I.E.S .

CAMPO
DE

T EJADA

IES. "Campo de Tejada"
DEPARTAMENTO DE ORIENTACIÓN Teléfono 959 428262

PLAN DE ACCIÓN TUTORIAL. CURSO 2000/2001
Programa de Educación Sexual y Género (Tercer Curso de la ESO)

SESIÓN DE TUTORÍA 10: La adolescencia (I), ¿Qué me está pasando y qué te está pasando? (Auto-conocimiento)
OBJETIVOS: a) Facilitar el autoconocimiento del adolescente en los aspectos físicos y psíquicos de su personalidad. Propiciar el diálogo entre los jóvenes, logrando la capacidad de comprenderse mutuamente. Analizar los principales aspectos que definen la etapa adolescente y cómo hacer frente a sus dificultades o crisis. Motivar el conocimiento mutuo entre el grupo de iguales compartiendo experiencias y valores en relación con su desarrollo personal, afectivo y social.

b)

c)

d)

JUSTIFICACIÓN: A pesar de que el conocimiento de uno mismo es uno de los temas preferidos por los adolescentes no siempre existe el espacio y tiempo adecuado en los centros educativos para abordar estos temas con la profundidad requerida. Esta sesión trata de propiciar un diálogo abierto y razonado sobre las principales características de ser hoy “adolescente” entre el grupo de alumnos y el adulto representado por el profesor tutor. Además trata también de facilitar las relaciones con el tercer vértice ausente que son los padres de los alumnos. ACTIVIDADES: 1. Motivación. El profesor tutor presentará el objetivo básico de la sesión que no es otro que hablar de ellos mismos, de qué significa ser adolescente, cuáles son sus características, problemas, intereses, normas, etc., así como la relación con los adultos en general. 2. Lectura individual del texto que se presenta en el anexo. Trabajo en pequeño grupo sobre las preguntas del texto. 3. Debate en grupo. Cada portavoz presentará al resto de la clase las opiniones de sus grupos respectivos. El profesor tutor moderará dicho debate y se recogerán por escrito las principales aportaciones de los grupos.

IES “Campo de Tejada”. Dpto. de Orientación.

Pág. 1

¿Cómo se dice que somos los adolescentes?
Seguro que cuando has leído este título has dado varias respuestas; pero no corras tanto, pues seguro que hay aspectos de tu persona que no conoces o conoces muy poco. Habéis oído que atravesáis una etapa que se denomina adolescencia, la edad del pavo o algo similar. Como sabéis la adolescencia es la etapa de la vida durante la cual dejamos de ser niños para hacernos adultos. Pero, ¿qué es ser adulto? Físicamente casi todos sois adultos pues habéis alcanzado la madurez sexual o estáis a punto de alcanzarla. Pero, ¿y psíquicamente? ¿sois adultos? ¿y socialmente? ¿sois reconocidos como adultos? ¿por qué? Ser adulto, en efecto, es algo más complejo de conseguir que sólo lo físico. Incluso hay personas que no llegan nunca a serlo del todo. La adultez o madurez psíquica la vamos a considerar en dos aspectos diferentes de la persona: la madurez intelectual y la madurez afectiva. La madurez intelectual, es decir, la consecución de las formas superiores de pensamiento, dependerá del trabajo intelectual que hayas realizado a lo largo de tu vida, y de las estrategias de pensamiento que pongas en uso. La no consecución de este pensamiento o el retraso en su adquisición, te va a originar dificultades en los estudios. Hay muchas personas que no alcanzan esta forma superior de pensamiento llamado pensamiento formal-abstracto. Pero, ¿y afectivamente? Te encuentras ahora un poco confuso ¿verdad? No creas que esa confusión es sólo tuya; lo mismo nos ha pasado a todos los que somos mayores que tú, a los que son como tú y a todos los que vengan detrás de ti. ¿Te creías único? Acuérdate de cuando te gustaba ir de la mano de tu madre o de tu padre; de cuando hasta llorabas porque, a veces, se iban y no te llevaban con ellos. Que no te dé vergüenza reconocerlo. ¿Y ahora qué ocurre? Llega un momento en que queremos ir “solos” por la vida. Es el momento de la “rebelión”; comenzamos a oponernos a la autoridad del adulto, discutimos por todo, negamos o nos oponemos a los valores que nos han transmitido hasta ahora; ninguna de sus normas nos parece bien. Esto influye mucho en la relación con los padres por eso sería conveniente que hablaras con ellos sobre esto. Pregúntales cómo eran ellos a tu edad, qué hacían, cómo conversaban con tus abuelos... Posiblemente te sirva para que os entendáis mejor. Y es que a tu edad se siente la necesidad de afirmar tu identidad, de ser tú mismo y diferente a los otros. Tan pronto te sientes orgulloso de ti, como te odias y avergüenzas de ti mismo. ¿Qué te pasa? ¿Por qué esos cambios tan bruscos? Por un lado, tienes un afán de originalidad, te duele pasar desapercibido. Esto te lleva a vestirte de otra forma, a portarte de otro modo, a utilizar un lenguaje distinto. Todo lo que sea con tal de sentirte diferente a lo que eras antes y distinto a los adultos, sobre todo a tus padres. Pero por otro lado, tanta originalidad se pierde cuando estamos con los amigos, con la pandilla. ¡Qué raro! Tú, que eres rebelde por naturaleza, que te gusta llevar la contraria a casi todo, aceptas más a menudo de lo que crees las normas y las modas impuestas por tu grupo. Lo que al grupo de tus amigos le parece bien, a ti también. Piensa por un momento en cómo vestís, en cómo habláis, recuerda alguna experiencia de algo que tú no habrías hecho y que, sin embargo, por el qué dirán los colegas sí lo has hecho.

