Está en la página 1de 13

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA SALUD

SERVICIO AUTÓNOMO INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS

“DR. ARNOLDO GABALDON”

POSTGRADO DE EPIDEMIOLOGIA DE ENFERMEDADES


METAXÉNICAS

MEDIDAS PREVENTIVAS EN UNA COMUNIDAD COMO


ESTRATEGIAS DE VIGILANCIA Y CONTROL AMBIENTAL LUEGO
DE DIAGNOSTICAR BROTES, CASOS DE ENFERMEDADES
OCASIONADAS POR ALGUN FOCO DE CONTAMINACIÓN
ATMOSFERICA

AUTORES:
Licda. Isleidys Garrido
Licda. Gladys M. Lewis
Od. María De los ángeles Páez D.

Maracay, 20 de Agosto de 2016


INTRODUCCIÓN

Los planes de vigilancia ambiental, son estudios de impacto ambiental y otras


índoles medioambientales y de infraestructuras que demanda una redacción y
cumplimiento de un Plan Diagnóstico de Vigilancia Ambiental; su función es
controlar que los impactos ambientales estimados en los estudios de
impacto o informes de sostenibilidad ambiental son los estimados inicialmente,
establecer la forma de llevar a cabo las inspecciones, controles y se encarga de
asegurar que toda la protección medioambiental sea llevada a la realidad
adecuadamente.

En estos diagnósticos se deben controlar todos los aspectos


ambientales afectados por el desarrollo del proyecto, tales como calidad de
las aguas, de los suelos, aspectos de contaminación acústica, atmosférica, medidas
de protección de flora y fauna; y aspectos particulares en cada actuación. El
equipo multidisciplinario en participar está capacitado para actuar de manera
coordinada en temas tales como: acústica, hidrología, gestión de residuos,
arqueología, seguimiento faunístico y de flora.

Todos los aspectos ambientales afectados por el desarrollo del proyecto, tales
como calidad de las aguas, de los suelos, aspectos de contaminación acústica,
atmosférica, medidas de protección de flora y fauna y aspectos particulares en cada
actuación.
MEDIDAS PREVENTIVAS EN UNA COMUNIDAD COMO
ESTRATEGIAS DE VIGILANCIA Y CONTROL AMBIENTAL LUEGO
DE DIAGNOSTICAR BROTES, CASOS DE ENFERMEDADES
OCASIONADAS POR ALGUN FOCO DE CONTAMINACIÓN
ATMOSFERICA

Los objetivos básicos de un Programa de Vigilancia Ambiental son los


siguientes: Controlar la correcta ejecución de las medidas preventivas y
correctoras de impacto ambiental previstas; verificar los estándares de calidad de
los materiales y medios empleados en las actuaciones proyectadas de índole
ambiental; comprobar la eficacia de las medidas preventivas y correctoras
establecidas y ejecutadas. Cuando tal eficacia se considere insatisfactoria,
determinar las causas y establecer los remedios adecuados; detectar impactos no
previstos y proponer las medidas adecuadas para reducirlos, eliminarlos o
compensarlos; informar de manera sistemática a las autoridades implicadas sobre
los aspectos objeto de vigilancia y ofrecer un método sistemático, lo más sencillo y
económico posible, para realizar la vigilancia de una forma eficaz y describir el tipo
de informes y la frecuencia y periodo de su emisión y a quien van dirigidos.

Para conseguir estos objetivos el Programa de Vigilancia Ambiental debe


describir con el suficiente grado de detalle el seguimiento que se va a hacer de
las medidas correctoras y de los elementos del medio natural. Se deben especificar
los plazos estipulados para su realización, la frecuencia de controles, el espacio
físico a controlar, los métodos a utilizar, el equipo humano implicado, los equipos
de medida a emplear, entre otros.

Los objetivos principales de los Informes emitidos durante el desarrollo práctico


del Programa de vigilancia ambiental son: asegurar el cumplimiento de todas las
medidas contempladas en el documento; hacer accesible la información;
dejar constancia documental de cualquier incidencia en su desarrollo.

De acuerdo con la legislación ambiental el programa de vigilancia y diagnóstico


ambiental es el sistema que garantiza el cumplimiento de las indicaciones y medidas
protectoras y correctoras establecidas en el estudio de impacto ambiental; Sus
objetivos son: velar para que la actividad se realice según el proyecto y las
condiciones en que se hubiere autorizado en relación con el medio ambiente;
determinar la eficacia de las medidas de protección ambiental contenidas en la
Declaración de Impacto Ambiental y verificar la exactitud y corrección del estudio
de impacto ambiental realizada.

