Está en la página 1de 8

LÉXICO ESTRATIGRÁFICO DE MÉXICO

Tamaulipas Superior, Formación......................................Albiano-Cenomaniano


Nombres usuales: Caliza Tamaulipas
Autor y año de la referencia original:
Stephenson, L.W., 1922. “Some
Upper Cretaceous Shells of the
Rudistid Group from Tamaulipas,
México,” Proc. U. S. Nat. Hist. Mus.,
61, Art.1 No. 2422.
Clave litológica a escala 1:500,000: Carta
Coahuila Kace Cz Clave
homologada (Caliza Aurora y Fm.
Tamaulipas Superior). Cartas Formación Tamaulipas Superior. Caliza de
estratificación delgada y media, con nódulos de
Veracruz y Tamaulipas Kbece Cz-Lu pedernal blanco y concreciones de fierro. Localidad:
(clave homologada para Fm. Cañada El Mezquite, Tamaulipas (Imagen tomada de
Ramírez y Miranda, 2000).
Tamaulipas Inferior, Tamaulipas
Superior y Horizonte Otates)
Localidad tipo: Una amplia zona de la Sierra de Tamaulipas (Belt, 1925), sin establecerse una
localidad tipo específica. Sin embargo, Muir (1936) designa al Cañón de La Borrega como
sección tipo de la Caliza Tamaulipas, que en aquel lugar corresponde por edad a la
Formación Tamaulipas Superior (Muir, 1936).
Descripción litológica: Original: “...The Tamaulipas formation is a fine – grained, compact
limestone with well – marked bedding. The uppermost 200- 300 feet is predominantly gray
in color and contains a large number of chert lenses and nodules of irregular shape. The
color of the cherts varies from black to almost white. The lower part of the formation
consists of creamy to white compact limestone. Cherts are practically absent in this lower
part, but where found are rather of the nature of white or clear flints...” (Belt, 1925). En
realidad, Belt (1925) describe una litología correspondiente a la Serie Comancheana, cuya
edad comprende al Aptiano tardío-Albiano (Longoria,1975), cuando se depositó gran parte
de la Formación Tamaulipas Superior.
A posteriori: Acuña (1956) en el subsuelo del área de Poza Rica, Ver., describe a la Formación
Tamaulipas Superior como rocas de edad Albiano constituidas por “...una serie de calizas
compactas, cuyos colores varían de blanco y crema a café claro y café, presentando
ocasionalmente intercalaciones de calizas arcillosas, compactas, de color negro. Son
frecuentes los nódulos y capas de pedernal de colores negro, blanco y humo.”
Carrillo (1961) en el anticlinorio de Huizachal - Peregrina en las cercanías de Ciudad Victoria,
Tamps., describe calizas criptocristalinas, de color gris crema y gris obscuro a negro, en
capas de espesor medio a grueso, con estilolitos mal desarrollados paralelos a los planos

1
LÉXICO ESTRATIGRÁFICO DE MÉXICO

de estratificación y algunos nódulos irregulares de pedernal negro; hacia la parte superior


