Está en la página 1de 58

1 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


2 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


3 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

TIEMPO Y ESPACIO
EN LA BIBLIA
De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad,
Cristo es fe, camino, realidad y vida

Ministerio Graneros de José


José María Armesto Caldeiro

https://josemariaarmesto.blogspot.com/

granerosdejose@protonmail.com

Escrito en Abril-1995. Revisado y publicado en Septiembre-2019

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


4 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


5 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

ÍNDICE
1- Introducción - 7

2- Un plan de salvación eterno y dinámico - 9

3- Un fotograma en la mano de Dios - 11

4- Dios transciende el tiempo - 17

5- Viviendo en fe o en esperanza - 21

6- La oración y el tiempo - 25

7- Cómo orar a la luz de la revelación del tiempo - 27

8- Buscando las cosas de Arriba: Perspectiva


celestial - 33

9- Mi plan agradable y perfecto, mi camino - 39

10- La “Alfombra Roja” - 43

11- Una senda proverbial - 45

12- Con fe, ¡así cualquiera! - 49

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


6 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


7 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

1- INTRODUCCIÓN

Les presento la que considero la primera revelación que


recibí del Señor. Llegó a mí allá por abril de 1995, cuando
ni siquiera había cumplido el cuarto aniversario desde mi
experiencia de justificación o salvación del espíritu. Por lo
tanto, vino antes que la revelación que considero el
llamado de Dios para nuestra generación y para mi vida,
recogida en el libro FINISTERRE AL BORDE DEL JORDÁN
(Último Gran Avivamiento) https://txemarmesto.blogspot.com/2012/09/finisterre-al-borde-
del-jordan-copia.html

Cuando la redacté fui consciente, y soy consciente ahora,


de que los ejemplos e imágenes de que me valí para
expresarla, tal vez no se ajustaran científicamente a la
realidad. Sin embargo esta pequeña revelación me ha
ayudado a entender, digamos que 'como para andar por
casa', el manejo que la Biblia y las oraciones que contiene,
hacen del tiempo y del espacio. También me ha ayudado a
comprender algo de la posible interacción entre la tercera y
la cuarta dimensión (la física-inmaterial y la espiritual-
invisible).

Las imágenes son fotografías de los dibujos manuales que


yo mismo realicé en el manuscrito original en abril del año
1995. Espero me disculpen por lo rudimentario y
defectuoso de las mismas.

Dicho esto, me gustaría que a los amados lectores les


sirviera en algún grado y que supieran disculpar mi torpeza
e ignorancia en estas cosas, de las que honradamente
debo decir que me sobrepasan. Gracias por su amable
comprensión.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


8 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


9 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

2- UN PLAN DE SALVACIÓN ETERNO Y


DINÁMICO

Hch. 17:26 Y de una misma sangre ha hecho toda


nación de los hombres, para que habiten sobre toda la
faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de las
estaciones, y las fronteras de sus lugares de
residencia;

El Plan de Salvación que las Sagradas Escrituras establecen


es eterno y a la vez dinámico. En la figura de la pág. 3
podemos ver que en el vértice superior del triángulo,
donde situamos a Dios (YAHWEH, Cristo), no existe la
dimensión temporal ni espacial, pues es un PUNTO fuera de
la dimensión física. Cuando retrotraemos la Creación a ese
origen o punto de partida, vemos que en él convergen
pasado, presente y futuro.

Sin embargo, si proyectamos el punto en el espacio hasta


el mundo material, se forma la 'sombra espacio-temporal',
como si fuera un reflejo del original. También aparece el
efecto dinámico, que no es más que la proyección en la
distancia del punto real de origen dando lugar al tiempo.

Lo entenderemos mejor con la figura que se ofrece en el


siguiente epígrafe.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


10 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


11 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

3- UN FOTOGRAMA EN LA MANO DE DIOS

Un fotograma

El ojo de Dios arroja su luz sobre el fotograma, que se proyecta en la pantalla del Universo

Imaginemos la siguiente escena.

Yahweh, sostiene en Su mano un fotograma conteniendo


Su Plan Universal de Creación. Dicho fotograma concentra
en solo una imagen (un punto) el Plan de Dios desde el
Génesis hasta el Apocalipsis; es decir, todo el proceso
histórico-temporal desde la Creación y Caída hasta la
Redención y Restauración de Todas las Cosas.

Yahweh toma dicho fotograma entre Sus dedos índice y


pulgar y se lo acerca al ojo para mirarlo de cerca al trasluz.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


12 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

¡Pero qué sorpresa! Por ser Su ojo como llama de fuego, al


hacerlo la imagen del fotograma, relativo a la Tierra, se
proyecta en la distancia sobre el inmenso lienzo del
Universo.

Observando con atención la imagen proyectada, pueden


apreciarse millones de puntitos o motas, a modo de
hormigas, que en realidad son las personas que viven en el
planeta. Fijándonos con mayor detenimiento aún,
apreciaremos que una de esas motas se parece mucho a
usted y otra a mí; el parecido es tal que tal vez seamos
nosotros mismos.

Desde otra perspectiva y ampliado, puede verse así:

Fotograma desde otra perspectiva y ampliado

Con esta óptica, supongámonos ambos, usted y yo,


situados en la pantalla en el momento presente. Si
miráramos hacia atrás sería como hacerlo hacia el pasado;
pero si miráramos hacia adelante sería como hacerlo hacia
el futuro; pero si eleváramos la vista hacia el fotograma
arriba en el Cielo, apreciaríamos que allí en realidad
pasado, presente y futuro convergen y son una misma

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


13 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

cosa.

Viéndolo ahora en plan aún más casero, si tomara usted un


retrato suyo en diapositiva y lo proyectara sobre la
totalidad de una pared de su casa, podría ver que su oreja
derecha quedaría situada sobre el extremo izquierdo de la
pared, según se mira de frente; mientras que su otra oreja
quedaría situada sobre el extremo opuesto. Si a
continuación usted se colocara en el extremo izquierdo de
esa pared y comenzara a andar hacia el otro extremo,
tardaría unos segundos en recorrer los pocos metros que
separan ambas orejas. ¿Querría eso decir que la historia de
las dos orejas no se está desarrollando al mismo tiempo?

No, lo que ocurre es que en la pared, que es la dimensión


espacial, se ha generado el tiempo requerido para recorrer
tal distancia; pero en el proyector, arriba, que equivaldría a
la dimensión espiritual, no. Es decir, que una misma
escena, la diapositiva, según en cual ámbito la miremos, es
temporal o atemporal.

Sabemos que la luz de una estrella tarda millones de años


luz en viajar hasta que puede ser vista en la Tierra.
¿Querrá eso decir que mientras nosotros aún no veamos su
luz la estrella no existe? En absoluto, no la vemos pero
existe, solo que su luz aún está en camino y todavía no
llegó hasta nosotros.

Así mismo ocurre con las cosas espirituales de Dios.

Claro está, que desde nuestra perspectiva, desde nuestra


pequeñez, no podemos apreciar la grandeza de ese
gigantesco lienzo que es la Tierra y, mucho menos, el
Universo, un mayor lienzo que la contiene. No pudiendo lo

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


14 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

menor, ¿cómo apreciar entonces la infinitud del Creador?


