Está en la página 1de 266

El libro de ajedrez

para principiantes
TÁCTICAS
El libro de ajedrez
para principiantes
TÁCTICAS

David MacEnulty

Random House
Puzzles & Games
The Chess Kid’s Book of Tactics
Copyright © 2003 by David MacEnulty

Primera edición: julio de 2003.


ISBN: 0-8129-3509-8

Publicado en Estados Unidos de Norteamérica


por Random House, Inc., Nueva York.

Random House es una marca registrada de Random House, Inc.


Visite el sitio de Random House Puzzles & Games en
www.puzzlesatrandom.com


My First Book of Chess Tactics
Copyright © 2015 by David MacEnulty

Primera actualización: julio de 2015.


ISBN: 978-1-941270-1-41

Publicado en Estados Unidos de Norteamérica


por Russell Enterprises, Inc., Milford, CT.

Visite el sitio de Russell Enterprises en


www.russell-enterprises.com

Traducción y edición digital: Softhem


Fuentes tipográficas de los textos: Caxton Lt BT, ITC Kabel Std,
ITC Newtext y OzHandicraft BT Medium.
Fuente tipográfica de los diagramas: Chess Merida.
01/2020
a Elizabeth y Edward
Agradecimientos

Este libro no se habría escrito si no fuera por dos Bruces: mi mentor,


hace más de veinte años como profesor principiante, el Life Master
Bruce Alberston, cuyas innovaciones en la enseñanza del ajedrez han
iluminado cada uno de mis pasos a lo largo del camino y el National
Master Bruce Pandolfini, amigo y guía en mi viaje por el siempre
excitante mundo de la enseñanza del ajedrez.
También agradezco a los maestros Stephen Herx, Alex Beltre, Fritz
Gaspard, Mitchell Fitzko y Elizabeth Vicary, ellos hicieron importantes
sugerencias que se incorporaron al libro. Estoy en deuda con el
Grandmaster Miron Sher y el National Master Bruce Pandolfini por
brindar su sabiduría a este proyecto.
Mi agradecimiento más profundo es para mis alumnos de la Escuela
Primaria Comunitaria 70 (C.E.S. 70), quienes me enseñaron mucho del
por qué y cómo aprende la gente. Fueron la inspiración del libro y usé
muchas posiciones de sus partidas de torneos en este trabajo.
Ya pasaron algunos años desde que apareció la primera versión de
este libro. Hice varias adiciones y, espero, mejoras para esta edición.
Agradezco a Mitchell Fitzko por corregir la edición actual, me libró de
numerosos errores inoportunos. Los que aún quedan son culpa mía.
Contenido

Introducción para los padres ix


Introducción para los estudiantes xiii

1 Fundamentos del ajedrez 1


2 Resumen de tácticas 8
3 En prise 17
4 Captura una pieza más valiosa 27
5 Más (o mejores) atacantes que defensores 35
6 Doblete 44
7 Clavada 71
8 Enfilada 100
9 Descubierta y jaque a la descubierta 109
10 Jaque doble 120
11 Sobrecarga o pieza sobrecargada 127

vii
viii Contenido

12 Eliminar la defensa 138


13 Desviación 146
14 Atracción 155
15 Pieza atrapada 166
Cuatro ideas tácticas más:
16
Rayos X, Interferencia, Despeje y Molino 178
17 Hacer la captura correcta 187
18 Tácticas mixtas 203
Primera parte 205
Segunda parte 211
19 Estrategia y táctica 231
Soluciones a los problemas mixtos 245

Acerca del autor 249

NOTA DEL TRADUCTOR:


La presente versión en español del libro The Chess Kid’s
Book of Tactics contiene las correcciones y adiciones
que el autor publicó posteriormente bajo el título My
First Book of Chess Tactics. Para su edición en español se
conservó, en lo posible, el formato del primer libro.
Introducción para los padres

El libro se basa en tres grandes ideas:

1. Las tácticas se apoyan en patrones básicos que se aprenden a


través de ejercicios bien estructurados.
2. Las tácticas son el medio por el cual los ajedrecistas obtienen
una ventaja material; en igualdad de condiciones, el jugador con
ventaja material tiene más posibilidades de ganar la partida.
3. El jugador de ajedrez que sabe de tácticas vence al que no sabe.

Muchos de los problemas tácticos en este libro fueron usados para


entrenar a los jóvenes jugadores de nuestro equipo de ajedrez de la
Community Elementary School 70, en el Bronx. Estos destacados
jovencitos se convirtieron en campeones de la ciudad de Nueva York,
del estado de Nueva York y del país.
Nuestro equipo dedicó mucho tiempo a aprender los patrones básicos
de las tácticas de ajedrez. También trabajó en las aperturas, los finales
y los patrones de jaque mate, no obstante estos temas no se incluyen en
este libro. Es evidente que todas esas áreas son importantes, espero
poder compartir nuestras técnicas en futuros libros, creo que por ahora

ix
x Introducción para los padres

el aprendizaje de las tácticas es un buen inicio. El libro se enfoca en los


patrones tácticos que suelen presentarse en cualquier partida. La
intención es proporcionar al principiante, que sólo sabe mover las
piezas, una forma práctica y amigable de subir rápidamente su nivel.
Hay una cita famosa que dice que el ajedrez es 99% táctica. Ya sea
que ese número en particular sea cierto o no, no hay duda de que las
tácticas influyen enormemente para ganar o perder partidas. Muchas de
las ideas de apertura se basan en consideraciones tácticas, muchos
juegos se ganan o se pierden debido a las tácticas de medio juego y
muchos de los patrones típicos de jaque mate dependen de las tácticas
para su ejecución.
Una de las pocas veces que mi equipo fue derrotado en un certamen
se dio cuando había estado concentrado en las aperturas y había
descuidado las tácticas. Tuvimos grandes posiciones en la apertura,
pero nuestros oponentes nos superaron con el buen manejo de las
tácticas en el medio juego. Inmediatamente volvimos al ejercicio de la
táctica y tres semanas después ganamos el Campeonato Nacional en
dos niveles diferentes (Campeonato K-5 y Juvenil Universitario K-6).
Cuando empecé a enseñar ajedrez, me frustraba en la búsqueda de
material acerca de tácticas. La mayor parte de lo que había disponible
era muy difícil para los principiantes, o carecía de un enfoque temático.
No encontré un libro que rompiera los esquemas para adaptarse a la
manera que mis estudiantes novatos necesitaban. Comencé a tomar
prestado un poco de aquí y otro poco de allá, finalmente me di cuenta
de que tendría que crear mis propios materiales. Cuanto más aprendía
sobre la enseñanza, más comprendía lo que mis alumnos necesitaban y
podía preparar mejores ejercicios para ayudarles a entender de una
manera organizada y secuencial. Me di cuenta de que lo que venía
haciendo era componer ejercicios para el ajedrez muy similares a los
ejercicios que los músicos han practicado durante siglos.
Mi formación inicial fue como músico. Así que pasé miles de horas
practicando escalas, intervalos y muchos otros ejercicios para dominar
el oficio. Estas ejecuciones técnicas se basan en la idea de que dedos y
oídos de los músicos deben responder automáticamente a los miles de
patrones musicales que interpretan. Dado que la repetición es la madre
de la retención, los músicos ejercitan esos patrones una y otra vez.
Introducción para los padres xi

Este libro, entonces, es una versión ajedrecística de libros de técnicas


musicales. Primero, al estudiante se le da una idea o patrón muy
básico, y luego tiene la oportunidad de practicarla con muchos
ejemplos. Así como un músico aprende a tocar una nota, luego otra,
luego una tercera y finalmente las une para formar una simple melodía,
los ajedrecistas deben aprender un patrón, luego otro y luego unirlos en
una serie de jugadas bien orquestadas.
Los músicos necesitan un entrenamiento auditivo; los ajedrecistas
necesitan entrenamiento visual. Necesitamos ser capaces de ver
patrones en el tablero de ajedrez, de la misma manera que un músico
oye patrones de sonido. Esto sólo puede lograrse mediante la repetición,
la mecanización. Debemos ver el patrón muchas veces, en muchas
variantes, antes de que se convierta en una acción automática de
nuestro repertorio. De hecho, el reconocimiento de patrones es la clave
del éxito en todos los campos. Ya sea que se trate de trabajos como
carpintería, pintura de casas, escritura, equitación, ventas, negocios,
medicina, o cualquier otra cosa, aquellos individuos que integren
completamente los patrones correspondientes y sepan cómo aplicarlos
de manera apropiada y creativa se desempeñarán a un nivel muy alto.
Sugiero encarecidamente que, de la misma manera que un músico
practica un ejercicio muchas veces, el estudiante repase el libro muchas
veces. Cuantas más veces ve el jugador un patrón, más se apropia de
esa herramienta. Como dijo el gran maestro de artes marciales Bruce
Lee: Sin técnica no puede haber arte. El libro fue diseñado para
desarrollar un aspecto importante de la técnica del ajedrez, el del
pensamiento táctico.
En la etapa temprana del desarrollo de un jugador de ajedrez,
verificar la respuesta es indispensable para el jugador. Por esta razón,
doy las soluciones al final de la página. Así, el estudiante podrá
comprobar rápidamente su respuesta sin tener que ir al final del
capítulo o al final del libro para encontrar la jugada correcta. La letra de
las respuestas es intencionalmente pequeña, de forma que el estudiante
las pueda cubrir fácilmente mientras trata de resolver los problemas.
Una vez que los haya resuelto, ¡que verifique sus respuestas! A
continuación debe mirar el patrón otra vez, para que fije la imagen en
su mente.
xii Introducción para los padres

Al final de cada capítulo, se encuentran varias partidas basadas en la


táctica mostrada en ese capítulo. En dichas partidas, uno de los
contendientes comete un error típico. Con frecuencia los errores en el
ajedrez conducen a un tema táctico. Una buena parte de las victorias en
el ajedrez recae en saber aprovecharse de los errores del oponente.
Todos los jugadores de ajedrez cometen errores. Reconocer y sancionar
los errores del oponente es esencial para jugar un ajedrez ganador. Un
error no sancionado, casi siempre convierte esa mala jugada en un
ataque ganador.
La sección final de los ejercicios, Tácticas combinadas, Parte dos, es
un salto significativo con respecto al grado de dificultad de las
anteriores. En los primeros ejercicios, la táctica simplemente está ahí,
esperando a que el estudiante la encuentre; pero en la sección final,
éste debe descubrir la jugada que conforma el truco táctico. Para
lograrlo requerirá de mucho más razonamiento y paciencia —dos
cualidades que distinguen a los jugadores de ajedrez.
Si los ejercicios finales les parecen demasiado difíciles al principio, se
sugiere que armen la posición en un tablero y traten de resolverla con
todas las piezas involucradas frente a ellos. Se recomienda que intenten
resolver los problemas sin mover ni tocar las piezas. El secreto está en
que los resuelvan en sus cabezas, como si estuvieran jugando una
partida real con el contrincante enfrente. Se necesita mucho
autocontrol, sí, pero los beneficios obtenidos bien valen la pena.
Finalmente, si después de unos quince minutos de tratar de
encontrar la solución, siguen atascados, sugiero que busquen la
respuesta e intenten visualizar todas las jugadas; de nuevo, sin mover
las piezas. Después de que comprendan perfectamente las jugadas sin
tocar las piezas, ya pueden practicar la secuencia moviendo las piezas.
Introducción para los estudiantes

Las tácticas son los trucos y técnicas que los ajedrecistas usan para
obtener una ventaja rápida en el juego. Las tácticas ganan partidas, es
así de sencillo.
Este libro está lleno de esos trucos y técnicas. Cuanto más sabes,
mejor juegas. Cuanto mejor juegues, más ganas. La mejor manera de
aprender las tácticas es practicarlas, así que aquí encontrarás mucho
material para practicar.
Primero te daremos una idea simple, luego te ofreceremos desafíos
para que los resuelvas y te ayuden a fijar esa idea en la mente. De esta
manera, cuando veas una situación similar en tus propias partidas,
podrás usar tu experiencia para obtener una posición ganadora.
Con el propósito de facilitarte la comprobación de tus respuestas, en
la parte inferior de la página de ejercicios está la solución. Trata de
resolver los problemas sin ver las respuestas, cúbrelas mientras las
buscas en tu mente. Una vez que hayas resuelto todos los desafíos de
una página, comprueba si los entendiste bien. Si se te escapó alguno,
regresa y estudia la posición para saber dónde te perdiste la jugada
correcta. Luego pasa a la página siguiente. Pero si ves que te faltaron
más de uno en la página, retrocede y realiza el capítulo completo.

xiii
c a p í t u l o




1

Fundamentos del ajedrez

Denominación de las casillas

Para entender el contenido del libro, debes comprender la notación


algebraica. Afortunadamente, es fácil de aprender. Lo primero que hay
que hacer es saber cómo se le da nombre a cada casilla.
El tablero de ajedrez es un cuadrado formado por sesenta y cuatro
cuadrados más pequeños, llamados casillas. Las casillas van colocadas
en ocho hileras de ocho cada una.

Las hileras que van de izquierda a derecha se llaman FILAS.


Las filas se numeran del ‘1’ al ‘8’.
Las hileras que suben y bajan por el tablero se llaman COLUMNAS.
Las columnas se identifican con las primeras ocho letras del alfabeto,
de la ‘a’ hasta la ‘h’.

1
2 Fundamentos del ajedrez







 - - - - - - - - - - - - - - - FILA 4


---------------

 


COLUMNA d
La figura de arriba es un ejemplo de cómo llamamos a las casillas, la
estrella de cinco picos del diagrama está en el cruce de la columna d y
la 4ª fila. Así que la estrella está en la casilla que llamamos d4.
La ‘d’ es una letra minúscula y va siempre antes que el número. No
la escribiríamos como D4, ni como 4d. En el ajedrez, siempre
nombramos la columna primero y con una letra minúscula.

¿En qué casilla está la estrella de cuatro picos? respuesta: g2

Nombre de las piezas

Hay seis piezas diferentes en los bandos de ajedrez. En la siguiente


página están los nombres de las piezas, el símbolo usado para la
anotación y las figuritas que las representan en nuestros diagramas.
Ten en cuenta que usamos sólo letras mayúsculas como símbolos
para las piezas. De esta manera no habrá confusión entre la letra
mayúscula ‘A’ para nombrar el alfil y la minúscula ‘a’ para nombrar la
columna a.
Como verás, a la reina la llamamos Dama y usamos la letra ‘D’ como
su símbolo. Esto es porque la palabra Reina comienza con la ‘R’ y
necesitamos esa letra para nombrar al Rey.
Fundamentos del ajedrez 3


Nombre Símbolo Figura 
Rey R  
Dama D  
Torre T  

Alfil A  
Caballo C  
Peón P  

Otros símbolos usados en el ajedrez
x en la escritura de las jugadas indica una captura.
+ al final de una jugada indica que esta jugada pone al rey
oponente en jaque.
++ al final de una jugada indica un jaque doble (ve página 122).
# al final de una jugada indica que esa jugada da jaque mate.
O-O se usa para indicar enroque del lado del rey, donde hay dos
casillas entre el rey y la torre.
O-O-O se usa para indicar enroque en el flanco de la dama, donde hay
tres casillas entre el rey y la torre.
1-0 significa que ganan las blancas.
0-1 significa que ganan las negras.
½-½ significa que el juego es un empate o tablas.
! indica una jugada fuerte.
? indica una jugada débil o un error.
des des significa descubierta.

Lectura y escritura de la notación de ajedrez

Leer y escribir la notación de ajedrez es muy sencillo una vez que sabes
los nombres de las piezas y los nombres de las casillas.
Hay varias formas de notación, pero la más popular y la más fácil de
entender es la notación algebraica. En este libro usaremos el siguiente
estilo.
4 Fundamentos del ajedrez

Primero, comenzamos con un número. El número solo nos dice en


qué jugada estamos. Por lo tanto, si hay un 1. se trata de la primera
jugada y si hay un 5. se trata de la quinta.
Luego va el símbolo de la pieza que se está jugando: R de rey, D de
dama, A de alfil, C de caballo o T de torre. Pero si es un peón el que
juega, entonces no se anota ningún símbolo.
Finalmente, nombramos la casilla a la que se mueve la pieza.










En el diagrama, las blancas han movido un peón de e2 a e4 y las
negras movieron un peón de e7 a e5. Esta es la primera jugada para
cada bando, lo escribimos como:
1. e4 e5
La jugada de las blancas se anota a la izquierda y la de las negras a
la derecha. Como son peones los que jugaron, no llevan símbolo.










Fundamentos del ajedrez 5

En la segunda jugada, ambos bandos sacaron un caballo y las


jugadas quedan escritas así:

1. e4 e5
2. Cf3 Cc6 Aquí usamos el símbolo de una pieza (C de caballo).

La siguiente jugada de las blancas es

3. d4

Ahora el tablero se verá así:












En la tercera jugada de las negras, éstas capturan el peón en d4.










La escribimos como

3. … exd4
6 Fundamentos del ajedrez

El 3. significa que es la tercera jugada de esta secuencia. Los tres


puntos indican que es la jugada de las negras. La ‘x’ significa que se ha
realizado una captura.
A continuación, las blancas recapturan el peón con el caballo en f3.
Escribimos esto como

4. Cxd4.

En este libro, las jugadas se escriben a menudo en forma de párrafo.


Entonces, las jugadas que hemos mostrado hasta ahora se verían así:
1. e4, e5; 2. Cf3, Cc6; 3. d4, exd4; 4. Cxd4.
Si dos piezas similares pueden llegar a la misma casilla, debes
indicar claramente cuál de ellas es la que juega. Por ejemplo, digamos
que tienes un caballo en c3 y otro en d2. Si el caballo en c3 juega a e4,
lo debes escribir como 1. C(c)e4. De esta manera sabemos que es el
caballo de c3 y no el caballo de d2 quien se mueve a e4.
Creo que esto es suficiente para que puedas leer toda la notación
usada en el libro.

Guía para el intercambio

El intercambio en el ajedrez se realiza cuando capturamos piezas de


nuestro oponente y él captura piezas de nosotros. Para hacer un buen
intercambio, necesitamos saber el valor de las diferentes unidades.
Estos valores en puntos indican la fuerza relativa de las diferentes
unidades del ejército de ajedrez. La dama, que es la pieza más
poderosa, vale más puntos. El peón, por tener movimientos más
limitados, tiene un valor en puntos más bajo.
Si hay igualdad de condiciones en la partida, la siguiente tabla te
ayudará a comprobar si estás logrando o no un intercambio igualitario
cuando canjeas piezas o peones. Sin tomar en cuenta la excepción
indicada después de la siguiente tabla, claro que es mejor obtener más
puntos que los que logra tu oponente.
Fundamentos del ajedrez 7

Valor de las piezas en puntos

 D Dama = 9 puntos
 T Torre = 5 puntos
 A Alfil = 3 puntos
 C Caballo = 3 puntos
 P Peón = 1 punto
 R Rey = La partida

Como ya sabes, el rey no puede ser capturado y por lo tanto no tiene


un valor en puntos. Sin embargo, dado que estos puntos reflejan el
poder de la pieza, la mayoría de los jugadores fuertes opinan que al rey
se le puede dar un valor de cuatro puntos, cuando actúa como una
unidad de combate más. Esto se aprecia mejor en los finales, donde al
rey a menudo se le considera un atacante un poco más fuerte que el
caballo o el alfil, pero no tan fuerte como una torre.
Los valores en puntos son únicamente para ayudarte a decidir si
realizas o no un intercambio. No obstante, la posición en el tablero es la
verdadera indicación del valor absoluto de una pieza dada en un
momento dado. Si tu oponente tiene una dama, una torre, dos alfiles y
cinco peones, y tú sólo tienes una torre y un alfil, probablemente estás
en grandes problemas. Si te toca jugar, sin embargo, y tienes jaque
mate en esa jugada, tu torre de cinco puntos y tu alfil de tres puntos
valen más en ese momento que la dama de nueve puntos de tu
oponente, su torre de cinco puntos, sus dos alfiles de tres puntos y sus
cinco peones de un punto. En ese momento, tus ocho puntos valen más
que los veinticinco de tu oponente. El jaque mate gana la partida.
c a p í t u l o




2

Resumen de tácticas

Las tácticas son los trucos y técnicas que los jugadores de ajedrez
emplean para conseguir una ventaja rápida sobre sus oponentes.
Comenzaremos con las ideas más elementales y de allí subiremos poco
a poco el nivel. Las tácticas se pueden preparar cuando:

1. Hay piezas dispersas (piezas que están desprotegidas);


2. hay piezas mal protegidas;
3. las piezas están alineadas en filas, columnas o diagonales, de
manera que se arriesgan a un ataque;
4. el rey está expuesto o está de alguna manera vulnerable.

Cuando adviertas cualquiera de esas situaciones en el tablero, ¡busca


aplicar las tácticas! Si no percibes ninguna de las condiciones
anteriores, lo más probable es que no haya golpes tácticos que dar.

8
Resumen de tácticas 9

Las tácticas que vamos a estudiar en este libro son:

En Prise
Si estás en posibilidad de capturar una pieza gratuitamente, se dice que
esa pieza está en prise. Una pieza se encuentra en prise, cuando está
bajo amenaza y desprotegida.

Captura una pieza más valiosa


Si intercambias piezas y la que capturas vale más que la que pierde,
obtienes ventaja material. Por ejemplo, si capturas una torre con tu alfil
y pierdes el alfil. Entonces has capturado una pieza más valiosa que la
que pierdes y con ello logras una ventaja en material.

Más (o mejores) atacantes que defensores


Aquí la idea es atacar a algo más veces de las que está defendido. Si
atacas algo tres veces y sólo está defendido dos veces, puedes
obtenerlo. Una idea similar es cuando algo está defendido por piezas
más valiosas que las que atacan. Una observación interesante que se
puede hacer aquí es que, a menudo, una pieza menos valiosa es mejor
defensora que una de más valor. Por ejemplo, si un alfil está atacado
por un caballo y una torre, pero lo defienden el rey y la dama, entonces
el alfil está en serios problemas. Aunque los defensores igualan en
número a los atacantes, ninguno de esas piezas puede arriesgarse a ser
capturada. Así que el caballo o la torre podrían tomar tranquilamente al
alfil.

Doblete
En el ajedrez se produce un doblete cuando una unidad ataca a dos o
más unidades enemigas al mismo tiempo. El doblete es una forma de
ataque doble, este último término tiene un significado mucho más
amplio. Todas las piezas pueden hacer doblete, incluso el rey; pero la
10 Resumen de tácticas

dama y el caballo, al atacar en ocho direcciones distintas, son las


mejores piezas para hacer dobletes a las unidades enemigas.

Tácticas de líneas rectas: clavada, enfilada, descubierta y jaque doble.


Existen cuatro tácticas en las que se aprovecha la cualidad de las tres
piezas de largo alcance —dama, torre y alfil— para atacar a lo largo de
las líneas rectas del tablero: columnas, filas y diagonales.

Clavada
Una clavada se presenta cuando una pieza de largo alcance —dama,
torre o alfil— ataca a una unidad enemiga, de manera que si la unidad
atacada se mueve, deja que el ataque caiga sobre una pieza más valiosa
que está detrás de ella. Toma en consideración que las piezas atacadas
están alineadas. Si la clavada se da contra el rey se llama clavada
absoluta, porque la pieza clavada tiene prohibido mover. Si lo
intentara, dejaría al rey en jaque. Como nunca puedes hacer una jugada
que ponga a tu rey en jaque, va contra las reglas mover una pieza que
está clavada al rey. A las demás clavadas se les conoce como clavadas
relativas. Aun cuando no es buena idea mover la pieza atrapada en una
clavada relativa, no va en contra de las reglas del juego; pero
seguramente te hará perder una pieza de más valor.

Enfilada
La enfilada se parece a la clavada, solo que en lugar de atacar a una
pieza más débil que está delante de otra de más valor, es la pieza más
valiosa la que está delante y es la atacada. Cuando esta pieza valiosa se
aleje para escapar del ataque, podrás capturar la pieza detrás de ella.
Aunque las piezas atacadas fueran de igual valor, digamos dos
caballos, también se le llama enfilada a esta táctica.

Descubierta
Una descubierta es como la clavada y la enfilada, excepto que en lugar
de una unidad enemiga entre tu pieza de ataque de largo alcance y el
objetivo enemigo, es una de tus piezas la que bloquea el ataque. En la
Resumen de tácticas 11

descubierta mueves tu pieza bloqueadora, la llevas fuera del camino,


para despejar el ataque que dará la pieza de largo alcance que está
detrás de ella. Seguramente, te gustaría hacer daño extra con la pieza
que mueves. Esto es posible si atacas algo más con dicha pieza,
entonces ya tienes dos ataques al mismo tiempo. En casos así, tu
oponente va a renunciar a alguna de las unidades atacadas.

Jaque doble
Un jaque doble es un tipo de descubierta muy poderoso. Una pieza se
mueve y deja al descubierto un jaque sobre el rey enemigo, pero
además, la pieza que se movió también da jaque. Cuando el rey está en
jaque desde dos direcciones, debe desplazarse para escapar. La captura
o el bloqueo de un jaque todavía dejan al otro en vigor. En algunas
situaciones el rey logra salir de un jaque capturando la otra unidad que
le ataca, pero incluso en este caso, el rey debe moverse. Un jaque doble
paraliza a todo el bando mientras el rey hace una jugada para escapar
de ambos ataques.

Tácticas de debilitamiento: eliminar la defensa, sobrecarga y desviación.


Todas estas son formas de apartar una pieza de la tarea que realiza.
Cada una de estas tácticas tiene un significado ligeramente diferente,
pero todas tienen que ver con hacer que una pieza enemiga se retire de
su puesto de protección, o también con aprovecharse del hecho de que
no puede retirarse de su puesto de protección. Si logras hacer que la
pieza protectora se vaya, ya sea capturándola (eliminar la defensa),
forzándola a tomar una de tus piezas (sobrecarga) o ahuyentándola
(desviación), entonces podrás capturar la pieza que protegía.

