Está en la página 1de 6

EXPEDIENTE :

ESCRITO :

QUERELLA DIFAMACIÓN AGRAVADA POR ATRIBUCIÓN DE DELITO

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO PENAL UNIPERSONAL

I. IDENTIFICACIÓN DEL QUERELLANTE

JUANA DE ARCO QUISPE, con DNI N° 89654789, con domicilio real en Calle Las
Perlas 58 Urbanización La Noria y con domicilio procesal en Mi casa N° 381 –
Oficina N° 304, a usted digo:

II. IDENTIFICACIÓN EXPRESA DE LA PERSONA CONTRA LA QUE SE DIRIGE

ELIZABET GAVIDIA REQUEJO, PATRICIA CECILIA DAVILA CERNA, MARIXA AGREDA


RODRIGUEZ Y JANET MARGARITA CASTRO SANCHEZ POR LA COMISIÓN DEL DELITO
CONTRA EL HONOR – DIFAMACIÓN AGRAVADA POR ATRIBUCION DE DELITO en
agravio de la suscrita, a quienes se les notificara en la I.E. N° 80006 – “MI
ESCUELITA” Trujillo, todos domiciliados en la ciudad de Trujillo.

III. PRETENSIÓN PENAL Y CIVIL

Que en ejercicio de la defensa de mi honor y reputación, amparado en el


artículo 2°, inciso 7 de la Constitución Política del Perú, el artículo 132° del código
penal, el artículo 314° y siguientes del código de Procedimientos Penales, solicito
tutela Jurisdiccional en la presente acción penal privada que interpongo contra
de ELIZABET GAVIDIA REQUEJO, PATRICIA CECILIA DAVILA CERNA,
MARIXA AGREDA RODRIGUEZ Y JANET MARGARITA CASTRO SANCHEZ
POR LA COMISIÓN DEL DELITO CONTRA EL HONOR – DIFAMACIÓN
AGRAVADA POR ATRIBUCION DE DELITO, previsto en el
segundo párrafo del artículo 132° del código penal.

1. Como pretensión penal, se le sancione con pena privativa de la libertad de dos


años y con ciento veinte días multa, y

2. Como pretensión civil, se fije una reparación civil ascenderte a la suma de S/.
10 000.00 (DIEZ MIL NUEVOS SOLES).

IV. JUSTIFICACIÓN DE LA PRETENSIÓN PENAL Y CIVIL


1.- La pretensión penal la justificamos por cuanto contamos con elementos de
prueba suficientes que acrediten la magnitud del delito de difamación contra
el honor.

2.- La pretensión civil la justificamos por cuanto se ha producido una


mansillación al honor de la querellante y esto trajo consigo que su imagen
personal y de docente se vea manchada. También causo un daño emocional
irreparable.

V. FUNDAMENTOS DE HECHO

Imputo a los querellados contra ELIZABET GAVIDIA REQUEJO, PATRICIA CECILIA


DAVILA CERNA, MARIXA AGREDA RODRIGUEZ Y JANET MARGARITA CASTRO
SANCHEZ la comisión del delito contra el honor – difamación agravada por
atribución de delito, en perjuicio de mi honor y reputación, por haberme
atribuido hechos, cualidades y conductas en la solicitud que hicieron, mostraron
a los padres de familia del primer grado “C” y presentaron a la UGEL N°09 que
fue presentado el 27 de marzo, conforme consta en el documento que se
adjunta.

A.- Los denunciados en su documento presentado me atribuyen hechos,


cualidades y conductas difamatorias a mi persona que fueron difundidas ante
las madres de familia del primer grado “C” de la I.E. N° 80006 “MI ESCUELITA”, en
el cual soy docente, con pleno desprecio a la verdad, a sabiendas de
la falsedad de la información propalada, con insultos, frases ofensivas e
inaceptables lo que revela la ausencia de verificación y la falta de la verdad,
con el componente subjetivo finalistico de difamar o menoscabar la reputación
de la querellante, confundiendo los hechos e interpretando maliciosamente
información real con hechos creados para denigrar mi imagen personal para
desacreditarme ante los padres de familia de mi sección a cargo y con los
trabajadores de la UGEL N°04. Esta campaña difamatoria contra mi persona me
causó un daño moral de incalculable dimensión, no solo como persona sino
también como profesora, lo que motivo que gran parte de padres de familia
dudaran de mi capacidad ética y profesional. Que los llevo a firmar dicho
documento difamatorio.

B.- Los denunciados con absoluto menosprecio a la veracidad de la información


con animus difamando, se refieren que la querellante sufre de
una “incapacidad para desempeñar su función de profesora” poniendo en
tela de juicio mis 25 años de servicio a la educación.