de la unidad, hay alternancia de estratos de espesor delgado y medio de margas
laminadas de color gris obscuro, y una gran asociación de abundantes lentes y bandas
delgadas de pedernal negro. En su cima se tienen algunas capas de bentonita de color
blanco y amarillo.
Carrasco (1977) describe a la Formación Tamaulipas Superior en el área de Metztitlán, Hidalgo,
como:... “The Typical basinal carbonate rocks are fossiliferous mudstone and pelletoidal
mudstone or wackestone. They are well-bedded, with thicknesses ranging from 20 to 60
cm. A few basinal carbonate beds show boudinage, enclosed above and below by thin
beds. Many beds show millimeter-thick laminations, some of which are micrograded. These
beds are interpreted as the product of intrabasin movement of fine calcareous sediment. In
thin sections these laminations show no evidences of displaced platform fauna or of clastic
material displaced from the platform...”.Esto podría traducirse de la siguiente manera: Las
rocas carbonatadas típicas de cuenca son “mudstone” fosilífero y peletoidal, o bien ,
“wackestone”. Estas rocas están bien estratificadas, con espesores que fluctúan entre 20 y
60 cm. Escasas capas carbonatadas de cuenca muestran “boudinage”, sobreyacido y
subyacido por capas delgadas. Varias de éstas, muestran laminaciones de algunos
milímetros de espesor, algunas de los cuales están microgradadas. Estas capas se
interpretan como el producto de movimientos de sedimento calcáreo dentro de la cuenca; y
en secciones delgadas, estas laminaciones por si mismas, adolecen de evidencias de que
material clástico o fauna provenientes de la plataforma se hallen como material acarreado.
Longoria (1975) describe a la Formación Tamaulipas Superior (miembro Caliza Nacimiento de este
autor) en el área de la Sierra de Tamaulipas como calizas café a gris, en capas de 35 cm a
un metro de espesor, con escasos lentes de pedernal, siendo muy notable la carencia de
lutitas interestratificadas. En el Cañón de la Boca al sureste de Monterrey N.L., la unidad
está representada por una secuencia uniforme de calizas masivas de color gris y con
abundantes nódulos de pedernal. En la sierra de Picachos, al noreste de Monterrey se
tienen aproximadamente 130 metros de la unidad suprayaciendo concordantemente a la
Formación La Peña, donde la secuencia expuesta consiste de una alternancia de calizas
gris obscuro en capas de estratificación mediana y capas de hasta 30 cm de lutitas café
amarillento. En la Sierra de Papagayos se encuentran hacia la base calizas micríticas de
estratificación mediana con abundantes nódulos de pedernal; y hacia la parte superior se
presenta una alternancia casi rítmica de calizas y lutitas, las primeras en capas medianas
gris obscuro, y las lutitas de color café en capas delgadas.
Castro y Martínez (1977), Martínez y Bello (1977) y Bello (1978) describen microscópicamente a la
Formación Tamaulipas Superior en pozos al sur de la Faja de Oro de la siguiente manera:
“...hacia la base consta de una caliza criptocristalina ligeramente arcillosa, fracturada de
color gris claro; la parte media está formada por una caliza microcristalina café a café

2
LÉXICO ESTRATIGRÁFICO DE MÉXICO

oscuro, a veces moteada de blanco por recristalización y microfósiles, ligeramente


arcillosa. En su cima se presenta una caliza microcristalina, ligeramente arcillosa, en partes
silicificada, de color café claro. En general, la formación en cuestión presenta
intercalaciones de lutita negra carbonosa y bentonita; se tienen frecuentes líneas
estilolíticas y nódulos de pedernal. ”
Suter (1980) describe la Formación Tamaulipas Superior al oeste de Tamazunchale y sur de
Huichihuayán, S.L.P. de la siguiente manera:...”web-banked light-gray lime mudstone-
wackestone with chert layers and nodules. Morphologically well distinguishable from the
over and underlying formations by its low relief. Beds are generally thinner than those of the
Tamaulipas Inferior Formation. Interbedded green bentonite layers are frequent but nearly
absent in the Tamaulipas Inferior Formation. Thickness is about 200 m in the west and
exceeds 400 m in the southeast (where Tamabra does not exist). The part of the
Tamaulipas Superior Formation which is overlain by Tamabra Formation cannot be
distinguished in the field from that part which replaces the Tamabra Formation laterally to
the east, and which is sometimes referred to as Cuesta del Cura formation.” Esta
descripción podría traducirse de la siguiente manera: “mudstone” y ” wackestone” de color
gris claro con capas y nódulos de pedernal negro. Morfológicamente, por su bajo relieve,
la unidad se halla bien diferenciada de las unidades supra e infrayacentes. Las capas son
generalmente más finas que aquellas correspondientes a la Formación Tamaulipas Inferior.
Es frecuente la presencia de capas de bentonita verde interestratificada, que prácticamente
está ausente en la Formación Tamaulipas Inferior. Los espesores hacia el oeste son
cercanos a los 200 metros y hacia el sureste exceden los 400 metros (donde la Tamabra
no existe). La porción de la Formación Tamaulipas Superior que es sobreyacida por la
Formación Tamabra no puede diferenciarse de aquella parte que hacia el oriente es
denominada Formación Cuesta del Cura.
PEMEX (1988b): Consiste de estratos de espesor delgado, medio y grueso, de “mudstone” a
“wackestone” de color gris claro a crema y gris oscuro, con nódulos irregulares de pedernal
de color gris a negro. En algunas áreas se le identifica con intercalaciones de lutita y
marga, asó como de bentonita y aún de tobas.
Santamaría et al. (1990), indican que en la región de Xichú, Guanajuato, consiste de caliza con
fauna planctónica en estratos delgados a gruesos, intercalada con caliza ligeramente
arcillosa, marga y algo de lutita, conteniendo lentes de pedernal color café.
Historia de la unidad: Muir (1936) cita a Stephenson (1922) como el primer autor que en un
informe inédito realizado para la “Mexican Gulf Oil Company” en 1921 introduce el término
“Caliza Tamaulipas”.
Belt (1925) en su artículo, ya publicado, emplea de manera indistinta los términos “Caliza
Tamaulipas” y Formación Tamaulipas, la cual refiere a la Serie Comancheana de edad