¿Cómo apreciar siquiera quiénes somos, de dónde
venimos, dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos? Sin
embargo, ese destino ya fue trazado en el 'fotograma' de
Dios, y cuando miramos hacia Arriba, hacia Él, nos es
revelado.

Por supuesto, se trata solo de ilustraciones, que simplifican


un poco las cosas para nuestra imaginación y comprensión;
eso sí, con reverencia. De seguro así entenderemos un
poco mejor que para Dios solo exista el AHORA, porque Él
es el YO SOY, en tiempo presente, no el Yo fui en pasado o
el Yo seré en futuro. También nos podemos hacer una
mejor idea en cuanto al tiempo, que es como el concepto
dinámico de la Creación, y de nuestra atómica pequeñez
frente a la Grandiosidad y Majestuosidad de Dios.

Miremos ahora a las personas separadamente:

Fotograma de personas separadamente

Supongamos que cada cuadrícula corresponde a una


… Cristo es fe, camino, realidad y vida.
15 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

persona de las que están viviendo sobre la Tierra en un


momento dado.

Podemos apreciar que solo los engendrados, los salvos,


estamos en conexión con el Origen o Fuente, con Dios;
mientras que los perdidos o incrédulos no lo están, porque
sus cuadrículas vacías carecen de 'cable conector'.
Supongamos también que la cuadrícula rayada sea la suya.

El conjunto de la imagen nos ofrece una panorámica de los


hombres que viven en el planeta en un tiempo
determinado y de quienes están en conexión o desconexión
con la Fuente de Vida.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


16 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


17 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

4- DIOS TRANSCIENDE EL TIEMPO

Éx. 3:14 Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE


SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: El YO SOY
me ha enviado a vosotros.

Cuando Moisés le preguntó a Dios por primera vez su


nombre, Dios le contestó: YO SOY EL QUE SOY (“soy”, es
tiempo presente). Así, que el Señor es el YO SOY, el eterno
AHORA. Todo lo que Dios tenía que hacer ya lo hizo en
Cristo desde la eternidad y hasta la eternidad. Por eso,
muchas veces Dios habla en la Biblia de cosas pasadas o
futuras en tiempo presente. Veamos algunos ejemplos:

Jos. 6:2 Mas Yahweh dijo a Josué: Mira, yo he


entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus
varones de guerra.

Aquí Yahweh habla a Josué en tiempo presente de algo aún


por ocurrir, de un evento futuro como si ya hubiera
ocurrido. Esto también pasa en el Nuevo Testamento:

1ª Jn. 5:15 Y si sabemos que Él nos oye en cualquier


cosa que pidamos, sabemos que tenemos las
peticiones que le hayamos hecho.

Fijémonos que Juan no dice “tendremos” (futuro), sino


“tenemos” (presente) en el mismo momento de pedir.
Entonces, ¿cómo es que las más de las veces las
respuestas a nuestras oraciones se retrasan? Muy sencillo,
Juan está hablando del mundo espiritual, donde lo que
ocurre lo hace ya, al instante.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


18 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

Para Jesús el tiempo no contaba:

Jn. 17:11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos


están en el mundo, y Yo voy a ti. Padre santo, a los
que me has dado, guárdalos en Tu nombre, para que
sean uno, así como nosotros. 12 Cuando estaba con
ellos en el mundo, Yo los guardaba en Tu nombre; a
los que me diste, los guardé, y ninguno de ellos se
perdió, sino el hijo de perdición, para que se cumpliese
la Escritura. 13 Pero ahora voy a Ti; y hablo esto en
el mundo, para que tengan Mi gozo completo en sí
mismos.

En los versículos anteriores Jesús dice de Sí mismo “ya no


estoy”; “Yo voy”; “cuando estaba”; “ahora voy a Ti”.
¿Cómo es que ya no estaba y aún tenía que irse?

Jn. 3:13 (habla Jesús estando en la Tierra) Y nadie ha subido


al Cielo, sino el que descendió del Cielo; el Hijo del
Hombre, que está en el Cielo.

En Juan 3:13 Jesús, estando presente aquí en la Tierra,


afirma estar al mismo tiempo en el Cielo (la última parte
de la frase no aparece en algunos manuscritos, pero si en
muchos importantes). Esto concuerda con lo dicho en Juan
17.

Los hombres tenemos problemas para entender estas


cosas con nuestras mentes finitas de esta dimensión física,
acostumbradas a pensar en términos temporales y finitos;
pero cuando tenemos la revelación del eterno YO SOY,
entonces se produce un gran cambio en nuestro
entendimiento. En vistas de esta revelación podemos

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


19 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

comprender que para Dios, y para nosotros también, no


hay nada por ocurrir y que lo único que hacemos es ir
descubriendo (entrar en) en aquello que Dios ya
preparó de antemano para nosotros:

Ef. 2:10 Porque somos hechura suya, creados en


Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios
preparó de antemano para que anduviésemos en
ellas.

La Biblia nos habla siempre de cosas ya hechas, ocurridas,


pasadas, consumadas en la Cuarta Dimensión. Veamos
otro ejemplo de ésto:

Rom. 8:30 Y a los que predestinó, a éstos también


llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y
a los que justificó, a éstos también glorificó.

Como creyentes, no nos es complicado asimilar que fuimos


predestinados, llamados y justificados. Sin embargo se nos
hace más difícil creer que también fuimos ya glorificados,
aunque esto último no sea menos cierto que aquello. ¡La
Palabra de Dios así lo dice! Para Dios no hay ninguna
diferencia, a Sus ojos estoy tan glorificado como
predestinado, llamado y justificado. Para Dios ya todo fue
consumado en Cristo, incluso antes de la fundación del
mundo (Ef. 1:4; Heb. 4:3). La Nueva Jerusalén y el Estado
Eterno no son algo por ocurrir, no son menos reales que la
conquista de Jericó y es por ello que Juan pudo verlos en
su apocalíptica visión en la isla de Patmos.

¿Cómo explicar de otro modo, que Jesús mientras hablaba


con Nicodemo en esta Tierra (Juan 3) decía estar al mismo
tiempo en el Cielo?

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


20 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

Para Él no existía tiempo o, mejor dicho, Él transcendía el


tiempo. Cuando hablaba con Nicodemo Él ya estaba
crucificado, resucitado y ascendido en la dimensión
espiritual; tanto como estaba presente junto a Nicodemo
en la dimensión física. Todo estaba recogido ya en el
mismo 'fotograma'.

Las cosas de la Tierra son representaciones de modelos


celestiales. En Dios le dice a Moisés que construya el
Tabernáculo conforme al modelo que le fue mostrado en el
monte:

Éx. 26:30 Y alzarás el Tabernáculo conforme al


modelo que te fue mostrado en el monte.

Esto nos enseña que el Tabernáculo desmontable que el


pueblo de Israel llevaba consigo a través del desierto fue
construido conforme al modelo de un Tabernáculo Celestial.

