Está en la página 1de 46

«RIT »

Foja: 1

FOJA: 323 .-

NOMENCLATURA : 1. [40]Sentencia
JUZGADO : 1 º Juzgado de Letras de Melipilla
CAUSA ROL : C-15-2015
CARATULADO : CARES VALDIVIA Y OTROS/REDONDO
BERGER Y OTRO

Melipilla, veintinueve de Agosto de dos mil diecis éis.-

VISTOS:
Comparece a fojas 80, don Patricio Retamal Acu ña, abogado,
domiciliado en Ortúzar 492, oficina 307, Melipilla, en representaci ón
convencional, según mandato judicial que acompa ña, de do ña ROSA DEL
CARMEN CARES VALDIVIA, Rut 4.832.431-2, chilena, casada,
profesora, domiciliada en Valdés 891, Melipilla; doña GLADYS
ESTERLINA PRADENAS MONDACA, Rut 6.291.598-6, chilena,
divorciada, profesora, domiciliada en Población Manuel Rodr íguez, Block 4,
Departamento 203, Melipilla, doña BERTA DEL CARMEN GARC ÍA
TOLEDO, Rut 9.784.254-K, chilena, casada, auxiliar, domiciliada en Juan
Valdés, Block 588, Departamento 108, Población Padre Hurtado, Melipilla;
doña LORENA DEL CARMEN MEZA C ÉSPEDES, Rut 10.441.326-9,
chilena, casada, profesora, domiciliada en Benjamín Ulloa 304, Villa
Martita Romanini, Melipilla; doña MAR ÍA GABRIELA ÓRDENES
G ÓMEZ, Rut 13.772.540-1, soltera, profesora, domiciliada en Silva
Chávez 1219, Melipilla; doña MARCELA ANDREA VERA
ARAVENA, Rut 13.772.857-5, chilena, soltera, profesora, domiciliada en
Lomas de Manso VI, Block 936, departamento 303, Melipilla, don
ALEJANDRO ESTEBAN D ÍAZ ORELLANA , Rut 15.661.143-3,
chileno, soltero, profesor, domiciliado en Pardo 208, Melipilla; do ña
NICOLE ANDREA GONZ ÁLEZ HERMOSILLA, Rut 16.798.952-7,
chilena, soltera, asistente de párvulos, domiciliada en Silva Ch ávez 1219,
Melipilla; don REN É EDUARDO DONOSO OROZCO , Rut
16.291.464-2, chileno, soltero, profesor de lenguaje y comunicaci ón,
XPXRHGSXV

domiciliado en Pasaje Rupanco 307, Los Lagos I, Melipilla; do ña


ELIZABETH PATRICIA LIZANA OJEDA, Rut 16.727.969-4, chilena,
«RIT »

Foja: 1
soltera, educadora de párvulos, domiciliada en Santa Rosa Esmeralda Sitio
H3, Melipilla; doña MARISOL DEL CARMEN SEP ÚLVEDA
GUZM ÁN, Rut 10.549.432-7, chilena, casada, profesora de religión,
domiciliada en Correa 805, Los Talaveras, Melipilla; do ña KAREN
GISELLE ABARCA SEP ÚLVEDA , Rut 15.623.399-4, chilena, soltera,
profesora básica, domiciliada en Correa 805, Los Talaveras, Melipilla y
expone: Que en la representación que inviste, viene en deducir demanda
ordinaria de acción Pauliana Civil o Acción Revocatoria en contra de don
DANIEL SECUNDINO REDONDO BERGER, jubilado, domiciliado
en Arza 253, Melipilla y en contra de don RAM ÓN REDONDO
BERGER, jubilado, domiciliado en Arturo Prat 769, Melipilla.-
Funda la demanda en que sus representados prestaban servicios bajo
vínculo de subordinación y dependencia regido por el C ódigo del Trabajo,
para doña Yolanda de las Mercedes Venegas Villablanca, Rut 4.281.544-6,
ya fallecida, la que a su vez era cónyuge, en sociedad conyugal del
demandado Daniel Secundino Redondo Berger y cuñada del demandado
Ramón Redondo Berger.-
Doña Yolanda, además era la sostenedora del Establecimiento
Educacional Jacqueline College, que funcionaba en el inmueble ubicado en
Arza 235, propiedad de la sociedad conyugal formada con su marido
Daniel.-
El día 7 de abril de 2014, en circunstancias que sus representados se
presentaron a trabajar al Colegio, la sostenedora Yolanda Venegas, procedió
a despedirlos junto a otros compañeros de trabajo y profesores,
intempestivamente, sin formalidad alguna, señalándoles que el Colegio se
cerraba debido al mal estado de su gestión económica y financiera, situaci ón
que redundó en que el Estado de Chile le quitara la subvenci ón. Este fue un
hecho público y notorio en Melipilla, pues dejó sin colegio a todos sus
alumnos los que debieron ser reubicados en otros establecimientos, causando
un gran revuelo mediático, cubierta por la televisi ón abierta y medios de
comunicación escrita tanto a nivel nacional como de la comuna.-
Debido a lo anterior, sus representados interpusieron una constancia
XPXRHGSXV

ante la Inspección Provincial del Trabajo de Melipilla, el d ía 8 de abril de


«RIT »

Foja: 1
2014, en la que expresamente indicaron que su despido fue sin aviso previo,
en forma intempestiva.-
El reclamo administrativo ante la Inspección del Trabajo fue
interpuesto el día 14 de abril de 2014, pues deb ían esperar que la
demandada los finiquitara, situación que nunca ocurri ó por cierto.-
La Inspección del Trabajo fijó la audiencia de conciliaci ón para los
días 30 de abril de 2014 y 02 de mayo de 2014, a las 09:00 horas, en
ambas citaciones.-
Llegado el día de las audiencias de estilo ya se ñaladas, sus mandantes
concurrieron al llamado a conciliación la que no se produjo porque la
reclamada simplemente no se presentó, siendo multada en el acto por la
Inspección del Trabajo de Melipilla, pues se encontraba citada en forma
legal.-
Con fecha 30 de mayo de 2014, sus representados interpusieron
demanda laboral ante este Tribunal, en contra de la ex empleadora do ña
Yolanda Venegas Villablanca, dando origen a la causa Rit O-36-2014, la
que culmina con sentencia definitiva pronunciada el 24 de julio de 2014,
acogiendo la demanda en todas sus partes.-
Mediante escrito de fecha 08 de septiembre de 2014 en causa laboral
ante este Juzgado, Rit O-36-2014, comparece don Ricardo Segundo
Redondo Venegas, relatando que su madre doña Yolanda Venegas
Villablanca falleció con fecha 08 de julio de 2014 y que enfrenta una serie
de juicios en su calidad de representante legal del colegio Jacqueline College
y que no ha dejado bienes para hacer frente a sus obligaciones.-
Con fecha 16 de septiembre de 2014, se da inicio a la causa sobre
cobranza laboral Rit C-49-2014, que se tramita ante este Tribunal y en ella
se procede a liquidar el crédito para cada uno de sus mandantes y que
arroja la suma total de $101.455.336, (según liquidación al 29 de septiembre
de 2014). Esta suma no ha sido posible cobrar pues la fallecida Yolanda
Venegas y la sociedad conyugal formada con su marido Daniel no posee
bienes.-
Dice que es del caso que con fecha 17 de abril de 2014, posterior al
XPXRHGSXV

despido ilegal y al reclamo administrativo ante la Inspecci ón del Trabajo de


Melipilla, el demandado Daniel Redondo, con el consentimiento de su
«RIT »

Foja: 1
cónyuge Yolanda Venegas, procedieron a vender el único bien inmueble de
la sociedad conyugal a don Ramón Redondo Berger, hermano y cu ñado de
la parte vendedora, lo que demuestra la mala fe de todos los intervinientes
en esa operación pues sabían del mal estado de la gesti ón econ ómica y
financiera del Colegio subvencionado Jacqueline College, acciones y
conductas ilícitas que ejecutaron con el fin de reducir y traspasar su
patrimonio y de esta forma burlar los derechos laborales y previsionales que
a la sazón tenían con sus representados.-
Todo lo anterior, según da cuenta la escritura pública de contrato de
compraventa y alzamiento celebrado entre los demandados con fecha 17 de
abril de 2014, ante la Notario y Conservador de Melipilla do ña Rosemarie
Ricci, la que quedó inscrita a nombre de Ramón Redondo Berger, con
fecha 14 de mayo de 2014, a fojas 1090 vta N °2091 del Registro de
Propiedad del Conservador de Bienes Raíces de Melipilla del año 2014.-
Ratifica la mala fe y el actuar doloso y fraudulento de los
demandados, el precio estipulado y su forma de pago: el precio de la
compraventa ascendió a la suma irrisoria de $30.000.000, valor
manifiestamente inferior al verdadero valor comercial del inmueble.
Asimismo, el precio se dio íntegramente por pagado: $7.500.000 pagados en
el acto y en dinero efectivo y los otros $22.500.000 enterados con
anterioridad a la fecha del contrato.-
Señala que la sociedad conyugal formada por Daniel Redondo Berger
y la fallecida Yolanda Venegas Villablanca, solamente registraba como
único bien, la propiedad ya señalada, sin que existan a la fecha otros activos
o bienes raíces susceptibles de embargar o liquidar para hacer frente a la
acreencia que mantiene para con sus representados.-
Todo lo expuesto demuestra y ratifica la mala fe de los c ónyuges y de
su hermano y cuñado, quienes a todas luces pretendía distorcionar la
realidad haciendo desaparecer el crédito que mantienen sus mandantes en
su contra.-
El tiempo que media entre el día 7 de abril de 2014, fecha del
despido y la firma de la escritura es de 10 d ías, lo que reafirma que el
XPXRHGSXV

negocio estaba listo y sólo fue el vehículo para desprenderse de dicho activo
y perjudicial a sus mandantes.-
«RIT »

Foja: 1
Resulta evidente sostener que el adquiriente don Ramón Redondo
Berger, hermano de don Daniel Redondo Berger y cu ñado de do ña
Yolanda, también estaba en conocimiento del mal estado de los negocios del
matrimonio. Comprueban esta afirmación que el cierre del colegio
particular Subvencionado Jacqueline College, el retiro de la subvenci ón que
otorgaba el Ministerio de Educación, fue un hecho p úblico y notorio en
Melipilla, noticia cubierta por medios nacionales y locales, pues como se
dijo, dejó sin colegio a todos sus alumnos los que debieron ser reubicados en
otros establecimientos. También acredita su afirmación el escrito de fecha 8
de septiembre de 2014, en causa laboral ante este Juzgado, RIT O-36-2014,
del sobrino del adquiriente don Ricardo Segundo Redondo Venegas, quien
da cuenta que su madre falleció el 8 de julio de 2014 y que enfrenta una
serie de juicios en su calidad de representante legal del colegio Jacqueline
College y que no ha dejado bienes para hacer frente a sus obligaciones.-
Cita el artículo 2468 del Código Civil y señala que esta norma se
refiere a la circunstancia de haber efectuado el deudor algunos actos de
mala fe con la intención exclusiva de burlar sus acreedores, actos que
pueden ser tanto simulados como reales, pero que deben conllevar
necesariamente, animus nocendi, esto es de perjudicar a los acreedores, lo
que determina el fraude pauliano.-
Frente a esta situación narrada es que surge la llamada acci ón
pauliana o revocatoria, acción que se ha definido como aquella otorgada
por la Ley a los acreedores para dejar sin efecto los actos del deudor
ejecutados fraudulentamente por el deudor para disminuir su garant ía
general ante los acreedores.-
Que para que se haga procedente la acción pauliana se hace
necesario que concurran ciertos supuestos o requisitos legales, a saber que el
acto que se intenta atacar sea voluntario del deudor, no pudiendo por ende
impugnarse aquellos efectos jurídicos que se producen sin la intervenci ón de
la voluntad de éste; que el acreedor que intenta la acci ón tenga inter és y lo
tendrá cuando el deudor sea insolvente, porque si éste tuviese bienes m ás
que suficientes para satisfacer a sus acreedores la acci ón de revocaci ón no
XPXRHGSXV

puede prosperar, refiriéndose el artículo 2468 del C ódigo Civil a la


concurrencia del perjuicio del acreedor y por último, que el actuar del
«RIT »

