Está en la página 1de 7

LA SEGUNDA REPÚBLICA ESPAÑOLA. LA CONSTITUCIÓN DE 1931.

POLÍTICA DE
REFORMAS Y REALIZACIONES CULTURALES. REACCIONES ANTIDEMOCRÁTICAS
1. PROCLAMACIÓN DE LA REPÚBLICA

La República nació en circunstancias difíciles por los efectos de la crisis del 29. En Europa el fascismo estaba en
ascenso. Como respuesta se produjo la formación de Frentes Populares de izquierda en varios países europeos.

El resultado de las elecciones municipales de Abril de 1931 dio la victoria a las fuerzas republicanas en las grandes
ciudades. El día 14 de Abril se proclama la República. De inmediato el Gobierno Provisional se hace cargo del
gobierno. El rey Alfonso XIII renunció a la Corona y abandonó España.

El Gobierno Provisional representaba a las principales fuerzas de la coalición republicano-socialista:


republicanos conservadores, de izquierda y radicales, socialistas y nacionalistas catalanes y gallegos.
Fuera quedaba la derecha monárquica, los nacionalistas vascos, y el obrerismo más radical (comunistas y
anarquistas). Se convocan elecciones para finales de Junio.

Paralelamente el gobierno provisional decretó una serie de medidas de extrema urgencia. La concesión de una a
amnistía para los presos políticos, la libertad para los partidos políticos y sindicatos, las primeras medidas de
reforma agraria. Era un gobierno de clases medias con amplio respaldo popular que contó con la oposición
de los grandes propietarios agrícolas, la oligarquía financiera, la Iglesia y parte del ejército.

Las elecciones se celebraron por sufragio universal masculino y una altísima participación a pesar de que
parte de la Derecha no votó y los anarquistas se abstuvieron. La Victoria fue para la Coalición Republicano
Socialista. El Jefe del Gobierno será Niceto Alcalá Zamora, que dimitirá cuando se estaba haciendo la
Constitución. Le sucederá Manuel Azaña, más tarde Alcalá Zamora será elegido Presidente de la República.

Se forman las nuevas Cortes y se encarga a una Comisión para que elabore el proyecto de Constitución, que
será debatido y aprobado por las Cortes en Diciembre de 1931.

2. LA CONSTITUCIÓN DE 1931

Esta Constitución se inicia con la definición de soberanía popular, dándole carácter democrático y progresista
y renunciando a la guerra como instrumento en las relaciones internacionales.

- En ella se dio una extensa declaración de derechos y libertades individuales, colectivas y sociales.
- Sufragio universal para mayores de 23 años y se permite el voto femenino.
- Se establece el derecho a la educación y el trabajo como obligación social.
- El poder legislativo le corresponde a las Cortes y están formadas por una sola Cámara, el Congreso.
- El poder ejecutivo lo tiene el presidente de la República que se elige cada seis años de manera
indirecta y este nombrará como Jefe del Gobierno (que se elige cada cuatro) al candidato que decidan las
Cortes
- El poder judicial es independiente y su máximo órgano es el Tribunal de Garantías Constitucionales.
- El Estado se define como “integral” o unitario formado por autonomías con sus correspondientes
Estatutos de autonomía.
- Se recoge la facultad del gobierno para expropiar bienes de utilidad social.
- En cuanto a la religión, el Estado no tiene religión oficial ni presupuesto de culto y clero.
La Constitución fue rechazada por la Iglesia y por la derecha por tener carácter progresista.

Tras duros debates sobre el voto femenino, se consigue finalmente el sufragio universal. Los artículos referentes
a la religión provocaron la dimisión de Alcalá Zamora como Jefe del Gobierno. Cuando se aprueba la Constitución
Alcalá Zamora será elegido presidente de la República y Manuel Azaña será elegido Jefe del Nuevo Gobierno.
3. EL BIENIO PROGRESISTA ( 1931 - 1933 )

Este primer Gobierno de la República dirigido por Manuel Azaña estaba formado de la misma manera que el
Gobierno provisional (menos los radicales de Lerroux). Impulsaron un programa de reformas con el objetivo de
modernizar y democratizar la sociedad española.

