Está en la página 1de 3

REVISOR FISCAL FIGURA SOCIAL DEL ESTADO COLOMBIANO

En el acelerado cambio evolutivo que nuestra sociedad ha sufrido en los últimos 50


años la contabilidad se ha convertido en una de las más importantes herramientas
para el mundo globalizado ya que ésta es el leguaje de comunicación que poseen
las empresas para transmitir a todos sus interesados a través de las cifras las
realidades tanto de los mercados globales como de los sectores específicos
otorgando a las personas las facultas para el análisis y la toma de decisiones.
Colombia no se ha quedado atrás en esta rápida, trascendental y contundente
carrera que estamos viviendo los contadores hoy en día, pues en nosotros recaen
las responsabilidades y decisiones de mayor importancia en las empresas, por esta
razón nos convertimos rápidamente en una figura con mayor relevancia dentro y
fuera de las organizaciones. En los procesos económico – culturales el contador
público en todos sus roles debe estar dispuesto a la armonización, adopción o
adaptación de los procesos que conducen a una integración económica en la
búsqueda del mejoramiento continuo del desempeño del trabajo.
Con lo mencionado en el inciso anterior surge la necesidad de tener una figura, una
persona que, cuente con las competencias para ejercer un control asertivo que
conlleve preservar la integridad contable y financiera de la empresa, es decir, nace
esa necesidad pública de inspeccionar el trabajo desempeñado por los gerente o
administradores. Por esta razón en Colombia a mediados del siglo XIX germina
propiamente un roll de la contaduría pública denominado REVISOR FISCAL.
La Revisoría Fiscal desempeña un papel de especial importancia en la vida del país,
a tal punto que una labor eficaz, independiente y objetiva, brinda confianza para la
inversión, el ahorro, el crédito y en general contribuye al dinamismo y al desarrollo
económico. Como órgano privado de fiscalización, la revisoría está estructurada con
el ánimo de dar confianza a los propietarios de las empresas sobre el sometimiento
de la administración a las normas legales y estatutarias, el aseguramiento de la
información financiera, así como acerca de la salvaguarda y conservación de los
activos sociales, de la conducta que ha de observar en procura de la razonabilidad
de los estados financieros.
El trabajo del revisor fiscal deberá ser continuo y permanente, actuar como un
órgano social formado por la ley y es la ley la que le da el sustento jurídico,
garantizando el cumplimiento de la eficiencia dentro de la empresa y previniendo el
fraude y la perdida de recursos, debe vigilar que se le dé una adecuada
administración a la riqueza, sin que esto lleve al detrimento de los intereses de otro,
ya que por encima debe estar el cumplimiento de la normatividad ÉTICA pues frente
a la sociedad y el estado se tiene la responsabilidad de velar por el cumplimiento de
las normas sociales y estatales.
Los revisores fiscales deben de ser contadores públicos certificados con la tarjeta
profesional. El órgano máximo de control o las juntas de socios son quiénes
escogen cuál va ser el revisor fiscal de su organización. Pues, ésta figura de revisor
fiscal es propiamente de Colombia creada para ayudar a los socios a vigilar la
gestión de sus administradores, reglamentada por la Ley 43 de 1990 en la cual se
resalta la función más importante y es actuar como agente INDEPENDIENTE
estando por encima de la administración y vigilando la gestión de quién está guiando
las compañías.
De allí parte la diferencia entre el revisor fiscal, Auditores y contralores pues los
auditores y contralores están por debajo y dependen de la administración son parte
de la estructura del control interno de la compañía mientras que el revisor fiscal está
por encima de la administración, ejerciendo un roll de vigilancia, velando porque la
información cumpla con los criterios y estándares de la normatividad vigente.
El revisor fiscal debe propender por alcanzar el principal propósito el cual es la
esencia de su profesión y es dar FE PÚBLICA la cual está reglamentada en el
artículo 38 de la ley 43 de 1990 y hoy en la norma internacional bajo el decreto 302
del 2015. El valor de ésta, está en volver a creer en la palabra a partir de centrarnos
en las evidencias, garantizando el fundamento en la capacidad de atestiguamiento
ya que el dictamen de un Contador Público radica en la confianza que la sociedad
otorga a dicho profesional como persona idónea, íntegra y confiable en sus
opiniones, con capacidad de independencia mental y funcional para garantizar que
sus juicios profesionales sobre los entes económicos, en general, son reales,
fidedignos o razonables y ajustados a la verdad.
Mas no se debe confundir la confianza con que la sociedad en general recibe sus
opiniones con la fe que el Estado le otorga legalmente a dichas opiniones o
afirmaciones, en reconocimiento a la calidad de quien las emite.
Tal delegación es consecuencia de la confianza y constituye un reconocimiento
digno a determinadas personas, obligando por tanto a una responsabilidad social y
legal de quien ha sido favorecido con dicha delegación, generada de la confianza y
que se arraiga jurídicamente con la fe pública, con consecuencias económicas y
punitivas para quien falta a la confianza y a la fe que le es debida.

“La formación académica del contador público y del revisor fiscal como tal,
es solo un minúsculo porcentaje en el producto de su desempeño pues, en
gran medida lo que demuestra la calidad de profesionales es su persona como
ser social, sus principios, carácter, crianza en el hogar, la moral y la ética.”
BIBLIOGRAFÍA

 https://actualicese.com/el-verdadero-valor-de-la-fe-publica/

 https://www.youtube.com/watch?v=yIbvN7PlxyE

 https://es.scribd.com/document/248926731/Ensayo-Revisoria-Fiscal

 http://www.unilibrebaq.edu.co/ojsinvestigacion/index.php/dictamenlibre/articl

e/view/536/0

 https://www.youtube.com/watch?v=4OAwcFbvTlY

 https://aprendeenlinea.udea.edu.co/revistas/index.php/adversia/article/down

load/11298/10331¿qué se ejerce en Colombia: revisoría o auditoría?

También podría gustarte