Foja: 1
deudor sea fraudulento, esto es que haya ejecutado el acto o contratado con
el ánimo de perjudicar a sus acreedores, representado por el dolo o mala fe,
pero con características especiales por cuanto no vicia el consentimiento,
pues se trata de un ilícito civil.-
En el caso de tratarse de un acto oneroso debe concurrir adem ás,
como requisito el fraude Pauliano del tercero adquirente para que proceda
la revocación, esto es que tanto el deudor como el adquirente sepan del mal
estado de los negocios del primero.-
Finalmente, en el caso que ocupa se hace necesario dejar sin efecto la
compraventa del bien raíz sobre la propiedad de calle Arza 253, Melipilla,
celebrado entre los demandados en perjuicio de sus representados y que
vuelva efectivamente al patrimonio de la sociedad conyugal formada por
don Daniel Redondo Berger y la fallecida Yolanda Venegas Villablanca.-
Por lo expuesto y disposiciones legales que invoca, solicita tener por
deducida demanda ordinaria de acción pauliana o revocatoria civil en
contra de don Daniel Sencundino Redondo Berger y don Ramón Redondo
Berger, ambos ya individualizados, admitirla a tramitaci ón y en definitiva
acogerla en todas sus partes declarando:
1) La rescisión del contrato de compraventa celebrado sobre la
propiedad raíz de calle Arza 253, de Melipilla, de fecha 17 de abril de
2014, ya referido, en perjuicio de sus representados, a fin que dicho bien
raíz retorne efectivamente el patrimonio de la sociedad conyugal existente
entre don Daniel Sencundino Redondo Berger y la fallecida do ña Yolanda
de las Mercedes Venegas Villablanca.-
2) Ordenar se deje sin efecto la inscripción conservatoria 1090 vuelta
N°2091 del Registro de Propiedades del Conservador de Bienes Ra íces de
Melipilla del año 2014, quedando vigente la anterior.-
3) Condenar a los demandados a las costas de la causa.-

A fojas 100 el apoderado del demandado don Ram ón Redondo


Berger, contestando la demanda solicita su rechazo , con costas fundado
en que, lo único cierto es que su mandante don Daniel Redondo Berger, a
XPXRHGSXV

su hermano, vendió el inmueble ubicado en la calle Arza de esta ciudad, en


las condiciones que se indican en la escritura de compraventa de fecha 14
«RIT »

Foja: 1
de abril de 2014. Este título se inscribi ó el d ía 14 de mayo de 2014, en el
Registro de Propiedad a cargo de la Conservadora de Bienes Ra íces de
Melipilla.-
Sin embargo, no es efectivo en lo absoluto que el contrato se
celebrara en fraude a los acreedores de su hermano Daniel. En estricto
rigor, su mandante no conoce, ni conocía al día de la celebraci ón del
contrato, quienes eran los acreedores de don Daniel Redondo Berger.-
Para don Ramón Redondo, en cambio, era un hecho conocido que
don Daniel Redondo Berger fue casado con doña Yolanda Venegas
Villablanca, dueña y sostenedora del establecimiento educacional Jacqueline
College, que jubiló en el año 1999 y vivía de una pensi ón como tal a partir
de esa fecha. A su vez, doña Yolanda Venegas actuaba y gestionaba su
patrimonio de manera independiente de su marido, al tenor del art ículo 150
del Código Civil.-
Dice que su mandante no conocía, ni tenía por qu é saber, el mal
estado de los negocios de su hermano Daniel. Entre otras causas por la
simple razón que don Daniel no tenía negocios entre manos. Don Daniel
vivía de su jubilación y de una renta de arrendamiento que le produc ía el
mismo inmueble señalado.-
En consecuencia, falla en el ejercicio de la acción un elemento
importantísimo de la acción revocatoria, cual es que el acto se ejecute con
ámino de perjudicar a los acreedores, o sea, de mala fe, la que, en este caso,
consiste en conocer el mal estado de los negocios del deudor y de su
contratante. Este ánimo debe encontrarse en ambas partes del contrato.-
En el caso de autos, su mandante ignoraba el estado de los negocios
de su hermano y la compraventa no se hizo para burlar los derechos de los
actores, a quienes su mandante niega la condición de acreedores de su
hermano Daniel.-
Ahora bien, de la lectura de la propia demanda aparecen severas
contradicciones, verbi gratia, que los actores se ñalen como deudor a don
Daniel Redondo Berger y nunca lo demandaran. No se puede entender a
los actores que lo señalen como deudor, no lo demanden ni requieran pago
XPXRHGSXV

alguno y después, lo acusen de celebrar actos de mala fe y s ólo para


perjudicarlos.-
«RIT »

Foja: 1
Si bien en ninguna parte del artículo 2468 del C ódigo Civil se exige
que exista cobranza judicial previa, parece razonable que se indique a quien
se estima deudor que existe un crédito en su contra y de ah í proceder en su
contra.-

A fojas 102 el apoderado de la parte demandada de don Daniel


Redondo Berger, contestando la demanda, solicita su rechazo , con
costas, indicando que los propios actores reconocen y demandan como
deudora a doña Yolanda Venegas Villablanca, de manera que el supuesto
de la calidad de deudor por parte del demandado don Daniel Redondo
Berger no existe en la especie a la fecha del contrato y/o de la tradici ón del
inmueble. Incluso es más, ni aun como administrador de la sociedad
conyugal puede ser considerado deudor de los actores y la prueba es que
nunca estos lo han emplazado a algún juicio, salvo el presente.-
Indica que don Daniel Redondo carecía a la época del contrato de la
calidad de deudor, respecto de los actores, pues, si bien se encontraba
casado en régimen de sociedad conyugal con do ña Yolanda Venegas
Villablanca, era esta última quién desarrollaba en forma independiente de
su marido la actividad empresarial en materia educacional y por lo mismo
se encontraba en el caso del inciso 1° del artículo 150 del C ódigo Civil, esto
es, se trataba de una mujer casada que se dedicaba libremente al ejercicio
de un empleo, oficio, profesión o industria.-
En efecto, la señora Venegas Villablanca era la sostenedora del
establecimiento educacional Jacqueline College, conforme a las normas que
rigen las prestaciones de los establecimientos educacionales que fija el
D.F.L. N°2 de 1998, en materia educacional, que señala lo siguiente: Una
persona natural o jurídica denominada sostenedor deberá asumir ante el
Estado y la comunidad educacional la responsabilidad de mantener en
funcionamiento el establecimiento educacional en la forma y condiciones
exigidas por esta ley y su reglamento. El sostenedor o su representante legal
deberá cumplir con los siguientes requisitos: a) Contar, a lo menos con t ítulo
profesional de al menos ocho semestres o ser profesional de la educación.-
XPXRHGSXV
«RIT »

Foja: 1
Doña Yolanda Venegas Villablanca era Profesora Normalista y por lo
mismo cumplía con el requisito exigido por el legislador de contar con t ítulo
profesional y ser profesional de la educación.-
En cambio, don Daniel Redondo Berger durante toda su vida laboral activa
fue primero dependiente de farmacia y luego administrador de farmacias.
Don Daniel jubiló en el año 1999 percibiendo a partir de esa fecha una
renta vitalicia contratada con Renta Nacional Compañía de Seguros.-
Nunca don Daniel Redondo ejerció alguna actividad complementaria
a la profesión de su mujer, como asimismo, nunca report ó beneficio alguno
de la actividad o profesión de su mujer.-
Indica que don Daniel Redondo no se encuentra en ninguno de los
casos en que debe responder con sus bienes a las obligaciones contra ídas
por la mujer en el ejercicio de ese patrimonio separado. No es fiador de ella
ni se ha obligado de otro modo, no obtuvo ning ún beneficio de los actos
celebrados entre su mujer y los actores, ni estos actos o contratos devinieron
en beneficio de la familia.-
Tan separadas eran las gestiones patrimoniales entre don Daniel y
doña Yolanda, que el primero entregó en arrendamiento a la segunda el
inmueble en que funcionaba el Colegio y con ocasi ón del contrato como
arrendador don Daniel percibía una renta de $200.000., mensuales.
Asimismo, doña Yolanda confirió mandato con facultades de
administración y disposición de bienes a doña Eugenia del Rosario Redondo
Venegas. Lo anterior demuestra inequívocamente que do ña Yolanda
Venegas ejercía una actividad, profesión u oficio separada de su marido.-
De lo anterior emanan claras consecuencias que son: Don Daniel
Redondo no tenía la calidad de deudor de los actores y por ende, falta un
requisito básico de la acción, cual es la relación obligacional garantizada con
todo el patrimonio de don Daniel. Este último, a la fecha del contrato nada
adeudaba a los demandantes.-
La única deudora de los actores a la época del contrato era do ña
Yolanda Venegas Villablanca, quien gestionaba un patrimonio separado de
su marido, al amparo del artículo 150 del Código Civil.-
XPXRHGSXV

La sociedad conyugal tampoco tenía obligaciones para con los


demandantes. La sociedad conyugal no es un patrimonio subsidiario ni
«RIT »

Foja: 1
solidario con el patrimonio de la mujer que lo gestionaba conforme al
artículo 150 del Código Civil.-
Es imposible que a la luz de lo dicho, que don Daniel Redondo se
encontrara obligado al 14 de abril de 2014 a los demandantes, quien ning ún
crédito tenían en su contra a esa fecha, de manera tal que en don Daniel
no puede existir el ánimo de perjudicar a sus acreedores, pues no exist ían
como tales a esa fecha. Tanto ello es así, que en la propia demanda nunca
se indica alguna obligación entre don Daniel y los actores y se la hace
consistir en una deuda de la sociedad conyugal, en circunstancias que los
demandantes sabían que doña Yolanda Venegas gestionaba un patrimonio
en forma independiente de su marido.-
La contraria incurre en un error severo de apreciación jurídica al
ejercer la acción deducida en la demanda. Tanto es as í que, paralelamente
presentaron ante el Juzgado de Garantía de Melipilla una querella en contra
de don Daniel y de don Ramón Redondo Berger, por el delito de
alzamiento de bienes, conforme a una norma que no entraba en vigencia a
la época en que se celebró el contrato y además por el delito del art ículo
471 N°2 del Código Penal, esto es por otorgamiento de contrato simulado
en perjuicio de tercero.-
En el razonamiento de los actores hay una profunda confusi ón toda
vez que los hechos que describen no pueden originar el tipo penal de
otorgamiento de contrato simulado y además, dar acci ón revocatoria, puesto
que en la simulación o no hay contrato o este es distinto al ostensible o
conocido y respecto de la acción revocatoria, el acto o contrato que se
pretende revocar es real, verdadero y querido, s ólo que se celebr ó con
fraude a los acreedores. Son conductas distintas y que se reprimen
mutuamente.

R éplica:
1) Respecto de la contestaci ón de don Daniel Redondo Berger ,
indicó que la parte demandada reconoce que se encontraba casado en
régimen de sociedad conyugal con doña Yolanda Venegas Villablanca y
XPXRHGSXV

agrega que era esta última quien desarrollaba en forma independiente de su


marido la actividad empresarial en materia educacional y por lo mismo, se
«RIT »

Foja: 1
encontraba en el caso del inciso 1° del artículo 150 del C ódigo Civil, esto
es, se trataba de una mujer casada que se dedicaba libremente al ejercicio
de un empleo, oficio, profesión o industria.-
Al respecto, sin perjuicio que la contraria deberá acreditar que la
mujer actuaba en virtud del artículo 150 del C ódigo Civil, lo cierto es que
entre doña Yolanda, don Daniel y sus hijos don Ricardo Segundo y do ña
Eugenia del Rosario ambos de apellido Redondo Venegas, existi ó un
negocio familiar denominado Colegio Particular subvencionado Jacqueline
College, que reportaba beneficios a todos. De hecho el a ño 2013, cuando el
Ministerio de Educación le quitó la subvención al establecimiento por mala
gestión económica y deudas con los profesores y personal no docente, do ña
Yolanda enfermó y tomó las riendas del Colegio su hijo Ricardo, quien hizo
gestiones mediante abogados ante el Mineduc consigui ó que se les otorgara
el plazo de un año para regularizar la deficiente gesti ón, paralizando o
suspendiendo la medida impuesta. No obstante, al inicio del a ño 2014, el
Mineduc les quitó indefinidamente hasta ese día la acreditaci ón y/o
subvención y les retuvo la cantidad de $22.000.000, aproximadamente. Por
otro lado, durante la enfermedad de doña Yolanda el a ño 2013, fue su hija
Eugenia del Rosario quién actuó como sostenedora subrogante para todos
los efectos legales mientras su hermano Ricardo hacía gestiones para salvar
el negocio. Conocidas fueron las disputas entre los hermanos por el control
de la gestión y administración del colegio. Por otro lado, el propio
demandado reconoce que él le arrendaba el inmueble de la sociedad
conyugal a su mujer Yolanda para que funcionara el Colegio por la suma
de $200.000, pero nadie puede creer que el arriendo de un inmueble para
fines educacionales cueste esa cantidad ínfima. Ese contrato de arriendo,
como quiera que sea (real o simulado), acredita que se est á en presencia de
un negocio de la sociedad conyugal y no de la mujer do ña Yolanda, pues
las ganancias, utilidades o finalmente los recursos que le entregaba el
estado al establecimiento educacional iban en directo beneficio familiar
(cónyuges, hijos, etc) y/o de la sociedad conyugal.-
Indica que la parte demandada se refiere finalmente a una aparente
XPXRHGSXV

contradicción entre esta demanda civil y la querella criminal interpuesta por


su parte en contra de los mismos demandados. Sobre el particular no existe
«RIT »

