Está en la página 1de 10

Cableado Vertical.

El cableado vertical también conocido como cableado backbone es


aquel que tiene el propósito de brindar interconexiones entre el cuarto
de entrada de servicios, el cuarto de equipo y los de
telecomunicaciones. Está conformado por cables verticales,
conexiones cruzadas principales e intermedias, terminaciones
mecánicas y cordones de parcheo para conexiones cruzadas.
Principalmente, la interconexión se establece mediante una topología
de estrella, ya que cada cuarto de telecomunicaciones tiene que
conectarse con el de equipos. Sin embargo, se permite dos niveles de
jerarquía ya que varios cuartos de telecomunicaciones pueden
enlazarse a uno de interconexión y luego a los equipos repartidos en
una habitación conjunta.
El cableado vertical divide su estructura en varias partes. En primer
lugar, está el cuarto de comunicaciones que se usa únicamente para
albergar los conmutadores y todo aquel elemento centralizado que
corra a través de tramos horizontales hasta el área de trabajo. Este
cuarto requiere de una altura mínima de 2.6 metros para poder instalar
dispositivos que aseguren su mantenimiento, como lo son los climas o
aires acondicionados que se utilizan principalmente para enfriar a los
dispositivos que se guardan ahí. Por lo mismo, debe haber tomas de
corriente AC de 110 Voltios y 15 A cada uno con circuitos
independientes. Y, obviamente, deber ser un lugar libre de humedad,
protegido contra inundaciones o cualquier tipo de amenaza para los
componentes. En este espacio no puede haber más que solamente las
máquinas involucradas con las telecomunicaciones de la red que se
maneja.
El cableado vertical debe estar instalado de tal forma que la conexión
se de entre todos los pisos o plantas de un edificio, puesto que la red,
a diferencia del cableado horizontal, envuelve a cada nivel para
unificarlos en la red. De esta forma se puede acometer a cada uno en
la misma transmisión. Normalmente se utilizan diferentes recursos
para poder realizar esta tarea, tomando en cuenta que el cable como
tal no puede estar expuesto de manera literal, ya que el forro no será
suficiente para protegerlo. Por ello es que se utilizan las canaletas, la
pared falsa y otros recursos. La pared falsa consiste en el uso de
ciertos materiales para poder esconder en su interior el sistema
cableado que se estructura entre los pisos correspondientes y lleva la
red a través de ellos. Las canaletas, por su parte, son como su nombre
lo indica, canales que protegen a los cables y sirven como una especie
de armadura para evitar que se dañe.
Otro de los componentes para poder realizar el cableado vertical es el
propio cable, que dependiendo de los requerimientos de quien instale
una red puede ser de la clase permitida por los estándares aprobados.
Estos estándares son por ejemplo el TIA/EIA 658 B que se divide en
tres diferentes puntos o subestándares que indican el cableado para
redes de telecomunicaciones comerciales, divididos en un primer y
segundo subestándar que identifica o pertenecen a las redes que
utilizan par trenzado o fibra óptica respectivamente. A estos
subestándares se les denomina como TIA/EIA 658 B.2 y TIA/EIA 658
B.3 respectivamente.
Cableado Horizontal.