Eliminar la defensa
Eliminar la defensa simplemente consiste en capturar la pieza que
protege a otra que quieres capturar. Si eliminas al guardia, ya no hay
quien proteja al tesoro. Así que, primero captura al guardia para luego
llevarte el tesoro.
12 Resumen de tácticas

Sobrecarga
La sobrecarga, también conocida como pieza sobrecargada, se refiere a
una pieza que está haciendo el trabajo de dos, es decir, tiene asignada
dos actividades en ese momento.

Desviación
Una desviación consiste en expulsar una pieza de un puesto defensivo
importante. Para hacer esto atácala o fuérzala a capturar una de tus
piezas con el fin de que se aleje. Al aceptar el sacrificio, la pieza se
desvía de su posición original y ya puedes tomar ventaja de su
ausencia. Algunos autores llaman a esta idea deflexión o alejamiento.

Atracción
A veces quieres que una pieza enemiga se coloque en una casilla donde
le puedas hacer algo. La táctica utilizada para llevarla allí se llama
atracción. Otras palabras que se usan para la misma idea son
encaminamiento, seducción y señuelo o carnada. Ciertos autores usan
el término atracción sólo cuando se trata de finales de partida, cuando
un bando con un peón lateral pasado lo sacrifica para alejar al rey
contrario del grupo principal de peones, quienes están al otro lado del
tablero. Sin embargo, Bloch y Seirawan, en sus excelentes libros de
táctica, usan el término tal como se aplica en este libro.

Pieza atrapada
Si una pieza no tiene una jugada segura qué hacer, entonces ha
quedado atrapada. Atácala y tómala.

Rayos X
Los rayos X se producen cuando una pieza de largo alcance —dama,
torre o alfil— ataca o protege a través de una unidad enemiga,
generalmente de mayor valor que la que está detrás.
Resumen de tácticas 13

Interferencia
Las líneas de acción entre piezas, o entre una pieza y una casilla
importante, son a menudo esenciales para el éxito de un ataque o una
defensa. Entonces, una interferencia se da cuando un bando interpone
una de sus unidades para romper la línea de acción entre piezas
contrarias.

Despeje (o sacrificio por desalojo)


A veces un jugador necesita llevar una pieza a una casilla, pero esa
casilla está bloqueada, no por el bando contrario, sino por una pieza
propia. La solución puede ser sacrificar la unidad que estorba, para
quitarla del camino y así la otra unidad pueda ocupar esa casilla.

Molino de viento
El molino de viento, o simplemente molino, es una táctica poco común.
Sucede cuando un jugador pesca al rey contrario en tal situación que lo
obliga a moverse hacia adelante y hacia atrás, solo en dos casillas, y
cada vez lo somete a jaque. Uno de los jaques es jaque a la descubierta,
que permite que la pieza que se movió vaya y capture algo antes de
regresar a dar un jaque propio. Al jaquear repetidamente, el bando que
lo hace elimina muchas unidades enemigas, destrozando la posición del
bando contrario.

Hacer la captura correcta


Hacer la captura correcta cuando tienes la opción de tomar dos (o más)
piezas distintas puede significar la diferencia entre ganar o perder la
partida.
Hay muchas ocasiones en las que el joven ajedrecista amenaza a
una pieza enemiga y su oponente hace una jugada que permite que esa
pieza sea tomada. Las jugadas de tu oponente cambian mucho las
condiciones existentes en el tablero. A veces tu adversario simplemente
14 Resumen de tácticas

cometió un error y puedes llevarte gratuitamente la pieza que atacaste


primero. Sin embargo, otras veces no es un error, es una trampa, y si
vas por la pieza que amenazaste, al cerrarse la trampa estarás perdido.
Siempre que tengas que tomar decisiones acerca de una captura,
asegúrate de elegir la correcta. Si eliges la captura equivocada,
terminarás mal parado.
El legendario Maestro Nacional Doug Bellizzi, constantemente dice
“analiza bien cada captura”. Muchos jugadores novatos capturan
precipitadamente. Sólo porque puedes tomar una pieza no significa que
debas tomarla. Siempre busca otras opciones, si no encuentras una
jugada mejor, la primera no se habrá ido mientras pensabas. Sin
embargo, si no buscaste una mejor opción y te vas con la primera que
viste, si resultó ser un error estarás en problemas con la partida.
Esta táctica no la encontrarás en la mayoría de los libros. En este
libro se incluye un capítulo exclusivo sobre la captura, allí se exponen
varios errores típicos que suele cometer el jugador principiante y se
muestra por qué se cometieron.

Ataque
En el ajedrez, el ataque significa que una pieza está en posición para
capturar una pieza enemiga en la siguiente jugada. En el diagrama de
abajo, por ejemplo, el alfil blanco en f1 podría jugar a c4 para atacar la
torre negra.











Resumen de tácticas 15

Aquí atacar difiere un poco del uso habitual que hacemos de esta
palabra. En el lenguaje común, si decimos que una persona atacó a
otra, queremos decir que ya hubo contacto real entre las dos personas.
En el ajedrez, atacar solo significa amenazar con ese contacto.

Captura (o toma)
Una captura se da cuando se ejecuta el ataque amenazado. Así que, en
el diagrama anterior, si la torre no se mueve, las blancas la tomarán
con el alfil.

Táctica y estrategia
El último capítulo es una breve exploración de la relación que hay entre
táctica y estrategia. Las tácticas son los lances a corto plazo que
cambian radicalmente la posición en el tablero. Dobletes, descubiertas y
jaques dobles, por ejemplo, pueden convertir inmediatamente una
posición de igualdad en una de superioridad aplastante. La estrategia
es la planificación a largo plazo para alcanzar un objetivo en particular,
tal como tener mejor movilidad de las piezas, mejor estructura de
peones, más espacio, un rey más seguro, ganar el control de una
columna abierta, sacar ventaja de una superioridad de material, o
detener los planes de tu oponente. Hay muchos aspectos y elementos de
la estrategia, solo que el jugador con una mejor estrategia será
probablemente el que más golpes tácticos dé. Una estrategia ganadora
nos lleva a tácticas ganadoras.
En los primeros niveles del ajedrez, las tácticas pueden surgir en
cualquier momento, porque los jugadores menos experimentados
cometen más y mayores errores. A medida que los jugadores ganan en
habilidad y son capaces de prever y anticipar las posibilidades tácticas
de su oponente, ya no se producen con frecuencia los golpes tácticos.
En los niveles más altos de juego, las tácticas usualmente se dan como
resultado de una estrategia superior. Las tácticas son la forma en que
demuestras que tu estrategia fue mejor que la de tu oponente.
16 Resumen de tácticas

En las partidas finales del libro seguimos las ideas estratégicas de


dos experimentados jugadores de torneos (uno fue campeón del
mundo), para disfrutar de los fuegos artificiales tácticos que estallan
desde una visión estratégica superior.

Ya sea para convertir una estrategia superior en una victoria rápida o


para aprovechar el error del oponente o un giro inesperado de los
acontecimientos, es esencial desarrollar una visión muy atenta a las
tácticas que puedan surgir. Ese es el principal objetivo del libro.

Una nota acerca de la terminología


Los términos usados en este libro son muy comunes en el ambiente
ajedrecístico, sin embargo hay desacuerdos ocasionales sobre los
significados precisos. Por ejemplo, si se cambia de lugar una pieza que
defiende a otra, se ha ejecutado una táctica que nosotros llamamos
desviación (deflexión). Alguien diría que como se ha ahuyentado a la
pieza defensora a eso se le llama eliminar la defensa. En este libro, la
táctica eliminar la defensa significa que realmente se captura la pieza
defensora, es decir, se elimina del tablero. Lo fundamental aquí es que,
sin importar cómo llamen a la táctica, ambos jugadores estén
conscientes de qué hacer en una posición así. Cada uno puede utilizar
un término diferente, pero definitivamente deben coincidir en la jugada
que tienen que hacer.
c a p í t u l o




3

En Prise
(Capturar gratuitamente una pieza.)

¿cuál es la gran idea?


Si estás atacando una pieza o peón que tu
adversario ha dejado desprotegido, simplemente
captura. Es gratis. No hay trucos ni trampas en
la posición. Si hubiera trucos o trampas, y
tuvieras que pagar un precio por esa captura,
entonces no está en prise.

17
18 En prise

En el diagrama de abajo, las blancas tienen una captura fácil. El alfil


negro en f7 no está protegido y está atacado por la torre blanca en f3.
Como le toca jugar a las blancas, la torre simplemente se lanza en
picada y captura el alfil. Es claro que el alfil está en prise.











Juegan blancas.

Qué hacer
Los jugadores de ajedrez deben observar todo el
tablero. Necesitamos saber dónde está cada pieza y qué
puede hacer cada una antes de tomar una decisión
sobre qué pieza jugar.
1. Encuentra una pieza tuya que ataque a una pieza no
protegida.
2. Toma la pieza no protegida.
En prise 19

Desafíos: En prise
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan negras

respuestas:
1. 1. Rxb4. El caballo está protegido por el peón.
2. 1. ...Rxe5. La torre está protegida por el caballo.
3. 1. ...cxb5. Observa que 1...Txd4 no es gratis: el caballo recaptura d4; es un simple intercambio
que también pierde el peón después de 2. Cxd4+ y 3. Cxb6.
4. 1. ...cxb6+.
20 En prise

Desafíos: En prise
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan blancas 6. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan blancas 8. Juegan negras

respuestas:
5. 1. cxd5.
6. 1. …Axh1.
7. 1. Cxe7.
8. 1. …Txg6.
En prise 21

Desafíos: En prise
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan blancas 10. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan blancas 12. Juegan negras

respuestas:
9. 1. Rxf3. El alfil y el peón se protegen mutuamente. Tomar alguno de ellos con el rey es ilegal.
10. 1. …Axf3.
11. 1. Dxb7.
12. 1. …Txc3.
22 En prise

Desafíos: En prise
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
13. Juegan negras 14. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
15. Juegan blancas 16. Juegan blancas

respuestas:
13. 1. …Dxb2.
14. 1. …gxh4.
15. 1. Axa8.
16. 1. Cxd8.
En prise 23

Desafíos: En prise
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
17. Juegan blancas 18. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19. Juegan blancas 20. Juegan negras

respuestas:
17. 1. Axf6.
18. 1. …Dxh1.
19. 1. Cxe5.
20. 1….Axa1 (... exf3 es una buena jugada, pero el caballo no está en prise; el peón será
recapturado. Sin embargo, esto nos lleva al siguiente capítulo, Captura una pieza más valiosa.)
24 En prise

partidas donde destaca


En prise

Partida 1
En igualdad de condiciones, el bando con más fuerza en el tablero
debería ganar. Si perder un peón sin nada que mostrar es muy malo,
perder una pieza resulta una catástrofe.
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Ac4 Ac5
4. Cg5?? Ve el diagrama.











4. … Dxg5
¡Oops! Cae un caballo sin nada que lo justifique.
Esta situación ha ocurrido innumerables veces en las partidas de
estudiantes. La cuarta jugada de las blancas, además de regalar una
pieza, es también la violación a dos importantes principios de la
apertura: 1) a menos que tengas una razón muy buena, en la apertura
no muevas la misma pieza dos veces (¿para qué mover una pieza dos
En prise 25

veces cuando podrías usar esa segunda jugada para sacar otra pieza?);
y 2) no lances un ataque importante hasta que todo tu equipo esté listo
(¿qué iba a hacer el caballo, enfrentarse solo a todo el ejército negro?).
Oirás que no es bueno sacar a la dama desde el principio, pero si tu
contrincante quiere regalarte un caballo, sacar a la dama para que se lo
lleve es sin duda una buena decisión. Aunque está fuera del alcance de
este libro, permítanme mencionar aquí que la razón para no sacar a la
dama antes de tiempo es que se convertiría en un objetivo para las
piezas de tu oponente. Además, es posible que tu oponente desarrolle
sus piezas mientras persigue tu dama. Esto retrasará el desarrollo de
tus piezas e incluso corres el riesgo de perder la dama. Sin embargo, si
tu oponente no tiene una forma efectiva de perseguir a la dama, ésta es
una pieza poderosa en el tablero. Así que, para ganar un caballo bien
vale la pena sacar temprano a la dama. Como ves, existen algunas
excepciones a los principios generales.

Partida 2
Apertura del centro
De nuevo, de un juego de estudiantes, este es otro caso de ceguera
en ajedrez. ¡Las blancas no se dieron cuenta de que su dama era
atacada! Inocentemente dejaron a la dama en prise.



1. e4
2. d4
e5
exd4

3. Dxd4 Cc6 
4. Cc3?? 
Ve el diagrama. 

4. … Cxd4

¡Ah! 

26 En prise

Partida 3
Apertura escocesa de los cuatro caballos
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Cc3 Cf6
4. d4 exd4
5. Cxd4 Ab4
Hasta ahora, todo bien para ambos bandos. La última jugada de las
negras clavó (ver Capítulo 7) el caballo c3 al rey. Como el caballo está
ahora atrapado en una clavada absoluta, ya no protege al peón e4.
6. Ad3? Ve el diagrama.
Las blancas vieron la amenaza y protegen inmediatamente al peón.
Desafortunadamente, el alfil d3 bloquea a la dama d1 quien deja de
proteger al caballo d4.











6. … Axd4
La jugada del alfil blanco puso al caballo en prise. Las blancas
deberían haber jugado 6. Cxc6, y después de 6. ... bxc6, 7. Ad3 sí es
buena, ya que el caballo d4 ha sido intercambiado.
c a p í t u l o




4

Captura una pieza más valiosa


(Consigue más puntos que los que pierdes.)

¿cuál es la gran idea?


Cuando intercambias piezas, si la que tomas es
más importante que la que pierdes, entonces
habrás conseguido una ventaja material.

27
28 Captura una pieza más valiosa

Supongamos que atacas una torre con tu caballo, pero si tomas la torre,
tu oponente capturará tu caballo. ¿Te conviene tomar la torre? ¡Claro
que sí! El caballo vale tres puntos y la torre cinco. Saldrás con dos
puntos de ventaja, eso es ventaja material.
En el diagrama de abajo, si llevas las negras ¿qué pieza puedes
capturar que sea más importante que la pieza que perderás?


 Qué hacer
 1. Encuentra una pieza que esté
 siendo atacada.
 2. Comprueba los valores
 relativos de las piezas.
 3. Si la pieza bajo ataque vale
 más que la pieza atacante,
 entonces captúrala y obtén
ventaja material.


No es el peón de a3, ya que el alfil vale más que el peón. No es el


caballo en d4, porque los caballos y los alfiles tienen el mismo valor (3
puntos). ¡Captura la dama (9 puntos)! 1. … Txg4! Aunque pierdas tu
torre (5 puntos) con el peón h3, obtienes una pieza más valiosa que la
que pierdes. Así habrás conseguido cuatro puntos de ventaja material.
Captura una pieza más valiosa 29

Desafíos: Captura una pieza más valiosa


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan blancas 4. Juegan negras

respuestas:
1. 1. Cxf6 +.
2. 1. Axf6.
3. 1. Axa8.
4. 1. …Txh5.
30 Captura una pieza más valiosa

Desafíos: Captura una pieza más valiosa


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras 6. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan blancas 8. Juegan blancas

respuestas:
5. 1. …dxc3.
6. 1. Ad8.
7. 1. exf6.
8. 1. Axa5. 1. fxe4 también gana más material del que pierde, pero tomar la dama es mucho mejor.
Siempre observa a tu alrededor para ver si hay una mejor jugada.
Captura una pieza más valiosa 31

Desafíos: Captura una pieza más valiosa


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan negras 10. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan negras 12. Juegan negras

respuestas:
9. 1. …Axe3.
10. 1. Cxd7.
11. 1. …dxe4.
12. 1. …axb3.
32 Captura una pieza más valiosa

partida donde destaca


Captura una pieza más valiosa

Partida 4
Defensa escandinava (o Contra de centro)
En este juego, las negras trataron de jugar una apertura que no
entendían realmente. Eso siempre es arriesgado, pero al menos te da la
oportunidad de aprender algo.
1. e4 d5
2. exd5 Dxd5
3. Cc3
Desarrollo y ataque a la dama.
3. … Dd8
La mayoría de los jugadores aquí prefieren 3. ... Qa5. Se aparta del
camino, pero no pierde de vista el centro.
4. Cf3
Desarrollo sin problemas. Sacar los caballos tempranamente suele
ser una excelente idea. Las blancas obtienen una gran ventaja en el
desarrollo.
4. … Ag4

Esto ataca al caballo y detrás de él, en la línea de ataque, está la


dama. A eso se le llama clavada (véase el Capítulo 7). Sin embargo, esta
clavada es un tanto prematura. Las negras no tienen a nadie más en la
zona para aumentar la presión sobre el caballo clavado. Mejor hubiera
sido sacar el caballo b6 a c6.
5. Ae2
Esa jugada rompe la clavada (véase también el Capítulo 7).
Captura una pieza más valiosa 33

5. … Axf3
Otro error. Las negras cambian al alfil por el caballo, no sólo ayudan
a las blancas a llevar el alfil a una casilla mejor, sino también le dan la
ventaja de los dos alfiles. Dos alfiles y un caballo se consideran
generalmente un poco más fuertes que dos caballos y un alfil. Observa
también que en la jugada anterior a ésta, las negras tenían una pieza
en esa zona y las blancas dos. Ahora las blancas todavía tienen dos
piezas allí y las negras ninguna.
6. Axf3
El alfil se encuentra en una posición excelente en la gran diagonal.
Tiene el ojo puesto sobre b7.
6. … Cf6??
Y las negras no lo vieron. Observa el diagrama.











7. Axb7
Esta es una jugada típica cuando ya no está el alfil c8 y aún
permanece el caballo b8. Existe un principio general de las aperturas
por el cual desarrollar al caballo antes que el alfil. Uno no debería
atenerse estrictamente a esto, ya que hay muchas excepciones. Sin
34 Captura una pieza más valiosa

embargo, vale la pena considerar ese principio cada vez que el alfil
salga primero. Siempre debes tener una buena razón para violar
cualquier principio básico.
7. … Cbd7
8. Axa8 Dxa8
Las blancas obtuvieron una torre y un peón a cambio de su alfil.
c a p í t u l o




5

Más (o mejores) atacantes que


defensores
(Ataca algo más veces de lo que está defendido.)

¿cuál es la gran idea?


Aquí la idea es atacar algo más veces de las que
está defendido, o atacar con elementos que no
serían capturados por los defensores debido a la
diferencia de valores.

35
36 Más (o mejores) atacantes que defensores

Si atacas algo dos veces y sólo está defendido una vez, puedes
capturarlo.
En el diagrama de abajo, en el flanco del rey*, las dos torres blancas
atacan al caballo negro en g8. Sólo está protegido una vez, por la torre
en f8. Las atacantes ganan porque hay más de ellas, dos contra una es
desventajoso para una sola.
Una idea similar se da cuando algo es defendido por piezas más
importantes que las que atacan. Por el flanco de dama, el número de
atacantes es el mismo que el número de defensores, pero la calidad de
ellos es muy distinta. Cuando las negras capturan el caballo con la torre
o el peón, las blancas no pueden recapturar con el rey, ya que eso las
dejaría en jaque, y no deben hacerlo con la dama, porque significaría
una gran pérdida material. Así, los atacantes se imponen, ya que los
defensores valen más que los atacantes. Esto nos lleva a la curiosa
conclusión de que en casos como este, cuanto más valioso sea el
defensor, menos efectivo puede ser.

 Qué hacer

 1. Cuenta el número de
atacantes;

 2. Cuenta el número de
 defensores;

 3. Calcula el valor relativo entre


 atacantes y defensores.


Para tener éxito, se necesita un atacante más que los defensores, o
atacantes de menor valor que los defensores.

_____
* El tablero de ajedrez se divide por la mitad entre las columnas d y e. Estas mitades se llaman
flanco (o lado) de dama y flanco de rey. El lado de la dama se compone de las columnas a, b, c y
d, mientras que el lado del rey lo forman las columnas e, f, g y h. Ya que la dama comienza en la
columna d y el rey en la columna e, es fácil saber de dónde toman sus nombres estas dos mitades.
Más (o mejores) atacantes que defensores 37

Más (o mejores) atacantes que defensores


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan negras

respuestas:
1. Dos atacantes y un defensor. 1. Axd6, Axd6; 2. Txd6, las blancas ganan un caballo. Fíjate que el
alfil capturó primero. En secuencias de capturas, normalmente se inician con las unidades menos
valiosas. La primera pieza probablemente será capturada, así que comienza con la menos valiosa.
2. Dos atacantes y un defensor. 1. Txe8+, Txe8; 2. Txe8+. Las blancas ganan una torre.
3. Tres atacantes, dos defensores. 1. ...Cxd4; 2. cxd4, Axd4; 3. Axd4, Dxd4. Negras ganan un peón.
4. En este ejercicio, las negras atacan dos veces al caballo f3 y las blancas lo defienden dos veces.
Sin embargo, los dos defensores son mucho más importantes que los atacantes. Si el peón g4 o la
torre f6 toma al caballo, las blancas pierden la pieza. El rey no puede retomar, ya que eso sería
entrar en jaque, y la dama tampoco debe retomar, pues entonces es capturada, se perdería dama y
caballo por torre y peón.
38 Más (o mejores) atacantes que defensores

Más (o mejores) atacantes que defensores


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras 6. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan blancas 8. Juegan negras

respuestas:
5. 1. ...Cxf4 o...exf4. Ambas funcionan. El peón f4 está atacado cuatro veces y sólo defendido tres.
Además, tres de los atacantes son un peón y dos piezas menores, mientras que sólo un defensor
es una pieza menor. Esto es muy malo para el defensor (las blancas).
6. 1. Txd8 es la mejor. Hay otro punto donde los atacantes superan en número a los defensores, en
c6, pero solo se gana un peón. Si encuentras una buena jugada, busca otra mejor. La buena seguirá
allí si no encuentras nada mejor.
7. 1. Axg8. El alfil está protegido por la dama, así que a la torre no le conviene recapturar.
8. 1. ...Cxd4 gana un peón después 2. exd4, Dxd4.
Más (o mejores) atacantes que defensores 39

Más (o mejores) atacantes que defensores


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan negras 10. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan blancas 12. Juegan blancas

respuestas:
9. 1. Axc6 o 1. Dxc6.
10. 1. Dxe8+, Cxe8; 2. Txe8#. En la jugada anterior, las negras movieron sin pensar Te8, para atacar a
la dama, sin fijarse que la torre blanca en e1 protegía a la dama. Una mala jugada echó por la borda
una clara victoria. Fíjate también que en este intercambio no se trata de puntos, se trata de ganar el
juego. Las negras consiguen nueve puntos por la dama y sólo pierden ocho puntos por la torre y el
caballo. Las negras consiguieron un punto más, pero perdieron la partida.
11. 1. ...Dxe1+ gana la torre. El rey no puede recapturar por la protección del caballo. 1. ...Cxe1
también funciona, pero no es tan eficaz. Así, después de Dxe1+, cuando el rey escapa a c2, las
negras podrán capturar al caballo o a la otra torre.
12. 1. ...Dxe1+ gana la torre. Si 2. Dxe1, Txe1+ y las negras se quedan con una torre de ventaja.
40 Más (o mejores) atacantes que defensores

partidas donde destaca


Más (o mejores) atacantes que defensores

Partida 5
Apertura escocesa
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. d4 exd4
4. Cxd4 Ac5
5. Ae3 Df6











6. Cc3??
Las blancas no se dieron cuenta de que la última jugada de las negras
añadió un tercer atacante sobre el caballo d4.
6. … Cxd4 gana una pieza.
Si las blancas intentan continuar con las capturas, las negras
seguirán arriba después de 7. Axd4, Axd4. Sería un disparate 8. Dxd4,
Dxd4; ya que las blancas quedarían abajo una dama.
Más (o mejores) atacantes que defensores 41

Partida 6
Defensa siciliana
1. e4 c5
2. Cf3 Cc6
3. d4 cxd4
4. Cxd4 g6
5. Cc3 Ag7
Esto suma un segundo ataque al caballo d4.











6. Ac4?
Y las blancas no lo ven. Las negras tienen dos atacantes, el caballo
en c6 y el alfil en g7, con sólo la protección de la dama blanca. Quien
conducía a las blancas sólo pensaba en sus propias ideas. El ajedrez
sólo se juega bien cuando se presta atención a los movimientos del
oponente. Debes razonar lo que hizo tu oponente y por qué. Seguir con
su plan es una invitación al desastre.
6. … Cxd4
Gana una pieza. Las blancas no se atreven a recapturar con la dama
por el temor a una nueva recaptura del alfil negro en g7.
42 Más (o mejores) atacantes que defensores

Partida 7
Defensa Petroff
1. e4 e5
2. Cf3 Cf6
3. Cxe5 d6
4. Cf3 Cxe4
5. d4 d5
Hasta aquí, todo va bien para ambos bandos.
6. Ad3 Cc6
7. O-O
Las cosas se ponen un poco peligrosas para las negras. Las blancas
han enrocado, así que el rey blanco está apartado del juego, pero el rey
negro sigue en el centro.
7. … Ag4
8. Te1
Ahora sí que se están calentando el centro y la columna e. Diagrama.











8. … Cxd4?
Más (o mejores) atacantes que defensores 43

Un error. Lo mejor era probablemente 8. ... Ae7, para cerrar la


columna e y prepararse para enrocar.
9. Axe4 dxe4
Repentinamente las blancas tienen dos atacantes sobre el caballo en
d4. Además, el centro se abre cuando el rey negro aún está atrapado a
la mitad de la última fila, mientras que el rey blanco está enrocado y a
salvo. Aunque el flanco de dama de las blancas todavía no está
desarrollado, la batalla está en el centro, donde las blancas tienen una
ventaja abrumadora.
10. Dxd4
Las blancas ganan una pieza. Si 10. ...Dxd4, 11. Cxd4 y las blancas
aventajan aún con una pieza. Si 10....Axf3; luego 11. Dxd8+, Rxd8; 12.
gxf3, exf3; las blancas permanecen con la pieza de ventaja.
c a p í t u l o




6

Dobletes
(Una pieza ataca a dos o más piezas enemigas.)

