fiestas, el paciente observa que las personas
se quedan mirándolo. Le dicen: “ya pues baila…tú no bailas”. Su esposa le dice: “puedes
hacer un esfuerzo, yo he dejado de bailar por ti 2 ó 3 veces, ahora sal a bailar”, “me voy a
buscar un bailante”. Para sentirse aliviado el paciente evita o se retira rápidamente de las
reuniones y lugares en los que se siente ansioso.

Esta conducta se presenta diariamente, cada vez que se encuentra en las situaciones
mencionadas, tiene una duración variable, entre dos horas o todo el día.

El paciente también refiere sentir tristeza (9/10), frustración (9/10) y culpa (9/10).
Experimenta desgano, cansancio, sueño, dolor de espalda y ojos, durante el día. Falta de
energía, debilidad y mucho sueño. Además de esto, presenta dificultades de concentración
(se queda quieto y pensando en cualquier tema, aproximadamente 5 minutos). Permanece
callado, se aísla en su taller y practica el manejo de las máquinas mientras escucha noticias
en la radio.
En esos momentos piensa de sí mismo: “soy incapaz de ser productivo”, “no creo en mí, me
tengo miedo”, “soy como un hijo, mis hijos ven a un padre que no puede responder por
ellos”. “Tengo algo dentro de mí que me ata, me envuelve, me desanima, quiero hacer las
cosas, pero me siento abrumado”. “Mi personalidad no me deja avanzar aunque quiera, soy
pasivo, lento, calmado, poco competitivo, no tengo éxito económico”. “Mi vida fue una
pérdida de tiempo, no he llegado a ningún sitio”, “me doy pena y cólera yo mismo”, “mi
vida es un fracaso, yo soy un fracaso”, “soy un fraude, trato de aparentar cosas que no soy”.
“Debería cumplir los planes que tengo”, “debería ser más agresivo, activo, emprendedor”,
“mi personalidad no me deja avanzar aunque lo quiero”, “si quiero lograr algo tengo que
luchar contra mi propia naturaleza”. “Yo debería estar soltero, no he debido de tener hijos,
no puedo hacerme responsable de nadie”, “sin haber tenido un plan de vida ya tenía un
hijo”.
Piensa acerca del mundo “todo es falso, la religión, cómo te educan, eso no te lleva a ningún
sitio”, “todos están en mi contra, no me entienden, “todo el mundo es más digno que yo,
es más honesto, no finge como yo” (se refiere a cuando él decía que estudiaba y no lo hacía).
“Nadie me comprende”, “todo es falso, todos son interesados, actúan por interés, nadie es
tan bueno como aparenta”, “estoy solo en el mundo”.
Sobre el futuro piensa “nunca voy a lograr nada, siempre estaré así, sin ser productivo”,
“será la misma historia de siempre, cada vez que creo tener la solución las cosas no
funcionan como pensaba”, “me imagino estando solo en algún sitio, apartado, rendido”.
“Ninguno de mis planes se concretarán, me seguiré auto engañando”. “Si mañana me
muero se acabaría tanto problema, podrían cobrar el seguro que tengo y se arreglarían
muchos problemas” (el 80% de las veces). Respecto a su nuevo proyecto de fabricación de
miniaturas piensa “me veo fracasado, imagino las máquinas en venta, cosas arrumadas y
pensando en hacer otra cosa”, “todo el esfuerzo no va a ser valorado por la gente, no se le
dará el valor que merece al producto”, “no llegaré al nivel de calidad que quiero llegar”,
“siento que las cosas irán mal, tengo ese sentimiento sobre mi futuro, es algo que no puedo
cambiar”. “Lo que voy a hacer no es importante, no va a funcionar”. “Me veo siendo
rechazado por los clientes porque mis productos no tienen la calidad necesaria, me imagino
fracasado, desempleado y divorciado”.

Estas conductas se presentan cuando está solo en casa, al estar en silencio, cuando llegan
las cuentas, al observa a su esposa preocupada por las cuentas de la casa, cuando compra
algo para sus hijos o para la casa y utiliza el dinero de su esposa, cuando su esposa le dice
“ya tienes que producir, las cuentas vienen”, “haces las cosas muy lento” y los días
domingos. Al recordar que no ha aportado económicamente para la comida, al recordar
que no puede tomar decisiones respecto a la casa o a sus hijos, pensar en la posibilidad de
que a la gente no le interesen los productos que va a fabricar, imaginar que seguirá siempre
en la situación en que se encuentra.

Cuando su esposa lo observa así trata de animarlo diciéndole: “¿Qué pasa?”, “todo va salir
bien”, “hay que ponerse fuerte, no nos podemos desanimar”, “hay que empezar con más
fuerza”. El paciente también refiere que la actitud de sus suegros hacia él ha cambiado,
refiere “antes los veía más distantes, me hacían más reproches, ahora por el contrario me
apoyan, me entienden”. Sus suegros lo animan, le ayudan económicamente pagándole por
los servicios de arreglo para su casa, le dicen: “qué bien, en vez de pagarle a él (electricista)
te pago a ti”. Además estas conductas se mantienen debido a que el paciente continúa sin
obtener ingresos económicos.

Esta conducta se presenta diariamente, dos veces al día y con una duración de 2 a 3 horas,
o durante todo el día.

Respecto a su autoestima, el paciente refiere “mi autoestima está baja”. Siente tristeza (7-
9/10), vergüenza e inseguridad (7/10). Experimenta tensión muscular, cansancio y desgano.
Trata de cubrirse, intenta pasar desapercibido alejándose o permaneciendo callado, mira
hacia abajo, llora, se aísla en su taller, camina rápidamente cuando tiene que pasar por un
grupo de personas y no se quita la camiseta delante de sus amigos.

Piensa acerca de su personalidad “soy mentiroso”, “soy lento, soñador, inseguro, temeroso,
me desanimo fácilmente, me conformo por comodidad, si algo me da un poco de temor no
lo hago”, “esa es mi personalidad y no puedo cambiarla”. “Otras personas, pase lo que pase,
salen adelante, se vuelven a levantar”, “quisiera tener esa fuerza de lucha, de tomar
decisiones bien pensadas, quisiera tener la facilidad que tienen otros de relacionarse con la
gente”. “Mis hijos pueden compararme con esas personas”, “ellos pueden pensar que no
hago lo suficiente por la familia”, “tal vez mis hijos quisieran que fuera como esas personas”.
“Soy egoísta, indiferente al dolor de los demás”, “no me merezco el cariño de mi familia, los
estoy engañando”. En cuanto a su aspecto físico piensa “tengo sobrepeso, soy chato, no me
gusta mi contextura, no me gusta mi perfil, tengo las piernas gruesas y cortas”. Sobre su
rendimiento en el trabajo piensa “soy inconstante, desordenado, no tengo la capacidad de
planificar las cosas”. Respecto a cómo se relaciona con los demás piensa “cuando estoy con
ciertas personas me cuido de lo que hago, no me siento relajado, me preocupa mucho lo
que opinen de mí, siempre estoy tratando de agradar a todo el mundo”, “mi esposa tuvo
mala suerte conmigo, por sus capacidades y forma de ser hubiera estado con quien hubiera
querido, lo que sucedió fue que desde chicos nos juntamos”. Sobre cómo lo ven los demás
piensa “me ven como una persona poco emprendedora, conformista”, “me ven como una
persona tímida, extraña”, “mi madre y hermanas no son objetivas, me quieren demasiado,
están engañadas”.

Esto ocurre cuando tiene problemas económicos, cuando su esposa lo critica por alguna
decisión que haya tomado, cuando sale con sus hijos y se encuentra con los papás de sus
amigos, en reuniones sociales, cuando su madre y hermanas se muestran afectuosas con él
o lo halagan, frente a comentarios de amigos cercanos (“con razón lo aguantan”), cuando
los amigos organizan una reunión y hablan con su esposa si se trata de aportar dinero,
cuando su madre o hermanas, al cometer una equivocación u olvidarse de algo en el
trabajo.

En ciertas oportunidades sus suegros le han comentado “deberías hacer algo más por la
familia”, su esposa le hace críticas. Respecto a su aspecto físico sus amigos le hacen bromas
refiriendo que está gordo, su esposa le dice que se cuide, que no siga engordando.
Conversando con amigos le han hecho comentarios de que es relajado y lento. Cuando
piensa “¿por qué me sucede esto si yo estoy tratando de hacer todo bien?, por más que
quiera no puedo cambiar, es mi personalidad”.

Esto ocurre diariamente, con una duración variable.

Finalmente, el paciente también refiere “si alguien me pide favores, no puedo decir que no,
que no tengo tiempo”. En esas situaciones acepta lo que le solicitan, mira hacia abajo o a
los costados y habla en voz baja. Esquiva a vendedores y degustadoras porque de lo
contrario acepta todo lo que le ofrecen, les dice a los vendedores que vuelvan a llamar la
próxima semana, pregunta por cualquier cosa a los vendedores que se le acercan en las
tiendas, responde que sí a las invitaciones de sus amigos sabiendo que no irá. En estas
situaciones piensa “si el proyecto no funciona habré rechazado ayudar a otros en vano”.
“Esa persona pensará que lo he tratado mal, creerá que soy un engreído, se sentirá
rechazada, despreciada”, “se puede molestar conmigo”. “Tengo miedo que me rechacen,
que me critiquen”.
Esto ocurre cuando su suegro le pide que arregle el carro, cuando su esposa le pide que
entregue algún documento a una empresa y él está ocupado en el taller, cuando algún
familiar le pide que lo acompañe al doctor. Cuando sus amigos lo llaman por teléfono y le
dicen que están reunidos y lo están esperando, cuando lo llaman por teléfono para ofrecerle
promociones, cuando en una tienda los vendedores se acerca a preguntarle si necesita
ayuda.
Cuando realiza estas conductas las personas se muestran amables y agradecidas con él.

Manifiesta que no acepta que le hagan críticas. Siente cólera (8/10) con la persona que le
hace la crítica y luego cólera con él mismo. Esto ocurre cuando su esposa, amigos o algún
familiar le dice que hace las cosas muy lentamente, que tomó una decisión equivocada, que
no se preocupa por hacer algo productivo.
Ante esto responde a la persona con monosílabos, le dice sus defectos, da excusas tratando
de hacer cambiar de opinión a quién lo critica, permanece callado durante todo el día.
Piensa “por qué me tienes que decir lo que tengo que hacer”, “no puedo hacer nada bien,
me enoja que tengan la razón”, “no sirvo para nada”, “no puedo hacer nada bien”. “es la
imagen que doy, es la percepción que tienen de mí”. Esto ocurre frente a las críticas de su
esposa, a las comparaciones de su suegra con un tío, y algunos amigos.
El paciente refiere que actúa de esa forma para mostrar a su esposa y otras personas su
enojo. Al observarlo enojado, su esposa le pide disculpas, le dice “no es para que te
molestes, sólo es una observación”. Además el paciente refiere “me quedo callado para
evitar pelear con mi esposa”.