IES “Campo de Tejada”. Dpto. de Orientación.

Pág. 2

Es lógico que tengas una gran necesidad de tener amigos y amigas. Con ellos ves que hay quien siente lo mismo que tú, quién tiene las mismas reacciones y que además te apoya. Pero, a pesar del grupo de amigos muchas veces te sientes solo/a, incomprendido y sólo te encuentras a gusto con tu música, tus películas, personales, actores, etc... También comienzas a descubrir al otro sexo, y el propio sexo en sí. Te enamoras y te olvidas con facilidad y con gran apasionamiento. Y sobre todo ¡cuántas veces exageráis y aparentáis saberlo todo por no dar otra imagen al grupo! ¿Por qué te pasa todo esto? Los psicólogos hablan del desarrollo de la identidad personal como el tema vital más importante en la personalidad adolescente. Erikson identificaba a la adolescencia como la etapa de la vida en la que cristalizaba la identidad personal. Es decir, cuando el adolescente trata de “definir del modo más explícito posible quién es el mismo, a través de todas sus actividades, aficiones, aspiraciones y amores; en concreto en los amores es donde hace apasionadas tentativas para llegar a definir su propia identidad, proyectando sobre la persona amada la propia imagen de sí mismo”. Esta especie de lucha por ser una persona única e independiente causa el distanciamiento en primer lugar de tus padres. Quieres romper el fuerte cordón que os une y empiezas a decir que no a los horarios, a sus normas y dejas de darles besos cuando te ven los demás. Pero tú los quieres, y esa lucha te hace sentir mal, al mismo tiempo que no te puedes oponer a ella. Esta lucha te lleva a buscar el apoyo de tus amigos que son como tú. Sin embargo, eso que andas buscando aún sin saberlo (ser tú mismo) no lo alcanzarás hasta que no logres también independizarte de tu grupo de iguales. Hasta que no dejes de llevar la contraria porque sí a los adultos y comiences a analizar comprensivamente sus razones y a compararlas con las tuyas; hasta que no comiences a criticar las decisiones del grupo y a tomar razonadamente las tuyas, sin sentirte presionado por nada ni por nadie. A continuación te presentamos tres casos de adolescentes como tú ¿Con cuál de los tres te sientes más identificado? Piensa y escríbelo a continuación. 1. “Me encuentro muy mal conmigo mismo. Cambio fácilmente de humor. Las relaciones con mis padres son bastante malas, casi me avergüenzo de ellos. Mis reacciones son muy violentas o, por el contrario, no soy capaz de contestar a los compañeros que creo más fuertes que yo. Sólo me vale que los demás vean que yo valgo”. 2. “Estoy contento con mi aspecto, aunque me preocupa mucho. Me gusta vestir sólo la marca de moda. No suelo hablar con mis padres, sólo discutir. Reconozco que hago “cosas” sólo para que vean los compañeros de qué soy capaz. Cuando el grupo de compañeros decide hacer algo en lo que no estoy muy de acuerdo, algunas veces me opongo y no lo hago”. 3. “ Me acepto tal y como soy. Procuro agradarme y agradar a los demás con un buen aspecto. Las marcas de moda no guían mi modo de vestir. Las relaciones con mis padres son correctas: dialogamos, ambos exponemos nuestros puntos de vista e intento comprender su forma de ver las cosas. Siempre que puedo agradarles lo hago. Tengo mi propio plan de vida, no dependiente de los que dirán unos u otros; en este plan entran los compañeros, los amigos, pero siempre que no pretendan cambiar mi forma de pensar. Al actuar siempre procuro hacerlo de acuerdo con mis propias convicciones, no por lo que dirán los demás. Normalmente, intento analizar detenidamente mis actos”. Piensa individualmente sobre lo leído. ¿Te sientes identificado en algunos aspectos? ¿en cuáles? ¿Cuáles son ahora las normas que el grupo te impone sin tú darte cuenta? ¿Con cuáles no estarías de acuerdo? ¿Qué cosas crees que son las más importantes para llegar a ser adulto de verdad?

IES “Campo de Tejada”. Dpto. de Orientación.

Pág. 3

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful