Está en la página 1de 3

Poema - Coliflor Negro

Veo tu llanto como el río diluirse

los dolores internos son mas fuertes

que cualquier golpe sin medirse

con tu pinta normal pareces de seda

es distinto el cemento fresco

a pasar encima de la vereda

un mar de palabras te ofresco

parece que ninguna te llena

por que sigues sufriendo

por quién no está en la tierra

¿cual es tu motivo para vivir?

¿cual es la mision que te espera?

se que la niebla cega

la madrugada con su rocío la despeja

lo que sientes nunca podré sentir

es que las obsesiones solo aprietan

quizás quien serías si tu alma la dejas ir

cada uno está lleno de defectos y virtudes

va en uno el efecto que le quiere dar a las actitudes

tu soltura me hace dudar si tu psiquis te consume

el primer paso es enfrentar el error en sí

un horror sería si no lo asumes

porque tienes una familia que vive y muere por tí

dime quien amas y te diré quien eres

no soy el dueño de la verdad aunque las paredes todo lo deducen

si hoy me siento frí es porque la musica me mueve

si no fuera por eso mis frustraciones no serian mas que luces


cegadoras iluminosas

no quiero encandilar solo mantener la llama viva que transluces

cuando bailas sin miedo a los que rugen

los hombres pelean por tí

es que eres intocable como las cruces

sagrada por que en ti se clavo el único que te mostró el camino sin


buses

aunque su destino ya no este

no destiño mi fé

en que tu diseño sea aquel

por el cual las marcas se crucen

haces florecer mis sentimientos

porque tus cimientos me confunden

ven aquí y expresa lo de dentro

verás como los miedos se funden

me gusta fuerte como el café espeso

aunque por un te de canela quién se resiste

no sé si mis palabras tengan peso

en este mundo de chiste

que me interesa el reflejo del foco que tuviste

espero que algun dia escuches

lo que algun dia te dije

que tu personalidad es única

aqui nadie es igual

porque si yo quisiera alguien atropellar

hace rato estaría en cana

si fuera hijo del jefe del partido de papa

podria atropellar huasos sin parar

perdoname si soy muy crudo al hablar


solo que me da impotencia verte llorar

al no ser capaz de despojarte de ese quiste

a un ciego no se le puede explicar

el color que percibiste

como a mi no me puedes explicar

el dolor que tú sentiste

agradezco que me cuentes esta noche

todo lo que perdiste

pero quedarse pegado no es lo sano

prefiero estar pegado por lo que algun día dijiste

si tu verdá te aprieta / suelta