Está en la página 1de 14

HABITOS DE ESTUDIO (BIOGRAFÍA Y DESCRIPCIÓN)

EDWIN SANTIAGO MORA ACUÑA, cod: 20171025125

UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS


PRODUCCIÓN Y COMPRENSIÓN DE TEXTOS
INGENIERÍA CATASTRAL Y GEODESIA
BOGOTÁ D.C, MARZO DE 2017
Introducción

En nuestra vida cotidiana, siempre vemos que unas personas son aptas para
desarrollar ciertas actividades, así sea solo una, pero son buenas, pero no son buenas para
desarrollar otro tipo de actividades; este tipo de mecanismo que nos diferencia, lo solemos
decir que son gustos, pero en realidad, este tipo de aptitudes o aficiones van más allá de los
gustos, están ligadas con nuestro pensamiento y estructuración de la mente.

Con base a lo anterior, es que se estructura este trabajo, ligado al tema de


autoconocimiento. En este trabajo se tratará de una introspección hacia nuestra mente,
vinculada hacia nuestros hábitos de estudio, para identificar y reconocer cómo funciona
nuestra mente en relación al estudio, con el fin de concluir si tenemos buenos hábitos de
estudio o, por el contrario, tenemos falencias y/o distracciones para concentrarnos en
actividades académicas.

Estructurado por secciones, en donde analizaremos cada factor que influya directa o
indirectamente en nuestros hábitos de estudio, como lo es el funcionamiento de nuestro
cerebro, el entorno (más específico, el entorno de nuestro hogar), la estructuración y/u orden
que tenemos a nuestro alrededor, involucrando tanto ambiente físicos, como electrónicos y
tiempo que designamos a distintas actividades del día.
Biografía

Lo que se hace en Villavicencio, se queda en Villavicencio.

¡Llegó el día!, era 24 de noviembre del 2016, todo estaba preparado para el paseo de
grado en Villavicencio, tenía todas las maletas listas, contaba con cuatro camisas, tres
pantalonetas, celular, parlantes, dinero, productos de aseo y, como decimos coloquialmente,
el chingue; fue una de esas veces que uno se emocionaba por madrugar. ¡Nos íbamos a
Villavicencio por tres días!

Sonó la alarma, me bañé, me puse un cami-buso negro, un pantalón drill blanco y


unas zapatillas negras con rojo, después de una aplicación de Nitro Black en todo el cuello;
me puse la maleta a mis hombros y me dirigí al colegio donde un bus nos recogería. Salí con
mi padre y en la esquina del colegio nos despedimos; entré al colegio a esperar a mis
compañeros y al bus; fueron llegando, cada uno con sus maletas, con ropa de tierra caliente
y despidiéndose de sus padres. Mientras esperábamos el bus, comenzamos con mis
compañeros a predecir cómo sería el hotel, cómo sería la comida, cómo serían las
habitaciones, quiénes iban a ser compañeros de habitación, cómo serían las dos rumbas que
íbamos a tener, hasta que pitó el bus, esa era la señal de que la diversión apenas estaba
comenzando.

Ya en el bus, recorrimos todo el sur occidente de Bogotá para coger la ruta para llegar
a Villavicencio; el conductor dijo que la música iba a ser variada para no aburrirnos, pero
después de 5 canciones de Marc Antoni, me aburrí y coloqué mi propia música en el
parlantico blanco que traía, coloqué música electrónica y electro-house hasta que se murió la
batería del parlante. Ya entrando al primer túnel, y uno de los túneles más largos que he visto,
recuerdo ver el cielo, antes de entrar al túnel, totalmente despejado y azul, pero cuando
salimos, no sé de dónde rayos salió tanta neblina, era una neblina de un color blanco, como
el de las películas de miedo, no se podía ver claramente más allá de un metro hacia afuera,
pero la neblina fue de buena excusa para hacerle bullying a Juan, como era bien blanco, todo
decíamos “¿Juan? Se desapareció Juan”, fue, como decimos nosotros, todo un parche.

