Está en la página 1de 4

la muñeca

Brown vivía cerca del centro de la ciudad, pero su pequeña casa tenía un jardín. Al señor Brown le
gustaba mucho su jardín. Tenía muchas flores y eran bonitas en verano: rojo, azul y amarillo. Al
señor le gustaba sentarse allí por las tardes y los fines de semana.

pero también tenía que trabajar. El señor trabajaba en una oficina. no estaba cerca de su casa, así
que a menudo iba a trabajar en el autobús. Él también iba en el autobús.

El señor era un hombre solitario. no tenía muchos amigos y no hablaba con mucha gente. y
entonces estaba triste ya menudo aburrido.

Un día muy caluroso, caminé a casa. no quería subir al autobús ese día. Quería un paseo bajo el
cálido sol. En una calle había una pequeña tienda. Miró por las ventanas.

había cosas muy viejas en las ventanas y me gustaban las cosas viejas. entró en la tienda. buenas
tardes. dijo el hombre en la tienda.

¿Puedo mirar alrededor de la tienda? Por favor, hazlo

Mr miró las cosas en la tienda. vio una muñeca vieja con una cara triste. No era una cara bonita,
pero al Sr. le gustó.

la muñeca era un hombrecito con cabello blanco y ropa negra.

Pensó el señor, tal vez la muñeca también esté sola.

preguntó, ¿cuánto quieres por esta vieja muñeca?

el hombre pensó. Oh eso. tres libras,

El señor quería la muñeca. ¿por qué? él no lo sabía, pero lo quería. tres libras eran mucho dinero
para una muñeca vieja, pero el señor lo pagó. salió con la muñeca en la mano.

miró su rostro, ¿está sonriendo? el se preguntó. no, pensó. Es solo una muñeca. le dijo, te voy a
llevar a casa.

la muñeca no respondió, solo era una muñeca. Entonces, ¿por qué le habló el señor? porque
estaba solo Lo puso en su estuche con sus papeles de la oficina.

El señor estaba cansado ahora, así que se subió al autobús. el hombre vino por el dinero del señor
Brown y el señor compró un boleto. De repente, alguien en el autobús habló. vete. dijo la persona.
Eres un hombre estúpido. vete.

todos en el autobús miraron al Sr. ¿dijo eso? se preguntaron ellos.

el hombre del boleto estaba enojado con el Sr. ¿por qué dijo eso? se preguntó, le dio un boleto al
Sr. y se fue.

no le gustaba el señor Brown.

cuando el señor llegó a casa, estaba muy cansado. ¿Quién habló en el autobús? el se preguntó. El
no lo sabía. sacó la muñeca de su estuche y la miró.
Era solo una muñeca. no era muy bonita era bastante feo pero tenía una sonrisa en su rostro. eso
es extraño, pensó el Sr., puso la muñeca sobre la mesa y cenó.

El señor Brown no tenía mucha hambre, así que solo comía pan y

mantequilla. Luego se fue a la cama y se durmió. Olvidó la muñeca. Era

en la mesa.

Llegó la mañana y el sol brilló en la habitación. Señor brown

abrió los ojos. Había algo en su cama. '¿Qué es?' él pregunto Miró y vio la muñeca. 'Pero lo dejé
sobre la mesa. Eso

no puede caminar, es solo una muñeca ''. El señor Brown no lo entendió. Era

muy extraño.

El señor Brown fue a la puerta principal. "¿Hay alguna carta para mí?", Se preguntó.

Sí, había tres con su nombre y dirección. Pero que fue esto? ¡Las cartas estaban abiertas! ¿Quién
los abrió? Brown no lo sabía.

El señor Brown comió su desayuno. Luego fue a la parada de autobús y

Esperado Su autobús llegó y se detuvo por él. Brown siguió con su caso y se sentó.

Había mucha gente en el autobús, y una anciana no podía sentarse. Tenía la cara cansada y el
señor Brown era amable.

hombre. Él la defendió y ella se sentó.