¿cuál es la gran idea?


Si atacas dos o más piezas a la vez, tienes una
buena oportunidad de quedarte con una de ellas.
El doblete es simplemente una pieza o peón que
mueve a una casilla desde donde ataca a dos o
más unidades enemigas. Todas las piezas,
incluso el rey, pueden hacer doblete.

44
Dobletes 45

En el diagrama de la izquierda, hay tres dobletes:


1. el caballo blanco en b6 hace doblete a la torre en a8 y al rey en c8;
2. el peón negro en g6 da doblete a las torres en f5 y h5;
3. el rey blanco en c2 hace doblete al caballo en b3 y al alfil en c3.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una nota importante sobre los dobletes: el jugador debe estar
dispuesto a capturar realmente las unidades que son atacadas para que
la posición sea un auténtico doblete. En el diagrama de la derecha, por
ejemplo, la dama h5 de las blancas ataca a tres peones diferentes: h7,
f7 y e5. No lo llamaríamos doblete, porque la dama no debe capturar
los peones h7 ni f7 ya que están bien protegidas por la torre o el rey. La
única unidad que la dama amenaza con capturar es el peón e5, aunque
la dama ataca a tres peones negros, esto no es un verdadero doblete.
El doblete es una de las tácticas más atractivas para usar contra tu
oponente. Aunque todas las piezas pueden hacer un doblete, dos son
más efectivas que las otras. La dama, que ataca a larga distancia en
ocho direcciones, es especialmente peligrosa. El caballo, que también
ataca en ocho direcciones y puede saltar por encima de todas las demás
unidades en el tablero, es la otra pieza que resulta muy eficaz para el
doblete. Una ventaja especial del caballo es que cuando ataca a otras
piezas ¡ellas no lo pueden contraatacar!
El capítulo se divide en seis partes, dobletes de: 1) dama, 2) caballo,
3) torre y alfil, 4) rey y peón, 5) mixtos y 6) escape de un doblete.
46 Dobletes

Parte 1. Dobletes de dama


La dama, ataca a través de todo el campo de batalla en ocho
direcciones, es la pieza más poderosa sobre el tablero. En el diagrama
de abajo, puedes ver el fantástico poder de ataque de la dama.
En el diagrama, la dama negra tiene seis dobletes que son seguros.
Encuentra esos seis dobletes de dama (donde le puedan capturar —a1,
d8, e5 y e7— no cuentan).

Qué hacer
 1. Estudia bien la ubicación y
 capacidades de todas tus
 piezas.
 2. Busca dos o más piezas
 enemigas que puedan ser
 atacadas al mismo tiempo.
Esto requiere un nivel de
 preparación mayor del que
 hemos visto hasta ahora.
 Debes ser capaz de ver las
 trayectorias de las líneas de
ataque. Cada pieza tiene sus
Encuentra todos los dobletes propias líneas especiales de
ataque.

respuestas:
…Dc6 …Dc3 …Dd6+ …Df4+ …Df2+ …Dxh4+ Cada una de las casillas enumeradas en
la respuesta tiene líneas de ataque hacia dos o más piezas.
EXTRA: ¿Te fijaste que si juegan las blancas hacen doblete de caballo en e8?
Dobletes 47

Desafíos: Dobletes de dama


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan negras 2. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan negras

respuestas:
1. 1. …Db1+ doblete a rey y torre.
2. 1. …Da1+ doblete a rey y torre.
3. 1. …Df2+ doblete a rey y torre.
4. 1. ...De2+ da doblete a rey y torre. Naturalmente no querrías jugar 1. …Dh5+, ya que pierdes la
dama mediante 2. Txh5.
48 Dobletes

Desafíos: Dobletes de Dama


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras. Dos soluciones. 6. Juegan negras. Cinco soluciones.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan negras. Cinco soluciones. 8. Juegan negras. Cinco soluciones.

respuestas:
5. 1. …Db1+ y 1. …Dg4+.
6. 1. …Dc7+ 1. …Dg7+ 1. …De5+ 1….De3+ y 1. …De1+. (1. …Da3+ es una enfilada. Ve Cap. 8.)
7. 1. …Db2+ 1. …Db6+ 1. …Dd4+ 1. …Df4+ y 1. …Dh4+. (1. …Df8 es una clavada. Ve Cap. 7.)
8. 1. …Dc2+ 1. …Dg2+ 1. …De4+ 1. …De6+ y 1. …De8+. (1. …Da6 es una clavada. Ve Cap. 7.)
Dobletes 49

Parte 2. Dobletes de caballo


Aquí se muestran las seis posiciones fundamentales para un doblete de
caballo. Estos son los patrones básicos del doblete de caballo. Debes
aprenderlos bien, para que los reconozcas en tus partidas, aún cuando
haya un montón de piezas en el tablero.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
50 Dobletes

Dobletes de caballo
Las seis posiciones dadas en la página anterior tienen muchas
variantes. Por ejemplo, el primer patrón se puede presentar de cuatro
maneras diferentes. Son sólo imágenes espejo del primer patrón básico.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Los buenos ajedrecistas reconocen estos patrones instantáneamente,
porque los han visto y practicado cientos y miles de veces. A ver si
puedes reconocer los patrones de dobletes de caballo en las siguientes
páginas. Si tienes dificultad, regresa y revisa los seis patrones básicos.
Dobletes 51

Doblete real y doblete familiar


Cuando un caballo ataca tanto al rey como a la dama se conoce a esto
como doblete real. Si el caballo ataca al rey, la dama y la torre, se le
llama doblete familiar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Doblete real: el caballo ataca a rey y dama. Doblete familiar: el caballo ataca a rey,
dama y torre.

Desafíos: doblete real y doblete familiar


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Encuentra el doblete real. 10. Encuentra el doblete familiar.

respuestas:
9. 1. …Ce25+.
10. 1. Cc7+.
52 Dobletes

Desafíos: Dobletes de Caballo


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan blancas 12. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
13. Juegan blancas 14. Juegan blancas

respuestas:
11. 1. Cd5+ doblete a rey y dama.
12. 1. Cf6+ doblete a rey y dama.
13. 1. Cd5+ doblete a rey y dama.
14. 1. Ce5+ doblete a rey y dama.
Dobletes 53

Desafíos: Dobletes de Caballo


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
15. Juegan negras 16. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
17. Juegan negras 18. Juegan negras

respuestas:
15. 1. …Cg3+ doblete a rey y dama.
16. 1. …Cb6+ doblete a rey y dama.
17. 1. …Ce6+ doblete a rey y dama.
18. 1. …Ce5+ doblete a rey y dama.
54 Dobletes

Parte 3. Dobletes de torre y de alfil


Para que la torre haga doblete, debe entrar en la misma fila o columna
que las unidades que va a atacar, como en el diagrama de abajo a la
izquierda, o encontrar la forma de atacar al mismo tiempo a unidades
opuestas en una columna y una fila, como en el diagrama de abajo a la
derecha.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Td5+ doblete a rey y caballo. 1. Txd5+ doblete a rey y caballo.

Para que el alfil haga un doblete, debe atacar a lo largo de las


diagonales, como en los dos diagramas siguientes.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. …Ac3+ doblete a rey y torre. 1. …Axd4+ doblete a rey y torre.
Dobletes 55

Desafíos: Dobletes de torre y de alfil


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19. Juegan blancas 20. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
21. Juegan blancas 22. Juegan negras

respuestas:
19. 1. Td3+ doblete al rey y al caballo…
20. 1. …Ae4+ doblete al rey y a la torre..
21. 1. Ac3 doblete a la torre y al caballo.
22. 1. …Td2+ doblete al rey y al caballo.
56 Dobletes

Desafíos: Dobletes de torre y de alfil


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
23. Juegan negras 24. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
25. Juegan negras 26. Juegan blancas

respuestas:
23. 1. …Ad3 doblete a torre y caballo.
24. 1. Axd5+ doblete a rey y dama. 1. Dxd5+ también es un doblete, pero obliga al cambio de
damas y seguro que prefieres cambiar tu alfil por la dama de tu oponente.
25. 1. ...Txd4 doblete al alfil y al caballo.
26. 1. Axd5+ doblete al rey y la torre a8.
Dobletes 57

Parte 4. Dobletes de rey y de peón


Hasta los reyes y peones pueden hacer un doblete. Como estas dos
unidades sólo mueven una casilla a la vez, obviamente necesitan estar
muy cerca de sus objetivos. En el diagrama de la izquierda, el rey
blanco simplemente se mueve a d4 y el caballo y el alfil negros son
atrapados en un doblete. Uno de ellos dejará el tablero en la siguiente
jugada de las blancas. En el diagrama de la derecha, las negras tienen
una colocación ideal para un doblete de peón. Esta posición ideal ocurre
cuando dos unidades opuestas están en la misma fila separadas por
una casilla. Si tienes un peón que puede golpear a dos unidades
opuestas con un doblete, entonces ya tienes ventaja. Aquí 1. ... g4+! se
lleva a la dama en la próxima jugada.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Rd4 doblete a caballo y alfil. 1. …g4+ doblete a rey y dama.
58 Dobletes

Desafíos: Dobletes de rey y de peón


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
27. Juegan negras 28. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
29. Juegan negras 30. Juegan negras

respuestas:
27. 1. ...Rb4 doblete al caballo y al peón.
28. 1. Rg6 doblete al caballo y la torre.
29. 1. …c3 doblete a la torre y al caballo.
30. 1. ...d5 doblete al alfil y al caballo.
Dobletes 59

Parte 5. Dobletes mezclados


En esta sección tu tarea es de nuevo encontrar un doblete, pero a
diferencia de los desafíos anteriores, aquí se encuentran mezclados.
Cualquiera de las seis unidades puede ser la que haga el doblete.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
31. Juegan negras 32. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
33. Juegan negras 34. Juegan negras

respuestas:
31. 1. ...De5+ doblete al rey, alfil y caballo.
32. 1. ...Cxc7+ doblete a rey, dama y torre (un doblete familiar).
33. 1. ...Dh4+ doblete al rey y alfil.
34. 1. ...Tf6 doblete al caballo y el peón f2.
60 Dobletes

Desafíos: Dobletes mezclados


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
35. Juegan negras 36. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
37. Juegan blancas 38. Juegan negras

respuestas:
35. 1. ...Cc3+ doblete a rey, dama y torre.
36. 1. ...Td2+ doblete al caballo y el peón.
37. 1. Dg8+ doblete al caballo y la torre.
38. 1. ...Ce4 doblete a las torres.
Dobletes 61

Desafíos: Dobletes mezclados


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
39. Juegan blancas 40. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
41. Juegan blancas 42. Juegan negras

respuestas:
39. 1. g4+ doblete a rey y caballo.
40. 1. ...f5 doblete a dama y caballo.
41. 1. Dh5+ doblete a rey y alfil.
42. 1. …Dc5+ doblete a rey y caballo.
62 Dobletes

Parte 6. Escape de un doblete


Esta página muestra variantes de algunos de los desafíos anteriores.
Hemos reacomodado un poco las piezas para que el jugador atrapado
en el doblete tenga una salida. Hay cuatro formas de escapar:
a) Mover una unidad para proteger a la otra, como en el diagrama
43. (Soluciones en la página siguiente).










43. Juegan negras
b) Mover una de las unidades atacadas a una casilla donde dé jaque
al oponente. Esto paraliza el ejército del contrario durante una jugada,
dándote tiempo para mover la segunda pieza que fue atrapada en el
doblete, como en el diagrama 44.










44. Juegan negras
Dobletes 63

c) Alejar una unidad y bloquear con ella el ataque a la otra, como en


el diagrama 45.










45. Juegan blancas

d) Meter una tercera unidad a la batalla para que proteja ambas


piezas bajo ataque, como en el diagrama 46.










46. Juegan blancas

respuestas:
43. 1. ...Tb6. La torre se escapa y al mismo tiempo protege al caballo.
44. 1. ...Te1+. La torre da jaque al rey contrario. El rey, al escapar del jaque da tiempo al caballo
para huir del alfil atacante.
45. 1. Cd4. El caballo escapa de la dama y bloquea el jaque en la misma jugada.
46. 1. Te2. La torre da un paso al frente y protege a ambos peones. Al peón f2 lo protege
directamente y al peón a2 por rayos X, a través de la torre negra.
64 Dobletes

partidas donde destaca


Dobletes

Partida 8
Esta es mi partida favorita para mostrar el poder del doblete. Se jugó en
1903, entre un aficionado y un Maestro llamado Leonhardt.
1. e4 e5
2. d4 e5xd4
3. Dxd4 Cc6
4. De3 Cf6
5. Ac4 Ce5
6. Ab3 Ab4+
Normalmente no nos gusta ver este jaque, porque las blancas pueden
simplemente pegar un peón en la cara del alfil y las negras perderán
tiempo al tener que moverlo de nuevo, mientras que las blancas
fortalecen el centro. Sin embargo, como se ha señalado a menudo, las
excepciones abundan en el ajedrez, y reconocer cuándo ocurren es la
marca del maestro. La idea de las negras aquí es atraer al peón c hacia
adelante para que ya no proteja d3. Cada jugada, no importa lo fuerte
que sea, crea una debilidad en alguna parte. Algunas veces la debilidad
es irrelevante, pero otras —como aquí— sí importa mucho.
7. c3?
Mucho mejor habría sido 7. Ad2.
7. … Ac5
Las negras atacan a la dama con un alfil desprotegido. Sin embargo,
el alfil está a salvo porque si 8. Dxc5, Cd3+ es doblete a rey y dama. Así
que la blancas juegan
8. Dg3??
Dobletes 65

El error final, y es uno grande. Las blancas creen que su dama está a
salvo aquí y probablemente esperaban dirigirse al desprotegido peón
g7.
8. … Axf2+!
¡Otro ataque desprotegido! y esta vez es un doblete. El rey y la dama
son atacados. El alfil debe ser capturado; pero no importa cómo lo
hagan, las blancas serán golpeadas por un doblete de caballo.











Si 9. Rxf2, Cxe4+ gana la dama.
Si 9. Dxf2, entonces va Cd3 que también gana la dama.

Partida 9
Apertura inglesa
1. c4 e5
2. Cc3 Cc6
3. g3 Cf6
4. Ag2 Ab4
5. Cd5 Cxd5?
Esto solo les da el centro a las blancas.
66 Dobletes

6. cxd5 Cd4??
Bonito pero peligroso. Cruzar la frontera con dos piezas sueltas
puede ser arriesgado, como lo demuestran las blancas. Mejor (aunque
todavía no es bueno) habría sido correr a e7 o incluso b8.
7. e3
Eso golpea al caballo solitario. ¿Adónde se va a ir? Lo lamentable es
que en este momento, las negras no tienen buenas jugadas.
7. … Cf5
Y ahora las negras tienen dos piezas sueltas expuestas a un doblete
de dama.











8. Dg4!
Doblete sobre el alfil b4 y el caballo f5. Dos piezas sueltas no son
rival para una dama.
Dobletes 67

Partida 10
Apertura ataque Max Lange
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. d4 exd4
4. Ac4 Ac5
Más seguro es 4. ...Cf6, y si 5. O-O, Cxe4; 6. Te1, d5. Si 5. e5,
entonces 5. ...d5 es bueno para las negras.
5. O-O Cf6
6. e5 d5
7. exf6 dxc4
8. Te1+ Ae6
9. Cg5 Dxf6?
Aquí 9. …Dd5 es mejor, ya que bloquea el posible doblete que se
produjo en este juego.
10. Cxe6 fxe6











11. Dh5+
Las blancas hacen doblete al rey en e8 y al alfil en c5, ganan una pieza.
68 Dobletes

Partida 11
Defensa francesa
1. e4 e6
2. d4 d5
Estas son las jugadas que definen la defensa francesa.
3. Cc3 dxe4
4. Cxe4 Cd7
5. Cf3 Cgf6
6. Ad3 Cxe4
7. Axe4 Cf6
8. Ad3 Ae7
9. De2 O-O
Hasta ahora, las negras han hecho jugadas decentes. Las blancas
tienen un poco de ventaja en el desarrollo y control del espacio en el
tablero, pero nada decisivo.
10. Ag5 b6??
Tradicionalmente, las negras tienen problemas para encontrar una
forma de desarrollar el alfil c8 en la defensa francesa. De hecho, a esta
pieza se la llama a menudo “alfil francés”, en términos no muy
favorables. Sin embargo, este método de desarrollo del alfil en este
momento en particular es un grave error. Las negras acaban de abrir la
gran diagonal que lleva a la torre a8. Las blancas ahora pueden
eliminar la guardia (ver Capítulo 13) en e4, y lograr un precioso doblete
de dama.
11. Axf6 Axf6

(Ver diagrama siguiente.)


Dobletes 69











12. De4!
Esto es doblete a la torre en a8 y el peón en h7, con el extra de que
capturar el peón en h7 es mate. Las negras pueden detener el mate con
12. ...g6, pero dejan caer la torre a8 para una partida perdida.

Partida 12
Defensa de los dos caballos
Por último, para el doblete, tenemos una partida que ha sido jugada
millones de veces por jugadores colegiales o inexpertos.
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Ac4 Cf6
4. Cc3?
Es mejor jugar 4. d3.
4. … Cxe4
Las blancas creen que las negras han perdido su tabla de valores de
las piezas ¿por qué renuncian a un caballo por un peón?
5. Cxe4 (Ver diagrama siguiente.)
70 Dobletes











5. … d5!
¡Oh! Las blancas tendrán que renunciar a una de sus piezas
menores. Parece que, después de todo, no ganaron un caballo por un
peón. A esto se le conoce como trampa del doblete en el centro. No hay
ganancia de material, pero da a las negras al menos un juego parejo
después de sólo cinco jugadas. Las blancas tienen varias formas de
fracasar a partir de aquí. Lo menos malo es 6. Ad3, dxe4; 7. Axe4, Ad6;
8. O-O. Tentador, pero nada recomendable es 6. Ab5, dxe4; 7. Cxe5,
Dg5! con una poderosa iniciativa para las negras.

Los siguientes cuatro capítulos forman parte de lo que llamamos


tácticas de líneas rectas. Clavadas, enfiladas, descubiertas y jaques a la
descubierta se basan en el poder de ataque en línea recta de la torre, el
alfil y la dama.
c a p í t u l o




7

Clavada
(Mantener una pieza enemiga en su lugar.)

¿cuál es la gran idea?


Una clavada impide que una pieza se mueva, así
la pieza incapaz de moverse pierde su poder. La
clavada ocurre cuando una torre, alfil o dama
ataca a una unidad enemiga; si la unidad
atacada se moviera, dejaría expuesta al ataque
a otra pieza que está detrás de ella.

71
72 Clavada

 Qué hacer


 1. Busca piezas enemigas
 alineadas en la misma fila,
 columna o diagonal.
 2. Localiza una de tus piezas
 que pueda atacar la pieza del
 frente y ataca a través de ella
 como si fueran rayos X, para
darle a la segunda pieza.

 3. ¡Ataca!

Piezas capaces de clavar


Solamente la dama, la torre y el alfil pueden clavar.
Como ya sabes estas tres piezas son las de largo alcance, las que
pueden cruzar todo el tablero en una sola jugada.
Su capacidad para atacar a lo largo de toda la fila, columna o
diagonal da a estas tres piezas el poder de clavar. Ni los caballos ni los
peones pueden dar clavadas.
NOTA: La clavada, la enfilada y la descubierta se basan en la misma
idea. En la descubierta encontrarás una notable diferencia, en esa
táctica la pieza de enmedio es del mismo bando que la atacante.

En el diagrama de arriba, se ve claramente que la torre en d1 ataca al


caballo enemigo en d5. También vemos que si el caballo se moviera, el
rey negro en d8 quedaría bajo ataque, en este caso en jaque. Entonces,
el caballo ha sido clavado.
Lo anterior se conoce como clavada absoluta, porque la clavada es
contra el rey. En la clavada absoluta, quitar la pieza clavada es ilegal,
ya que pondría al rey en jaque.
Así mismo existe la clavada relativa, es una clavada contra cualquier
otra pieza que no sea el rey.
Clavada 73











En el diagrama de arriba, el alfil en f3 ataca al caballo enemigo en d5.
Si el caballo se moviera, la dama negra en a8 quedaría bajo ataque. Así
que el caballo está clavado a la dama. Esto se llama clavada relativa,
porque no es ilegal mover al caballo; aquí moverlo no es una buena
idea, pero no rompe las reglas.

Una clavada se puede dar contra una casilla vacía, como en el


diagrama de abajo. Vemos que el caballo está clavado contra la casilla
d8, ya que si el caballo se mueve permitirá 1. Td8#.











74 Clavada

Las clavadas son situaciones frecuentes e importantes en cualquiera


de las etapas del juego. En este capítulo examinaremos seis ideas:

Parte 1. Encontrar la clavada. Para desarrollar esta habilidad táctica


primero localiza piezas de tu oponente que estén alineadas en la misma
fila, columna o diagonal, luego busca una de tus piezas que pueda
atacar la pieza del frente y así atacar a la que está atrás de ella.
Parte 2. Aumentar la presión. Puesto que una pieza clavada no puede
(o no debería) moverse, lo mejor es sumar más ataques sobre ella. Esto
aumenta la presión sobre la pieza clavada.
Parte 3. La pieza clavada no protege nada. Una pieza clavada, al
haber perdido su capacidad de movimiento, a menudo no es efectiva
para proteger otras piezas.
Parte 4. Romper, evitar o anular una clavada. Estas son tres maneras
de esquivar los peligros de una clavada.
Parte 5. Clavadas engañosas. A veces una pieza clavada sí ayuda.
Para desarrollar este punto, hemos incluido un par de ejemplos famosos
donde una unidad clavada se mueve y permite la pérdida de su dama,
pero gana la partida.
Parte 6. Escape de una clavada. No todas las clavadas debilitan la
pieza. En ocasiones hay alguna forma ingeniosa de escapar de ellas.
Clavada 75

Ejemplos de clavadas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La torre blanca e1 clava a la dama negra El alfil negro b6 clava al caballo blanco
contra el rey. contra la torre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El alfil blanco b2 clava al caballo negro La dama negra a6 clava a la torre blanca
contra la torre. contra el rey.
76 Clavada

Parte 1. Encontrar la clavada.


Clavadas de alfil: Localiza las piezas contrarias alineadas en una DIAGONAL y
clava.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan negras

respuestas:
1. 1. Ad4 clava la torre al rey.
2. 1. Ag4 clava la torre al rey.
3. 1. ...Ag6 clava el caballo al rey.
4. 1. ...Ac6 clava la dama al rey.
Clavada 77

Encuentra la clavada
Clavadas de torre: Localiza las piezas alineadas en una FILA o COLUMNA y
clava.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras 6. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan blancas 8. Juegan blancas

respuestas:
5. 1. ...Tg7 clava el alfil al rey.
6. 1. ...Ta4 clava el caballo al rey.
7. 1. Tb5 clava el peón al rey.
8. 1. Te4 clava la dama al rey.
78 Clavada

Encuentra la clavada
Clavadas de dama: Encuentra las piezas enemigas alineadas en una FILA,
COLUMNA o DIAGONAL y clava.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan blancas 10. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan negras 12. Juegan blancas

respuestas:
9. 1. Db3 clava el peón al rey.
10. 1. ...Dc5 clava el caballo al rey.
11. 1. ...De6 clava el caballo al rey.
12. 1. Dg1 clava el caballo a la torre.
Clavada 79

Encuentra la clavada
Clavadas mixtas: Aquí una mezcla de clavadas con alfil, torre o dama.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
13. Juegan blancas 14. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
15. Juegan blancas 16. Juegan negras

respuestas:
13. 1. Aa4 clava la dama al rey.
14. 1. ...Ae4 clava el caballo a la torre.
15. 1. Te1 clava la dama al rey.
16. 1. ...Da2 clava el alfil al rey
80 Clavada

Parte 2. Aumentar la presión a una pieza clavada y clavar


una pieza que ya está atacada.
Como una pieza clavada no puede o no debe moverse, resulta ser un
blanco fijo. Si ya está protegida ¡atácala aún más! A esto lo llamamos
aumentar la presión sobre la pieza clavada. En los siguientes desafíos,
la clavada ya está hecha; ahora encuentra la forma de presionar más.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
17. Juegan negras 18. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19. Juegan negras 20. Juegan negras
respuestas:
17. 1. ...d4, presiona al caballo clavado.
18. 1. Cf4, presión sobre el alfil clavado. Cc3 sólo entrega el caballo a la torre en c8.
19. 1. ...b5, presiona al caballo clavado.
20. 1. ...Rc5, presiona a la torre clavada.
Clavada 81

Presión sobre la pieza clavada


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
21. Juegan blancas 22. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
23. Juegan blancas 24. Juegan negras

respuestas:
21. 1. Axb4, presión sobre el peón clavado en c5, al tiempo que clava el peón al rey. Si las negras
toman al alfil, las blancas ganan una torre y un peón por el alfil. Otra forma de jugar es 1. Txc5, Txc5;
2. Axb4, clava y gana la torre. Las blancas de nuevo ganan dos peones importantes.
22. 1. Ta7, presión sobre la torre clavada, al tiempo que clava la torre al rey.
23. 1. Cxd5, presión sobre el caballo clavado.
24. 1. ...d5, presión sobre la torre clavada.
82 Clavada

Clavar una pieza que ya está atacada


Esto es lo contrario de lo visto en las dos páginas anteriores. Esta vez
ya atacas algo, pero está adecuadamente defendido. Si encuentras la
manera de clavarlo entonces sumas un segundo atacante que
inmoviliza el objetivo. Si tu oponente no tiene forma de hacer frente a
este nuevo ataque ya puedes tomar la pieza en la siguiente jugada.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
25. Juegan blancas 26. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
27. Juegan negras 28. Juegan negras
respuestas:
25. 1. Tc1 clava al caballo en c7 que está atacado por el alfil desde g3.
26. 1. ...Td8 clava al peón en d5 que está atacado por el peón e6.
27. 1. ...Tb8 clava al caballo en b4 que está atacado por la dama desde h4.
28. 1. ...Ad5 clava el caballo en f3 que está atacado por la torre en f7.
Clavada 83

Parte 3. La pieza clavada no protege nada.