Ya llegando al primer paradero para desayunar, bajamos para estirar las piernas, el
restaurante era muy amplio, con sillas y mesas de madera; esperamos el desayuno con ansias,
cuando llegó plato principal, un delicioso caldo con costilla que, sin importar lo caliente que
estaba, nos lo comimos con mucho gusto, ya después nos trajeron huevos con chocolate y
pan que también nos lo comimos de tajo entero. Ya después en el bus, llegamos a una pequeña
estación militar con un puente demasiado largo que, literalmente, flotaba en el aire, era una
maravilla de ingeniería. Salimos a tomarnos fotos, el clima era muy agradable a las 9 de la
mañana, el lugar estaba conformado por un cartel del ejército y uno que otro soldado estaba
allí patrullando, no duramos mucho en ese lugar. Ya de vuelta en el bus, el desayuno nos
había “pateado” a más de uno, que quedamos casi la mitad del cuso dormido, hasta que el sol
del medio día nos despertase.

El tiempo fue pasando, túnel tras túnel fuimos pasando, hasta que, al salir del último
túnel, un cartel grande nos decía que ya pronto llegaríamos, “Bienvenidos a Villavicencio”;
recorrimos toda la ciudad, era muy parecida a Bogotá, los típicos supermercados de cadena,
las universidades, los edificios, los pequeños locales, pero eso sí, con clima caliente. A unos
pocos kilómetros, a las afueras de Villavicencio, el bus se estaba deteniendo, esa señal era
que ya habíamos llegado al hotel.

Ya pisando el último escalón del bus, el clima con el aire acondicionado del bus se
extinguió con el calor seco del Llano. Bajamos todos con nuestras maletas, inspeccionando
cada detalle del hotel. Nos comenzaron a asignar las habitaciones, los hombres en una sección
y las mujeres en otra; las habitaciones eran de a cuatro personas, yo y mis tres amigos nos
quedamos en una habitación, la habitación estaba compuesta por un camarote, una cama
doble, un baño, un televisor, un ventilador apuntando a la cama doble, y dos mesas de noche
a los costados de la cama. Ya en ella, cada uno escogió su cama, desempacamos nuestras
pertenencias y nos cambiamos, porque los pantalones que nos pusimos nos asaban las
piernas.

Al parecer todos tuvimos el mismo pensamiento, porque, mientras unos se quedaron


jugando billar, nosotros nos dirigimos a la piscina de una. De clavado nos tiramos, hicimos
una que otra competencia, eran dos piscinas, una de niños y la otra de adultos, muy aseadas
y con dos toboganes a sus costados. Ya después de media hora, nos fuimos a jugar una que
otra partida de billar, las mesas estaban un poco dañadas, las bolas a veces se trababan, pero
no nos impidió jugar. Seguimos jugando hasta que comenzamos a sentir hambre, así que nos
fuimos a almorzar. El almuerzo estaba muy delicioso, sopa con bandeja con pollo, la
combinación perfecta para tener una tarde de solo piscina, carreras de natación, futbol y
billar. Al caer la noche, después de tener una deliciosa cena, nos dispusimos a vestirnos de
blanco para la fiesta. Yo no me puse de blanco porque me daba pereza ir hasta la habitación
para solo cambiarme. Despejando la sala de las sillas, colocamos los parlantes del hotel a
todo volumen, ni nuestras voces se escuchaban, solo música. A punta de merengue y uno que
otro reggaetón, bailamos hasta las 12:00 a.m. ya para irnos a dormir, bailamos como locos
electrónica, gritando por los cielos “¡PROMOCIÓN 2016!”. Pero la noche no había acabado,
en vez de subirnos a las habitaciones, nos quedamos, la mayoría, en una sala de estar, y uno
tenía una botella, así que decidimos a jugar a “verdad o reto”. Duramos hasta las 1:30 a.m.
jugando hasta que caímos en cuenta que ya era tarde y el día siguiente nos estaba esperando
con mucha energía, así que decidimos parar y cada quien para su habitación. Ya cuando todos
estaban en sus habitaciones, empezó a llover y vi un espectacular show de juegos artificiales
naturales, como Villavicencio es solo llanura (casi no hay montañas), los truenos que caían
a kilómetros de distancia, los podíamos observar como si cayesen a tan solo unos metros de
nuestra visión. Toda la noche estuvo alumbrada, no por las estrellas, sino por los rayos.

