Está en la página 1de 6

FIEBRE Q

COXIELLA BURNETII
M o i s é s B i r e h Vá z q u e z R e y e s
ENFERMEDAD
La fiebre Q está producida por la rickettsia Coxiella burnetii, que
es un coco-bacilo gram-negativo, intracelular obligado, de un
tamaño aproximado de 0,2 por 0,7 micras.

Las principales fuentes de infección de fiebre Q son las vacas,


las ovejas y las cabras, pero también pueden serlo otros muchos
animales, entre los que figuran los domésticos. Los reservorios
de la enfermedad son esos mismos animales, y también las aves
y las garrapatas.

C. burnetii se localiza principalmente en el útero y en las


glándulas mamarias de las hembras de los animales, y en ellos
la infección se activa durante la gestación, de modo que en la
placenta se encuentran altas concentraciones del
microorganismo.

2
PATOGENIA
La fiebre Q puede adoptar dos formas:
Aguda

La primera se caracteriza una reacción inflamatoria intensa y por la


existencia de un escaso número de microorganismos, que además
son eliminados con rapidez.

Cronica.

La segunda se caracteriza por una reacción inflamatoria mucho


menos intensa y por la presencia de gran cantidad de
microorganismos, que además no son completamente eliminados.

3
Dx Tx

• El médico realizará uno o más


análisis de sangre junto con
pruebas adicionales. • El tratamiento más empleado para la

• Radiografía de tórax. La fiebre Q fiebre Q aguda consiste en

puede causar neumonía; se puede doxiciclina a la dosis de 100 mg cada

hacer una radiografía de tórax 12 horas durante 14 días.

para verificar si los pulmones se • En mujeres gestantes se recomienda


ven saludables. administrar trimetoprima-
• Ecocardiografía. Si hay sospechas sulfametoxazol a dosis de 160-800
de fiebre Q crónica, es posible que mg cada 12 horas durante todo el
el médico haga un ecocardiograma embarazo.
para verificar si hay problemas en
las válvulas cardíacas.
4
PX
El pronóstico de la enfermedad aguda es
bueno, y lo habitual es la curación del cuadro,
incluso sin tratamiento. Por el contrario la
enfermedad crónica, y en concreto la
endocarditis, tiene mal pronóstico, con
porcentajes de fallecimiento de hasta la mitad
de los casos en algunas series.

5
REFERENCIAS
• Roca, B. (2007). Fiebre Q. Unidad de Enfermedades Infecciosas. Servicio de Medicina Interna.
Hospital General de Castellón. Departamento de Medicina. Universidad de Valencia. Scielo. An. Med.
Interna (Madrid) vol.24 no.11 nov. 2007. Recuperado de:
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-71992007001100011

• OIE. (2020). Fiebre Q. Sanidad Animal en el Mundo. Enfermedades de los animales. Organización
Mundial de Sanidad Animal. Recuperado de: https://www.oie.int/es/sanidad-animal-en-el-
mundo/enfermedades-de-los-animales/fiebre-q/

• Mayo Clinic. (2017). Fiebre Q. Atención al paciente e información medica. Enfermedades y


Afecciones. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/q-
fever/diagnosis-treatment/drc-20353001

• NCEZID & DVBD. (2019). Fiebre Q. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
Recuperado de: https://www.cdc.gov/qfever/es/index.html

También podría gustarte