Está en la página 1de 10

Universidad Santa María

Núcleo Oriente – Facultad de derecho

V semestre “A” – Noche

Cátedra: Sucesiones

Profesor: Estudiante

Alcides Urosa María Urriola

C.I.:28.442.060

Barcelona, febrero de 2020

1
INDICE

1. LA PARTICIÓN

•CONCEPTO………………………………………………..…..3

•TIPOS…………………………………………………….…….4

2. NATURALEZA JURÍDICA………….………………………………….……4

3. ¿Quiénes pueden pedir la partición?....................................................4,5

4. Operaciones de la Partición………………………………………………5,6

5. Efectos de la partición…………………………………….........................6

6. Nulidad de la partición………………………..…………………………..6,7

7. Anulabilidad de la partición……………….……………………………...7,8

8. Rescisión de la partición…………………………………………………8,9

9 Sentencia………………………………………………………………….10

10 Comentario………………………………………………………………. 21

2
La Partición

En el Derecho Romano existieron dos acciones distintas para pedir la


partición, atendiendo al origen de la comunidad. En la primera época de
Roma, al páter familiae lo sucedía el primogénito varón y por tal razón “no
podía haber sucesión por causa de muerte sino cuando la persona fallecida
era un páter- `puesto que quien no lo era, no tenía ni dejaba patrimonio
alguno y toda vez que el solo podía tener un único heredero, allá carecía de
todo sentido el tema de la partición de la herencia”. Con los cambios sociales
que se produjeron posteriormente, como reacción de los hijos que no eran
primogénitos, la Ley de las XII Tablas consagro la actio familiae erciscunde,
de la cual eran titulares todos los herederos del causante para pedir la
partición de una comunidad hereditaria o de un bien de familia; pero si se
trataba de una cosa común tenida en condominio por dos o más personas con
un origen distinto, era la actio communi dividendo la que debían ejercer los
comuneros. En ambos casos el objeto de la acción era siempre la división de
los bienes que integraban la comunidad. De allí que muchas legislaciones
mantienen aún dos procedimientos distintos, según sea el origen de la
comunidad, lo que no ocurre entre nosotros, al haberse pautado un solo
procedimiento de partición, independientemente de que la comunidad
devenga por causa hereditaria o por libre determinación de los comuneros al
momento de constituirla.

La partición constituyen por ello el instrumento a través del cual, de mutuo


acuerdo o mediante juicio, se hace posible la división de las cosas comunes
para adjudicar a cada comunero la porción de los bienes comunes, conforme
a la cuota que a cada uno corresponda en las mismas.

El artículo 78 establece que “A nadie puede obligarse a permanecer en


comunidad y siempre puede cual quiera de los partícipes demandar la
partición. Sin embargo, es válido el pacto de que se deba permanecer en
comunidad por un tiempo determinado, no mayor de cinco año. La autoridad
judicial, sin embargo, cuando lo exija graves y urgentes circunstancias, puede
ordenar la división de la cosa común, aun antes del tiempo convenido”

Y el artículo 764 establece “Para la administración y mejor disfrute de la cosa


común, pero nunca para impedir la partición, serán obligatorios los acuerdos
de la mayoría de los comuneros aun para la minoría de parecer contrario… “

Tratándose de comunidades hereditarias, el legislador es igualmente contrario


a la permanencia indefinida en estado de comunidad, y mas contrario se
muestra frente a la imposición de la obligación de permanecer en comunidad,
y mas contrario se muestra frente a la imposición de la obligación de
permanecer en comunidad hecha por el causante, señalando al efecto en el
articulo 1.067 que “Se puede pedir la partición de una herencia, no obstante
cualquiera prohibición del testador. Sin embargo, cuando todos los herederos
instituidos o algunos de ellos sean menores, el testador puede prohibir la
partición de la herencia hasta un año después que hayan llegado a la mayor

3
edad los menores. La Autoridad Judicial podrá, no obstante, permitir la
partición, cuando asi lo exijan las circunstancias graves y urgentes”.

La Partición se conoce como el acto jurídico que extingue el estado de


indivisión y comunidad atribuyendo bienes y derechos singulares a los
coherederos. Así las cuotas se transforman en bienes concretos.

Tipos de Particiones

 Partición voluntaria. Es la que realizan todos los herederos de común


acuerdo. Se realiza en escritura pública ante notario y requiere para
considerarse válida la firma de todos los llamados a heredar.
 Partición judicial. Este tipo de partición se da en los casos en los que los
herederos no se ponen de acuerdo sobre cómo repartir los bienes del
fallecido. En ese caso, deberán acudir al juez de primera instancia para
que se realice la partición judicial, ante la que el juez designará un
perito para que realice el cuaderno particional con el reparto de los
bienes de la herencia.
 Partición realizada por un contador-partidor. Esta figura habrá sido
nombrada por el testador en el testamento para el que realice la
partición de la herencia. Esta figura se conoce como contador-partidor
testamentario. Si el fallecido no lo ha nombrado en su herencia, será el
juez el encargado de hacerlo y se le denominará contador-partidor
dativo.