Al siguiente día, el término madrugar desapareció de nuestro vocabulario, unos se


despertaron a las 9:00 a.m. y otros a las 10:00 a.m., yo por mi parte, me desperté
relativamente temprano y, como todo colombiano, me dirigí al restaurante para comprar un
tinto. Ya más tardecito, el olor a huevos levantó a todo el mundo a desayunar. Mientras todos
se estaban estirando para reposar el desayuno, acordamos una hora para que nos alistáramos
para ir al zoológico (que estaba incluido en el paquete), así que cada uno salió para su
habitación y en menos de una hora ya estábamos listos. Llegando al zoológico, antes de
entrar, descubrimos una de las delicias de Villavicencio, sus piñas. Exagerando, cada esquina
había una persona vendiendo un paquete de piña tajada, no aguanté la curiosidad y compré
un paquete; la dulzura de la piña, unida con el calor del llano, nos dejaba esa sensación de
frescura en la boca. Ya dentro del zoológico, el calor seco de allí, unido con la flora y fauna
del lugar, hacía que sudara sin darme cuenta, me secaba la frente y al instante ya volvía a
tener gotas de sudor por todo el rostro. Ya dentro, la majestuosidad de los animales no se
puede describir en un espacio tan corto como lo es este trabajo, lo que puedo sí puedo
destacar, y nunca se me olvidará, es el la hermosura como un cóndor, al ver que lo estábamos
fotografiando, modela, literalmente, extendiendo sus alas hacia los lados, como si estuviese
posando para una revista de moda. Finalizando el recorrido, nos dispusimos a ir a un típico
restaurante llanero. En él, nos sirvieron una ternera, una carne muy deliciosa, blanda y con
una sazón de carbón, acompañada con papa y yuca, un espectacular almuerzo propiamente
llanero.

La próxima parada fue un parque acuático, un lugar donde el agua no era tratada con
químico, sino que era agua natural de una laguna. Ya estando en el lugar, vi que el lugar
estaba un poco vacío, pero aun así esperamos a que abrieran, hasta que nos dijeron que el
lugar estaba cerrado por mantenimiento, así que nos tuvimos que devolver. Ya en el hotel, el
dueño nos compensó la salida con algo que entusiasmaron a todos mis compañeros, un
“petaco” se cerveza.

El hotel comenzó a llenarse y para pasarla bueno y divertido, programamos una


competencia de futbol acuático, unido con una fuerte lluvia que calló, una diversión
completa. El partido estuvo muy duro, nos tirábamos como animales hacia los otros por
conseguir la pelota, más de uno salió aruñado y agotados todos al final. Ya aproximándose
la noche, y con todo lo que habíamos hecho en la tarde, el hambre era algo que no podía
ocultar, así que, a la hora de la comida, parecía todo zombie por comida, pero lo que nos
dieron no era lo que esperé. El dueño escuchó que unos compañeros mencionar que querían
hamburguesa, así que con toda la amabilidad nos la preparó, pero en realidad parecía un
sándwich, y todos quedamos con hambre, así que reuní a mis amigos para hacer “vaca” para
ir a comprar algo de comer. Una media hora después llegamos con paquetes de papas,
gaseosas y golosinas, y para hacer la noche más divertida, sugerí que jugáramos la interpretar
película, todo ese momento fueron solo risas, y como la anterior noche, la finalizamos con
rumba, yo no asistí porque en realidad estaba muy cansado, así que me dispuse a descansar
para el día de mañana tener el mejor cumpleaños de todos en un hotel 5 estrellas…
Descripción (Conocimiento de sí mismo)

1) Funcionamiento del cerebro

El funcionamiento de mi cerebro utiliza parte de los dos hemisferios: Me gusta la


música de piano y quiero aprender a tocar uno, al igual que con la poesía; me atrevo a
decir que soy un pre-poeta, escribo versos románticos, acercándome a tener un
pensamiento creativo para la creación de poesía. Me gusta la pintura y el dibujo a lápiz,
he pintado y dibujado retratos, pero solo me dedico a la representación exacta de la
realidad, el arte abstracto no me atrae.