Foja: 1
contradicción pues los hechos contenidos tanto en la querella como en la
demanda civil son de idéntico tenor. Lo que ocurre es que en la
investigación penal pueden surgir otros ilícitos de connotación penal como
por ejemplo la figura penal deducida de manera subsidiaria de otorgamiento
de contrato simulado, pero en todo caso, ser á el Ministerio P úblico, el
encargado de dilucidar cual es la figura penal aplicable por la que debe
perseguir a los querellados.-
Sin perjuicio de lo anterior, no cabe duda alguna que en los hechos
descritos tanto en la querella como en la presente demanda hay fraude, dolo
y perjuicio para sus mandantes, cometido por los demandados.-

2) Respecto de la contestaci ón de don Ram ón Redondo Berger,


manifestó que en la comuna de Melipilla fue un hecho p úblico y notorio,
mucho antes del día 17 de abril de 2014, (fecha en que se celebr ó el
contrato de compraventa del inmueble en que funcionaba el colegio
Jacqueline College), que dicho establecimiento tenía serios problemas
económicos y que el Mineduc le había quitado la subvenci ón y que el d ía 7
de abril de 2014, el establecimiento definitivamente cerró, quedando sus
trabajadores en la calle y sin trabajo, entre ellos sus mandantes. En esas
condiciones resulta poco creíble la versión de don Ram ón en el sentido que
él no conocía el mal estado del Colegio que era sustento econ ómico familiar
de su hermano, su cuñada y sus sobrinos.-
Es curioso que don Ramón no supiera de este cierre y despido de los
trabajadores del Establecimiento Educacional en que precisamente
funcionaba el inmueble, cuando fue noticia no solo a nivel local sino que se
difundió en la televisión abierta por medios nacionales y 10 d ías despu és de
ese hecho compró el inmueble en cuestión, pero en cambio, si supo que su
cuñada Yolanda, actuaba en forma independiente de su marido y hermano
con autorización, del artículo 150 del Código Civil, circunstancia muy de
técnica legal que no todos los cuñados o familiares se enteran o saben.-
En consecuencia, su parte rechaza todas las alegaciones, defensas y
excepciones formuladas por don Ramón Redondo, en el sentido que él no
XPXRHGSXV

conocía el mal estado de los negocios de su hermano y cu ñada, que no


conocía que el Establecimiento Educacional Jacqueline College, estaba en
«RIT »

Foja: 1
crisis económica y financiera. El demandado sabía que el Colegio
funcionaba en el inmueble de la sociedad conyugal de su hermano y de su
cuñada Yolanda, que él compró, sabía que al d ía 7 de abril de 2014, sus
sobrinos Ricardo y Eugenia Redondo Venegas, manejaban el Colegio por
enfermedad de su cuñada.-
Expone que el demandado poseía tal conocimiento de las cosas que
no dudó en ayudar a sus familiares en aprieto e intempestivamente compr ó
el inmueble de la sociedad conyugal donde funcionaba el Colegio a un valor
irrisorio de $30.000.000, en tanto, que el valor comercial es superior al
doble de esa cantidad.-
A mayor abundamiento, don Ramón no sólo compró a precio de
ganga, sino que lo pagó con una agilidad y comodidad poco antes vista, de
una forma impropia y poco creíble, con $7.500.000, al contado y el saldo
restante de $22.500.000, pagados con anterioridad a la fecha de
suscripción.-
Lo cierto es que de todas las evidencias, antecedentes, indican que el
demandado Ramón Redondo se prestó para salvar el único bien de
importancia que tenía la sociedad conyugal habida entre don Daniel y do ña
Yolanda. Esta acción que hizo a favor de sus familiares ten ía como único
objeto salvar el patrimonio familiar de las acreencias y demandas de
trabajadores que que quedaron en la calle de manos cruzadas y de otros
acreedores, por el cierre del Colegio particular subvencionado Jacqueline
College.-

D úplica demandado don Ram ón Berger. Evacuando la dúplica


ratifica lo expuesto en la contestación de la demanda y agrega que no es
efectivo que el Colegio fuere el sustento de su hermano Daniel. Consultado
éste señala que desde hace muchos años, sus ingresos provenían de una
pensión. Además arrendaba a doña Yolanda el inmueble donde funcionaba
el Colegio en cuestión.-
Hay una enorme confusión en los actores al demandar a don Daniel
en su condición de deudor, como administrador de la sociedad conyugal
XPXRHGSXV

con doña Yolanda y luego exigirle a su hermano Ramón que no tuviere


conocimiento del mal estado de los negocios del Colegio.
«RIT »

Foja: 1

D úplica demandado don Daniel Redondo Berger. Evacuando la


dúplica, ratifica lo expuesto en la contestación de la demanda, e indica que
la existencia del contrato, que es verdadero, prueba que do ña Yolanda
Venegas Villablanca, obraba en ejercicio de un patrimonio separado del de
la sociedad conyugal o del marido. El arriendo demuestra la existencia de
patrimonios separados y la renta es para el arrendador el equivalente al uso
para el arrendatario. Son contraprestaciones equivalentes, no beneficios.-
El cuadro que presentan los actores para involucrar a don Daniel
Redondo demuestra precisamente que éste ninguna relación ten ía con el
Colegio en cuestión. En efecto, señalan que eran trabajadores de do ña
Yolanda Venegas Villablanca y que celebraron contratos de trabajo con
ella, lo que originó una relación de dependencia y subordinaci ón, indican
que al enfermarse dicha señora, fueron sus hijos quienes continuaron
gestionando el colegio. Agregan que, como consecuencias del
incumplimiento de las obligaciones contractuales de carácter laboral,
demandaron a doña Yolanda Venegas Villablanca y por omisi ón, establecen
que nunca han demandado a don Daniel Redondo, con excepci ón de la
siguiente causa y sin haberlo emplazado antes en juicio ahora lo pretenden
deudor y que pague una deuda que nunca le dieron a conocer. Reconocen
que no tiene el carácter de deudor puesto que jam ás lo emplazan
judicialmente en relación a alguna deuda, pero piden la revocaci ón de los
actos que ejecuta atribuyéndole tal calidad sin que jam ás ella se discutiera
en Tribunales.-
Del propio relato de los actores aparece que do ña Yolanda Venegas
desempeñaba una actividad, profesión u oficio separada de su marido y por
ende, de las deudas originadas en ese patrimonio respond ía la titular, as í
como ella reportaba eventuales beneficios de su gestión.-
Reitera la contradicción entre el fundamento de esta demanda y la
querella criminal, de lo que resulta que la exigencia de la acci ón revocatoria
o pauliana es que el acto atacado sea real y existente, s ólo que es ejecutado
de mala fe y en perjuicio de los acreedores. El delito de otorgamiento de
XPXRHGSXV

contrato simulado, por su parte, supone la inexistencia de un acto real o


bien porque se quiere celebrar un acto distinto al ostensible (simulaci ón
«RIT »

Foja: 1
relativa). En la simulación en el acto ostensible no existe real y verdadera
voluntad. La simulación da acción de nulidad absoluta del acto y no
revocatoria. Al respecto, si bien tiene parcialmente raz ón la demandante al
indicar que será el Ministerio Público quien determinar á la existencia de
algún delito, no es menos cierto que el planteamiento de los hechos que
hacen los actores es erróneo, equivocado.-

A fojas 133, rola audiencia de conciliación, a la que no se arribó.


A fojas 134, modificada a fojas 142 se recibió la causa a prueba,
rindiéndose la que obra en autos.-
A fojas 306, se citó a las partes para oír sentencia.-

C O N S I D E R A N D O:
PRIMERO: Que don Patricio Retamal Acuña, en representaci ón de
doña Rosa Del Carmen Cares Valdivia, doña Gladys Esterlina Pradenas
Mondaca, doña Berta Del Carmen García Toledo, doña Lorena Del
Carmen Meza Céspedes, doña María Gabriela Órdenes Gómez, do ña
Marcela Andrea Vera Aravena, don Alejandro Esteban Díaz Orellana, do ña
Nicole Andrea González Hermosilla, don René Eduardo Donoso Orozco,
doña Elizabeth Patricia Lizana Ojeda, doña Marisol Del Carmen Sep úlveda
Guzmán, doña Karen Giselle Abarca Sepúlveda, deduce demanda
ordinaria de acción pauliana civil o acción revocatoria en contra de don
Daniel Secundino Redondo Berger y de don Ramón Redondo Berger,
admitirla a tramitación y en definitiva acogerla en todas sus partes
declarando:
1) La rescisión del contrato de compraventa celebrado sobre la
propiedad raíz de calle Arza 253, de Melipilla, de fecha 17 de abril de
2014, ya referido, en perjuicio de sus representados, a fin que dicho bien
raíz retorne efectivamente al patrimonio de la sociedad conyugal existente
entre don Daniel Secundino Redondo Berger y la fallecida doña Yolanda de
las Merdedes Venegas Villablanca.-
2) Ordenar se deje sin efecto la inscripción conservatoria 1090 vuelta
XPXRHGSXV

N°2091 del Registro de Propiedades del Conservador de Bienes Ra íces de


Melipilla del año 2014, quedando vigente la anterior.-
«RIT »

Foja: 1
3) Condenar a los demandados a las costas de la causa.-
SEGUNDO: Que los demandados contestando la demanda solicitan
su rechazo en todas sus partes con costas, por los fundamentos y con las
peticiones reproducidas en lo expositivo de este fallo, principalmente, negando
la concurrencia de los requisitos de la acción intentada en su contra, uno por
no ser la invocada una deuda del demandado y el otro por carecer de la mala
fe necesaria.
TERCERO: Que la parte demandante a fin de probar los
fundamentos de su acción, allegó la siguiente prueba:
I.- Documental:
1) Copia simple de constancia de fecha 08 de abril de 2014, ante la
Inspección del Trabajo de Melipilla.-
2) Copia simple presentación de reclamo ante la Inspecci ón del
Trabajo de Melipilla, de fecha 14 de abril de 2014.-
3) Copia simple de acta de comparendo de conciliación, de fecha 30 de
abril de 2014, ante la Inspección del Trabajo de Melipilla.-
4) Copia simple de acta de comparendo de conciliaci ón de fecha 02 de
mayo de 2014, ante la Inspección del Trabajo de Melipilla.-
5) Copia simple de demanda laboral presentada con fecha 30 de mayo
de 2014, ante este Primer Juzgado de Letras de Melipilla.-
6) Copia simple de sentencia laboral de fecha 24 de julio de 2014, en
causa RIT O-36-2014, seguida ante este Primer Juzgado de Letras de
Melipilla.-
7) Copia simple de resumen de liquidación laboral, de fecha 29 de
septiembre de 2014, en causa RIT C-49-2014, seguida ante este Primer
Juzgado de Letras de Melipilla.-
8) Copia simple de escrito presentado en causa RIT O-36-2014, con
fecha 08 de septiembre de 2014.-
9) Copia simple de certificado de defunci ón de do ña Yolanda de las
Mercedes Venegas Villablanca.-
10) Copia autorizada de contrato de compraventa y alzamiento entre
don Daniel Redondo Berger a don Ramón Redondo Berger y Banco del
XPXRHGSXV

Estado de Chile, de fecha 17 de abril de 2014.-


«RIT »

Foja: 1
11) Inscripción de dominio rolante a fojas 1090 vuelta N °2091 del
Registro de Propiedad del año 2014, del Conservador de Bienes Raíces de
Melipillla.-
12) Inscripcion de dominio rolante a fojas 20 vuelta N °32, del Registro
de Propiedad del año 1973 del Conservador de Bienes Raíces de Melipilla.-
13) Copia de certificado de matrimonio entre don Daniel Redondo
Berger y doña Yolanda Venegas Villablanca.-
14) Ejemplar de periódico El Líder, de fecha 05 de abril de 2014.-
15) Copia del periódico digital El Comunicador de fecha 06 de marzo
de 2014.-
16) Copia simple de Ord. 00757, de fecha 18 de octubre de 2013,
emitido por don Leonardo Gálvez Castro, Director Regional de la
Superintendencia de Educación, Región Metropolitana.-
17) Copia simple de certificado de fecha 18 de octubre de 2013,
emitido por doña Valeska Puentes Venegas, Fiscal Instructor,
Superintendencia de Educación Región Metropolitana.-
18) Copia simple de resolución exenta N°2013/PAD/13/01101, de
fecha 06 de septiembre de 2013, emitido por don Leonardo G álvez Castro,
Director Regional Superintendencia de Educación, Región Metropolitana.-
19) Copia autorizada de Acta N°46, Sesión Ordinaria Honorable
Concejo Municipal, de fecha 16 de abril de 2014.-
20) Certificado de nacimiento de don Ramón Redondo Berger.-
21) Certificado de nacimiento de don Daniel Redondo Berger.-
II.-Documentos electr ónicos:
1 DVD que contiene videos y noticias, cuya audiencia de percepci ón
rola a fojas 241 y siguiente.-
III.- Testimonial: Consistente en las declaraciones de don Juan
Manuel González Alarcón, don Octavio Rolando Bustos Díaz y do ña Sonia
Isolina Barros Álvarez, quienes debidamente juramentados y dando raz ón
de sus dichos expusieron:
a) Don Juan Manuel Gonz ález Alarc ón , dijo que tuvo conocimiento
de todos estos antecedentes, toda vez que preocupado por la situaci ón de los
XPXRHGSXV

apoderados que quedaban sin matrícula sus alumnos, muchos de ellos


habían concurrido al Municipio a hablar con ellos, en el tratamiento de la
«RIT »