Naturaleza jurídica

Traslativa o constitutiva D. Romano. Supone una comunidad de bienes sobre


cada uno de los bienes que integra la herencia y produce un intercambio entre
los coherederos de sus partes indivisas de modo que uno adquiere la
totalidad de unos bienes transmitiendo a los demás su cuota sobre los otros
bienes y viceversa. Declarativa o retroactiva Entiende que cada coheredero
ha sido propietario único de los bienes que le han sido finalmente adjudicados
desde el día de la apertura de la sucesión y que, por tanto, recibe los bienes
en virtud de dicho título de heredero y directamente del causante.

Determinativa o especificativa

Proceso técnico que permite materializar la participación abstracta del


coheredero en bienes singulares de la herencia. Es la tesis mantenida por la
más reciente jurisprudencia.

¿Quiénes pueden pedir la partición?

Pueden pedir la partición no solamente los herederos sino también el legatario


de parte alícuota. Los cesionarios de unos u otros, el cónyuge viudo, los
acreedores de la herencia, los acreedores del heredero y los herederos del
heredero; sin olvidar lo dispuesto para los herederos sometidos a condición. Y
la pueden pedir siempre que sean capaces, aplicándose en el caso de
menores y ausentes (piden la partición sus representantes legítimos).

• Si los menores son no emancipados, deberán estar representados por


sus padres o por aquel de ellos que ejerza la patria potestad. Caso de interés

4
contrapuesto entre los titulares de la misma y el menor, deberán nombrarse
un defensor judicial.

• Si el menor está emancipado, deberá completarse su capacidad para


pedir la partición. La división de la herencia podrán demandarla judicialmente
sin necesidad del consentimiento de sus padres o del curador en su caso.

• En el caso de incapacitados o menores sometidos a tutela, el Código


Civil considera como representantes de ellos al tutor.

• En el caso de los ausentes se requiere la intervención de representante,


si bien necesita de autorización judicial salvo cuando el representante sea
cónyuge, hijo o ascendiente del ausente, que vive al deferirse la herencia.

Excepciones

1. Prohibición del testador 1051 no establece ninguna limitación temporal a


esta prohibición, establecen un plazo máximo de indivisión (10 años)

2. Suspensión de la partición ejemplos:

a. 967 hasta que se verifique parto viuda encinta

b. Herederos instituidos bajo condición

c. Mientras se sustancia un procedimiento sobre filiación

3. Oposición a la partición Acreedores reconocidos

Otras personas que pueden pedir la partición

1. Los herederos del coheredero

2. Los legatarios de parte alicuota

3. Los cesionarios de un heredero o legatario de parte alicuota

4. Los acreedores de un heredero que repudie la herencia

La intervención de los acreedores

Los acreedores de los coherederos. 1083 podrán intervenir a costa del


coheredero para evitar que éste haga fraude o perjuicio de sus derechos

Los acreedores de la herencia. 1082 podrán oponerse a la partición hasta que


se les pague o afiance el importe de sus créditos

Operaciones particionales.

1) La partición comienza por hacer un inventario de los bienes que


constituyen la herencia y una valoración de los mismos.

2) A continuación, se fija el neto partible, después de descontar los gastos de


la herencia, incorporando también los frutos generados por los bienes
mientras la herencia no se ha dividido. Por último se forman los lotes de
bienes y se atribuyen a cada uno de los coherederos.

5
3) En los casos en los que la partición de herencia no hubiera sido realizada
por el testador ni acordada por los coherederos, la formación de lotes debe
realizarse respetando, en lo posible, la igualdad, adjudicando a cada heredero
bienes de la misma naturaleza, calidad o especie. Cuando hubiera una cosa
indivisible o que desmerezca mucho por su división, podrá adjudicarse a uno
de los herederos, abonando a los otros el exceso en dinero, salvo que uno de
ellos pida su venta en pública subasta, en cuyo caso deberá subastarse.

Efectos de la partición.

Efecto general: La extinción de la comunidad hereditaria. El 1068 la partición


legalmente hecha confiere a cada heredero la propiedad exclusiva de los
bienes que le hayan sido adjudicados.