Si una pieza está clavada, tiene problemas para cumplir la función de
protectora o guardiana de otra pieza. En el diagrama 29, por ejemplo, el
peón en g2 parece proteger al peón h3. Desafortunadamente para las
blancas, la torre negra en g8 clava al peón g2. Ya que esto es una
clavada absoluta, nada protege realmente al peón h3.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
29. Juegan negras 30. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
31. Juegan negras 32. Juegan blancas
respuestas:
29. 1. ...Axh3. El peón en g2 está clavado por la torre en g8.
30. 1. Txb5. El peón a6 está clavado a la torre en a8
31. 1. ...Dxh3+. El peón g2 está clavado por el alfil en c6. El juego continúa con 2. Rg1, Dxg2#.
32. 1. Dxf6#. El caballo está clavado por la torre en a8.
84 Clavada

La pieza clavada no protege nada


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
33. Juegan negras 34. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
35. Juegan blancas 36. Juegan blancas

respuestas:
33. 1. ...Dxg5+. El alfil está clavado, así que no puede capturar a la dama. Peor aún, esto es un
jaque, así que las blancas ni siquiera pueden salvar al alfil. Las negras capturan dos piezas.
34. 1. Txd5. Las negras no pueden tomar con el caballo porque está clavado a f8. Si el caballo
recaptura, las blancas dan jaque mate con la torre. Este ejercicio muestra que una pieza puede ser
clavada contra una casilla vacía.
35. 1. Axe4. Nuevamente un peón ha sido clavado a una casilla de jaque mate.
36. 1. Cxb4. El peón c5 está clavado a la torre en a7. Las blancas ganan un peón.
Clavada 85

Parte 4. Romper, evitar o anular una clavada.

Ya que una clavada limita la efectividad de una pieza, es aconsejable


escapar de ella cuanto antes, es decir, desclavar la pieza y así recuperar
la eficacia perdida. Una manera de hacerlo es romper la clavada, aquí
tienes dos formas de lograrlo:

1) Si una de las piezas involucradas en la clavada se aleja, desaparece


la clavada. Se debe tener cuidado de que no haya pérdida de material al
mover una de las piezas.











En el diagrama de arriba, las blancas clavaron la torre c5 a la dama
a7. La mayoría de las jugadas de la dama para escapar del alfil
permitirían al alfil capturar la torre. Sin embargo, las negras se escapan
hábilmente con 1. .... Dh7+! Ahora el rey debe eludir el jaque y eso da
tiempo a las negras para alejar su torre de la línea de ataque del alfil.

Otro ejemplo lo tenemos en el diagrama de la siguiente página, las


blancas clavaron el caballo e4 a la dama en e8, ahora su intención es
presionar sobre el caballo clavado con el peón a f3. Sin embargo, las
negras en realidad no están en peligro, basta con que jueguen 1. Dc6
para romper la clavada y proteger al mismo tiempo al caballo.
86 Clavada











2) La segunda forma de romper una clavada es que el bando clavado
interponga otra unidad entre la pieza clavada y la pieza a la que está
clavada, como en el diagrama siguiente.











Aquí, en una posición de la apertura llamada gambito de dama, las
blancas acaban de clavar el caballo f6 a la dama d8. Las negras están a
punto de hacer su cuarta jugada de la apertura, es común que en este
punto se decida romper la clavada moviendo el alfil f8 a e7. Después de
4. … Ae7, la clavada está rota y el caballo es libre de moverse sin poner
en riesgo a su dama.
Clavada 87

Evitar una clavada


Otra manera de eliminar el peligro de una clavada es simplemente no
permitir que ésta suceda. A los ajedrecistas les gusta anticiparse al
peligro y tomar medidas para evitar o reducir su impacto.











Tenemos arriba una posición, esta vez de la conocida apertura
española o Ruy López, allí las negras están ansiosas por jugar ... Ag4,
para clavar el caballo f3 a la dama en d1. Sin embargo, es el turno de
las blancas en la novena jugada. Las blancas juegan 9. h3 y ponen así
fin al sueño de las negras de clavar el caballo f3.
88 Clavada

Anular el peligro de una clavada


Una última manera de eliminar el peligro de una clavada es evitar que
tu oponente pueda presionar sobre la pieza clavada. A menudo
encontramos esta situación en una apertura a la que se le conoce como
apertura de los cuatro caballos.











En el diagrama de arriba, las blancas acaban de hacer su séptima
jugada de la apertura, 7. Ag5, clavaron el caballo f6 a la dama d8. A las
blancas les gustaría presionar ahora a la pieza clavada con 8. Cd5! Pero
el ajedrez no se juega de esta manera; las blancas no pueden hacer dos
jugadas seguidas. Así que las negras aprovechan su turno para quitarse
el aguijón de la clavada, les basta con eliminar el caballo c3. Las negras
juegan 7. ... Axc3, y las blancas ya no tienen forma de presionar al
caballo f6. Por cierto, aunque éste no es un manual de aperturas, me
gustaría señalar aquí que las negras han copiado las jugadas de las
blancas hasta este punto. Si las negras siguieran copiando, con la
jugada 7. ... Ag4, las blancas obtendrían una gran ventaja con 8. Cd5!
Clavada 89

Parte 5. Clavadas engañosas: cuando una pieza clavada realmente protege o ataca.











Esta famosa posición es de una partida disputada por un maestro
francés de apellido Légal, allá por 1750.

Las jugadas fueron:

1. e4 e5
2. Cf3 d6
3. Ac4 Ag4
4. Cc3 g6

Vemos que el caballo f3 ha sido clavado. Moverlo significaría la


pérdida de la dama.
Légal sorprendió a su oponente al jugar 5. Cxe5! Su oponente, pensó
que esto era un terrible error y rápidamente tomó la dama con

5. … Axd1??

¿Por qué Légal entregó su dama?


90 Clavada

Ahora viene la sorpresa:











6. Axf7+, Re7 (la única jugada)
7. Cd5# (Ver el siguiente diagrama)











La posición final después de 7. Cd5#

Como se ve, la clavada del caballo no resultó muy efectiva.


Clavada 91

Clavadas engañosas
Aquí tienes otra partida alrededor del tema anterior.
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Ac4 d6
4. Cc3 Ag4
5. h3 Ah5?
Mejor habría sido 5. ... Axf3; 6. Dxf3, Cf6. Las blancas están un poco
mejor, pero las negras todavía tienen un juego que vale la pena jugar.
6. Cxe5! Cxe5
Si 6. … Axd1, se trata de Légal otra vez: 7. Axf7+. Re7; 8. Cd5#.
7. Dxh5 Cxc4
8. Db5+
Doblete a rey y caballo. Las blancas tomarán el caballo c4 en la
siguiente jugada y estarán arriba con un peón, mejor centro y mejor
desarrollo.











92 Clavada

Clavadas engañosas
El siguiente ejemplo también viene de una posición famosa, esta vez se
trata de un gambito de dama rechazado, la defensa Cambridge-Springs.
La posición se produce después de
1. d4 d5
2. c4 e6
3. Cc3 Cf6
4. Ag5 C(b)d7











Un jugador inexperto en las blancas llega a pensar que puede ganar
un peón y arruinar el centro de las negras con
5. cxd5 exd5
6. Cxd5
y el caballo negro en f6, clavado, no puede recapturar.
Sin embargo, las blancas reciben una fuerte sacudida cuando las
negras mueven precisamente el caballo clavado: 6. ... Cxd5! y exponen a
su dama a un ataque. 7. Axd8. (Ve el siguiente diagrama.)

¿Por qué las negras ofrecieron la dama intencionalmente?


Clavada 93











Porque después de 7. ... Ab4+, las blancas también pierden la dama.
8. Dd2 (la única jugada), Axd2+; 9. Rxd2, Rxd8 y las negras quedan con
ventaja de una pieza. Así que la clavada del caballo f6 fue engañosa.











94 Clavada

Parte 6. Escape de una clavada


No todas las clavadas son mortales. En los siguientes desafíos, debes
encontrar una forma de escapar de la clavada. Las ideas son similares a
las maneras de escapar de un doblete (ve la página 62).
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
37. Juegan negras 38. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
39. Juegan blancas 40. Juegan blancas
respuestas:
37. 1. ...Db7+ El jaque salva a la dama y congela al alfil blanco. En la siguiente jugada las negras
salvarán la torre.
38. 1. Th8+. La torre escapa con un jaque. Después de salvarse el rey, el caballo también escapa.
39. 1. Td4, escapa de la clavada y protege al caballo. Como el alfil y el caballo valen lo mismo, a las
blancas no les preocupa el intercambio.
40. 1. Cf2. La primera pieza se aleja y encuentra una casilla desde donde proteger a su torre.
Clavada 95

partidas donde destacan


Clavadas

Partida 13

La partida comienza como una Defensa Alekhine, hace la transición a


una Defensa escandinava y finalmente se convierte en un desastre.
1. e4 Cf6

(En la Defensa Alekhine, las negras esperan atraer al peón e hacia el


frente, con 2. e5, Cd5.)

2. Cc3

Pero las blancas evitan la Defensa Alekhine.

2. … d5

Se esta manera las negras intentan cambiar a una variante de la


Defensa escandinava (1. e4, d5.)

3. exd5 Cxd5
4. C(g)e2 g6-g7
5. Cxd5 Dxd5
6. Cc3

Las blancas atacan a la dama. Las negras pueden jugar con


seguridad Dd4 o Dd6.

6. … Dc6??

¡Horroroso! ¡No pongas a la dama en la misma diagonal que el rey!


Este esquema ha sido el cementerio de innumerables damas, obsérvalo
bien en el diagrama siguiente.
96 Clavada











7. Ab5!
Las blancas clavan y ganan la dama.

Partida 14
Apertura de peón de dama
Esta partida muestra a un futuro campeón del mundo víctima de una
clavada.
1. d4 d5
2. Ag5 Af5
3. Cf3 Cf6
4. c4 e6
5. e3 h6
6. Axf6 Dxf6
7. cxd5 exd5
8. Db3 Cc6
9. Dxb7 Rd7
¿Idea inteligente? Si 10. Dxa8 entonces 10. ... Ab4+ deja a la dama
blanca a la torre h8. El problema con este tipo de razonamiento
"inteligente" es que no toma en cuenta un hecho importante: tu
oponente no tiene que realizar las jugadas que hacen que tu idea
funcione. Así que las blancas no caen en la trampa. (Ver el diagrama.)
Clavada 97











10. Ab5!
Las blancas clavan y ganan con dos amenazas imparables. Una es
simplemente 11. Ce5+, que aumenta la presión sobre la pieza clavada y
además ataca al rey. La otra es 11. Axc6+. Si 11. ... Dxc6, entonces va
12. Ce5+ para pegar un doblete sobre rey y dama.

Partida 15
Apertura italiana
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Ac4 Cd4?

Este no es un manual de aperturas, pero vemos una clara violación a


un principio básico del ajedrez: no es prudente mover la misma pieza
dos veces en la apertura sin una buena razón. Las blancas ya tienen
dos piezas desarrolladas y las negras no; la blancas están listas para
enrocar, mientras que las negras no lo están, ni mucho menos listas
para poner al rey a salvo.

4. Cxe5?
98 Clavada

Es tentadora pero mala. Mucho mejor hubiera sido simplemente


tomar el caballo: 4. Cxd4, exd4; 5. d3 y a las blancas les queda más
espacio, mejor desarrollo y un juego fácil de manejar.
4. … Dg5
Ataca tanto al caballo como al peón g2. Ahora las negras tienen la
ventaja.
5. Cxf7?
Era mejor 5. Axf7+
5. … Dxg2!
Fácil de ver y muy fuerte.
6. Tf1
Las blancas quieren salvar su torre antes de capturar la torre negra.
6. … Dxe4+!
¡Oh! No hay tiempo para llevarse la torre negra. Hay que proteger al
rey. Si el bloqueo es con la dama, ésta se pierde con el caballo, así que
7. Ae2










Clavada 99

7. … Cf3#
El alfil quedó atrapado en una clavada absoluta, así que no puede
salvar al rey. La pieza clavada no protege.
c a p í t u l o




8

Enfilada
(Es como una clavada, pero aquí la unidad más importante está delante.)

¿cuál es la gran idea?


La pieza del frente por lo general debe alejarse
del camino, y entonces tomas la pieza de atrás.
Una enfilada ocurre cuando una torre, alfil o
dama ataca una pieza enemiga y, si esa pieza se
moviera, el ataque cae sobre una pieza igual o
menos valiosa detrás de ella. Usamos el término
enfilada, cuando la unidad del frente es más
importante o valiosa que la unidad de atrás o si
las dos unidades tienen el mismo valor.

100
Enfilada 101

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Diagrama A Diagrama B

¿Qué hacer?
1. Busca piezas enemigas alineadas en la misma fila,
columna o diagonal.
2. Localiza una de tus piezas que pueda atacar la
pieza frontal y, atacando a través de ella como si
fueran rayos X, dale a la segunda pieza.
3. ¡Ataca! (Como en una clavada, excepto que la
pieza más importante ahora está delante).

En el diagrama A, se ve claramente que la torre en d2 ataca al rey


enemigo en d5 y que, cuando el rey se mueva, la torre podrá capturar al
alfil. Esto es una enfilada.
En el diagrama B, el alfil tiene enfilados a los dos caballos. También
se le llama enfilada si las piezas bajo ataque son de igual valor.
102 Enfilada

Encuentra la enfilada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan blancas y
(partida final de la película Juegan negras
En busca de Bobby Fischer) (ambos bandos tienen una enfilada)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan negras

respuestas:
1. 1. h8 = D+, la promoción del peón a dama origina una enfilada instantánea.
2. 1. Blancas: Td4+ enfila a la dama. Negras: 1. ...Da4 enfila la torre.
3. 1. ...Dc1+ enfila la torre.
4. 1. ...Ac3+ enfila al peón.
Enfilada 103

Encuentra la enfilada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan blancas 6. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan negras 8. Juegan negras

respuestas:
5. 1. Th7+ enfila la torre.
6. 1. Ac2 enfila los caballos.
7. 1. ...Dd1+ enfila la torre.
8. 1....Te8+ enfila la torre.
104 Enfilada

Encuentra la enfilada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan negras 10. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan negras 12. Juegan blancas

respuestas:
9. 1. ...Th5 enfila al alfil. El doblete 1. ...Te5 no funciona porque las blancas jugarían 2. Db8+.
10. 1. Dh8+ enfila la torre en b8.
11. 1. ...Db7+ enfila la torre en h1.
12. 1. Aa5 enfila la torre en d8.
Enfilada 105

Encuentra la enfilada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
13. Juegan blancas 14. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
15. Juegan blancas 16. Juegan negras

respuestas:
13. 1. Ah6 enfila la torre en f8.
14. 1. ...Ag5 enfila la torre en c1.
15. 1. Dd8+ enfila a la dama en h4.
16. 1. ...Ad5 enfila la torre en h1.
106 Enfilada

partidas donde destacan


Enfiladas

Partida 16
Apertura de peón de dama

1. d4 d5
2. c4 e5

Esto tiene un aspecto poco natural. 2. ... e6 es mucho más razonable.

3. dxe5 d4
4. e3

Ahora son las blancas las que deciden por una jugada menos
natural. 4. Cf3 se ve mejor.

4. … Ab4+
5. Ad2 dxe3
6. Axb4?

Las blancas deberían haber intentado 6. fxe3.

6. … exf2+!

Ahora las blancas se tambalean, están a punto de caer. El peón no


puede ser tomado, ya que después de 7. Rxf2, las negras ganarían la
dama que queda desprotegida.

7. Re2 fxg1=C+!
8. Txg1

(Ver el diagrama siguiente.)


Enfilada 107











8. … Ag4+!
Y las negras enfilan a la dama en d1.

Partida 17
Defensa Petroff
1. e4 e5
2. Cf3 Cf6
3. Cxe5 Cc6
4. Cxc6 dxc6
5. e5 Ce4
6. d3?
Era mucho mejor 6. d4. El caballo puede ser expulsado más tarde.
6. … Ac5
7. dxe4? Axf2+
Las blancas ven que 8. Rxf2 desvía (ver Capítulo 13) al rey de la
dama, y las negras simplemente juegarían 8. ...Dxd1. Así que,
8. Re2

(Ver diagrama siguiente.)


108 Enfilada











Pero eso permite la misma enfilada que vimos en la partida anterior.

8. … Ag4+

y la dama dejará el tablero después de todo.


c a p í t u l o




9

Descubierta
y jaque a la descubierta
(Una pieza se aparta del camino y destapa un ataque de la dama, torre o alfil colocados
detrás de la pieza que se movió.)

¿cuál es la gran idea?


Con la pieza que se mueve ataca a otra pieza.
Eso te da dos ataques en una sola jugada. La
descubierta pertenece a la misma familia que la
clavada y la enfilada. En las tres, una pieza de
largo alcance (dama, torre o alfil) atacaría a una
unidad enemiga pero hay una pieza entre ellos
que bloquea el ataque. En una clavada o una
enfilada, la pieza intermedia es del mismo bando
que la unidad en la mira. En la descubierta, la
pieza de en medio es del bando de la atacante.

109
110 Descubierta y jaque a la descubierta

En el diagrama de abajo, la torre atacaría al rey en e8, pero en medio


hay un caballo de su mismo bando. Al moverse el caballo, se da un
ataque a la descubierta sobre el rey. Ya que el ataque es contra el rey, a
este tipo de descubierta también se le llama jaque a la descubierta.
En una descubierta, si fuera posible, quisieras atacar algo más con la
pieza que se mueve. Aquí, por ejemplo, si el caballo se mueve a c6 ataca
a la dama, al tiempo que se da jaque a la descubierta con la torre.












Qué hacer
1. Busca o crea una posición donde una de tus piezas
bloquee el ataque de otra de largo alcance a una
unidad enemiga. Esto se parece a una clavada o
enfilada, excepto que es otra pieza tuya la que está
en medio.
2. Localiza la jugada más dañina que puedas hacer con la
pieza de bloqueo y al moverla tendrás un doble
ataque.
Descubierta y jaque a la descubierta 111











En el diagrama, las blancas tienen un alfil alineado detrás del
caballo, con una torre opuesta a su alcance. Si llevas las blancas y
buscas una jugada dañina con el caballo, encontrarás 1. Cf6+! El jaque
congela la torre negra para que el rey escape del caballo. A continuación
las blancas se llevan la torre a8.
112 Descubierta y jaque a la descubierta

Descubierta: encuentra la mejor jugada


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan negras

respuestas:
1. 1. Te6+. El alfil ataca al rey y la torre ataca a la torre. El caballo no puede capturar porque el rey
debe escapar del jaque. 1. Txc5+ gana un caballo, pero es mejor ganar una torre.
2. 1. Te4+. El alfil ataca al rey y la torre a la dama. 1. Th3 también funciona, pero no es tan buena, ya
que las negras bloquean en d4, para cambiar dama por alfil. Seguirás llevando la delantera, ¿pero
por qué perder algo si no es necesario hacerlo?
3. 1. ... Cd5+ gana la dama.
4. 1. ... g6+ gana la dama.
Descubierta y jaque a la descubierta 113

Descubierta: encuentra la mejor jugada


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan blancas 6. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan negras 8. Juegan negras

respuestas:
5. 1. Cc4. El caballo ataca a la torre con una descubierta sobre la dama.
6. 1. Axb5+ con una descubierta sobre la dama.
7. 1. ... f3+ con una descubierta sobre la dama.
8. 1. ... Axh2 + con una descubierta sobre la dama.
114 Descubierta y jaque a la descubierta

Descubierta: encuentra la mejor jugada


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan negras 10. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan blancas 12. Juegan blancas

respuestas:
9. 1. ... Cd4 ataca al alfil con una descubierta sobre la torre.
10. 1. ... f3+ da jaque al rey y despeja una descubierta sobre la torre.
11. 1. Ad4 ataca al caballo por segunda vez y abre una descubierta sobre la dama, esto la aleja de
proteger al caballo. Observa también que si las negras salvan a la dama, las blancas darían mate al
atacar con Dxf6+.
12. 1. Cc6 hace doblete a las torres con una descubierta sobre la dama.
Descubierta y jaque a la descubierta 115

Descubierta: encuentra la mejor jugada


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
13. Juegan negras 14. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
15. Juegan blancas 16. Juegan blancas

respuestas:
13. 1. ... Cg3+ con una descubierta sobre la dama.
14. 1. ... Cxc4 con una descubierta sobre la torre.
15. 1. Cc6 da doblete a dama y torre con un ataque a la descubierta sobre h8, amenaza de mate.
16. 1. Ah7+ con una descubierta sobre la dama.
116 Descubierta y jaque a la descubierta

partidas donde destacan


Descubiertas y jaques a la descubierta

Partida 18
Defensa Petroff o rusa
Este primer ejemplo es común en partidas entre estudiantes, donde las
negras juegan una apertura que no comprenden.
1. e4 e5
2. Cf3 Cf6
Esta es una excelente apertura si sabes cómo jugarla.
3. Cxe5 Cxe4?
Con esta jugada, las negras revelan que no saben jugar la Petroff. Lo
mejor aquí es 3. … d6, para acosar al caballo blanco, y sólo después de
que las blancas retrocedan su caballo, las negras toman el peón e4.
4. De2 Cf6??
Pánico en las negras. Su caballo fue atacado y huyó. Sin embargo,
eso deja a las blancas el control de la columna e.











Descubierta y jaque a la descubierta 117

5. Cc6+!
Las blancas dan jaque a la descubierta y a la vez atacan a la dama.
Habiendo tenido problemas en su tercera jugada, las negras deberían
haber imitado a las blancas con 4. ... De7, y después de 5. Dxe4, d6
recupera la pieza, ya que el caballo no puede mover sin poner en peligro
a la dama blanca. Las blancas aun conservan la ventaja luego de 6. d4,
pero al menos queda un juego que vale la pena continuar.

Partida 21
Apertura escocesa
La apertura escocesa también permite una descubierta frente a un
oponente descuidado.
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. d4 exd4
4. Cxd4 Ac5
5. Ae3 Cf6??
Esta jugada de aspecto natural es un desastre. Aunque desarrolla
una pieza hacia el centro, ataca a un peón central no protegido en e4 y
prepara el enroque, fracasa ante un ataque a la descubierta.











118 Descubierta y jaque a la descubierta

El alfil negro en c5 es una pieza perdida. Cuando el caballo en d4


mueve, el alfil blanco en e3 dará un ataque descubierto al alfil negro en
c5. El inconveniente es que el alfil c5 va a contraatacar. Las blancas
necesitan encontrar un ataque poderoso con el caballo d4 para que las
negras no se atrevan a jugar … Axe3.
6. Cxc6!
Las blancas capturan un caballo y atacan a la dama negra. Las
negras ya no tienen tiempo para tomar al alfil, deben salvar a la dama.
6. … b7xc6
7. Axc5
Al volver la calma, las blancas se habrán ganado un alfil.

Partida 22
Apertura escocesa
1. e4 e5
2. Cc3 Cc6
3. Ac4 Ac5
4. Dg4
Las blancas ven la debilidad de g7 y sacan su dama para atacarla.
4. … Af8
Deshacer el desarrollo de una pieza nunca ha sido gracioso, y menos
cuando se tiene un par formas para lidiar con el problema, como aquí
las negras con 4. ... g6 o 4. ... Cd4.
5. Cf3?
Un simple desarrollo mecánico. Las blancas dependerán de la fuerza
bruta de cuatro piezas desarrolladas para despachar a las negras.
Desafortunadamente, se les pasó algo por alto.

(Ver el diagrama siguiente.)


Descubierta y jaque a la descubierta 119











5. … d5!
Con un ataque directo del peón al alfil en c4 y una descubierta sobre
la dama por el alfil que reposa en c8. Las blancas van a perder material.
c a p í t u l o


10



Jaque doble
(Ataca al rey dos veces en una sola jugada.)

¿cuál es la gran idea?


Si el rey es atacado desde dos direcciones, la
única escapatoria es que se mueva. Si el rey
tiene que mover, el resto del ejército queda
paralizado en ese turno. Si se bloquea o se
captura para detener uno de los jaques, el rey
seguirá en jaque desde el segundo atacante; así
que la única salida es mover al rey. Si el rey no
puede moverse, es mate. El jaque doble es un
recurso muy poderoso de las descubiertas.

120
Jaque doble 121












¿Qué hacer?
1. Pon al rey enemigo en línea con dos de tus piezas
de ataque.
2. Mueve la pieza intermedia fuera del camino y con
ella misma ataca al rey, así se revela además un
jaque a la descubierta desde la pieza de atrás,
esto produce un jaque doble.