— Reformas laborales —

El socialista Largo Caballero, ministro de trabajo, continuó con las reformas laborales. Se aprobó la Ley de Jurados
Mixtos para solucionar los problemas laborales. Se estableció la jornada laboral de 40 horas semanales, y el
aumento de los salarios. Se dieron reformas en el campo. Se promovió la creación de Seguros Sociales. Todo
esto provocó la irritación de los empresarios.

— Reforma educativa y cultural —

Se trataba de promover una educación liberal, mixta, y laica, en manos del Estado y para toda la población. El
centro fue la enseñanza primaria pública, obligatoria y gratuita. Totalmente laica y mixta. Se construyeron
muchísimas escuelas y se crearon muchas plazas de maestros. Se le prohíbe a la Iglesia la educación.

Por otro lado se intentó mejorar el nivel cultural de la población creando Casas de la Cultura en los pueblos. En
este sentido se formaron las Misiones Pedagógicas formadas por grupos ambulantes de estudiantes, profesores
e intelectuales que llevaban por los pueblos bibliotecas, conferencias y grupos de teatro.

— La cuestión religiosa —

Querían limitar la influencia de la Iglesia en la sociedad. La Constitución estipula la no confesionalidad del Estado.
Permiten el divorcio, los matrimonios civiles y los cementerios civiles. En la ley de Congregaciones religiosas se
les prohíbe la posesión de bienes y la intervención en negocios, tampoco pueden intervenir en la
educación. Se produce la expulsión de los jesuitas.

El Cardenal Segura se enfrentó a la República desde el primer momento y fue expulsado de España.

— La modernización del ejército —

La llevó a cabo Manuel Azaña. Se pretendía crear un ejército profesional y democrático. Para ello había que reducir
la gran cantidad de oficiales que había (favorecido por la guerra de África), poner fin a la intervención de los
militares en la política. Para esto se aprueba la Ley de Retiro de la Oficialidad por la que todos los oficiales en
activo debían prometer su apoyo a la República y si no, se podían retirar con el sueldo íntegro. La reducción del
presupuesto dificultó la modernización del armamento. Los africanistas acogieron mal estas reformas que primaba
la formación para los ascensos. Se suprimieron las Capitanías Generales.

Se creó la Guardia de Asalto, una fuerza de orden público fiel a la República.

— La Reforma del Estado centralista —

Se configura un Estado no federal pero sí con autonomías.

En Cataluña se forma un gobierno preautonómico (Generalitat) que redactaría un nuevo estatuto que fue aprobado
por las Cortes, tras intensos debates.

En el País Vasco hubo un proyecto de Estatuto que las Cortes rechazaron por ser incompatible con la Constitución
Republicana. No se aprueba hasta 1936.

El estatuto gallego no llegó a ser aprobado por las Cortes por la guerra civil y el andaluz tampoco vio la luz.
— La Reforma agraria —

Se intenta poner fin al latifundio existente en el centro y el sur de la Península y mejorar las condiciones de vida de
los jornaleros y arrendatarios.

Los primeros Decretos pretendían proteger a los jornaleros a los arrendatarios. El gobierno provisional decretó la
contratación de los jornaleros del término municipales donde estuviera la tierra y la no suspensión de los contratos
de arrendamiento

La Ley de Reforma Agraria de 1932 permitía la expropiación sin indemnización de las tierras de una parte de la
nobleza, Grandes de España y la expropiación con indemnización de las tierras cultivadas deficientemente, las
arrendadas sistemáticamente, las de los propietarios que tuvieran más del 20% de la renta municipal o que
excedieran de un número determinado de hectáreas.