El Templo de Salomón igualmente fue construido conforme


a los planos del Templo Celestial que le fueron dados a su
padre David por revelación (1º Rey. 5:1-5).

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


21 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

5- VIVIENDO EN FE O EN ESPERANZA

Viviendo en fe o en esperanza

Los creyentes del Antiguo Testamento miraban hacia el


futuro para su salvación; miraban hacia la Obra aún por
hacer en esta dimensión, al sacrificio perfecto de Cristo.
Ellos vivían en esperanza. Vivían en esperanza en cuanto a
Cristo y los acontecimientos referentes a la dimensión
temporal; a los demás efectos, en la dimensión espiritual
para ellos todo estaba consumado, exactamente igual que
para nosotros.

Los creyentes del Nuevo Testamento miramos hacia el


sacrificio perfecto ya consumado en el pasado en el
Calvario. Es decir, nosotros vivimos en fe.

Heb. 10:38 Mas el justo vivirá por fe;


Y si retrocede, mi alma no se complace en él.

Sin embargo, a pesar de que la Biblia enseña esto, muchos

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


22 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

creyentes no lo entienden en sus mentes y, por tanto,


viven de espaldas a la verdad y continúan andando en
esperanza, en lugar de creer, tratar de crecer y cumplir las
condiciones para poder tomar lo que ya les pertenece
(Hebreos 6:12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino
imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia
heredan las promesas); es decir, siguen mirando hacia el
futuro como si todavía buscaran algo que tendría que
ocurrir, esperando que Dios haga algo que nunca hará,
porque ya lo hizo.

Esta forma de vivir es absurda y muy incómoda, pues


supone algo así como tratar de entrar a una habitación
donde ya se está; cosa imposible de lograr por más
empeño que se ponga. Nos nos extrañe entonces que en
este tipo de creyentes la paz se torne algo muy difícil de
lograr, pues se esfuerzan por conseguir algo que ya les fue
dado y nunca han perdido; se empeñan en ser algo que ya
son.

Por supuesto, hablamos de manera objetiva.


Objetivamente todos ya tenemos esto, la Obra ya fue
consumada. Sin embargo, solo podemos apropiarnos de
ella subjetivamente, cuando la revelación la hace
accesible a nuestra experiencia.

¿Cómo detectamos o discernimos si un hermano está en fe


o en esperanza? Muy sencillo. Cuando le oímos hablar u
orar él se expone. Veamos, por ejemplo, cómo orarían ante
una misma situación dos hermanos, uno que está en
esperanza y otro estando en fe:

El que vive en esperanza:

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


23 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

“Padre, tu Palabra dice que por las llagas de Cristo fui


sanado; por ello te pido que me sanes. Gracias Padre
porque vas a sanarme. Oro en el nombre de Jesús”.

El que vive en fe:

“Padre, tu Palabra dice que por las llagas de Cristo fui


sanado; por ello te pido que me permitas apropiarme
de la sanidad que Jesús ya ganó para mí. Te doy las
gracias por haberme sanado. Oro en el nombre de
Jesús”.

[Nota: Entendemos que esta oración y cualquier otra solo será


contestada cuando previamente hayamos conocido la mente del Señor al
respecto; es decir, hemos de pedir lo que Dios nos ha mostrado que
quiere darnos; es decir, oramos apoyándonos en Su Palabra (Rhema)-
para la sazón u ocasión específica, no en la Palabra general (Logos). En
lugar de una petición por sanidad podríamos poner cualquier otra y sería
lo mismo].

No deberíamos pedir a Dios que haga cosas que ya hizo y


quedaron atadas y consumadas.

En el ejemplo anterior hemos visto como el hermano que


vivía en esperanza, tras afirmar en su oración que ya había
sido sanado, apoyándose en la cita bíblica de Isaías, le pide
que lo vuelva a sanar. Absurdo y contradictorio. ¿No es
cierto?

¿Podemos ver ahora la enorme incongruencia de muchas


de las oraciones que hacemos los creyentes cuando
ignoramos la Obra de Cristo ya consumada en el pasado?

Cristo ya vino y consumó su Primera Obra. Ya estamos


sentados con Él a la diestra de la Majestad en las Alturas,

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


24 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

como lo dice Pablo en su Epístola a los Efesios. ¿Cuán


importante es que lo creamos, lo oremos, lo proclamemos
y actuemos en consecuencia!

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


25 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

6- LA ORACIÓN Y EL TIEMPO

Tras este entendimiento del funcionamiento del tiempo en


la Biblia nuestra vida debería cambiar y dicho cambio
modificar nuestra forma de orar, para que fuera más
congruente con la Palabra de Dios y, por ello, más eficaz.

Sin embargo, también entendemos que Dios conoce los


corazones y está más interesado en su pureza que en los
formalismos de la oración, por lo que la falta de
conocimiento no tendría porque impedir una respuesta de
Dios cuando hay rectitud de corazón.

La oración y el tiempo

Vivimos en un mundo de tres dimensiones (largo, ancho,


alto), un mundo de lo material, de lo físico, de lo visible y
tangible. Dios y otros espíritus incorpóreos habitan en el
mundo de la cuarta dimensión, de lo espiritual, inmaterial,
invisible e intangible. Así como la segunda dimensión (el
plano) contiene en sí la primera (la línea) y la tercera (de
volumen o espacial) contiene ambas; así también la
cuarta (espiritual) contiene las tres primeras.

En la cuarta dimensión no existe el tiempo; allí nada tiene


que ocurrir, todo está ya presente. Por eso, cuando oramos
en los términos de Dios la cosa se realiza de inmediato
Arriba en el Cielo, en la dimensión espiritual, quedando

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


26 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

atada o desatada en el mismo instante de la oración. Por


supuesto entendemos esto para la oraciones hechas
conforme a la voluntad de Dios.

Esto no es así en el mundo de lo material, donde para que


veamos la realización de la oración concedida, deberemos
esperar en la mayoría de las ocasiones un lapso de tiempo,
mayor o menor, entre la concesión Arriba y su
manifestación abajo, aunque a veces pueda ocurrir al
instante. Probablemente ese lapso de tiempo sea mayor
cuanto menor sea nuestra fe. También puede influir en su
mayor o menor tardanza en manifestarse la oposición del
mundo espiritual satánico. Podemos observar esto muy
claramente en el libro de Daniel, cuando el profeta estaba
visionando junto al río Hidekel:

Dan. 10:12 Entonces me dijo: Daniel, no temas;


porque desde el primer día en que aplicaste tu
corazón a entender y a humillarte en la presencia de
tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus
palabras yo he venido. 13 Mas el príncipe del reino de
Persia se me opuso durante veintiún días ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


27 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

7- ¿CÓMO ORAR A LA LUZ DE ESTA


REVELACIÓN?

Siempre que oramos de conformidad con la voluntad de


Dios, para lo cual primero hemos debido buscarla y ésta
sernos revelada, la oración es concedida en la dimensión
del espíritu en el instante en que la hacemos. No
deberíamos tener que orar otra vez por dicho asunto, pues
sabremos que tenemos lo pedido,

1ª Jn. 5:15 Y si sabemos que Él nos oye en


cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos
las peticiones que le hayamos hecho.