Se trata de un instrumento dinámico de previsión y control de efectos que


permitirá comprobar que las medidas preventivas y correctoras propuestas en el
Estudio de Impacto Ambiental y contenidas en la declaración de impacto se han
realizado y son eficaces; debemos verificar los impactos previstos y detectar los
impactos no previstos en el estudio de impacto ambiental; advertir sobre los valores
alcanzados por los indicadores de impacto seleccionados, teniendo en cuenta los
niveles críticos o umbrales de alerta establecidos, en su caso a fin de obtener
información útil para mejorar el conocimiento de las repercusiones ambientales de
proyectos del mismo tipo en ámbitos similares que pueda contrastar y mejorar los
métodos de predicción existentes.

COMPETENCIAS EN LAS ESTRATEGIAS DE VIGILANCIA Y


CONTROL AMBIENTAL

Las responsabilidades asociadas al programa de vigilancia ambiental se reflejan


en la nueva legislación (Ley 6/2001 que modifica el R.D.L. 1302/1986), que otorga
a las Comunidades Autónomas la competencia de designar a diferentes órganos
tareas de seguimiento y vigilancia en proyectos que no sean de competencia estatal

En primer lugar, el promotor del proyecto, a través de su equipo técnico, es el


responsable de la redacción del estudio de impacto ambiental y, por tanto, del
programa de vigilancia ambiental; el órgano ambiental aprueba en la declaración
de impacto el programa de vigilancia definido en el estudio de impacto ambiental
o, en su caso, establece una condición que exige que se complete o reforme. el
seguimiento o vigilancia del cumplimiento de la declaración de impacto ambiental
corresponde al órgano sustantivo o a los órganos que, en su caso, designen las
comunidades autónomas respecto a los proyectos que no sean de competencia
estatal, sin perjuicio de que el órgano ambiental pueda recabar información de aquel
o efectuar las comprobaciones necesarias sobre ese cumplimiento corresponde a los
órganos competentes por razón de la materia o a los órganos que, en su caso,
designen las comunidades autónomas respecto a los proyectos que no sean de
competencia estatal el seguimiento y vigilancia del cumplimiento de la declaración
de impacto. Sin perjuicio de ello, el órgano ambiental podrá recabar información de
aquellos al respecto, así como efectuar las comprobaciones necesarias en orden a
verificar el cumplimiento del condicionado.

PROCESO DE DESARROLLO DEL PROGRAMA DE VIGILANCIA


AMBIENTAL

Definición del sistema de control, es identificación de los impactos que deberán


controlarse, a partir de las previsiones establecidas en el Estudio de Impacto
Ambiental; constatando que los tipos de datos que son necesarios para el control de
los impactos detectados, se definan en los indicadores de impacto, que
corresponden a los parámetros que deben controlarse para valorar la magnitud de
los impactos. Son variables de tipo cuantitativo, cualitativo o semicuantitativo, que
permitirán conocer la evolución y gravedad del impacto. Las estrategias de
muestreo para cada afección objeto de vigilancia y control; y la frecuencia de la
recogida de datos (calendario); sitios de muestreo, representativos por su riesgo y
parcelas de control.

MÉTODO DE RECOGIDA Y ANÁLISIS DE DATOS

Los umbrales admisibles y los niveles de alerta para cada uno de los indicadores
de control, que una vez sobrepasados impliquen una actuación correctora de
urgencia, la supresión de la actividad o de la acción que causa el impacto es definir
las exigencias de tiempo y las necesidades de personal y medios materiales.

Las fases de desarrollo del programa de vigilancia. Se diferenciarán en los


distintos periodos de observación, previa al inicio del plan, para contrastar los
muestreos realizados durante la fase preoperacional, luego la fase de explotación o
funcionamiento en donde el equipo multidisciplinar de técnicos encargados de
realizar los trabajos de vigilancia (muestreos, análisis de datos, etc.) y ejecución del
programa de vigilancia ambiental.

Posteriormente; la recogida de datos y presentación de resultados, y análisis de


los datos (a comparar con los valores y tendencias de la fase preoperacional para
poder evaluar la evolución real de los impactos previstos; los tipos de impactos que
se están produciendo, analizando sus tendencias y el valor alcanzado sobre los
niveles de referencia establecidos (umbrales de alerta); los valores críticos, la
eficacia de las medidas correctoras aplicadas; los métodos de control que reduzcan
o eviten las tendencias detectadas y que estas cese o sean de modificación de la
actividad causante de los niveles críticos de impacto; el refuerzo de la medias
correctoras aplicadas, los diseño de nuevas medidas correctoras, más viables y
efectivas; y elaboración de informes periódicos y extraordinarios, si es preciso,
sobre los niveles de impactos resultantes de la ejecución del proyecto y sobre la
eficacia de las medidas correctoras.