El paciente también manifiesta que cuando está desayunando o conversando con su


esposa, no puede tomar la iniciativa de retirarse a su taller y si lo hace siente preocupación
y ansiedad (6/10). Espera que su esposa empiece a hacer algo o se retire para que él vaya
al taller, permanece a su lado, conversando con ella o escuchándola. Le pregunta a su
esposa para darle permiso a sus hijos, comprarles ropa, comprar algo para la casa, o
contratar un servicio.
Refiere “no puedo decirle me voy al taller”, piensa “lo que voy a hacer no es importante”,
“mi esposa podría mal interpretarlo, puede pensar que no la tomo en cuenta, que ya no la
quiero, que me importa menos”. En las ocasiones que se retira a su taller piensa “siento
temor de que ella suba molesta conmigo, que me llame la atención por algo”.
De esta forma evita las críticas de su esposa, o que ella se moleste con él debido a alguna
“desatención”, ya que su esposa se molesta fácilmente si él se muestra “indiferente”.

2. Desarrollo cronológico de los síntomas.

A los 3 años, Martín recuerda que despertaba y su casa estaba en silencio, o escuchaba el
sonido del tren, en esos momentos sentía nostalgia, soledad, miedo, esto debido a que él
sabía que sus padres habían salido trabajar, sus hermanos al colegio y él se quedaba con la
empleada. En otras ocasiones, si estaba despierto, lloraba al darse cuenta que su mamá ya
se había ido a trabajar. Recuerda que a la empleada le gustaba asustarlo, le decía que el
loco había venido y estaba agarrando las ollas en la cocina o le contaba historias de terror.
Él se sentía asustado (9/10) y la empleada se reía.

A los 4 años, la mamá lo dejaba en casa de una vecina, que lo cuidaba mientras ella
trabajaba. Refiere que se sentía tranquilo y que la vecina y su hija lo trataban bien y jugaban
con él. Luego de esto estuvo al cuidado de una tía, también se quedaba en su casa, hasta
que su mamá viniera a recogerlo.

Desde que tenía 5 años recuerda que escuchaba canciones tristes o veía películas tristes y
se ponía a llorar. Se sentía triste ante lo cual cambiaba de radio o de canal.

En 1973, a los 5 años de edad, ingresa al jardín de niños, en el colegio donde estudiaban sus
hermanas mayores. Era un niño bastante inquieto, continuamente llamaban a su mamá
porque se escapaba del salón, se iba a pasear por todo el colegio y no obedecía las
indicaciones que se daban al grupo.

Desde esta edad recuerda que sus padres discutían continuamente, se insultaban pero no
llegaban a la violencia física. El paciente refiere: “las peleas eran fuertes, se decían de todo”.
Gritaban, golpeaban la mesa, su mamá gritaba descontroladamente, golpeaba las paredes
y lloraba. Durante estas peleas, en tres ocasiones su mamá se “desmayó” y sus hermanos
corrieron a levantarla. Una vez, Martín pensó que su mamá se había muerto y salió
corriendo a buscar a su tía para que ayude a su mamá. La tía trató de calmarlo y explicarle
que su mamá no estaba muerta. Cuando sucedía esto Martín sentía miedo, le decía a su
hermano mayor “enséñame a rezar para que no peleen”, su hermano lo abrazaba y lo
consolaba. Martín abrazaba a su mamá, o se quedaba llorando a un lado, en esos momentos
pensaba que su mamá se había vuelto loca. Sus hermanas también lloraban y su hermano
mayor se iba a la calle.

En una ocasión recuerda que su mamá estaba sentada en un sillón, había discutido con su
papá y estaba molesta, Martín le hablaba, pero ella no lo miraba ni le contestaba. Él sentía
miedo (10/10), refiere: “me sentía abandonado, desamparado, pensaba “¿a dónde voy?”,
“mi mamá está loca, ya no me reconoce”, esto ocurrió aproximadamente tres veces.
Recuerda otra ocasión en que después de una pelea con su papá, su mamá salió corriendo
a la calle, y Martín con sus hermanos la siguieron asustados. Estas peleas podían iniciar en
cualquier momento, la familia estaba pasando un momento ameno, comiendo o
conversando, y se iniciaba una pelea. Generalmente eran por temas económicos. Después
de esto, los padres no se hablaban durante una semana y dormían en cuartos separados.
Esto hacía que Martín se sintiera triste (10/10) hasta que se volvieran a hablar.
En el año 1975, cuando tenía 7 años es cambiado al Colegio Salesiano. Antes de iniciar las
clases su hermano mayor le decía: “Ahora en el Salesiano vas a ver lo que es bueno”.
Además Martín veía que su hermano se quejaba de cómo lo trataban en el colegio. Su
mamá y hermana le decían “no vayas a hacer esto…”. Martín con estas advertencias tenía
la idea de que no se podía ni mover, que por cualquier cosa lo iban a castigar. En su primer
año en el colegio recuerda que los profesores felicitaban a su mamá por sus buenas notas,
además estaba en la selección de fútbol del colegio. Era el alumno preferido del profesor y
del director, comenta “yo era un niño brillante, en los estudios y en el deporte”. Sin
embargo, estando en el colegio se sentía constantemente asustado por el trato que los
profesores daban a los alumnos (los veían serios, molestos, le hablaban fuerte a los alumnos
o los gritaban) y por las advertencias de su madre y hermanos respecto al colegio.

A los 8 años, en tercer grado, (1976) le asignan un profesor que era temido por todos los
alumnos, “Lucho”, quien era muy exigente y estricto. Cuando Martín veía a los niños que
habían sido alumnos de este profesor pensaba “¿Cómo han salido vivos?, ¿Están todos
bien?”, se imaginaba que saldrían llorando, golpeados. En el salón de clases, Martín se
sentía constantemente asustado, observado, criticado. “Lucho” castigaba a los alumnos con
cualquier excusa, en una ocasión los castigó por demorarse en sacar sus cuadernos, los
hacía pasar al frente y los golpeaba con un palo. En otras oportunidades decía que tenía
que revisar su aseo y que no tuvieran alguna enfermedad, para esto les bajaba el pantalón
a los alumnos y les revisaba los testículos con un palo. Martín observó que esto le sucedió
a sus compañeros, y sentía miedo al pensar que él también tendría que pasar por esto.
Pensaba que ese día faltaría a clases, pero esto no llegó a ocurrir. Además hacía pasar a los
alumnos al frente y les tocaba los testículos, les decía “¡¿Qué es esto?!” a modo de castigo
por hacer algo que él consideraba poco varonil. Estas experiencias en el colegio hacían que
Martín sintiera miedo (8/10) al ir al colegio, refiere: “yo iba con miedo, asustado, no podía
tomar desayuno, sentía algo en el estómago”, “le tenía miedo a las evaluaciones, a las
revisiones de tareas, a los castigos físicos”.

Martín recuerda que se orinaba en el pantalón hasta los 8 años, esto lo hacía sentirse
avergonzado. Cuando estaba en el colegio, no se quería parar de la carpeta para nada,
constantemente estaba cuidándose de que no lo vean o alejándose de las personas para
que no sintieran el olor. Recuerda que su hermana le decía “¿cómo es posible que tremendo
grandazo esté haciéndose la pila?”, Martín se reía cuando le decía eso, no se preguntaba
por qué le ocurría. Nadie en el colegio ni en su familia le dijo algo al respecto. Actualmente
refiere “en mi familia no se dieron cuenta de algunos problemas que tenía, hubo descuido,
lo dejaron pasar”.
A los 8 años, su mamá se enferma de laberintitis y migraña, esto la hacía sentirse irritable,
se quejaba, estaba molesta con su esposo, usaba una venda en la cabeza y estaba todo el
día a oscuras en su habitación, no quería hablar con nadie, no quería que hicieran bulla. Su
papá también estaba continuamente enojado. Esta situación hacía que Martín se sintiera
asustado, triste, preocupado por lo que le fuera a pasarle a su mamá. Sus hermanos
mayores, que ya eran adolescentes, optaban por irse a la calle y Martín que era el más
pequeño se quedaba en casa. Este periodo duró aproximadamente 2 años.

En 1977, a los 9 años su papá llegó a la casa diciendo que su hijo mayor no podía salir a la
calle porque la policía tenía una orden de captura. Esto debido a que el papá había tenido
una pelea en la calle y lo habían denunciado por intento de homicidio. Su hijo mayor tenía
el mismo nombre que él y temía que los confundieran. El hermano de Martín no pudo salir
durante aproximadamente un mes a la calle. Durante ese tiempo, Martín estaba todo el
tiempo preocupado (10/10), en el colegio estaba pensando que se llevarían preso a su
hermano, se imaginaba a su hermano cortado, desdentado, como un delincuente. Cuando
sus hermanos salían a la calle o su papá se quedaba tomando en una reunión sentía miedo
y preocupación (10/10). Pensaba que los asaltarían, que se podía pelear y los podía herir o
que podían matarlos, entonces se ponía a rezar en su cama hasta que llegaban (de 11p.m.
a 3a.m.). Les decía a sus hermanos “no se demoren porque yo me pongo mal”. Su mamá
trataba de calmarlo explicándole que no había por qué asustarse. Esto ocurrió hasta los 11
años aproximadamente. Además cuando su papá volvía de reuniones dónde había estado
bebiendo alcohol, Martín le decía a su mamá: “no le digas nada, dile sí a todo”, con el fin de
evitar que se peleen, pues en esas ocasiones era muy probable que terminaran peleando.

A esta misma edad (9 años) recuerda que fue tocado indebidamente por un primo de 17
años (aproximadamente). Esto ocurrió en algunas ocasiones, cuando Martín venía a Lima
de visita, hasta que Martín cumplió 12 años. El paciente indica que sentía miedo y vergüenza
(10/10), dice: “no tenía el coraje para decir no, me daba pánico, me asustaba, aunque no
quería eso, no me podía poner fuerte y decir no”. Después de que ocurría esto refiere
“sentía que yo había hecho algo muy malo, me sentía muy culpable, no me sentía un niño
puro”. No le contó a nadie lo sucedido.

En 1978, a los 10 años, empieza a tener dificultades en el curso de matemáticas, y su


rendimiento en general baja. Él refiere que esto ocurrió porque habían muchos problemas
en su casa, las constantes peleas de sus padres, su hermano mayor estaba consumiendo
drogas y su hermana estaba embaraza. Esto lo hacía sentirse triste y preocupado, no tenía
ganas de hacer sus tareas y a veces no prestaba atención en clase. Por esos años recuerda
que cuando no comprendían alguna clase o no hacían las tareas, los profesores les decían
cosas como “Van a estar con sus maletines como propagandistas médicos”, refiriéndose a
que no iban a tener una “buena profesión”, “ustedes son bien tapados (tontos)”, etc. Martín
creía que esto era cierto, se sentía desanimado, desalentado, y ya no hacía esfuerzos por
resolver los ejercicios de matemática que le dejaban como tarea. Recuerda que cuando un
profesor le entregó un examen con una nota baja dijo delante del salón: “él canta nomás”,
esto lo hizo sentirse muy avergonzado.

A esta edad, recuerda que en un partido de fútbol el equipo contrario metió un gol por un
error que cometió y su salón perdió el campeonato. Todos sus compañeros le decían que
fue por su culpa, incluso su profesor, en ese momento Martín se puso a llorar y el profesor
dijo a sus compañeros que ya no lo fastidiaran más. Martín se sintió triste y empezó a creer
que ya no era bueno en los deportes, además se sentía culpable por haber perdido el
campeonato.

Martín recuerda que su madre tenía “crisis nerviosas”, gritaba desesperada, reclamaba a
sus hijos, decía lisuras, golpeaba las paredes, esto además de suceder cuando peleaba con
sus esposo también ocurría cuando los hijos peleaban o cuando uno de sus hijos le
contestaba, en esos momentos Martín se sentía asustado (10/10).

