Está en la página 1de 7

CODIGO ETICO DEL PEDAGOGO

DIANI ROBLES CERON


1193566727
INTRODUCCION

La profesión pedagógica docente en la actualidad es muy cuestionada debido a los


grandes retos que se enfrentan en la sociedad, de allí surge la búsqueda constante
de nuevas alternativas que permitan facilitarle a los y las docentes, la solución de
problemas a nivel pedagógico y personal para lograr un desarrollo integral eficaz en
el desenvolvimiento de la práctica profesional.
El presente Código Ético del Pedagogo pone de manifiesto el valor que posee cada
persona y su entorno social, así como la afirmación de los principios que han de
prevalecer en las relaciones humanas, con el fin de mantener un alto nivel ético
propuesto a los docentes en el ejercicio profesional y orientar su conducta en las
relaciones con educandos, colegas, instituciones y comunidad.
Perfil del Pedagogo

Decálogo del pedagogo:


1º. Habla poco, enseña más. No presumas de tu sabiduría más bien se un humilde
servidor.
2º. No comuniques conocimientos. Mejor propicia que este sea descubierto por los
educandos.
3º Conócelos primero, exige después. Anticípate a conocer los antes de juzgarlos y
establecer normas, es preciso que el alumno sienta empatía para poder propiciar
una mejor enseñanza-aprendizaje.
4º. Se verdadero. La verdad es siempre abrumadora y ha de guiar la práctica
formativa, aun cuando se pueda estar a la merced del engaño o la arbitrariedad.
5º. Dialoga, no dictamines.
6º. Iníciate a la autoformación. Sin no te actualizas constantemente simplemente
serás un educador obsoleto.
7º. Trabaja con ética, día a día. Al final, el mejor comentario de aprobación es la de
tus alumnos.
8º. Se sensible. Poder conocer las necesidades de los educandos es primordial para
tu actividad como facilitador.
9º. Piensa antes de actuar. Las acciones que realices y sean percibidas por los
alumnos enseñan más que mil palabras.
10º. Disponte a investigar. Conocer sistemáticamente la realidad escolar puede
ayudarte a mejorarla
PARTE I
PRINCIPIOS GENERALES
A. Cuidado responsable
El principio del cuidado responsable obliga al pedagogo a distinguir entre los
pros y contras, producto de su metodología y teorías. En el desempeño de sus
actividades el pedagogo tiene la responsabilidad de desarrollar y emplear
métodos que amplíen los beneficios, y evitar aquellos métodos que dañen o no
ayuden.
 En el principio de cuidado responsable descansan normas de conductas
relativas a la capacidad y el conocimiento que debe tener un pedagogo
para desempeñar la profesión. El pedagogo actúa honestamente y con
precisión en sus declaraciones sobre su capacidad profesional. El
pedagogo muestra preocupación por el bienestar y evita el daño a
cualquier individuo, grupo o comunidad.
B. Integridad en las relaciones
La integridad en las relaciones que el pedagogo establece con los demás,
apoya normas de comportamiento como evitar el plagio, mentiras,
falsificación de documentos, corrupción y los sesgos al realizar una
investigación.
 En este principio se basan las normas que muestran al pedagogo,
como debe fomentar la integridad hacia la enseñanza y las prácticas
pedagógicas, y su respeto, honestidad y justicia hacia sus estudiantes
con los que se relaciona en el desempeño de su actividad.
El pedagogo demuestra precisión y honestidad; sinceridad: máxima
objetividad y mínimo prejuicio, evitando conflictos de interés.

C. Responsabilidad hacia la sociedad


En la cual el pedagogo, profesionalmente y como ciudadano, tiene
responsabilidades ante la sociedad en la que vive, siendo una obligación del
pedagogo el prestar sus servicios a los individuos, debe caracterizarse por
un comportamiento responsable, digno, trascendente y honorable, ya que
ayudar representa un acto de moralidad.
 Así pues, el pedagogo al conocer las áreas en las que aplicará sus
conocimientos, debe estar consciente de sus recursos, limitaciones y
principios éticos que conlleva dicha profesión, así como la necesidad
de una continua capacitación, de ahí la necesidad de plantearse una
serie de cuestionamientos éticos, puesto que la actitud que asume
este profesional dependerá de su eficiencia profesional y realización
personal.
CAPITULO 1
Generalidades
 De los limites:
El presente código ético se aplica a todo conocimiento que el
pedagogo ha concebido durante la función académica, científica y
profesional.
Es la función del pedagogo como parte de sus destrezas pedagógicas,
propias de su trabajo, las que se han sujetado a este código ético.
Todas aquellas actividades personales que no tengan conexión con o
efecto sobre los roles del pedagogo no están sujetas a este código
ético.
o El pedagogo proporciona servicios de investigación,
enseñanza, construcción de material didáctico, diseñador de
planeaciones de orientación, y todas aquellas actividades
propias del pedagogo, solo en el contexto de un rol profesional,
académico para que desempeñe las habilidades que ha ido
manejando durante la experiencia profesional.