Ahora podemos esperar con fe a que lo concedido Arriba en


el Cielo se manifieste abajo en la Tierra.

Pero, ¿qué hacer mientras esperamos?

Volver a pedir una y otra vez no creo que pudiera acelerar


la materialización de la oración, sino que más bien
demostraría nuestra falta de confianza en que Dios ya nos
escuchó y, quizás, retrasaría su cumplimiento hasta que
alcanzáramos la fe suficiente para que pudiéramos alabar y
dar gracias con certeza por lo ya concedido.
Definitivamente, Dios no es sordo ni olvidadizo. Tratemos
de sustituir, pues, las vanas repeticiones, que a nuestro
juicio cansan y aburren a Dios, por alabanzas y acciones de
gracias cuando sepamos que hemos sido oídos.

Mat. 6:7 Y orando, no uséis vanas repeticiones,


como los gentiles, que piensan que por su

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


28 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues,


semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de
qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros
le pidáis.

Cuando no sepamos que hemos sido escuchados


deberíamos aprender de la actitud de Pablo, quien incluso
ante una dura aflicción por el aguijón en su carne, solo osó
orar tres veces y desistió (2ª Cor. 12:7). Muchos de
nosotros, al contrario, somos dados a la repetición
insistente, e incluso desafiante y exigente, pareciéndonos a
coros de plañideras quejicas o a discos rayados. Dios no es
un criado nuestro al que podamos dar órdenes.

Creemos que 'tres veces' tal vez sea un buen principio a


seguir al orar. Si no, al menos podríamos tomar como
norma abandonar la petición cuando sintamos que se
vuelve rancia.

¿Cómo sabré que mi petición se ha vuelto rancia?

Cuando se me haga pesada, aburridora, seca, cansina …

Si creemos que es una petición conforme al corazón de


Dios, en ese momento también podemos seguir el método
de aquella santa anciana, que escribía sus oraciones en un
papel en forma de huevo y luego lo dejaba entre las
páginas de su Biblia, hasta que ese huevo era incubado y
el 'pollito' salía del cascarón y veía la luz.

Algunos estarán pensando, como yo también lo hacía, en el


caso de la insistente viuda y el juez injusto de Lucas 18.
Para mí tal vez estaríamos ante una situación de escoger
entre lo bueno y lo mejor. Insistir quizás sea bueno,

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


29 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

pero confiar es mejor. Además deberíamos tomar la


parábola en su contexto (Luc. 17:20 y 18:8). Ese contexto
es el de la Segunda Venida; es decir, la oración incesante
de la viuda (Iglesia o creyente) contra Satanás (el
Adversario) y en favor de la Segunda Venida del Juez (el
Señor). Solo estos dos asuntos, por su importancia
incomparable, reclaman de nosotros una oración incesante.
Esta es la opinión de Watchman Nee sobre dicha parábola.

Otros tal vez piensen en el consabido 'Cuaderno de


Oración' que muchos usan para llevar un registro o lista
de sus oraciones. Al respecto mi opinión personal no es
recomendar tal método. Lo probé en los comienzos de mi
andadura espiritual. El resultado es que la lista crecía y
crecía, pero no veía casi ninguna respuesta a mis
peticiones, en su mayoría nacidas en la carne según mis
propios deseos (Santiago 4:3 Pedís, y no recibís, porque
pedís mal, para gastar en vuestros deleites). Cual mochila
o saco cada vez más cargado, la lista crecía y crecía, hasta
que decidí soltar tal lastre.

Definitivamente, creo que no somos llamados a arreglar


el mundo nosotros solos, ni a orar por todos y por
todo, todo el tiempo. Si siente una compulsión de orar
por todo y por todos todo el tiempo, para no sentirse
culpable, casi puedo asegurarle que dicha compulsión no
provenga del Señor, sino probablemente de una acusación
falsa del diablo, que lo quiere a usted exhausto y gusta de
robarle su tiempo. Recuerde que la carga del Señor es
fácil y ligera (Mat. 11:30), por lo que debería
sospechar de las cargas difíciles y pesadas.

Al fin de esta andadura el Señor me llevó a las cuentas


cortas. Presento al Señor en la mañana o en la noche los

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


30 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

eventos frescos del día; personas o asuntos o


circunstancias que me ocuparon o llamaron la atención
durante las últimas horas. Incluso presento los sucesos en
cualquier momento y lugar, soltándolos ipso facto en las
manos de Dios. Aquellos que luego me vengan a la mente
los vuelvo a presentar, hasta que se vuelven rancios y los
doy por concluidos. Así la carga y las cuentas las lleva el
Señor y yo ando reposado. Él tiene las espaldas anchas y
la buena memoria que a mí me faltan.

Teniendo en cuenta que la oración que nos inspira el


Espíritu Santo, es una oración conforme a la voluntad de
Dios y que cuando oremos así invariablemente seremos
respondidos, lo que deberíamos entender ante la
mayoría de las oraciones incontestadas, es que no se
ajustaban a la voluntad de Dios y por ello Dios no las
podía honrar.

1ª Jn. 5:14 Y esta es la confianza que tenemos ante


Él, que si pedimos alguna cosa conforme a Su
voluntad, Él nos oye (en el sentido de conceder).

Vemos que no siempre nos concede lo pedido, sino solo


aquello que se ajusta a Su voluntad.

Obviamente, también puede que sean peticiones que al


Señor le gustaría poder otorgar, pero existen otra clase de
obstáculos como el pecado oculto no confesado (Job.
16:7); el mal trato a las esposas u otros creyentes (1ª Ped.
3:7); pedir para gastar en nuestros deleites y no para la
causa de Dios (Stg. 4:3); cuando pedimos conforme a los
ídolos de nuestro corazón (Ez. 14:4); etc. Es decir, Dios
oye siempre pero muchas veces dice “espera” o dice
“no”.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


31 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

Idolatría del corazón:


Fuertes opiniones, motivos o deseos ocultos y creencias equivocadas.

Un ídolo del corazón es algún motivo oculto o deseo que nos impide ver la verdad o ver a Dios como
realmente es. Opiniones incorrectas sobre la Ley, o sobre el juicio de Dios, y los factores de misericordia
incorporados en la Ley (como el Jubileo) son evidencia de la idolatría del corazón. Para derribar dichos ídolos
se requiere exponer el problema, porque una vez que una persona ve el problema, los ídolos se
vienen abajo. Los ídolos del corazón requieren el secreto para mantener el control; una vez que son
descubiertos, pierden su agarre sobre los corazones de los hombres (Stephen E. Jones).

A veces, en Su misericordia nos concede las peticiones de


nuestro corazón aunque no sean Su voluntad perfecta,
como cuando le concedió 15 años más de vida a Ezequías
(2º Rey. 20; 2º Cr. 32:25) o un rey a Israel (1º Sam. 8:6-
9). Lo malo en estos casos es que junto con la concesión
suelen venir aparejadas consecuencias no idóneas para el
solicitante, su descendencia, la Iglesia, el país, etc.