En 1979, cuando tenía 11 años, su papá se va a vivir a Lima. Se distancia más de la familia,
llamaba una vez al mes aproximadamente, y no los visitaba, sino que decía que sus hijos
debían visitarlo. Martín refiere “mi papá se desentendió de la situación económica, no tuve
una familia constituida, no sentía que era un hogar desde que mi papá se fue a trabajar a
otro lugar”. Sin embargo, Martín se sentía más tranquilo porque así ya no presenciaba las
peleas de sus padres.

En el colegio, refiere que se sentía tímido ante los profesores “me ponía nervioso, me sentía
observado, juzgado, pensaba que se iban a burlar de mí, que me iba a criticar”. Esto también
le sucedía con los compañeros más “populares”, es decir los chicos que tenían más dinero,
salían a fiestas y eran extrovertidos. Martín trataba de integrarse a este grupo, pero estos
chicos lo ignoraban porque no hacía las cosas que ellos hacían. Tampoco se sentía parte del
grupo de chicos más tranquilos, pero tenía tres amigos que eran más cercanos a él.

A partir de los 13 años (1981) evitaba ir a fiestas porque se sentía avergonzado, no sabía
cómo actuar, recuerda: “no me sentía en la misma onda, me sentía un nerd”. Recuerda
haber ido a fiestas en dos oportunidades, en las cuales estuvo parado a un lado sin saber
qué hacer, permaneció media hora y luego se retiró sin que se dieran cuenta.
En 1982, cuando tenía 14 años (3ero de secundaria) se quedó viviendo solo en Huancayo,
pues su mamá sufrió de parálisis facial y tuvo que viajar a Lima para su tratamiento. Al
recibir la noticia de que se quedaría solo, se sintió contento porque estaría sin control. Un
día faltó al colegio porque no tuvo ganas de ir, al día siguiente volvió a faltar porque no
sabía cómo justificar su falta, y era obligatorio que los padres vayan a justificar las
inasistencias. Pasó una semana sin asistir al colegio y sin salir a la calle, porque no sabía qué
hacer y no quería que los vecinos o alguien lo vieran y se enteraran que estaba en su casa,
hasta que se animó a ir a casa de una tía a pedirle que fuera al colegio a justificar sus faltas
diciéndole que había estado enfermo. Martín se animó a hablar con ella porque sabía que
era una persona tranquila y no lo regañaría. Al tiempo de vivir solo Martín se empezó a
sentir triste, refiere: “era feo llegar, no había nadie, me sentía triste, solo”, “sentía que me
faltaba algo, mis amigos llegaban a sus casas y su familia estaba ahí”. Su mamá se quedó
alojada en casa de una hermana durante un año. Martín recuerda que no decía nada en el
colegio porque no quería hacer quedar mal a su mamá y porque si lo hacía lo controlarían
más. Él mismo se firmaba los exámenes, las notas, etc.

Para iniciar el año escolar en tercero de secundaria, recuerda que el primer día de clases el
director dijo en la formación “este año van a entrar al colegio con sangre, sudor y lágrimas”.
Martín pensaba que el colegio iba a ser demasiado estricto ese año, que habría más
castigos, rigor, que no habrían contemplaciones. Estaba muy asustado y se sentía más tenso
en el colegio, pero luego se dio cuenta de que el director exageraba.

En 1983, a la edad de 15 años, continuó viviendo solo en casa, porque su mamá viaja a
EE.UU. con la intención de estar allá dos años y luego poder llevarse a Martín. Al darle la
noticia, su madre se mostraba preocupada, le decía “hijo, te vas a quedar solo pero no hay
otra alternativa”. Martín le decía a su mamá que no se preocupara, que él estaría bien. No
le decía que se sentía triste y solo. Las hermanas de Martín, que estaban trabajando en
Lima, iban a Huancayo a visitarlo cada 15 días. Su mamá no lo llamó por teléfono y su padre
tampoco, respecto a esto él manifiesta “yo no juzgaba a mis padres, pensaba que las cosas
tenían que ser así, que mi mamá estaba enferma y tenían que trabajar”.

Durante este año, Martín se reunía con sus amigos más cercanos para tomar alcohol en su
casa cada fin de semana. El paciente refiere “tomaba hasta quedar tirado en el suelo”. Esto
debido a que en casa estaba solo, se sentía triste porque extrañaba a sus padres y
preocupado porque no le iba bien en el colegio, refiere “mi mayor preocupación era el
colegio”, pensaba “cada vez estoy más perdido, no voy bien en nada”. “Con el alcohol me
sentía bien, contento, eufórico, eso no lo sentía sobrio”. Además recuerda que cuando
estaba mareado llamaba a su papá para decirle que lo extrañaba.

Sus calificaciones en el colegio eran bajas porque no estudiaba. Esto lo hacía sentirse
culpable. En el colegio les decían “sinvergüenzas, zánganos, ociosos, vagos”, Martín
pensaba que tenían razón, que él era así, porque no se dedicaba a estudiar. En una
oportunidad hubo un examen de matemáticas en la pizarra, el profesor vio el ejercicio que
Martín había realizado en la pizarra y dijo “éste es una bestia”. Martín estaba de acuerdo
con esa afirmación. Refiere “para mí aprobar matemáticas o física era imposible, me había
convencido que no podía, me sentía muy incapaz y pensaba que no iba entender nunca”.

Durante estos años Martín tuvo un grupo de amigos con los cuales formaba una banda de
música y tocaban en fiestas y matrimonios. Eran chicos mayores que él, quienes eran sus
amigos más cercanos, ya que Martín no salía a fiestas ni conocía a otras personas. Él se
sentía bien con ellos y le gustaba lo que hacía.

En 1984, cuando tenía 16 años, su mamá regresa a Huancayo, Martín dice: “al verla
nuevamente me parecía una persona extraña, como si no la conociera, pero esto cambió
con los días”. Durante ese año su mamá se fracturó la pierna, Martín tenía que estar a su
cuidado, cuando llegaban a visitarla algunos familiares la señora decía “acá estoy con
Martincito, él es mi compañerito”. Actualmente, Martín refiere que se da cuenta que eso lo
hacía sentir que tenía una responsabilidad mayor, era responsable de su mamá, de
escuchar sus quejas, de cuidarla. Se sentía abrumado y le molestaba que ella lo hiciera
responsable de cuidarla.

Actualmente refiere: “durante toda la adolescencia he sentido la ausencia de mi papá, él


podía desaparecer un año”, “no tuve la figura de mi papá, alguien que me enseñe ciertas
conductas, me sentía desprotegido por situaciones económicas”. “Veía a mi papá quejarse,
me daba mucha pena, me sentía inseguro”.

En 1985, a los 17 años conoce a quien luego se convertiría en su esposa. Llubitza fue su
primera y única enamorada. Martín la conoció en una fiesta en la que estaba tocando con
su grupo. Él no se animaba a decirle que sea su enamorada, y sus amigos le insistían
constantemente que lo haga. Finalmente sus amigos lo llevaron a la casa de Llubitza, lo
dejaron en la puerta, tocaron el timbre y se fueron. Fue así que se hicieron enamorados.
Martín refiere “como que me obsesioné con ella, todos mis pensamientos eran para ella”.
Recuerda que después de un mes de iniciada la relación se fue alejando de su grupo de
música porque a su enamorada no le gustaba. Se cuidaba de hablar o hacer bromas en
frente de ella porque se molestaba. Cuando conversaban por teléfono, tenían que
despedirse bien, es decir cariñosamente, sino él se quedaba preocupado e incluso algunas
veces la volvía a llamar. Evitaba pelear con ella, podía decir que algo le gustaba cuando no
era cierto, recuerda “sentía que se me acababa el mundo cuando estaba molesta conmigo”,
“siento que desde esa época, poco a poco renuncié a ser yo mismo, “no me sentía libre de
actuar por temor a que se moleste”.

Al terminar la secundaria (1985) decide irse a Lima a estudiar. Se matriculó en una academia
para prepararse y postular a la UNI, a la carrera de Ingeniería de Sistemas, pues en el colegio
le decían que los hombres tenían que estudiar ingeniería y que esa era la carrera del futuro.
Estuvo viviendo solo en Lima (1986), había rentado un cuarto y viajaba a Huancayo los fines
de semana a visitar a su mamá y enamorada. Él entró a la academia con el objetivo de
aprender todo lo que no aprendió en el colegio, pero se dio cuenta de que entendía nada,
pensaba “no soy capaz de entender matemáticas”. Esto lo hacía sentirse desmotivado, no
estaba seguro de lo que quería. Estudiaba por decir que estaba ocupado haciendo algo. Al
finalizar el año postuló a la UNI pero no ingresó, esto lo hizo sentirse triste, aunque refiere
que ya se esperaba ese resultado. Decidió regresar a Huancayo, estuvo un año (1987)
preparándose en otra academia con el fin de volver a postular a la UNI, refiere “no lo
tomaba en serio, también iba por decir que estaba haciendo algo”.

Al terminar este año, su enamorada finaliza la secundaria y se va a Lima a estudiar, entonces


Martín decide regresar a Lima para continuar intentando ingresar a la universidad y estar
cerca de su enamorada, a pesar que su mamá se oponía a que viajara. Estando en Lima,
decide estudiar por sí mismo, es decir no matricularse en una academia debido a que unas
eran muy costosas y las demás eran muy malas.
Se presentó por segunda vez a la UNI, a la misma carrera pero tampoco ingresó, esto lo
hacía sentirse triste y desanimado. Actualmente refiere “yo daba los exámenes pensando
en la suerte”, “no me sentía preparado para lograr ingresar”, “me sentía derrotado”,
“ingresar a la universidad era imposible para mí”.

Cuando tenía 19 años (1988) desiste de postular a la universidad y empieza a estudiar


Análisis de Sistemas (un curso de extensión en la UNI). En una ocasión conversando con un
amigo, Martín le cuenta a qué se estaba dedicando, y este amigo le pregunta “y aparte de
eso ¿qué estás haciendo?”. Este comentario lo hizo sentirse muy triste y pensó que este era
un “cursillo” como parte de una carrera. Además las computadoras con las que trabajaba,
empezaron a quedar obsoletas con el cambio de tecnología. Esto lo desanimó y dejó los
estudios. Después de unos meses (4 aproximadamente) vuelve a retomar el curso desde el
inicio. Al mismo tiempo que trabajaba en una agencia de turismo. Se sentía desmotivado,
con flojera, desanimado pues continuaba creyendo que el curso no era suficiente y las
computadoras con las que trabajaban ya no servían. Entonces abandona el curso por
segunda vez.

En 1989, a los 20 años, fallece su padre de diabetes. Él había estado viviendo en Lima, con
sus padres y antes de fallecer estuvo un tiempo enfermo y en cama.

Ese mismo año (1989) nace su primer hijo, el paciente refiere “veía a mi hijo y me
compadecía de ser su papá, porque no tenía nada concreto”. Llubitza continuaba viviendo
en casa de sus padres y él en una pensión. Ella le preguntaba qué sería de su futuro, que
iban a hacer. Le decía que tenía que ponerse a hacer algo. Martín refiere “en lugar de
ponerme a pensar qué hacer, la hacía calmar”.