 Sanciones:
o Las sanciones que se otorgan por parte del pedagogo están
sujetas desde la suspensión de la licencia para ejercer la
enseñanza. El pedagogo que vaya en contra del código ético
establecido se le sancionará con la expulsión de las
instituciones o de las instancias que lo adopten y retirar la
tarjeta profesional.

o Las quejas que el pedagogo busque para solución del daño


será llevado a los juzgados, por su parte las violaciones que el
pedagogo realice en su práctica profesional lo llevaran a que
los cuerpos administrativos logren la decisión adecuada para la
sanción.

o Las acciones que violen el código ético pueden conducir a la


imposición de sanciones a un pedagogo por parte de la
Dirección General de Educación Pública, las instituciones
responsables que lo adoptan, otros grupos profesionales y
organismos estatales y federales encargados de llevar con
dignidad y respeto estas sanciones.
 Principios básicos que rigen el comportamiento del pedagogo:
o Los principios éticos son independientes entre sí. Para resolver
asuntos o dilemas éticos, el pedagogo da prioridad principio del
“Respeto a los Derechos y a la Dignidad de las Personas.”
 En esta sociedad existen personas con diferente estatus
social, color de piel, y ante todo esto tenemos que
respetar a los demás, dado esto porque somos el
ejemplo a seguir de muchas personas con las que nos
estaremos relacionando a lo largo de nuestra carrera
profesional.

o En estos principios se fundamentan las normas de conducta


que rigen las actividades del pedagogo. Son varios los que
subyacen a cada una de las normas de conducta que
constituyen este código ético.
 A pesar de que los pedagogos, deben respetar los
derechos como ser humano, es indispensable que este
principio incluya el derecho a la libertad, la dignidad, la
confidencialidad, el trato justo, la igualdad, para que a su
vez el código ético sea fundamental en la vida de la
profesión pedagógica y muestre nuestra práctica
profesional y en la vida humana.

PARTE II
RESPONSABILIDADES Y CALIDAD DEL TRABAJO
CAPITULO II
“DEBERES HACIA EL ESTUDIANTE”
 COMPETENCIAS Y HONESTIDAD DEL PEDAGOGO
 Los servicios que presta el pedagogo hacia la enseñanza
deben ser verdaderos y respaldados por una sustentación
teórica.
 El pedagogo debe enseñar áreas nuevas o técnicas para su
desempeño laboral.
 El pedagogo es responsable de la conducta de sus alumnos.
 El pedagogo no debe evidenciar al alumno frente al grupo de
trabajo.
 El pedagogo se mantiene razonable ante algún problema o
conflicto en la institución de trabajo.
 El pedagogo es guía para el alumno acatando el área en la cual
se desenvuelva.
 El pedagogo identifica situaciones en las que ciertas técnicas
de evaluación no están funcionando para la educación y
aprendizaje del alumno.

CAPITULO III
 CONFIDENCIALIDAD
 Guarda la información proporcionada, por la institución y el
alumno.
 No divulga información personal que le confíen sus alumnos o
colegas.
 Salvaguardar aquella información que les sea confiada, en
algunos casos en los que este en riesgo la integridad del
individuo.
 El pedagogo tiene la obligación de respetar la confidencialidad
de aquellos con quien trabaja o le consultan.