Recuerdo un tiempo en que viví compartiendo piso con un


discípulo mío. Al tal no le gustaba planchar, por
considerarlo una tarea, digamos, baja para su 'estatus'.
Dios le concedió su deseo de no tener que planchar.
¿Saben cómo? El Señor permitió que se agotara el dinero y
nos cortaran la luz por impago; así el hermano ya no tuvo
que planchar … Saquen ustedes sus propias conclusiones.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


32 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


33 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

8- BUSCANDO LAS COSAS DE ARRIBA:


Perspectiva celestial

Pablo en su carta a los Colosenses arroja más luz sobre las


cosas de Arriba en la Cuarta Dimensión y las de abajo en la
Tercera Dimensión, advirtiéndonos sobre cual ha de ser el
enfoque correcto para nuestras vidas.

Él nos dice que las cosas ocurren en el sentido o dirección


de Arriba hacia abajo:

Col. 3:1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo,


buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado
a la diestra de Dios. 2 Poned la mira en las cosas
de arriba, no en las de la tierra. 3 Porque habéis
muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo
en Dios.

Dice que nuestra vida está escondida con Cristo en Dios y


que Dios y Cristo están Arriba. Es decir, que nuestra vida
real está escondida allí Arriba y no aquí abajo.

¿Cómo encontrar esta vida escondida? ¿Cómo descubrirla?

Perspectiva incorrecta de abajo hacia Arriba

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


34 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

Pablo también nos dice que hemos de haber


experimentado la vida en resurrección tras haber
muerto a nosotros mismos. Desgraciadamente, hasta que
alcanzamos la madurez actuamos como si no la
tuviéramos; pues en lugar de poner la mira en las cosas de
Arriba, la ponemos en primer lugar en las de la Tierra, para
después alzar los ojos y pedir a Dios que obre según lo que
hemos deseado o visto o dilucidado como mejor nos parece
desde en nuestra propia prudencia aquí abajo; esto es
pretender dirigir el Cielo desde la Tierra; es decir,
según lo que nosotros queremos, según nuestra voluntad,
opinión, gusto, plan o deseo.

Eso es justo lo contrario de lo que el Señor nos manda y


por ello no acabamos de encontrar esa vida escondida
que Él tiene para nosotros.

En lugar de mirar primero Arriba y decir:

“Señor, ¿cual es mi llamado, mis dones mi ministerio?


¿Cual es la porción escondida de vida allá Arriba que
me tienes reservada para hoy? … Gracias por
mostrármelo. Ahora te pido que cumplas esa voluntad
Tuya para mí, ayudándome a ser o a hacer lo que me
has revelado. Gracias, en el nombre de Jesús”.

Pensamos lo que nos apetece para el día o para el futuro y


oramos:

“Señor, me gustaría ser esto o aquello, me gustaría


tener esto o aquello, hoy me gustaría hacer esto, eso
otro y aquello de más allá. Por favor ayúdame a
conseguir mis deseos y metas. Gracias, en el nombre

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


35 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

de Jesús”.

En lugar de tener “puestos los ojos en Jesús, el autor y


consumador de la fe” (Heb. 12:2), ponemos los ojos en
nuestras pequeñeces, en las cosas del mundo de aquí
abajo. De esta manera la oración nace de lo que
estimamos ser nuestras necesidades terrenales y no
de las necesidades celestiales emanadas del Trono
celestial.

Hay un versículo al que llamamos la 'Alfombra Roja'

Efe. 2:10 Porque somos hechura suya, creados en


Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios
preparó de antemano para que anduviésemos en
ellas.

Yo imagino al Señor extendiéndonos una alfombra poco a


poco, para que avancemos por el camino que nos tiene
trazado de antemano. Él lo hace un paso a la vez, el paso
que ilumina la lámpara de Su Palabra, como cuando uno
camina en la noche con una linterna, que solo ilumina unos
pocos pasos por delante. Pero Su Palabra también es
lumbrera, y las lumbreras (luna y estrellas) antiguamente
eran las que orientaban la dirección de los peregrinos
durante la noche, cuando había poca o ninguna luz.
Cuando aprendemos a escuchar y discernir correctamente
la voz de Dios Él nos da Palabras estratégicas
direccionales, y también Palabras tácticas sobre los
siguientes pasos a tomar. Nunca nos adelanta todo el
trazado, para que necesitemos depender de Él
continuamente y no echemos a correr por caminos
errados:

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


36 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

Sal. 119:105 Nun


Lámpara (linterna) es a mis pies tu palabra,
Y lumbrera (luminaria o lumbrera) a mi camino.

Hablaremos un poco más de esta Alfombra después.

Es, permítaseme esta forma de hablar, como si en el Cielo


todo estuviera concentrado en un “punto”: JESUCRISTO,
en el cual convergen las líneas Alfa y Omega. Dicho punto
es el SOY, el AHORA, el principio (origen) y el fin
(destino) de todas las cosas. Todo procede de y va hacia
ese “punto”, y ese “punto” está Arriba en el Cielo y no
abajo en la Tierra. Dice Pablo en Efesios:

Ef. 1:9 ... el cual (el Padre) se había propuesto en Sí


mismo, 10 de reunir todas las cosas en Cristo, en
la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así
las que están en los cielos, como las que están
en la tierra.

No entender estas cosas y continuar orando y actuando


como hasta ahora será un esfuerzo un tanto fútil.

De Arriba hacia abajo (correcto)

No olvidemos que la Luz (la Vida) fluye de Arriba hacia


abajo; de la cepa a los pámpanos; de lo real a lo por

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


37 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

manifestarse. Esto ocurre cuando lo ESCONDIDO o


INVISIBLE, que no es lo mismo que inexistente, se
manifiesta. La Luz es lo que manifiesta lo escondido o que
está en obscuridad para que pueda ser visto.

Arriba está la REALIDAD, el modelo original (la verdad, el


origen); abajo el reflejo o sombra proyectado de tal
original. Por ello, lo que hacemos aquí abajo es caminar
sobre la sombra de la verdad o realidad de Arriba.

También es sabido que la sombra desaparece coincidiendo


o ajustándose con el objeto real (la sombra estaría justo
bajo el objeto, que en ese momento la está tapando),
cuando está justo en la vertical, al mediodía, ¡el momento
de luz más intensa o directa! Esto ocurre lo celestial se
materializa en la Tierra.

¿Se imaginan al Padre de la Luces allá Arriba con millones


de linternas, proyectando Su luz sobre cada uno de Sus
hijos aquí abajo en la Tierra, iluminando para ellos sendos
caminos o planes de vida?

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


38 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


39 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

9- MI PLAN AGRADABLE Y PERFECTO:


MI CAMINO

Personas conectadas y desconectadas de la Fuente de Vida

Supongamos que las casillas se corresponden con vidas


humanas. Vemos que existen casillas vacías y casillas
marcadas con el signo +. Las primeras aparecen
desconectadas de la Fuente de Vida; mientras que las
marcadas con el signo están conectadas o enchufadas,
recibiendo la vida de Dios.