Se crea el IRA para que aplicara esta reforma y contaban con un presupuesto para ello, pero fue un fracaso por la
resistencia de los propietarios. Esto hizo que la tensión social de los campesinos aumentara con ocupaciones de
finca y radicalización de los sindicatos obreros. Se produjeron sucesos como los de Casas Viejas o Castilblanco con
duros enfrentamientos con la Guardia Civil.

Fin del Bienio

Algunos sectores del ejército pretendieron aprovechar este descontento dando un golpe de Estado en 1932,
protagonizado por el general Sanjurjo, que fracasó siendo este exiliado en Portugal.

La lentitud de las reformas y el paro provocó el desencanto de los trabajadores además de la actitud no
negociadora de propietarios agrícolas e industriales que se negaban a aplicar las leyes.

Hechos como los de Casas Viejas provocaron un enorme desgaste del gobierno, y se rompe la coalición
republicano-socialista.

La Centro-Derecha se reestructuró en torno al Partido Radical de Alejandro Lerroux y la derecha católica,


monárquica y conservadora se une a la CEDA de Gil Robles.

Manuel Azaña se encuentra sin el apoyo de los socialistas en el Congreso y dimite y el Presidente Alcalá Zamora
disuelve las Cortes y convoca elecciones para noviembre de 1933.

4.- EL BIENIO CONSERVADOR ( 1933 - 1935 )

Las elecciones generales se celebraron el 18 de noviembre con el triunfo de la derecha. Fueron las primeras en
España en las que votaron las mujeres, pero el triunfo de la derecha hay que buscarlo en que la izquierda está
desunida: los republicanos y los socialistas enfrentados por los conflictos sociales, presentaron candidaturas
separadas. Además de la petición de abstención por parte de la CNT, coherente con sus ideas, pero también
desengañada por los conflictos de la etapa anterior.

Por el contrario la Derecha se presentó unida y organizada. El resultado fue el triunfo de los partidos de centro-
derecha lo que inauguró dos años de gobierno conservador, el llamado Bienio Negro por la paralización de las
reformas.

Dos fuerzas políticas se repartieron la mayoría de los escaños, el Partido Radical de Alejandro Lerroux y la
CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) de Gil Robles. El presidente de la República Alcalá
Zamora (derecha republicana) que no se fiaba del carácter extremista de la CEDA, confió la formación del Gobierno
al Partido Radical, aunque tuviera menos escaños. El Partido Radical forma gobierno con el apoyo de la CEDA
bajo promesa de la paralización de todas las reformas.

El triunfo de la derecha fue contestado por una insurrección armada de la CNT que acabó con un centenar de
muertos y muchos anarquistas encarcelados.
— La paralización de las reformas —

En el campo se frenó la reforma agraria: Se fijó la devolución de las tierras a la nobleza. Se detuvo el proceso de
entrega de tierras a los campesinos y se decretó la libertad de contratación y de salarios. Miles de campesinos
fueron expulsados de las tierras en donde habían sido asentados. Los terratenientes se negaron a contratar a los
que se hubieran destacado en las reivindicaciones y comenzaron a pagar salarios de miseria.

El País Vasco también vio paralizado el Estatuto

La Reforma militar quedó también detenida y se puso en puestos claves a militares claramente conservadores,
como Mola o Franco. Se aprobó una amnistía para los golpistas de Sanjurjo pero no para los anarquistas
encarcelados.

La política religiosa y educativa sufrió también un cambio radical. Se devuelve a la Iglesia el presupuesto de
culto y clero, se intenta un Concordato con la Santa Sede y se paraliza la secularización de la enseñanza. Se
paraliza las construcciones de escuelas y el presupuesto de cultura y se anula la enseñanza mixta.

— La radicalización política —

Durante 1934 las posiciones de la derecha y de la izquierda se polarizaron.

En la Derecha la CEDA va cogiendo fuerza. Sus juventudes participan activamente en manifestaciones contra las
organizaciones obreras, siguiendo el modelo fascista alemán. Consigue relegar a los otros partidos de Derechas y
reclamó una acción más contundente amenazando a Lerroux con retirarle el apoyo parlamentario.