RELACIONES

 RELACION CON LOS ESTUDIANTES


 El pedagogo no explota ni engaña a personas sobre las que
ejerza autoridad de supervisión, evaluación u otra, tales como
estudiantes.
 El pedagogo hace esfuerzos por contestar las preguntas de los
alumnos y evitar malentendidos aparentes acerca de la
información dada.
 El pedagogo tomas las medidas razonables para proteger de
forma apropiada los derechos y el bienestar de los alumnos con
los que se relaciona.
 El pedagogo toma medidas razonables para cumplir con todos
los compromisos que hubiese contraído con los alumnos.
 DE LOS DEBERES DE LOS PEDAGOGOS PARA CON SUS
COMPAÑEROS DE TRABAJO Y PROFESION.
 El pedagogo debe evitar menospreciar el trabajo de sus
colegas, procurando no hacer comentarios negativos
hacia ellos, en caso de que su colega no este haciendo
su trabajo correctamente, este debe dirigirse
personalmente, y hacérselo saber de forma prudente
para que en la medida de lo posible mejore su
desempeño profesional.
 El pedagogo debe respetar el trabajo de sus
compañeros.
 Prestará sus servicios sin profesar ninguna actitud racial,
elitista, sexista, religiosa o política.

 Relaciones sexuales
 El pedagogo no incurre en acoso u hostigamiento sexual. El
acoso sexual es la solicitud u ofrecimiento de actividad sexual,
insinuaciones físicas, conducta verbal o no verbal en acoso
sexual o sus alumnos.
 El pedagogo no incurre en intimidades sexuales con sus
alumnos actuales.
 El pedagogo no inicia ni sostiene relaciones sexuales con el
alumno, porque tal relación conlleva una alta probabilidad de
dañar su juicio.
 El pedagogo podrá ejercer una relación sexual con su alumno
después de haber terminado la relación profesional.
Preguntas de la lectura
1. Señala los aspectos positivos o valores que encuentras en la vida profesional

Considero que la disciplina es fundamental, la convivencia, los amigos, hacer lo que


te guste; también la responsabilidad, compromiso, lealtad, respeto, paciencia,
humildad y sobre todo vocación por el servicio

2. ¿Cuándo podemos decir que el profesionalismo es una virtud y cuando puede


convertirse en un vicio?
Es una virtud cuando yo como profesional aplico correctamente todos los valores y
todas las leyes y se convertirá en vicio cuando por ambición y anhelo de conseguir
más de lo que tengo infringiré los valores inculcados en casa y las leyes y
reglamentos de mi institución.
3. Identifica los principales motivos que te han llevado a elegir una carrera
profesional y analízalos a la luz de lo tratado en este último tema.
El principal motivo por el cual elegí esta carrera fue mi familia, y creo que es una de
las carreras más importantes porque siembras una semilla en tus alumnos para toda
su vida y ayudas en su desarrollo y formación integral. Por eso he crecido con la
mentalidad de que con mi conocimiento y los valores que se me inculcaron en mi
hogar puedo aportar esto a mi carrera para tratar de transmitirlo a mis alumnos.

4. ¿Cómo se da la problemática axiológica aquí tratada en la profesión que has


elegido?
La problemática que se presenta en nuestro ámbito educativo es que la profesión
docente se ha dejado a un lado, no vale la pena esta profesión para muchos ya que
es totalmente olvidado por los gobiernos nacionales. Hace falta compromiso por
parte de todos para brindar una educación con calidad a nuestros infantes.
5. Redacta en el espacio de media página las cualidades que en tu opinión deben
caracterizar al profesional de la carrera que cursas.
Un pedagogo se debe caracterizar por ser :el gestor de un proyecto de incidencia
social al cual convocara flexiblemente a sus educandos. Un líder con capacidad
parala comunicación, la persuasión y la organización de grupos. Un amigo de sus
educandos dispuesto a colaborar con ellos y apoyarlos comprendiendo sus
intereses e inquietudes. Una persona con capacidad de preguntar y escuchar para
comprender los puntos de vista y los razonamientos de los educandos. Una
persona que ame a su comunidad por ser conocedor de su historia. Alguien con
capacidad para imaginar, proyectar y soñar con un mundo mejor. Alguien que
sabe y valora lo que aprende al enseñar. Aquel que es capaz de superar prejuicios
y, por tanto, no se compromete con ningún dogma. Lo que debe caracterizar a un
pedagogo es el desinterés, lealtad, veracidad, eficiencia y honradez, el respeto, la
empatía, la paciencia su dignidad como persona y como profesional, y sobre todo
perfeccionar permanentemente sus técnicas de enseñanza. Dentro de lugar donde
se encuentre laborando deberá fortalecer la igualdad con sus colegas, mediante el
respeto mutuo, trato cordial, tolerancia ante la diferencia de carácter y
pensamiento, teniendo en cuenta que todos tienen como objetivo común el
bienestar de los alumnos conforme el trabajo colectivo ejerciendo su profesión con
dignidad e independencia. Es sin más palabras la vocación y el amor por enseñar