Miremos con detenimiento una de esas casillas vivientes:

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


40 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

“Chip informático” de una persona conectada a la Fuente de Vida

Tenemos aquí algo así con el “chip informático” de Dios


para una vida; por ejemplo, la suya. En él está programado
o trazado de antemano todo el plan de su vida: sus fechas
de concepción, nacimiento, salvación, santificación, nuevo
nacimiento, …, muerte; sus características fisiológicas,
psíquicas y espirituales; la obra que está llamado a
realizar; etc.; absolutamente todo. Todo registrado desde
antes de la fundación del mundo.

Esta vida, chip, es tan prodigiosa que no existe ni ha


existido ni existirá otra igual. En este chip observamos
varias zonas:

La zona negra, que se corresponde con la vida desde


que usted tuvo uso de razón, hasta que experimentó la
salvación de su espíritu, además de la vida cuando se
sale de los lindes de error.

La zona roja es un área peligrosa y difícil para vivir;


algo así como los márgenes de error o de libre
movimiento que el Señor le permite, sin llegar a
rebasarlos y entrar en la zona de tinieblas.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


41 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

La zona blanca, es su vida en el Señor ya pasada.

La zona verde es la parte de su futuro camino


estrecho, que ya le ha sido revelada o iluminada por la
“linterna” de Dios, la voluntad de Dios que ya conoce.

Por último, la zona rayada es el resto del camino


estrecho que aún no le fue revelado; es decir, el
camino todavía escondido con Cristo en Dios.

Mientras esté desconectado de Dios; es decir, en la zona de


tinieblas, no tiene ninguna posibilidad de elección, pues
todo es zona negra, excepción hecha de su posibilidad de
elegir por Cristo. Conectado al Señor su libertad es grande
y, podríamos decir, triple: áreas verde, roja y negra. Aquí
estaría eligiendo respectivamente entre la voluntad buena,
agradable y perfecta de Dios para usted, la vida mediocre
de impaciencia-ansiedad o temor-angustia (según se
adelante o se atrase en seguirlo), el legalismo o la
licenciosidad y la vida en desobediencia.

Cuando se está conectado a la Fuente de Vida, por


supuesto, se entra automáticamente en conexión con los
que tienen esa misma energía o corriente de vida. Se
podrá gozar así de una vida corporativa al alcanzar la
madurez, la vida cristocéntrica y dejando atrás la vida
independiente, individualista y egocéntrica del que no
conoce a Cristo o que, conociéndole, aún no alcanzó la
madurez de la Filiación o Adopción de Hijo (cuando el hijo
era legalmente reconocido y autorizado como
representante del padre).

La Biblia, de principio a fin, habla mucho del Camino y los

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


42 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

caminos alternativos. El mismo Jesús dijo: “Yo soy el


camino, y la verdad, y la vida”, Juan 14:6. Nosotros
venimos hablando ya por un largo tiempo tanto de camino
(plan), como de verdad (realidad), como de vida
(fuente, energía o poder vital). Pero avancemos
analizando algunos pasajes más y asombrémonos de que
en la Palabra esto de los caminos es algo que podemos
tomar con literalidad; es decir, que cuando la Biblia habla
de caminos, quiere decir caminos y no otra cosa.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


43 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

10- LA “ALFOMBRA ROJA”

Ef. 2:10 Porque somos hechura Suya, creados en


Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios
preparó de antemano para que anduviésemos en
ellas.

Dios nos habla de SUS obras y no de NUESTRAS obras, de


lo que el tiene preparado de antemano en ese camino
estrecho escondido del que hemos estado hablando en el
epígrafe anterior. No está hablando de lo que a nosotros se
nos pueda ocurrir hacer en la zona roja.

Más claro ni el agua. Por eso a este versículo le llamamos


la “Alfombra Roja”, porque es una imagen excelente de lo
que la Biblia llama “andar en el espíritu”, en contraposición
a la dirección anímica propia. Dicha alfombra sería la senda
o camino, que el Señor nos tiene aparejado. Solo tenemos
que pedirle al Padre que nos vaya desenrollando la
alfombra y esperar que lo haga antes de avanzar. Esperar
es lo más duro y en hacerlo está la clave del éxito.
Esto es similar a lo que el pueblo de Israel hacía en el
desierto siguiendo la Nube Santa. Ellos esperaban el
levantamiento de la Nube (un tipo del Espíritu Santo), para
desmontar el campamento y el Tabernáculo y proseguir su
camino (véase Números 9:15-23).

Mientras caminemos sobre el trozo de alfombra que Dios


haya desenrollado (zona verde), sin desviarnos ni a
derecha ni a izquierda (Pr. 4:27); es decir, sin salirnos de la
alfombra, todo será gozo y paz en el Espíritu Santo. Pero si
nos salimos de ella, bien retrasándonos cuando la nube se

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


44 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

levanta (temor-angustia) o bien cuando queramos


avanzar más rápido que al ritmo al que Dios nos conduce,
partiendo antes que la Nube se levante (ansiedad-
impaciencia, -la mente yendo más rápido que la vida),
tendremos problemas, peligros y caídas innecesarios.

Además hay que decir que cuando caminamos sobre la


alfombra sin desvíos, retrasos u atropellos, aunque
tengamos gozo y paz, también habrá obstáculos que no
deberemos eludir, sino sobrepasar con la ayuda de Dios.
Éstos obstáculos serán puestos en nuestro camino por Dios
para nuestro entrenamiento, crecimiento y maduración
personal. Son las pruebas de Dios y la disciplina del
Espíritu Santo.

Caminar por esta senda con impaciencia y precipitación,


sin esperar a conocer cual sea la voluntad buena,
agradable y perfecta de Dios (Rom. 12:2), supondrá ir a
ciegas, a oscuras, no pudiendo ver los los obstáculos por
delante ni los indicadores de dirección, lo que nos llevará a
tropezar, caer y hacernos daño.

Los desvíos, extravíos, descarríos, retrasos y avances


precipitados, se pagarán muy caro con dolor y sufrimiento,
que serán vanos por innecesarios. Es solo nuestra
insensatez la que nos priva de asir las promesas y alcanzar
la vida abundante y victoriosa, que el Señor nos tiene
preparada sobre esa Alfombra Roja.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


45 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

11- UNA SENDA PROVERBIAL

El capítulo cuarto del libro de Proverbios habla muy claro


de esta senda o camino. Veamos algo al respecto.

“Guarda mis caminos y vivirás”. (v. 4)

“Recibe mis razones y se te multiplicarán años de


vida”. (v. 10)

“Por el camino de la sabiduría te he encaminado y


por veredas derechas te he hecho andar”. (v. 11)

“Cuando anduvieres no se estrecharán tus pasos y


si corrieres no tropezarás”. (v. 12)

“ No entres por la vereda de los impíos ni vayas por


el camino de los malvados, déjala, no pases por
ella; apártate de ella, pasa”. (v. 14)

“Más la senda de los justos es como la luz de la


aurora, que va en aumento hasta que el día es
perfecto”. (v. 18)

“El camino de los impíos es como la oscuridad, no


saben en qué tropiezan”. (v. 19)

“Tus ojos miren lo recto y diríjanse tus pasos hacia


lo que tienes delante”. (v. 25)

“Examina la senda de tus pies y todos tus caminos


sean rectos”. (v. 26)

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


46 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

“No te desvíes ni a derecha ni a izquierda; aparta tu


pie del mal”. (v. 27)

La propia Palabra es tan clara que solo haré unos breves


comentarios:

Los versículos 4 y 10 nos advierten que no caminar por la


senda que el Señor nos tiene asignada puede acortar
nuestros años de vida.