PLAN DE VIGILANCIA

Programa de Vigilancia de la Contaminación Atmosférica

Durante todo el periodo constructivo, se comprobará que se llevan a cabo riegos


periódicos en las zonas de almacenamiento,
tratamiento y transporte de áridos y materiales procedentes
de movimientos de tierra, a fin de asegurar la mínima contaminación por partículas
de polvo en suspensión en el aire.

La maquinaria utilizada en perforación estará dotada de captadores de polvo y


realizará el regado periódico de las pistas abiertas para
la ejecución de la obra, así como el recubrimiento mediante lonas de los camiones
encargados del traslado del material.

Programa de Vigilancia de la Contaminación Acústica


Se verificará que los niveles de ruido reales cumplen la Normativa vigente, el
programa debe servir para comprobar la corrección del dimensionamiento previo y
la eficacia de las pantallas acústicas previstas, así como para
proporcionar información adicional sobre la necesidad de nuevas pantallas. Para
ello, se medirán sobre el terreno los niveles acústicos alcanzados para poder
cuantificar esas molestias.

Programa de Seguimiento de Préstamos y Vertederos

Se vigilará que la ubicación de las canteras y vertederos para su explotación sea


la autorizada para ello se comprobará que las canteras de préstamos se abren en
el lugar autorizado para ello y que su explotación se realiza según las pautas
especificadas en el capítulo de medidas correctoras. Se comprobará que la creación
de vertederos se realiza en los lugares autorizados para ello y siguiendo las pautas.

Programa de Depuración de Aguas Residuales (E.D.A.R.)

El plan de vigilancia ambiental que se propone tiene por objeto la evolución de


los ecosistemas y el paisaje. Los estudios sobre los ecosistemas presentes en el
entorno tendrán una periodicidad semestral, correspondiendo la toma de muestras
con las épocas de agua altas y estiaje.

La vigilancia se aconseja realizarla sobre: Paisaje y su evolución, Estructuras y


cambios en la fauna y vegetación, Formas de erosión y Macroinvertebrados en el
río y sus riberas. Con estas actividades se podrá analizar la evolución tanto del
paisaje como de las comunidades vegetales y faunísticas que cohabitan en la
medida en que han sido alteradas por las obras, pudiendo así determinarse si se
producen transformaciones de interés en las mismas.

Dado que por tratarse de una E.D.A.R., el mal funcionamiento de las


instalaciones resulta altamente contaminante, se velará continuamente por el buen
estado de todos los elementos. Asimismo se dispondrá en almacén de las piezas de
recambio de más común deterioro para lograr su rápida sustitución en caso de
avería. En la actualidad no se conoce con exactitud si se va a dotar a la planta
depuradora con un laboratorio para llevar el control de la explotación de la misma;
en caso de que no lo haya se deberá llevar a cabo mediante contratación con un
laboratorio externo.

Además de los análisis de calidad del agua de entrada y salida de la E.D.A.R.


necesarios para control del funcionamiento, se realizarán cada semana análisis de
cantidad del agua en relación a su aplicación en riegos, si es que ésta fuera a
utilizarse para dicho fin; se realizará un seguimiento de las posibles variaciones en
estos parámetros y la forma en que se pueden ver afectadas la flora y fauna en la
zona.

En los casos de detectarse agresiones se corregirá la calidad de la depuración en


el sentido necesario para anular el efecto agresivo. Asimismo; se realizará un
seguimiento de la dispersión de olores en el entorno de la planta, detectándose
disminuciones en la calidad ambiental en asentamientos humanos cercanos.
Igualmente, en caso de fuertes agresiones, se procederá a la corrección, realizando
la cubrición de focos emisores o potenciando la pantalla arbórea.

No se permitirá regar por aspersión si las aguas efluentes tienen una


conductividad superior a 1.500 microsiemens (cm), pues se producen quemaduras
en las hojas de los cultivos. Tampoco se permitirá tal sistema si se detectan
coliformes fecales. Se vigilará la calidad del terreno puesto en regadío en cuanto a
su alcalinización, a los efectos de poder tomar decisiones, si es el caso, sobre
cambio de cultivos o mayor tratamiento en la depuración. Asimismo se vigilará la
afección del cambio de hábitat por puesta en regadío sobre la avifauna de las áreas
protegidas cercanas. Caso de detectarse se estudiará el cambio de cultivo.

