Está en la página 1de 3

Nadie echa vino nuevo en odres viejos.

Vino nuevo significa: felicidad, consuelo, salud y abundancia verdaderas, el vino nuevo es el símbolo
por excelencia del Espíritu Santo (Efesios 5:18).

Joel 2:12-32
Predicas Cristianas.. Texto Biblico: Marcos 2:21-22
Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; de otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo
viejo, y se hace peor la rotura. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo
rompe los odres, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero el vino nuevo en odres nuevos se ha de
echar.

: Mateo 9:17

17 Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los
odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente.

Los odres eran recipientes de cuero donde se depositaba normalmente el vino, también de vez en cuando
conservaban el aceite y el agua. La mejor conversa de vino era producto de estar guardados en odres
nuevos y no en odres viejos.

Jesús en estos versículos nos enseña que nuestras vidas representan los odres, hace un énfasis al
mencionar que el odre viejo ya no puede ser usado para el vino nuevo, ya que mantiene una rotura,
y como resultado; el vino al momento de ser vaciado se pierde.

La religiosidad, metodologías, tradiciones humanas, producen roturas en nuestra vida y no permite que
seamos llenado por las cosas nuevas que Dios tiene preparado en este tiempo. Los tiempos van
cambiando, y necesitamos que el Espíritu Santo se derrame en nuestras vidas de forma continua por que
debemos avanzar para estar actualizado en lo Espiritual. Estar actualizado en lo Espiritual, es tener la
revelación de Dios para entender lo que Él quiere para este tiempo. Tu vida debe estar en perfectas
condiciones para que el Vino (Espíritu Santo) venga sobre ti y seas usado poderosamente.

Los 10 espías que moisés mandó a conocer la tierra de los enemigos para luego poseerla, por temor se
devolvieron. Fueron odres viejos!!!, lleno de temores, rotos espirituales, sus vidas no eran aptas para lo
nuevo, en cambio Josué y Caleb confiaron en la promesa de Dios que jamás iba a ser desamparados que
Jehová los iba a proteger. Lo nuevo era la tierra prometida, y para poseerla también Dios necesitaba odres
aptos en buen estado.

Moisés fue ordenado a golpear la roca la primera vez, pero la segunda vez Dios ordenó a Moisés hablar a
la roca y no golpearla nuevamente como lo hizo Moisés.

Debemos siempre estar en buen estado, actualizado espiritualmente, porque lo nuevo de Dios se deposita
en nuevos odres, sin religiones ni tradiciones.

Hay un tiempo nuevo


En Juan capitulo 2, cuando Jesús junto a sus discípulos fueron invitados a las bodas de Canaan, se le
acerca su madre y le informa que se acabó el vino, (Como si fuera una necesidad). Lo sorprendente no era
que María haya pedido más vino sabiendo que todos ya estaban borrachos, sino que Jesús haya convertido
el agua en vino y que siguieran tomando! Pero al entender no literalmente, sino la intención de Jesús,
podemos darnos cuenta que lo importante no era el vino, sino el milagro.

Jesús no hizo vino para que siguieran tomando, sino para que en primer lugar creyeran en él que si puede
darnos algo que no es necesario como el vino, cuanto más las cosas que realmente necesitamos!
En segundo lugar, nos enseña Jesús por medio de esta situación, que todo lo que Él hace lo hace de forma
excelente, porque no puede hacer algo malo, no conoce ese concepto, no conoce la fórmula para producir
un vino malo, Todo lo que Dios hace en tu vida lo hace de forma excelente! En el versículo 9 y 10 de
Juan capitulo 2, nos demuestra que el maestresala aprobó el vino y lo llamó “El buen vino”.

Con este milagro Jesùs nos enseña que el puede transformar algo común (agua), en un apersona
extraordinario (vino), el puede transformarte si solamente se lo pides, el transforma lo vil lo
menospreciadoi (vino), èl te da el titulo de Real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido a precio de
Sangre. Pero debes estar dispuesto a dejar tus creencias religiosas, metódicas, tus tradiciones

Conclusion.
Nosotros tenemos la opcion de seguir siendo un odre viejo, o transformarnos en un odre
nuevo y aceptable por el Senor.
El que antes hurtaba, no hurte mas, y el que antes mentia, no mienta mas.

Efesios 4:28-32,

El que hurtaba, no hurte más; antes trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para
que tenga qué compartir con el que padeciere necesidad. Ninguna palabra corrompida salga de
vuestra boca; sino la que sea buena y sirva para edificación, para que dé gracia a los oyentes.
Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual estáis sellados para el día de la
redención. Toda amargura, y enojo, e ira, y gritería, y maledicencia, y toda malicia, sea quitada
de entre vosotros; y sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros,
como también Dios en Cristo os perdonó.

Efesios 5:1-5
Sed, pues, seguidores de Dios como hijos amados; y andad en amor, como también Cristo nos
amó, y se entregó a sí mismo por nosotros a Dios, ofrenda y sacrificio de dulce fragancia. Pero
fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros como conviene a
santos; ni palabras obscenas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen; sino antes bien
acciones de gracias. Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es
idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.
Te gustaria recibir hoy dia, el vino nuevo del Senor?
Que el Senor anada bendicion a esta palabra.

2 corintios 4.7

7Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del
poder sea de Dios, y no de nosotros

Mateo 13.18-23

18 Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador:


19Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el
malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que
fue sembrado junto al camino.

Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra,


20

y al momento la recibe con gozo;


21
pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir
la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.

El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra,


22

pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la


palabra, y se hace infructuosa.
23Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y
entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a
treinta por uno.