El 14 nos previene seis veces, (no entres-ni vayas-déjala-


no pases-apártate-pasa; ¡seis veces en un solo
versículo!) de lo importante que es no salirse de la vereda
señalada. Tengámoslo en cuenta, pues Dios no repetiría
esto tan redundantemente sino fuera de capital
importancia.

Los versículos 12 y 18 nos animan, mostrándonos que a


medida que aprendamos a caminar el camino se tornará
más ancho, más cómodo; tanto que hasta incluso
llegaremos a poder correr por él.

El 19 nos muestra una verdad de perogrullo, enfatizando


que en la oscuridad no se puede ver y por tanto se
tropieza.

Se nos advierte en el 27 del problema de ensayar desvíos.


Algunos de ellos son nuestras propias obras, el activismo,
la religiosidad, el mundo, el dinero, la comodidad, los
deleites, la lujuria, etc.

Además, de en el libro de Proverbios, toda la Biblia habla


por doquier del camino, la vereda, la senda ... Si

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


47 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

quisiéramos profundizar simplemente podríamos buscar


estas palabras en nuestras concordancias. Aquí, sin
embargo, solo trataremos un par de textos.

“... que sea amor o que sea odio, no lo saben los


hombres; todo está delante de ellos”. (Ecl. 9:1)

Todo está ya delante, pero lo desconocemos; solo lo vamos


descubriendo poco a poco, conforme Dios nos lo va
mostrando. ¿Recuerdan la “Alfombra Roja”?

“Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a


los que llamó, a éstos también justificó; y a los que
justificó, a éstos también glorificó”. (Rom. 8:30)

¡Gloria a Dios! Tanto usted como nosotros y como la


Iglesia, ya hemos sido glorificados y ya formamos parte de
la Nueva Jerusalén!

“He peleado la buena batalla, he acabado la carrera,


he guardado la fe”, (2ª Tim. 4:7).

Pablo habla en fe, como ya realizado, de algo aún por

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


48 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

completarse. Pudo decir esto solo casi al final de su vida y


en base a que tuvo revelación del Señor de que lo
conseguiría.

No pensemos que porque el Plan de Dios para nuestra


vida, nuestro camino, ya esté predeterminado, somos algo
así como zombis o marionetas. A medida que este camino
nos va siendo mostrado hemos de decidir si colaboraremos
o no con Dios. Él es Soberano y si se ha propuesto algo
con nosotros lo va a lograr; nosotros decidiremos si por las
buenas o por las malas. Dios quiera que, nos guste o no
ese camino, decidamos obedecerle, porque así evitaremos
mucho retraso y sufrimiento. Tendremos, igual que Pablo,
que pelear, velar y no desmallar, para poder acabar
diciendo como él, que acabamos nuestras carreras y
guardamos nuestra fe.

Orar, esperar. Andar, correr, e incluso levantar alas como


las águilas (Is. 40:31), en la senda del Señor Jesucristo:
una senda de hierro y terciopelo. ¡Andar la emoción de ser
libres!

“Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie


viene al Padre sino por Mí”. (Jn. 14:6)

Camino o senda, verdad o realidad, vida o conexión a la


fuente de poder de Dios.

Pablo lo consiguió, pudo guardar la fe no desconectándose.


Ese fue su secreto. Secreto que también conocieron otros
grandes hombres de Dios. Compartamos con ellos, lo que
el Señor les mostraba. Lo tenemos en la Carta a los
Hebreos, capítulos 11 y 12.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


49 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

12- CON FE, ¡ASÍ CUALQUIERA!

¡Con fe, así cualquiera! Esta es la clave de todo. La fe es la


“antena parabólica” que nos permite captar las ondas
celestiales; ondas de camino y verdad y vida. Es como un
“sexto sentido”. Así como sin la vista no podemos
apreciar un cuadro, -no queriendo eso decir que el cuadro
no exista- sino que carecemos del sentido que nos
posibilitaría admirarlo; también ocurre lo mismo con las
cosas espirituales, las cuales no podrán apreciar quienes
no hayan recibido ese sexto sentido de la fe, -al que yo
también suelo llamar 'la antena parabólica'- en una
experiencia de salvación. Cuando somos salvos
recuperamos esa 'antena' que Adán perdió; pérdida que
después todos heredamos por 'genética' espiritual.

Aunque nos parezca increíble, ya desde los tiempos de


Abel, se disponía de esta 'tecnología'; aunque solo algunos
la conocieron. Esto es lo que Pablo nos dice de ello en el
libro de Hebreos (personalmente creo que es el autor de
esta carta, pues los estudios gemátricos de Bullinger, entre
otras cosas, no dejan lugar a dudas):

Heb. 11:1 Ahora bien, la fe ES la firme seguridad


de las realidades que se esperan, la prueba
convincente de lo que no se ve.

Heb. 11:3 Por la fe entendemos que el universo fue


enteramente organizado por la palabra de Dios, de
modo que lo que se ve fue hecho de cosas no
visibles.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


50 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

Heb. 11:7 Por la fe, Noé, cuando fue advertido por


Dios acerca de cosas que aún no se veían ...,

Heb. 11:8 Por la fe, Abraham ... salió sin saber


adónde iba.

Heb. 11:13 Conforme a la fe ... mirándolo de lejos,


y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que
eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.

Heb. 11:26-27 … porque tenía puesta la mirada en


el galardón ... porque se mantuvo firme, como
viendo al Invisible.

Heb 12:1-2 ... corramos con paciencia la carrera


que tenemos por delante, puestos los ojos en
Jesús ...,

También tenemos textos importantes con respecto a la fe


en otras cartas de Pablo:

Rom. 4:17 ... Dios ... llama las cosas que no son,
como si fuesen.

2ª Cor. 4:18 no poniendo nosotros la mira en las


cosas que se ven, sino en las que no se ven; pues
las cosas que se ven son temporales, pero las
que no se ven son eternas.

2ª Cor. 5:7 (porque por fe andamos, no por vista);

El primero de los textos reseñados es ni más ni menos que

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


51 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

la definición bíblica de la fe. En ella se nos dice que la fe


ES, no que ha sido o que será. Es en el momento presente,
ahora, cuando hemos de tener la certeza; pues si no no
sería fe, sino esperanza.