Foja: 1
causa conocieron éstos antecedentes que efectivamente había un contrato de
venta. Y es así como pudo conocer que efectivamente en el mes de abril de
2014, el 17 de abril cree que es, don Daniel Redondo vende la propiedad a
don Ramón Redondo, esa propiedad queda ubicada en Arza donde
funcionaba el Colegio Jacqueline College, cuestión que ya en Melipilla era
un caso bullado, pues el Colegio se hab ía cerrado en Marzo. Detalles de
cláusulas no las recuerda aun cuando pidió que revisaran el contrato y lo
tuvo a la vista. En cuanto a la existencia de fraude, lo que puede m ás o
menos estimar, haciendo memoria es que se vendió algo en más o menos
$30.000.000, una propiedad que está en pleno centro de Melipilla y que a
su modo de apreciar, vale mucho más.-
Al punto dos manifestó que entiende que s í, ya que en a ños anteriores
fue de público conocimiento en las nóminas del Ministerio de Educaci ón
que salen todos los años respecto al buen comportamiento de los Colegios
Particulares Subvencionados, que este Colegio aparec ía ya sancionado
producto del no cumplimiento en el pago de las cotizaciones previsionales
de los trabajadores y eso a su juicio son problemas de malos manejos
porque las asignaciones están todos los años, el Estado paga las subvenciones
para cubrir esos gastos, en este caso particular en detalle no sabe, y lo que
debe ocurrir normalmente es que el Estado le descuenta a modo de multa
de las subvenciones, le hace retención de subvenciones hasta cuando aclare
la situación que causa tal observación. Señala que tom ó conocimiento
porque las nóminas son publicadas en la p ágina web del Ministerio de
Educación y además estas nóminas son difundidas por los medios de
circulación nacional escritos y/o audiovisuales, se comentan adem ás. En este
caso se enteró por un interés general de saber el comportamiento de los
colegios de la comuna y en este caso particular se enter ó por los medios
locales que fue ampliamente difundido y por los reclamos de los propios
profesores. Recuerda el año 2012 ya haber tenido conocimiento de esas
estadísticas, esa noticia, y atrasos en los pagos de cotizaciones previsionales,
el 2013 también tuvo conocimiento de los atrasos y de los reclamos de los
profesores quienes están preocupados de su situación previsional. Tambi én
XPXRHGSXV

había deudas de remuneraciones que los profesores reclamaban.-


«RIT »

Foja: 1
Al punto tres expuso que a su juicio y de acuerdo a los antecedentes
que ha conocido por los dichos de los demandantes y profesores que le tocó
entrevistar, don Daniel es deudor de los demandantes toda vez que las
oficiaba de coadministrador del Colegio en aquella época, porque él le
entregaba instrucciones a los trabajadores del mismo Colegio. La naturaleza
de la deuda es remuneracional, leyes sociales, esos son los dos conceptos en
los que entiende sería responsable don Daniel. Los montos no los maneja,
pero debe ser bastante porque las personas afectadas ped ían mucha ayuda
para solucionar el problema.-
b) Don Octavio Rolando Bustos D íaz , al punto uno del auto de
prueba de fojas 134, modificado a fojas 142, manifest ó que le consta el
contratro de copraventa entre los demandados, ya que tuvo en sus manos el
contrato de compraventa y alzamiento realizado entre el se ñor Daniel
Redondo, la señora Yolanda Venegas, su señora y don Ram ón Redondo
efectuado el 17 de abril de 2014, por una cifra de $30.000.000, de los
cuales $22.000.000, ya habían sido pagados y $8.000.000, se pagaban en el
minuto de firmar el contrato, lo que le llam ó poderosamente la atenci ón ya
que el inmueble ubicado en Arza 253, posee una tasaci ón comercial mucho
más alta que el valor de la venta. Adem ás, sabiendo que el d ía 16 de abril
de 2014, los profesores habían manifestado el problema que ten ían por no
pago de cotizaciones y sueldos, esto lo hicieron a la Municipalidad en sesi ón
de Concejo Ordinario, por lo que al ver el contrato le pareci ó que era una
venta ficticia que es generalmente lo que realizan Gerentes o propietarios de
empresas que se ven afectadas económicamente o envueltos en alg ún
proceso judicial para no responder a sus acreedores. Además d ías anteriores,
el 08 de abril específicamente, en Televisión Nacional apareció la noticia del
cierre del Colegio Jacqueline College. Esto es un fraude porque con la venta
no se pueden acreditar bienes para el pago de las deudas arrastradas desde
el año 2013.-
Al punto dos –conocimiento del mal estado de los mnegocios por los
demandados- señaló que el Colegio Jacqueline College desde el a ño 2012
presentaba infracciones por parte del Ministerio de Educaci ón, lo que
XPXRHGSXV

conlleva multas y el posterior pago de ellas. Desconoce el fondo de las


infracciones, solo sabe que fue mencionado en las noticias nacionales,
«RIT »

Foja: 1
además era un comentario vox populi que el Colegio adeudaba las
cotizaciones previsionales y los sueldos de los profesores. Las infracciones del
2012 apareció en las noticias y a medida de comentarios de padres, de
hecho tiene colegas que tienen nietos ahí y siempre estaba el comentario de
las dificultades económicas que se les presentaban. Esto qued ó de
manifiesto, en la ayuda que solicitaron los profesores a la Municipalidad el
día 16 de abril en la cual la Municipalidad no puede ayudar porque se trata
de un Colegio Particular Subvencionado.-
Al punto tres dijo que si es deudor el demandado. Tiene entendido que
la señora de don Daniel falleció, la cual era sostenedora del Colegio y su
hija se hizo cargo de la administración. Don Daniel era parte del Colegio ya
que a dichos de apoderados y profesores, él daba órdenes a alumnos,
profesores, apoderados, por lo que a su juicio era una parte activa de la
administración del Colegio. Las deudas son previsionales y de
remuneraciones de los profesores del Colegio, desconoce el monto de las
mismas. Esto le consta por los dichos de profesores y apoderados y esto lo
supo en marzo y abril del año 2014.-
c) Do ña Sonia Isolina Barros Álvarez, al punto uno del auto de
prueba de fojas 134, modificado a fojas 142, existencia del contrato, indicó
que si, esto fue más o menos en abril de 2014, porque sali ó en todos los
medios, salió en los diarios, de hecho se enteró porque el pap á de su hija
supo porque vive muy cerca, es vecino, ella sab ía de antes, porque como
dijo, lo había escuchado en los medios televisivos. El contrato se trata de
que le vendieron a un hermano una propiedad, que era donde hac ían las
clases, está ubicada en Arza entre Egaña y Fuenzalida. En cuanto al fraude
estima que se deshicieron de la propiedad para no tener con que pagarle a
los profesores, es lo que se imagina. De esto se enteró antes porque la
señora Yolanda tenía muchos conocidos, pero en realidad se enter ó por los
diarios.-
Al punto dos –conocimiento del mal estado de los negocios- expuso
que cree que si, porque era muy notorio, porque ya se ven ía arrastrando,
siempre estaba con problemas de dinero la directora se ñora Yolanda. Tuvo
XPXRHGSXV

a su hija estudiando ahí tres años y siempre pedía dinero adelantado al


papá de su hija, porque siempre le faltaba dinero y le ped ía a veces, dos
«RIT »

Foja: 1
meses de adelanto, incluso en diciembre del año 2007, porque en ese a ño
salió su hija.-
Al punto tres dijo que si, es el esposo de la se ñora Yolanda, la que
falleció, por eso es que a él le corresponde hacerse cargo de la deuda.-
IV.- Confesional: Por la cual fueron citados a absolver posiciones los
demandados don Ramón Redondo Berger y don Daniel Redondo Berger, al
tenor de los pliegos de posiciones de fojas 244 y 257 y siguientes.-
A fojas 249, don Ram ón Redondo Berger , sostiene que es efectivo
que celebró el contrato de compraventa, pero que este no se hizo para
salvar dicho bien de demandas, porque la compra la hizo a trav és de una
deuda que su hermano contrajo con él a través de los años para cancelar
una hipoteca que tenía la propiedad con el Banco del Estado. Dice que los
motivos que lo llevaron a celebrar el contrato fueron la deuda que su
hermano había contraido con él y la referida hipoteca. Agrega que no es
efectivo que su hermano y cuñada ofrecieron venderle el inmueble, sino que
fue a través de su hermano, no de su cu ñada, porque él era el due ño de la
propiedad y su hermano se la ofreció por la deuda que contrajo con él y
por la aludida hipoteca.
En relación a quién fue el primero en proponer el precio de
compraventa, indica que lo conversaron ambos, menciona que la propiedad
en gran parte es de adobe y que no está en buenas condiciones, nunca logr ó
la recepción final, justamente por el mal estado en que se encontraba.
Además, en la escritura de compra el abogado Guillermo Mart ínez obvi ó
que el usufructo de la propiedad quedaba a favor de su hermano, y al
conversar este tema el abogado comentó que como él era el hermano iba a
respetar esa condición del usufructo. Añade que no se hizo tasaci ón
comercial y el precio se determinó por el estado en que se encontraba la
propiedad y de común acuerdo por la deuda que él ten ía y por la hipoteca
del Banco del Estado y en la propiedad para poder construir hay que entrar
a demoler y gastar y aumenta el valor a poder construir. Se ñala que las
conversaciones con su hermano Daniel fueron aproximadamente a fines o
mediados del 2013, con respecto a la venta de la propiedad y que no sab ía
XPXRHGSXV

la cantidad de años que la tenía y no le extra ñó que su hermano la quisiera


vender.
«RIT »

Foja: 1
Respecto a los motivos que tuvo en mente para comprar el inmueble,
primero, fue ayudar a su hermano, y en segundo lugar, como inversi ón; que
trató de asegurarle a su hermano la estadía mientras el viviera e hiciera el
usufructo de ella, pues en estos momentos está con un c áncer y tiene todo
su apoyo, incluso en la parte económica y cuando compr ó la propiedad su
hermano no tenía cáncer.
Expresa que no es efectivo que el precio de la venta del inmueble es
inferior al valor de mercado que en ese instante ten ía dicho inmueble,
porque el precio de mercado va en relación al lugar, al estado de la
propiedad y a los beneficios que iba a tener el vendedor con respecto al
inmueble y la propiedad es de adobe en gran parte, est á en mal estado y
nunca logró la recepción final por este mismo hecho. Aduce que la
propiedad fue pagada en su totalidad. Dice que el motivo por el que se
declaró en la compraventa que el precio se pagó con $7.500.000 al contado,
en dinero efectivo, fue para cancelar la hipoteca con el Banco del Estado y
el saldo de $22.500.000 fue enterado con anterioridad a la fecha de
celebración. Agrega que los $7.500.000 los obtuvo a través de la venta de
una parcelación que tiene en María Pinto y que los $22.500.000, de la
misma forma.
Aclara que los dineros se los adeudaba Daniel Redondo, no do ña
Yolanda, y a través de los años Daniel le fue pidiendo pr éstamos de dinero
y no pagó impuestos por dichos préstamos porque eran personales, no hay
registros documentales, solo anotaciones suyas y el motivo de los pr éstamos
es por la mala situación económica que estaba pasando personalmente él, su
hermano.
Confirma que el inmueble de Arza N° 253, además de habitaci ón de la
familia de su hermano Daniel Redondo, también fue destinado a Colegio
que administraba y era dueña su cuñada Yolanda Venegas. Agrega que lo
conoció como Colegio, pero sin saber su administración, ya que su cu ñada
era una persona de carácter fuerte, que no dejaba que nadie se metiera en
el Colegio.
En relación a lo que ocurrió con el Colegio, señala que supo despu és
XPXRHGSXV

de la compra de la propiedad que su cu ñada hab ía sido demandada. Sobre


su gestión económica, manifestó que no tenía la menor idea hasta despu és
«RIT »

Foja: 1
de la compra de la propiedad, porque su cu ñada no permit ía que nadie se
entrometiera en asuntos del Colegio, porque lo administraba exclusivamente
ella como dueña y sostenedora. Respecto a lo que ocurri ó con los alumnos
y profesores una vez cerrado el colegio, dijo que no supo, porque hace 5
años que no iba, y que sólo conoce a la Sra. Rosa Cares porque es su
vecina. Indica que es efectivo que el cierre del colegio Jacqueline College,
fue un hecho difundido por los medios de comunicaci ón a nivel local y
nacional, pero que se enteró después de la compra de la propiedad; que no
sabía que el Ministerio de Educación retiró la subvención escolar al Colegio,
como tampoco sabía que el colegio le adeudaba dinero a sus profesores por
sueldos e imposiciones impagas, ni menos sobre su gestión económica.
Sobre el estado de salud y la enfermedad que padec ía su cu ñada do ña
Yolanda Venegas, señaló que lo último que supo, una vez que hizo la
compra de la propiedad, es que estaba delicada de salud.
Dice que con su hermano Daniel nunca hablaron del estado
económico que afectaba al Colegio Jacqueline College, por que su cu ñada
no permitía que nadie se metiera en asuntos del Colegio, y que ésta no dej ó
bienes a su muerte.
A fojas 265, don Daniel Redondo Berger, manifiesta que es efectivo
que adquirió el inmueble de Arza 253, Melipilla, estando casado en
sociedad conyugal con doñaYolanda Venegas Villablanca, el 15 de
Diciembre del año 1972 y que dicha propiedad se adquiri ó con el fin de
vivir con su mujer y sus hijos. Asimismo, señala que es efectivo que celebr ó
junto a su mujer doña Yolanda Venegas Villablanca y su hermano don
Ramón Redondo Berger con fecha 17 de abril de 2014, un contrato de
compraventa de dicho inmueble, porque él era el due ño de la propiedad
ante todos, y por lo tanto, él podía hacer la venta, pero que no es efectivo
que la compraventa se hizo para evitar el pago de deudas por
remuneraciones y previsionales impagas por el Establecimiento Educacional
Jacqueline College.
En relación a los motivos que lo llevaron a celebrar este contrato de
compraventa, dice que fueron deudas contraidas con su hermano Ram ón y
XPXRHGSXV

por deudas hipotecarias con el Banco del Estado, y que como due ño de la
propiedad decidió venderla por problemas de deuda y ella autoriz ó la venta,
«RIT »

Foja: 1
y que ofreció venderla, por ser su dueño, y el precio de venta, se hizo de
acuerdo a su estado, lo propuso él, no se hizo tasaci ón comercial y su
determinación fue por dicho estado, pues la propiedad se encuentra con la
mayor parte que es adobe y en malas condiciones. Se hizo una medici ón de
la propiedad en la cual tiene un frente de 16 metros y medio por 38 de
fondo o de largo, se tomó en cuenta el Establecimiento, que es la parte del
Colegio en la cual existen cuatro salas, dos abajo y otra en segundo piso. El
segundo piso está estructurado con estructura met álica y material ligero y en
este momento se encuentra con el piso del segundo piso en mal estado, por
eso nunca se llegó a tener una resolución final.
Respecto a la época en que comenzaron las negociaciones para
comprar o vender el inmueble referido, señaló que fue en el 2013, mas o
menos entre junio y julio, y que decidieron venderlo, por problemas de
deudas. En relación al precio fijado en la cl áusula tercera del contrato de
compraventa y su inferioridad al valor de mercado, se ñal ó que fue por el
estado en que se encontraba la propiedad, y que adem ás le pidi ó a su
hermano un usufructo para vivir el resto de sus d ías en ésta, a qui én le
adeudaba una cantidad sobre los 20 millones y los siete millones y tanto se
hizo para pagar una deuda que tenía con el Banco por el problema
hipotacario. Entonces su hermano le ofreció cancelar esa deuda bancaria,
tomó en cuenta el usufructo e hizo venta autorizada por su se ñora. Ese
precio se fijó siempre y cuando el le diera el usufructo y llegaron a un
acuerdo en que él se lo permitía. En el mercado no sab ía que precio pod ía
tener, lo conversó con su abogado, para que el usufructo quedara en la
escritura, pero el se olvidó de colocarlo, pero el compromiso que ten ía con
su hermano lo ha cumplido, y lo van a regularizar en la escritura. A ñadi ó
que el precio nunca fue pagado ni percibido por su mujer, do ña Yolanda
Venegas, porque esto es separado, su señora no tenía nada que ver en el
asunto personal que él tenia. Esto era totalmente independiente a su se ñora,
y fue pagado en su totalidad por los préstamos solicitados a su hermano y
para el pago total de la hipoteca, y qui én tom ó la decisi ón para que fuera
cancelada al banco la hipoteca, fue él.
XPXRHGSXV

En cuanto al destino de los $22.500.000 supuestamente percibidos con


anterioridad, indicó que fueron para sus necesidades particulares que ten ía
«RIT »

Foja: 1
en el momento de solicitar los préstamos, que se los pasaba su hermano en
efectivo, en la medida que él los necesitaba. Señaló que es efectivo que
quedó viviendo en el referido inmueble, por el acuerdo que ten ían con su
hermano de que él seguiría viviendo por el resto de sus d ías y es efectivo
que en la cláusula quinta del contrato de compraventa del inmueble objeto
de este juicio, se declaró que la entrega material del inmueble a la
compradora se hizo en la época de celebraci ón del contrato, el 17 de abril
de 2014, pero que la propiedad se vendió e hicieron uso del acuerdo del
usufructo.
Manifestó que la decisión de vender el inmueble, no tuvo como
motivación determinante el cierre del Establecimiento Jacqueline College,
sino que la determinacion la tomó él, como dueño de la propiedad,
solamente por los problemas de deudas, y que no tuvo ninguna demanda en
su persona, y por lo que sabe, no existe demanda hasta hoy d ía y que tom ó
la decisión de acuerdo con su señora y decidi ó vender por ser due ño de la
propiedad autorizado por su señora.
Expresó que no tenía conocimiento que el Colegio Jacqueline College
cerró dejando de funcionar por motivos de mala gesti ón econ ómica, porque
no tenía ninguna relación con éste, y no supo que ocurri ó con sus alumnos
y sus profesores una vez cerrado, como tampoco supo que dicho cierre, fue
un hecho difundido por los medios de comunicacion a nivel local y
nacional, por las preocupaciones que tenía, por la gravedad del estado de su
señora que sufría de un accidente vascular, una par álisis de todo el costado
izquierdo y que tampoco tuvo conocimiento que el Ministerio de Educacion
retiró la subvención escolar al Colegio, porque no se relacionaba con este,
sólo se abocaba a su trabajo en farmacia, que era como dependiente y
durante 41 años.
Agregó que su hermano don Ramon Redondo Berger, no ten ía
conocimiento con lo relacionado con el Colegio y que es efectivo que do ña
Yolanda Venegas Villablanca no dejó bienes a su muerte y la sociedad
conyugal formada por él y doña Yolanda, no poseía mas bienes.
Señaló que es efectivo que dio su consentimiento a su mujer, para que
XPXRHGSXV

en el inmueble de Arza 253, Melipilla, funcionara el Establecimiento


Educacional Jacqueline College, y se hizo por intermedio de un contrato de
«RIT »

Foja: 1
arriendo que se fijó en $200.000, porque el Ministerio de Educaci ón se lo
había exigido por ley, aclaró también que la propiedad estaba separada en
253 A donde funcionaba el Establecimiento y 253 B era su casa, donde él
vivía, pero que nunca tuvo ningún beneficio, porque no ten ía ninguna
relación con el Colegio, solamente se dedicaba a su trabajo en farmacia,
porque era dependiente de Farmacia.
Añadió que no es efectivo que colaboraba activamente en la gesti ón y
administración del Establecimiento Educacional Jacqueline College, dando
instrucciones a profesores y alumnos, en el día a día del quehacer del citado
establecimiento, porque no tenía ninguna relación con éste.
Indicó que es efectivo que su mujer tenía el título de Profesora
normalista, y que en el año 2013, cuando se enferm ó, la reemplaz ó en su
calidad de sostenedora del citado establecimiento educacional su hija do ña
Eugenia del Rosario Redondo Venegas, la que estuvo en esa funci ón hasta
el cierre del Colegio, y que también tomó parte de la gesti ón y
administración del Colegio don Ricardo Segundo Redondo Venegas, hijo de
él y de doña Yolanda, y en relación a la calificaci ón profesional que tienen
sus hijos Eugenia y Daniel, indicó que no tienen título profesional. Aclar ó
que ante la enfermedad que afectaba a do ña Yolanda Venegas Villablanca,
no fue él quién tomó la decisión en conjunto con sus hijos que la gesti ón y
administración del Establecimiento Educacional Jacqueline College, quedara
en manos de Eugenia y Daniel, pues no tenía ninguna participaci ón, esta
fue una decisión de su señora y los hijos, y no conoce las causas y
circunstancias de esta decisión.
Agrega que la decisión de destinar parte de la propiedad para el
Colegio y parte para vivienda también la tomó su señora, y que no ten ía
conocimiento que el objetivo de fundar, desarrollar y hacer funcionar el
Establecimiento Educacional Jacqueline College con subvenci ón del estado,
tenía , entre otros, motivos y objetivos económicos, porque no estaba
relacionado con éste y en relación a las motivaciones y objetivos que se
persiguieron al fundar y explotar dicho establecimiento con aportes del
Estado, dijo que fue por intermedio de su se ñora, porque es ella quien
XPXRHGSXV

tenía los conocimientos y administración del Colegio.


V.- Solicitud de oficios:
«RIT »

Foja: 1
ORD. 10 DJ N°1154, de fecha 19 de noviembre de 2015, de la
Superintendencia de Educación.-
VI.- Pericial: Que asimismo el demandante solicitó y obtuvo la
realización de un informe pericial designándose a la arquitecto do ña
Adriana Blanco Costa, quien emitió informe de fojas 309 y siguientes.-
CUARTO: Que la parte demandada de don Daniel Redondo
Berger allegó a los autos los siguientes medios de prueba:
I.- Documental:
1) Copia simple de constancia de fecha 08 de abril de 2014, ante la
Inspección de Trabajo de Melipilla.-
2) Set de 8 copias simples de presentación de reclamo ante la
Inspección del Trabajo de Melipilla, de fecha 14 de abril de 2014.-
3) Copia simple de acta de comparendo de conciliación, de fecha 30 de
abril de 2014, ante la Inspección del Trabajo de Melipilla.-
4) Set de 4 copias simples de presentación de reclamo ante la
Inspección del Trabajo de Melipilla, de fecha 14 de abril de 2014.-
5) Copia simple de acta de comparendo de conciliación, de fecha 02 de
mayo de 2014, ante la Inspección del Trabajo de Melipilla.-
6) Copia simple de demanda laboral presentada ante el Primer Juzgado
de Letras de Melipilla, con fecha 30 de mayo de 2014.-
7) Contrato de arrendamiento celebrado entre don Daniel Redondo
Berger y Jacqueline College, representado por do ña Eugenia Redondo
Venegas, de fecha 31 de julio de 2012.-
8) Copia simple de mandato general de doña Yolanda Venegas
Villablanca a doña Eugenia Redondo Venegas, de fecha 20 de junio de
2013.-
9) Copia simple de declaración jurada de fecha 07 de abril de 2014,
efectuada por doña Eugenia Redondo Venegas ante la Inspecci ón del
Trabajo de Melipilla.-
10) Set de 23 liquidaciones de sueldo.-
11) Carta de fecha 10 de abril de 2012, enviada por do ña Yolanda
Venegas a don Mario Varas Rojas, Director Provincial de Educaci ón
XPXRHGSXV

Talagante-Melipilla, en la cual acompaña certificado de cumplimiento de


obligaciones laborales y previsionales, emitido por la Dirección del Trabajo.-
«RIT »

Foja: 1
12) Declaración Jurada de doña Yolanda Venegas Villablanca.-
13) Presentación hecha por doña Yolanda Venegas Villablanca, de
mayo de 2003, al Secretario Ministerial de Educaci ón, Regi ón
Metropolitana.-
14) Copia simple de comprobante de pago deuda previsional Instituto
de Previsión Social, de fecha 10 de febrero de 2012.-
15) Copia simple de certificado de deuda actualizada, de fecha 10 de
febrero de 2012, emitido por la Administradora de Fondos de Cesant ía de
Chile.-
16) 5 comprobantes de recepción de transferencias al Banco Consorcio,
de fechas 02, 31 de mayo, 1 de julio, 30 de septiembre de 2011 y 02 de
febrero de 2012.-
17) Copia simple de certificado de antecedentes laborales y
previsionales N°1301/2012/6174, emitido por la Dirección del Trabajo.-
18) Copia simple de boleta de ventas y servicios N °0044730, de fecha
13 de febrero de 2012, emitida por don Francisco Hern ández Olea y
Asociados Limitada y copias simples de Cosus respectivas planillas de pago.-
19) Copia de resolución exenta N°04416, de fecha 03 de diciembre de
2013, emitido por don Alan Wilkins Altamirano, Secretario Regional
Ministerial de Educación, Región Metropolitana.-
20) Ordinario 58, de fecha 12 de diciembre de 2013, enviado por do ña
Yolanda Venegas Villablanca, al Jefe de Unidad de Reconocimiento y
copias simples de una serie de presentaciones efectuadas ante la Secretar ía
Ministerial de Educación.-
21) Copia simple de tres letras de cambio giradas y aceptadas por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
22) Copia simple de ORD. 00757, de fecha 18 de octubre de 2013,
emitido por la Superintendencia de Educación, Región Metropolitana.-
23) Copias simples de partes de recurso de reclamaci ón interpuesto
ante la Iltma. Corte de Apelaciones de San Miguel Rol N°733-2014.-
24) Escrito Patrocinio y poder.-
25) Copia simple de notificación, de fecha 02 de julio de 2013, de la
XPXRHGSXV