3
LÉXICO ESTRATIGRÁFICO DE MÉXICO

Aptiano tardío - Albiano, que constituye en tiempo, parte del depósito de la Formación
Tamaulipas Superior.
Muir (1936) establece a sugerencia de Burckhardt, la división tripartita de la informal Caliza
Tamaulipas de Stephenson (1922) en: Tamaulipas Inferior (Neocomiano inferior – Aptiano)
y Tamaulipas Superior (Albiano – Cenomaniano), situando al Horizonte Otates entre ambas
unidades.
Humphrey y Díaz (1953 in Longoria, 1975) consideran que la unidad litoestratigráfica que infrayace
al Horizonte Otates, o sea, la Tamaulipas Inferior es la Caliza Cupido, lo cual es incorrecto
por tratarse de unidades litoestratigráficamente diferentes (Longoria, 1975). Por otra parte,
estos autores dividen la Formación Tamaulipas Superior de Muir en Formación Tamaulipas
y Formación Cuesta del Cura; sin embargo, la diferencia real entre estas dos unidades es
tan sutil, que en una misma área como lo es la sierra de Tamaulipas es difícil distinguir la
una de la otra, y se considera que la Formación Cuesta del Cura corresponde a áreas
diferentes a la de la citada sierra.
Carrillo (1961) de manera informal en su artículo publicado, divide a la Formación Tamaulipas
Superior en la región de Ciudad Victoria, Tamps., en “Miembro Inferior de la Tamaulipas
Superior” y “Miembro Superior de la Tamaulipas Superior,” equivaliendo la parte superior
de esta última a la Formación Cuesta del Cura.
Longoria (1975) comenta que Belt (1925) definió el término Caliza Tamaulipas, por lo cual, aquel
establece una división tripartita basado en esta idea, al proponer los términos Miembro
Caliza La Borrega, Miembro Caliza Otates y Miembro Caliza Nacimiento en sustitución de
aquellos, respectivamente, denominados según él, de manera informal por el gremio
geológico, Formación Tamaulipas Inferior, Horizonte Otates y Formación Tamaulipas
Superior, y que en realidad, como ya se había citado con anterioridad es una división
propuesta por Muir (1936); sin embargo, Belt (1925) como también se ha comentado, llama
indistintamente a la unidad tanto Caliza Tamaulipas como Formación Tamaulipas, por lo
tanto, la propuesta de Longoria no se fundamenta del todo, aunado al hecho de que, en las
inmediaciones del poblado de La Borrega en el Cañón del mismo nombre no afloran rocas
de edad equivalente al Neocomiano (Muir, 1936 y Carrillo, 1955), que es la edad de la
Formación Tamaulipas Inferior; además, por otra parte, Longoria (1975) asevera que Muir
(1936) había considerado al Cañón de La Borrega como localidad tipo de la Caliza
Tamaulipas, y la realidad es que Muir (1936) designó al Cañón de La Borrega como
sección tipo de la Caliza Tamaulipas, pero la de edad Albiano – Cenomaniano (Muir, 1936),
que es la que ahí aflora y corresponde a la Formación Tamaulipas Superior, no a la
Inferior, por lo tanto, el término Miembro Caliza La Borrega no justifica una sustitución al de
Formación Tamaulipas Inferior como tampoco el de Miembro Caliza Nacimiento al de
Formación Tamaulipas Superior, ya que aunque existe el poblado llamado el Nacimiento,
sería una incongruencia tener un nombre relacionado con éste, y desechando a la vez el