La fe es como el título de propiedad que nos acredita ser


dueños de las promesas bíblicas. No absolutamente de
todas las promesas, solo de las promesas que nos han sido
dadas como una Palabra rhema a nosotros personalmente.
Cuando recibimos una Palabra tal, no necesitamos ver la
promesa materializada para saber con certeza total que la
poseemos, esa fe será nuestro documento legal de
propiedad. Algo así ocurre cuando se compra un
apartamento, un terreno, acciones, etc. Podemos efectuar
la compra sin que dichos objetos estén a la vista, sino que
nos bastará con el documento legal notarial que acredite
que los hemos comprado y ahora nos pertenecen y ya no
pertenecen al anterior propietario.

Sin embargo, aunque la Biblia, la Palabra de Dios, es el


documento legal que nos acredita como herederos de todas
las riquezas de nuestro Padre Dios, muchas veces parece
no ser lo suficientemente fiable para nosotros; mientras
tanto, no tenemos ningún reparo en confiar en las palabras
o documentos de familiares, amigos e incluso
desconocidos.

Dios en Su Palabra promete darnos tal cosa cuando


cumplamos las condiciones. Algunas veces cuestionamos si
eso será verdad; sin embargo, aceptamos sin la menor
duda la palabra de, por ejemplo, nuestro jefe, cuando
asegura que nos pagará a fin de mes. En este caso no
pensamos si lo hará o no, e incluso así estamos dispuestos
a trabajar todo un mes por anticipado.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


52 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

Resumiendo, por la fe deberíamos saber que lo que


esperamos, lo que no se ve; es decir, lo de Arriba, está ahí,
es real, cierto y en su momento veremos la manifestación
aquí abajo.

El segundo de los textos nos dice que lo que se ve fue


hecho de lo que no se veía. Dios creó todo con Su sola
Palabra. Así, que lo tangible procedió de lo intangible. Esto
quiere decir que lo invisible es, si cabe, aún más real que
lo visible.

Noé fue advertido de cosas que aún no se veían; es decir,


que ya existían pero estaban en camino.

Abraham empezó a caminar en obediencia, pero al igual


que nosotros, él tampoco conocía la totalidad de su
camino. Solo miraba de lejos hacia el final del mismo, pero
lo creía, saludaba y confesaba como cierto. Resalto lo de
confesar, porque solo cuando hayamos escuchado una
Palabra rhema se producirá la fe para poder verbalizar la
promesa confesándola como nuestra. Confesar sin recibir
esa Palabra sería mentalismo, y el mentalismo no va con
Dios. Algunos, manejando demonios, es decir mediante
brujería o hechicería, pudieran tener algún éxito
practicándolo, pero no sin acarrear las consecuencias de
tan grave pecado. Nosotros no tenemos ninguna facultad
para llamar cosas a la existencia a parte de Dios, por
mucho que el Movimiento de la Súper Prosperidad o el de
la Súper Fe así lo afirmen.

Abraham y los demás héroes de la fe de Hebreos 11,


tenían puesta su mirada en el final del camino trazado
desde el Cielo, en el galardón, no en sus propios caminos.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


53 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

Ellos miraban Arriba hacia el Invisible y era como si en


realidad lo vieran. Los que caminan mirando hacia sus
zapatos se tropiezan con los árboles, pero ellos tenían
puestos los ojos en Jesús.

Enfoquémonos, pues, en el premio o galardón y no en el


precio, porque si el premio es lo suficientemente
grande el precio no será un obstáculo. ¿Conocen
algún premio mejor que reinar con Cristo en el Reino
Milenial? Ese premio está reservado solo a los vencedores,
no a todos los cristianos.

Debemos acostumbrarnos a imitar a nuestro Señor,


llamando a las cosas que no son como si fueran. Debemos
confesar nuestra sanidad, prosperidad, u otras promesas
de la Biblia, pero siempre y cuando hayamos recibido
primero una Palabra rhema del Señor al respecto. Un
ejemplo muy claro de esto podemos verlo en el relato
sobre Josafat de 2º Crónicas 20:14-17:

2º Cró. 20:14 Estaba allí Jahaziel hijo de Zacarías,


hijo de Benaías, hijo de Jeiel, hijo de Matanías, levita,
de los hijos de Asaf; sobre él vino el Espíritu de
Yahweh (dándole una Palabra rhema) en medio de
la asamblea, 15 y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros
moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Yahweh os
dice así: “No temáis ni os amedrentéis delante de
esta multitud tan grande, porque no es vuestra la
guerra, sino de Dios. 16 Bajad mañana contra ellos; he
aquí que ellos subirán por la cuesta de Sis, y los
hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel.
17 No tendréis que pelear vosotros en este caso;
paraos, estad quietos, y ved la salvación de Yahweh
con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


54 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

desmayéis; salid mañana contra ellos, porque Yahweh


estará con vosotros”.

Si leen la historia completa verán que primero vino esa


Palabra rhema que el Espíritu de Dios llevó a la asamblea
por medio de Jahaziel, produciendo la fe que necesitaban y
ahuyentando el temor que tenían ante la amenaza de esos
tres ejércitos que los rodeaban.

Los dos últimos textos que señalamos antes, son tan claros
que casi sobran los comentarios. Andar por fe o vivir por la
fe es mirar hacia las cosas de Arriba, las eternas, como
también lo dice la Carta a los Colosenses. Es cuando
miramos el camino desde abajo y a corto plazo, que
tropezamos, que estamos atribulados, cansados, ansiosos
o angustiados. Lo temporal nos produce angustia o
ansiedad. Por ello, pongamos nuestra mirada en lo
eterno.

Para terminar, solo decir que vivir por la fe es un estilo


de vida. El cristiano tiene su propio estilo de vida. Cuando
uno conoce al Señor, pero todavía es un bebé o niño
espiritual, andar por fe se hace difícil. La solución es
ensayar muchas veces y crecer hasta hacerlo un hábito,
porque el hábito viene con la repetición o
entrenamiento. Todas las cosas en que hoy tenemos
habilidad o que dominamos: andar, conducir, etc., son
fruto de la repetición. Alguien dijo,

“siembra un pensamiento y cosecharás un acto;


siembra un acto y cosecharás un hábito; siembra un
hábito y cosecharás un carácter; siembra un carácter
y cosecharás un destino”.

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


55 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

Pensamiento – Acto – Hábito – Carácter - Destino

Ya sabemos, hermanos, que todo es cuestión de SEMBRAR.


Que el Señor nos ayude para que al fin podamos decir con
Pablo:

2ª Tim. 4:7 He peleado la buena batalla, he acabado


la carrera, he guardado la fe.

Con Cristo lo conseguiremos, porque desde la eternidad al


tiempo y desde el tiempo a la eternidad ÉL es nuestra FE,
CAMINO y VERDAD y VIDA.

Artículos relacionados:
EL TIEMPO EN EL CIELO Y EN LA TIERRA, Dr. Stephen E. Jones
https://josemariaarmesto.blogspot.com/2014/04/el-tiempo-en-el-cielo-y-en-la-tierra-dr.html

¿EN ADÁN O EN CRISTO?, Witness Lee


https://josemariaarmesto.blogspot.com/2019/09/por-que-pecan-los-cristianos-todavia-
en.html

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


56 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


57 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.


58 De la eternidad al tiempo y del tiempo a la eternidad ...

… Cristo es fe, camino, realidad y vida.

También podría gustarte