El sistema de cableado horizontal es la porción del sistema de


cableado de telecomunicaciones que se extiende del área de trabajo al
cuarto de telecomunicaciones o viceversa. Se le llama cableado
horizontal ya que típicamente el cable en esta parte del cableado se
instala horizontalmente a lo largo del piso o techo falso. El techo o piso
falso se conforma por diferentes paneles de determinado material que
cruzan por la habitación por donde el cable se instala para poder
ocultarlo y de esta forma, protegerlo.
Se utiliza una topología de estrella. Todos los nodos o estaciones de
trabajo se conectan con cable UTP o fibra óptica hacia un
concentrador (patch panel) ubicado en el armario de
telecomunicaciones de cada piso. Esta topología otorga la flexibilidad
necesaria para implementar diferentes servicios, a través de
conexiones cruzadas en el armario de telecomunicaciones.
Por la norma recomendada se utilizan dos conectores RJ-45 en ambas
extremidades que son utilizadas en cada puesto de trabajo esto
significa que son destinados dos cables para cada usuario. Instalando
estos conectores de esta forma no solamente está otorgando una
conexión para solamente un equipo, sino que también se implementa
la capacidad de conectar a otro equipo. Es decir, se pueden conectar
el doble de equipos que se hubiesen podido en un principio. A cada
uno de estos conjuntos de conectores RJ45 se les conoce como
registros.
Para que un dispositivo se pueda conectar, se utilizan los patch cord, o
también llamados latiguillos, los cuales son cables de corta distancia
que conectan a los dispositivos de usuario. En cambio, para conectar
desde la roseta RJ45 hasta el patch panel en el cuarto de
telecomunicaciones, se utiliza el cable con el cual se conforma la red,
ya sea el par trenzado o el de fibra óptica. Este cable sigue estándares
como antes se había mencionado, y estos estándares clasifican la
distancia con la que se extiende la estructura a través de toda la
habitación en la que la misma se encuentre. Por ejemplo, en un
laboratorio escolar, se podría utilizar el estándar de 100 ohmios STP o
UTP, cuya medida no permite más de 90 metros desde la sala de
telecomunicaciones hasta la roseta por donde el equipo se conecta
mediante un patch cord. Con todo esto, prácticamente se podrían
abarcar cien metros, considerando 90 del cable principal, sea Par
trenzado o fibra óptica. Se separan 10 m para los cables del área de
trabajo y los cables del cuarto de telecomunicaciones, lo que vienen
siendo los cordones de parcheo, jumpers y cables de equipo entre
otros.
En sí, el cable que conforma la red puede ser de diferentes
clasificaciones de los dos permitidos. Antes, el cable coaxial era
permitido y utilizado también, pero en la actualidad se le considera
algo obsoleto debido a que son muy lentos en comparación con los
que ahora están disponibles. De los cuales, los más requeridos son el
par trenzado de cuatro pares sin blindaje (UTP) de 100 ohms, el par
trenzado de dos pares, con blindaje (STP), 150 ohms y la fibra óptica
de dos fibras, multimodo 62.5 / 125 mm.
Área de cableado estructurado.

El área de cableado estructurado es el nombre que se le da a un


sistema de cables, dispositivos y conexiones que abarca una
habitación o determinado espacio de trabajo que utiliza o depende de
una red para su buen funcionamiento. Está conformado por diferentes
componentes para su óptimo funcionamiento además de que está
formado por estándares que forman ciertos aspectos a trabajar.
Los principales componentes de el área de cableado estructurado son
el cableado horizontal, el vertical y el mixto. Estos definen la forma en
la que el cable, sea de fibra óptica o par trenzado, viaja a través del
edificio en donde esté instalado. El vertical une los pisos, el horizontal
distribuye la red y el alcance de la misma a través de toda una planta y
el mixto unifica a ambos para poder crear la red. Todos estos cables
dependen de lo que se llama el centro de telecomunicaciones, que es
una habitación en algún piso del edificio que conecta a todos los
cables de las estructuras horizontal y vertical para poder transmitirles
la señal por vía cableada a un patch panel. Para este, se recomienda
que el tamaño de la habitación sea de 10 metros de espacio entre las
oficinas utilizables. A esta misma habitación deberá proporcionarse un
aire acondicionado, así como los respectivos cuidados como su
limpieza.
Además de los cables como el cable par trenzado sin apantallar/UTP,
el cable par trenzado apantallado/STP, el cable coaxial y el cable de
fibra óptica, el área de cableado estructurado también emplea los
llamados cross-connect, cables utilizados para hacer posible la
conexión de un equipo a otro.
A la hora de realizar el área de cableado estructurado hay que tener
en cuenta algunas reglas que facilitarán su moldeado o instalación.
Se debe de tomar en cuenta una solución para la conectividad usando
la cantidad de equipos que se quieren conectar como base para este
punto, el cual enlaza al segundo, el cual consiste en el desarrollo a
futuro. Este segundo punto se toma en consideración cuando una red
o un cableado estructurado parte de la posibilidad de expandir el área
en el que se está instalando. Es decir, tener en cuenta que aunque se
estén instalando un determinado número de equipos, podría surgir la
necesidad de expandir el número a uno mayor. Por esta razón, al
omento de instalar un cableado estructurado debe tomarse como
posibilidad este punto si el lugar donde se instala posee esta
posibilidad. A estas dos reglas se les debe también aplicar la última, la
cual implica que hay que tomar en cuenta las especificaciones del
fabricante en cuestión de sus especificaciones, limitaciones y órdenes
así como sus recomendaciones. Esto a fin de no abusar de la
capacidad de ciertos materiales y que de esta forma puedan cumplir
con su objetivo de manera correcta.
El área de trabajo tiene como objetivo que el usuario sea capaz de
manejar los materiales y herramientas. También el poder reconocer
los componentes de la red instalada para que sea más fácil el saber
cuáles y cuántos se utilizarán. También debe ser capaz de realizar una
comprobación tanto lógica como física el correcto funcionamiento de
los componentes.
Cableado mixto y etiquetado de cables.