Por otro lado, mis aptitudes, y a la vez gustos, se van orientado a las matemáticas, la
lógica, el orden y la estructura. Me gusta ver cómo un problema tiene solo una respuesta
y que se puede demostrar sin dar mayor discurso, siempre me gusta ver las cosas con un
orden en específico, de pasar de un punto A a un punto B y terminar en un punto C.

En conclusión, al tener gustos por la música, la poesía y el arte realista (hemisferio


derecho) y, al mismo tiempo, las ciencias formales con un sentido del orden y la
estructura (hemisferio izquierdo), diría que tengo varias orientaciones de las dos aptitudes
de los hemisferios; pero analizando la frecuencia por día que las utilizo, mi hemisferio
derecho lo utilizo pocas veces (se diría que lo utilizo cuando estoy inspirado), en cambio,
el izquierdo lo pongo a prueba a cada momento y situación de mi vida, del tener una
estructura y orden en mi computador, a la solución de problemas sociales y personales.

2) Memoria
Mis formas de aprender son muy diversas, aprendo por medio de palabras, por la
expresión oral, por medio de imágenes, del sonido y viendo el entorno; la mayor parte de
las ciencias formales las aprendo con generalidades y aplicaciones, apoyadas con
prácticas. Al momento de la lectura, no me molesta el sonido externo, no me desconcentro
del tema de la lectura, incluso, a veces estudio con música clásica a bajo volumen. Puedo
interpretar tanto párrafos como gráficos, debido a que he desarrollado la habilidad de, sin
importar el medio del mensaje, representarlo en un gráfico mental que se me es permitido
identificar su contenido. A su vez, mi mejor manera de aprender es enseñando a los
demás, detectando problemas que yo solo no hubiera detectado; y para memorizar, hago
referencia de los conceptos o temas nuevos, con situaciones u objetos que utilice o vea
con frecuencia.
Por ende, en la clasificación del pensamiento, concluiría que mi pensamiento tiene a
dos tipos de pensamiento, el pensamiento visual y el pensamiento auditivo, ya que tengo
la capacidad de expresarme con facilidad tanto oralmente como textualmente y entender
por medio de la visión y el sonido; pero en concreto, mi memoria es más orientada hacia
la memoria visual, debido a simple hecho de que necesito comprobar los hechos con la
vista, de tener una prueba tangible de la vista para tener una verdad concisa de la realidad,
de otro modo, dudaría del nivel o grado de veracidad la situación que se me es planteada.
3) Disposición personal
 Físico
Con respecto a temas del físico, es un tema en el cual tengo más falencia, ya
que no he tenido los hábitos de una sana alimentación, en mi casa solo vivimos mi
padre y yo, y no tenemos una alimentación casera balanceada, ya que ambos
debemos hacer actividades de tiempo completo; así que, con respecto a la
alimentación, necesitamos productos que sean fácil y rápida preparación, por ello
recurrimos a las comidas rápidas. Al mismo tiempo, no he tenido una rutina de
ejercicio diario durante la semana debido a que mi estudio me ocupa todo el día; he
tenido que tomar conciencia de ello debido a mi salud, por ello disputé de los
sábados en la mañana para ir a trotar a un parque, pero con la llegada del camino
de la Universidad, estoy en mayor movimiento, como la rutina de irme de la
universidad a la casa a pie, que son media hora caminando.
 Emocional
Mis motivaciones están ligadas a la auto-superación, el conocimiento, la
aplicación de los valores y la felicidad.
Auto-superación: desde que era pequeño, mi padre siempre me ha dicho que
solo aquí estamos los dos solos, tenemos que ayudarnos mutuamente, y eso me ha
sido base para crecer como persona, a luchar por mí mismo, a ser responsable por
mis actos y salir a delante superando los obstáculos que se me atravieses; y los
resultados me sorprenden, porque noto el progreso que he tenido a lo largo del
tiempo; los frutos del esfuerzo y la lucha son una satisfacción de uno hacia uno
mismo, de sentirse orgulloso de sí mismo y decirse: ¡Yo hice todo esto!
El conocimiento: siempre he tenido esos episodios en los cuales me quedo
observando un dispositivo electrónico, pero no solamente su precio, sino que miro
cada detalle que contiene, su estructura externa e interna, y me pregunto ¿cómo
hicieron esto? ¿cómo hace para que cuando yo oprima esto hago esto al instante?
¿Será que hay una personita invisible, muy rápida, que hace todas estas acciones?...
Estas mismas incógnitas las aplico con cada cosa que veo, las majestuosas
arquitecturas, la naturaleza, el espacio, el agua, la ciencia en sí, el comportamiento
humano en ciertas situaciones, nuestro cerebro… son tantos signos de interrogación
que se me vienen a la cabeza al ver un paisaje o sentirlo. Por ello es que trato de