Superintendencia de Educación, Región Metropolitana.-


«RIT »

Foja: 1
26) Copia simple de ORD. N°003265, de fecha 29 de noviembre de
2013, emitido por el Secretario Ministerial de Educaci ón, Regi ón
Metropolitana.-
27) Copia simple de resolución exenta N°URS-13/00281 de fecha 28
de mayo de 2012, emitida por la Secretaría Regional Ministerial de
Educación.-
28) Copia simple de resolución exenta N°005614, de fecha 30 de
agosto de 2012, emitida por la Secretaría Regional Ministerial de
Educación, Región Metropolitana.-
29) Copia simple de resolución exenta N°214, de fecha 19 de enero de
2012, emitida por la Subsecretaría de Educación.-
30) Set de 10 copias de notificación por carta certificada, remitida a
doña Yolanda Venegas Villablanca, en calidad de Sostenedora de la Escuela
Jacqueline College.-
31) Formularios para Entrega de Documentos en proceso
administrativo LGE y/o subvenciones ingresados por doña Yolanda
Venegas Villablanca, en apelación a resoluciones exentas N°7983, N°9207,
N°°007743 y N°007736.-
32) Carta enviada por doña Susana Casas San Miguel, Directora
Regional Metropolitana, Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, a la
Escuela Básica Jacqueline College, de fecha 26 de agosto de 2011.-
33) Copia simple de valorización de asignación familiar, de la Caja Los
Andes, de doña Yolanda Venegas Villablanca.-
34) Copia simple de 7 contratos de trabajo docente, de fechas 01 de
marzo de 2013, 08 de abril de 2013, celebrado entre do ña Yolanda
Venegas Villablanca, como empleadora y doña María Órdenes G ómez, don
René Donoso Orozco, don Alejandro Díaz Orellana, doña Marisol
Sepúlveda Guzmán, doña Karen Abarca Sepúlveda, do ña Rosa Cares
Valdivia y doña Gladys Pradena Mondaca, como trabajadores.-
35) Copia simple de contrato de trabajo, de fecha 01 de marzo de
2013, celebrado entre doña Yolanda Venegas Villablanca como empleadora
y doña Nicole González Hermosilla, como trabajadora.-
XPXRHGSXV

36) 2 Copias simples de contratos de trabajo docente, de fechas 01 de


marzo de 2013, celebrados entre doña Yolanda Venegas Villablanca como
«RIT »

Foja: 1
empleadora y doña Lucrecia Peralta Matus y Claudio Varas Cayul, ambos
como trabajadores.-
37) Copia simple de contrato de trababjo de fecha 01 de marzo de
2013, celebrado entre doña Yolanda Venegas Villablanca como empleadora
y doña Eugenia Redondo Venegas, como trabajadora.-
38) Formulario presentación de documentación laboral y previsional,
de fecha 10 de mayo de 2013.-
39) Certificado de pago de remuneraciones emitido por do ña Yolanda
Venegas Villablanca, de fecha 10 de mayo de 2013.-
40) Set de 5 recibos de documentos, emitidos por Cobralet, N °088364;
N°093986; N°088365; N°093985 y N°088363.-
41) Set de 2 comprobantes de pago de cotizaciones previsionales,
realizadas por Previred, de fechas 09 y 10 de abril de 2013.-
42) Set de 10 comprobantes de declaración y pago de cotizaciones
previsionales, correspondientes a AFP Habitat, AFP Capital, AFP Provida,
Caja de Compensación Los Andes, Instituto de Previsión Social IPS.-
43) Set de 2 resúmenes de declaración y pago de cotizaciones
previsionales, de la Caja Los Andes, de fecha 12 de agosto de 2013 y 09 de
octubre de 2013.-
44) Copia simple de demanda en juicio ejecutivo laboral, interpuesta
por la Sociedad de Fondos de Cesantía de Chile en contra de do ña Yolanda
Venegas Villablanca, Rit P-673-2013, seguida ante este Primer Juzgado de
Letras de Melipilla.-
45) Set de 10 copias de comprobantes de recepci ón electr ónica de
Boletín de Asistencia.-
46) Set de 7 comprobantes de pago de bonos, especiales, fiestas patrias,
aguinaldos y vacaciones de los períodos 2012 y 2013.-
47) Informe de retroalimentación de la jornada de evaluaci ón y
planificación 5 y 6 de julio de 2012.-
48) Acta de compromiso sostenedor-básica-categorías 2, 3 y 4, de
fecha 03 de octubre de 2012.-
49) Correo electrónico de fecha 29 de octubre de 2012, enviado por la
XPXRHGSXV

Comunidad Escolar, a Jacqueline College.-


«RIT »

Foja: 1
50) Ord. 27, de fecha 24 de octubre de 2011, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
51) Ord. 19, de fecha 06 de agosto de 2012, emitido por do ña Yolanda
Venegas Villablanca.-
52) Ord. 19, de fecha 25 de septiembre de 2012, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
53) Ord. 36, de fecha 07 de noviembre de 2012, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
54) Ord. 51, de fecha 28 de diciembre de 2012, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
55) Ord. 01, de fecha 02 de enero de 2013, emitido por don Carlos
Berríos Ruiz.-
56) Ord. 19, de fecha 26 de abril de 2013, emitido por do ña Yolanda
Venegas Villablanca.-
57) Ord. 21, de fecha 02 de mayo de 2013, emitido por do ña Yolanda
Venegas Villablanca.-
58) Ord. 39, de fecha 23 de julio de 2013, emitido por do ña Yolanda
Venegas Villablanca.-
59) Ord. 38, de fecha 23 de julio de 2013, emitido por do ña Yolanda
Venegas Villablanca.-
60) Ord. 45, de fecha 23 de septiembre de 2013, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
61) Ord. 46, de fecha 23 de septiembre de 2013, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
62) Ord. 46, de fecha 07 de octubre de 2013, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
63) Ord. 53, de fecha 20 de noviembre de 2013, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
64) Ord. 54, de fecha 20 de noviembre de 2013, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
65) Ord. 55, de fecha 28 de noviembre de 2013, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
XPXRHGSXV

66) Ord. 59, de fecha 11 de diciembre de 2013, emitido por don


Carlos Berríos Ruiz.-
«RIT »

Foja: 1
67) Ord. 65, de fecha 18 de diciembre de 2013, emitido por do ña
Yolanda Venegas Villablanca.-
68) Copia simple de resolución N°13737/96, de fecha 24 de julio de
1996, emitida por el Servicio de Salud del Ambiente, Región
Metropolitana.-
69) Copia simple de resolución exenta N°002966, de fecha 18 de
octubre de 2000, emitido por la Secretaría Ministerial de Educaci ón,
Región Metropolitana.-
70) Ord. 19, de fecha 26 de abril de 2013, emitido por don Carlos
Berríos Ruíz.-
71) Rendición de Bono de Escolaridad y Adicional al Bono de
Escolaridad y Adicional a Trabajadores junio 2013, de establecimientos
particulares subvencionados ley N°20.642., de fecha 31 de julio de 2013.-
72) Set de 3 copias simples de liquidaci ón del pago de la bonificaci ón
de reconocimiento profesional, ley 20.158, de los meses de marzo, abril y
mayo de 2013.-
73) Copia simple de formulario F10, de fecha 24 de julio de 2013.-
74) Set de 2 actas de comparendo de conciliación, de fechas 14 y 18 de
marzo de 2013 y acta de pago por acuerdo de comparendo de conciliaci ón,
todas ante la Dirección del Trabajo de Melipilla.-
75) Acta de comparendo de conciliación, de fecha 26 de julio de 2013,
ante la Dirección del Trabajo de Melipilla.-
76) Set de notificación de presentación de reclamo ante la Inspecci ón
del Trabajo, de fecha 07 de junio de 2013 y acta de comparendo de
conciliación de fecha 19 de julio de 2013, ambos celebrados ante la
Dirección del Trabajo de Melipilla.-
77) Acta de notificación de presentación de reclamo ante la Inspecci ón
del Trabajo, de fecha 17 de septiembre de 2013 y acta de comparendo de
conciliación de fecha 27 de septiembre de 2013, ambos celebrados ante la
Dirección del Trabajo de Melipilla.-
78) Carta de fecha 31 de mayo de 2013, remitida por doña Rosa Mora
Javia a don Carlos Berríos.-
XPXRHGSXV

79) Copia de presentación efectuada por do ña Eugenia Redondo


Venegas, ante la Fiscalía Local de Melipilla.-
«RIT »

Foja: 1
80) 2 liquidaciones de sueldo de doña Cinthia Abarca Sep úlveda y
doña Gladys Pradenas Moncada.-
81) Copia de certificado de rendición de cuentas, de fecha 23 de julio
de 2013.-
82) Set de 4 Actas de fiscalización, de fechas 18 de marzo, 14 de mayo,
18 de junio de 2013 y 26 de julio de 2012.-
83) Copia simple de informe cometido funcionario, realizado por do ña
Ivonne Ramírez M.-
84) Copia simple de certificado N°26, de fecha 09 de julio de 1987,
emitido por el Director de Obras Municipales de Melipilla.-
85) Resumen de asistencia, del mes de abril de 2013.-
86) Acta de fiscalización declaración de asistencia N°1.130.13.2132.-
87) Certificado proceso asistentes de la educaci ón sostenedor, de fecha
19 de noviembre de 2012.-
88) Copia de 2 solicitudes para hacer efectivo el derecho a la
subvención educacional.-
89) Ordinario N°13916, de fecha 28 de febrero de 2013, emitido por la
Dirección Provincial de Educación de Talagante.-
90) Resolución exenta N°1166, de fecha 15 mayo de 2008, emitido por
la Secretaría Ministerial de Educación, Región Metropolitana.-
91) Copia simple de aprobación instalación eléctrica, Escuela B ásica
N°54 Jacqueline College, de fecha 09 de abril de 2010, emitido por don
Mauricio Tobar Moya.-
92) Copia simple de resolución exenta N°002826, de fecha 28 de junio
de 2012, emitida por Secretaría Ministerial de Educación Regi ón
Metropolitana.-
93) Certificado proceso asistentes de la Educación Establecimiento, de
fecha 20 de marzo de 2012, del Ministerio de Educación.-
94) Certificado envío de formulario de idoneidad docente 2012.-
95) Copia autorizada de mandato especial de Yolanda Venegas
Villablanca a doña Eugenia Redondo, de fecha 08 de junio de 2012.-
96) Set de 22 copias de planillas de resumen y pago de cotizaciones
XPXRHGSXV

previsionales de Caja de Compensación Los Andes.-


«RIT »

Foja: 1
97) Comprobante de recepción beneficiario, de fecha 01 de julio de
2009, de la Caja de Compensación de los Andes.-
98) Certificado de deuda actualizada por cotizaciones previsionales, de
fecha 09 de noviembre de 2009, emitida por AFP Provida.-
99) Set de 2 certificados de pago de cotizaciones en mora, de fechas 02
y 09 de noviembre de 2009, emitidos por AFP Provida.-
100) Set de 72 copias de formularios de declaraci ón y pago de
cotizaciones previsionales de AFP Provida.-
101) Copia de carta de noviembre de 2010, emitida por la Caja de
Compensación Los Andes.-
102) Set de 14 copias de planillas de declaración y pago de cotizaciones
previsionales de AFP Ing Capital.-
103) Set de 8 copias de planillas de declaraci ón y pago de cotizaciones
previsionales de AFP Habitat.-
104) Set de 2 planillas de pago de cotizaciones previsionales declaradas
de AFP Planvital S.A.-
105) Copia de liquidación de deuda previsional de AFP Planvital y set
de 2 comprobantes de caja, 2 boletas de honorarios, emitidos por Orpro
S.A.-
106) Copia de certificado de deudas actualizadas al 03 de febrero de
2012, emitido por AFP Capital S.A.-
107) Copia de comprobante de pago de deuda previsional Instituto
Previsión Social.-
108) Copia de formularios de declaración y pago de AFP Capital y
copia de boleta de servicios jurídicos emitida por Francisco Hern ández Olea
y Asociados Limitada.-
109) Copia de comprobante de recepción beneficiario, de fecha 19 de
diciembre de 2012, emitido por la Caja de Compensación Los Andes.-
110) Correo electrónico enviado por don Tránsito Mallea J., de fecha
14 de noviembre de 2013.-
111) Copia simple de notificación de presentaci ón de Reclamo ante la
Inspección del Trabajo, de fecha 07 de marzo de 2013.-
XPXRHGSXV

112) Copia simple de poder simple otorgado por do ña Yolanda


Venegas Villablanca, de fecha 15 de marzo de 2013.-
«RIT »

Foja: 1
113) Set de 34 liquidaciones de sueldo de doña Carmen Vera Aros.-
114) Carta de fecha 06 de noviembre de 2012, remitida por Caja de
Compensación La Araucana.-
115) Comprobante de envío de carta certificada, a trav és de Correos
de Chile, de fecha 28 de diciembre de 2012.-
116) Copia simple de resolución N°153/2009, de fecha 13 de abril de
2009, de la Caja de Compensación Los Andes.-
117) Comprobante de pago del Banco del Desarrollo, de fecha 27 de
marzo de 2009.-
118) Acta de comparecencia de fecha 30 de octubre de 2009, ante la
Dirección del Trabajo de Melipilla.-
119) Acta de comparecencia de fecha 29 de octubre de 2009, ante la
Dirección del Trabajo de Melipilla.-
120) Set de 12 liquidación de subvenciones de la Escuela B ásica
Jacqueline College.-
121) Talonario de recibo de arriendo.-
122) Póliza de renta vitalicia, de Renta Nacional Compa ñías de
Seguros, de fecha 23 de abril de 1999.-
123) Set de 18 comprobantes de pago de vale vista electr ónico,
correspondientes a la Renta Nacional de Compañía de Seguros de Vida
S.A.-
124) Set de 50 liquidaciones de sueldo emitidas por Jacqueline
College.-
125) Set de 50 copias de planillas de declaración y pago de cotizaciones
previsionales.-
126) Set de 10 formularios de presentación de documentaci ón laboral y
previsonal.-
127) Set de certificados de pagos de remuneraciones.-
128) Set de 8 avisos de término de contrato de trabajo.-
129) Copia de contrato de trabajo de fecha 27 de febrero de 2012,
celebrado entre doña Yolanda Venegas Villablanca y do ña Karen Abarca
Sepúlveda.-
XPXRHGSXV
«RIT »

Foja: 1
130) Copia de contrato de trabajo de fecha 06 de marzo de 2012,
celebrado entre doña Yolanda Venegas Villablanca y do ña Eugenia
Redondo Venegas.-
131) Set de 3 copias de contratos de trabajo, de fecha 01 de junio de
2012, celebrado entre doña Yolanda Venegas Villablanca y don Carlos
Berríos Ruiz; de fecha 14 de agosto de 2012, celebrado entre do ña Yolanda
Venegas Villablanca y don Claudio Varas Cayul; de fecha 01 de marzo de
2013, celebrado entre doña Yolanda Venegas Villablanca y do ña Rosa
Mora Javia.-
132) Set de 3 finiquitos de trabajos entre doña Yolanda Venegas
Villablanca y doña Rosa Mora Javia, de fecha 26 de julio de 2013; entre
doña Yolanda Venegas Villablanca y doña Angela Cornejo Rojas, de fecha
27 de septiembre de 2013; entre doña Yolanda Venegas Villablanca y don
Benedicto Barrera Ortiz, de fecha 08 de marzo de 2012.-
133) Set de 5 contratos de trabajo.-
134) Set de 2 finiquitos de trabajador.-
135) Detalle de Indemnización de años de servicios, entre don Daniel
Redondo Berger y Besomi y Guglielmetti Ltda.-
136) Set de liquidaciones de sueldo de don Daniel Redondo Berger.-
137) Set compuesto por contrato de trabajo de fecha 01 de noviembre
de 1994, entre don Sergio Catalán Ríos y don Daniel Redondo Berger; dos
anexos de contrato de fechas 09 de julio de 2009 y 01 de julio de 2010;
copia de renuncia voluntaria de don Daniel Redondo Berger, de fecha 24
de enero de 2011 y liquidaciones de sueldo de la empresa Sergio Orlando
Catalán Ríos.-
138) Renuncia voluntaria de don Daniel Redondo Berger, de fecha 10
de mayo de 2012 y finiquito de trabajador de fecha 18 de mayo de 2012,
entre Comercial Redondo y Compañía Limitada y don Daniel Redondo
Berger.-
139) Contrato de trabajo, entre doña Yolanda Venegas Villablanca y
doña Rosa Cares Valdivia, de fecha 01 de marzo de 2012; Contrato de
trabajo entre doña Yolanda Venegas Villablanca y do ña Gladys Pradenas
XPXRHGSXV

Moncada, de fecha 01 de marzo de 2012 y Contrato de trabajo entre do ña


«RIT »

Foja: 1
Yolanda Venegas Villablanca y doña María Órdenes Gómez, de fecha 06
de marzo de 2012.-
140) Contrato de trabajo entre doña Yolanda Venegas Villablanca y
don René Donoso Orozco, de fecha 13 de agosto de 2012.-
II.- Testimonial: Consistente en las declaraciones de don Guillermo
Martínez Concha, don Ricardo Juan Cifuentes Álvarez y doña Gabriela
María Espinosa Jorquera, quienes debidamente juramentados y dando raz ón
de sus dichos expusieron:
a) Don Guillermo Mart ínez Concha , al punto uno del auto de
prueba de fojas 134, modificado a fojas 142, exhibiéndosele el contrato de
fojas 72 y siguiente, manifestó que puede afirmar que él redact ó dicho
contrato a petición de sus mandantes don Daniel y don Ram ón, ambos
Redondo Berger y con las estipulaciones que en dicho contrato de
compraventa se consignan dentro de las cuales est á en la cl áusula novena, el
alzamiento de la hipoteca a favor del Banco Estado de Chile. Desconoce el
fraude a terceros, lo que si le consta es que debi ó pagarse un cr édito
hipotecario para que el Banco del Estado alzara la hipoteca y por ello se
consignó la cláusula novena de alzamiento de hipoteca del Banco Estado de
Chile en el contrato de compraventa.-
b) Don Ricardo Juan Cifuentes Álvarez , al punto tres del auto de
prueba de fojas 134, modificado a fojas 142, -si los demandados eran
deudores de los demandantes- expuso que hasta lo que tiene entendido no.
La señora Yolanda era la única que mandaba en el Colegio. Lo que pasa es
que en el tiempo que los conoció su madre era Directora Provincial de
Educación de Talagante y ahí llegaba la señora Yolanda a establecer sus
reclamos y todos los trámites del Colegio. A modo de an écdota, fue a
cobrar una de las mensualidades de Daniel, hijo de la se ñora Yolanda que
es su paciente, don Daniel se acercó diciendo que él era el due ño del
Colegio y ahí la señora Yolanda le dijo un par de improperios dici éndole
que él no tenía nada que ver con el Colegio.-
Al punto cuatro –actuación conforme al artículo 150 del C ódigo Civil
por la cónyuge- indicó que conoce un hecho puntual. Cuando la se ñora
XPXRHGSXV

Yolanda le arrendó a don Daniel una parte de la propiedad donde


«RIT »

Foja: 1
funcionaba el establecimiento para que él no tuviera nada que ver con el
establecimiento del colegio.-
c) Do ña Gabriela Mar ía Espinosa Jorquera, al punto tres del auto
de prueba de fojas 134, modificado a fojas 142, dijo que no, porque él no
tenía nada que ver con el Colegio. La Directora era la se ñora Yolanda del
Colegio Jacqueline College. Ella le arrendó a don Daniel el establecimiento
para el Colegio, ella era la sostenedora del Colegio, dueña, Directora, la que
firmaba todo, ella se entendía con todos, pagaba sueldos, a ella le pagaba la
subvención el gobierno y ella pagaba el sueldo a los profesores, todo ten ía
que ver ella, cualquier reclamo lo tenía que solucionar la se ñora Yolanda
Venegas.-
Al punto cuatro, manifestó que lo que sabe es que ella hac ía los
contratos de los profesores, le pagaba los sueldos y todo. Cualquier
problema de apoderados o profesores se dirigían a ella. Si le llegaba algo del
Ministerio, algún reclamo, era ella la que iba a regularizar eso en su calidad
de dueña, directora y sostenedora del Colegio Jacqueline College. Todo esto
le consta porque trabajó en el Colegio Jacqueline College los a ños 2010 y
2011 como manipuladora y en el 2012 en la casa de la señora Yolanda.-
III. Confesional: Por la cual fue citado a absolver posiciones el
demandante don René Eduardo Donoso Orozco, al tenor del pliego de
posiciones de fojas 275 y siguientes, quien sostiene que es efectivo y le
consta que celebró un contrato de trabajo con do ña Yolanda de las
Mercedes Venegas Villablanca, y que se obligó en virtud del referido
contrato a desempeñarse como docente de aula en el establecimiento
educacional Jaquelinne College, del cual doña Yolanda Venegas era la
dueña, sostenedora y administraba dicho establecimiento educacional, qui én
por razones de salud encomendó ocasionalmente la administración a su hija
Eugenia del Rosario Redondo Venegas o a su hijo Ricardo Redondo
Venegas.
Indicó que las remuneraciones le eran pagadas por do ña Yolanda de
las Mercedes Venegas Villablanca y ella era qui én le impart ía las
instrucciones y órdenes para que desempeñara su trabajo como docente de
XPXRHGSXV

aula, o sus referidos hijos, o el director que do ña Yolanda Venegas ten ía


contratado al efecto.
«RIT »

Foja: 1
Expresó que nunca ha hablado con don Ramón Redondo Berger ni ha
conversado con don Daniel Redondo Berger en relación con la deuda que
él y otros profesores mantenía doña Yolanda Venegas. Agreg ó que a don
Daniel Redondo Berger no lo conoce y nunca lo ha demandado.
QUINTO: Que la parte demandada de don Ram ón Redondo
Berger no allegó a los autos medio de prueba alguno.-
SEXTO: Que se decretó como medida para mejor resolver, agregar
a los autos informe pericial rolante a fojas 307 y siguientes.-
S ÉPTIMO: Que, la acción intentada en autos es la pauliana o
revocatria.
El artículo 2468 del Código Civil alude a la circunstancia de haber
efectuado el deudor algunos actos de mala fe con la intenci ón exclusiva de
burlar a sus acreedores. En torno a este contexto, surge la acci ón pauliana o
revocatoria, entendida como aquella que la ley concede a los acreedores
para dejar sin efecto los actos del deudor ejecutados fraudulentamente y en
perjuicio de sus derechos, siempre que concurran los dem ás requisitos
legales, y tiene, en consecuencia por objeto, revocar o dejar sin efecto los
actos ejecutados fraudulentamente por el deudor para disminuir su garant ía
general ante los acreedores.
OCTAVO: Que para la procedencia de la acción pauliana es
necesario que concurran ciertos requisitos legales, a saber: que el acto que
se intenta atacar sea voluntario del deudor; que el acreedor que intenta la
acción tenga interés y lo tendrá cuando el deudor sea insolvente, y por
último, que el actuar del deudor sea fraudulento, esto es, que haya
ejecutado el acto o contrato con el ánimo de perjudicar a sus acreedores,
representado por el dolo o mala fe, pero con caracter ísticas especiales por
cuanto no vicia el consentimiento.
En el caso de tratarse de un acto oneroso debe concurrir adem ás,
como requisito, el fraude pauliano del tercero adquirente para que proceda
la revocación, esto es, que tanto el deudor como el adquirente sepan del
mal estado de los negocios del primero.
De tal suerte que solo si concurren todas las exigencias referidas se
XPXRHGSXV

hace posible dejar sin efecto el acto impugnado.


«RIT »

Foja: 1
NOVENO: Que, entonces, el primer requisito de la acción es que el
actor sea acreedor del demandado, esto es, que exista una obligaci ón entre
las partes, la que se ve impedida de cumplirse por la carencia de bienes
provocada por la enajenación del bien o bienes del del deudor, lesionando
el derecho de prenda general de los acreedores.
D ÉCIMO: Que, de las prueba aportadas por las partes, constan los
siguientes antecedentes:
a) Doña Yolanda de las Mercedes Venegas Villablanca se cas ó en
sociedad conyugal con el demandado don Daniel Secundino Redondo
Berger;
b) Doña Yolanda de las Mercedes Venegas Villablanca era la
sostenedora del Colegio o Establecimiento Educacional Jacqueline College,
de carácter subvencionado;
c) El inmueble de Arza 235, Melipilla, era de la sociedad conyugal y
en él funcionaba el Colegio y, además, la casa habitaci ón del demandado,
signados con los números 235-B y 235-A, respectivamente;
d) Ante diversos incumplimientos, el Estado quitó el reconocimiento
oficial al establecimiento educacional y con ello se puso t érmino a la
subvención, poniendo término a dicho giro;
e) Con fecha 17 de abril de 2014, el demandado Daniel Redondo
Berger vendió el inmueble de Arza 235, Melipilla, a don Ram ón Redondo
Berger en la suma de $30.000.000, efectuándose un alzamiento de hipoteca
por el Banco del Estado de Chile;
f) Se demandó por los demandantes, en calidad de trabajadores del
colegio, a la sostenedora doña Yolanda Venegas Villablanca, ante este
mismo Juzgado, y con ello se reconocieron obligaciones de car ácter laboral
y previsional; la demanda es de fecha 30 de mayo de 2014;
g) Con fecha 7 de julio de 2014 se llevó a efecto la audiencia
preparatoria con la inasistencia de la demandada do ña Yolanda Venegas
Villablanca con lo cual se dieron por reconocidos los hechos de la demanda
y se dictó sentencia inmediata acogiendo la acción laboral a favor de los
demandantes con la misma fecha, en su rebeldía;
XPXRHGSXV

h) Con fecha 8 de julio de 2014, consta fallecimiento de do ña


Yolanda Venegas Villablanca en el Hospital de Melipilla;
«RIT »