A los 21 años (1990) empieza a estudiar Computación y Sistemas en IDAT, la primera vez
abandonó estos estudios porque se sentía desanimado “sentía que iba a perder el tiempo,
miraba a los profesores y decía: si ellos me están enseñando y están así como están, yo voy
a estar igual que ellos”. Sin embargo luego se vuelve a matricular porque pensaba en que
tenía que hacer algo y lo más accesible para él era eso. Tuvo un buen rendimiento, incluso
obtuvo media beca. Sin embargo, tuvo que dejar los estudios porque no podía pagarlos,
debido a que nació su hijo y tenía otros gastos. Pasaron dos años, y no retomó sus estudios,
porque tendría que haber vuelto a empezar todo de nuevo y no era algo que
verdaderamente le agradara. Su pareja le decía que estaba muy tranquilo y relajado, le
decía “ya tienes que ver de hacer algo”. Sin embargo él se sentía muy preocupado por su
hijo, por su futuro, no sabía cómo resolver su situación y tenía que hacerlo rápido.

A los 23 años inicia su trabajo en la Coorporación Técnica Suiza, también como mensajero.
Refiere que para este trabajo era requisito saber manejar, él dijo que sabía, pero no era
cierto. Constantemente se sentía ansioso, tenía miedo de que le llamaran la atención, que
lo descubriera. Estaba constantemente distraído pues se encontraba preocupado por el
embarazo de su enamorada. Cuando sus jefes descubrieron que no sabía manejar, le dieron
facilidades para que aprenda y continúe trabajando. Sin embargo, Martín se sentía asustado
y avergonzado, en deuda con los jefes, “sentía que me estaban haciendo un favor al
tenerme ahí”. Quería irse del trabajo pero como habían sido tan tolerantes con él le dio
vergüenza renunciar y entonces solo dejó de asistir.

A los 24 años (1992) estudia ensamblaje y reparación de computadoras (curso de extensión


en la UNI) con la idea de importar repuestos y partes de computadores y venderlas, sin
embargo averiguó que no era rentable. Continuó estudiando durante un año de forma
intermitente, lo abandonó porque no le pareció suficiente lo que aprendía, refiere “me dejé
llevar por el desánimo, no estaba motivado, sentía pereza”.

En 1993, empieza a trabajar haciendo tipeos afuera de la UNMSM. Realiza este trabajo
durante un año, tenía dificultades por los apagones, además que no ganaba lo suficiente.
Durante esa época se sentía muy deprimido. Refiere “tenía una constante sensación de
impotencia, de no saber a qué dedicarme, qué hacer y que además sea rápido”, “me sentía
impotente no sabía qué hacer, estaba perdido” pensaba “si me pongo a estudiar ¿quién me
va a pagar los estudios?, ¿cuánto tiempo va a pasar hasta que empiece a trabajar?”,
“Llubitza y sus padres pensarán que soy irresponsable y conformista”. Como se sentía así,
cada vez que podía buscaba a sus amigos para tomar alcohol y tomaba hasta perder la
conciencia.

En 1994 consigue trabajar en Química Suiza, en Huancayo. En ese tiempo viajaba todos los
fines de semana a Lima para ver a Llubitza y a su hijo. Pensaba “se cumplió lo que dijo mi
profesor”, cuando veía a este profesor se sentía avergonzado y evita encontrarse con él. Era
agente de ventas del laboratorio, su trabajo consistía en ingresar a las farmacias a ofrecer
los medicamentos y pasar los pedidos. Él se sentía ansioso (9/10) cuando tenía que ingresar
a una farmacia, no entraba a las farmacias que eran de “clientes difíciles”, es decir,
exigentes y reclamones. Por ejemplo había un cliente al que llamaban “el loco Ortega”, él
gritaba a los vendedores “fuera, vayan a estudiar”. Martín refiere que tenía miedo de
equivocarse, de dar mal la información. En vez de tratar de pasar el máximo pedido, hacía
todo rápido para salir lo antes posible de las farmacias. No negociaba los productos, sino
que cedía rápidamente, pensaba “voy a perder la venta”, “puedo caer antipático”, “voy a
quedar mal”. Refiere “yo era feliz en la oficina haciendo los informes”. Permanece en este
trabajo 8 meses, después de los cuales es despedido por su bajo rendimiento debido a que
el laboratorio perdió clientes y él no cubría su cuota de ventas. Además era una situación
difícil pues su sueldo era mínimo, todos los domingos por la tarde tenía que despedirse de
su familia llorando y su hijo se quejaba de que lo extrañaba.

Luego de esto consigue ingresar a Laboratorios Grunenthal, sin embargo cancelan su


ingreso porque regresó a la empresa un empleado antiguo. Después de esto, permanece un
año buscando trabajo sin ser contratado. Durante ese tiempo se sentía muy triste (10/10).
Seguía viviendo solo, dormía todo el día, no tenía ganas de nada, ni de bañarse. No tenía
dinero para poder mantenerse, tenía que pedirle a su mamá o a sus hermanas. Llubitza
sabía que estaba desempleado pero pensaba que tenía algún dinero ahorrado. Además
durante ese tiempo había más discusiones entre ellos debido a que él no aportaba nada
para su hijo.
En 1996, a sus 27 años entra a trabajar a tiendas Hogar S.A. como vendedor sólo permaneció
tres meses en este trabajo pues no tenía buenas condiciones laborales. Luego ingresa a
trabajar al Banco Solventa, como agente de préstamos personales durante 2 meses. Fue
despedido por cierre del banco. Después trabaja en una distribuidora de productos de
limpieza como vendedor, permaneció 2 meses y deja el trabajo porque el salario era por
comisiones.

En todos estos trabajos refiere que sentía miedo antes de salir de su casa, al punto que no
podía desayunar. Al llegar a la oficina, se calmaba un poco. Pero continuaba tenso y
asustado. Refiere “tenía miedo a equivocarme, a cometer algún error”. Con todos sus jefes
a experimentado ansiedad al hablar con ellos. Le preocupaba como lo miraban, tenía la
sensación de que le dirían “no sirves”. “Tenía miedo de no hablar adecuadamente, por mis
nervios, por mi timidez”. Pensaba “se enojará, cómo quedará mi imagen frente a él”, “se ha
quedado mirándome mal, seguro está molesto conmigo, está decepcionado”, “sentía que
me estaban haciendo un favor de tenerme ahí”. En esas situaciones se le trababan las
palabras, su respiración se aceleraba, le temblaban las manos y se sonrojaba. Refiere
“mientras más nervioso me sentía, más nervioso me ponía”.

En 1997, a los 28 años entra a trabajar Digiservice, una empresa de reparación de


computadoras que era de un amigo. Empieza trabajando como ayudante de técnico de
computadoras, pero le ofrecen que venda celulares. Refiere que no era difícil pues en ese
tiempo todos querían comprar celulares. Sin embargo, se sentía ansioso al tener que
mostrar los productos y hablar con los clientes. Cuando le cancelaban una cita de ventas él
se alegraba. En ese año se casa y empieza a vivir con su esposa e hijo, ya que el niño tenía
7 años e iba a empezar el colegio. En ese momento ambos, su esposa y él trabajaban y podía
pagar las cuentas de la casa. En 1998 nace su segundo hijo, cuando estaba quebrando la
empresa de celulares, y su trabajo ahí termina.

En 1999, ingresa a trabajar a Pacífico Vida (30 años), permanece 6 meses como vendedor
de seguros. Para él, este fue el trabajo más difícil. Tenía que llamar por teléfono a cualquier
persona y lograr sacar una cita. En cada llamada sentía ansiedad (10/10), pensaba “voy a
incomodar a esa persona, se va a molestar, me van a colgar el teléfono”. Él tenía que seguir
un guión para presentarse por teléfono, pero no lo cumplía porque pensaba que sería
ridículo preguntar ciertas cosas y quería cortar rápidamente la llamada. En ocasiones el
supervisor presenciaba las citas que tenía con los clientes, esto era lo más difícil para él. Se
ponía tenso, se olvida la secuencia de la entrevista, se olvidaba los pasos del paquete, y
pensaba “se va a dar cuenta de mi nerviosismo”. No le hicieron ninguna observación en
cuanto a su desempeño. Finalmente deja este trabajo, ya que por día debía ubicar un
mínimo de 14 clientes, y no lograba lo cual hacía que su sueldo disminuya. En este trabajo
también ganaba poco, su esposa era la que cubría la mayor parte de los gastos de la casa o
los suegros aportaban. Refiere “yo nunca he cubierto más los gastos que ella”.

En el año 2000, a los 32 años su hermana lo inscribe en Omnilife y empieza a trabajar de


forma independiente en la venta de productos nutricionales. El paciente refiere que tuvo
un buen rendimiento al inicio, pero luego el negocio dio malos resultados. En una ocasión
planeó salir a ofrecer los productos a las tiendas y hablar con la gente por el camino. Caminó
desde la IBM en la Molina hasta La Residencial San Felipe, tratando de entrar a las tiendas
o hablar con la gente, pero al final no lo hizo ni una sola vez. Al llegar a San Felipe pensó
“soy una bestia como voy a gastar tanto tiempo caminando tanto, sin hacer nada”. Se sentía
triste, y se decía a sí mismo “mañana sí lo haré”, pero no lo hacía. Pensaba “tengo que
vencer esta dificultad, la única forma es enfrentándola, repitiendo esto hasta que pierda el
temor”.

En el 2003 su relación de pareja estaba en el peor momento. Casi se divorcian, por los
problemas económicos, su esposa le decía que no hacía lo suficiente por la familia, “debes
dejar lo de los productos nutricionales y buscar otra cosa”. Al siguiente año (a la edad de 36
años), su esposa tiene que salir de viaje y Martín ve el cheque que su asistente cobraba por
las traducciones. Martín piensa que él podría hacer ese trabajo, además en ningún lugar le
pagarían más que eso por su trabajo. Le manda un texto traducido del español al inglés y le
propone trabajar con ella. Su esposa le dijo que su traducción era buena y le pareció una
buena idea que trabajaran juntos. Es este trabajo se desempeña hasta comienzos de este
año, con un buen rendimiento. Sin embargo, estaba bajo la supervisión de su esposa. Ella
revisaba las traducciones que él hacía y le daba los trabajos que tenía que hacer.

En el año 2009 llega al Hospital Hermilio Valdizan, Actualmente, además de su ocupación


como traductor ha iniciado un proyecto de fabricación de adornos en miniatura, para lo cual
sus suegros le han dado el capital para comprar las máquinas y armar el taller.

3. Tratamiento psicológicos y/o psiquiátricos recibidos

En Agosto del 2007, acudió a consulta privada con un psiquiatra. Asistió a dos sesiones en
las cuales el médico le decía que se dijera “sí puedes”, que se imagine cuando era niño, etc.
Dejó este tratamiento debido a que carísimo, y no sentía que iba a mejorar.
En Noviembre del 2009, sus suegros le recomiendan el Hospital Hermilio Valdizan. Aquí es
diagnosticado como F41.2. e inicia su tratamiento farmacológico (Fluoxetina 20 mg y
Alprazolan 0.5 mg). y terapia de pareja en el Departamento de Familia, al cual acude con su
esposa en 5 ocasiones, culminando el tratamiento.

Actualmente continua con el tratamiento farmacológico (Fluoxetina 20 mg) y psicoterapia


cognitiva conductual.

4. Opinión del paciente sobre su problema actual


“Pienso que tal vez sea difícil de cambiar por mi personalidad, es algo en contra de lo que
peleo y no puedo cambiar”, “espero que sea solucionable”.