Puesto que el jaque doble es un tipo de jaque a la descubierta, se


aplican las mismas reglas, excepto que esta vez la pieza en movimiento
también ataca al rey contrario.
En el diagrama de arriba vemos que si el caballo se mueve a f6 o d6,
el rey será atacado tanto por el caballo como por la dama. Eso es un
jaque doble. En los ejercicios que siguen, descubrirás varias de las
grandes ventajas del jaque doble.
¡Ten cuidado! En algunos de esos ejercicios, hay dos posibles jaques
dobles, pero uno es mucho mejor que el otro. ¡Encuentra el correcto!
122 Jaque doble

Encuentra el jaque doble


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan negras 2. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan blancas

respuestas:
1. 1. ...Te1#. Este jaque doble (++) también es mate. Si la torre b5 toma al alfil, el rey sigue en
jaque desde la torre. Si el alfil b6 bloquea en g1, el rey todavía estará en jaque desde el alfil d5.
2. 1. ...Ac6++. El rey debe mover, aunque la dama pueda tomar cualquiera de las piezas que da
jaque al rey permanece el jaque de la otra. Las negras ganan la dama.
3. 1. ...Te1#. Otro mate por jaque doble. No hay escapatoria para las blancas.
4. 1. Ce7++. Jaques desde la dama y el caballo. El rey debe mover, y entonces el caballo captura
la dama negra en c6. El jaque doble congeló a todos, por lo que el alfil no puede eliminar al
caballo, aun cuando eso significa perder la dama.
Jaque doble 123

Encuentra el jaque doble


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras 6. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan negras 8. Juegan blancas

respuestas:
5. 1. ...Axf3++. Este es un jaque doble con doblete sobre el rey y la dama, pero también hay un
mate en uno después de la captura del caballo. Si 2. Rh2 o 2. Rh3, va 2. ... Dg2#. Las negras también
pudieron haber jugado 1. ... Ah3++, solo que después de 2. Rxh3 queda más material gratuito para
las blancas y el ataque negro se desploma.
6. 1. Cf6#. Observa que Cd6 también es jaque doble, pero no es tan poderoso.
7. 1. ...Cf3#. También Cd3 es jaque doble, pero menos efectivo.
8. 1. Ag5++ y mate en la siguiente jugada. Si 1. ... Re8, entonces 2. Td8#. Si 1. ... Rc7, va 2. Ad8#. El
jaque doble con Aa5 no es tan eficiente como el primero.
124 Jaque doble

partidas donde destacan


Jaque doble

Partida 21
Gambito de rey

El Sr. Meek estuvo en el banquillo de los perdedores en muchas


partidas contra el gran Paul Morphy; pero aquí demostró que sabía dar
el golpe de gracia ante rivales menores.

Meek-Amateur

1. e4 e5
2. f4 exf4
3. Cf3 d5
4. Cc3 d5xe4
5. Cxe4 Ag4

Esta seductora clavada no es lo mejor, pero tampoco es la razón


principal en esta partida. Mejor habría sido sacar cualquiera de los
caballos,

6. De2 Axf3??

Pero esto solo pierde. Cuando la dama contraria esté en la misma


columna abierta que tu rey, debes estar en alerta roja. La situación es
bastante peligrosa. 6. ... Ae7 era esencial.

7. Cf6# ¡Jaque doble y mate!

(Ve la posición final en el diagrama siguiente.)


Jaque doble 125











Partida 22
Apertura escocesa

Esta es la misma idea, pero desde el bando contrario.

Miller-Chernev
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. d4 exd4
4. Cxd4 Cf6

Buena jugada. Ataca al desprotegido peón e4.

5. Ag5

Otra de esas clavadas tempranas de alfil. Más conocida, y mejor, es


5. Cxc6, seguida por 6. Ad3 o 6. e5, en ambos casos el peón e se
conserva.

5. … Ae7

Esto rompe la clavada.


126 Jaque doble

6. Cf5 d5
7. exd5 Ce5
8. Cxe7

Las blancas siguen bien.

8. … Dxe7
9. Axf6??

Y en una jugada equivocada, las blancas abren la puerta a la derrota.


Como en la partida anterior, el jugador perdedor no pensó en el peligro
de tener al rey en la misma columna abierta que la dama contraria.

9. … Cf3# jaque doble y mate.











c a p í t u l o


11



Sobrecarga o
pieza sobrecargada
(Cuando una pieza tiene demasiado trabajo.)

¿cuál es la gran idea?


Si una pieza está protegiendo dos o más piezas,
captura a una de ellas. Cuando la pieza
protectora vaya a tomar la tuya, quedará fuera
de posición para salvar a la otra.

127
128 Sobrecarga o pieza sobrecargada

Una pieza está sobrecargada cuando no puede cumplir con todas las
obligaciones defensivas que tiene encargadas en ese momento.
En el siguiente diagrama, el peón negro en c6 defiende dos piezas
que están bajo ataque.


 Qué hacer
 1. Localiza una unidad enemiga
 que esté protegiendo dos

piezas (o casillas) que estén
bajo ataque.

 2. Captura una de ellas.

 3. Cuando la pieza sobrecargada


 recapture, toma también la
otra.

Sobrecarga

El peón negro en c6 está sobrecargado. Protege tanto al alfil como al


caballo. Las blancas toman una de estas piezas y cuando el peón
recapture queda fuera de lugar para proteger a la otra pieza.
Sobrecarga o pieza sobrecargada 129

Sobrecarga
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan negras 2. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan blancas 4. Juegan blancas

respuestas:
1. 1. ...Txc4. La dama está sobrecargada. Si 2. Dxc4, entonces 2. ... Dh1#.
2. 1. Axc3. La torre está sobrecargada. Si 1. ... Txc3, entonces 2. Te8#.
3. 1. Cxh4. El alfil está sobrecargado. Si 1. ... Axh4, entonces 2. Txc3.
4. 1. Dxd7. La dama está sobrecargada. Si 1. ... Dxd7, entonces 2. Tf8#.
130 Sobrecarga o pieza sobrecargada

Sobrecarga
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras 6. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan blancas 8. Juegan negras

respuestas:
5. 1. ...Dxe7. La dama blanca está sobrecargada. Si 2. Dxe7, entonces 2. ... Txe1#.
6. 1. ...Te1+. El alfil está sobrecargado. 2. Axe1 (única jugada), Dxa7.
7. 1. Txb5. El peón está sobrecargado. 1. ... c6xb5; 2. Dxd5+ con una ventaja decisiva.
8. 1. ...Cxc2. La dama está sobrecargada. Si 2. Dxc2, entonces 2. … Dxh6.
Sobrecarga o pieza sobrecargada 131

Sobrecarga
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan negras 10. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan blancas 12. Juegan blancas

respuestas:
9. 1. ...Axc4. La dama está sobrecargada. Si 2. Dxc4, Txf3 gana una pieza.
10. 1. ...Dxf3+. La dama está sobrecargada. 2. Dxf3 (2. Rg1, Dg2#), Txe1#. Si se invierte el orden no
funciona: 1. ... Txe1+; 2. Cxe1! las blancas se salvan.
11. 1. Txd7. La dama está sobrecargada y el caballo está clavado. Si 1. ... Dxd7, entonces 2. Axf6#.
12. 1. Td8! La torre y el alfil están sobrecargados. Si 1. ... Txd8; 2. Cxf7#. Si 1.... Axd8; 2. Dxf8+, Cg8;
3. Dxg8#. Finalmente, si 1. ... Ad7; 2. Cxf7 es mate (la torre está clavada).
132 Sobrecarga o pieza sobrecargada

Sobrecarga
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
13. Juegan negras 14. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
15. Juegan blancas 16. Juegan blancas

respuestas:
13. 1. ...Axe4+. La torre está sobrecargada. Si 2. Txe4, entonces Cxd2+ gana la torre y el alfil.
14. 1. ...Txc2. La dama está sobrecargada. 2. Dxc2, ahora vemos por qué estaba sobrecargada: 2. ...
Dxh4+, doblete sobre rey y torre.
15. 1. Txe8+. La torre en d8 está sobrecargada. 1. ... Txe8; 2. Dxd6.
16. 1. Txd5. El peón está sobrecargado. 1. ... cxd5; 2. Dxb5+ gana fácilmente.
Sobrecarga o pieza sobrecargada 133

Sobrecarga
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
17. Juegan blancas 18. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19. Juegan blancas 20. Juegan negras

respuestas:
17. 1. Dxd4! La torre está sobrecargada. Después de 1. ...Txd4; 2. Te8#.
18. 1. ... Te2! La torre e1 debe capturar, o el rey muere en g2 o h2. 2. Txe2, Dxf1#.
19. 1. Txe8+. La dama blanca está sobrecargada. Después de 1. ... Dxe8 (forzada); 2. Axd5, gana
una pieza.
20. 1. ... Dxd4. La dama blanca está sobrecargada. Si 2. Dxd4, entonces 2. ... Te1#.
134 Sobrecarga o pieza sobrecargada

partidas donde destaca


Sobrecarga

Partida 23
Apertura de los cuatro caballos, variante italiana
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Ac4 Ac5
4. Cc3 Cf6
5. d3 d6
6. Ag5 O-O?
Puede parecer extraño ponerle signo de interrogación al enroque,
pero aunque el enroque es algo bueno que hacer en la mayoría de las
partidas, siempre deberá ser en el momento adecuado. En la apertura
italiana de los cuatro caballos, el enroque debe esperar hasta que las
cuatro piezas menores se desarrollen en cada bando. Quienquiera que
enroque antes corre el riesgo de "clavada y presión", como sucedió en
esta partida. Las blancas acaban de clavar el caballo f6 y el aumento de
presión va en camino. Las negras deberían haber jugado 6. ... Ae6, para
proteger d5, o más atrevidamente, 6. … Ca5 con un emocionante juego
por delante.
7. Cd5
Presión sobre la pieza clavada.
7. … h6??
No obstante … Ae6 era preferible, incluso a estas alturas.
8. Cf6
Las blancas vieron que el peón g7 está sobrecargado, así que no
puede proteger al caballo en f6 y al peón h6.
8. … gxf6
9. Axh6
Sobrecarga o pieza sobrecargada 135

Las blancas están arriba por un peón y el flanco de rey de las negras
ha sido desgarrado. Así que las blancas tienen condiciones para lanzar
un ataque devastador a partir de aquí.












Partida 24
Defensa siciliana, variante del Dragón

Un par de descubiertas desembocan en una pieza sobrecargada.

1. e4 c5
2. Cf3 d6
3. d4 cxd4
4. Cxd4 Cf6
5. Cc3 g6
6. Ae3 Ag7
7. f3 O-O
8. Ac4 Cc6
9. Dd2 Ad7
10. O-O-O Tc8
136 Sobrecarga o pieza sobrecargada

Hasta aquí, ambos bandos han hecho las jugadas normales de la


variante del Dragón. 10. Tc8 lleva un poco de veneno. Hay una
descubierta sobre el alfil recién llegado a c4.

11. h4

Las blancas no lo ven, Ab3 era necesaria. Las blancas tienen la idea
correcta (un ataque al flanco de rey), pero es el momento equivocado
para llevarla a cabo.

11. … Cxd4
12. Dxd4 Cg4

Ataca a la descubierta a la dama y simultáneamente al alfil en e3.

13. Dd3

La dama debe escapar y defender a ambos alfiles, pero eso la deja


seriamente sobrecargada.

13. … Cxe3

Y la dama sobrecargada no puede recapturar sin abandonar al otro


alfil, aun así debe recapturar o la torre se le escapa. También está la
posibilidad de 14. Axf7+; aunque ya no importa qué jueguen las
blancas, las negras se llevan una pieza de todas maneras.
Observa que aquí las negras también pueden ganar una pieza de otra
manera; si 13. ... Ce5 es un doblete sobre la dama en d3 y el alfil en c4,
quien ahora acumulará un segundo ataque.

El juego continuó

14. Dxe3 Txc4

Las negras sacan buena delantera.


Sobrecarga o pieza sobrecargada 137

En el diagrama puedes ver la posición resultante.











c a p í t u l o


12



Eliminar al guardia
(Captura al guardia y llévate el tesoro.)

¿cuál es la gran idea?


Si capturas la pieza que protege a otra pieza,
también puedes llevarte lo que protegía. Una
pieza o peón contrario protege la pieza que
estás atacando. Está el tesoro —la pieza que
quieres llevarte— y el guardia. Si capturas al
guardia y tu oponente usa su siguiente jugada
para recapturar, podrás llevarte el tesoro en la
siguiente jugada.

138
Eliminar al guardia 139












Qué hacer
1. Encuentra una pieza enemiga que esté protegiendo algo que
quieras capturar.
2. Ataca al guardia.
3. Si tu oponente hace una jugada irrelevante, tomas al guardia.
4. Si tu oponente recaptura, entonces tomas la pieza que ha
quedado desprotegida. (Si tu oponente no recaptura, pero
mueve la pieza sin protección fuera del camino, simplemente
retira tu pieza atacante y ya estarás arriba una pieza.)

En este diagrama, las blancas atacan al alfil en c5, pero está


custodiado por el caballo en e6, así que las blancas juegan:
1. Axe6 (eliminan al guardia) y después de la recaptura negra
mediante 1. ... fxe6, las blancas se llevan el tesoro: 2. Txc5.
Si eliminas al guardia ya no hay nada que proteja el tesoro.
140 Eliminar al guardia

Eliminar al guardia
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan blancas

respuestas:
1. 1. Axf6, elimina al guardia para ejecutar la esperada Dxh7#.
2. 1. Txd5, elimina al guardia del alfil en b4.
3. 1....Dxd5, elimina al guardia sobre f3. Si 2. cxd5, Axf3+; 3. Rg1, Ch3#.
4. 1. Axf7+, elimina al guardia de la casilla e6. 1. ... Cxf7 (la única jugada); 2. Ce6, atrapa a la dama.
Eliminar al guardia 141

Eliminar al guardia
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras 6. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan negras 8. Juegan blancas

respuestas:
5. 1. ...Dxc3, elimina al guardia sobre d1. Si 2. ... Dxc3, entonces 2. Td1+ lleva al mate después de
3. De1, Txe1#.
6. 1. ...Axc4, elimina al guardia de la torre b6 para que la dama la capture en la siguiente jugada.
7. 1. ...Cxf3+, elimina al guardia de h2. Después de 2. Dxf3 (o gxf3) las negras ganan con 2. ...
Dxh2#.
8. 1. Txh6+, elimina al guardia de f7, gxh6; 2. Cf7+ gana la dama negra. Si 1. ... Rg8, entonces va una
jugada de atracción (ver Capítulo 14) para realizar el mismo truco: 2. Th8+, Rxh8 (única jugada); 3.
Cf7+, de nuevo gana la dama.
142 Eliminar al guardia

Eliminar al guardia
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan blancas 10. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan negras 12. Juegan blancas

respuestas:
9. 1. Axf7, Txf7; 2. Cxg5 gana una pieza (el caballo en h7 está clavado).
10. 1. ...Axg3; 2. Txg3 (o fxg3), Cxh5 gana una pieza.
11. 1. ....Txe5 gana una pieza. Si 2. fxg5, Rxf7.
12. 1. Axf6, Axf6; 2. Cxg4 gana una pieza.
Eliminar al guardia 143

partidas donde destaca


Eliminación del guardia

Partida 25
Apertura de los cuatro caballos, variante española
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Cc3 Cf6
4. Ab5 Ab4

(Cuando el alfil blanco juega a b5, se trata de la variante española de


la apertura de los cuatro caballos. Si ese alfil juega a c4, entonces se le
conoce como variante italiana de la apertura de los cuatro caballos.)

5. d3

Las blancas deberían enrocar aquí. Esta es una de esas


sorprendentes rarezas del ajedrez. En la variante italiana de los cuatro
caballos, es tradicionalmente prudente esperar a que se desarrollen
todas las piezas menores antes del enroque. En la variante española, el
enroque debe ser antes del avance de los peones d, para que los alfiles
de c1 y c8 puedan salir.

5. … Cd4

Y esta es la razón. Las blancas quedan bajo gran presión de este


molesto caballo.

6. O-O?

Aquí, la mejor respuesta es 6. Aa4. Las blancas no comprendieron la


amenaza negra de la quinta jugada, pero están a punto de enterarse de
la táctica llamada eliminar al guardia.

6. … Axc3!
144 Eliminar al guardia

El caballo protegía al alfil en b5. En la jugada anterior el caballo


negro jugó a d4, para atacar al alfil blanco. Ahora que las negras han
eliminado al guardia ya pueden llevarse el tesoro.
7. bxc3 Cxb5
Las negras están arriba una pieza.











Observa que 7. Cxd4 realmente no ayuda, porque las negras
simplemente responderían 7. ... Axd4 y obtienen una pieza de ventaja.

Partida 26
Amateur-Canal
1. e4 e5
2. Ce2

No es conveniente que el caballo esté aquí. Es mucho mejor la


acostumbrada 2. Cf3. En e2 el caballo bloquea las diagonales, tanto
para el alfil como para la dama. En este caso, como veremos, también
bloquea al rey.

2. … d5
Eliminar al guardia 145

3. exd5 Dxd5
4. Cbc3 Da5
5. d4 Cc6
6. d5 Cb4
7. Ad2 Af5
Las blancas suponen que las negras buscan el doblete de caballo
desde C2.
8. Tc1
Problema resuelto. Sin embargo, la alegría de las blancas dura poco.
8. … Axc2!
¿Qué es esto? ¿Por qué el Maestro sacrificó un alfil?
9. Txc2 Cd3#
Las negras simplemente querían eliminar al guardia. El peón c2 ya
no protege d3, así que ahora hay mate desde d3.











c a p í t u l o


13



Desviación
(Ahuyenta una pieza u oblígala a que se mueva.)

¿cuál es la gran idea?


A menudo encontrarás que hay una pieza
enemiga que te impide hacer algo. Si apartas o
alejas esa pieza, podrás seguir adelante con tu
plan.

146
Desviación 147

Esta vez, en lugar de capturar al guardia, vas a ahuyentarlo. Tienes a la


vista un ataque contra una pieza enemiga, pero la pieza está protegida,
si alejas al guardia te quedas con la pieza indefensa.


 Qué hacer

 1. Localiza la pieza que protege
 a la que quieres capturar.

 2. Obliga a ese defensor a


 moverse.

 3. Captura la pieza que protegía.




Desviación

En el diagrama de arriba, las blancas están atacando al alfil en e6,


pero está protegido por la torre en d6. Las blancas juegan 1. c5! para
desviar la torre.
Cuando la torre negra se mueva, la torre blanca captura al alfil.
En una desviación, ahuyentas al guardia o lo obligas a ir a otro lado.
148 Desviación

Desviación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan blancas 4. Juegan negras

respuestas:
1. 1. Axh7+, desvía al rey de la torre. Después de 1. ... Rxh7, 2. Txf8.
2. 1. ...Ad3+, aleja al rey de la torre. Después de 2. Rg1, Txe1+ con mate en la siguiente. Si 2. Te2,
entonces 2. ... Txe2 hace caer a las blancas.
3. 1. Af5! Desvía a la dama del caballo. Si la dama se aleja, Txe8#; si se queda, simplemente la
capturan. Si las negras juegan 1. ... Dd6, 2. Txe8+, Df8; 3. Txf8+ es una victoria fácil; pero te
divertirás más con otra desviación: 3. Axh7+!
4. 1. .... Ce2+ aleja al rey de la torre. Luego 2. Rh1, Txf1#.
Desviación 149

Desviación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan blancas 6. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan blancas 8. Juegan blancas

respuestas:
5. 1. Aa4+ desvía al rey de su protección del caballo f7. Después de que el rey mueva, 2. Txf7 gana
una pieza.
6. 1. ...Axc4, clava y desvía a la dama. Después de 2. Dxc4, la dama negra ya no está clavada por la
dama blanca, ha quedado libre para dar jaque mate al rey blanco: 2. .... Df2#.
7. 1. c5, desvía al caballo de la protección a la torre. Si el caballo se mueve, entonces 2. Dxe4.
8. 1. Txe7, desvía al rey alejándolo del peón h6. Si el rey toma la torre, ya no impide la coronación.
Si no toma la torre, el peón h todavía corona.
150 Desviación

Desviación
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan blancas 10. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan blancas 12. Juegan blancas

respuestas:
9. 1. e5, desvía la torre de la protección al alfil.
10. 1. Tb8 desvía la dama que protege al alfil en f6. Para 1. ... Dxb8; 2. Cxf6+ gana una pieza
después de 3. Cxh5.
11. 1. Ad5+ desvía a la dama de la protección a e8. Si 1. ... Dxd5, entonces 2. De8#. Si 1. .... Rh8;
entonces 2. Tb8 + seguido de mate. Si 1. .... Rf8; entonces 2. De7#.
12. 1. Da4+! desvía a la dama negra. 1. ... Dxa4; 2. Cc7+! desvía al rey. 2. ... Rf8; 3. Txd8+, De8; 4.
Txe8#.
Desviación 151

partidas donde destaca


Desviación

Partida 27
Defensa Alekhine

Wren – Mayfield, 1941


1. e4 Cf6
2. e5 Cd5
3. c4 Cb6
4. d4 d6
5. Ad3 dxe5
6. dxe5 Cbd7
7. e6! Cf6??

Si las negras capturan con el peón f, se encuentran con 8. Dh5+, g6; 9.


Dxg6, hxg6; 10. Axg6#. Sin embargo, la jugada realizada también es
terrible, como muestra la continuación de la partida. En cambio con 7.
... Ce5 las negras continuarán vivas y bien. Es suficiente con que se
cometa un error en el momento justo y la partida se sale de control.

8. exf7+

Desvía al rey alejándolo de la dama.

8. … Rxf7

Evitar esta línea mediante 8. ... Rd7 permite 9. Af5++ y de nuevo el


rey es alejado de la dama.

(Ver diagrama de la siguiente página.)


152 Desviación











9. Ag6+

Esto evita que el rey negro regrese para proteger a su dama, que ha
sido impactada por un ataque a la descubierta desde d1. No importa si
las negras capturan al alfil con el rey o con el peón h7, las blancas
tomarán la dama negra en la siguiente jugada, 10. Dxd8.

Partida 28
A la siguiente partida se le ha llamado "la más corta nunca antes
jugada entre maestros en un campeonato". (Irving Chernev)
Gibaud - Lazard, Paris, 1924
1. d4 Cf6
2. Cd2 e5
3. dxe5 Cg4
4. h3??
Si 4. Cf3 las blancas quedaban bien. Sin embargo, la jugada aquí
realizada permite

4. … Ce3!!
Desviación 153











De repente las blancas descubren que su juego está perdido. La dama
sólo puede ser salvada por 5. fxe3, pero eso desvía al peón f de tapar los
agujeros en f2 y g3.
Las blancas abandonaron aquí, pero la continuación habría sido:
5. fxe3 Dh4+
6. g3 Dxg3#

Partida 29
Giuoco Piano (juego tranquilo)

1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Ac4 Ac5
4. c3 De7
5. O-O d6
6. d4 Ab6
7. a4 Ag4
Las negras no advierten el peligro. Creen que si las blancas juegan el
peón a a5, el alfil tranquilamente puede llevárselo, protegido por el
caballo en c6, y luego regresarse a b6.
8. a5 Axa5
154 Desviación

9. d5!
¡Oh! Esa no la vieron. El caballo es desviado y el alfil vuelve a la caja
después de 10. Txa5.











Si las negras lo hubiesen capturado con el caballo, habría sido mejor,
aunque aun así, las blancas tendrán una ventaja significativa. Es decir:
8. … Cxa5
9. Txa5 Axa5
10. Da4+
Doblete a rey y alfil. Las blancas reciben un caballo y un alfil por la
torre y el peón.
c a p í t u l o


14



Atracción
(Llevar una pieza a una casilla específica.)

¿cuál es la gran idea?


Obliga a una pieza contraria a ocupar la casilla
que te convenga. Una atracción ocurre cuando
amenazas a una pieza, de manera que se mueva
a una casilla en particular, para que puedas
hacer algo con ella cuando llegue allí.

155
156 Atracción












¿Qué hacer?
Atrae una pieza a una trampa.
1. Provoca que una pieza vaya a la casilla donde le
tengas preparada una trampa.
2. Cuando muerda el anzuelo, hazle lo que le tienes
preparado.

La atracción se usa en combinación con otras tácticas. Aquí, por


ejemplo, puedes atraer a la dama con una clavada sin protección, para
luego atacarla con un doblete. Las negras juegan ... Af4! y clavan la
dama al rey.
A primera vista esto puede parecer un poco extraño, porque el alfil
no está protegido. Sin embargo, ese es el punto. Las negras quieren que
las blancas lo capturen, para atraer la dama a f4. Cuando la dama esté
en f4, la atacarán con un clásico doblete de caballo, esto es ... Cd3+.
Aplicamos la atracción cuando queremos que nuestro oponente
mueva una pieza a una casilla donde le podamos hacer algo, como en
el ejemplo anterior. A menudo se sacrifica una pieza para lograrlo, a
esa pieza se le llama carnada o señuelo.
Atracción 157

Atracción
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan negras

respuestas:
1. 1. Txf8+, atrae al rey a f8, donde 2. Df4+ da doblete a rey y torre.
2. 1. Td8, atrae a la dama una casilla más lejos del rey 1. ... Dxd8, de modo que después de esa
enfilada va otra, 2. Dh8+, el rey ha de moverse a f7 y ya no logra proteger a la dama. La dama ha
quedado demasiado lejos de f7 y cae.
3. 1. ...Dh1+, atrae al rey a la esquina. 2. Rxh1. El rey ha sido atraído a una red de mate: 2. ... Af3+,
3. Rg1 (única jugada) y va mate con Te1#.
4. 1. ...g4+, atrae al rey a una casilla de mate. 2. Rxg4 (única jugada), Df5#.
158 Atracción

Atracción
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan blancas 6. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan blancas 8. Juegan blancas

respuestas:
5. 1. Td7+, atrae al rey a la casilla deseada. 1. … Rxd7; 2. Cc5+ da un doblete real.
6. 1. ...Dxf3+, atrae al rey a campo abierto. 2. Rxf3, y ahora 2. ... Cxd4#. Como atractivo adicional,
este es un jaque doble y mate con doblete a la dama.
7. 1. Dd8+! Aquí el rey no tiene elección, es atraído a d8: 1. ... Rxd8; 2. Ag5++! Ahora todas las
jugadas lo llevan al mate: 2. ... Re8; 3. Td8#; 2. ... Rc7; Ad8#.
8. 1. Df8+!. Esta vez el rey tiene dos opciones, pero de nuevo, ambas llevan a la mate: 1. ... Rh7; 2.
Dg7# o 1. ... Rxf8; 2. Td8#.
Atracción 159

Atracción
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan negras 10. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan blancas 12. Juegan blancas

respuestas:
9. 1. ... Dxe1+ atrae al rey a e1; 2. Rxe1, allí es atacado con un doblete: Cxg2+, gana la torre.
10. 1. Dxe7+. Si 1. ... Rxe7; 2. Cg6+ gana la dama. El doblete de caballo no funciona si se aplica
antes: 1. Cg6, Dg8+ deja escapar a las negras.
11. 1. Dxf7+, atrae al rey a f7 cuando recaptura. (11. ... Rh8 sólo entrega la otra torre a un doblete
de dama desde f6). Después de 11. ... Rxf7; 12. Ce5+ da doblete al rey y a la dama.
12. 1. Axg7+, atrae al rey a g7. Después de 1. ... Rxg7, las blancas juegan 2. Dg5+, Rh8 y 3. Df6#.
160 Atracción

partidas donde destaca


Atracción

Partida 30
Defensa holandesa
Ed Lasker-George Thomas
La siguiente partida es una de las más divertidas de la historia del
ajedrez. El rey negro es sacado de su enroque y arrastrado hasta el otro
lado del tablero. Todo comienza con un sacrificio de dama que atrae al
rey para alejarlo de lo que debería haber sido su refugio.