4
LÉXICO ESTRATIGRÁFICO DE MÉXICO

de- La Borrega-. En realidad, el Código de Nomenclatura Estratigráfica (1983) no menciona


en ninguno de sus artículos que los términos o palabras de la división tripartita de Muir
(1936) no se justifiquen, en cambio lo que propone Longoria (1975) no tiene apoyo ni
fundamento en ninguno de los artículos de dicho código. Ahora bien, partiendo de esto, la
división tripartita de Muir (1936) tiene más fundamento lógico que la de Longoria (1975), la
cual adolece de esto, sobre todo en lo concerniente a la Formación Tamaulipas Inferior.
Geología estructural y cartografía (Quintero y Aranda, 1985). Cartografía a escala 1:500,
000 (Montiel et al., 2005, López et al., 2005, Reyes et al., 2006, Maldonado et al., 2006).
Edad: Albiano temprano-Cenomaniano. Castro y Martínez (1977), y Martínez y Bello (1977),
Albiano – Cenomaniano. Carrillo (1961).
Contenido paleontológico: Kingena wacoensis y Parahoplites Aff Milletianus Muir (1936);
Calcisphaerula innominata, Stomiosphaera sphaerica, Pitonella ovalis, radiolarios
calcificados, y restos de equinodermos.Carrillo (1961)Ticinella bejaouensis Sigal, (Carsey)
y H. Trocoidea (Gandolfi), Longoria (1975); Colomiella recta, Colomiella mexicana,
Nannoconus truitti, Nannoconus minutus, Castro y Martínez (1977), Martínez y Bello
(1977); Globochaete alpina, Cadosina sp., Microcalamoides diversus, Calcisphaerula
innominata, Pithonella ovalis, Pithonella trejoi, globigerínidos y radiolarios calcificados,
Castro y Martínez (1977), Martínez y Bello (1977).
Distribución: En el borde oriental de la Cuenca Mesozoica del Centro de México; en la sierra de
Tamaulipas en el estado del mismo nombre, en la sierra de Catorce en S.L.P.; entre los
límites estatales de San Luis Potosí y Nuevo León, y al noreste de Monterrey en este
último estado, y en las regiones de Xilitla, Jacala y Molango, todas ella sen el estado de
Hidalgo. Asimismo, en subsuelo en la Cuenca de Tampico –Misantla (Santamaría-Orozco
et al., 1990). También se le ha identificado en el sureste de la Cuenca de Sabinas y en
algunas áreas del oriente de la Cuenca de la Mesa Central, así como en la parte norte de
la Cuenca de Zongolica (PEMEX, 1988b).
Espesores: De 39 pozos perforados en el área de la Cuenca de Tampico-Misantla, Muir (1936), da
valores para el espesor de la entonces Caliza Tamaulipas (Formación Tamaulipas
Superior) que fluctúan entre aproximadamente 130 hasta 210 metros en promedio.
Acuña (1956) asigna 65 metros de espesor para la unidad en el subsuelo de Poza Rica, Ver.
Carrillo(1961) asigna un espesor de aproximadamente 350 metros en el camino Ciudad Victoria a
Huizachal, pero en el Cañón del Novillo asigna más o menos 290 metros, y en los cañones
de la Peregrina y del Rosario da aproximadamente 270 y 380 metros, respectivamente.
En el Cañón de la Borrega, en la Sierra de Tamaulipas, Longoria (1975) le asigna un espesor de
65 metros, el cual coincide con lo asignado por Acuña (1956). El mismo Longoria, le asigna
a la unidad un espesor de 130 metros en la Sierra de Picachos y 120 metros en la Sierra
de Papagayos, ambos lugares situados aproximadamente a 100 kilómetros al noreste de
Monterrey, N.L. Por otra, Bello (1978) asigna un espesor máximo de 458 metros para la