buscar las respuestas en el conocimiento por parte de las instituciones o en
personas, porque, aunque no me respondan por completo mis interrogantes, me dan
las bases o pautas para que yo mismo encuentre la respuesta. Y lo que me motiva
al conocimiento, es que cada día me pregunto un nuevo interrogante.
Los valores humanos: Así como mi padre me ha dado las bases para que tenga
una auto-superación personal, también me ha dado las bases de los valores humanos
como una oportunidad de tener paz, pero no solo son los demás, sino conmigo
mismo a la vez. Me motivan aplicar los valores humanos porque veo una necesidad
de su aplicación en la sociedad; sueño un día que, cuando camine, vea el reflejo de
los frutos de los valores humanos, una sociedad donde no solo se preocupe por sí
misma, sino que piensen que los demás también tienen problemas y, como todos,
somos seres humanos y cometemos errores; una sociedad donde la humildad y la
honestidad sean sus principales pilares. Cada día aplico estos y muchos valores más
en mi casa, de camino al Transmilenio, en la Universidad y en mi vida, para poder
dar ejemplo.
Por último, la felicidad: Tal vez suene repetitivo, ya que el sueño de todo ser
humano es ser feliz a su modo; pero es una motivación que lleva a cada ser, o a la
mayoría, humano al progreso; esa motivación es la que me impulsa a seguir
adelante, de conseguir la felicidad con esfuerzo y dedicación, adicionando el tener
una mentalidad de humildad y reflexiva, procurando de hacer feliz a los demás para
crecer una chispa de esperanza en los momentos difíciles. Esa es mi felicidad,
siempre ver un cielo azul en una tormenta gris, eso es lo que me impulsa a seguir a
adelante.
 Ambientes
Habitación: Mi habitación consta de las siguientes dimensiones 2.35 m de alto,
3.20 m de profundidad, 3.15 m de ancho, está pintada de blanco las paredes, el
techo es de tablones de madera, el piso está cubierto con un tapete de colores vino
tinto, blanco y negro; compuesta también por una ventana a 1m del suelo, con
dimensiones de 1.20m de alto con 0.90 m de ancho, incluyendo una puerta de color
vino tinto oscuro con dimensiones de 1.95m de alto con 0.80 m de ancho.
Mueble de computador: El mueble en donde están dispuestos mis materiales
de estudios y mi computador, está constituido por las siguientes dimensiones: 1 m
de ancho, 0.40 m de profundidad y 1.50m de alto. Que incluye una biblioteca de
dimensiones 1.50 de alto, 0.40 de ancho y profundidad, está constituido de cuatro
(4) cajones en donde están dispuestos mis cuadernos, un estar a mis
reconocimientos de la escuela, mi variedad de libros y textos académicos, y otro
cajón donde está dispuesto los enchufes para la conexión de energía para el Internet,
el cargador del computador, los parlantes y el cargador del celular. Ubicado en una
esquina, mirando a un costado de la cama.
Computador: mi computador portátil cuenta con las siguientes dimensiones:
35 cm de ancho y 25 cm de alto, con color platino en su cubierta. Es un Lenovo
cuenta con un procesador ADM A8, con tarjeta gráfica de 1.2 GB, con un disco
duro de 1T, con Windows 10 y una memoria RAM de 6GB. En su contenido, tengo
distribuido por carpetas los distintos documentos y aplicaciones. En el escritorio
solo tengo una carpeta con mi nombre, en ella se disputa unas carpetas con
referencias a la Universidad, programas, juegos, imágenes y música; dentro de la
carpeta de la Universidad, tengo distribuida, por carpetas, las distintas áreas que
tengo asignadas, teniendo un orden para que se me facilite su ubicación. Dentro en
el navegador de Google Crome, tengo distribuidas las pestañas en 4 carpetas
específicas: En la carpeta de Universidad, tengo asignadas las páginas de las
distintas aulas de las materias; en la carpeta de Páginas de investigación, tengo
asignadas las pestañas de información única o de utilidad para una o varias
materias; en la carpeta de Redes Sociales, tengo asignadas las pestañas que
corresponde a todas mis redes sociales que tengo disponibles, incluyendo correos
como cuentas de softwares; en la carpeta Pasatiempos, tengo asignadas las páginas
de son para mis tiempos libres, en ellas se disputan páginas para ver series y
películas y juegos online.
Cama: mi cama tiene de dimensiones: 1.30m de ancho y 1.90m de alto,
compuesta por dos colchones, uno de color verde lima y el otro de color piel;
adicional dos cobijas de felpa, una de total color verde oscuro y la otra de un paisaje
de naturaleza con dos tigres. Ubicado en una esquina mirando directamente al
armario.
Armario: dimensiones: 1.40 de profundidad, Alto: 1.60, ancho: 0.50 m, con
un color café claro, de forma de prisma, subdividida en tres secciones para la ropa;
en la parte superior se ubica el TV. Ubicado en una esquina frente a la cama.
4) Horarios de estudio