1. d4 f5

Esta jugada es la que define a la Defensa holandesa.

2. Cc3

Bien, pero un poco inusual. Normalmente aquí las blancas


continúan con 2. c4.

2. … Cf6
3. Cf3 e6
4. Ag5 Ae7
5. Axf6

Las blancas quieren librarse del caballo para hacer posible su


siguiente jugada sin perder un peón.

5. … Axf6
6. e4 fxe4
7. Cxe4

Con el caballo f6 fuera del tablero, este es un simple intercambio de


peones. Las blancas conservan un buen control del centro.
Atracción 161

7. … b6
8. Ce5 O-O
9. Ad3 Ab7

Este es un planteamiento bastante tranquilo de la apertura, que casi


funciona. Sin embargo, no es suficiente. Mejor habría sido 9. … Axe5,
para eliminar al peligroso caballo centralizado.

10. Dh5! De7

De nuevo, esto apenas funciona. La idea de las negras es que si 11.


Cxf6, que abre un ataque doble sobre h7, viene 11. … gxf6 para que la
dama e7 sostenga al peón h7.

11. Dxh7!!

Pero esta brillante atracción del rey le arruina todo a las negras.

11. … Rxh7
12. Cxf6++ Rh6

(Si 12. ... Rh8; 13. Cg6#) De aquí en adelante todas las jugadas de las
negras son forzadas.

13. Ceg4+ Rg5


14. h4+ Rf4
15. g3+ Rf3
16. Ae2+ Rg2
17. Th2+ Rg1
18. Rd2#

(Ve la posición final en el diagrama siguiente.)


162 Atracción












Partida 31
1. e4 d6
2. d4 Cd7
3. Ac4 g6
4. Cf3 Ag7

Las negras se han metido en un juego peligroso. Al pensar que todo


está bien, basadas en una estructura de apariencia sólida pero
apretujada, la siguiente jugada es un gran golpe para ellas.

5. Axf7!!

Atrae al rey para que pueda ser atacado por el caballo.

5. … Rxf7
6. Cg5+

Esto es más de lo que pueden soportar las negras.

(Ver diagrama en la siguiente página)


Atracción 163











Si

6. … Rf6
7. Df3#
Si
6. … Re8 o Rf8
7. Ce6
Jala a la dama.

Partida 32
Defensa Caro-Kann

1. e4 c6
2. d4 d5
3. ed cd
4. Ad3 Cc6
5. c3 Cf6
6. Af4 e6

Es comprensible que las negras quieran abrir la puerta para el alfil f8.
Sin embargo, era preferible jugar 6. … Db6, para aprovechar la
164 Atracción

debilidad del peón b2, o 6. ... g6, para dejar salir al alfil f8 a la gran
diagonal.
7. Cf3 Ad6
Es una proposición para el intercambio de alfiles de casillas oscuras.
8. Ag3
Las blancas no quieren intercambiar de manera que ayuden a las
negras a desarrollar la dama. Si las negras insisten en retirar los alfiles
del tablero, le cederán a las blancas la columna h semiabierta.
8. … Axg3
9. hxg3
Las blancas tienen ahora posibilidades de atacar por el flanco de rey.
Las negras deben tener mucho cuidado.
9. … O-O
10. Ce5 Dd6??
Esta jugada de apariencia natural entrega la partida. Cuando la
columna h está semiabierta y varias piezas listas para entrar en acción,
la seguridad del rey debe ser la máxima prioridad. 10. … h6 o 10. … g6
ofrecían mayores posibilidades.

11. Axh7!! Rh8


(Si 11. … Cxh7 va 12. Dh5 y no hay sobrevivientes al ataque.)
12. Ag6+ Rg8
13. Axf7+ Txf7
14. Th8+!
Atrae al rey a h8, donde será golpeado con un devastador doblete de
caballo.
14. … Rxh8
La única jugada.
Atracción 165

15. Cxf7+
Y las blancas capturan la dama en la siguiente jugada.











c a p í t u l o


15



Pieza atrapada
(No hay manera de escapar de la captura.)

¿cuál es la gran idea?


La pieza atrapada es aquella que está acorralada
en algún lugar y no tiene forma de escapar
antes de que el enemigo la capture. Una pieza
atrapada es una pieza perdida.

166
Pieza atrapada 167







En esta posición, el caballo en a6 está atrapado
por el alfil. El rey negro solo tiene que
acercarse y capturarlo.


Esta posición se conoce como corral caballos, un corral es un espacio


cercado para evitar que los caballos se alejen.

Qué hacer
1. Localiza una pieza que tenga vías de escape limitadas.
2. Busca la forma de cortar completamente su escape.
3. Atácala.
4. Tómala.
168 Pieza atrapada







Aquí la dama puede llegar a todo en una sola
jugada. Si mueven las negras también la dama
alcanza todo en la siguiente jugada.








 En esta otra posición la dama atrapa y ataca al
 caballo al mismo tiempo.

Pieza atrapada 169

Otro ejemplo de trampas lo tenemos de una partida jugada en el


Campeonato Europeo de 2011. La dama blanca se ha puesto demasiado
atrevida y está a punto de ser castigada. Siempre existe peligro cuando
te metes demasiado en territorio enemigo sin una clara estrategia de
retirada. Incluso la hábil dama puede ser atrapada. Juegan las negras:











1. … Ce4! atrapa a la dama.

En el siguiente diagrama vemos una trampa auto provocada, en esta


trampa han caído muchos alfiles.











170 Pieza atrapada

Las negras vieron desprotegido al peón a2 y se abalanzaron sobre él.

1. … Axa2?

Entonces la trampa se cierra:

2. b3!

y el alfil ya no tiene escapatoria.











El rey blanco moverá a b2 y capturará al alfil en la siguiente jugada.
Pieza atrapada 171

Pieza atrapada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan negras 4. Juegan negras
Dos jugadas para atrapar el alfil.

respuestas:
1. 1. b3 atrapa al alfil. La jugada anterior de las negras fue capturar el peón a2. Eso fue un error, ya
que permitió que el alfil quedara atrapado.
2. 1. ...Rd7 y 2. ... Rc7 atrapan al caballo.
3. 1. ...Ag4 atrapa a la dama blanca.
4. 1. ... b5; 2. Ab3, a4 atrapa al alfil. [Esta posición surgió después de que las blancas dieron un
"jaque de principiante" en b5. Las jugadas fueron 1. e4, e5; 2. Cf3, d6; Ab5+ (un jaque sin sentido
que deja a las negras pegar un peón frente al alfil), c6; 4. Aa4, a5 (prepara la atrapada); 5. Cc3. Las
blancas no lo ven venir 5. ... b5; 6. Ab3, a4! y el alfil no tiene casillas seguras.]
172 Pieza atrapada

Pieza atrapada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras 6. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan blancas 8. Juegan negras

respuestas:
5. 1. ...Ac4 atrapa la torre en f1.
6. 1. Ch4 atrapa a la dama.
7. 1. Cg6 atrapa la torre en f8 (el peón f7 está clavado).
8. 1. ...a6 atrapa al caballo.
Pieza atrapada 173

Pieza atrapada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan blancas 10. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan negras 12. Juegan negras

respuestas:
9. 1. Ag5 atrapa a la dama.
10. 1. ....d5 atrapa al caballo.
11. 1. ....a5 atrapa al alfil.
12. 1. .... g6 atrapa al alfil.
174 Pieza atrapada

partidas donde destacan


Pieza atrapada

Partida 33
Apertura vienesa
1. e4 e5
2. Cc3 Cc6
3. Ac4 Cf6
4. d3 Ac5
5. f4 d6
6. Cf3 O-O
7. Cd5 Ae6

Hasta ahora las negras han realizado muy buenas jugadas y no se ve


de inmediato que esta última jugada no lo es. Mejor habría sido 7. …
Cxd5 o 7. … Ag4.

8. Cxf6+ Dxf6

Nuevamente, esta parece una jugada razonable, ya que 8. ... gxf6


destruye la barrera de peones delante del rey, así que ¿por qué no
mantener los peones intactos y desarrollar la dama? Desgraciadamente,
a veces las jugadas de aspecto razonable se tambalean frente a las
tácticas.

9. f5 Axc4
10. Ag5!!

La dama está atrapada.

(Ve la posición final en el diagrama siguiente)


Pieza atrapada 175












Partida 34
Gambito de rey
1. e4 e5
2. f4 d5
(Este es el contra gambito Falkbeer.)
3. Cf3 dxe4
4. Cxe5 Cc6
5. Ab5

Las blancas clavan al caballo que ya se encuentra bajo ataque. Esto


se ve peligroso.

5. … Cf6

Las negras parecen ignorar la amenaza, pero en realidad tienen una


contra amenaza en mente.

6. Cxc6 bxc6
7. Axc6+ Ad7
8. Axa8? Ag4
176 Pieza atrapada

La trampa se cierra automáticamente y las negras atrapan a la dama.












Partida 35
Defensa Caro-Kann
La siguiente partida muestra al mago del sacrificio Rudolph Spielman
salir de un ataque por el lado equivocado. Su pobre dama debe haber
sentido como si un panal de avispas cayera sobre su cabeza.
Botvinnik-Spielman, Moscú, 1935
1. e4 c6
2. d4 d5
3. e4xd5 c6xd5
4. c4 Cf6
5. Cc3 Cc6
6. Ag5 Db6
7. cxd5 Dxb2
Siempre es peligroso barrer con una sola pieza el territorio enemigo.
Cuando esa pieza sea la dama, tienes que asegurarte de poder
recuperarla nuevamente. No es casualidad que la captura en b2 haya
significado la perdición de muchas damas.
Pieza atrapada 177

8. Tc1 Cb4
¿Esto es enviar refuerzos, o el caballo solo servirá para obstruir la
huida?
9. Ca4 Dxa2
10. Ac4 Ag4
11. Cf3 Axf3
12. gxf3 Da3
13. Tc3
¡La dama está atrapada! Sólo escapa si abandona a las otras piezas
y con eso el resto de su ejército queda en una situación terrible.











c a p í t u l o


16



Rayos X, interferencia, despeje


y molino de viento
(Cuatro ideas tácticas poco comunes.)

¿cuál es la gran idea?


Conocer cuatro tácticas menos frecuentes en
las partidas, pero importantes para completar el
panorama de estos patrones, reconocerlos y
aplicarlos oportunamente.

178
Rayos X, interferencia, despeje y molino 179

Las cuatro tácticas siguientes son un poco más avanzadas que las
anteriores, es menos probable que aparezcan en los juegos de
principiantes. Sin embargo, con el interés de dar un tratamiento más
amplio al tema de las tácticas, y para aumentar la capacidad del
estudiante en el disfrute de la belleza y diversión del ajedrez, las trato
en este capítulo aunque sea de manera breve.

Rayos X
Los rayos X ocurren en el ajedrez cuando una unidad de largo alcance
(dama, torre o alfil) ataca a través de una pieza enemiga a una casilla
más allá de esa pieza. Por ejemplo en el diagrama de abajo, las negras
tienen un buen jaque mate que sólo funciona por rayos X.











Juegan negras.

1. … Dd1+!
2. Txd1
La única jugada, pero la dama está protegida por los rayos X de la
torre d8, así que después de
2. … Txd1+
180 Rayos X, interferencia, despeje y molino

el rey blanco recibe mate en la siguiente jugada:


3. Ae1 Txe1#

La siguiente posición es más complicada, el material está parejo. El


peón c6 es atacado tres veces pero también es defendido tres veces.
Parece estar a salvo. Sin embargo, las blancas obtienen una rápida
ventaja mediante un ataque inteligente de rayos X.











1. Txc6! Txc6
Ahora viene la sorpresa.
2. Dxc8+
Esto funciona porque la dama está protegida por rayos X desde la
torre en c1.
2. … Txc8
3. Txc8+ Df8
4. Txf8+ Rxf8
Y las blancas sacan un peón de ventaja y una posición superior.
Rayos X, interferencia, despeje y molino 181

Interferencia
Las líneas de comunicación entre piezas, o entre una pieza y una casilla
importante, son a menudo esenciales para el éxito de un ataque o una
defensa. Si un bando logra cortar esas líneas de comunicación, a dicha
acción se le llama interferencia.
En esta compleja posición entre dos de los mejores jugadores del
mundo, las piezas negras acechan alrededor del rey blanco.











El alfil b7 hace un trabajo vital al clavar el peón g2 al rey. A las
negras les gustaría capturar al peón h3 con su dama, pero la dama
blanca en d3 lo protege. Las negras encontraron una bonita jugada de
interferencia con 1. ... Ae3!! para bloquear la comunicación entre la
dama y h3.
Si las blancas toman con la dama, el caballo g4 captura a la dama,
lo que significa una ventaja material enorme para las negras. Capturar
con el alfil c1 hace efectiva la interferencia y las negras tienen un mate
forzado en dos mediante 2. ... Dxh3+; 3. Rg1 Dxh2#.

Otro ejemplo de interferencia está en el siguiente diagrama, es de una


época anterior, pero también entre dos jugadores excepcionalmente
182 Rayos X, interferencia, despeje y molino

fuertes. Las blancas tienen una batería de aspecto muy agresivo entre la
torre f1 y la dama f5 favorecida por la posición de rey negro. Aquí
Richard Reti encontró la genial 1. Af7+! Si las negras capturan con la
dama, 1. ... Dxf7, hay un mate rápido después de 2. Dxf7+, Rh1; 3. Dxf8+,
Txf8 y 4. Txf8#. Lo que deja solamente la jugada 1. ... Rh8.











Reti encontró otra genialidad en 2. Ae8! Las negras abandonaron en
esta posición desesperada. Una vez ahuyentado el rey protector del alfil
f8, el alfil blanco corta la comunicación entre torre y alfil negros, al
mismo tiempo abre la columna f para la dama y la torre blancas. La
dama en c7 no puede llegar a defender, ya que después de 2. ... De7, las
blancas simplemente juegan 3. Dxf8+ Dxf8 4. Txf8#.

Despeje

A veces necesitas llevar cierta pieza a una casilla, pero esa casilla está
ocupada y no por el bando contrario, sino por una unidad propia. La
solución puede ser sacrificar esa unidad para despejar la casilla y así
sea ocupada por la pieza que te conviene.
Rayos X, interferencia, despeje y molino 183

En el diagrama de abajo, las negras tienen dos peligrosos caballos y


la dama rondando al rey blanco, pero el rey parece estar bien
custodiado por un caballo, dos torres y una dama.











Sin embargo, el genial Blackburne encontró un sacrificio de despeje
que hundió al rey blanco.
1. ... Cg3+!
2. Rg1 (única jugada).
2. ... Dg2+!!
Esto retira a la dama de h3.
3. Txg2 (otra vez, única jugada).
Pero la casilla h3 ya está libre para el caballo f4.
3. ... Ch3#.

Aunque no tan dramático como el ejemplo anterior, en la siguiente


partida también se muestra un uso espléndido del sacrificio por despeje.
Esta vez la idea táctica tiene un propósito estratégico. El caballo f3 de
las blancas está muy limitado en este momento. Si pudiera llegar a d4,
184 Rayos X, interferencia, despeje y molino

estaría mucho mejor situado. En la jugada anterior las negras


plantaron el peón en c6 para desanimar el avance del peón blanco d4.











Sin embargo, las blancas sí jugaron 1. d5! Dejan libre d4 para el
caballo. Después de 1. ... cxd5; 2. Cd4 da a las blancas un rey seguro,
control sobre las columnas abiertas y un poderoso caballo centralizado.
El rey negro está atrapado en el centro, ninguna torre se ha movido y
su caballo está inmovilizado. La posición de las blancas es aplastante,
gracias en gran parte al sacrificio de despeje del peón d. Este ejemplo
fue tomado de la partida Steinitz-Von Bardeleben, Hastings, 1895. La
partida completa se encuentra en el capítulo 20.

Molino de viento
El molino de viento, también conocido simplemente como molino, es
una táctica algo inusual; es muy atractiva para el jugador que la aplica,
pero desagradable para la indefensa víctima del bando contrario que la
recibe. El molino se produce cuando un jugador sorprende al rey
contrario en una situación que lo obligará a moverse hacia adelante y
hacia atrás en solo dos casillas, cada vez que recibe un jaque. Uno de
los jaques es un jaque a la descubierta, que permite que la pieza en
movimiento vaya a capturar algo y luego regrese para dar su propio
Rayos X, interferencia, despeje y molino 185

jaque. Al jaquear repetidamente, el bando que lo hace acaba por


eliminar un montón de unidades enemigas.
En este primer ejemplo de la táctica, un ex-campeón del mundo es
lanzado a las aspas del molino.











Juegan las blancas y comienzan con un audaz sacrificio de dama:
1. Af6! Dxh5
Pero ahora viene el molino de viento,
2. Txg7+ Rh8
3. Txf7+ des Rg8
4. Tg7+ Rh8
5. Txb7+des Rg8
6. Tg7+ Rh8
7. Tg5+ des Rh7
8. Txh5 Rg6
9. Th3 Rxf6
10. Txh6+ y las blancas obtienen una ventaja de tres peones.

La partida anterior se realizó en Moscú, 1925, entre el mexicano


Carlos Torre Repetto y el ex-campeón mundial Emmanuel Lasker.
186 Rayos X, interferencia, despeje y molino

Nuestro segundo ejemplo de la táctica del molino de viento, viene de


una partida casual entre dos estudiantes. Juegan blancas.











1. Te7+ Rd8
2. Txb7+ des Re8
3. Te7+ Rd8
4. Txa7+ des Re8
5. Txa8 con una victoria fácil.
El juego podría continuar 5. ... Rf7; 6. Txc8, Rxf6; 7. b4, Ab6; 8. Txc6
hasta que las negras finalmente decidan que han tenido suficiente.
Desafortunadamente, las blancas dejaron ir esta gran oportunidad y
el juego real terminó en un empate.
c a p í t u l o


17



Hacer la captura correcta


(De dos piezas que puedes capturar, una es mejor opción que la otra.)

¿cuál es la gran idea?


Tienes posibilidad de tomar dos piezas. Si haces
la captura correcta ganas una pieza; pero si
tomas la otra, en el mejor de los casos, ni ganas
ni pierdes.

187
188 Hacer la captura correcta

Muchas veces, cuando juegues ajedrez, vas a encontrarte con dos piezas
en posibilidad de capturarlas. Con frecuencia habrá alguna
circunstancia entre las piezas que hará que tomar una sea mejor opción
que tomar la otra.

Este capítulo es diferente a los otros, aquí no tendremos los acertijos


acostumbrados. En cambio, vamos a dar seguimiento al razonamiento
de algunos jugadores inexpertos, quienes cometieron errores muy
instructivos a lo largo de una partida.
Cuando veas estos errores, y entiendas por qué se cometieron,
estarás preparado para evitarlos. Una de las grandes cualidades del
cerebro humano es que aprende de los errores de los demás.
En estas partidas, hay dos motivos básicos para cometer los errores.
Uno de ellos es no examinar la última jugada de tu oponente, con el fin
de detectar posibles amenazas. El otro es no considerar que tu oponente
puede hacer las cosas de manera distinta a como tú las estás pensando.
Si hay varias capturas posibles que tu oponente puede hacer, analiza
todas ellas, ya que si sólo tomas en cuenta la única posibilidad que
resulta a tu favor estás dejando la puerta abierta a las complicaciones.
En las siguientes partidas, un bando cometió un error y dio al bando
contrario la oportunidad de llevarse dos piezas. Cuando tu oponente
cometa un error de esos, observa cuidadosamente para hacer la captura
correcta.
Te recomiendo que armes las siguientes posiciones en el tablero y
que juegues con ellas varias veces. Tal vez no se presenten
exactamente estas posiciones en tus propias partidas, pero seguramente
enfrentarás situaciones parecidas. Si aprendes a evaluar dichas
posiciones entonces, al encontrar patrones similares, serás capaz de
hacer la captura correcta.
Hacer la captura correcta 189

Para entrar en calor veamos un ejercicio sencillo. En el diagrama de


abajo mueven las blancas, ellas están en posibilidad de capturar
cualquiera de las torres negras. ¿Cuál de las dos nos conviene más
capturar?











Juegan blancas.

¡Claro! 1. Txb6 es un error, permite a la torre negra en f6 capturar


cualquiera de las torres blancas. Eso sería un simple intercambio de
torres.
Sin embargo, si cualquiera de las torres blancas captura en f6, las
blancas lograrán una torre de ganancia, sin importar lo que hagan las
negras en la siguiente jugada. Hacer la captura correcta hace la
diferencia.
190 Hacer la captura correcta

Partida uno

En la siguiente partida entre estudiantes, las negras cometieron dos


errores. El juego se desarrolló como sigue: 1. e4 e5 2. Cf3 Cc6 3. Ab5 Cf6
4. d3 Ab4+? 5. c3 a6? El diagrama muestra la posición de la partida en
este punto.











La cuarta jugada de las negras, 4. ... Ab4+?, facilitó a las blancas
ponerle un peón en la cara al alfil, con 5. c3. El alfil es atacado y
debería alejarse. Sin embargo, cometieron un segundo error al jugar 5.
... a6? Las negras pensaron: "Si toman mi alfil, me quedo con el suyo".
¿Qué pasaron por alto las negras?
No consideraron que ¡las blancas tomarían primero al caballo!
Entonces, cuando las negras salven a su alfil o capturen al alfil blanco,
pierden una pieza.
Lo gracioso de este juego es que las blancas también cometieron el
mismo error de razonamiento. En el juego real, las blancas capturaron
al alfil. Las negras tomaron entonces al alfil blanco, y los dos bandos
quedaron iguales. ¡Las blancas no hicieron la captura correcta!
¿Por qué las blancas no hicieron la captura correcta? La razón es
fácil de entender. Al jugar c3, las blancas amenazaron al alfil. El
Hacer la captura correcta 191

razonamiento del estudiante fue simple: "quita tu alfil o me lo llevo".


Como las negras no movieron al alfil, las blancas ejecutaron su plan y
lo capturaron, sin darse cuenta de que la última jugada de las negras
les daba la oportunidad de ganar una pieza. Ambos jugadores se
obsesionaron con su propia idea y no analizaron e ignoraron por
completo la jugada del contrincante.
Los buenos ajedrecistas nunca ignoran las jugadas de sus
contrincantes. Debes examinar cada jugada contraria, busca las
amenazas que produce y las oportunidades que ofrece. En este caso, la
jugada de las negras, 5. ... a6, era una amenaza para el alfil blanco,
pero también una excelente oportunidad para las blancas. Aunque no
esperamos que nuestro oponente cometa errores de este tipo, debemos
estar preparados para aprovecharlos cuando se presenten.

Partida dos










La posición mostrada en el diagrama de arriba se alcanzó después de:

1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Ac4 Ac5
4. c3 Cf6
192 Hacer la captura correcta

En esta partida de estudiantes, a las negras les brillaron los ojos


cuando jugaron 4. ... Cf6. Vieron que el peón e estaba desprotegido y
decidieron capturarlo.
Las blancas ignoraron correctamente ese ataque al peón e, y jugaron
5. d4
Las negras continuaron con su plan para capturar el peón e.
5. … Cxe4?
¿Qué se les pasó por alto a las negras?
Las negras estaban tan concentradas en su idea que ni siquiera se
dieron cuenta de que la quinta jugada de las blancas, 5. d4, era un
ataque al alfil negro en c5.
Las blancas simplemente jugaron 6. dxc5 y ganaron una pieza por
dos peones (después de la recaptura negra en c5 con el caballo).











¿Qué debieron haber jugado las negras?
En lugar de esa jugada, las negras debieron haber capturado en d4 para
continuar con 5. … exd4; 6. cxd4 Ab4+, y ambos bandos habrían
logrado una partida aceptable. Observa el diagrama siguiente.
Hacer la captura correcta 193











Dado que las negras ignoraron la quinta jugada de las blancas, no
hicieron la captura correcta. Recuerda que los jugadores fuertes siempre
toman en cuenta las jugadas de sus oponentes.

Partida tres

En esta partida, Apertura de los cuatro caballos, las blancas hicieron


mal la quinta y sexta jugadas. Estas fueron las jugadas:
1. e4 e5
2. Cf3 Cc6
3. Nc3 Nf6
4. Ab5 Ab4
5. d3? (es mejor enrocar)
5. … Cd4!
Aquí, el estudiante que jugaba con las negras vio que el caballo en c3
estaba clavado al rey, y por lo tanto no protegía realmente al alfil en b5.
¡Quería ese alfil!
6. a3?
194 Hacer la captura correcta











¿Qué deberían jugar ahora las negras?
Respuesta: 6. … Axc3+ gana una pieza. Después de 7. bxc3, las negras
se llevan al alfil con 7. ... Cxb5.











En la partida real, las negras estaban tan concentradas en su idea
original de tomar el alfil que hicieron la captura equivocada. Las negras
jugaron 6. ... Cxb5. Las blancas siguieron con 7. axb4.

(Ve el diagrama de la siguiente página.)


Hacer la captura correcta 195











Ambos bandos perdieron una pieza menor, el material quedó parejo ya
que cada uno tiene tres piezas menores. Las blancas se equivocaron en
6. a3? y las negras dejaron ir la oportunidad de hacer la captura
correcta.