5
LÉXICO ESTRATIGRÁFICO DE MÉXICO

Formación Tamaulipas Superior en pozos de la porción meridional de la Faja de Oro,


disminuyendo el espesor hacia el oriente hacia donde se tienen las facies de la Formación
Tamabra. Otro autor, Carrillo (1961) en el área de Ciudad Victoria, Tamps., le asigna a la
formación un espesor que fluctúa entre 270 hasta cerca de los 400 metros.
Relaciones estratigráficas: Con base en Longoria(1975) y principalmente en Santamaría–Orozco
et al., (1990), la Formación Tamaulipas Superior sobreyace concordantemente al Horizonte
Otates en la Cuenca de Tampico – Misantla, que abarca el subsuelo de la planicie costera
del golfo de México en la región aledaña a Tampico y Ciudad Victoria, Tamps., y sobreyace
de igual manera a la Formación La Peña en las sierras del noreste de Monterrey, N.L. El
contacto superior es concordante con varias unidades, dependiendo del área, así, en las
sierras de Picachos y Papagayos al NE de Monterrey, N. L. es cubierta por la Formación
Sombreretillo (Bishop, 1970). En la sierra de Catorce, en la región de Arista, S.L.P., y en la
porción sur del estado de Nuevo León, es cubierta por la Formación Cuesta del Cura en
unos casos, y en otros por la Formación Agua Nueva. En el área de Miquihuana, Tamps.,
subyace a la Formación El Abra. Al norte de Jacala, Hgo. infrayace a la Formación
Tamabra y Agua Nueva, y es cubierta por la Formación Cuesta del Cura en la sierra de
Tamaulipas.
Correlación: Esta unidad se correlaciona con las formaciones Tamabra y El Abra hacia
condiciones más someras en el noreste de México, y es equivalente hacia condiciones de
mayor batimetría con la Formación Cuesta del Cura; así mismo, se correlaciona con la
Formación Xochicalco de la cuenca de Morelos- Guerrero (Basáñez y Ruiz, 1983).
Ambiente de depósito: Con base en las microfacies y tipo de fósiles, generalmente de tipo
pelágico, y de acuerdo a Castro y Martínez (1977), Martínez y Bello (1977) y Bello (1978),
la Formación Tamaulipas se depositó en un ambiente marino pelágico de baja energía.
Con relación a la distribución de las unidades litoestratigráficas en el norte y noreste de
México, regionalmente, la formación Tamaulipas Superior se distribuye como depósitos en
cuencas intacontinentales (Santamaría – Orozco et al., 1990).
Importancia económica: (La Formación Tamaulipas Superior contiene estilolitos y fracturas que
han servido como medios a través de los cuales se ha llevado a cabo la migración de
hidrocarburos en la Cuenca Tampico – Misantla (Bello, 1978).
Estado nomenclatural: La Formación Tamaulipas Superior es una unidad diferenciable de la
unidad suprayacente, la Formación Agua Nueva, y de las subyacente, el Horizonte Otates,
y es bien reconocible en afloramientos y en subsuelo. El nombre de Formación Tamaulipas
Superior se justifica, ya que tiene una amplia distribución regional, litología diferenciable de
otras unidades, y además de estar bien reconocida por el gremio geológico.
Unidad revisada por: Basáñez-Loyola, M.A.
Última revisión: 07.08.06