Los republicanos de izquierda ,a lo largo de 1934, se unen en diversos grupos y se forma Izquierda Republicana.
El movimiento obrero se radicalizó. En el PSOE se inicia la preparación de una revolución en el caso de que la
CEDA llegara al gobierno, se le une el Partido Comunista. La CNT se mantiene al margen tras el fracaso de la
movilización tras las elecciones. Al frente revolucionario se le suma también los nacionalistas de Esquerra,
enfrentados con el gobierno central.

— La revolución de Octubre de 1934 —

El programa de paralizaciones de reformas, los enfrentamientos tanto callejeros como en las Cortes y las
tensiones sociales desencadenan una situación explosiva.

En el verano hubo un conato revolucionario cuando la UGT organiza una huelga general de campesinos en
protesta por la paralización de la reforma agraria que fue duramente reprimida.

Los dirigentes de la CEDA provocan la crisis del gobierno del Partido Radical y consiguen que Lerroux les de
tres carteras ministeriales. Esa misma tarde, el 4 de Octubre, los dirigentes socialistas dieron la orden de huelga
general en todas las ciudades. En el campo no tuvo éxito por la dura represión del verano anterior. El movimiento
fracasó a nivel nacional por la falta de coordinación y la contundente respuesta del gobierno que decretó el estado
de guerra. Pero no fue así ni en Asturias ni en Cataluña.

En Asturias los obreros, perfectamente organizados, (con el apoyo de socialistas, anarquistas y comunistas)
destituyeron a las autoridades y conquistaron la capital tras duros combates con las fuerzas de orden público. Los
mineros organizaron los suministros y asumieron el control de la industria y de los servicios, se trataba de una
revolución socialista. El gobierno mandó desde África a la Legión (tropas profesionales bajo el mando del general
Franco), para reprimir el levantamiento. La represión fue brutal, más de 1000 mineros muertos , muchos de ellos
ejecutados sin juicios por los militares, 2000 heridos y 5000 detenidos, lo que desencadenó una campaña de
solidaridad internacional .
En Cataluña la revolución tuvo un carácter más político, estuvo apoyada por el propio presidente de la
Generalitat Lluis Companys, que pretende evitar la entrada de la CEDA en el gobierno. La cuestión agrícola
enfrentó al gobierno central con la Generalitat de Cataluña en manos de Esquerra Republicana que
promulgaron la Ley de Contratos de Cultivo para seguir con la reforma agraria. Los propietarios agrupados en torno
a la Lliga Catalana llevaron la ley al Tribunal de Garantías Constitucionales que la declaró ilegal. Pero el gobierno
de la Generalitat presidido por LLuis Companys no aceptó la anulación y aprobó otra idéntica lo que provocó una
tensión permanente con el gobierno central.

Se declaró el estado de guerra y se bombardeó y ocupó el palacio de la Generalitat. Todos los miembros del
gobierno catalán y del Ayuntamiento de Barcelona e incluso Azaña y el que fuera ministro de trabajo Largo
Caballero fueron detenidos.

— La crisis del Segundo Bienio —

Las consecuencias de la revolución fueron importantes. Los juicios por los sucesos de Octubre dan lugar a
veinte condenas a muerte aunque al final fueron indultados y La CEDA aumentó su influencia en el gobierno
aunque se mostró partidaria de aplicar las condenas con rigor y de reorientar la política más duramente. Se
suspendió el Estatuto de Autonomía de Cataluña. En el resto de España miles de campesinos fueron
expulsados de las tierras donde habían sido asentados. Se devolvieron las propiedades a los jesuitas y se
nombró a Gil Robles, líder de la CEDA, ministro de la Guerra y al General Franco Jefe de Estado Mayor.
Incluso se llegó a presentar un anteproyecto para modificar la Constitución, que restringe las autonomías, abolía
el divorcio y negaba la posibilidad de expropiación de tierras. Pero el proyecto no llegó a ser votado porque una
fuerte crisis de gobierno estalló en otoño de 1935.