Partida cuatro










A las negras les preocupaba el doblete de caballo desde e7. Al intentar
encontrar una forma de escapar, se dieron cuenta de que el peón e4 de
las blancas está atacado dos veces y sólo está defendido una. Tomarlo
196 Hacer la captura correcta

con el caballo no es bueno, porque entonces las blancas hacen daño con
el doblete en e7. Sin embargo, capturarlo con la dama las libera del
alcance del doblete. Como la dama está protegida, luego de 1. ... Dxe4;
2. Dxe4, las negras piensan que se llevará un peón gratis.
Con este razonamiento, las negras capturaron al peón:
1. … Dxe4??

¿Qué pasaron por alto las negras?

Una vez más, el bando que juega se quedó tan encerrado en su


pensamiento que no vio las opciones que tenía su oponente. Las
blancas no necesitaban recapturar con 2. Dxe4, tenían una jugada
mucho mejor (y la hicieron), 2. Cxf6+! y eliminaron la guardia.
¡Ahora nada protege a la dama y el rey negro está en jaque! Después
de que las negras salvaron a su rey, las blancas se llevaron gratis la
dama de e4.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
A la izquierda: está la posición después de 1. … Dxe4??. A la
derecha: la posición después de 2. Cxf6+! gxf6; 3. Dxe4, las negras se
quedaron sin la dama.
Habría sido mucho mejor para las negras haber jugado 1. … Cxd5.
Hacer la captura correcta 197

Partida cinco











Juegan negras.

Esta posición muestra un error típico que muchos jugadores


principiantes cometen. Es el turno de las negras para hacer su quinta
jugada. Las blancas han metido la pata. Jugaron 5. Ag5 para atacar a la
dama negra. El pensamiento de las blancas fue: “¡Oye, puedo atacar a
su dama! Mi caballo protege al alfil, así que estoy a salvo”. También
hubo una partecita oculta en su mente que pensaba que tal vez las
negras no verían el ataque a la dama.

¿Qué tenía de malo el razonamiento de las blancas?


Está claro que las blancas se hacían ilusiones. Si esperan conseguir un
ataque directo a la dama y no profundizan en su planificación, van a
tener problemas frecuentes en el tablero. Las negras no sólo pueden
bloquear con facilidad este ataque elemental, sino que también tienen
una respuesta más agresiva 5. ... Axf3!, con la que ganan una pieza. Las
blancas ni siquiera consideraron esta respuesta.

(Ve el diagrama de la siguiente página.)


198 Hacer la captura correcta











Ahora las blancas tienen dos opciones. Pueden tomar al alfil en f3 o
la dama en d8.
Si 6. Dxf3, entonces 6. ... Dxg5, y ambos bandos pierden un alfil, pero
las negras habrán ganado un caballo.
Si 6. Axd8, entonces 6. ... Axd1. Ambos bandos pierden la dama y
ambos bandos tendrán un alfil en prise, sin embargo las negras todavía
estarán arriba con ese primer caballo.
Las negras hicieron la captura correcta y ganaron una pieza. Las
blancas no consideraron nada más que una forma, esa en que la
posición sería por lo menos pareja. No considerar cada captura puede
llevarnos al fracaso.
Hacer la captura correcta 199

Partida seis











Juegan blancas.

Aquí las blancas trataron de ser maliciosas. Jugaron 1. Axh7+, ya que


mientras calculaban las posibilidades, vieron

1. ... Rxh7
2. Cg5+

Con una descubierta sobre el alfil negro en g4. Su caballo en g5


queda protegido por el alfil c1, así que todo parece seguro.
Las blancas continuaron con su plan, con la idea de que habían
encontrado una ingeniosa manera de negociar los alfiles y que en el
proceso ganarían un peón (h7), además de desordenar el campo del rey
negro.

Las negras pueden arruinar el plan de las blancas si preparan su propio plan. ¿Cómo?
200 Hacer la captura correcta











Juegan negras.

Las negras jugaron 2. ... Dxg5! El caballo no estaba tan seguro como
suponían las blancas.
Al moverse a g5, dejó su dama a merced del alfil negro en g4. Las
blancas sólo consideraron que el rey tendría que moverse, ya que 2. Cg5
es un jaque. Ahora, después de 2. ... Dxg5, si 3. Axg5, Axd1; e incluso
después de T(a)xd1, las negras conservan la ventaja de una pieza.
¿Cuál fue el error de las blancas? Sólo considerar una idea. Las
negras analizaron dos ideas, y eso marcó la diferencia.

Recuerda siempre considerar las diversas formas en que tu oponente


pueda cambiar la secuencia de capturas. Los jugadores de ajedrez
inteligentes buscan nuevas ideas en cada jugada.
Hacer la captura correcta 201

Partida siete










Juegan negras.

En esta partida entre estudiantes, las negras hicieron una fuerte jugada
mediante 1. ... c5! para pegar un doblete a dama y caballo. Las blancas
muy razonablemente salvan a su dama con 2. Dc4.

¿Qué deben hacer las negras ahora?

Tomar el caballo.
No lo hicieron. En lugar de eso las negras ven una forma de ganar
un peón y aumentar la presión con 2. ... Txe4, para clavar el caballo a la
dama.

¿Cómo se escapan las blancas de esta clavada?

Con 3. f3! que da su propio doblete. El juego se complica un poco,


pero finalmente queda a favor de las blancas.
Las blancas, sin embargo, no vieron ese doblete y jugaron 3. Cc6, lo
que expuso a su dama al ataque de la torre, aunque también la dama
negra quedó bajo ataque.
202 Hacer la captura correcta

¿Qué deben hacer ahora las negras?











Posición después de 3. Cc6. Juegan las negras.

Sin embargo, las negras se asustaron por el ataque a su dama y


huyeron del caballo: 3. ... Dh4.
Las blancas entonces tomaron la ventaja con 4. Dxe4, más tarde
ganaron el juego. Como vemos, las negras tuvieron la ventaja varias
veces en este juego, pero finalmente lo perdieron porque no hicieron las
capturas correctas.

respuesta:
Tomar la dama con 3. ... Txc4. Luego de 4. Cxd8, Txd8; y las negras ganan un caballo.
c a p í t u l o


18



Tácticas combinadas
(Tácticas en secuencia para lograr nuestro propósito.)

¿cuál es la gran idea?


Las tácticas frecuentemente se combinan antes
de propinarlas, de manera que una lleva a otra.
Muchas ideas tácticas requieren adentrarse
varias jugadas para alcanzar su objetivo.

203
204 Tácticas combinadas

Ahora que te has familiarizado con algunos de los patrones tácticos,


vamos a subir de nivel.
En el diagrama de abajo, por ejemplo, comenzamos con una
descubierta, pero la verdadera razón está en la captura y la enfilada que
siguen a esa descubierta.


 Qué hacer
 1. Para empezar, localiza una de
 las ideas tácticas que se han
comentaron en los capítulos
 del 3 al17.

 2. Piensa cómo utilizarla como
primera parte de una serie de
 jugadas que arruinarán la
 posición de tu contrincante.

Juegan negras.

En este capítulo, te ofrecemos ejercicios un poco más retadores que los


de las páginas anteriores. Ellos no siguen un orden en particular, así
que debes descubrir por ti mismo cuáles son las tácticas apropiadas en
cada caso. No estarás completamente solo, aquí todavía encontrarás
algunas pistas para resolverlos.
Para enfrentar estos retos primero cubre el texto que está a la
derecha y abajo del diagrama, luego encuentra cuál es la mejor jugada.
Si se te ha dificultado encontrarla puedes buscar una pista en el texto
impreso a la derecha del diagrama. Mantén cubierto el texto restante
bajo el diagrama (es la solución), hasta que consideres que tienes la
respuesta correcta, compáralas ahora. ¡Diviértete!

respuesta:
En este diagrama, las negras consiguen fácilmente una posición ganadora: 1. ... Txa2+; 2. Re1,
Txa1+; 3. Rd2, Txh1 y las negras arrasan con todas las piezas blancas.
Tácticas combinadas 205

Primera parte
En el primer diagrama, el rey blanco aún está en el centro. La dama
negra está en la misma columna que el rey blanco. No siempre hay una
posibilidad cuando se tiene una situación así, pero siempre es bueno
buscarla, podría estar ahí. El caballo negro está listo para lanzarse a la
acción y la torre negra en d8 se ve amenazante. ¿Puedes encontrar una
buena continuación para las negras?







 Esta partida terminó en dos jugadas más, cuando las
 negras encontraron un buen par de dobletes. El
primero se basa en la idea de una clavada a la
 descubierta. El segundo doblete resulta del primero.

Juegan negras.

1. ... Cd3+, doblete sobre rey y torre. El caballo está seguro, porque al
moverse, descubre una clavada de la dama negra sobre el peón e. A las
blancas sólo les queda jugar: 2. Rd1.
Ahora las negras no toman la torre, ya que hay una jugada aún más
atractiva, 2. ... Cxb2+, doblete a rey y dama. Una vez vencida la dama,
las blancas abandonaron.

En el siguiente diagrama, las blancas tienen un peón amenazante en


d6, pero éste no puede avanzar sin que lo capturen. El caballo ataca al
alfil, pero el alfil está protegido. ¿Las blancas pueden aplicar algún
truco aquí, o terminarán en un simple intercambio?
206 Tácticas combinadas







 Las blancas sí tienen un truco. ¿Qué pasaría si ellas
 capturan al alfil negro? ¿Dónde quedarán las torres
negras si éstas recapturan? ¿Qué harían entonces las
 blancas?

Juegan blancas.

1. Cxe8, Txe8. Ahora mira qué feliz está ese peón en d6. Hace un
momento, dos piezas le impedían segur adelante. Ahora no sólo se han
ido las dos, sino que al avanzar el peón, 2. d7!, da doblete a las torres.
Las negras podrían intentar mover una torre a d8, para clavar el peón a
la torre d1, pero eso falla porque cuando el peón capture la otra torre;
las negras quedarían en jaque (si fue la torre e8 quien movió) o en una
clavada (si movió la torre c8).
Tácticas combinadas 207

Tácticas combinadas
Las blancas acaban de tomar un peón en d6 con el alfil y las negras
amenazan a la dama blanca con Tb6. Ahora mueven las blancas.
¿Puedes hallar un truco táctico para que las blancas obtengan ventaja?



 Juegan blancas.
 Si 1. Dxb6, Dxb6 y las blancas pierden
 en el intercambio. Si 1. Axb8, Txc6 y
 todo queda parejo. ¿Puedes encontrar
 una manera de usar el poder de la torre
d1? Toda esa potencia de artillería y un
 rey vulnerable deberían significar algo...

1. Dxd7+! Rxd7; 2. Axb8 descubrió un +! las negras tienen que salvar
al rey y las blancas alejan al alfil. Ambos bandos perdieron la dama,
pero las negras además perdieron un caballo.
En el siguiente diagrama, las negras tienen conectadas sus torres, el
control de la columna d y un amenazante ataque sobre la gran diagonal
oscura. La dama blanca está en la séptima fila, pero se ve vulnerable.





 Juegan negras.

 Si las negras pudieran llevar con
seguridad a la dama o la torre a a1, sería
 mate. ¿Ves alguna manera de lograrlo?

1. ... Ta8, clava la dama a la casilla vacía a1, cuando las negras
ocupen a1 con torre o dama, eso es mate. Las blancas pierden la dama
o pierden el juego de inmediato. 2. Da4 es mejor, pero 2. ... Txa4 gana.
208 Tácticas combinadas

Tácticas combinadas
Las negras están muy atrasadas en el desarrollo. Las blancas tienen
buen control del centro. ¿Ves cómo pueden atacar las blancas?




 Juegan blancas.
 Las blancas apuntan a f7 con dos piezas,
 mientras que las negras la defienden
 solo con el rey. Las blancas pueden
ganar un peón, una torre y una dama, y
 sólo perder un caballo y una torre.

1. Dxf7+, Rh8; 2. Cg6+, hxg6; 3. Txe8+, Dxe8; 4. Dxe8+ y las blancas
pueden llegar a la victoria.

En la siguiente partida, las negras encerraron a su dama en h8 y la


posición de su rey está llena de agujeros. Las blancas tienen ese valioso
alfil en a3 que bloquea la huida del rey. Las negras ganan en calidad
(una torre por un caballo), pero es insuficiente para salvar la partida.






 Juegan blancas.
 Busca un jaque. ¿Cómo escapa el rey?
 ¿Qué hacen después las blancas?

1. Ch6+, Rg7 (única jugada); 2. Cxf5+, Rg8 (única jugada —el peón
está clavado). Las blancas han ganado una pieza y tienen un ataque
muy fuerte aún por llegar.
Tácticas combinadas 209

Tácticas combinadas
Ambos bandos tienen un caballo en prise. Pero las negras tienen esa
gran arma del ajedrez, el derecho a hacer la siguiente jugada. ¿Podrás
encontrar un truco ingenioso para que las negras ganen una torre?






 Juegan negras.
 Espero que no te hayas llevado la torre.
 1. ... Cxe1??; 2. Dxh7#. ¡Ouch!

Busca algo menos evidente y menos doloroso.
1. ... Dg2+! 2. Rxg2, Cxe1+; 3. Rey a cualquier casilla, Cxc2 y las negras
se llevan la torre con una posición ganadora.
En la siguiente partida, si las negras pudieran llevar al caballo con
seguridad a f3, disponen de una amenaza de mate con dama en h2.






 Juegan negras.
 La dama blanca protege f3. ¿Qué nos
 gusta hacer con los guardias?

Desvía la guardia. 1. ... Td2! Si 2. Dxd2, Cxf3+ da doblete a la dama
en d2 y amenaza mate en h2.
210 Tácticas combinadas

Tácticas combinadas
En esta partida, las blancas pensaron que el material era más
importante que el desarrollo. Ahora, con sólo una dama, dos caballos y
el peón avanzado en c, las negras demostrarán que la glotonería de las
blancas no va a dar frutos.





Juegan negras.

 Habría jaque mate en d2, excepto por la
 presencia del alfil blanco. Es hora de
 renunciar a más material para deshacerse
del alfil.

1. ... Cf2, amenaza no sólo a la torre, sino también mate en d1. Las
blancas tienen que tomar con 2. Axf2 y las negras ganan con 2. ... Dd2#.
En el siguiente diagrama, aunque todo el bando negro parece estar bien
protegido, hay una debilidad. Si la encuentras, ganas.





Juegan blancas.

 El gran problema es que se avecina una
 clavada y, como vimos antes, a veces
 una pieza clavada no protege. Esta es
una de esas veces.

1. Axg7+ y las negras están en gran problema. Si 1. ... Dxg7, va 2.
Txf8# (la dama está clavada). Si 1. ... Rg8, con 2. Txf8+ gana la dama por
un alfil luego de 2. … Dxf8 (forzada), 3. Axf8, Rxf8 y vencen las blancas.
Tácticas combinadas 211

Segunda parte
Esta sección es la parte más desafiante del libro. Se trata de una amplia
gama de tácticas combinadas y de ejercicios mixtos. Si bien algunos te
parecerán demasiado sencillos, habrá otros que posiblemente te darán
serios problemas.
Te recomiendo que si tienes dificultad con cualquiera de ellos, armes
la posición en un tablero. Luego ya no toques las piezas. Una habilidad
muy importante en el ajedrez es calcular las jugadas en la cabeza. Como
en las demás actividades de la vida, en el ajedrez, cuanto más
practiques el cálculo mental mejor jugador serás. Siempre busca
mejorar tu capacidad de cálculo para ser un fuerte ajedrecista.
Si no logras resolver un ejercicio después de quince minutos de
estudiarlo, ve entonces en busca de la respuesta, pero no toques las
piezas hasta que hayas realizado todas las jugadas en tu cabeza.

NOTA: Esta sección final de ejercicios se ha dividido en dos unidades.


En la Unidad 1 hay pistas bajo los diagramas y las respuestas están en
la parte inferior de la página, para facilitar la verificación inmediata de
tus respuestas. En la Unidad 2 ya no hay pistas y las respuestas no
están al final de la página, las encontrarás al final del libro.

¡Disfrútalos!
212 Tácticas combinadas

UNIDAD 1: Tácticas combinadas


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan negras
Descubierta y desviación Doblete
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan blancas 4. Juegan negras
Jaque doble, red de mate Doblete

respuestas:
1. 1. Ch6+!
2. 1. … Tf5
3. 1. Txd8++, Rxg7; 2. Dg5#
4. 1. … Txd5; 2. Cxd5, Dh5+ gana un caballo y un alfil por una torre.
Tácticas combinadas 213

Tácticas combinadas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras 6. Juegan negras
Doblete Clavada
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan blancas 8. Juegan blancas
Clavada, pieza sobrecargada Doblete

respuestas:
5. 1. … Axe4 2. Dxe4, Cd2 doblete a dama y torre.
6. 1. … Axf3. El alfil no debe ser recapturado por el peón g2 porque está clavado a la casilla h2. Si
2. gxf3, D (o T)h2#.
7. 1. Cxd7 (abre una clavada sobre el caballo f6), Cxd7; 2. Txd7 y la torre sobrecargada d8 no
puede capturar sin perder la torre h8.
8. 1. Txa2, Txa2; 2. Ad5+ gana la torre negra.
214 Tácticas combinadas

Tácticas combinadas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan blancas 10. Juegan blancas
Doblete Descubierta, clavada, red de mate
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan blancas 12. Juegan blancas
Clavada Despeje, red de mate

respuestas:
9. 1. QD7+, Rc7; 2. Cb5+ se queda con la dama negra.
10. 1. Cf5+! si 1. … gxh4; 2. Txg7# Si 1. … Rg8; 2. Txg7+, Rf8; 3. Dxh8#.
11. 1. Cxe5 gana material. Si 1. … dxe5; 2. Dxd8, Txd8; 3. Txd8+ lleva a fácil juego ganador.
12. 1. Th8+, Axh8; 2. Ch7#.
Tácticas combinadas 215

Tácticas combinadas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
13. Juegan blancas 14. Juegan negras
Red de mate Mate en 3
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
15. Juegan blancas 16. Juegan blancas
Desviación Desviación, red de mate

respuestas:
13. 1. Txa6+, Rb8; 2. Da4, abandonan las negras porque 3. Ta8+ lleva al mate. Si 1. … Rxa6; 2.
Db6#. Si 1. … bxa6; 2. Db6+, Ra8; 3. Da6+, Ta7; 4. Dxc8#.
14. 1. … Ch2+; 2. Re1, Cxf3+; 3. Rf1, Dh3#.
15. 1. Txb4!, a5xb4; 2. Ta1 con ataque ganador.
16. 1. Dxf3! desvía a la dama negra de la diagonal c8-h3. Si las negras no recapturan, habrán
perdido una pieza. Recapturaron y perdieron casi inmediatamente la partida. 1. … Dxf3; 2. Cd7+,
Ra8; 3. Cc6 des +, Ca6; 4. Cb6#.
216 Tácticas combinadas

Tácticas combinadas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
17. Juegan blancas 18. Juegan negras
Desviación Despeje, red de mate
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19. Juegan blancas 20. Juegan negras
Atracción (señuelo) Doblete

respuestas:
17. 1. Txa6! La torre no puede ser tomada ya que desviaría al peón b7 de su protección a c6, con
lo que permite un doblete elemental con 2. Cc6+. Las blancas ganaron este juego, en gran parte
debido al poderoso dominio de la torre en la columna a.
18. 1. … Cg3+; 2. Rg1, Dg2 +; despeja la casilla h3 para un caballo. 3. Txg2 Ch3#.
19. 1. Dh6+!! obliga al rey a salir de su refugio. Las siguientes jugadas son todas forzadas. 1. …
Rxh6; 2. C(4)f5+, Axf5; 3. Cxf5+, Rh5; 4. g4+, Rxg4; 5. Tg3+, Rh5; 6. Ae2#.
20. 1. … Ca4 y las blancas abandonaron.
Tácticas combinadas 217

Tácticas combinadas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
21. Juegan blancas 22. Juegan blancas
Descubierta, jaque doble, mate en dos Descubierta
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
23. Juegan blancas 24. Juegan blancas
Desviación Pieza sobrecargada

respuestas:
21. 1. Cg6++, Rh7; 2. Th8#.
22. 1. Ae4+ Rh8; 2. Cg6+ Rh7; 3. Ce7 des+, Rh8; 4. Cxc8 con una posición ganadora. Si 1. … Cxe4;
2. Df5+ doblete a rey y torre.
23. 1. Df6+ gxf6; 2. Tf7#.
24. 1. Axd7 Txd7; 2. Txf8.
218 Tácticas combinadas

Tácticas combinadas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
25. Juegan blancas 26. Juegan blancas
Clavada Eliminación del guardia
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
27. Juegan negras 28. Juegan blancas
Atracción Doblete

respuestas:
25. 1. Te8+, Rg7; 2. Ce6#. No 1. Txf7, porque Dd4+ elimina al alfil c4 y detiene el ataque de las
blancas.
26. 1. Dxf4, Axf4; 2. Txh5, gxh5; 3. Txh5 y el mate desde h8 no puede evitarse.
27. 1. … Tb1+!; 2. Rxb1 (2. Axb1 Db2#), Db5+; 3. Db4 Axb4 y las negras ganarán fácilmente.
28. 1. Cc6! amenaza con 2. Ce7+ para doblete sobre rey, torre y peón d5. Después de 1. … Tf6; las
blancas ganarán el valioso peón d5.
Tácticas combinadas 219

Tácticas combinadas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
29. Juegan blancas 30. Juegan negras
Pieza sobrecargada Eliminación del guardia
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
31. Juegan negras 32. Juegan blancas
Pieza atrapada

respuestas:
29. 1. c8=D! las negras quedan totalmente dominadas. Si 1. … Dxc8; 2. Dxg6#. Para cualquier otra
jugada, las blancas tendrán dos damas y ganarían fácilmente.
30. 1. … Cxb2 gana un peón. Si 2. Dxb2, Axc3+ gana la dama.
31. Las blancas clavaron el caballo e4 a la torre e5 y planean aumentar la presión al caballo
mediante el peón a f3. Las negras tienen una ingeniosa sorpresa para las blancas. 1. ... Cxf2! Si 2.
Txe5, Cd3+ doblete sobre rey y torre. 1. ... Te8 también salva la pieza pero no gana el peón.
32. 1. g4! atrapa a la dama negra.
220 Tácticas combinadas

Tácticas combinadas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
33. Juegan negras 34. Juegan blancas
Pieza atrapada Eliminación del guardia
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
35. Juegan blancas 36. Juegan negras
Desviación, doblete de dama Eliminación del guardia, doblete

respuestas:
33. 1. … Ce4 captura a la dama atrapada.
34. 1. Txe7 se lleva gratis una pieza. Las negras no pueden jugar 1. … Dxe7 porque 2. Cg6+ da un
doblete a rey y dama.
35. 1. c7, Txc7; 2. Cxc7, Axc7; 3. Txc7! Si 3. … Dxc7, Dxd5+ gana la torre a8.
36. 1. … Axe5; 2. Axd5 (2. Txd5 no es diferente), Cd3 con descubierta sobre la dama y tiro directo
sobre la torre (ya sea en e1 o e5). Las negras ganan el intercambio con una ventaja abrumadora.
Tácticas combinadas 221

UNIDAD 2: Ejercicios mixtos


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1. Juegan blancas 2. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. Juegan blancas 4. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
5. Juegan negras 6. Juegan blancas
222 Tácticas combinadas

Ejercicios mixtos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
7. Juegan negras 8. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
9. Juegan negras 10. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11. Juegan blancas 12. Juegan negras
Tácticas combinadas 223

Ejercicios mixtos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
13. Juegan blancas 14. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
15. Juegan blancas 16. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
17. Juegan blancas 18. Juegan blancas
224 Tácticas combinadas

Ejercicios mixtos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19. Juegan blancas 20. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
21. Juegan blancas 22. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
23. Juegan negras 24. Juegan negras
Tácticas combinadas 225

Ejercicios mixtos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
25. Juegan blancas 26. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
27 Juegan negras 28. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
29. Juegan blancas 30. Juegan blancas
226 Tácticas combinadas

Ejercicios mixtos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
31. Juegan blancas 32. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
33. Juegan blancas 34. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
35. Juegan blancas 36. Juegan blancas
Tácticas combinadas 227

Ejercicios mixtos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
37. Juegan blancas 38. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
39. Juegan blancas 40. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
41. Juegan blancas 42. Juegan blancas
228 Tácticas combinadas

Ejercicios mixtos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
43. Juegan blancas 44. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
45. Juegan blancas 46. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
47. Juegan blancas 48. Juegan blancas
Tácticas combinadas 229

Ejercicios mixtos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
49. Juegan negras 50. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
51. Juegan negras 52. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
53. Juegan negras 54. Juegan negras
230 Tácticas combinadas

Ejercicios mixtos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
55. Juegan negras 56. Juegan blancas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
57. Juegan blancas 58. Juegan negras
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
59. Juegan negras 60. Juegan negras
c a p í t u l o


19



Estrategia y táctica
La estrategia requiere pensar, la táctica requiere observación.
Max Euwe

Este capítulo final es una breve exploración de la relación que existe


entre la táctica y la estrategia.
Las tácticas, como hemos visto a lo largo del libro, son golpes
rápidos y decisivos que dan a uno de los bandos una ventaja repentina
y abrumadora.
La estrategia, por otro lado, es la planificación a largo plazo; para
ello se toman en cuenta diversos elementos del ajedrez, que dan una
ventaja en la posición de las piezas y en su actividad. La planificación
de metas tales como la obtención del control de una línea abierta, una
mejor movilidad de las piezas, mejor estructura de peones, más espacio,
tener un rey más seguro, frenar los planes del oponente o tomar ventaja
de una superioridad material entran en la categoría de la planificación
estratégica. Hay muchos aspectos y elementos para armar la estrategia,

231
232 Estrategia y táctica

de manera que el jugador con la mejor estrategia seguramente será


quien más golpes tácticos produzca. Una buena estrategia te llevará a
una buena táctica.
En los primeros niveles del ajedrez, las tácticas surgen en cualquier
momento, porque los jugadores menos experimentados cometen errores
más grandes y en mayor cantidad. A medida que los jugadores ganan
en habilidad, y son capaces de prever y adelantarse a las posibilidades
tácticas de su oponente, esas oportunidades disminuyen. En las
partidas con alto nivel de juego, las tácticas prácticamente son el
resultado de una estrategia superior. Las tácticas son la manera de
demostrar que tu estrategia ha sido mejor que la de tu oponente.