El cableado mixto es una estructuración de cables que aprovecha y combina


las características y ventajas del cableado horizontal y el cableado vertical.
Esto se genera con motivo de poder conectar todos los pisos de un edificio,
así como poder llevar la red a través de todo lo que la construcción lo
permita. Los compuestos y elementos son prácticamente los mismos. Cosas y
recursos como las canaletas, los racks, los pisos y techos falsos siguen con su
utilidad y misma tarea debido a que únicamente se está aumentando el
alcance de extensión de nuestra red. Como siempre, la forma en la que se
organicen los cables dependerá de la complejidad y forma en la que se
quieran ordenar los cables así como tomar en cuenta las necesidades de la
persona que quiera fabricar una LAN. Hay que ser muy precisos pues todo
debe tomarse en cuenta, inclusive el hecho d que exista la posibilidad de
expandir la red en algún futuro.
Para que estas clases de estructuración sean efectivas en casi todo sentido,
sean horizontales, verticales o mixtos, existe también una actividad llamada
etiquetado de cables. El etiquetado de cables consiste plenamente en
otorgar a cada cable que conforme la red una etiqueta que le identifique de
forma que si surge la necesidad se pueda identificar de dónde y para cuál
equipo funciona o transmite la señal.
El etiquetado de red se divide en cuatro clases principales que se identifican
dependiendo del lugar. La primera clase se utiliza para cuando es solo el piso
de un edificio, entonces solamente requiere especificar la toma, el rack y la
propia máquina a la que se conecta. La clase dos aumenta el alcance o
especificación de la anterior ya que, a diferencia de la primera, esta identifica
a las etiquetas de cables que conectan dispositivos en edificios de más de
una planta. La única ampliación es el requerimiento de decir en cuál piso se
encuentra. La tercera conviene a un concepto al que se le denomina
“campus”, un espacio que consiste en una serie de edificios en un espacio
pequeño. La cuarta clase es técnicamente lo mismo, pero en lugar de un
campus son varios los que se piden identificar.
El etiquetado de cables se rige por distintas normas que especifican la forma
o fórmula en la que podemos escribir las coordenadas. Existen tres
aprobadas. La ISO/IEC 14763-1, la EN 50174-1 y la TIA/EIA 606-A. La tercera
es la que más se recomienda y se usa ya que a diferencia de las primeras dos,
es la que resulta ser la más específica. Tiene una forma que todos entienden
ya que su concepto es prácticamente universal. Las dos primeras, en cambio,
tienden más a adecuarse a las preferencias del usuario o persona que esté
instalando las etiquetas. Es mucho más liberal que la última. Es importante
utilizar etiquetas de calidad y resistentes y ubicarlas en lugares visibles, en el
extremo final del cable. En el caso de que no se siga esta norma, lo realmente
esencial es realizar una codificación clara y asegurarse de que todos los
elementos que constituyen el cableado estén convenientemente registrados
en una base de datos, incluyendo todas las conexiones. Para lograr esto
existen diferentes materiales con los cuales fabricar etiquetas de calidad, así
como herramientas que se encargan de imprimir la etiqueta o de sellarla a un
cable. Es bastante común que se quiera escribir directamente sobre el cable
pero esto no es recomendable ya que a la larga la etiqueta podría borrarse o
deteriorarse.
Estándar de cableado estructurado, planeación y
configuración de la red LAN.