Contaminación atmosférica en la Urb. Caña de Azúcar de municipio


Mario Briceño Iragorri del Estado Aragua.
Como se destaca en páginas anteriores el protocolo y medidas preventivas a
realizar para hacer frente a la problemática ambiental atmosférica es muy amplia y
de gran importancia. Muchos son los programas y manuales descritos por
diferentes entes internacionales adoptadas por instituciones nacionales para tener
una guía y plan de acción que proteja tanto a la población como al medioambiente.
Sin embargo, la aplicación de un protocolo de vigilancia sanitaria no solo depende
de la descripción de procesos sino de la voluntad política de estado y la priorización
de la contaminación ambiental como factor influyente directamente proporcional
a la salud y calidad de vida de la población.

La realidad que vive los habitantes de la urbanización caña de azúcar del


municipio Mario Briceño Iragorri del Estado Aragua, es alarmante. Hace más de
tres años en cada esquina, a lo largo de avenidas principales y estacionamientos se
acumulan grandes depósitos de basura, a tal punto de convertirse en un vertedero
“urbanístico”, pues, evidentemente no es el lugar adecuado para la disposición de
los diferentes desechos ocasionando un grave problema de salud a los habitantes de
la zona y por supuesto un daño irreparable al medio ambiente y la capa de ozono.

El problema no solo radica en la falta de zonas adecuadas para la disposición de


la basura sino la ausencia de un sistema de recolección de estas, y su posterior
traslado a los vertederos locales correspondientes. Esta situación ha sido
denunciada, reclamada y hasta gritada por los habitantes de la zona, quienes han
manifestado distintas afectaciones de salud (respiratorias y afecciones de piel) a
causa de la acumulación de los desechos en vías públicas y accesos peatonales.

Es bien conocido que parte de esta problemática priva en conflictos partidistas e


invadido por la corrupción de los diferentes dirigentes, que no priorizan a la
población y su calidad de visa por encima de sus propios intereses.

Problemática que se solucionaría de forma satisfactoria poniendo en marcha los


protocolos y planes de vigilancia sanitaria descritos anteriormente. Venezuela
cuenta con el recurso humano competente entre ingenieros agrónomos, sanitaristas
ambientales, epidemiólogos, entre otros, junto a la participación de la comunidad
en el cual multidisciplinariamente pueden trabajar para la aplicación de medidas
correctivas y posteriormente preventivas en la solución de la problemática
ambiental de la zona.

A continuación se destacan diferentes titulares y fragmentos del artículo de


periódicos locales encontrados en la web y edición impresa en la que se evidencia
el clamor de los habitantes de la zona y las denuncias públicas ante la problemática.

“Declaran emergencia en Mario Briceño Iragorry por la basura”.


Septiembre 25, 2015 9:56 am.

Millerly Flores, habitante de la UD 17 de Caña de Azúcar, denunció el grave estado


en el que se encuentra el municipio, producto de la acumulación de desechos, que
generan moscas, gusanos y roedores, representando un riesgo para la salud de los
vecinos.

“Esto es un caos lo que estamos viviendo en Mario Briceño. Nunca antes nuestro
municipio había estado así. Nos estamos hundiendo en la basura, en las aguas
negras, trayendo como consecuencia graves enfermedades respiratorias y de piel”,
refirió.

http://confirmado.com.ve/declaran-emergencia-en-mario-briceno-iragorry-por-la-basura/

“Denuncian grave situación de insalubridad en MBI por acumulación de


basura.” Agosto 29, 2015 Escrito por Prensa Ciudad MCY

De acuerdo a las cifras ofrecidas por las autoridades de salud, las enfermedades
respiratorias y diarreicas han presentado un repunte de 40%, debido a la gran
cantidad de desechos sólidos que se encuentran esparcidos en el municipio.

Yassin Alemán, director municipal de salud en MBI, indicó que se inició un proceso
de caracterización epidemiológica en función de ir casa por casa para atender la
situación de salud de los habitantes de este municipio, en el que se han
incrementado enfermedades por la alta producción de moscas, roedores y gusanos.

http://ciudadmcy.info.ve/index.php/aragua-2/4741-denuncian-grave-situacion-de-
insalubridad-en-mbi-por-acumulacion-de-basura

“La comunidad debe unirse para solventar el problema de basura en MBI.”