II. HISTORIA PERSONAL

1. Desarrollo inicial
La madre del paciente tuvo un embarazo normal, asistió a sus controles médicos, fue un
embarazo deseado por ambos padres. El parto se dio a los 9 meses, no se presentaron
complicaciones. El paciente lloró y presentó los reflejos esperados.
Recibió lactancia materna, la cual se prolongó hasta los 5 años.

2. Desarrollo psicomotor
El paciente no presentó dificultades en el desarrollo del lenguaje y motricidad.

3. Conductas inadecuadas de la infancia


Entre los 4 y 5 años de edad, Martín salía de su casa sin que la empleada que estaba a su
cuidado se diera cuenta. Se perdió en tres ocasiones, en las cuales su mamá lo buscó con la
policía.
A la edad de 5 años, en el jardín de niño, no seguía las órdenes que se daban en grupo,
constantemente salía del salón y deambulaba por el colegio.
Hasta la edad de 8 años tuvo dificultad para controlar sus esfínteres.
4. Actitudes de la familia frente a la niño
Refiere “yo era un niño extremadamente engreído o extremadamente ignorado”.
Cuando los padres estaban con él, se mostraban pendientes de lo que hacía, le daban lo
que pedía. Su mamá era muy cariñosa, su papá era le demostraba su afecto comprándole
cosas. Sin embargo, en otros momentos se sentía abandonado, cuando los padres estaban
trabajando y se quedaba en casa de las vecinas o una tía. Además refiere “mis padres era
impredecibles”. Muchas veces Martin no sabía cómo iban a reaccionar cuando hacía una
broma o un comentario. A veces lo tomaban bien y se reían, en otro momento lo
molestaban.

5. Educación
Martín inició su educación inicial a los 5 años. Asistía al colegio de sus hermanas, le gustaba
ir al colegio y tenía un rendimiento promedio al grupo.

Continua el primer grado de primaria, en el mismo colegio. Teniendo un buen rendimiento,


refiere que las profesoras tenían un trato maternal con los alumnos, se sentía a gusto en el
colegio y tenía un buen rendimiento.

Para el segundo grado de primaria es cambiado al Colegio Salesiano, dónde estudiaba su


hermano mayor. Mantiene un buen rendimiento durante segundo y cuarto grado. En el
quinto y sexto grado empieza a sacar cursos desaprobados. Por los problemas que tenía en
casa.

Estudió en el ICPA, en Huancayo. Desde los 10 hasta los 13 años, culminando el curso de
inglés. Tenía un rendimiento muy bueno.

A los 13 años inició la educación secundaria, continuando en el colegio Salesiano. Su


rendimiento fue promedio hasta el tercero de secundaria, año en el que empieza a tener
dificultades en los cursos de matemáticas y física.
A terminar la secundaria (1985) se traslada a Lima y se matricula en una academia pre-
universitaria con el fin de postular a la UNI a la carrera de Ingeniería e Sistemas. Al finalizar
el año de preparación (1986), postula pero no ingresa.

Regresa a Huancayo y se matricula en otra academia con el fin de volver a postular a la UNI.
Se prepara por su cuenta durante un año, vuelve a postular a la UNI, pero no logra ingresar.
Cuando tenía 19 años (1988) desiste de postular a la universidad y empieza a estudiar
Análisis de Sistemas (curso de extensión de la UNI), tuvo un buen rendimiento, pero
abandonó los estudios en dos ocasiones por inasistencias.

A los 21 años (1990) empieza a estudiar Computación y Sistemas en IDAT. Tuvo que dejar
los estudios porque no podía pagarlos, debido a que nació su hijo y tenía otros gastos.
Pasaron dos años, y no retomó sus estudios, porque tendría que haber vuelto a empezar
todo de nuevo.

A los 24 años (1992) estudia ensamblaje y reparación de computadoras (curso de extensión


en la UNI) durante un año de forma intermitente, lo abandonó porque no le pareció
suficiente el curso.

6. Historia Laboral
Cuando tenía 21 años empezó a trabajar en el Consorcio Turístico como mensajero,
teniendo muy buen rendimiento, permaneció dos años y se retiró porque fue recomendado
a la embajada Suiza.

A los 23 años inicia su trabajo en la COTESU (Coorporación Técnica Suiza), también como
mensajero, por 6 meses. Tuvo mal rendimiento y dejó el trabajo porque se sentía
tensionado por su desempeño y problemas familiares.

Luego, a sus 24 años empieza a trabajar haciendo tipeos cerca a la universidad San Marcos,
realizó esto durante 1 año, teniendo un rendimiento regular. Deja este trabajo porque no
le generaba buenos ingresos y consigue uno mejor.

A sus 25 años ingresa a trabajar a Química Suiza (Huancayo), como agente de ventas,
permaneciendo durante 8 meses. Su rendimiento fue bueno al inicio y posteriormente,
regular, ya que la empresa perdió clientes y él no llegaba a cubrir su cuota de ventas, por
esta razón es despedido.

Luego de ello consigue ingresar a Laboratorios Grunenthal, sin embargo cancelan su ingreso
porque regresó a la empresa un empleado antiguo. Después de esto, permanece un año
buscando trabajo sin ser contratado.

A sus 27 años empieza a trabajar en Tiendas Hogar S.A., también como agente de ventas,
durante 3 meses, su desempeño fue regular y se retira debido a las inadecuadas condiciones
laborales.
Ingresa a trabajar al Banco Solventa, como agente de préstamos personales (venta de
intangibles) durante 2 meses, su rendimiento fue bajo debido a que no ubicaba clientes.
Fue despedido por cierre del banco.

A los 28 años trabaja en una distribuidora de productos de limpieza como vendedor,


permaneció 2 meses. Su rendimiento fue malo y deja el trabajo porque el salario era por
comisiones.

A los 29 años entra a Digiservice, como vendedor de celulares, durante 2 años. Su


rendimiento fue bueno en un principio y posteriormente regular (debido a que la empresa
empieza a caer). Se retira porque la empresa cierra.

Luego ingresa a trabajar a Pacífico Vida, permanece 6 meses como vendedor de seguros. El
paciente refiere que su rendimiento fue malo y se retira debido a que el trabajo era
demasiado exigente (debía ubicar un mínimo de 14 clientes por día) y no tenía el perfil
requerido (temor para hablar con clientes y realizar llamadas telefónicas).

A los 32 años empieza a trabajar de forma independiente en la venta de productos


nutricionales, durante 3 años. El paciente refiere que tuvo un buen rendimiento al inicio,
pero luego el negocio dio malos resultados.

Finalmente, a los 36 años decide trabajar como traductor, trabajo en el cual se desempeña
hasta la actualidad con un buen rendimiento.

Actualmente, además de su ocupación como traductor ha iniciado un proyecto de


fabricación de adornos en miniatura.

7. Información sobre el sexo


Martín considera que la información que ha recibido acerca de sexualidad siempre fue la
correcta. Sin embargo, recuerda que a los 4 años le preguntó a su mamá cómo nacían los
niños y ella le inventó un cuento. Después de esto no recuerda haber conversado con sus
padres sobre estos temas, sino con sus hermanas.
Refiere que hasta los 8 años, dormía en el mismo cuarto de sus padres, por lo cual en
algunas ocasiones escuchaba cuando ellos tenían relaciones sexuales.
En su adolescencia buscaba de leer libros para informarse sobre sexualidad.
8. Historia sexual
A los 5 años ya se daba cuenta que sentía atracción por el sexo opuesto.
A los 9 años, fue tocado indebidamente por un primo de 17 años. Esto le generaba mucho
miedo y posteriormente culpa. No le comentó a nadie lo sucedido. Actualmente refiere que
este hecho no le ha generado alguna consecuencia o dificultad, sólo las que se dieron en su
momento.
Al llegar a la pubertad estaba informado de los cambios físicos que se daban en los varones
y mujeres, los cuales tomó con tranquilidad.
En la adolescencia experimentaba sentimientos de culpa respecto a la masturbación, ya que
en el colegio les decían que por eso estaban mal en los cursos.
A los 17 años tiene relaciones sexuales por primera vez con su enamorada. Toma esta
experiencia como un hecho gratificante para él.
Actualmente se siente satisfecho en este aspecto de su vida.

9. Educación religiosa
Martín ha sido educado en un hogar muy católico. Su mamá le ensañaba a rezar en las
noches y todos los domingos la familia iba a misa. Recuerda que por las enseñanzas que le
daban él sentía temor a Dios.
Al estudiar en un colegio católico, todas las semanas asistía a misa, y constantemente le
enseñaban sobre los mandamientos de la iglesia. Martín en sus años escolares estaba de
acuerdo con estas enseñanzas.
Al salir del colegio, continúa siendo católico hasta los 32 años, aproximadamente, que
empieza a cuestionar las enseñanzas que había recibido respecto a este tema.
Actualmente, opina respecto a la religión “es un invento del cerebro humano para tener
una salida ante cosas que no se pueden controlar o manejar, el hombre crea un ser superior
para acudir como última esperanza”.

10. Relaciones interpersonales


En su infancia, Martín hacía amigos con facilidad. Hasta los 12 años, se sentía cómodo
estando con sus compañeros.
Sin embargo, a partir de sus 7 u 8 años, se sentía ansioso cuando estaba ante figuras de
autoridad (profesores, director, etc.)
En la adolescencia tenía dificultades para relacionarse con chicos “populares”, pero
tampoco se sentía parte de los chicos más tranquilos. Tenía un grupo de 2 ó 3 amigos
cercamos. Además hizo amistad con chicos mayores que él, con los que formaba un grupo
de música. Fuera de este grupo, no se relacionaba con otros chicos de su edad, ni con chicas.
No salía a reuniones ni a fiestas.

11. Actitud frente al sexo opuesto


En su niñez y adolescencia, Martín no tuvo la oportunidad de hacer amistad con chicas, ya
que su colegio era sólo de varones.
En la secundaria, sus compañeros empiezan a conocer a las chicas de un colegio cercano al
Salesiano, pero él no lo hacía porque se sentía temeroso y evitaba estas situaciones.
Refiere que conoció a su enamorada (actual esposa) de “casualidad”, porque él no salía a
reuniones ni fiestas y sus amigos lo presionaron para que le diga que sea su enamorada.

12. Historia marital


Cónyuge

Nombre : Llubitza
Edad : 39 años
Instrucción : Superior Completa
Ocupación : Intérprete - Traductora
Salud : Buena
Características personales: Alegre, cariñosa, honesta, responsable, interesada en temas
sociales, controladora, exigente, buena hija, hermana, amiga y madre. Se molesta
fácilmente con él, interpretando de forma negativa cualquier comentario o acción, cómo
un desplante, falta de cariño o engaño de parte del paciente.
Relación con el paciente: Su esposa frecuentemente critica las decisiones que él toma con
respecto a los hijos o la casa. Esto genera constantes discusiones y que el paciente opte por
consultarle en la mayoría de ocasiones qué hacer. Respecto a cómo afecta actualmente su
situación económica-laboral en la relación, el paciente refiere “mi imagen ante mi esposa
no es muy buena, ella piensa que no me interesan las cosas, que no me preocupo, que soy
un irresponsable”. “Ella no se siente segura porque tiene toda la carga de la casa”, “yo estoy
bajo su control porque cuando hago una traducción ella la revisa”.
Sin embargo, el paciente también refiere “es una relación de equipo, pero yo siento que no
tengo libertad de actuar, por las propias limitaciones que me pongo”.

