Está en la página 1de 3

LOS PRINCIPIOS DE LA CRIMINALÍSTICA

Los principios de la criminalística son el de individualidad, el de intercambio, el de


cambio progresivo, el de correspondencia de características, el de reconstrucción
de hechos y fenómenos, el de probabilidad y el principio de hechos circunstanciales.

La criminalística significa aplicar métodos científicos y procesos para resolver


crímenes. Su foco central es reconocer, identificar y evaluar la evidencia física.
Por esa razón se ha convertido en una parte esencial del sistema judicial, ya que
utiliza un amplio espectro de ciencias para lograr información relevante a la
evidencia criminal y legal.
La criminalística puede probar distintos elementos de un crimen a través de la
examinación de evidencia física, la ejecución de pruebas, la interpretación de
información, reportajes claros y concisos, y testimonios de un analista en
criminalística.

LOS 7 PRINCIPIOS MÁS IMPORTANTES DE LA CRIMINALÍSTICA

1. PRINCIPIO DE INDIVIDUALIDAD: El principio de individualidad habla sobre las


características individuales del hombre y de los materiales y objetos hechos por
él. Este principio declara que cualquier objeto, artificial o natural, es único y no
puede ser duplicado de ninguna forma. Por lo tanto es importante centrarse en
los detalles.
 Por ejemplo, las huellas y el ADN pueden ser similares, pero son distintivamente
únicos a cada persona.
Por esa razón son tan importantes en la criminalística: las huellas y el ADN han
resuelto muchos casos criminales.
2. PRINCIPIO DE INTERCAMBIO: El principio de intercambio también es conocido
como el máximo de intercambio de Edmond Locard. Habla sobre la importancia
del intercambio de rastros que sucede cuando existe un contacto entre dos
elementos. De acuerdo a este principio, cuando un criminal o instrumento del
crimen entra en contacto con la víctima o con objetos que lo rodean, dejarán
algún rastro. Esto implica que el criminal o su instrumento entran en contacto
con la víctima de alguna forma. Eso quiere decir que, de acuerdo a Locard, cada
contacto deja un rastro. En la criminalística esto se refiere a la transferencia de
evidencia que puede ser rastreada, como fibras, partículas de polvo o cabello.
 Por ejemplo, cuando dos piezas de ropa entran en contacto, las fibras que caen
de una de estas serán recogidas por la otra.
Si la transferencia existe de los dos lados, aumenta la importancia y la relación.

3. PRINCIPIO DE CAMBIO PROGRESIVO: El principio del cambio progresivo


declara que todo cambia con el tiempo. El cambio es inevitable en la vida y esto
también aplica a los objetos; todas las cosas cambian con el paso del tiempo.
Esto es importante en la criminalística ya que los objetos involucrados en una
escena del crimen, así como también el criminal, pasan por cambios. Esto hace
que puedan ser irreconocibles. Muchos objetos importantes para el caso se
desintegrarán con el tiempo, como el ADN. Por otro lado, los cuerpos se
descomponen con el tiempo, las marcas de llantas desaparecen, las picadas de
insectos se quitan, entre otros.

4. PRINCIPIO DE COMPARACIÓN O DE CORRESPONDENCIA DE


CARACTERÍSTICAS: El principio de comparación habla sobre la importancia
de encontrar una comparación entre dos entidades. Según este principio las
muestras solo pueden ser comparadas a muestras parecidas, ya sean de control
o de referencia.
 Por ejemplo, una muestra de cabello solo puede ser comparada a otra muestra
de cabello, una muestra de ADN solo se compara con otra muestra de ADN, y
así sucesivamente.
Es por eso que en la criminalística se enfatiza la necesidad de otorgar muestras
y especímenes parecidos para poder comparar.

5. PRINCIPIO DE ANÁLISIS O RECONSTRUCCIÓN DE HECHOS Y


FENÓMENOS: El principio de análisis declara la importancia de las técnicas de
análisis que se usan en la criminalística. Este principio enfatiza la necesidad de
atención al análisis. Textualmente el principio de análisis dice que «el análisis no
puede ser mejor que la muestra analizada. Es por eso que es una necesidad
tomar las muestras correctamente y siguiendo los procedimientos necesarios,
así como también se deben empacar y almacenar correctamente, y se deben
encontrar a los expertos precisos que puedan analizarla.

6. PRINCIPIO DE PROBABILIDAD: Gran parte de la criminalística es sobre la


probabilidad y el porcentaje. Todas las conclusiones derivadas después de un
análisis dependen en el método usado y sus respectivas ventajas y desventajas,
las cuales son tomadas en cuenta en el resultado final. Esto significa que todas
las identificaciones, definitivas o no concluyentes, son realizadas consciente o
inconscientemente basándose en la probabilidad. Por eso es imposible aseverar
con 100 % de seguridad que algo ocurrió de la manera en que se piensa que
ocurrió.

7. PRINCIPIO DE CERTEZA O DE HECHOS CIRCUNSTANCIALES: Según este


principio, cuando un hombre (ya sea un testigo o una víctima) da evidencia, la
misma puede no ser correcta. Las personas pueden mentir intencionalmente,
pueden percibir incorrectamente (como visión pobre o baja capacidad auditiva),
y pueden exagerar o hacer presunciones. Sin embargo, la evidencia otorga un
porcentaje más alto de seguridad; tiene más probabilidades de ser correcta por
lo que tiene un peso importante a la hora de resolver un crimen.