El Aragüeño el 21 octubre, 2015
José Rafael Peña, habitante y gestor social de Caña de Azúcar, hizo un exhorto a
las escuelas, organizaciones ambientalistas y a los consejos comunales que hacen
vida en el municipio Mario Briceño Iragorry (MBI) a unirse para solventar el grave
problema de basura que desde hace varios meses viene padeciendo esta
jurisdicción.

El mal manejo de los desechos sólidos en MBI ya está constituido como un


problema de salud pública, que afecta a los habitantes de la localidad tanto
emocional como físicamente, y generando además un enfrentamiento de pueblo
contra pueblo, por lo que insta a los entes encargados a tomar cartas en el asunto lo
más pronto posible.

http://elaragueno.com.ve/region/la-comunidad-debe-unirse-para-solventar-el-
problema-de-basura-en-mbi/

“Crisis ambiental sigue en Mario Briceño Iragorri.” El siglo 13 septiembre


2016.

María Valero, residente del sector 3 de caña de azúcar expresa: “esta situación es
desastrosa, aquí existen muchas personas con enfermedades respiratorias y
afectados con otro tipo de enfermedades. Es un problema que lleva años, por donde
uno camina respira olores fétidos, plaga de zancudos, plagas de roedores y cuando
llueve es peor”.

Edición impresa del diario El Siglo.

Los anteriores titulares demuestran que la comunidad ha realizado su


participación al denunciar la problemática que los afecta, por tanto, es deber de las
autoridades competentes dar respuesta al aportar el equipo de especialistas
dispuestos a poner en marcha un plan efectivo de saneamiento ambiental y además
de suministrar los recursos económicos necesarios para la aplicación de un plan de
saneamiento y vigilancia atmosférica.

Una propuesta útil en materia de saneamiento y en pro del respeto y conservación


al ambiente es el planteamiento del proyecto basura cero, formulado por la
Organización de Naciones Unidas (ONU), se basa en una nueva forma de gestión
de los residuos sólidos a nivel local, involucrando a los gobiernos municipales, las
empresas y la sociedad civil. Se centra en afrontar el problema de los residuos desde
su origen, centrándose no solo en el tratamiento de la basura para ser reciclada, sino
recuperar el material orgánico y un mejor diseño de los productos para de esta forma
mejorar su vida útil, implica un cambio de conciencia en muchos niveles de lo que
significa basura y de la utilidad de la misma.

Países como Dinamarca, Nueva Zelanda, Australia y Filipinas han adoptado esta
política desde los años ’90, en América Latina Argentina, México y Colombia se
han unido a esta política y están encaminando sus acciones en la transformando los
depósitos de basura en un centro de residuos limpios y separados.

CONCLUSIONES

La contaminación atmosférica se refiere a la presencia en el ambiente de


cualquier agente (físico, químico o biológico) o bien de una combinación de varios
agentes en lugares, formas y concentraciones tales que sean o puedan ser nocivos
para la salud, la seguridad o para el bienestar de la población; o que puedan ser
perjudiciales para la vida vegetal o animal; o impidan el uso normal de las
propiedades y lugares de recreación, y el goce de los mismos. Todos los agentes
contaminantes provienen de una fuente determinada y pueden provocar
enfermedades respiratorias y digestivas.

La contaminación ambiental es también la incorporación a los cuerpos


receptores de sustancias sólidas, líquidas o gaseosas, o mezclas de ellas, siempre
que alteren desfavorablemente las condiciones naturales de los mismos, o que
puedan afectar la salud, la higiene o el bienestar del público.

La lucha por la preservación del medio ambiente por parte de organizaciones


ecologistas y políticas es más bien reciente; este impulso creciente por frenar la
polución y contaminación que produce la industrialización a mansalva tuvo su
oportunidad cumbre durante la celebración del Protocolo de Kyoto, hace unos años.

En virtud de la lucha por la preservación del medio ambiente, diversos


organismos internacionales han propuesto como objetivos para el desarrollo de las
naciones la incorporación de políticas que protejan el medio ambiente y por tanto
aumento de la calidad de vida de la población. El diagnóstico y análisis de los
diversos problemas medioambientales de un territorio es primordial para poner en
marcha el diseño, gestión y ejecución de planes de vigilancia ambiental. Esto
aunado a una voluntad de Estado que haga política en favor del saneamiento
atmosférico.

En nuestro país se hace urgentemente necesario tomar cartas en relación a los


problemas atmosféricos, sincerando los diagnósticos e invirtiendo en los recursos
necesarios para afrontar la problemática.

BIBLIOGRAFIA

Campos, I.; (2003). Saneamiento Ambiental. Primera Edicción. Editorial


Universidad Estatal, Costa Rica.