13. Hijos
Nombre : Mauricio
Edad : 18
Instrucción : Superior incompleta
Ocupación : Estudiante
Salud : Buena
Características personales: alegre, bondadoso, analítico, cariñoso, tranquilo, reservado
Relación con el paciente: el paciente refiere que es crítico con su hijo, rígido, le hace
comentarios enojado cuando observa algunas conductas parecidas a las de él (postergar sus
trabajos, desanimado).

Nombre : Marcelo
Edad : 12
Instrucción : Secundaria
Ocupación : Estudiante
Salud : Buena
Características personales: alegre, sensible (llora fácilmente), analítico, cariñoso, reservado
Relación con el paciente: Marcelo siempre quiere jugar con su papá, el paciente refiere que
siente que su hijo se siente cómodo con él y conversan frecuentemente.

14. Enfermedades y accidentes


A la edad de 11 años tuvo artritis reumática, esta enfermedad duró 3 años, recibió
tratamiento.

III. HISTORIA FAMILIAR


1. Padres
Padre
Nombre : Luis Enrique (+)
Edad : 54 años
Instrucción : 5to Grado de Primaria
Ocupación : Empleado bancario
Salud : Diabético
Características personales: carácter “explosivo”, noble. Atrevido para hacer las cosas, infiel,
le gustaba la música.
Relación con el cónyuge: peleaban constantemente, gritos, agresiones verbales, por
momentos mucha armonía, “parecían la pareja perfecta”. El padre era quien tomaba las
decisiones en la familia, ya que ganaba más dinero que su madre. Sin embargo en el 90%
de veces peleaban para ponerse de acuerdo. “Eran muy distintos en sus ideas”.
Relación con el paciente: de niño, el paciente era el engreído del padre, en la adolescencia,
tuvieron una relación distante, “no he sentido el apoyo de él”. De niño, cuando el papá le
mandaba hacer algo y no estaba como quería se molestaba, le decía “vete de acá”. Estas
reacciones eran frecuentes. Martín refiere “le tenía miedo a mi papá por lo impulsivo que
era, no le tenía mucha confianza”.

Madre
Nombre : Adriana
Edad : 77 años
Instrucción : Superior
Ocupación : Profesora
Salud : Tumor de hipófisis, osteoporosis
Características personales: carácter “explosivo”, noble, trágica.
Relación con el cónyuge: peleaban constantemente, gritos, agresiones verbales, por
momentos mucha armonía, “parecían la pareja perfecta”.
Relación con el paciente: por momentos muy cariñosa con él, en otros momentos distante.
Martín no tenía confianza de hablar con ella sobre chicas o de sexualidad.
2. Hermanos
Nombre : Enrique (+)
Edad : 45 años
Instrucción : Secundaria completa
Ocupación : Visitador médico
Salud : Cáncer de estómago
Características personales: hacía amigos con facilidad, solidario noble, renegón, impaciente.
Relación con el paciente: protector, lo cuidaba, se preocupaba por el paciente. A veces se
burlaba de Martín, es decir lo fastidiaba. Lo protegía.

Nombre : María
Edad: 48
Instrucción : Superior incompleta
Ocupación : Secretaria
Salud : Buena
Características personales: solidaria, desprendida, distraída, confiada, alegre,
despreocupada
Relación con el paciente: amorosa con él, lo trata con cariño, pendiente de él. Martín le
decía “mi mamá chiquita” porque siempre lo cuidaba.

Nombre : Ana
Edad : 46 años
Instrucción : Superior técnica
Ocupación : Profesora de inglés
Salud : Buena
Características personales: noble, sensible, emotiva, irritable, explosiva, generosa,
susceptible, cuando le dicen algo piensa que es con otra intención
Relación con el paciente: cariñosa, protectora. Era una relación más a la par, es decir de
amigos.
3. Antecedentes psiquiátricos de la familia
El paciente no precisa esta información.

4. Otras personas integradas a la familia.


Ninguna

IV. EVALUACIONES REALIZADAS

 Inventario de Personalidad NEO-PI

Factores secundarios Nivel


Ansiedad
Depresión Muy alto
Ansiedad Social
Vulnerabilidad
Calidez
Gregarismo
Acciones Muy
Orden bajo
Aspiraciones de logro
Autodisciplina

 Inventario Clínico Multiaxial de Millon

Patrones clínicos de personalidad Indicador Puntaje


Esquizoide Elevado 105
Evitativo Elevado 115
Pasivo – agresivo Elevado 108
Autoderrotista Elevado 115
Dependiente Elevado 79
Patología severa de la personalidad Indicador Puntaje
Esquizotípico Moderado 79
Borderline Elevado 100
Síndromes clínicos Indicador Puntaje
Ansiedad Elevado 93

Distimia Elevado 93
Dependencia al alcohol Moderado 79
Síndromes severos Indicador Puntaje
Depresión mayor Elevado 97
Desorden del pensamiento Moderado 79

 Registro de Opiniones de Ellis

Factores primarios Nivel


Neuroticismo Muy alto
Extraversión Muy bajo
Apertura Promedio
Agradabilidad Alto
Orden Muy bajo

Creencias Irracionales Ptje.


N°1: Es una necesidad absoluta tener el amor y la aprobación de los demás. 9
N°6: Se debe tener miedo y ansiedad acerca de cualquier cosa que sea 9
desconocida e incierta.
N°3: Las personas que son malvadas y villanas deben ser castigadas. 8
N°2: Se debe ser infalible, constantemente competente y perfecto en todo lo 7
que hacemos.
N°7: Es más fácil evitar que el enfrentar las dificultades y responsabilidades 7
de la vida.
N°9: Los hechos de nuestro pasado tiene mucha importancia para 7
determinar nuestro presente.

 Escala de Autoestima para Adultos SEI – Stanley Coopersmith


Puntaje total: 20  Baja autoestima

 Lista de Chequeo de Habilidades Sociales de Goldstein


- Primeras habilidades sociales (habilidades básicas para interactuar con los
demás tales como escuchar, iniciar una conversación y presentar a otras
personas)  65%
- Habilidades sociales avanzadas (participar, dar instrucciones y seguirlas,
disculparse y vencer a los demás)  66%
- Habilidades sociales relacionadas con los sentimientos (comprender los
propios sentimientos, comprender los sentimientos de los demás, expresar
afecto)  51%
- Habilidades alternativas a la agresión (defender derechos y no entrar en
peleas)  35%
- Habilidades para hacer frente al estrés (hacer frente a presión de grupo,
responder a las persuasiones)  42%
- Habilidades de planificación (tomar decisiones, establecer objetivos, resolver
problemas)  27%

 Cuestionario Abreviado de Esquemas de Young


Categoría Esquemas Maladaptativos Orden
Abandono/Inestabilidad (AB) 5
Falta de confianza percibida en aquellos que se supone están
Desconexión y para ofrecer soporte y conexión debido a que son
Rechazo emocionalmente inestables e impredecibles.
Aislamiento Social (ASA) 7
Sentimiento de que uno está aislado del mundo, de ser diferente
de los demás y/o no ser parte de ningún.
Fracaso (FR) 3
Autonomía y Creencia de que uno ha fracasado, de que inevitablemente
Desempeño fallará, o de que es inadecuado con relación a los pares en áreas
Perjudicados de logro (estudios, profesión, deportes, etc.)
Autocontrol/Autodisciplina Insuficiente (AIA) 2
Límites Dificultad generalizada o rehusarse a ejercer control suficiente y
perjudicados baja tolerancia a la frustración para lograr las metas personales
de uno. Evitación de la incomodidad: dolor, conflicto,
responsabilidad, confrontación.
Subyugación (SB) 4
Focalización Excesiva concesión del control a otros, a causa de un sentimiento
en otros de coerción. Someterse para evitar la cólera, el desquite o el
abandono. Implica la percepción de que los propios deseos,
opiniones y sentimientos no son válidos o importantes para los
otros.
Inhibición Emocional (IE) 1
V. Excesiva inhibición de las acciones espontáneas, de los
sentimientos o de la comunicación, usualmente para evitar
la desaprobación de otros, los sentimientos de vergüenza o
Excesiva la pérdida del control de los impulsos.
vigilancia Estándares rígidos/Hipercriticismo (EIH) 6
Creencia de que uno debe procurar cumplir estándares
internalizados muy elevados de conducta y desempeño,
usualmente para evitar la crítica. Trae como consecuencia
sentirse presiona, dificultad ahora reducir la actividad y excesiva
crítica.

VIII. ANÁLISIS FUNCIONAL DE CONDUCTAS

Listado de conductas FUNCIONALES


 Adecuado aseo y arreglo personal
 Motivación para el tratamiento psicoterapéutico
 Adherencia al tratamiento farmacológico y psicoterapéutico
 Puntualidad
 Cumplimiento de las tareas asignadas en la terapia
 Sentido del humor

Listado de conductas disfuncionales


 Exceso de ansiedad al relacionarse con otros
 Tristeza
 Inseguridad
 Miedo
 Desgano

Clasificacion de las conductas disfuncionales

Exceso: Ansiedad social, distimia


Debilitamiento: Baja autoestima, HHSS
Déficit: no presenta

a)Condiciones ambientales históricas responsables del aprendizaje y constitución de la


personalidad

° Observar constantes peleas (agresiones verbales) entre los padres


° Madre con reacciones emocionales intensas
° Padre crítico y distante
° Constantes agresiones verbales y físicas por parte de los profesores
° Distanciamiento y abandono del padre en la niñez
° Experiencias de hostigamiento sexual en la niñez
° Experiencias de fracaso en el ámbito académico y laboral
° Escasa interacción social en la adolescencia
° Ausencia de la familia durante largos periodos de tiempo en la adolescencia

b) Condiciones biológicas históricas potencialmente responsables en la constitución de la


personalidad

Alta reactividad del SNA. Condiciones Psicológicas disfuncionales

Patrones familiares disfuncionales: Actitudes, esquemas, conflictos vinculados a las


figuras representativas en crianza.

 Padre agresivo, problemático se mete en problemas con la policía


 Padre abandona el hogar
 Madre nerviosa interactúa con gritos e insultos
° Madre le da al paciente la responsabilidad del hogar
c) Condiciones Psicológicas Disfuncionales
- Esquemas, creencias, trampas vitales y distorsiones cognitivas
del paciente.

° Distorsiones Cognitivas

Lectura de pensamiento: “pienso que voy a incomodar a los demás”, “pienso que llamo la
atención”, “me ven extraño”, “me van a criticar, despreciar, me van a menospreciar”, “me
van a juzgar, estarán decepcionados de mí”,. “Esa persona pensará que lo he tratado mal,
creerá que soy un engreído, se sentirá rechazada, despreciada”, “se puede molestar
conmigo”. “Mi esposa podría mal interpretarlo, puede pensar que no la tomo en cuenta,
que ya no la quiero, que me importa menos”, “está molesta conmigo”. “Me ven como una
persona poco emprendedora, conformista”, “me ven como una persona tímida, extraña”,
“ellos pueden pensar que no hago lo suficiente por la familia”, “tal vez mis hijos quisieran
que fuera como esas personas”.