El cableado estructurado es un concepto que consiste en una serie de


normas técnicas que indican cómo debe realizarse el cableado de red
LAN y como distribuir los puntos interconexión. Está implementado de
forma tal que su categorización se divide en el horizontal, el vertical y
también el mixto. Al cableado estructurado le intervienen diferentes
dispositivos, así como también diferentes normas que se dividen y
adaptan a cada parte que conforma la LAN. Existen normas y
estándares tanto para cables así como también las hay para
dispositivos.
A la hora de realizar cableado estructurado se debe tomar en cuenta la
topología de la red e identificar las medidas de conexión y la distancia.
Esto se hace con motivo de expandir las capacidades o posibilidades
de las que posee un espacio en el cual se puede instalar un cableado
estructurado. Se deben tomar en cuenta puntos como el espacio, el
ambiente y también el lugar para poder tener un aproximado de lo que
se va a invertir así como también los elementos que se van a utilizar.
Cuáles son los más adecuados o recomendables, e incluso los más
baratos.
La utilidad de diseñar un cableado estructurado es tener a disposición
los cables de señal en un edificio para cualquier tipo de servicio como
voz, datos, video, etc. Esto puede lograrse mediante el uso de varios
dispositivos los cuales están hechos específicamente con el motivo de
poder llevar y organizar el cableado. El patch panel es uno de estos
dispositivos. Es un panel en donde se conectan los cables que
conforman la red. Puede ser de 12, 24 o 48 incluso de hasta 96
puertos, este puede ser de categoría 5e y 6 con conectores RJ45 de
esas mismas categorías. Por otra parte, están los jacks o rosetas que
se usan como puertos para los cables, pero estos están cerca de un
equipo de tal forma que pueda conectarse a él sin tener que estar al
lado del rack. Los conectores RJ45 se componen de bronce, fosforo o
policarbonato y para funcionar necesita una placa keystone o Jack y
utiliza el estándar ANSI/TIA/EIA-568 C.2.
El rack es uno de los dispositivos esenciales que conforman una red el
cual tiene como función proteger el patch panel como una carcasa,
tiene la misma función que las canaletas las cuales protegen de la
misma manera los cables. La diferencia es que es más bien un
gabinete, nombre que se le da pues tiene la capacidad de abrirse, así
como lo hace un gabinete para poder instalarle uno o más patch panel
dependiendo de las necesidades del usuario.
Otro elemento que tenemos que tomar en cuenta serían las
herramientas, que nos ayudan más a la hora de instalar que a la hora
de diseñar o planear. Las pinzas de crimpar nos ayudan a fabricar los
cables con los que nuestros equipos son capaces de conectarse a la
red mediante las rosetas o puertos RJ45. Esto es posible gracias a
que, en su mayoría, los cableados estructurados han dejado de usar el
cable coaxial optando por el uso del par trenzado, y en su momento o
necesidad, a la fibra óptica.
El tester es una herramienta que también nos ayuda a la hora de
fabricar cables ya que es una máquina a la que podemos conectar
nuestro cable ya ponchado para probar que sus pines estén
funcionando al cien por ciento. Esto nos garantiza un buen ejercicio de
nuestros conocimientos así como la habilidad de fabricar estos cables.
Conformados todos estos elementos se puede decir que el cableado
estructurado junto a sus estándares y herramientas son nada más que
un medio por el cual organizamos, fabricamos y usamos una red LAN
dependiendo del lugar y especificaciones del usuario o fabricante.