Entonces, de repente, alguien habló: "¡Estúpido viejo!"

La mujer se volvió y miró al señor Brown. Ella era muy

enojado. La cara del señor Brown se puso roja. Entonces se acordó de la muñeca.

Se bajó del autobús. No pudo entenderlo. 'Esa muñeca está en

a casa ", pensó." ¿O no?

Brown abrió su maleta y miró dentro. La muñeca era

¡allí, con una gran sonrisa en su cara fea!

Puso la muñeca en la calle y la dejó allí. Luego se fue a trabajar. "Ese es el final de esa muñeca",
pensó. '¡Bueno!'

Brown trabajó bien todo el día. Después del trabajo, caminó hacia la parada de autobús. pero que
fue eso ¡La muñeca estaba en la parada del autobús! El señor Brown vio el pelo blanco y la ropa
negra, y también vio la sonrisa. "¿Qué está pasando?" se preguntó. ¡Me está esperando!

No es solo una muñeca. ¿Pero, qué es esto?'


Se dio la vuelta y salió corriendo de la parada de autobús. Luego caminó a casa. Tuvo que caminar
tres kilómetros hasta su casa. Estaba muy cansado.

El señor Brown se sentó en una silla y se fue a dormir. Durmió por

una hora.

De repente, hubo un gran ruido en otra habitación: ¡CRASH!

SMASHI El Sr. Brown abrió los ojos. '¿Qué pasa?' él

pregunto Entró en la otra habitación.

La muñeca estaba allí de nuevo. Se sentó en la mesa y lo miró.

Las tazas y los platos del señor Brown estaban en el suelo.

'No es solo una muñeca', pensó Brown. 'Y no es una amiga.

Esto es difícil. ¿Que puedo hacer?'

Llevó la muñeca al jardín y la enterró en el suelo.

'Ese es realmente tu final', dijo el señor Brown.

El suelo ahora. No saldrás de allí.

Al día siguiente, el Sr. Brown fue a trabajar en el autobús. El no tenia

la muñeca ahora y nadie habló. Trabajó duro y fue

contento.

El señor Brown volvió a estar horrorizado esa noche. El vio

televisión. "Esto es bueno", pensó.

A las once se fue a la cama. La casa estaba oscura y

tranquilo.

Pero una hora después, hubo un ruido repentino en la noche. Señor

Brown se sentó en la cama. Tenía frío y miedo. "¿Qué fue ese ruido?", Se preguntó.

El ruido estaba en la puerta de atrás. Brown estaba asustado, pero él

Abrí la puerta. ¡Era la muñeca otra vez!

Estaba sucio del suelo, pero miró al señor Brown y

sonrió Era una sonrisa fría, y el señor Brown tenía mucho miedo.

Miró a la muñeca y dijo: "¡Vete! ¡Por favor! ¡Vete!"

La muñeca no habló, solo sonrió de nuevo. El señor Brown era


Muy enojado ahora. Llevó la muñeca al jardín otra vez.

Encontró alguna madera e hizo un gran fuego. Él encendió el fuego. Luego él

pon la muñeca en la parte superior.

«¡Ahora muere!», Dijo el señor Brown. «Esta vez es diferente. Esto será

el final de ti. Y el señor Brown sonrió. El fuego era rojo y ardiente.

El fuego se hizo más grande ... y más grande. De repente hubo un fuerte

llorar, y la gente salió corriendo de sus casas. ¿Qué pasa? ellos

gritó.

'Hay un gran incendio en el jardín del señor Brown; dijo alguien.

'¡Mira!'

Y hubo un gran incendio.

La gente miraba alrededor de la casa y el jardín. No podían

encuentra al señor Brown. Pero en el suelo cerca del fuego, había una muñeca.

con cabello blanco y ropa negra. No era una muñeca bonita. Y

había una sonrisa en su rostro.