Anticipación negativa: “nunca voy a lograr nada, siempre estaré así, sin ser productivo”,
“será la misma historia de siempre, cada vez que creo tener la solución las cosas no
funcionan como pensaba”, “me imagino estando solo en algún sitio, apartado, rendido”.
“Ninguno de mis planes se concretarán, me seguiré auto engañando”. “Me veo fracasado,
imagino las máquinas en venta, cosas arrumadas y pensando en hacer otra cosa”, “todo el
esfuerzo no va a ser valorado por la gente, no se le dará el valor que merece al producto”,
“no llegaré al nivel de calidad que quiero llegar”. “Me veo siendo rechazado por los clientes
porque mis productos no tienen la calidad necesaria, me imagino fracasado, desempleado
y divorciado”.

Razonamiento emocional: “siento que las cosas irán mal, tengo ese sentimiento sobre mi
futuro, es algo que no puedo cambiar”.

Debería: “debería ser más agresivo, activo, emprendedor”, yo debería estar soltero, no he
debido de tener hijos, no puedo hacerme responsable de nadie”, “tengo que tener
resultados inmediatos, sino siento que estoy perdiendo el tiempo”.

Generalización: “todo es falso, la religión, cómo te educan, eso no te lleva a ningún sitio”,
“todos están en mi contra, no me entienden, “todo el mundo es más digno que yo, es más
honesto, no finge como yo” (se refiere a cuando él decía que estudiaba y no lo hacía). “Nadie
me comprende”, “todo es falso, todos son interesados, nadie es tan bueno como aparenta”,
“mi vida fue una pérdida de tiempo, no he llegado a ningún sitio”, “mi vida es un fracaso”,
“no sirvo para nada”, “no puedo hacer nada bien”.

Etiquetación: “soy incapaz de ser productivo”, “soy pasivo, lento, calmado, poco
competitivo”. “Soy un fraude, trato de aparentar cosas que no soy”, “soy lento, soñador,
inseguro, temeroso, me desanimo fácilmente". “Soy egoísta, indiferente al dolor de los
demás”, “soy inconstante, desordenado, no tengo la capacidad de planificar las cosas”, “soy
un fracaso”, “soy mentiroso”.

Falacia de Control: “tengo algo dentro de mí que me ata, me envuelve, me desanima, quiero
hacer las cosas, pero me siento abrumado”, “mi personalidad no me deja avanzar, aunque
lo quiero”, “si quiero lograr algo tengo que luchar contra mi propia naturaleza”, “esa es mi
personalidad y no puedo cambiarla”.
Descalificación de lo positivo: “mi esposa tuvo mala suerte conmigo, por sus capacidades y
forma de ser hubiera estado con quien hubiera querido”, “lo que voy a hacer no es
importante”, “mi madre y hermanas no son objetivas, me quieren demasiado, están
engañadas”, “no me merezco el cariño de mi familia, los estoy engañando”.

° Creencias Intermedias

Valoraciones:
“si no logro lo que quiero sería terrible, confirmaría lo que pienso acerca de mí”
“sería una desaprobación por parte de mi familia y mis suegros”
“no soporto que me vean como una persona antipática, engreída”
“para mí es muy importante la imagen que los demás tiene de mí”
“es malo que las personas se den cuenta de mi nerviosismo”
“si no logro mis objetivos significa que soy un fracasado”
“las personas de mayor nivel económico o educativo son mejores, yo no estoy a su nivel”
“es terrible que te rechacen, que te critiquen”

Supuestos:
“si me niego a ayudar a los demás, ellos se molestarán conmigo”
“si digo que no, pensarán que soy un engreído, ellos se sentirán mal, se sentirán
despreciados, rechazados”.
“se darán cuenta de cómo soy en realidad y me rechazarán”
“si no soy amable, los demás me rechazaran”
“si me observan nervioso pensarán que soy extraño, que soy un incapaz”

Reglas:
“todas las personas deben aceptarme”
“debo agradarles a todos”
“debería ser más agresivo, activo, emprendedor”
“debería estar soltero, no he debido de tener hijos, no puedo hacerme responsable de
nadie”

° Creencias Centrales
Soy incapaz
Soy un fracasado
Soy inferior
Esquemas Maladaptativos (J. Young)

° Inhibición Emocional
° Autocontrol/Autodisciplina Insuficiente
° Fracaso
° Subyugación
° Abandono/Inestabilidad
° Estándares rígidos/Hipercriticismo
° Aislamiento Social

- Actitudes que mantienen y/o debilitan las trampas vitales en


la actualidad

 Intervención psicológica
 Intervención farmacológica

d) Condiciones biológicas actuales que pueden afectar a los ya aprendidos repertorios


básicos de conducta

° Manifestaciones fisiológicas de la ansiedad y depresión.

e) CONDUCTAS OBJETO DE ESTUDIO (antes de cada cuadro de triple relacional de contingencias se


define operacionalmente cada conducta.

Ansiedad Social
EDs C ERs
Externos: Emociona - Fisiológico: Externos:
Personas desconocida, Ansiedad (7-10/10) Observa que las
que va continuar Aumento de la temperatura corporal, sudoración, personas se quedan
frecuentando (5/10), tensión muscular, sensación de vacío en el mirándolo. Le dicen:
hablar de trabajos, estómago, presión en el pecho, sensación de “ya pues baila…tú no
profesiones o a qué se acidez, no tiene ganas de comer ni tomar nada. bailas”. Su esposa le
dedica (10/10), hablar dice: “puedes hacer
con personas con cargos Motor: un esfuerzo, yo he
directivos y personas de Da pretextos para no asistir a fiestas o reuniones, dejado de bailar por ti
mayor nivel económico o dice “no quiero ir, estoy cansado, tengo flojera”. 2 ó 3 veces, ahora sal
académico (10/10), Se queda sentado para que no lo vean pararse, a bailar”, “me voy a
esposos de las amigas se va a un lado, se va a una mesa a ver el buffet, buscar un bailante”.
de su esposa (10/10), coge algo para comer, camina de un lado a otro, Para sentirse aliviado
hablar con autoridades trata de mantener la conversación sólo con su el paciente evita o se
(8/10), reuniones del esposa, conversa sólo con alguna persona que retira rápidamente de
aula de sus hijos (6/10), conozca, sale sin despedirse de los asistentes. las reuniones y
paseos con los padres Permanece sentado quieto, con los puños lugares en los que se
de familia del aula (7/10), cerrados, toma su bebida rápidamente, pide una siente ansioso.
reuniones del entorno de gaseosa para continuar tomando algo o
trabajo de su esposa permanece comiendo. Se niega a bailar.
(10/10), tener que bailar Rechaza invitaciones a los reencuentros de
en una fiesta (10/10), promoción de su colegio, si ve a alguien del
clientes de su esposa colegio por la calle, cruza a la otra vereda o se va
(10/10), familia de su por otro lado, evita hablar delante de todos los
esposa y conversar con padres. Hace las cosas rápidamente, habla sólo
sus suegros (6/10), lo necesario, evita hacer preguntas, permanece
compañeros de callado y sale del lugar lo antes posible, cambia
promoción y/o de actividad constantemente.
profesores (8/10),
amigas de colegio de su Cognitivo:
esposa (5/10), pasar por “siento que estoy actuando, que mis
un lugar donde están 2 ó pensamientos son calculados”, “siento que voy a
más personas reunidas, incomodar a los demás”, “estoy mal vestido, me
al levantarse por las veo mal, tengo actitudes extrañas, impropias”,
mañana de lunes a “siento que llamo la atención”, “ojalá que nadie se
viernes (7/10). acerque a conversarme”. “Me ven extraño”, “me
Cuando lleva van a criticar, me van a despreciar, no
documentos a pertenezco a este grupo, estoy en otro nivel, mi
empresas, al pedir que lo esposa podría estar con una persona de ese
atiendan en las nivel, ha perdido la oportunidad por quedarse
empresas. conmigo”, “me van a menospreciar”, “me van a
juzgar, me van a criticar, estarán decepcionados
Internos: de mí”, “no me siento parte del grupo”. “Tengo
Pensar “no me voy a que tener resultados inmediatos, sino siento que
comportar estoy perdiendo el tiempo”, “no me estoy
adecuadamente”, “van a dedicando a lo que debo hacer, debería estar
opinar mal de mí”, “se trabajando”, “me preocupan los tiempos y lo
van a burlar de mi invertido, mi suegro ha puesto el dinero, el
aspecto”. tiempo pasa y los resultados demoran”, “él me
Cuando piensa que su puede decir que soy un fracaso, un inútil por las
suegro podría demoras”, “ésta es una oportunidad, tengo todo
molestarse o criticarlo. para lograrlo, nada está en mi contra, excepto
Al no tener resultados yo”, “si no logro lo que quiero sería terrible,
del proyecto de confirmaría lo que pienso acerca de mí”, “sería
fabricación de una desaprobación por parte de mi familia y mis
miniaturas. suegros”.

Distimia
EDs C ERs
Externos: Emocional – Fisiológico: Externos:
Está solo en casa Cuando su esposa lo
observa así trata de
Estar en silencio, Tristeza (9/10), frustración (9/10) y culpa animarlo diciéndole:
cuando llegan las (9/10). “¿Qué pasa?”, “todo
cuentas, al observa a su Desgano, cansancio, sueño, dolor de espalda va salir bien”, “hay
esposa preocupada por y ojos, durante el día Falta de energía, que ponerse fuerte,
las cuentas de la casa, debilidad y mucho sueño. no nos podemos
cuando compra algo desanimar”, “hay que
para sus hijos o para la Motor: empezar con más
casa y utiliza el dinero Permanece callado, se aísla en su taller y fuerza”. El paciente
de su esposa, practica el manejo de las máquinas mientras también refiere que
Cuando su esposa le escucha noticias en la radio. la actitud de sus
dice “ya tienes que suegros hacia él ha
producir, las cuentas Cognitivo: cambiado, refiere
vienen”, “haces las “Soy incapaz de ser productivo”, “no creo en “antes los veía más
cosas muy lento” y los mí, me tengo miedo”, “soy como un hijo, mis distantes, me hacían
días domingos. hijos ven a un padre que no puede responder más reproches,
por ellos”. “Tengo algo dentro de mí que me ahora por el contrario
Internos: ata, me envuelve, me desanima, quiero hacer me apoyan, me
Al recordar que no ha las cosas, pero me siento abrumado”. “Mi entienden”. Sus
aportado personalidad no me deja avanzar, aunque suegros lo animan, le
económicamente para quiera, soy pasivo, lento, calmado, poco ayudan
la comida, al recordar competitivo, no tengo éxito económico”. “Mi económicamente
que no puede tomar vida fue una pérdida de tiempo, no he llegado pagándole por los
decisiones respecto a la a ningún sitio”, “me doy pena y cólera yo servicios de arreglo
casa o a sus hijos, mismo”, “mi vida es un fracaso, yo soy un para su casa, le
pensar en la posibilidad fracaso”, “soy un fraude, trato de aparentar dicen: “qué bien, en
de que a la gente no le cosas que no soy”. “Debería cumplir los vez de pagarle a él
interesen los productos planes que tengo”, “debería ser más agresivo, (electricista) te pago
que va a fabricar, activo, emprendedor”, “mi personalidad no me a ti”. Además, estas
imaginar que seguirá deja avanzar, aunque lo quiero”, “si quiero conductas se
siempre en la situación lograr algo tengo que luchar contra mi propia mantienen debido a
en que se encuentra. naturaleza”. “Yo debería estar soltero, no he que el paciente
debido de tener hijos, no puedo hacerme continúa sin obtener
responsable de nadie”, “sin haber tenido un ingresos
plan de vida ya tenía un hijo”. económicos.
“Todo es falso, la religión, cómo te educan,
eso no te lleva a ningún sitio”, “todos están en
mi contra, no me entienden, “todo el mundo es
más digno que yo, es más honesto, no finge
como yo” (se refiere a cuando él decía que
estudiaba y no lo hacía). “Nadie me
comprende”, “todo es falso, todos son
interesados, actúan por interés, nadie es tan
bueno como aparenta”, “estoy solo en el
mundo”. “Otras personas tienen una
personalidad más audaz y activa, tienen
éxito”.
“Nunca voy a lograr nada, siempre estaré así,
sin ser productivo”, “será la misma historia de
siempre, cada vez que creo tener la solución
las cosas no funcionan como pensaba”, “me
imagino estando solo en algún sitio, apartado,
rendido”. “Ninguno de mis planes se
concretarán, me seguiré auto engañando”. “Si
mañana me muero se acabaría tanto
problema, podrían cobrar el seguro que tengo
y se arreglarían muchos problemas” (el 80%
de las veces). Respecto a su nuevo proyecto
de fabricación de miniaturas piensa “me veo
fracasado, imagino las máquinas en venta,
cosas arrumadas y pensando en hacer otra
cosa”, “todo el esfuerzo no va a ser valorado
por la gente, no se le dará el valor que merece
al producto”, “no llegaré al nivel de calidad que
quiero llegar”, “siento que las cosas irán mal,
tengo ese sentimiento sobre mi futuro, es algo
que no puedo cambiar”. “Lo que voy a hacer
no es importante, no va a funcionar”. “Me veo
siendo rechazado por los clientes porque mis
productos no tienen la calidad necesaria, me
imagino fracasado, desempleado y
divorciado”.