C.- Los querellados con una actitud irresponsable, sin tomar en cuenta los
criterios para el cumplimiento del requisito constitucional a la verdad de la
información, realizaron comentarios en contra del honor de la querellante
como que ha utilizado, el documento de compromiso de pago para la
contratación de una auxiliar de apoyo que firmaron los padres de familia del
primer grado “C”, ante la UGEL N° 09 para que la nombren como profesora en
dicha aula. Con lo que le están atribuyendo el DELITO DE FALSEDAD GENERICA
TIPIFICADO EN EL ARTICULO 438 DEL CODIGO PENAL. Luego con animus
difamandi, escriben el comentario “LO CUAL DICE MUCHO DE SU CALIDAD
ETICA Y MORAL”. Los querellados ELIZABET GAVIDIA REQUEJO, PATRICIA CECILIA
DAVILA CERNA, MARIXA AGREDA RODRIGUEZ Y JANET MARGARITA CASTRO
SANCHEZ, con total desprecio a la verdad informativa y sin tomar en cuenta la
ponderación de la presunción de inocencia, hicieron publica a los padres de
familia del primer grado “c” y a los trabajadores de la UGEL N° 09 que la
querellante goza de una incapacidad para desempeñarse como profesora, sin
tener ninguna sustento factico ni legal, puesto que ellas no son las indicadas
para calificar el desempeño de un profesor de aula. También le atribuye el
delito de falsificación genérica, puesto que ellas dicen que la querellante utilizo
el documento que los padres de familia del primer grado “C” habían firmado
para la contratación de una auxiliar de apoyo para nombrarse como profesora
de dicha aula. Cosa que es totalmente falsa, debido a que la querellante fue
designada a la I.E. N°80006 “MI ESCUELITA” Mucho antes de la realización de
dicho documento. Como lo acredita el Oficio N°69-2015-GRLL-
GGR/GRSE/UGELN°4TSE-COM que hace mención que la querellante será
destacada a dicha Institución Educativa. Que estos actos daño mi honor y la
reputación de la querellante como profesora, poniendo en tela de juicio mi
honestidad.

D.- En este caso las querelladas ELIZABET GAVIDIA REQUEJO, PATRICIA


CECILIA DAVILA CERNA, MARIXA AGREDA RODRIGUEZ Y JANET
MARGARITA CASTRO SANCHEZ EN SU CONDICIÓN DE PERSONAS QUE
GOZAN DE DICERNIMIENTO ACTUARON CON DOLO DIRECTO Y DOLO
EVENTUAL. Eran conscientes de que no decían la verdad cuando atribuyeron
los hechos, conductas y cualidades referidas. “Incapacidad para desempeñar
su función de profesora”, “Atribución del delito de falsedad genérica tipificado
en el artículo 438 del código penal”, “Tener una avanzada edad, en caso de
ella viene hacer un impedimento para el desempeño de sus funciones”. Que
la inflacionario era falsa y no hicieron nada ni mostraron interés o
diligencia mínima para comprobar la verdad y no se preocuparon por observar
los deberes subjetivos e comprobación razonable de la finalidad o viabilidad de
la información o de las fuente de la misma. ES EVIDENTE QUE LOS QUERELLADOS,
HAN PROCEDIDO CON PLENO CONOCIMIENTO Y CONCIENCIA DE LA FALSEDAD
DE SUS AFIRMACIONES Y DEL POTENCIAL PERJUICIO QUE LA PROPAGACIÓN DE
DICHO DOCUMENTO IBA A GENERAR CONTRA MI HONOR, TODO LO CUAL
REBELA SU ACTUAR DOLOSO. Finalmente. LA CONDUCTA DESPLEGADA POR LAS
QUERELLADAS ELIZABET GAVIDIA REQUEJO, PATRICIA CECILIA DAVILA
CERNA, MARIXA AGREDA RODRIGUEZ Y JANET MARGARITA CASTRO
SANCHEZ, SE ADECUA PRFECTAMENTE A TODOS LOS ELEMENTOS OBJETIVOS Y
SUBJETIVOS DEL TIPO PENAL DEL DELITO CONTRA EL HONOR EN LA MODALIDAD
DE DIFAMACIÓN AGRAVADA POR ATRIBUCIÓN DE DELITO, y se encuentra en los
elementos exigidos por este tipo penal agravado debido a que la atribución del
DELITO DE FALSEDAD GENÉRICA se difundió dolosamente entre los padres y
profesores de la I.E. N° 80006 “Nuevo Perú”, con animus difamandi, de
manera consiente y voluntaria que con su información lesiona el honor y
reputación de la querellante, sin respetar el derecho a la presunción
de inocencia y sin contrastar de manera diligente la información
que habían difundido, no existe causal de justificación que la exima de
responsabilidad penal.