Foja: 1
i) Posteriormente se inició la cobranza de las deudas laborales y
previsionales en este mismo Tribunal, cuya liquidaci ón es de septiembre de
2014.
UND ÉCIMO: Que la obligación de la cual pretenden hacer
responsable al demandado don Daniel Redondo Berger concern ía a su
cónyuge, doña Yolanda de las Mercedes Venegas Villablanca, qui én la
contrajo actuando dentro del marco del art ículo 150 del C ódigo Civil en su
labor como profesora normalista dueña, sostenedora y administradora del
Establecimiento Educacional Jaqueline Colegge, lo que consta
fehacientemente en las sentencias laborales acompañadas a estos autos por
los demandantes, y que deja establecido que aquellos son acreedores de una
obligación que contrajo la fallecida cónyuge del demandado Daniel
Redondo Berger, y que obligaron a ésta y no a aquel.
En efecto, consta de la abundante prueba documental, que la
totalidad de la documentación relativa a la administraci ón del Colegio
proviene de sus sostenedora Yolanda Venegas, salvo algunos mandatos que
efectuó a sus hijos, lo confirma la documentación oficial que la reconoce
como sostenedora del establecimiento educacional, los contratos de trabajo,
liquidaciones de sueldo, demandas judiciales, etc.; por su parte, con la
misma documental consta que el demandado y c ónyuge de la anterior
ejercía una labor distinta y de la connfesional rendida por uno de los
demandantes, es que a éste no se le ubicaba en el Colegio, por lo que no es
posible sostener que desarrollaba labores en éste.
Por lo anterior, la labor que desarrollaba do ña Yolanda Venegas
como sostenedora del Establecimiento Educacional, se enmarca en la figura
del artículo 150 del Código Civil, toda vez que estaba dedicada al ejercicio
de un empleo, oficio, profesión o industria separado del marido, por lo que
debe considerarse separada de bienes respecto dell ejercicio de ese empleo,
oficio, profesión o industria y de lo que ello se obtenga.
En consecuencia, los actos y contratos celebrados por la mujer
comprendidos en esta administración separada obligan los bienes
comprendidos en ella y los que administre conforme al art ículo 166 y 167
XPXRHGSXV

del Código Civil, entre los cuales no está en bien objeto de la presente
acción.
«RIT »

Foja: 1
DUOD ÉCIMO: Que, a mayor abundamiento, la fallecida cónyuge
del demandado Daniel Redondo, doña Yolanda de las Mercedes Venegas
Villablanca, ostentaba la calidad de Sostenedora del Establecmiento
Educacional Jaqueline College ante el Ministerio de Educaci ón, que en su
Ley General de Educación N° 20.370 publicada con fecha 12 de
Septiembre de 2009, en su artículo 46 letra a) establece como requisito para
el reconocimiento oficial de aquéllos “Tener un sostenedor”, y los define
expresando: “Serán sostenedores las personas jurídicas de derecho público,
tales como municipalidades y otras entidades creadas por ley, y las personas
jurídicas de derecho privado cuyo objeto social único sea la educaci ón. El
sostenedor será responsable del funcionamiento del establecimiento
educacional. Todos los sostenedores que reciban recursos estatales deberán
rendir cuenta pública respecto del uso de los recursos y estar án sujetos a la
fiscalización y auditoría de los mismos que realizar á la Superintendencia de
Educación.”. Lo regulado en la LGE, revela que doña Yolanda de las
Mercedes Venegas Villablanca, ejercía una actividad remunerada
independente de su marido y que para alcanzar el respectivo
reconocimiento mientras funcionó el Colegio Jaqueline College, tuvo que
hacerlo bajo su nombre y representación, así consta en la copia del
expediente administrativo de proceso en contra del Establecimiento
Jacqueline College enviado por oficio Ord. 10 DJ N ° 1154 de fecha 19 de
Noviembre de 2015 emitido por la fiscal jefe de la Divisi ón Jur ídica de la
Superintendencia de Educación, doña Manuela Pérez Vargas, acompa ñado
a estos autos, expediente que evidencia que el patrimonio de dicho
establecimiento educacional ninguna relación tiene con la sociedad conyugal
que formaba la sostenedora con su marido, pues era ella qui én en el
ejercicio de su profesión, independiente a la de su marido, se obligaba a
rendir cuentas ante la Superintendencia de Educación respecto de los
recursos recibidos por concepto de la Ley de Subención Escolar
Preferencial.
D ÉCIMO TERCERO: Que, el bien que los demandantes
pretenden hacer volver al patrimonio del deudor no pertenec ía al
XPXRHGSXV

patrimonio de la obligada por las referidas sentencias laborales pronunciadas


a favor de los demandantes, pues no se demand ó en aqu éllas a la sociedad
«RIT »

Foja: 1
conyugal como tal, a fin de que se declarara obligada al pago o le fuera
oponible la obligación, no existiendo por tanto, una sentencia judicial que
establezca la obligación respecto de esta sociedad o que declaren la
oponibilidad a ese patrimonio.
D ÉCIMO CUARTO: Que, por otra parte, el bien de que estamos
hablando –un inmueble adquirido a título onerosos durante el matrimonio- es
un bien social que de conformidad al N° 5 del artículo 1725 del Código Civil,
ingresa al haber absoluto de la sociedad conyugal.
Respecto de éstos, el marido no solo es el administrador de los bienes
sociales, sino que también es dueño de los mismos, frente a la mujer y a
terceros, sin perjuicio de ciertas limitaciones o facultades que se conceden a
la cónyuge para proteger su eventual derecho a los gananciales. As í se
desprende los artículos 1750 y 1752 del Código Civil.

En efecto, el artículo 1750 establece expresamente que “El marido es,


respecto de terceros, dueño de los bienes sociales, como si ellos y sus bienes
propios formasen un solo patrimonio, de manera que durante la sociedad
los acreedores del marido podrán perseguir tanto los bienes de éste como
los bienes sociales; sin perjuicio de los abonos o compensaciones que a
consecuencia de ello deba el marido a la sociedad o la sociedad al marido.
Podrán, con todo, los acreedores perseguir sus derechos sobre los bienes de
la mujer, en virtud de un contrato celebrado por ellos con el marido, en
cuanto se probare haber cedido el contrato en utilidad personal de la mujer,
como en el pago de sus deudas anteriores al matrimonio”.

Por su parte el artículo 1752 indica que “La mujer por sí sola no
tiene derecho alguno sobre los bienes sociales durante la sociedad, salvo en
los casos del artículo 145.”.

De estas dos disposiciones, queda meridianamente claro que si se


pretende afectar los bienes de la sociedad conyugal deb ía demandarse al
marido para efectos de oponibilidad a la sociedad conyugal, cuyo no es el
caso de autos; solo se demandó a la mujer para establecer las obligaciones
XPXRHGSXV

que se invocan en la acción que se resuelve, por lo que la obligaci ón le es


inoponible a la sociedad conyugal o al marido o a los bienes de estos dos
«RIT »

Foja: 1
últimos que por disposición de la ley se confunden en un solo patrimonio,
tomando en consideración que el fallecimiento de la sostenedora se produjo
con posterioridad a la venta.

Por otra parte, si analizamos el artículo 1740 N ° 3 del C ódigo Civil,


que dispone que la sociedad conyugal es obligada al pago de las deudas
personales de cada uno de los cónyuges, tampoco resulta aplicable en la
especie, por uan razón de carácter procesal, toda vez que en el juicio que se
estableció la obligación no es parte ni demandado la sociedad conyugal ni
el marido (C.S. Rol N° 3054-07).

DÉCIMO QUINTO: Que los demandantes tampoco solicitaron en


su libelo se declarara que la deuda contra ída por la fallecida c ónyuge del
demandado don Daniel Redondo Berger pertenecía a la sociedad conyugal,
porque los títulos de los que nace la obligaci ón son de car ácter laboral y se
plasmaron en sentencias que obligaron al pago a la fallecida c ónyuge. En
consecuencia, no podemos aplicar la obligación al marido o a la sociedad
conyugal sin que exista una sentencia judicial previa que declare la
obligación al pago por parte de éste o aquella, as í lo refuerza la doctrina:
“Naturalmente que los actos personalísimos, aunque se traduzcan en efectos
patimoniales, como un reconocimiento del deudor de un hijo natural que
lleve envuelta la obligación de proporcionar alimentos al hijo reconocido,
no son atacables por la vía pauliana, tal como resisten el ejercicio de la
acción oblicua. Por ello se ha resuelto que no puede impugnarse por la
acción pauliana una separación y liquidación de sociedad conyugal ”, (René
Aveliuk Manacevic, Las Obligaciones, Tomo II, Sexta edici ón, Legal
Publishing), con lo cual refuerza la idea de inoponibilidad de la obligaci ón
aludida cuando no s eha declarado tal obligaci ón respecto de la socieddad
conyugal.
D ÉCIMO SEXTO: Que asimismo, no queda claro de los
antecedentes que al demandado Daniel Redondo Berger le report ó alg ún
beneficio de la actividad remunerada de su cónyuge, pues él tambi én ejerc ía
XPXRHGSXV

una actividad independiente a la de ésta, como dependiente de farmacia, lo


que quedó acreditado con la documental acompa ñada por él como
demandado y su confesional, ofrecida como prueba por los demandantes.
«RIT »

Foja: 1
D ÉCIMO S ÉPTIMO: Que así las cosas, dable es sostener que los
actos ejecutados por la cónyuge del demandado Daniel Redondo Berger en
su calidad de sostenedora del Establecimiento Educacional Jaqueline College
y que generaron obligaciones a su respecto que fueron declaradas por
sentencias laborales pronunciadas por este tribunal, le son inoponibles al
demandado y cónyuge don Daniel Redondo Berger y al demandado don
Ramón Redondo Berger, cuñado de la condenada al pago de obligaciones
laborales, entendiéndose la inoponibilidad como una sanci ón de ineficacia
jurídica respecto de los terceros ajenos al acto o contrato, y en cuya virtud
se les permite desconocer los derechos emanados de ellos.
D ÉCIMO OCTAVO: Que habiendo analizando la procedencia de
la acción pauliana, ha quedado demostrado que no se cumple con el
requisito de que el demandado sea el deudor y la obligaci ón que se
demanda pueda ser exigible a él o a la sociedad conyugal que representa, en
consecuencia, resulta inútil adentrarse al análisis de los dem ás requisitos que
deben concurrir para el ejercicio de la acción pauliana o revocatoria.
Así, apreciadas las prueba reunidas en el proceso, en conformidad a
la ley, unidos a los hechos sentados en los considerandos que anteceden,
permiten concluir que la acción de revocaci ón deducida en autos debe ser,
necesariamente, rechazada, dado que en la especie no concurren los
requisitos de procedencia de la acción pauliana o revocatoria intentada en
autos, desde que estamos frente a una falta de legitimidad pasiva de los
demandados, toda vez que el demandante don Daniel Redondo Berger no
contrajo ninguna obligación como deudor con los demandantes, como
tampoco la contrajo la sociedad conyugal de la cual él era su jefe y
administrador.
D ÉCIMO NOVENO : Que, en cuanto a las costas, se le eximir á de
estas a los demandantes, toda vez que que en cuanto a los dem ás requisitos
de la acción recvocatoria, aparece de los antecedentes motivos plausibles
para su declaración, en especial la diferencia de precio pactado, treinta
millones, con el periciado, más de cien millones, lo que indica cierta
actividad que no es posible clasificarla en una compraventa de car ácter
XPXRHGSXV

normal o equitativa.
«RIT »

Foja: 1
VIGÉSIMO: Que, los demás antecedentes existentes en autos en
nada alteran las conclusiones a que se ha arribado precedentemente.
Visto, además, lo dispuesto en los artículos 150, 166, 167, 1713, 1740, 1750
y 2468 del Código Civil, y artículos 144, 342, 384, 385 y 399 y siguientes
del Código de Procedimiento Civil, SE DECLARA:
I.- Que se rechaza en todas sus partes la acci ón pauliana deducida a
lo principal de fojas 80.
II. Que no se condena en costas a los demandantes, por estimar que
tuvieron motivos plausibles para litigar.
Regístrese.-
Rol N° 15-2015.-

DICTADA POR DON JOS É SVATO NESVARA HERRERA,


JUEZ TITULAR.-
AUTORIZA DON FELIPE ARANCIBIA LAY MEN,
SECRETARIO SUBROGANTE.-

Se deja constancia que se dio cumplimiento a lo dispuesto en el inciso final del art. 162
del C.P.C. en Melipilla, veintinueve de Agosto de dos mil diecis éis .-

XPXRHGSXV

Este documento tiene firma electrónica


JOSE SVATO NESVARA HERRERA FELIPE RENE ARANCIBIA LAY MEN y su original puede ser validado en
Fecha: 29/08/2016 18:46:03 Fecha: 29/08/2016 18:47:22 http://verificadoc.pjud.cl o en la
tramitación de la causa.

También podría gustarte