Mis horarios de estudio están estrechamente vinculados a los horarios que estipulé
cuando estaba en el colegio, como mi horario era por la mañana hasta las 12: 20 p.m. me
acostumbré a hacer trabajos por la tarde, hasta más tardar a las 10:00 p.m. Así que mi
horario de estudio es de tarde, por costumbre. No puedo estar estudiando por la noche y
al amanecer, debido a que no pienso con coherencia; el sueño es una parte vital para mis
procesos memoriales, tengo que tener un descanso continuo y no pausado, no lograría
tener la misma concentración si me despierto tipo 2:00 a.m. a hacer trabajos.
5) Actividades diarias con respecto a diversas unidades de tiempo

respecto a un (1) día

Transporte Familia
1% 11%
Dormir
29%

Universidad
33%
Lúdico/ocio
8%
Redes sociales
4%
Alimentación
Amigos
6% Aseo personal
Deporte/GYM
2% 2% 4%

Transporte Familia Universidad Amigos Deporte/GYM


Aseo personal Alimentación Redes sociales Lúdico/ocio Dormir

respecto a una (1) semana

Transporte Familia
Dormir 1% 11%
27%

Universidad
Lúdico/ocio 35%
8%
Redes sociales
4%
Alimentación
6% Aseo personal
Deporte/GYM
Amigos
2% 2% 4%

Transporte Familia Universidad Amigos Deporte/GYM


Aseo personal Alimentación Redes sociales Lúdico/ocio Dormir
respecto a un (1) mes

Transporte Familia
Dormir 1% 10%
27%

Universidad
33%
Lúdico/ocio
9%
Redes sociales
6%
Alimentación
personal Amigos
Aseo Deporte/GYM
6% 4%
2% 2%

Transporte Familia Universidad Amigos Deporte/GYM


Aseo personal Alimentación Redes sociales Lúdico/ocio Dormir

Cuestionario

1) ¿En qué actividad utiliza más tiempo?


Observando las tres gráficas, coinciden en que la Universidad es la actividad en la
cual le dedico más tiempo; exactamente un 33% de mi tiempo.
2) ¿Cuáles de estas actividades son posibles de modificar?
Podría modificar las actividades de Lúdico y Redes sociales, ya que son actividades
que no requieren de vital exigencia de mi tiempo, además que tienen un considerable
porcentaje de mi tiempo relativamente medio.
3) ¿Cuáles de estas actividades definitivamente no se pueden modificar?
Oficialmente no podría modificar las actividades de sueño y alimentación, ya que son
dos actividades que son vitales para el buen funcionamiento de mi cuerpo día a día.
4) ¿Cuándo empezaré a hacerlo?
En este momento, he disminuido drásticamente el tiempo al ocio y a mi familia, más
que todo a mi familia; el ocio y las redes sociales las empezaré a modificar desde
ahora, ya que el tiempo de la Universidad tiene que ser muy meticuloso y necesito
reducir tiempo de actividades que no requiera en ese momento para dedicarlas a
actividades que sí lo requieran.