La mayoría de las posiciones de juego en este libro provienen de


partidas de maestros o grandes maestros; pero el siguiente ejemplo, del
poder de la táctica, viene de una partida de torneo jugada por el joven
Sam Davies en Inglaterra.











Sam lleva las negras con una clara ventaja posicional en el tablero,
pero con muy poco tiempo de respuesta. Las negras tienen siete peones
contra el caballo de las blancas y dos peones, así que las negras
superan en dos puntos a las blancas. El rey blanco está expuesto
mientras que el rey negro, aunque no haya enrocado, está en una
Estrategia y táctica 233

posición mucho más segura. Las blancas también tienen la dama


desprotegida en b2, contra la dama centralizada de las negras. La
batalla estratégica ha sido ganada. Lo único que queda por hacer es
encontrar un golpe táctico que termine el juego.
La torre negra en g8 tiene los ojos puestos en un ataque por la
columna g semiabierta. Si ese molesto peón de g3 no estuviera
interfiriendo, las negras tendrían una enfilada mediante Tg2+ para
eliminar la dama en b2. Al ver eso, Sam ofreció su dama, Dxh4!, que no
fue aceptada. La dama no debe ser tomada ya que eso despejaría el
camino para que la torre g8 baje hasta g2 y luego capture la dama
blanca. No hace falta decir que el juego de las blancas colapsó
rápidamente.

El siguiente diagrama es de una partida del match por el Campeonato


del Mundo entre Boris Spassky y Tigran Petrosian, vemos que Petrosian
tiene una clara superioridad posicional. Las blancas sí superan en
material, por una torre contra caballo y peón, pero las negras tienen
mucho más espacio, peones amenazantes y control sobre la columna h.
El peón f de las blancas está retrasando las cosas. Una captura
inmediata, exf3, activaría a la dama blanca. Aún así, el peón f3 tiene
que ser eliminado para que esos peones de las negras se muevan.
Petrosian encontró aquí una elegante solución táctica.











234 Estrategia y táctica

En este punto, le toca a las negras hacer su jugada 41.


41. ... Cg4!!
Con la amenaza de Ce3+ en un doblete devastador. Las blancas
deben capturar ese caballo.
42. fxg4
El sacrificio del caballo despejó la casilla f3 para una invasión de
peones más profunda. Luego de
42. ... f3!
el rey blanco no sobrevivirá.











Esta es la posición después de la jugada 42 de las negras, observa
que amenazan con 43. ... Th1#. Las blancas tendrán que desprenderse
de una torre para detener esa amenaza inminente, pero quedarán
completamente desmanteladas.

El juego terminó con


43. Tg2 fxg2
Las blancas se rindieron.
Estrategia y táctica 235

La posición mostrada en el siguiente diagrama viene de una partida


entre Paul Keres y Henrique Mecking, San Antonio, 1972. Es una
posición un poco más compleja, les toca jugar a las negras.











Observa que las blancas tienen en d5 un peón pasado, pero
completamente bloqueado. El alfil blanco en h6 acorrala peligrosamente
al rey negro, aunque por el momento no representa una amenaza real.
Sin embargo, más adelante podría llegar a ser mortal. Ambos bandos se
disputan la columna abierta e y las negras tienen una torre libre sobre
la columna c. Las blancas seguramente planean mover la torre d1 a e1,
para doblar sus torres en esa columna abierta.
En general, la situación es bastante pareja. Va la jugada 22 de las
negras, ellas deben idear un plan para asegurarse de que el peón blanco
avanzado no represente un peligro, en tanto que las blancas pretenden
hacer del acoso de ese peón una pesadilla para las negras. Por el
momento no hay golpes tácticos evidentes para ninguno de los dos
bandos. Todo dependerá de sus planes estratégicos.

Probablemente la mejor opción para las negras sea desalojar primero al


alfil h6 con 22. ... Ag7. A continuación intercambiar la torre en e3 y
mantener la posición consolidada en el centro. De esta manera el peón
solitario d será más fácil de dominar.
236 Estrategia y táctica

Desafortunadamente para las negras (pero bueno para nosotros


como observadores externos), el GM Mecking encontró una estrategia,
esta vez defectuosa.
Después de 22. ... Cc5; 23. Dd2, Txe3; 24. Dxe3, Ca4? De pronto, las
blancas cobran vida con ideas tácticas.










Posición después de 24. ... Ca4?

Las negras enviaron su caballo al borde del tablero y han dejado que
el alfil en h6 mantenga al rey negro colgado de una plumita. Las negras
abandonaron también la lucha por la columna e, con todo eso las
blancas ahora tienen a su disposición muchas amenazas de mate.

25. Te1!
Con la amenaza inminente de De8+ que lleva al mate.
25. … Dd8
Pero ahora la dama ya no bloquea al peón d5.
26. d6!
Esto no sólo hace avanzar al peón —un importante objetivo
estratégico con consecuencias tácticas— sino que también abre la
Estrategia y táctica 237

diagonal a2-g8 al alfil en a2. La activación del alfil también tendrá


graves repercusiones tácticas.
26. … Cc3
Una jugada sin sentido. Quizás Mecking quería llevar al caballo a
d5? En cualquier caso, es demasiado tarde. Las tácticas ahora se hacen
cargo del juego.
Las blancas desatan un ataque devastador que comienza con
27. Axf7+!!











Posición después de 27. Axf7+!!

Como puedes ver en el diagrama, el alfil no debe ser capturado


porque 27. ... Rxf7 permitiría un vistoso mate de cola de golondrina: 28.
De6#. Haber dejado que el alfil h6 permaneciera en lo profundo del
campo de su rey fue un error estratégico de las negras, eso hizo posible
las bonitas tácticas de las blancas.

27. … Rh8
28. d7!
238 Estrategia y táctica

Termina con toda resistencia. Después de 28. ... Dxd7; 29. Ae6 las
negras ya no tienen esperanzas de sobrevivir. Si las negras no toman el
peón, entonces 29. De8+ fuerza el mate.

En este caso, una mala estrategia de las negras abrió la puerta a los
artificios de las blancas. En contraste, la estrategia de las blancas de
controlar las casillas alrededor del rey enemigo, avanzar el peón pasado
d, activar el alfil de a2 y proteger la columna e fue recompensada con
una victoria táctica indiscutible.

Nuestro ejemplo final, es de la partida que se dio entre Wilhelm Steinitz


—primer campeón mundial oficial— y Curt Von Bardeleben, comienza
con una batalla estratégica y al final estalla en un torbellino táctico.

Después de las jugadas muy normales de la apertura del Giuoco


Piano, 1. e4, e5; 2. Cf3, Cc6; 3. Ac4, Ae5; 4. c3, Cf6; 5. d4, exd4; 6. cxd4,
Ab4+; 7. Cc3, se alcanza la siguiente posición.











Las negras han clavado al caballo c3 de las blancas y aquí se
acostumbra jugar 7. ... Cxe4, para hacer más presión sobre la pieza
clavada.
Estrategia y táctica 239

Von Bardeleben tuvo una idea diferente. La teoría general sobre las
aperturas de doble peón de rey (cuando ambos bandos han avanzado el
peón delante de las dos casillas del rey en la primera jugada), es que si
las negras consiguen jugar de forma segura ...d5, entonces habrán
conseguido la igualdad, es decir, las blancas ya no tienen la ventaja de
la primera jugada.

Probablemente con eso en mente, Von Bardeleben jugó


7. ... d5.
Durante las siguientes jugadas siguió un pequeño baño de sangre en
el centro del tablero.
8. exd5 Cxd5
Después de todo las negras hicieron más presión sobre la pieza
clavada.
9. O-O Ae6











Observa el diagrama, es posible que te preguntes qué habría pasado
si las negras hubieran tomado el caballo c3 con 9. ... Cxc3. Simplemente
las blancas habrían obtenido una gran ventaja luego de 10. Db3!
240 Estrategia y táctica

Steinitz desató una serie de capturas destinadas a desestabilizar al


rey negro, que todavía está en una columna central. La estrategia
detrás de este razonamiento es que si el rey negro queda atrapado en el
centro, será un objetivo más fácil de alcanzar y creará muchos
problemas estructurales a las negras. Si las negras tienen que
defenderse constantemente, es muy probable que las cosas se les salgan
de control.
10. Ag5 Ae7
Las blancas avanzan, las negras retroceden. En el ajedrez, como
regla general, no nos gusta hacer retroceder nuestras piezas.
11. Axd5! Axd5
12. Cxd5 Dxd5
13. Axe7 Cxe7
14. Te1!











En el diagrama vemos que después de todos estos intercambios —el
mencionado baño de sangre de una nota anterior— las negras
quedaron atrapadas en una postura defensiva para el resto de la
partida. La estrategia de las blancas está dando sus frutos, mientras
que el experimento de las negras en la apertura, con 7. ... d5, parece ser
cuestionable.
Estrategia y táctica 241

14. … f6
Las negras esperan poner al rey en f7 y mover una torre para ayudar
a proteger al caballo.
15. De2
Ahora ya no hay tiempo para esa maniobra. Las negras deben
apresurarse a retroceder la dama para dar otra protección al caballo.
15. … Dd7











Siguieron un par de jugadas no tan buenas por ambas partes. Las
blancas deberían haber jugado ahora 16. Tad1, y después de 16. ... Rf7;
17. Dc4+, Cd5; 18. Ce5+, fxe5; 19. dxe5, con lo que las blancas obtienen
una enorme ventaja debido al caballo negro que está clavado en d5 y a
la amenaza de avanzar el peón e5 a e6, para un doblete al rey y dama
de las negras.
Pero las blancas jugaron
16. Tac1
a lo que las negras respondieron
16. ... c6?
242 Estrategia y táctica

La débil jugada dieciséis de las blancas dio a las negras la


oportunidad de salvar la partida. Si las negras hubieran jugado 16. ...
Rf7, las blancas todavía tendrían una ligera ventaja, pero las negras
probablemente habrían aguantado. Después de 16. ... c6, las blancas
ganaron la batalla estratégica, y ahora los elementos tácticos toman el
centro del escenario.
17. d5! cxd5
Este fue el sacrificio por despeje que vimos antes, en el capítulo 16.
18. Cd4!
El caballo tiene ahora un excelente puesto en el centro del tablero.
Desde aquí puede saltar repentinamente a territorio enemigo. Este
caballo será el eje de un ataque devastador.
18. … Rf7
Rompe la clavada del caballo e7.
19. Ce6 Thc8
20. Dg4!
Con la amenaza mortal de Dxg7+, así como una descubierta que
amenaza a la dama negra.
20. … g6
21. Cg5+!
Las blancas amenazan ahora a la desprotegida dama en d7, por lo
que no hay tiempo para capturar al caballo. Las negras deben regresar
al rey a e8 para proteger a la dama.
21. … Re8.
Pero ahora las blancas consiguen dar aquí un golpe brillante
22. Txe7+!
(Ver el diagrama en la página siguiente.)
Estrategia y táctica 243











Una característica muy particular en esta posición es que ¡todas las
piezas de las blancas están en prise! Incluso una de las jugadas de las
negras, ... Txc1, es una amenaza de mate. Sin embargo, las negras
están en una situación desesperada.
¿Qué pueden hacer las negras? Si 22. ... Dxe7, que desvía a la dama
de la protección de la torre c8. Seguirían 23. Txc8+, Txc8; 24. Dxc8+ y
las blancas ganan claramente. Si 22. ... Rxe7; va 23. Te1+, Rd6; 24.
Db4+, Tc5; 25. Te6+! y de nuevo, las blancas están fácilmente en la
cima. 22. ... Rd8 es terrible: 23. Dxd7#. Lo único que queda es
22. … Rf8.
Pero ahora Steinitz continúa con una extraordinaria persecución del
rey.
23. Tf7+! Rg8
24. Tg7+!
Aún así, la torre no puede ser tomada.
24. … Rh8
Si 24. ... Rf8; 25. Cxh7+, Rxg7; 26. Dxd7+ gana.
25. Txh7+!
244 Estrategia y táctica











En este punto y en un feo gesto, de poco espíritu deportivo, Von
Bardeleben simplemente se retiró de la sala de torneos, abandonó de
hecho la partida. No quiso quedarse solo para ser el perdedor de este
brillante final: 25. ... Rg8; 26. Tg7+, Rh8; 27. Dh4+, Rxg7; 28. Dh7+, Rf8;
29. Dh8+, Re7; 30. Dg7+, Re8; 31. Dg8+, Re7; 32. Df7+, Rd8; 33. Df8+,
De8+; 34. Cf7+, Rd7; 35. Dd6#.

Es así como hemos llegado al final de esta introducción a las


tácticas de ajedrez. Confío en que hayas visto cómo el
ajedrez está lleno de bellas ideas, mismas que pueden
cambiar instantáneamente la naturaleza de una posición.
Estos cambios rápidos y violentos se basan en patrones
aprendidos y cuanto más practiques estos patrones, más
fácil será que los descubras en tus propias partidas.
Soluciones a los problemas mixtos:

1. Doblete: 1. Cxe8, Txe8; 2. d7 doblete a las torres.


2. Desviación: 1. … De3!; 2. Txe3, Th2+; 3. Rg1, T(e)g2#.
3. Sobrecarga: 1. Txc8; 2. Dxc8, Cxf6+ gana una pieza.
4. Clavada: 1. … Ta8! y la dama blanca está clavada a un mate en a8.
5. Desviación: 1. … Txf3; 2. gxf3, Dh3! con mate en la siguiente jugada.
6. Descubierta: 1. Dxd7+, Rxd7; 2. Axb8+ gana una pieza.
7. Desviación: 1. … c5+! Si 2. Rxc5, la Td5 saca a la dama blanca del
tablero. Si 2. Dxc5, esta dama se desvía de la protección de b2, y
deja libre a las negras para embestir a una pieza mayor con 2. ...
Dxb2+; 3. Rxc4, Ta4+; 4. Db4, Dxb4#.
8. Clavada: 1. Ch6+, Rg7; 2. Cxf5+ Para mayor disfrute, sigue la partida
hasta hacer el mate.
9. Atracción, ataque de mate, doblete:1. ... Cxg4+; 2. Rg1, De3+; 3.
Rg2, Df2+; 4. Rh3, Df3+; 5. Rh4, Ae7#. (Si 2. Rf1, Dxh1+; 3. Cg1, Ce3+
gana fácilmente. Si 2. Re1, Dxh1+; 3. Rd2, Af4+; 4. Rc2, Ce3+ gana y
si 4. Rd3, Cf2+ gana.) Algo más fácil de ver, y también de ganar, es la
línea 2. ... Dxh1+; 3. Rxh1, Cf2+ gana.
10. Desviación: 1. a4! La dama no tiene forma de proteger d7. Si 1. ...
h5, 2. Dxg7 lleva a la victoria.
11. Atracción, descubierta:1. Txg7, Rxg7; 2. Dg3+, y no importa lo que
hagan las negras, las blancas tienen un jaque de caballo con un
ataque a la descubierta sobre la desprotegida dama negra.
12. Ataque de mate: 1. .... Te1 gana. No hay defensa contra la amenaza
de .... Txf1#. 1. .... Tg6+ no funciona: 2. Dg3, Txg3; 3. hxg3 y el alfil
está clavado.
13. Desviación, enfilada: c4 desvía al alfil. 1. ... Axc4; 2. Dxd6, Txd6;
permite una enfilada con 3. Axc5. Las blancas ganarán el intercambio
y lograrán una posición ganadora.
14. Sobrecarga: 1. Ac4+ y el caballo f6 queda atrapado entre los
bloqueos por dama y rey.
15. Atracción, ataque de mate: 1. Dxh8+, Rxh8; 2. Af6+, Rg8 (o Dg7); 3.
Te8#.

245
246 Soluciones a los problemas mixtos

16. Enfilada: 1. Cxa5, bxa5; 2. Ab6 enfila a dama y torre.


17. Desviación, atracción, doblete: Td8+, atrae al rey negro a d8 para un
doblete de caballo desde b7, o desvía a la torre a d8, para liberar la
clavada sobre el alfil. Si 1. ... Txd8; 2. Axc5 gana o si 1. ... Rxd8; 2.
Cb7+, R mueve; 3. Cxc5 gana.
18. Jaque doble, ataque de mate: 1. Dd5+, Rh8; 2. Cf7+, Rg8 (si 2. …
Txf7; 3. Dd8+, Tf8; 4. Dxf8#); 3. Ch6++, Rh8; 4. Dg8+, Txg8; 5. Cf7#.
19. Desviación, ataque de mate: 1. Dxc6+, bxc6; 2. Aa6#.
20. Clavada, ataque de mate: 1. Axc6! La dama está perdida. Si 1. ...
Dxc6; 2. Dd8#.
21. Enfilada: 1. Ta8! y la dama está a punto de salir del tablero. Si 1. ...
Dxa8; 2. Af3 enfilada; si 1. ... De6, 2.Ta6 enfilada; si 1. ... Dd5; 2. Af3
enfilada; si 1. ... Dc4; 2. Tc8 enfilada; si 1. ... Dh7; 2. Ag6 fuerza a
Dxg6; y luego Ta6 enfilada. Cualquier otra jugada y la dama será
capturada inmediatamente.
22. Descubierta: 1. ... Axd3! Si 2. Dxd5, Ae2#. Para todo lo demás, va 2.
... Dxh5.
23. Dobletes: 1. ... Cc2+ doblete a rey y torre; 2. Rd1, Cf2+ un doblete
muy conocido, y también está 2. ... Ce3 doblete a rey y dama.
24. Desviación, ataque de mate: 1. ... Dxa3, (amenaza ... Dxb2#); 2.
bxa3, Axa3#.
25. Ataque de mate, desviación: 1. Cxe6, fxe6; 2. Ag6+, Cxg6; 3. Dxg6#.
También 2. … Rf8; 3. Txd7, Dxd7; 4. Df4+, Rg8; 5. Df7#.
26. Atracción, descubierta: 1. dxc6, bxc6; 2. Axc6; Dxc6; 3. Txe7+ y 4.
Dxc6.
27. Ataque de mate: 1.... Ch3! Si 2. Txf2, Cxf2#; si 2. gxh3, Af3+; 3. Tg2,
Dxg2#. Para las otras: 2. ... Dg1+; 3. Txg1, Cf2# (el ataque 2. Dxf7 falla
—para disfrutarlo más, encuentra por qué falla).
28. Jaque doble, descubierta: La línea principal es 1. ... Txg2; 2. Cxh4,
Txh2++; 3. Rg1, Th1#. Si 2. Rxg2, Dg4+; 3. Rh1, Axf3+ gana
fácilmente.
29. Sobrecarga: 1. Cd5! El alfil no puede ocuparse de otra tarea. Si 1. ...
Axd5; 2. Dxg4#; si 1. ... Dxh5; 2. Cf6# o 2. ... Ce7#.
30. Eliminación del guardia, atracción, dobletes: 1. Dxg8, Txg8; 2. Cf6+,
Re7; 3. Cxg8+, Re8; 4. Cf6+, Re7; 5. Cxd7 y las negras, que quedaron
Soluciones a los problemas mixtos 247

muy desanimadas con todo esto, abandonaron.


31. Clavada: 1. Axg7+, Dxg7; 2. Txf8#. 1. ... Rg8 opone más resistencia,
pero también es inútil. 2. Txf8, Dxf8; 3. Axf8 es una victoria fácil.
32. Descubierta: 1. Cd5 descubierta sobre la torre y amenaza 2. Ce7#.
33. Desviación: 1. Txh6+, gxh6; 2. De7#.
34. Desviación: 1. Txa6 gana una pieza. Si 1. ... Dxa6; 2. De5+, Ag7; 3.
De8+, Af8; 4. Dxf8#.
35. Atracción: 1. Axg5+, Rxg5; 2. Dd2+ Rf6 (o Rh4); 3. Dh6#. Si 1. ... Rg7
o Rh7; 2. Axd8 gana.
36. Atracción, clavada, descubierta:1. Txf7, Dxf7; 2. Dxh7, Dxh7; 3. f7#.
37. Atracción: 1. Da6+, Rxa6; 2. Ac8#.
38. Sobrecarga, clavada: 1. Txe7, Df8 (si ... Dxe7; 2. Dc8+ con mate a
continuación); 2. Dxg7+, Dxg7; 3. Te8+, Dg8; 4. Ae5+, Tf6; 5. Axf6#.
39. Sobrecarga: 1. Dxh6 gana un peón. Si gxh6, Cf6+ recupera la dama.
40. Descubierta: 1. ... Ag1! Amenaza mate en h2 y una descubierta
sobre la dama.
41. Desviación: 1. Db8+!, Cxb8 (forzada); 2. Td8#.
42. Desviación: 1. Dxh7+, Cxh7; 2. Td8+, Cf8; 3. Th8+, Rxh8; 4. Txf8#.
43. Pieza atrapada: 1. Dxb5, Ta8; 2. b4, cxb4; 3. cxb4, y el caballo no
tiene ninguna jugada.
44. Tablas por repetición: Tres peones a punto de promover es una
buena razón para ir a por unas tablas. 1. Tf7+, Rh8 (... Rh6????; 2.
Tg6#); 2. Tf6, Rh7 (... Tc7?; 3. Th6+, Th7; 4. a7! gana); 3. Tf7+, etc.
Naturalmente, cualquier otra segunda jugada de las negras permite
Th6#.
45. Desviación: 1. Txa7!, Txa7; 2. c7! donde las dos amenazas c8(D) y
cxb8(D) son imparables.
46. Desviación: 1. ... Dxf3! gana una pieza. Si 2. gxf3, Ah3+; 3. Rg1,
Te1+; 4. Af1, Txf1#.
47. Descubierta: 1. Cxd7+ a la descubierta, Cxe2; 2. Cf6#.
48. Doblete: 1. Cg6, Dxf5 (si ... Cxg6; Dxd5); 2. Cxe7+ gana la dama de
nuevo con una torre extra.
49. 1. … Txh1+; 2. Rxh1, Tc1+; 3. Rh2, Axg3+; 4. Rh3, Th1#.
248 Soluciones a los problemas mixtos

50. 1. … Txc2; 2. Txc2 (si 2. Dxc2, Axc2; 3. Tcxc2, Cb3+; 4. Rb1, Cd4
doblete a las torres), Cb3+; 3. Rb1, Cxd2+; 4. Texd2, Dc4 gana (las
negras intercambian alfil por torre y con la dama barren los peones
del flanco de rey).
51. 1. … Txc2+. If 2. Rxc2, Tc7+ es una descubierta sobre la dama en f8.
Si 2. Rb1, Txh2 da una posición superior a las negras.
52. 1. … Txg2+; 2. Rxg2, Ce3+ las negras recuperan la torre y quedan
con cuatro peones conectados contra dos peones aislados de las
blancas. Las negras deben ganar fácilmente.
53. 1. … Axg3 gana una pieza. 2. Cxg3 pierde la torre, mientras que 2.
Txg3 entrega el otro caballo.
54. 1. … Txc2; 2. Dxc2, Dxh4+ recupera la torre y se lleva un par de
peones para endulzar el intercambio.
55. 1. … Tf2! Si 2. Dxf2, Cxf2 gana. Si 2. Dg1, Cxg1 gana. Si 2. De1 o 2.
Dd1, entonces 2. … Dxg2#.
56. 1. Cxf6+, Axf6; 2. Dxf6! If 2. … gxf6; 3. Tg3+, Rh8; 4. Axf6#.
57. 1. Axc5, presiona sobre el caballo clavado. Si la dama negra
abandona la diagonal a2-g8, las blancas tienen lista una amenaza de
mate con Te8+.
58. 1. … Dg2! La torre g1 está en una situación desesperada. Si toma a la
dama pierde ante Te1#, mientras que 2. Td1, Txd1+; 3. Rxd1, Df1+
da doblete al rey y la torre.
59. 1. … Txe2+; 2. Rxe2, Ag4+ enfilada sobre la torre d1.
60. 1. … Txg2+; 2. Txg2, Dxf4+; 3. Dxf4, Axf4+; 4. Rh1, Axc1 y las negras
quedan una pieza y un peón arriba, con una posición aplastante.
Acerca del autor

David MacEnulty fue la primera persona contratada exclusivamente


para la enseñanza del ajedrez como una materia académica en las
escuelas públicas de la ciudad de Nueva York. Durante ocho años
enseñó en la Escuela Primaria Comunitaria 70 (C.E.S. 70) del Bronx. En
ese período los niños de sus equipos ganaron más de doscientos trofeos
al año, en los que se incluyen numerosos trofeos del primer lugar en los
campeonatos escolares de la Ciudad y del Estado de Nueva York. Sus
equipos del Bronx fueron campeones nacionales en tres ocasiones y
quedaron segundos en cuatro. Posteriormente, David enseñó en The
Dalton School, donde ganar campeonatos municipales, estatales y
nacionales se convirtió en una tradición. Es autor del software Chess
Workouts for the Chess Club Manager: Think Like a King
(Entrenamientos de Ajedrez para Gerentes de Clubes de Ajedrez: Piense
como un rey). Ganó varios premios al Maestro del Año; fue nombrado
Educador de Ajedrez del Año, por la Universidad de Texas en Dallas;
recibió el Premio al Logro de Toda una Vida de la Federación de Ajedrez
de los Estados Unidos y el Premio Vidas que Hacen una Diferencia de la
A&E Television. David y sus equipos de ajedrez fueron presentados
nacionalmente en CBS, CNN y la revista Chess Life, así como en muchos
noticiarios de la televisión local y de la prensa escrita de Nueva York.

249