6
LÉXICO ESTRATIGRÁFICO DE MÉXICO

Citas bibliográficas : Acuña, 1956; Basáñez y Rosales, 1992; Bello, 1978; Belt, 1925; Bishop,
1970; Brantly, 1924; Carrasco, 1977; Carrillo, 1961;Castro y Martínez, 1977; DeGolyer, et
al., 1953; Longoria, 1975; López et al., 2005; Martínez y Bello,1977; Maldonado et al.,
2006; Montiel et al., 2005; Muir, J. M., 1936; Palmer, 1927; PEMEX, 1988b; Quintero y
Aranda, 1985; Ramírez y Miranda, 2000; Reyes et al., 2006; Santamaría–Orozco et al.,
1990; Stephenson, 1922; Suter, 1980; Wilson, 1955.

Acuña, G. A., 1956. Congreso Geológico Internacional, excursiones A-10 y C-13, Geología entre
México, D. F. y Huauchinango, Puebla, Campos Petroleros de Poza Rica, Ver. y la Nueva
Faja de Oro, Ver. “El Distrito Petrolero de Poza Rica. ” págs. 49-97.
Basáñez, L. M. A., R. Fernández T., and C. Rosales, D., 1992. Cretaceous Platform of Valles-San
Luis Potosí Northeastern Central México. Cretaceous Carbonate Platforms. AAPG Memoir
56. Edited by J. A. Simó, Robert W. Scott and Jean-Pierre Masse. p. 51-59.
Bello, M. R:,1978. Estudio Estratigráfico de Rocas Sedimentarias en 13 Pozos Localizados en la
Porción Meridional de la Faja de Oro. Tesis Profesional. Facultad de Ingeniería, UNAM. 85
págs., 10 láms. y dos secciones.
Belt, B. C.,1925. “Stratigraphy of the Tampico District of Mexico”, Bull. Amer. Assoc. Petrol. Geol.,
v.9, 1, p. 136-144.
Bishop, B. A., 1970. Stratigraphy of Sierra de Picachos and Vicinity, Nuevo León, México: Amer.
Assoc. Geol. Bull., vol. 54, No. 7, pp. 1245 -1270.
Brantly, J. E., 1924. “Resume of the Geology of the Gulf Coastal Plain”, Bull, Amer. Assoc. Petrol.
Geol., v. 8, 1, p.21-28.
Carrasco V., B., 1977. Albian sedimentation of submarine autochthonous and allochthonous
carbonates, east edge of the Valles-San Luis Potosí platform, Mexico, in Cook, H.C., and
Enos, Paul, eds., Deep-water carbonate environments: Soc. Econ. Paleontologists
Mineralogists Spec. Pub. 25, p. 263-272.
Carrillo, B. J., 1961. Geología del Anticlinorio Huizachal – Peregrina al NW de Ciudad Victoria,
Tamps. Bol. Asoc. Mex.Geol. Petrol. Vol. XIII, p.1-98.
Castro, M. J. T. y Martínez, R. E., 1977. Estudio del Cretácico de la Franja Tamaulipas y Tamabra
al SW de la Faja de Oro entre los ríos Nautla y Cazones, in Atolón de la Faja de Oro. Etapa
estratigráfica y diagenética (B). Inst. Mex. Petrol. Subdir. Tec. de Explor., Informe inédito,
68 pp.
DeGolyer, E. L., 1916. “The Furbero Oil Field, Mexico,” Trans. Amer. Inst. Min. Eng., Vol. 52. pp.
268-80.
Humphrey, W. E. y Díaz, T., 1953. Excursión al Cañón de Peregrina, Ciudad Victoria, Tamaulipas.
Programa, Primera Convención, Asoc. Mex. Geol. Petr.
Longoria, J. F., 1975. Estratigráfia de la Sierra Comancheana del Noreste de México. Inst. de Geol.
U. N. A. M.. Bol. Soc. Geol. Mex., Vol. 36, p. 31-59.