La obligación de evicción y saneamiento. 1069 hecha la partición los


coherederos estarán recíprocamente obligados a la evicción y saneamiento
de los bienes adjudicados. Excepciones a la obligación de saneamiento

 Cuando el testador hace la partición y salva siempre la legítima


 Cuando se hubiese pactado expresamente al hacer la partición
 Cuando la evicción proceda de causa posterior a la partición

El pago de las deudas hereditarias hecha la partición los acreedores podrán


exigir el pago de sus deudas por entero de cualquiera de los herederos que
no hubiera aceptado la herencia a beneficio de inventario. Si el coheredero es
además acreedor el 1.087 le faculta para reclamar de los otros el pago de su
crédito.

Nulidad y rescisión. Las particiones pueden rescindirse por las mismas


causas que las obligaciones

Nulidad.

La jurisprudencia distingue entre una inexistencia o nulidad absoluta y


anulabilidad, considerando como radicalmente nulas aquellas particiones en
las que falte el consentimiento de las personas que deben prestarlo, y como
anulables aquellas que se encuentran viciadas por la incapacidad de las
personas que a ella concurran o por la existencia de error, violencia,
intimidación y dolo.

En relación con la nulidad absoluta de la partición, es criterio unánime que el


código civil carece de una regulación específica, fuera del precepto singular
del art.1081. por ello, la jurisprudencia tiene declarado que, ante una
ausencia, habrá que entender sobre la materia, las normas aplicables de
nulidad en los negocios jurídicos y principalmente en de los inter vivos.

En consecuencia, la nulidad de la partición se va a producir cuando falte un


elemento esencial del acto, o cuando se contravenga una norma imperativa o
prohibitiva, lo cual radica en los siguientes supuestos:

• Falta de elemento esencial del negocio jurídico:

1) La partición realizada con una persona que se creyó heredero sin serlo.
6
2) no consta la certeza de la muerte del causante o la validez y vigencia
del testamento.

3) la falta de consentimiento de la persona designada para practicar la


división.

4) la inclusión en la masa partible de bienes, aquellos no pertenecientes al


causante.

5) la ilicitud de causa por deliberada ocultación de componentes del caudal


hereditario.

6) el error sustancial cometido por el testador al proceder a la valoración


de los bienes, o el haber omitido cosas importantes y no computar
determinados inmuebles objeto de donación.

7) la liquidación del propio contador de la sociedad de gananciales sin


intervención del cónyuge superviviente o de los derechos de los herederos del
premuerto, o cando se realiza la partición sin haber liquidado previamente en
forma la sociedad de gananciales.

• Vulneración de norma imperativa:

1) la partición que se realiza por un comisario que es coheredero


vulnerando la prohibición del art. 1057 del CC.

2) cuando la partición no se respeta, en la medida que sea posible, el


principio de igualdad en la formación de los lotes, vulnerándose lo dispuesto
en el art.1061 CC, pero siempre que se pruebe que la desigualdad en la
formación de aquellos tiene suficiente relevancia para infringir el principio de
igual distribución entre los herederos y se excede de los presupuestos que
pueden dar lugar al ejercicio de las acciones de rescisión, adición o
complemento de la partición.

3) cuando se han minusvalorado los bienes, pero siempre que esa


reducción de valor no sea proporcional, o suponga una alteración del principio
de distribución equitativa de la herencia.

4) cuando el contador-partidor designado no cumple personalmente su


función, sino que, en lugar de auxiliarse. delega la confección del cuaderno
particional en profesionales de derecho u otras personas que habitualmente
los realizan, pues se infringe lo dispuesto en el art.909 CC.

Anulabilidad

Cuando concurriendo los elementos sustanciales del acto se produzca algún


vicio de la voluntad (error, dolo, violencia o intimidación) o algún defecto en la
plena capacidad de obrar

Concretamente, la jurisprudencia considera como supuestos de anulabilidad


las particiones que se encuentran viciadas por la incapacidad de las personas
que a ella concurran, así como aquellas verificadas mediando un vicio del
consentimiento, es decir, error, violencia, intimación o dolo. También la
jurisprudencia señala otras causas de anulabilidad, como la no citación para

7
la práctica del inventario a los coherederos, acreedores o legatarios por parte
del contador-partidor cando haya entre los coherederos uno menor de edad.

En tales supuestos, se tendrá que acudir a la doctrina general de la


anulabilidad de los contratos, cuyos efectos están señalados en los artículos
1300 al 1314. En consecuencia, la partición sufrirá efectos mientras no sea
impugnada, caducando la acción de impugnación a los cuatro años, y será
susceptible de confirmación o convalidación.

Rescisión por lesión.