Algunos miembros del Partido Radical se van del partido y forman la Unión Republicana además de los
escándalos por corrupción como el caso del estraperlo, una ruleta trucada que se introdujo bajo soborno en dos
casinos españoles y la malversación de fondos por parte de varios políticos del partido Radical. Esto deslegitima el
gobierno. Gil Robles intentó que le nombraran presidente del gobierno pero Alcalá Zamora se negó y se convocan
elecciones para Febrero de 1936.

— Las elecciones de Febrero de 1936. El Triunfo del Frente Popular —

Para presentarse a las elecciones, los partidos de izquierda (republicanos, socialistas y comunistas) se
agruparon en el Frente Popular, una coalición electoral basada en un programa común que defendía una amnistía
para los encarcelados por la revolución de Octubre, la aplicación de la legislación reformista y el
restablecimiento de los derechos constitucionales. La CNT no participó en el pacto pero no pidió la
abstención. Los partidos de derecha formaron distintas coaliciones constituidas por la CEDA, y los monárquicos de
Renovación española y los Tradicionalistas que formaron el Bloque Nacional y en algunas provincias los radicales
y la LLiga catalana. Pero no elaboraron una candidatura única para toda España, de hecho Falange y el PNV se
mantiene al margen.

En las elecciones el Frente popular obtuvo el 48% de los votos mientras que los partidos de derechas el 46, 5%.
La izquierda tuvo su victoria en las grandes ciudades y en las zonas del sur.

El nuevo gobierno estaba formado por republicanos (los socialistas estaban inmersos en un enfrentamiento
interno entre el ala izquierda dirigida por Largo Caballero y el ala derecha más moderada dirigida por Indalecio
Prieto). El Presidente de la República fue Manuel Azaña (Alcalá Zamora tuvo que dimitir tras la disolución de las
Cortes por segunda vez) y Casares Quiroga fue nombrado jefe del gobierno.
5.- EL GOBIERNO DEL FRENTE POPULAR ()

El nuevo gobierno puso en marcha el programa pactado por la coalición electoral. Se decretó una amnistía, y se
obligó a las empresas a readmitir a los obreros despedidos a raíz de las huelgas de 1934. Se restableció el
Estatuto de Autonomía de Cataluña y el País Vasco y Galicia comenzaron las negociaciones para que se
aprobaran los suyos. Se aleja de los puestos claves a los generales golpistas. La reforma agraria interrumpida
en 1933 se reanuda y comienzan los asentamientos de campesinos. Pero los sindicatos agrarios (CNT y UGT)
decidieron no esperar más y comenzaron las ocupaciones de fincas. El Gobierno se vio obligado a autorizar estas
ocupaciones y dejar las indemnizaciones para después. En Junio se volvió a poner la Ley Agraria de 1932. Los
propietarios se resistieron ayudados por la guardia civil y en muchos sitios se dejó perder la cosecha antes que
contratar a los jornaleros. En la industria ocurrió lo mismo se convocan huelgas pidiendo mejoras salariales y se
produjo el cierre de muchas fábricas y la “fuga de capitales”. La Iglesia volvió a atacar a la República.

La izquierda adoptó una postura revolucionaria mientras que la derecha pasaba a la provocación
deliberada, ejemplo Falange Española que organizan grupos armados para ir contra los líderes del
movimiento obrero que a su vez responden de la misma manera creando un clima de enfrentamiento civil.

— Hacia el Golpe de Estado —

Desde Diciembre de 1934, tras la revolución de Asturias, había contactos entre generales y la CEDA para un
golpe de Estado. La misma noche del triunfo del Frente Popular el general Franco intentó declarar el Estado de
Guerra. En Marzo un grupo de generales acordó un alzamiento que “restableciese el orden” pero este no triunfa
hasta que en Abril se pone al Frente el General Mola.