7
LÉXICO ESTRATIGRÁFICO DE MÉXICO

López R.J., Montiel E.J.E., Amezcua T.N., Aranda J.N., Reyes R.N.A., Maldonado L.J.M. De la
Calleja M.M., 2005, Servicio Geológico Mexicano, Carta Geológica del Estado de Veracruz,
Escala 1:500, 000.
Maldonado L.J.M., Reyes R.N.A., Amezcua T.N., Montiel E.J.E, De la Calleja M. A., 2005,Servicio
Geológico Mexicano. Carta Geológica del Estado Tamaulipas, Escala 1:500, 000.
Martínez, R. E., y Bello, M. R.,1977. Estudio del Cretácico de la Franja Tamaulipas y Tamabra al
Norte Poniente de la Faja de Oro, entre el Río Cazones y el Estero La Laja, in Atolón de la
Faja de Oro. Etapa estratigráfica y diagenética (B). Inst. Mex. Petrol. Subdir. Tec. de
Explor., Informe inédito, 110 p.
Muir, J. M., 1936. Geology of the Tampico Region. Am. Assoc. Petrol. Geol. Bull., Tulsa, Oklahoma,
U.S.A., 280 p.
Montiel J., Amezcua N., Reyes R.N.A., Maldonado L. J.M., Aranda O.J.N., Santiago C.B., 2005,
Servicio Geológico Mexicano, Carta Geológico-Minera Estado de Coahuila, Escala 1:500,
000.
Palmer, R. H., 1927. “Geology of Eastern Hidalgo and Adjacent parts of Veracruz, México. Bull.
Amer. Assoc. Petrol. Geol., vol. 11, No. 12, pp.1,321-28. 3 figures.
PEMEX, Petróleos Mexicanos, 1988b , Estratigrafía de la República Mexicana: Mesozoico,
Subdirección de Producción Primaria, Coordinación Ejecutiva de Exploración, Informe
inédito, 229 p.
Quintero, L. O., y Aranda, G.M., 1985, Relaciones estructurales entre el anticlinorio de Arteaga
(Sierra Madre Oriental) en la región de Agua Nueva, Coah. U. N. A. M. Instituto de
Geología, revista, vol. 6 No. 1.
Ramírez R.J.G, Miranda H. A., 2000, Carta Geológico-Minera San Carlos,G14-D61,
Escala1:50,000, Estado de Tamaulipas, Informe técnico.
Reyes R. J.A., Maldonado L.J.M., Amezcua N., De la Calleja M.A., 2006, Servicio Geológico
Mexicano, Carta Geológico-Minera Estado de Nuevo León, Escala 1:500, 000.
Santamaría – Orozco, D., Arenas, P. R. y Escamilla, H., 1990. Normalización de la Nomenclatura
Estratigráfica en las Cuencas Mesozoicas de México (Etapa I: Zona Norte. Cretácico). Inst.
Mex. Petr. Proyecto CAO-3052. 140 p. Inédito.
Stephenson, L. W., 1922. “Some Upper Cretaceous Shells of the Rudistid Group from Tamaulipas,
Mexico:” Proc. U. S. Nat. Hist. Mus., 61, Art. 1, No. 2422.
Suter, Max, 1980. Tectonics of the external part of the Sierra Madre Oriental foreland thrust-and-
fold between Xilitla and the Moctezuma River (Hidalgo and San Luis Potosí states): Revista
Inst. Geol. Univ. Nacional Auton. México, v. 4, no. 1, p. 19-31.
Wilson, B. M., J. Hernández M. y E. Meave T., 1955. Un banco calizo del Cretácico en la parte
oriental del estado de Querétaro, México: Bol. Soc. Geol. Mex. V. 18, p. 1-10