Baja autoestima
EDs C ERs

Cuando no tiene dinero, Emocional – Fisiológico: Sus suegros le han


cuando su esposa lo Tristeza (7-9/10), vergüenza e inseguridad comentado
critica por alguna (7/10). Tensión muscular, cansancio y “deberías hacer algo
decisión que haya desgano. más por la familia”,
tomado, cuando sale su esposa le hace
con sus hijos y se Motor: críticas.
encuentra con los Trata de cubrirse, intenta pasar desapercibido
papás de sus amigos, alejándose o permaneciendo callado, mira Sus amigos le hacen
en reuniones sociales, hacia abajo, llora, se aísla en su taller, camina bromas refiriendo
cuando su madre y rápidamente cuando tiene que pasar por un que está gordo, su
hermanas se muestran grupo de personas, no se quita la camiseta esposa le dice que
afectuosas con él, delante de sus amigos. se cuide, que no siga
frente a comentarios de engordando.
amigos cercanos (“con Cognitivo:
razón lo aguantan”), Piensa acerca de su personalidad “soy lento, Comentarios de que
cuando los amigos soñador, inseguro, temeroso, me desanimo es relajado y lento.
organizan una reunión y fácilmente, me conformo por comodidad, si Cuando piensa “¿por
hablan con su esposa si algo me da un poco de temor no lo hago”, “esa qué me sucede esto
se trata de aportar es mi personalidad y no puedo cambiarla”. si yo estoy tratando
dinero, cuando su “Otras personas, pase lo que pase, salen de hacer todo bien?,
madre o hermanas se adelante, se vuelven a levantar”, “quisiera por más que quiera
muestran cariñosas con tener esa fuerza de lucha, de tomar decisiones no puedo cambiar,
él o lo halagan, al bien pensadas, quisiera tener la facilidad que es mi personalidad”.
olvidarse de algo en el tienen otros de relacionarse con la gente”. “Mis
trabajo o cometer una hijos pueden compararme con esas
equivocación. personas”, “ellos pueden pensar que no hago
lo suficiente por la familia”, “tal vez mis hijos
quisieran que fuera como esas personas”.
“Soy egoísta, indiferente al dolor de los
demás”, “no me merezco el cariño de mi
familia, los estoy engañando”. En cuanto a su
aspecto físico piensa “tengo sobrepeso, soy
chato, no me gusta mi contextura, no me gusta
mi perfil, tengo las piernas gruesas y cortas”.
Sobre su rendimiento en el trabajo piensa “soy
inconstante, desordenado, no tengo la
capacidad de planificar las cosas”. Respecto a
cómo se relaciona con los demás piensa
“cuando estoy con ciertas personas me cuido
de lo que hago, no me siento relajado, me
preocupa mucho lo que opinen de mí, siempre
estoy tratando de agradar a todo el mundo”,
“mi esposa tuvo mala suerte conmigo, por sus
capacidades y forma de ser hubiera estado
con quien hubiera querido, lo que sucedió fue
que desde chicos nos juntamos”. Sobre cómo
lo ven los demás piensa “me ven como una
persona poco emprendedora, conformista”,
“me ven como una persona tímida, extraña”,
“mi madre y hermanas no son objetivas, me
quieren demasiado, están engañadas”.

Déficit en asertividad
EDs C ERs
Emocional – Fisiológico:
Esto ocurre cuando su Ansiedad (6/10) Ante esta conducta
suegro le pide que las personas se
arregle el carro, cuando Motor: muestran
su esposa le pide que Responde que sí a lo solicitado, mira hacia agradecidas con él.
entregue algún abajo o a los costados y habla en voz baja.
documento a una Esquiva a vendedores y degustadoras, les
empresa y él está dice a los vendedores que vuelvan a llamar la
ocupado en el taller. próxima semana, pregunta por cualquier cosa
Cuando sus amigos lo a los vendedores de las tiendas, responde que
llaman por teléfono y le sí a las invitaciones de sus amigos, sabiendo
dicen que están que no irá. En estas situaciones piensa “si el
reunidos y lo están proyecto no funciona habré rechazado ayudar
esperando, cuando lo a otros en vano”. “Esa persona pensará que lo
llaman por teléfono para he tratado mal, creerá que soy un engreído, se
ofrecerle promociones, sentirá rechazada, despreciada”, “se puede
cuando en una tienda el molestar conmigo”. “Tengo miedo a que me
vendedor se acerca a rechacen, que me critiquen”.
preguntarle si necesita
ayuda.

Esto ocurre cuando su Emocional – Fisiológico:


esposa, amigos o algún Siente cólera (8/10) Al observarlo
familiar le dice que hace enojado, su esposa
las cosas muy Motor: le pide disculpas, le
lentamente, que tomó Responde con monosílabos, le dice sus dice “no es para que
una decisión defectos, da excusas tratando de hacer te molestes, sólo es
equivocada, que no se cambiar de opinión a quién lo critica, una observación”. El
preocupa por hacer permanece callado durante todo el día. paciente refiere que
algo productivo. actúa de esa forma
Cognitivo: para mostrar a su
“Por qué me tienes que decir lo que tengo que esposa y otras
hacer”, “no puedo hacer nada bien, me enoja personas su enojo.
que tengan la razón”, “no sirvo para nada”, “no
puedo hacer nada bien”. “es la imagen que
doy, es la percepción que tienen de mí”. Esto
ocurre frente a las críticas de su esposa, a las
comparaciones de su suegra con un tío, y
algunos amigos.

Cuando su esposa está Emocional – Fisiológico: De esta forma evita


desayunando o Preocupación y ansiedad (6/10). las críticas de su
conversando con él el esposa, o que ella se
Al comprar algo para la Motor: moleste con él
casa Espera que su esposa empiece a hacer algo o debido a alguna
Cuando sus hijos le se retire para que él vaya al taller, permanece “desatención”.
piden permiso a su lado, conversando con ella o
escuchándola. Le pregunta a su esposa para
darle permiso a sus hijos, comprarles ropa,
comprar algo para la casa, o contratar un
servicio para la casa.

Cognitivo:
“No puedo decirle me voy al taller”, piensa “lo
que voy a hacer no es importante”, “mi esposa
podría mal interpretarlo, puede pensar que no
la tomo en cuenta, que ya no la quiero, que me
importa menos”. En las ocasiones que se retira
a su taller piensa “siento temor de que ella
suba molesta conmigo, que me llame la
atención por algo”.

X. HISTORIA PREVIA DE CONDICIONAMIENTOS

ANSIEDAD SOCIAL

Condicionamiento Cognitivo Mediacional II Modelo observacional

 Atiende: Mensajes de su mamá y hermanos “Ahora en el Salesiano vas a ver lo que


es bueno”, quejas de su hermano del colegio, advertencias de la madre y hermanas.
 Codifica: Ni me puedo mover, por cualquier cosa me van a castigar
 Retiene: Debo portarme bien, sino me castigarán.
 Recupera: En el colegio, “si no hago las cosas bien me van a castigar”

Condicionamiento Clásico

EI RI
Castigos físicos, insultos, gritos Ansiedad

EN
Colegio, profesores

EC RC
Colegio, profesores, autoridades Ansiedad

Condicionamiento Operante

Reforzamiento negativo
ED  C  ER
Fiestas Irse del lugar Disminuye su ansiedad

Reforzamiento negativo
ED  C  ER
Hablar con clientes Evitar entrar a las farmacias Disminuye su ansiedad
Salir rápidamente del lugar

Reforzamiento negativo

ED  C  ER
Hacer llamadas telefónicas Cortar el teléfono rápidamente Disminuye su ansiedad
Abreviar las preguntas

DEPRESIÓN

Condicionamiento Cognitivo Mediacional II Modelo observacional

Atiende: Mensajes de los profesores: “ustedes son bien tapados”, “van a ser propagandistas
médicos”.
Codifica: “Soy un tapado, no voy a tener éxito”
Retiene: “Si no comprendo una clase, soy un tapado”
Recupera: Cuando no comprende alguna clase, cuando no cumple sus objetivos piensa “soy
un tapado, no voy a tener éxito”

Atiende: Mensajes de los profesores: “ustedes son bien tapados”, “van a ser propagandistas
médicos”.
Codifica: “tengo que tener una buena profesión, sino seré un fracasado”
Retiene: “Tengo que tener una buena profesión”
Recupera: Al trabajar como agente de ventas “se cumplió lo que dijo mi profesor, soy un
fracasado”

Condicionamiento Operante
Reforzamiento positivo

ED  C  ER
Ejercicios de matemática Inventar las respuestas Bajas calificaciones
Pensar “no puedo, es imposible” (no estudiar)
Tristeza, culpa
BAJA AUTOESTIMA

Condicionamiento Cognitivo Mediacional II Modelo observacional

Atiende: Mensajes de los profesores “sinvergüenzas, zánganos, ociosos, vagos”


Codifica: “soy un vago”
Retiene: “soy un vago porque no me dedico a estudiar”
Recupera: Al no tener trabajo “soy un vago”

Condicionamiento Cognitivo Mediacional II Modelo observacional

Atiende: Al resolver un ejercicio de matemáticas en la pizarra, el profesor dice “este es una


bestia”
Codifica: “soy una bestia”
Retiene: “si me equivoco significa que soy una bestia”
Recupera: Al cometer un error en el trabajo, “soy una bestia”.

DÉBILITAMIENTO EN ASERTIVIDAD

Condicionamiento Operante
Reforzamiento negativo

ED  C  ER
Frente a su enamorada Mostrarse serio Evitaba que su
enamorada Cedía, ya no tocaba en se molestara.
el grupo
Decía que estaba
de acuerdo con ella

Reforzamiento negativo

ED  C  ER
Al negociar con Clientes Ceder rápidamente Disminuye su ansiedad