EN APLICACIÓN DE LO ESTABLECIDO POR EL ARTICULO 134°, NUMERAL 4


DEL CÓDIGO PENAL, SOLICITO A SU DESPACHO QUE EL PROCESO SE SIGA
HASTA ESTABLECER LA VERDAD O FALSEDAD DE LOS HECHOS, CUALIDADES Y
CONDUCTAS DIFAMATORIAS QUE LAS QUERELLADAS HAN ATRIBUIDO y
por consiguiente, requiero que se demuestre: 1) “La incapacidad para
desempeñar su función de profesora”, 2) “La comisión del delito de
falsedad genérica tipificado en el artículo 438 del código penal” y 3) “La edad
es impedimento para el desempeño de sus funciones”.

Que el delito de difamación, previsto en el artículo 132°, segundo párrafo,


del código penal, contempla el delito mediante la atribución de un delito,
como la atribución de difundir ante varias personas reunidas o separadas un
noticia el cual se le atribuye a un persona un hecho, cualidad o conducta que
pueda perjudicar su honor o reputación mediante la atribución de un delito;
siendo el elemento subjetivo el dolo entendido como animus difamandí.

La difamación es un delito que atenta contra el honor de las personas en dos


aspectos: subjetivo y objetivo. El aspecto subjetivo supone el sentimiento de la
propia dignidad o autoestima. Este aspecto de la honorabilidad de las personas
es el que se ha considerado como el honor o reputación subjetiva u honor en
sentido amplio. El aspecto objetivo contempla de modo específico la
reputación, la buena imagen o la valorización que otros hacen de nuestra
personalidad ético-social, estando representado por la apreciación o
estimación que gozamos ante nuestros conciudadanos.

La protección constitucional de la libertad de información y de expresión frente


al derecho al honor se condiciona a que la información se refiera a hechos con
relevancia pública en el sentido de noticiables y que dicha información sea
veraz. Se protege la comunicación libre tanto de los hechos como de las
opiniones , inclusive apreciaciones y juicios de valor pero para la protección de
los hechos defendidos se requiere ser veraces .Esto supone asumir ciertos
deberes y responsabilidades delicadísimas por quienes tienen la condición de
sujetos informantes .La protección no ampara cuando el autor es consciente de
que no dice o escribe verdad , cuando atribuye a otro una determinada
conducta (dolo directo) o cuando siendo falsa la información en cuestión no
mostró interés o diligencia mínima en la comprobación de la verdad (dolo
eventual). Si bien la información puede ser de interés general y referirse a un
personaje público o con notoriedad pública como el querellante, pero debe
cumplirse con el requisito de la veracidad o el deber diligente de contrastar los
hechos con anterioridad a su publicación.
VI. FUNDAMENTOS DE DERECHO

Sustento mi petición en el artículo 132º del Código Penal, concordante con el


artículo 1º, inciso 2 del Código Procesal Penal; y al amparo de lo establecido por
el Inciso 7 del artículo 2º de la Constitución Política del Estado; el artículo 12º de
la Declaración Universal de Derechos Humanos; el artículo 17º del Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos; el artículo V de la Declaración
Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; el artículo 11º de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos; que consagran el Derecho
Humano al Honor; y, El Acuerdo Plenario N° 3-2006/CJ -116 de las Salas Penales
Permanentes y Transitorias que establece criterios para resolver la controversia o
derechos en conflicto( honor y libertades de expresión o de información).

VII. MEDIOS DE PRUEBA

- COPIA AUTENTIFICADA DE SOLICITUD: DEJE SIN EFECTO NOMBRAMIENTO DE


LA PROFESORA Y LAS FIRMAS DE LOS PADRES, con el que hago constar que le
información falsa difundida por las querelladas causo efecto en los padres de
familia del primer grado “C” por lo que firmaron dicha documento.

- Compromiso de pago por la contratación de una auxiliar de apoyo firmada


por los padres de familia del primer grado “C”, con lo que hago contar que la
idea de la auxiliar surgió de ellos y que el documento no fue utilizado para otros
fines.

- Oficio N°69-2015-GRLL-GGR/GRSE/UGELN°4TSE-COM, con el que pruebo


que iba prestar servicio en la I.E. N° 80006 “Mi escuelita”

VIII. ANEXOS

1-A. Copia de DNI

1-B. SOLICITUD: DEJE SIN EFECTO NOMBRAMIENTO DE LA PROFESORA

1-C. COMPROMISO DE PAGO PARA LA CONTRATACIÓN DE UNA AUXILIAR

POR LO EXPUESTO:

A UD. Pido dar a la presente querella el trámite que le corresponda.


PRIMER OTROSI.- Conforme al artículo 459°, inciso 3 del Código Procesal Penal
acompaño juego de copias suficientes para notificar a los querellados.

SEGUNDO OTROSI.- conforme al artículo 462° del Código Procesal Penal emitido
el auto admisorio de la querella solicito se corra traslado a las querelladas por el
plazo de cinco días hábiles.