La rescisión es una forma particular de ineficacia del contrato que procede de


un momento posterior a la celebración del mismo, cuyo alcance general se
predica de cualesquiera otros actos y negocios jurídicos, tal y como lo resalta
el art. 1073 al afirmar que "las particiones pueden rescindirse por las mismas
causas que las obligaciones".

La rescisión se distingue, legal y teóricamente, de la nulidad y de la


anulabilidad: la rescisión presupone un acto o contrato inicialmente válido,
mientras que la nulidad y la anulabilidad implican la invalidez inicial del acto o
contrato al que se refieren. Esta distinción se expresa, con carácter general,
en el art. 1290: "los contratos válidamente celebrados pueden rescindirse en
los casos establecidos por la ley".

Básicamente, las causas de la rescisión son la lesión y el fraude. El art. 1074


ordena que "podrán también ser rescindidas las particiones por causa de
lesión en más de la cuarta parte, atendido el valor de las cosas cuando fueran
adjudicadas". Es decir, la lesión se concreta cuando uno o varios de los
coherederos han recibido menos del 75% de lo que realmente hubiera debido
corresponderle.

Respecto de la partición realizada por el propio causante, "no puede ser


impugnada por causa de lesión, sino en el caso de que perjudique la legítima
de los herederos forzosos o de que aparezca o, racionalmente, se presuma
que fue otra la voluntad del testador" (art. 1075).

Artículo 1074

Los efectos de la rescisión particional. Excepciones a la rescisión por lesión.


La rescisión por lesión se configura como la cusa típica de ineficacia de la
partición, con fundamento en el principio de igualdad que debe presidir el
reparto de los bienes hereditarios. Así podrán ser también rescindidas las
particiones por causa de lesión en más de ¼ del valor. La acción dura 4 años.
Excepciones

Partición hecha por testador que sólo puede ser impugnada si perjudica la
legítima

Partición hecha con preterición no rescinde a no ser que se prueba que hubo
mala fe (lo que no obsta a que se pague al preterido la parte que
proporcionalmente le corresponde)

8
La adición o complemento de la partición la omisión de algo en la herencia no
da lugar a que se rescinda la partición, sino a que se complete o adicione con
los objetos o valores omitidos.

9
ANALISIS DE SENTENCIA
La sentencia objeto de estudio se trata de un juicio de partición y liquidación de la
comunidad hereditaria, presentada por BLAS RAFAEL PÉREZ RIVERO, contra la
ciudadana AZTELIM NAZARETH RIVERO, por ante el Juzgado Superior Civil,
Mercantil, Bancario y del Tránsito del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del
estado Portuguesa, en la cual se intentó un recurso de casación consideran el hecho de
que habían presentado unas cuestiones previas y el tribunal de la causa no hizo caso
de ellas, acto seguido la sala de Casación Civil una vez recibida la causa se designó
como ponente al Magistrado GUILLERMO BLANCO VÁZQUEZ, quien a continuación
comenzó a realizar su ponencia al respecto de la solicitud mencionada:
La sentencia se observa que puntualizan dos puntos fundamentales
 La primera que en el proceso de partición no se pueden interponer
cuestiones previas, lo cual deja estableció al principio de la sentencia, tan
es así que hacen mención de otras sentencias donde explican claramente
que proceso de partición tiene dos etapas:
1. Para el reconocimiento o no de los hechos expuestos, y si no existe
oposición se va por el nombramiento del partidor y eso
sencillamente sería una Partición Voluntaria
2. Si existe una opicion se abre un procedimiento ordinario como está
establecido en el Articulo 778 del Código de Procedimiento Civil, se
abre el proceso contencioso hasta que se decida la oposición pero
no se puede interponer opiniones previas.
 El segundo punto en que se enfocaron es que durante la sentencian
explican en que momentos se puede ejercer el recurso de casación, es
cuando se contesta tempestivamente la demanda y se realice oposición a
la partición, siguiéndose los trámites por el juicio ordinario; y contra las
decisiones que resuelven aspectos graves realizados por las partes en
contra de lo establecido por el partidor.
Es por lo mismo que al estar el proceso en curso y no habiendo una oposición a los
hechos alegados en el proceso ordinario, la ejecución de un recurso de Casación es
INADMISIBLE, En consecuencia, se REVOCA el auto de admisión del recurso de
casación, dictado por el referido Juzgado Superior.
Mi opinión es que manteniendo los márgenes establecidos en la sentencia, tienes
razones suficientes para que mantener firmemente esa poción, ya que las bases en la
que se debe realizar dicho recurso no fueron atendidos al momento de ejercerlo, ya que
no se encontraban en el momento de actuar de dicha forma por el simple hecho de que
no se encontraba una contestación al principio y tampoco se encontraba en los tiempos
pertinentes

10

También podría gustarte